Valores del Tesoro de los Estados Unidos
1. Deuda del Tesoro
Para ayudar a financiar sus operaciones, el gobierno de los E...
2. Valores negociables: Letras del Tesoro, pagarés y bonos
Cuando los inversionistas hablan de valores del Tesoro (Treasur...
las de certificados de depósito (CD) bancarios o con las de fondos de inversión
en el mercado de dinero. De hecho, al clas...
bonos a menor plazo, aunque esto no es siempre así. Durante períodos
cuando las tasas de interés están en alza, los invers...
solo golpe. Una letra del Tesoro es precisamente un tal bono de depósito de
cupón cero. La Tesorería no ofrece valores del...
3. Riesgo de la inversión
Al igual que todas las inversiones, los valores del Tesoro lo exponen a ciertos
riesgos, incluye...
un cambio en las tasas de interés. En tal caso, la pérdida de valor de mercado
hará que el precio de venta de la inversión...
Una técnica que se puede emplear para manejar este tipo de riesgo de las
tasas de interés es la de escalonar las fechas de...
4. Compra y venta de valores del Tesoro
La Tesorería facilita la compra directa de valores del Tesoro a precios módicos
en...
Las personas individuales/naturales generalmente hacen licitaciones no
competitivas, lo que significa que están de acuerdo...
Pero cuando a los otros mercados no les va tan bien – por ejemplo, si el
mercado de valores/acciones se mueve lentamente –...
5. Utilizando los valores del Tesoro
Hay dos formas de ganar dinero con empréstitos: manteniéndolos y cobrando
los ingreso...
6. Valores no negociables: Bonos de ahorro
La Tesorería de los Estados Unidos también vende bonos de ahorro. Al
contrario ...
• Las ganancias están eximidas del pago de impuestos
federales si usted cumple con los requisitos para poder
utilizarlas p...
Página 14
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

4. valores del tesoro de los estados unidos

207 visualizaciones

Publicado el

tesoro

Publicado en: Economía y finanzas
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
207
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

4. valores del tesoro de los estados unidos

  1. 1. Valores del Tesoro de los Estados Unidos 1. Deuda del Tesoro Para ayudar a financiar sus operaciones, el gobierno de los Estados Unidos toma prestado dinero mediante la venta a inversionistas de una variedad de empréstitos (debt securities) denominados colectivamente valores del Tesoro, o en inglés, Treasuries. Estos valores ocupan un puesto especial en el mundo de las inversiones, ya que constituyen el punto de referencia para la medición de la mayoría de los otros empréstitos. Cuando usted invierte en un empréstito – también conocido como una inversión de ingreso fijo o un bono – usted le está prestando dinero a una entidad que promete devolverle el préstamo al concluir un período predeterminado conocido como el plazo. Por ejemplo, en el caso de valores del Tesoro, usted le presta dinero a la Tesorería de los Estados Unidos. El monto del préstamo, o sea, el principal, también se conoce como el valor nominal o la paridad del empréstito. La Tesorería le paga intereses por el uso de su dinero durante el plazo del empréstito, típicamente dos veces al año. Cuando el principal ha sido completamente restituido, se dice que el empréstito ha vencido. La fecha en la cual ocurre el suceso se llama la fecha de vencimiento. La tasa de interés, expresada como un porcentaje de la paridad, a veces se denomina el cupón, expresión que data de otros tiempos cuando era necesario separar un cupón de papel del título de obligaciones y presentarlo al banco u a otro agente para que usted pudiera recibir el pago de sus intereses. Hoy día, los títulos de obligaciones han sido reemplazados por un sistema electrónico de contabilidad, y el interés le es acreditado electrónicamente en su cuenta. Preparado para la Fundación FINRA por Lightbulb Press, Inc. diciembre 2007 (actualizado septiembre 2012) Página 1
