Psicologia Recreativa

6.791 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación, Tecnología
1 comentario
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
6.791
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
382
Acciones
Compartido
0
Descargas
116
Comentarios
1
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Psicologia Recreativa

  1. 1. Psicología Recreativa I: El cerebro nos engaña versión 3.0 Helena Matute, Miguel A. Vadillo, Cristina Orgaz, y Fernando Blanco, 2006 Universidad de Deusto http://www.labpsico.com
  2. 2. Índice <ul><li>¿Conoces los colores? </li></ul><ul><li>¿Puedes creer lo que ves? </li></ul><ul><li>Letras y números </li></ul><ul><li>Qué cara tienes </li></ul><ul><li>A veces veo círculos </li></ul><ul><li>Efecto McCollough </li></ul><ul><li>La ración era enana </li></ul><ul><li>Las comparaciones son odiosas </li></ul><ul><li>El mundo del aprendizaje </li></ul><ul><li>Sopa de números </li></ul><ul><li>¿Puedes recordarlo tal y como ocurrió? </li></ul><ul><li>Suma de ilusiones </li></ul><ul><li>No te fíes. Nunca </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  3. 3. ¿Conoces los colores? L a b p s i c o . c o m
  4. 4. ¿Conoces los colores? <ul><li>A continuación verás una serie de palabras, cada una escrita con un color diferente. </li></ul><ul><li>Tu tarea es decir de qué color están escritas las palabras, tan rápidamente como sea posible. </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  5. 5. L a b p s i c o . c o m
  6. 6. <ul><li>ROJO </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  7. 7. <ul><li>VERDE </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  8. 8. <ul><li>AZUL </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  9. 9. <ul><li>AMARILLO </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  10. 10. <ul><li>AZUL </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  11. 11. <ul><li>ROJO </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  12. 12. <ul><li>AMARILLO </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  13. 13. <ul><li>VERDE </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  14. 14. ¿Conoces los colores? <ul><li>Hasta aquí es fácil, ¿verdad? Probemos a hacerlo un poco más difícil. </li></ul><ul><li>Recuerda que tu tarea NO es leer las palabras, sino decir de qué color están escritas. </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  15. 15. L a b p s i c o . c o m
  16. 16. <ul><li>AZUL </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  17. 17. <ul><li>VERDE </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  18. 18. <ul><li>AMARILLO </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  19. 19. <ul><li>ROJO </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  20. 20. <ul><li>VERDE </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  21. 21. <ul><li>ROJO </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  22. 22. <ul><li>AMARILLO </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  23. 23. <ul><li>AZUL </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  24. 24. <ul><li>AZUL </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  25. 25. <ul><li>VERDE </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  26. 26. <ul><li>AMARILLO </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  27. 27. <ul><li>ROJO </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  28. 28. <ul><li>VERDE </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  29. 29. <ul><li>ROJO </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  30. 30. <ul><li>AMARILLO </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  31. 31. <ul><li>AZUL </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  32. 32. Efecto Stroop <ul><li>Seguro que lo has hecho muy bien, pero ¿a qué ya no era tan fácil? Lo más probable es que esta vez hayas tardado un poco más en decir el nombre de los colores. </li></ul><ul><li>La dificultad que tienes para ignorar lo que está escrito se conoce como Efecto Stroop y se trata de un fenómeno ampliamente estudiado en psicología. </li></ul><ul><li>El Efecto Stroop se debe a la interferencia que surge entre los colores de las palabras y lo que pone en las palabras. </li></ul><ul><li>Aunque te digan que no leas la palabra, la lectura es un hábito tan automático que tiene lugar sin que nos demos cuenta y, en este caso, eso nos hace la tarea mucho más difícil. </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  33. 33. L a b p s i c o . c o m
  34. 34. ¿Puedes creer lo que ves? L a b p s i c o . c o m
  35. 35. ¿Puedes creer lo que ves? L a b p s i c o . c o m Lee con atención las siguientes historias... Y averigua una vez más si puedes fiarte de tus sentidos.
  36. 36. ¿Puedes creer lo que ves? L a b p s i c o . c o m HISTORIA 1: Al atardecer me gusta dar largos paseos por la playa. El de ayer fue especialmente divertido, porque conseguí hacer un nuevo amigo, algo que no se puede decir todos los días. Caminaba yo distraído, admirando los naranjas del ocaso sobre el mar, cuando crucé los ojos con una de las miradas más profundas que he visto en mi vida. Aquel perrito parecía totalmente perdido, dando vueltas por la playa y muerto de hambre. Cuando reanudé mi camino, escuché sus pisadas tras las mías y advertí su desesperación, aunque su expresión era aparentemente juguetona y cordial.
  37. 37. ¿Puedes creer lo que ves? L a b p s i c o . c o m
  38. 38. ¿Puedes creer lo que ves? L a b p s i c o . c o m Tras meditarlo unos minutos, me decidí a llevarlo a casa. Allí le preparé un cuenco de agua que apuró en un abrir y cerrar de ojos. Mis hijos no dejaban de abrazarlo y mirarlo boquiabiertos: nunca habían tenido una mascota. Todavía no le hemos puesto un nombre, pero definitivamente creo que ese perro se ha convertido en un miembro más de la familia.
