EL MODELO DE JUEGO EN EL FÚTBOL: DE LOS GRANDES
PRINCIPIOS A LOS COMPORTAMIENTOS MÁS ESPECÍFICOS
Daniel Delgado López
Espe...
DEFINIR NUESTRO MODELO (IDEA) DE JUEGO
Como bien establece Xavier Tamarit (2013) "la Idea de juego es el tipo de fútbol qu...
Principios en cada momento y zona del campo teniendo en cuenta lo que queremos que realice
nuestro equipo y las caracterís...
cómo queremos atacar, cómo queremos defender, cómo queremos transitar de un lado hacia el
otro y viceversa".
A continuació...
1.5.1 "Evitar orientar el juego hasta el último momento".
1.5.2 "En saque de puerta, poner el balón en el centro de la por...
En esta tabla vemos como regular el desgaste emocional a lo largo del microciclo, haciendo
referencia a la importancia en ...
Sábado: recuperación. El día antes del partido trabajaremos los Grandes Principios de juego
en régimen de tensión y veloci...
"Tareas de conservación"
Hay infinitas tareas de este tipo y lo bueno que tienen es que cambiando pequeños matices
podemos...
estamos trabajando: "Jugar siempre en corto en saque de portero". De este modo nuestros
jugadores llegarían a interiorizar...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Modelo de juego de los grandes principios a otros más específicos

2.275 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
3 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
2.275
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
961
Acciones
Compartido
0
Descargas
152
Comentarios
0
Recomendaciones
3
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Modelo de juego de los grandes principios a otros más específicos

  1. 1. EL MODELO DE JUEGO EN EL FÚTBOL: DE LOS GRANDES PRINCIPIOS A LOS COMPORTAMIENTOS MÁS ESPECÍFICOS Daniel Delgado López Especialista universitario en Análisis de Juego en el Fútbol Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte Maestro Especialista en Fútbol Entrenador de Fútbol Nivel I LOS MOMENTOS DEL JUEGO En los últimos tiempos, se ha hablado mucho al respecto de la periodización táctica. Hay numerosos libros en los que se explica de manera concisa y ordenada en qué consiste esta metodología creada por el profesor Vitor Frade en la Universidad de Oporto y desarrollada por algunos de sus alumnos (“¿Qué es la periodización táctica?”; “Mourinho ¿Por qué tantas victorias?” o "Periodización Táctica vs Periodización Táctica"). En estos libros se da una muy buena explicación de cómo desarrollar esta metodología a través del entrenamiento en especificidad para llevar a cabo un modelo de juego concreto, se establece como planificar el microciclo semanal y en qué factores incidir en cada momento de la semana, pero en mi opinión no se da una explicación detallada de a qué se refieren cuando hablan de principios, subprincipios y subprincipios de los subprincipios del juego. Creo que la base de esta metodología pasa por entender perfectamente las partes que forman el Modelo de Juego y es lo que a continuación trataré de explicar. En primer lugar trataremos de explicar la dinámica del juego. El fútbol se puede dividir en dos grandes bloques: juego dinámico y acciones a balón parado. A su vez, el juego dinámico se divide en momentos o fases: fase ofensiva y fase defensiva. Dependiendo de los autores, podremos encontrar en la literatura que algunos hablan de dos fases, como he dicho anteriormente, o de cuatro fases del juego, las cuáles serían: fase ofensiva, fase defensiva, fase transición ofensiva y fase transición defensiva. Personalmente, yo entiendo que el juego tiene cuatro fases, ya que los comportamientos de un equipo no van a ser iguales tras iniciar el juego desde saque de portero que tras robar el balón en campo contrario, y lo mismo pienso de los comportamientos en la fase defensiva y en la transición defensiva. Por tanto, lo primero que tenemos que tener claro son las partes que tiene el fútbol a lo largo del desarrollo del juego. Esquema de las fases del fútbol. Independientemente de lo que pensemos acerca de los fases del juego, ya que ambos pensamientos pueden ser correctos, tenemos que tener claro que comportamientos queremos que tenga nuestro equipo para alcanzar el patrón de juego que deseamos.