  2. 2. 2. Valores negociables: Letras del Tesoro, pagarés y bonos Cuando los inversionistas hablan de valores del Tesoro (Treasuries), generalmente se están refiriendo a valores gubernamentales que son transferibles y negociables – o sea, instrumentos financieros que pueden cambiar de propiedad/titularidad. Esto significa que no es necesario que usted sea el comprador original del valor para cobrar los intereses y el principal. También significa que puede vender su inversión si desea hacerlo. Hay tres categorías principales de valores del Tesoro negociables: letras del Tesoro, pagarés del Tesoro y bonos del Tesoro (T-bills, T-notes y T-bonds respectivamente). El valor nominal/principal de un solo valor del Tesoro a partir del 7 de abril del 2008 es de $100, que es la suma mínima que usted puede invertir. También puede invertir más, en incrementos de $100 cada uno – por ejemplo, $200, $300 y así sucesivamente. En efecto, si así desea, puede comprar hasta $5 millones a la vez de cualquiera de estos valores. Las letras del Tesoro, los pagarés del Tesoro y los bonos del Tesoro se diferencian básicamente en cuanto a sus plazos de vencimiento, que se extienden desde varias semanas hasta muchos años. Por lo tanto, cada uno de estos valores es apropiado para un objetivo distinto de inversión. Letras del Tesoro (T-bills) Las letras del Tesoro (T-bills) son inversiones en obligaciones a muy corto plazo que se venden con vencimientos de 4 semanas, 13 semanas, 26 semanas y 52 semanas. Cuando se trata de estas letras del Tesoro, usted no percibe pagos regulares de intereses como sería normalmente el caso con bonos. En vez, usted recibe el interés una sola vez, al concluir el plazo. También, el precio de las letras del Tesoro en el momento de su emisión se fija de manera diferente que la empleada para otros empréstitos. Generalmente, un inversionista le presta al emisor una suma denominada el valor nominal, o la paridad, la cual le es reintegrada al vencimiento. Pero cuando se trata de letras del Tesoro, su inversión original es menor que la paridad. Esta modalidad se identifica como comprar con un descuento. Al vencimiento, se le paga a usted el valor nominal, lo cual significa que el interés que ha percibido equivale al descuento que recibió cuando compró la letra inicialmente. Por ejemplo, si usted comprara letras del Tesoro con un valor de $5.000 al precio descontado de $4.700, ganaría $300 en intereses en el momento del vencimiento, cuando recibiría el valor completo de $5.000. En vista de que las letras del Tesoro vencen a corto plazo, están poco expuestas a la inflación y a los riesgos de las tasas de interés. Por lo tanto, estas letras del Tesoro sirven como punto de referencia para medir el riesgo que involucran otras inversiones. Generalmente pagan tasas comparables con Preparado para la Fundación FINRA por Lightbulb Press, Inc. diciembre 2007 (actualizado septiembre 2012) Página 2
  3. 3. las de certificados de depósito (CD) bancarios o con las de fondos de inversión en el mercado de dinero. De hecho, al clasificar los valores del Tesoro como tipos de activos, las letras del Tesoro son consideradas como equivalentes de efectivo. Las letras del Tesoro son a menudo apropiadas para objetivos financieros que exigen inversiones de alta liquidez y bajo riesgo. Así es que usted podría utilizar letras del Tesoro en un fondo de emergencia, como vehículos para guardar dinero mientras escoge su próxima inversión, o para ahorrar para objetivos a corto plazo, tal como la compra de un automóvil. Pagarés del Tesoro (T-notes) Los pagarés del Tesoro ofrecen una gama de opciones de mediano plazo: 2, 3, 5, 7 y 10 años. Estos pagan intereses dos veces al año a tasas que son fijadas en el momento de emisión. Cuando los pagarés alcanzan su vencimiento, a usted le es reintegrado su valor nominal completo. Los pagarés del Tesoro pueden constituir fuentes de ingreso útiles y su vencimiento puede ser programado para que corresponda con ciertos objetivos financieros a mediano plazo, tal como la compra de una vivienda. O usted puede comprar y vender pagarés para aprovechar cambios en las tasas de interés. En una época de tasas de interés variables, los inversionistas a menudo prefieren pagarés y no bonos de mayor plazo, ya que con los pagarés su inversión no se encuentra inmovilizada por tanto tiempo. El pagaré del Tesoro de 10 años ocupa un puesto especial en la economía porque los analistas y los periodistas dedicados a las finanzas lo emplean como punto de referencia para medir la actuación de otros empréstitos, tales como bonos de empresa o municipales, y para medir la situación general del mercado de la deuda. Bonos del Tesoro (T-bonds) Los corredores de larga distancia del universo de los empréstitos, a veces llamados “bonos alargados” (“long bonds”), o sea, bonos a largo plazo, tienen un plazo de 30 años. Al igual que los pagarés del Tesoro, los bonos del Tesoro pagan intereses de acuerdo con un plan semestral, a una tasa fija, y reintegran el valor nominal completo del bono al vencimiento. Después de una interrupción de cinco años, desde el 2001 hasta el 2006, durante la cual no se emitieron bonos del Tesoro, actualmente la Tesorería de los Estados Unidos los está emitiendo de nuevo según una programación regular. Los bonos del Tesoro a menudo son atractivos para aquellos inversionistas que suelen comprar y mantenerlos, sin especular, hasta su vencimiento, ya que ofrecen una fuente de ingreso regular a través de un período amplio sin el riesgo de incumplimiento. El interés que pagan tiende a ser mayor que el de Preparado para la Fundación FINRA por Lightbulb Press, Inc. diciembre 2007 (actualizado septiembre 2012) Página 3
