Procesadores de texto itzcia

183 visualizaciones

Publicado el

procesadores de textos

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
183
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
9
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Procesadores de texto itzcia

  1. 1. Plantel 02 “EL ESPINAL” Sheyla Chacón. Itzcia Juquila Celaya Cruz.
  2. 2. Al iniciarse la administración del Lic. Luis Echeverría Álvarez, el 1° de diciembre del 1970, que culminaría en 1976, la imagen que sé tenia de México en los círculos económicos era de un país muy afortunado y privilegiado, por las condiciones del crecimiento económico, solidez monetaria, solvencia crediticia y además solidez política, naturales para el aumento de las inversiones. La transformación de la revolución de 1910, el crecimiento sostenido a partir de 1935, la estabilidad monetaria de los precios. A partir de 1935, la estabilidad monetaria de los precios a partir de 1956, fueron las nuevas posibilidades del desarrollo tenían los inversionistas, tanto nacionales como extranjeros. México había llegado a su madurez como sistema capitalista con predominio industrial y un sector monopolístico de estado. Los principales objetivos fueron: 1. Mejorar la distribución del ingreso. 2. Elevar la generación del empleo. 3. Incrementar la participación del estado en la economía. 4. Reducir el desequilibrio que presenta la economía mexicana en relación con el comercio internacional. 5. Aprovechar de manera óptima los recursos naturales. 6. Fortalecer el sistema de economía mixta. 7. Mejorar la calidad de vida de toda la población. A diferencia del desarrollo estabilizador, la política económica del desarrollo compartido trató de generar progreso para todos por igual. El desarrollo compartido pretendía, distribuir la riqueza generada por el progreso equitativamente entre todos los miembros de la sociedad. Se instrumentaron programas de fomento, estímulos fiscales, subsidios, evasiones de impuestos, depreciación acelerada de los activos fijos, entre otros, para promover la participación de la iniciativa privada en la industria nacional. El gasto público fue el motor del crecimiento económico en dicho periodo, no obstante, los mayores ingresos públicos provenientes del petróleo y de la recaudación generada por el crecimiento económico del país fueron insuficientes para financiar su expansión, en razón de ello se empleó una política monetaria expansiva y se contrataron importantes montos de deuda pública externa, como forma de financiar los crecientes y elevados niveles de déficit fiscal alcanzados a lo largo del periodo. Política social del desarrollo compartido: Fue marcado por el descontento social que se vio traducido en movimientos guerrilleros rurales y urbanos. El presidente no dudo en hacer uso del ejército y represión, como elementos necesarios para ahuyentar los fantasmas revolucionarios.
  3. 3. (1976 – 1982) Con Echeverría, el Estado se había convertido en un auténtico seguro del fracaso de los negocios privados, ya que para evitar cierre de empresas las asumía el gobierno. Con el tiempo, acumuló un gran número de empresas quebradas e ineficientes, que contribuían al crecimiento del déficit público. Ante la resistencia y presión empresariales, encontró que la única salida era el endeudamiento público externo, ruta que después magnificó López Portillo. Sin embargo, nunca mejoró la distribución del ingreso; más bien empeoró. Finalmente, la inflación y la inestabilidad de la balanza de pagos provocaron la primera devaluación en 22 años, situación en la cual asumió la presidencia López Portillo. Ya como presidente, su primera tarea era atender y controlar la crisis que se había desatado por la devaluación y los desequilibrios tanto de la balanza de pagos y el presupuesto público. Se llegó a un acuerdo con el FMI para instrumentar un programa de estabilización. Propuso dividir su sexenio en dos años de recuperación, dos de consolidación y dos de crecimiento más acelerado. Auge petrolero: Sin embargo, se encontró con reservas crecientes de petróleo justo cuando escaseaba en el mundo. Por lo mismo, en vez de resolver los desequilibrios existentes, se apostó a un precio elevado permanente en el petróleo. El aumento exagerado del precio del petróleo llevó a una acumulación descomunal de dólares por parte de los países árabes, que a su vez se depositaban en los bancos norteamericanos. Este exceso de liquidez los llevó a incrementar sus préstamos también en forma acelerada. Ante las promesas de abundancia en México, el gobierno cayó víctima de un sobreendeudamiento que en pocos lugares se había visto. López Portillo jugó con el bienestar mexicano un albur de que el precio del petróleo permanecería por encima de 40 dólares por muchos años. Política social: El periodo de 1930 a 1970 fue denominado por los historiadores económicos como el "Milagro Económico", una etapa de crecimiento económico acelerado estimulado por el modelo industrialización con la substitución de importaciones (ISI) el cual protegía y promovía el desarrollo de la industria nacional. A través del modelo ISI, el país experimentó un auge económico en el que las industrias expandieron rápidamente su producción. Algunos cambios importantes en la estructura económica incluyeron la distribución gratuita de la tierra a campesinos bajo el concepto del ejido, la nacionalización de las industrias petrolera y ferroviaria, la incorporación de
  4. 4. los derechos sociales en la constitución, el nacimiento de los grandes sindicatos de obreros y la modernización de la infraestructura. Especulación financiera, inflación y devaluación: El modelo ISI llegó a su última expansión a finales de la década de 1960, culminando en el reconocimiento del desarrollo mexicano en la selección de la ciudad de México como sede de los juegos olímpicos de verano. Frente a una posible recesión económica, y al tratar de dar una respuesta a las demandas sociales de la población, durante la década de 1970 las administraciones de Echeverría y López Portillo trataron de reavivar la economía a la vez que introducían el desarrollo social en sus políticas lo cual requería un mayor gasto público. En los 1970 se formaron instituciones financieras del gobierno para apoyar a los trabajadores, como INFONAVIT y FONACOT. Con el descubrimiento de nuevos yacimientos petroleros cuando los precios del petróleo se encontraban en máximos históricos y las tasas de interés en mínimos -incluso negativas- el gobierno aceptó préstamos de los mercados internacionales para invertir en la compañía estatal petrolera, la cual parecía proveer un ingreso de largo plazo para financiar el bienestar social en un plan que nombró plan de desarrollo compartido. De hecho, este método produjo un aumento considerable del gasto social, y el presidente López Portillo anunció que había llegado el tiempo para "administrar la prosperidad". Nacionalización bancaria: Para detener la especulación financiera y fuga de capitales, López Portillo, en su último informe de gobierno, expide dos decretos: 1. La banca privada mexicana se nacionaliza. 2. El gobierno mexicano controlaría la paridad cambiaria.

×