  2. 2. DEFINIR NUESTRO MODELO (IDEA) DE JUEGO Como bien establece Xavier Tamarit (2013) "la Idea de juego es el tipo de fútbol que el entrenador tiene en su mente y desearía que su equipo realice. Es una Concepción de Juego que cada entrenador tiene y que depende de las experiencias que éste ha tenido con el fútbol, ya sea practicado, visto, estudiado... o incluso, por qué no, inventado." El modelo de juego implica llevar a cabo una serie de comportamientos en cada fase del juego y para ello, es necesario definir estos comportamientos a través de unos Principios, Subprincipios y Sub – Subprincipios. Tamarit (2009) define los Principios como comportamientos generales del juego que el entrenador ha creado y los Subprincipios son comportamientos más específicos de ese “jugar”. Los Sub – Subprincipios serían la parte más específica de dichos comportamientos. Esquema en el que se ve gráficamente como el Modelo del Juego es el "todo" y vamos, desde ese "todo", hacia lo más específico, que serían los SubSubprincipios. Para crear nuestro Modelo de Juego, es necesario definir unos Principios en cada fase del juego (ataque, defensa, transición ofensiva y transición defensiva). Estos Principios serán grandes comportamientos que después iremos simplificando a través de los Subprincipios y los Sub – Subprincipios que terminarán por definir los comportamientos individuales de cada jugador hasta llegar a detallar nuestro Modelo de Juego. Sería conveniente, para el establecimiento de los grandes Principios, tener en cuenta la zona del campo, ya que en mi opinión no tenemos los mismos comportamientos en la zona de iniciación que en la zona de creación o en la de finalización, aunque estemos hablando de la misma fase de juego. Además, esto puede facilitar la definición y la redacción de los mismos. Es importante que para definir estos comportamientos nos olvidemos de los "principios establecidos" que se enseñan en algunas escuelas de entrenadores obsoletas y nos centremos en lo que queremos que haga nuestro equipo en el transcurso del juego. Los principios del juego tienen que ser propios de cada entrenador y tienen que obedecer al propio ideal de juego. Esto quiere decir, que no habrá dos modelos de juego con los mismos Principios, Subprincipios y SubSubprincipios. La definición del modelo de juego podrá ser más o menos completa y concisa, pero no se podrá establecer que un modelo de juego sea mejor o peor que otro ya que cada uno será válido para el propio autor. A continuación pasaremos a explicar más detalladamente cada una de las partes que formarían el modelo de juego. Principios Son los comportamientos generales que queremos que tenga nuestro equipo. Estos comportamientos, normalmente, son acciones llevadas a cabo por todo el equipo o por una línea de jugadores en una determinada zona del campo. Es importante que definamos unos
  3. 3. Principios en cada momento y zona del campo teniendo en cuenta lo que queremos que realice nuestro equipo y las características de nuestros jugadores, ya que del correcto esclarecimiento de los mismos van a depender nuestros Subprincipios y SubSubprincipios para poder llevar estos a cabo. Escribe Bayer (1986, citado por Cano, 2009) los Principios de Juego "representan la fuente de acción, definen las propiedades invariables sobre las cuales se realizará la estructura fundamental del desarrollo de los acontecimientos" y es precisamente lo que debemos de buscar con la redacción de los mismos. Por ejemplo, un principio defensivo en zona de acoso podría ser "presión al poseedor del balón". Este principio lo iremos desarrollando a través de los Subprincipios y los SubSubprincipios. Subprincipios Los Subprincipios serían comportamientos más específicos para poder llevar a cabo los Principios. Pueden ser tanto comportamientos grupales (por línea o por asociación de jugadores) como individuales pero lo más importante es que estén en concordancia con el Principio al que definen. Este aspecto es muy importante ya que si no hay una coherencia es que nuestra Idea de Juego está mal constituida y por