  4. 4. bonos a menor plazo, aunque esto no es siempre así. Durante períodos cuando las tasas de interés están en alza, los inversionistas pueden sentirse reacios a inmovilizar su dinero durante muchos años si piensan que al esperar un poco más para comprar podrían obtener un interés más favorable e inalterable. TIPS – Valores del Tesoro protegidos contra la inflación Si a usted le preocupa que al invertir en pagarés y bonos del Tesoro quedará expuesto al riesgo de la inflación, le pudiera interesar los Valores del Tesoro protegidos contra la inflación (Treasury Inflation Protected Securities – TIPS). Estos se venden con vencimientos de 5 años, 10 años y 30 años. Aunque las tasas de interés de los TIPS son fijas durante todo el plazo, el principal de estos valores es ajustado dos veces al año. El ajuste se basa en cambios en el Índice de Precios de Consumo (Consumer Price Index), que es el medidor más importante de la inflación en los Estados Unidos. Si la inflación aumenta, lo cual es generalmente el caso, el principal es aumentado de acuerdo con una fórmula específica. Como resultado, usted percibirá mayor interés, ya que la tasa de interés será aplicada al monto del principal aumentado. Además, si el principal excede la paridad al vencimiento, usted recibirá el mayor de estos dos montos. Pero si los precios caen, durante un período de deflación – lo cual tiene menos probabilidades de suceder que la inflación – entonces ocurre la situación opuesta: su principal es rebajado y el interés que recibe también disminuirá, ya que se fundamentará en el monto menor del principal. No obstante, si en el momento del vencimiento su principal ajustado de acuerdo con la inflación resulta ser menor que el principal original, a usted le será reembolsado ese principal original, lo cual le brinda algo de protección contra una posible deflación. Sin embargo, los TIPS tienen una desventaja: la tasa de interés que pagan los TIPS es sustancialmente menor que la tasa que rige para los valores del Tesoro de condiciones similares pero que no están protegidos contra la inflación. STRIPS – Transacciones separadas de intereses y principales nominativos de valores Posiblemente usted esté familiarizado con los bonos de depósito de cupón cero, un tipo de empréstito que usted compra con descuento y que le paga interés una sola vez, al vencimiento. El interés no pagado sencillamente se va acumulando hasta ese momento y usted recibe el principal y el interés de un Preparado para la Fundación FINRA por Lightbulb Press, Inc. diciembre 2007 (actualizado septiembre 2012) Página 4
  5. 5. solo golpe. Una letra del Tesoro es precisamente un tal bono de depósito de cupón cero. La Tesorería no ofrece valores del Tesoro de cupón cero de mayor plazo, pero las casas de corretaje ofrecen inversiones creadas de valores del Tesoro. Se denominan STRIPS, que son las siglas de Transacciones Separadas de Intereses y Principales Nominativos de Valores (Separate Trading of Registered Interest and Principal of Securities). Para crear STRIPS, un solo valor del Tesoro se divide en valores separados, uno para el reintegro del principal y uno para los pagos pautados de intereses. Esencialmente, estos valores obran como valores del Tesoro de cupón cero, y usted recibe un reintegro del principal más el interés solamente una vez, en la fecha para la cual esos pagos hubieran sido exigibles. Usted puede comprar STRIPS únicamente a través de bancos y casas de corretaje, pero no directamente a través de la Tesorería. Preparado para la Fundación FINRA por Lightbulb Press, Inc. diciembre 2007 (actualizado septiembre 2012) Página 5
  6. 6. 3. Riesgo de la inversión Al igual que todas las inversiones, los valores del Tesoro lo exponen a ciertos riesgos, incluyendo la posibilidad de rendimientos menores de lo anticipado y las impredecibles fuerzas de la oferta y demanda que afectan al mercado de estos valores. Pero debido a que son emisiones del gobierno federal, también gozan de una fuerte reputación de seguridad. Riesgo crediticio Normalmente, cuando usted invierte en un empréstito tiene que aceptar un cierto nivel de riesgo crediticio. Este es el riesgo de que el prestatario no le devuelva el dinero que le debe o no pague los intereses a su debido tiempo. Pero la deuda de la Tesorería está respaldada por la “plena buena fe y credibilidad” del gobierno de los Estados Unidos, lo que significa que el gobierno promete emplear sus atribuciones para recaudar rentas públicas a través de impuestos y otros medios para cubrir lo que debe. Mientras funcione el gobierno de los Estados Unidos, usted puede tener la seguridad de que pagará sus deudas. Por eso es que a menudo se enfatiza que los valores del Tesoro tienen un riesgo crediticio de cero. En contraste, si usted comprara un bono de empresa, estaría prestándole dinero a una compañía cuya capacidad para reintegrarle sus fondos con los intereses correspondientes dependería de la capacidad de dicha compañía para producir el dinero necesario. Si usted compra un bono municipal, está prestándole dinero a un estado o a una ciudad. En vista de que existe alguna posibilidad de incumplimiento, o de impago del dinero que se le debe, tanto los bonos de empresa como los bonos municipales tienen mayor riesgo crediticio que los bonos del Tesoro. Aunque el riesgo crediticio de cero hace que los bonos del Tesoro sean más seguros que los bonos de empresa y los bonos municipales si usted los mantiene hasta su vencimiento, recuerde que, al igual que sucede con todas las inversiones, menor riesgo significa menor rendimiento potencial. Para decirlo de otra manera, entre más segura la inversión, menor el interés que tiene que pagar el emisor para atraer a los inversionistas. Por eso es que los bonos del Tesoro generalmente pagan tasas de interés más bajas que otros bonos que ofrecen condiciones similares. Riesgo de las tasas de interés A pesar de que los valores del Tesoro se encuentran libres de riesgo crediticio, no son inversiones sin riesgo alguno. Como todos los empréstitos, los valores del Tesoro están sujetos al riesgo de las tasas de interés, lo cual significa que existe la posibilidad de que su inversión pierda valor de mercado debido a Preparado para la Fundación FINRA por Lightbulb Press, Inc. diciembre 2007 (actualizado septiembre 2012) Página 6
  7. 7. un cambio en las tasas de interés. En tal caso, la pérdida de valor de mercado hará que el precio de venta de la inversión sea menor que su paridad, que es lo que costó cuando fue emitida. Un precio de mercado menor no constituye un problema si usted piensa mantener el bono hasta su vencimiento, ya que de cualquier manera le será reintegrado su principal completo en esa ocasión. Pero el riesgo de las tasas de interés sí implica que se podría encontrar con la titularidad de un bono que le paga interés a una tasa por debajo de la que pagan bonos más nuevos que están siendo emitidos, de manera que usted percibiría un ingreso menor del que recibiría si fuera propietario de los bonos más nuevos. El riesgo de las tasas de interés puede convertirse en un problema mayor si usted desea o necesita vender un valor del Tesoro que mantiene. Por ejemplo, si usted hubiera invertido en un pagaré del Tesoro con plazo de 10 años que paga el 3 por ciento, pero el actual pagaré del Tesoro con plazo de 10 años está pagando el 5 por ciento, entonces el pagaré nuevo sería más atractivo para los inversionistas que el suyo. Por ende, usted tendría que vender su pagaré con un descuento sobre el precio original. De esa manera, un inversionista que comprara un pagaré que paga menos interés obtendría un rendimiento comparable – calculado como ingreso por cada dólar invertido – con el que obtendría si en vez comprara un pagaré de los que están siendo emitidos actualmente, los cuales pagan un interés mayor. Naturalmente, los cambios en las tasas de interés también pueden obrar a su favor. Si usted hubiera comprado un bono del Tesoro con plazo de 30 años cuando la tasa era del 8 por ciento, y las tasas actuales son del 4 por ciento, entonces la tasa mayor que paga su bono lo haría resultar más atractivo a los inversionistas. En tal caso, un comprador estaría dispuesto a pagar una prima, o sea, una cantidad mayor a la del precio original, para poder obtener esa tasa más alta. El riesgo de las tasas de interés aumenta con la longitud del plazo. Por ejemplo, si usted es titular de un pagaré de 2 años, la tasa de interés permanece inalterable solo durante ese período relativamente corto. Su principal le será restituido al vencimiento de los 2 años y entonces usted podrá reinvertirlo a la tasa de interés que rige en ese momento. Pero si usted mantiene un bono que vence dentro de 30 años, estará percibiendo la tasa de