tanto habría que volver a revisarla para corregirla. Continuando con el ejemplo anterior, podríamos tomar como Subprincipios de "Presión al poseedor del balón", "Reducción espacio – tiempo"; y "Dar salida al rival hacia banda o pierna menos hábil". De este modo, iríamos desarrollando cada uno de los grandes principios que forman nuestro modelo de juego. SubSubprincipios Los SubSubprincipios son los comportamientos más básicos que tendría que realizar cada jugador de forma individual para desarrollar con éxito nuestros Principios. Cabe decir, que los SubSubprincipios pueden y suelen ser iguales para Principios totalmente opuestos. Esto es debido a que son comportamientos tan básicos que forman parte prácticamente de todo. Comparando el modelo de juego con el cuerpo humano, podríamos decir que los SubSubprincipios son como las células, que forman parte de todos los tejidos, su unión forma distintos órganos, y estos a su vez forman diferentes sistemas o aparatos, que en unión constituyen lo que es el todo, el cuerpo humano. Es importante trabajar, corregir e incidir en la correcta realización e interiorización de los distintos SubSubprincipios. La interiorización de los comportamientos a los que hacemos referencia con los SubSubprincipios por parte de los jugadores van a definir en gran modo la consecución y puesta en práctica de nuestro Modelo de Juego. Me atrevería a decir que los SubSubprincipios son la parte más importante del Modelo de Juego, sin ellos, los Principios y Subprincipios carecerían de sentido y no se podrían desarrollar con éxito. Volviendo al ejemplo anterior, los SubSubprincipios del Subprincipio "Reducción espacio – tiempo" podrían ser "Timing" de aproximación al rival; "Orientación corporal (perfiles)"; y "Velocidad". Mientras que los Sub – Subprincipios de "Dar salida al rival hacia banda o pierna menos hábil" podrían ser "Orientación corporal"; y "Consciencia de la zona del campo donde nos encontramos". De la misma forma que nosotros hemos desarrollado de este modo nuestro gran Principio, hay infinitas opciones para desarrollarlo, atendiendo siempre a la manera de entender el fútbol de cada entrenador o jugador. Como expone José Tavares (citado por Tamarit, 2013): no puedo "entender cómo se consigue entrenar sin tener ese conjunto de ideas, ese conjunto de Principios de Juego bien definidos:
  4. 4. cómo queremos atacar, cómo queremos defender, cómo queremos transitar de un lado hacia el otro y viceversa". A continuación, voy a plantear un microciclo en el que mostraré como se pueden desarrollar los Principios de Juego a lo largo del mismo a través del trabajo de los Subprincipios y SubSubprincipios. DESARROLLO DE UN PRINCIPIO DE JUEGO A LO LARGO DE UN MICROCICLO (MORFOCICLO) DE ENTRENAMIENTO En primer lugar lo que debemos hacer es definir nuestros Principios, Subprincipios y SubSubprincipios teniendo en cuenta el comportamiento que queremos que tenga nuestro equipo en cada uno de los distintos momentos de juego. A continuación muestro el Principio de Juego elegido y su desarrollo a través de los Subprincipios y los SubSubprincipios: Fase Ofensiva: Zona de Iniciación. Principio: 1. "Jugar siempre en corto en saque de portero". Subprincipios: 1.1 "Ofrecimiento de los centrales estando abiertos a la altura del área (Crear líneas de pase)". 1.2 "Ofrecimiento del medio centro (Crear línea de pase)". 1.3 "Laterales pegados a las líneas laterales y adelantados". 1.4 "Velocidad para poner el balón en juego". 1.5 "Saque de portero esconder zona de golpeo hasta el último segundo". 1.6 "Pases tensos". 1.7 "Controles orientados". SubSubprincipios: 1.1.1 "Buena orientación corporal". 1.1.2 "Querer el balón". 1.1.3 "Alejarse de los rivales". 1.2.1 "Buena orientación corporal". 1.2.2 "Saber elegir el momento de ofrecerse". 1.3.1 "Buena orientación corporal". 1.3.2 "Controlar alturas con respecto al rival". 1.3.3 "Ofrecer opción de pase superando rivales". 1.4.1 "Pensar con anterioridad donde voy a jugar". 1.4.2 "Jugar con el lado débil siempre que sea posible". 1.4.3 "Buenos desplazamientos de balón".