interés asignada durante largo tiempo. Si usted necesita el dinero, es posible que tenga que vender su bono de largo plazo con descuento. Otro aspecto del riesgo de las tasas de interés es el riesgo de reinversión. Por ejemplo, si su bono toca a su vencimiento y usted desea reinvertir en otro bono, la tasa de interés en ese momento puede ser más baja que la tasa que usted había recibido para el bono anterior. Por lo tanto, es posible que usted tenga que reinvertir a una tasa menor o hacer otra inversión que no sea tan apropiada para el logro de sus objetivos financieros o para la estrategia de su cartera. Preparado para la Fundación FINRA por Lightbulb Press, Inc. diciembre 2007 (actualizado septiembre 2012) Página 7
  8. 8. Una técnica que se puede emplear para manejar este tipo de riesgo de las tasas de interés es la de escalonar las fechas de vencimiento. En vez de invertir su principal completo en un solo bono, usted divide el total en distintas partes y compra varios bonos con diferentes condiciones de manera que se venzan por orden – digamos con uno o dos años de diferencia entre un vencimiento y otro – tal como los peldaños de una escalera. A medida que van venciendo, usted reinvierte en otro bono con el mismo plazo de vencimiento. Un fondo escalonado es una forma de diversificar, la cual le ofrece una entrada regular de efectivo para ser invertido a las tasas de interés actuales y al mismo tiempo le suministra ingresos derivados de inversiones con una combinación de tasas diversas. Riesgo del índice de inflación El riesgo de inflación es otro factor que hay que considerar si usted está invirtiendo en valores del Tesoro. Si el costo de los bienes y servicios está aumentando más rápidamente que el rendimiento de sus inversiones, entonces, aunque parezca que su dinero esté acrecentando, la realidad es que su poder de adquisición irá disminuyendo progresivamente. Por ejemplo, si su empréstito del Tesoro está pagando un interés fijo de 3 por ciento por año, pero el índice de inflación anual también es del 3 por ciento, entonces, después de pagar impuestos, su dinero en realidad estará perdiendo poder adquisitivo con cada año que pasa. El tiempo influye fuertemente en el riesgo de inflación. Entre más tiempo usted mantenga una inversión en un valor de bajo rendimiento, mayor impacto podrá ejercer la inflación. Y en vista de que los bonos con vencimiento a más largo plazo se encuentran más vulnerables ante ambos el riesgo de inflación y los riesgos de las tasas de interés, dichos bonos ofrecen tasas de interés más altas que los bonos con vencimientos más cortos para así compensar por el mayor riesgo que presentan. Riesgo de redención Algunos valores del Tesoro emitidos antes de 1985 son redimibles, lo cual significa que el emisor – en este caso el gobierno federal – puede decidir reintegrarle su inversión antes de lo programado. La redención de su valor del Tesoro puede descarrilarle sus planes financieros, particularmente si usted contaba con que su inversión le pagaría intereses por un cierto número de años y que vencería en una fecha específica. Si una emisión es redimida, lo más probable es que las tasas de interés hayan caído, y que usted se verá en la necesidad de reinvertir su principal por un interés más bajo. Para compensar por este riesgo, los valores del Tesoro redimibles generalmente ofrecen rendimientos mayores que otros valores del mismo plazo que no pueden ser redimidos. Preparado para la Fundación FINRA por Lightbulb Press, Inc. diciembre 2007 (actualizado septiembre 2012) Página 8
  9. 9. 4. Compra y venta de valores del Tesoro La Tesorería facilita la compra directa de valores del Tesoro a precios módicos en su sitio de acceso directo (Treasury/Direct) en la web, www.treasurydirect.gov. A través de la cuenta que usted tenga en Internet, le es posible autorizar la compra y venta de sus valores, amortizar inversiones que vencen, o reinvertir en nuevos valores del Tesoro. Puede efectuar las compras con un cargo directo en una cuenta que usted designe. Los pagos de intereses y el producto de las ventas son depositados en esa misma cuenta. El sitio en la web también suministra los datos más recientes acerca de tasas y rendimientos, además de información general pertinente a cada tipo de valor que se encuentra disponible. Usted puede comprar valores recientemente emitidos en Treasury/Direct sin recargo alguno de compra, y si vende sus valores empleando la sección de Venta Directa (Sell Direct) del sitio, pagará un honorario para que Treasury/Direct le facilite la venta. Si prefiere, también puede comprar