  5. 5. 1.5.1 "Evitar orientar el juego hasta el último momento". 1.5.2 "En saque de puerta, poner el balón en el centro de la portería". 1.5.3 "Poner el balón en juego con ambas piernas y ambos brazos". 1.6.1 "Buen contacto con el balón". 1.6.2 "Imprimir fuerza en el golpeo". 1.6.3 "Buena colocación corporal". 1.6.4 "Pie de apoyo firme". 1.6.5 "Equilibrarse con los brazos". 1.7.1 "Recibir el balón con la pierna contraria al lado de donde procede el pase". 1.7.2 "Buena superficie de contacto con el balón". 1.7.3 "Amortiguamiento del balón". 1.7.4 "Dejar el balón en disposición de ser jugado con un toque". 1.7.5 "Cobertura de balón con el cuerpo". Una vez hemos desarrollado cada uno de los comportamientos que queremos que tengan nuestros jugadores pasaremos a analizar y a crear las tareas de entrenamiento con las que vamos a trabajar dichos contenidos. Cabe decir que yo he desarrollado este Principio "Jugar siempre en corto en saque de portero" de esta manera en particular pero hay infinitas opciones de hacerlo dependiendo del modo de entender el fútbol de cada persona. Tras este primer paso estableceremos el morfociclo de trabajo elegido, las sesiones de las que constará el mismo y los objetivos de estas. Siempre trabajaremos de lo más concreto (sencillo) a lo más general (complejo), tanto a lo largo de la sesión como a lo largo del morfociclo y de la temporada e introduciremos el trabajo de los SubSubprincipios que queremos trabajar desde el calentamiento. Tamarit (2013) establece lo siguiente: "la complejidad de los ejercicios, según el Principio (metodológico) de la Progresión Compleja a un nivel a corto plazo, deberá ir en función del día del Morfociclo, y en este mismo Principio pero a un nivel a largo plazo, deberá ir en aumento gradual, yendo de lo menos complejo a lo más complejo y después de lo más complejo a más complejo todavía, no permitiendo la rutina dentro de la rutina."
  6. 6. En esta tabla vemos como regular el desgaste emocional a lo largo del microciclo, haciendo referencia a la importancia en la manipulación de los ejercicios, en cuanto a la complejidad de los mismos. Tenemos que tener en cuenta que los partidos tienen una gran complejidad a la hora de la preparación de los entrenamientos posteriores a estos, dado que nuestros jugadores necesitarán de una recuperación emocional. Como indican Oliveira, Amieiro, Resende y Barreto (2007) "cuanto más complejos sean los desempeños vivenciados en los entrenamientos o manifestados en la competición, más desgastantes son. Por la concentración que exigen, son los que presuponen una mayor intensidad" tendremos que tener en cuenta estos aspectos a la hora de diseñar nuestras sesiones de entrenamiento. Por tanto, la distribución de lo que debemos trabajar a lo largo de la semana será la siguiente teniendo en cuenta un morfociclo con un solo partido jugando de Domingo a Domingo: Domingo: partido. Lunes: descanso (recuperación pasiva). "[...] desde el punto de vista fisiológico se dice que no es lo más correcto (descansar el día posterior al partido), pero sí desde el punto de vista mental. [...] Es mejor para el "cuerpo" pero peor para la cabeza ¡Y tenemos que ver esta cuestión desde un punto de vista global!" (José Mourinho, Mourinho ¿Por qué tantas victorias?). Martes: recuperación activa. Este día se realizarán tareas de muy baja complejidad y muy discontinuas en el tiempo pero siempre trabajando nuestro Modelo de Juego, es decir, trabajando en especificidad. Cabe destacar unas palabras de Mourinho respecto a este tema recogidas por Oliveira, Amieiro, Resende y Barreto (2007): "El hecho de que la sesión de entrenamiento se dedique a la recuperación, no implica que yo no trabaje aspectos de mi modelo de juego. En vez de hacer carrera lenta continua, aplico el mismo principio, pero insertado en un régimen técnico - táctico." Tan