y vender valores del Tesoro a través de su banco o cuenta de corretaje, aunque generalmente pagará una comisión para tales transacciones. Además de poder comprar valores del Tesoro a través de www.treasurydirect.gov, usted también puede comprar bonos de ahorro en papel en varias instituciones financieras. Desde el 1ro de enero del 2012, la Tesorería no vende bonos de ahorro en papel a través de estas instituciones financieras. Si usted posee actualmente certificados de bonos de ahorro en papel, puede cambiarlos por bonos electrónicos a través de Treasury/Direct, lo cual le facilita seguir la trayectoria del bono y administrarlo. Sin embargo, no es obligatorio cambiar los certificados, y usted podrá conservarlos hasta su fecha de vencimiento. Subastas del Tesoro Las emisiones nuevas de valores del Tesoro se venden por subasta. Las subastas son programadas regularmente y usted puede participar como persona individual/natural mediante su cuenta Treasury/Direct o Legacy Treasury Direct. También participan inversionistas institucionales, tales como bancos, fondos de inversión y fondos de jubilación. Hay dos tipos de licitación: la competitiva y la no competitiva. Los postores que ofrecen licitaciones competitivas declaran la tasa que están dispuestos a pagar o el rendimiento que están dispuestos a aceptar. El gobierno acepta licitaciones, comenzando con la más baja, y continúa subiendo por la lista hasta que haya vendido la emisión completa. El último rendimiento – el cual es el más alto – aceptado por el gobierno se convierte en el rendimiento para la emisión que se está subastando. Preparado para la Fundación FINRA por Lightbulb Press, Inc. diciembre 2007 (actualizado septiembre 2012) Página 9
  10. 10. Las personas individuales/naturales generalmente hacen licitaciones no competitivas, lo que significa que están de acuerdo en aceptar cualquier rendimiento que se establezca en la subasta. La colocación de una licitación no competitiva le garantiza al postor que podrá comprar la cantidad que quiera del valor. Por el contrario, aquellos inversionistas que colocan licitaciones competitivas y especifican el rendimiento que están dispuestos a aceptar, no tienen garantizada una compra si su licitación es igual o mayor que la tasa de cierre de la subasta. Una vez el rendimiento máximo se determina, todos los postores exitosos reciben el provecho de ese rendimiento a pesar de que cuando licitaron estaban dispuestos a aceptar un menor porcentaje. Debido a la manera en que la Tesorería subasta sus empréstitos, aunque usted compre un pagaré o bono del Tesoro en el momento de su emisión, el precio que pague puede ser mayor o menor que el valor nominal. Eso se debe a que la tasa de interés – o sea, el porcentaje de su valor nominal que la inversión paga en intereses – y el rendimiento son establecidos por la subasta. Si el rendimiento que se fija en subasta es menor que la tasa de interés del valor, significa que la demanda es alta, y que los inversionistas pagarán más que la paridad por la emisión – por ejemplo, $100,40 para un pagaré cuyo valor nominal es de $100. Pero si la demanda es baja, los inversionistas querrán un rendimiento mayor para que la inversión sea más atractiva. En tal caso, un pagaré con un valor nominal de $100 podría venderse a inversionistas por $99,50. Recuerde que un rendimiento mayor significa un precio más bajo. Demanda variable A pesar de la estabilidad relativa de sus precios, la demanda para los valores del Tesoro sube y baja continuamente. Esta fluctuación se debe a varias razones. Una de ellas es la condición de los mercados para inversiones más volátiles, tales como acciones/valores y fondos de valores, cuyos precios varían más a menudo – y frecuentemente más dramáticamente que los precios de los valores del Tesoro. Cuando la economía se encuentra fuerte y el rendimiento de las inversiones en acciones/valores es alto, los inversionistas se sienten más confiados al asumir mayores riesgos con la finalidad de aprovechar el potencial del mercado para generar mayores ganancias. En épocas tales, cae la demanda para los valores del Tesoro a medida que los inversionistas colocan sus dólares en acciones. Esto impulsa una baja en los precios de los valores del Tesoro y produce un alza en sus rendimientos. Preparado para la Fundación FINRA por Lightbulb Press, Inc. diciembre 2007 (actualizado septiembre 2012) Página 10