importante es recuperar como seguir trabajando nuestro Modelo de Juego por eso se recupera en especificidad. Miércoles: operacionalización/adquisición. Este día trabajaremos SubSubprincipios y Subprincipios de juego. Se trabajarán en grupos reducidos de jugadores y en espacios pequeños ya que los jugadores, en términos psicológicos aún no están totalmente recuperados. Según Mourinho (2006 cit. por Gaiteiro en 2006, cit. por Tamarit en 2007) "la experiencia me dice que tres días después del partido los jugadores aún no están completamente recuperados. No tanto en términos físicos, sino, fundamentalmente, en términos emocionales. El desgaste emocional tarda más tiempo en recuperar que el físico." Jueves: operacionalización/adquisición. Esta jornada trabajaremos con ejercicios de una elevada complejidad poniendo en práctica Subprincipios y Grandes Principios de juego. Trabajaremos en espacios amplios y con mayor número de jugadores, y el tiempo de duración será mayor. Como afirma Tamarit (2007) este es el entrenamiento más próximo a la realidad de la competición ya que se trabajarán Grandes Principios y sus articulaciones. Viernes: operacionalización/adquisición. Este día trabajaremos SubSubprincipios y Subprincipios de juego. De este modo, como establecen Oliveira, Amieiro, Resende y Barreto (2007), garantizaremos una unidad de entrenamiento más discontinua, reduciendo el desgaste "mental - emocional". Además de ser un entrenamiento de adquisición también tendremos de tener en cuenta que es el día posterior al entrenamiento más exigente de la semana y que nos acercamos al día de partido, por lo que tenemos que tener en cuenta la recuperación, sobre todo en términos emocionales.
  7. 7. Sábado: recuperación. El día antes del partido trabajaremos los Grandes Principios de juego en régimen de tensión y velocidades elevadas pero con muy poca duración y elevada recuperación. Será una preparación a la competición. Domingo: partido. Una vez explicada la dinámica de trabajo a lo largo del morfociclo semanal de entrenamiento, propondré algunos ejercicios con los que podremos trabajar los distintos SubSubprincipios, Subprincipios y el Principio ("Jugar siempre en corto en saque de portero") planteados con anterioridad. Es importante pensar en los ejercicios que normalmente utilizamos en nuestros entrenamientos y reflexionar sobre lo que queremos que nuestro equipo y jugadores mejoren y ver de qué manera esto se cumple. A continuación presento una serie de ejercicios, categorizados por tipo, y la forma en que se trabajan las distintas dimensiones del juego con ellos: "Rueda de pases" Encontramos diversas tareas de este estilo. Estas tareas son muy útiles para utilizarlas como ejercicios de calentamiento ya que la intensidad puede ser fácilmente regulada y nos permitirá ir de menos a más. Con este tipo de ejercicios podemos trabajar SubSubprincipios y Subprincipios de Juego ya que suelen estar involucrados muchas acciones técnico - tácticas individuales en su realización como los controles orientados, los pases, los perfiles corporales, elección en el pase, etc. Algunos ejemplos de organización pueden ser los siguientes: En la tarea de la izquierda podemos ver una rueda de pases con doble perfil: los jugadores darían la vuelta entera yendo al lugar donde dan el balón y cuando tienen que pasar al "chino" que marca el inicio de la rueda cambiarían de perfil. En la tarea de la izquierda tenemos un cuadrado de pases en el que los jugadores mandarán el balón a la siguiente posta y se desplazarán al mismo lugar. En ambos ejercicios podemos introducir variantes como "paredes", "pared con el jugador más lejano", etc. Con ambas tareas trabajamos Subprincipios y SubSubprincipios de Juego como perfiles corporales, controles orientados (amortiguamiento de balón, superficie de contacto...), pase, giro y cambio de ritmo.