  11. 11. Pero cuando a los otros mercados no les va tan bien – por ejemplo, si el mercado de valores/acciones se mueve lentamente – entonces los inversionistas no cosechan los rendimientos esperados a pesar de los riesgos que han asumido. Pueden estar preocupados particularmente acerca de la posibilidad de perder su principal. Lo que sucede entonces es lo que se denomina un repliegue hacia la calidad, durante el cual los inversionistas mueven su dinero para colocarlo en inversiones de menor riesgo, tales como los valores del Tesoro. Este desplazamiento hace aumentar la demanda para dichos valores, lo cual genera un alza general en su precio y una baja en su rendimiento. Otra razón por la cual la demanda para los valores del Tesoro puede variar es que las tasas de interés cambian. Esta fluctuación afecta todos los empréstitos. No obstante, los cambios en las tasas de interés no afectan todos los valores del Tesoro de la misma manera, ya que el riesgo respecto a la tasa de interés que corre cualquiera de dichos valores depende de su fecha de vencimiento. Por ejemplo, las letras del Tesoro (T-bills), cuyo plazo de vencimiento es el más corto, se encuentran menos vulnerables que los pagarés del Tesoro (T-notes), y los pagarés del Tesoro (T-notes) son menos vulnerables que los bonos del Tesoro (T-bonds), que tienen el plazo de vencimiento más largo. Esto es lo que generalmente sucede: Si los inversionistas creen que la tasa de interés actual es mayor de la que pueden esperar obtener en emisiones futuras – o sea, esperan que las tasas van a caer – tratan de colocar lo más que pueden de su dinero en inversiones que están ganando la tasa actual, de esa manera protegiéndose a largo plazo contra altibajos en el rendimiento de sus inversiones. Como consecuencia, aumenta la demanda para valores del Tesoro con plazos de vencimiento más largos, y cae su rendimiento. El resultado es que posiblemente los bonos del Tesoro (T-bonds) a largo plazo rindan menos que los pagarés del Tesoro (T-notes) de más corto plazo, lo cual es exactamente opuesto al patrón normal. Mercado secundario Usted también puede vender y comprar valores del Tesoro ya existentes en el mercado secundario. De hecho, es posible que pueda encontrar mejores rendimientos al comprar valores del Tesoro de mayor antigüedad, ya que tradicionalmente la tendencia es que haya más demanda para emisiones más nuevas. Para hacer estas transacciones, necesitará una cuenta de corretaje o un banco, y debe estar preparado para pagar honorarios para las transacciones. Y si está vendiendo valores del Tesoro antes de su vencimiento, es posible que tenga que pagar impuestos de aumento de patrimonio sobre cualquier ganancia que haga que no es contrarrestada por sus pérdidas de capital en otras inversiones. Preparado para la Fundación FINRA por Lightbulb Press, Inc. diciembre 2007 (actualizado septiembre 2012) Página 11
  12. 12. 5. Utilizando los valores del Tesoro Hay dos formas de ganar dinero con empréstitos: manteniéndolos y cobrando los ingresos por intereses que generan hasta su fecha de vencimiento, o vendiéndolos con ganancia a otro inversionista. Al igual que puede hacer con otros empréstitos, usted puede aprovechar los pagos de ingresos pronosticables de los valores del Tesoro y su gama de plazos de vencimiento para invertir para objetivos financieros con un plazo específico, tales como un pago inicial para una vivienda o la cancelación de una factura de matriculación que se vencerá. Los valores del Tesoro son inversiones de alta liquidez. Nuevas emisiones son ofrecidas de acuerdo con una programación regular, y hay un enorme mercado de compradores y vendedores quienes comercian diariamente con un gran volumen de valores ya existentes. Eso significa que los valores del Tesoro son fáciles de comprar y vender y que los costos de negociarlos generalmente son bastante bajos. Esta liquidez es especialmente importante si usted necesita vender una inversión rápidamente – por ejemplo, si necesita efectivo para una emergencia o para una compra importante, si descubre otra oportunidad de inversión que le conviene más para su plan financiero, o si desea comerciar estos valores para obtener una ganancia. Los valores del Tesoro también ofrecen ventajas fiscales. Auque, sin embargo, se requiere que usted pague impuesto sobre la renta federal por los intereses que recibe, y eso a la tasa que se le cobra regularmente, no obstante, esos intereses están eximidos del pago de impuestos sobre la renta tanto estatales como municipales. Preparado para la Fundación FINRA por Lightbulb Press, Inc. diciembre 2007 (actualizado septiembre 2012) Página 12
  13. 13. 6. Valores no negociables: Bonos de ahorro La Tesorería de los Estados Unidos también vende bonos de ahorro. Al contrario de las letras del Tesoro (T-bills), los pagarés del Tesoro (T-notes) y los bonos del Tesoro (T-bonds), los bonos de ahorro no son negociables, lo cual significa que no pueden ser ni comprados ni vendidos una vez emitidos. Solo la persona cuyo nombre aparece en el bono tiene el derecho de cobrarlo. Pero usted puede comprar bonos de ahorro para otras personas colocando el nombre de la otra persona en el bono en vez del suyo propio. Además, las reglas para la compra de bonos de ahorro difieren algo de las reglas para la compra de valores del Tesoro. En primer lugar, únicamente residentes de los Estados Unidos, ciudadanos de los Estados Unidos que viven fuera del país y empleados del gobierno de los Estados Unidos pueden ser titulares de bonos de ahorro. Ese no es el caso con valores del Tesoro, los cuales pueden ser adquiridos por una persona sin condición de ciudadanía, residencia o empleo. Los bonos de ahorro también pueden ser propiedad directa de menores de menos de 18 años, mientras que los menores en general no pueden ser propietarios directos de valores. Si usted es padre o madre, podría considerar la posibilidad de utilizar bonos de ahorro como una parte de su plan de ahorro para la universidad. Si en el momento en que usted hace efectivo el bono, su ingreso se sitúa por debajo de un nivel específico que ha sido fijado por el Congreso, entonces las ganancias están eximidas de impuestos federales si usted utiliza el dinero para pagar gastos universitarios justificados. Una cosa que debe tener en mente si está pensando emplear esta estrategia es que usted, en su calidad de padre/madre, tiene que ser el titular/propietario de los bonos para reclamar la exención. Su hijo/hija no puede aparecer como el propietario. Tipos de bonos de ahorro Hay dos tipos principales de bonos de ahorro que actualmente vende la Tesorería: Bonos de ahorro de la serie EE y bonos de ahorro de la Serie I, los cuales comparten muchas características: • Acumulan interés mensualmente hasta que sean cobrados. • El interés es compuesto semestralmente. • Pueden ser cobrados después de 12 meses. • Los titulares/propietarios de los bonos pierden tres meses de interés si cobran los bonos dentro de los cinco años siguientes a la compra. • El interés está eximido del pago de impuestos estatales y municipales. Preparado para la Fundación FINRA por Lightbulb Press, Inc. diciembre 2007 (actualizado septiembre 2012) Página 13
  14. 14. • Las ganancias están eximidas del pago de impuestos federales si usted cumple con los requisitos para poder utilizarlas para pagar gastos educativos justificados. • Un máximo de $5.000 de cada tipo de bono de ahorro puede ser adquirido por número del Seguro Social o número de identificación fiscal durante cada año natural. A pesar de sus semejanzas, los bonos de ahorro de la Serie EE y Serie I tienen diferencias importantes. Los bonos de la Serie EE se compran al 50 por ciento de su valor nominal. O sea, un bono EE de $10.000 cuesta $5.000, y el interés acumulado completa la diferencia cuando usted amortiza el bono. En contraste, los bonos de ahorro de la Serie I se adquieren a su valor nominal, un bono de $1.000 cuesta $1.000. Los bonos de ahorro de la Serie I también se diferencian de los de la Serie EE debido a que sus tasas de interés se ajustan parcialmente al índice de inflación. Los bonos de ahorro EE pagan una tasa de interés fija por hasta 30 años y está garantizado que su valor se duplicará en 20 años debido al interés acumulado. (Nota: La tasa de interés de los bonos de ahorro EE vendidos antes de mayo del 2005 es variable y se fija de nuevo dos veces al año.) Los bonos de ahorro de la Serie I pagan una combinación de dos tasas: una tasa fija, que permanece inamovible mientras usted mantenga el bono de ahorro, y una tasa ajustada a la inflación, la cual se fija semestralmente de acuerdo con los cambios en el Índice de Precios de Consumo. En el 2010, la Tesorería comenzó a permitir la compra de bonos de la Serie I al llenar su declaración de impuestos al indicarlo así en la declaración. Los bonos Serie I comprados de esta forma se emiten en certificados de papel y se envían directamente al comprador. Dado que la Tesorería ha suspendido la venta de bonos de ahorro en papel (vea Compra y venta de valores del tesoro), la única forma de obtener bonos de ahorro en papel será comprando la Serie I al llenar su declaración de impuestos. Para más información, visite www.irs.gov y www.treasurydirect.gov. Preparado para la Fundación FINRA por Lightbulb Press, Inc. diciembre 2007 (actualizado septiembre 2012)
  15. 15. Página 14

×