  8. 8. "Tareas de conservación" Hay infinitas tareas de este tipo y lo bueno que tienen es que cambiando pequeños matices podemos desarrollar y hacer que se repitan las acciones que queremos que nuestro jugadores interioricen. Siempre tenemos que orientar estos ejercicios y explicar a nuestros jugadores cual es el objetivo que estamos buscando y centrarnos en corregir únicamente aquello que les hemos dicho que es el objetivo. Este tipo de tareas tienen cierta complejidad, y podemos adaptarla jugando con el número de jugadores que participan y el espacio disponible para ello. Como tareas de este tipo, que nos van a servir para trabajar Subprincipios de Juego e ir introduciendo Grandes Principios, además de trabajar SubSubprincipios aunque no sea el objetivo de los mismos, propongo el "4 contra 2" y el "4 contra 4 + 3". Como bien establece Fernández Rodrigo (2012), con este tipo de tareas trabajaremos la creación de líneas de pase, la toma de decisión en el pase, intercalar el juego por dentro y por fuera, los perfiles y el atrevimiento en el pase. Como se puede observar, todos estos Subprincipios y SubSubprincipios son indispensables para la consecución del Principio de Juego marcado con anterioridad: "Jugar siempre en corto en saque de portero". Como también afirma este autor, a nivel defensivo trabajaremos las basculaciones, cerrar pases interiores, las coberturas, los buenos perfiles corporales, y a mayores, en el "4 contra 4 + 3" trabajaremos la defensa en zona y en inferioridad. Estos ejercicios harán que se trabaje a nivel sectorial fomentando las asociaciones entre jugadores, y ya no solo a nivel individual. En el "4 contra 2" cabe destacar que los atacantes se pueden mover por todo su lado de acción, luego, a elección del entrenador, quedará decidir si deben estar dentro de los límites del cuadrado o pueden jugar también uno o dos pasos por fuera de los mismos. En el "4 contra 4 + 3" cada uno de los comodines tiene su zona de acción (las bandas y el centro) y deben permanecer en ellas. Para que nuestros jugadores terminen de asimilar lo que queremos de ellos cuando nuestro portero se disponga a sacar, creo que es importante explicárselo por separado a los jugadores que más responsabilidad van a tener (porteros y defensas centrales) y que lo trabajen en el campo en condiciones de baja complejidad (sin oposición). A medida que estos comportamientos vayan siendo adquiridos iremos aumentando la complejidad de los ejercicios, añadiendo más apoyos (medio centro y laterales) y aumentando el número de rivales. Por ejemplo, en primera instancia los rivales podrían ser representados por picas y que nuestros jugadores hiciesen los movimientos que harían para alejarse de ellos y poder recibir el balón en una buena posición. A continuación podríamos introducir un rival que actuase de delantero y fuese a presionar el saque, a continuación dos delanteros rivales más nuestro medio centro, y así sucesivamente hasta que estos movimientos vayan siendo asimilados correctamente. Una vez que los jugadores saben que comportamientos se esperan de ellos lo adecuado sería proponer ejercicios jugados (de alta complejidad) en los que se repitiese muchas veces lo que
  9. 9. estamos trabajando: "Jugar siempre en corto en saque de portero". De este modo nuestros jugadores llegarían a interiorizar nuestro Modelo de Juego y a convertirlo en un automatismo. CONCLUSIÓN Es indispensable que cada entrenador tenga un Modelo (Idea) de Juego propio en el que tenga claro cuales quiere que sean los comportamientos de su equipo en cada uno de los momentos del juego. Es conveniente desarrollar esta Idea y plasmarla en papel. Tener nuestras Ideas escritas nos facilita mucho su revisión y reflexión. A su vez es importante tener claro cuáles son los objetivos de cada sesión de entrenamiento y de cada morfociclo de entrenamiento para que los ejercicios que planteemos nos ayuden a conseguir nuestros objetivos. BIBLIOGRAFÍA Cano Moreno, O. (2009). El Modelo de Juego del FC Barcelona. MCsports. Pontevedra. Fernández Rodrigo. A. (2012). Tareas para Sesiones de Tecnificación. Trabajo no publicado. Oliveira, B; Amieiro, N.; Resende, N.; Barreto, R. (2007). Mourinho ¿Por qué tantas victorias?. MCsports. Pontevedra. Tamarit, X. (2013). Periodización Táctica vs Periodización Táctica. MBF. Tamarit, X. (2007). ¿Qué es la Periodización Táctica?. MCsports. Pontevedra.

×