  39. 39. ¿Puedes creer lo que ves? L a b p s i c o . c o m
  40. 40. ¿Puedes creer lo que ves? L a b p s i c o . c o m HISTORIA 2: Los días en el pueblo pasan apacibles y tranquilos, sobre todo en esos días de verano cuando no hay nada que hacer y a uno le gustaría quedarse más tiempo en la cama. Pero pese a estas cómodas pretensiones, siempre suele ocurrir algo que perturba mi paz. En esta ocasión la molestia vino de la mano de un insolente pajarraco carpintero que ha tenido la idea de instalarse en el árbol próximo a mi ventana. Con su aspecto de rockero con cresta despeinada y su afición cantarina, se ha empeñado en interrumpir mi descanso a toda costa.
  41. 41. ¿Puedes creer lo que ves? L a b p s i c o . c o m
  42. 42. ¿Puedes creer lo que ves? L a b p s i c o . c o m Todavía no he pensado la manera de deshacerme de él, pero pese a todas las molestias que me produce preferiría evitar hacerle el mínimo daño. Al fin y al cabo, parte del encanto de la vida rural reside en estas pequeñas cosas, ¿verdad?
  43. 43. ¿Puedes creer lo que ves? L a b p s i c o . c o m
  44. 44. ¿Puedes creer lo que ves? L a b p s i c o . c o m ¿Has detectado algo extraño en la segunda imagen de cada historia? Historia 1 (perro) Historia 2 (pájaro)
  45. 45. ¿Puedes creer lo que ves? L a b p s i c o . c o m De hecho, esas dos imágenes que has visto son la misma imagen, y además deliberadamente ambigua en su interpretación: ¿representa a un perro, o a un pájaro loco? Historia 1 (perro) Historia 2 (pájaro) Hay personas que inmediatamente dan uno de estos dos significados a la imagen.
  46. 46. ¿Puedes creer lo que ves? L a b p s i c o . c o m <ul><li>Nuestra interpretación de los datos ambiguos está a menudo guiada por nuestro conocimiento previo . </li></ul><ul><li>En esta ocasión tu percepción puede haber estado influida por el hecho de estar leyendo una historia sobre perros, y haber visto el dibujo de un perro. Todo eso te puede invitar poderosamente a interpretar una imagen ambigua como si fuera un perro . </li></ul><ul><li>Lo mismo puede suceder con la historia número dos, pero encontrando un pájaro en vez de un perro. </li></ul>
  47. 47. L a b p s i c o . c o m
  48. 48. Letras y números L a b p s i c o . c o m
  49. 49. <ul><li>Lee los siguientes símbolos: </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  50. 50. <ul><li>¿Lo que has leído era una serie de letras? </li></ul>L a b p s i c o . c o m Continúa y verás
  51. 51. <ul><li>Lee los siguientes símbolos : </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  52. 52. <ul><li>¿Lo que has leído era una serie de números? </li></ul>L a b p s i c o . c o m ¿Te has dado cuenta de algo extraño?
  53. 53. L a b p s i c o . c o m ¿Te has fijado en que la letra B y el número 13 son idénticos?
  54. 54. <ul><li>El contexto determina c ó mo percibimos: Veremos una letra B en aquellas series que están formadas por letras y un 13 en aquellas formadas por números. </li></ul><ul><li>A diario estamos expuestos a muchos datos y estímulos ambiguos a los que debemos dar sentido. No siempre son estímulos visuales, también pueden ser verbales o comportamentales. </li></ul><ul><li>Por ejemplo, la palabra banco la interpretaremos de formas muy diferentes según el contexto, y los gritos de una persona significan algo muy diferente en un estadio de futbol que en un centro psiquiátrico. </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  55. 55. L a b p s i c o . c o m
  56. 56. ¡Qué cara tienes! L a b p s i c o . c o m
  57. 57. <ul><li>La percepción que tenemos de las cosas no sólo depende de lo que vemos, sino también de cómo queremos verlo. </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  58. 58. <ul><li>¿ Dónde ves la cara rosa del cubo ? </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  59. 59. <ul><li>Puede corresponder con la cara que aparece en primer plano.... </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  60. 60. <ul><li>... o puede corresponder a la cara que está mas al fondo. </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  61. 61. <ul><li>Si la forma en que vemos el cubo sólo dependiese de nuestros ojos, sólo veríamos el lado rosa en una de las dos posiciones. </li></ul><ul><li>Lo que nos permite ver ambas posiciones alternativamente es nuestra capacidad para organizar y dar sentido a lo que vemos. </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  62. 62. L a b p s i c o . c o m
  63. 63. A veces veo círculos L a b p s i c o . c o m
  64. 64. A veces veo círculos <ul><li>En la siguiente diapositiva van a aparecer unos círculos de colores con una pequeña cruz en el centro. </li></ul><ul><li>Tu tarea es mirar a la cruz durante un tiempo (30 segundos). </li></ul><ul><li>Después la imagen desparecerá sola, pero tú sigue mirando a la cruz. </li></ul><ul><li>Pasa a la siguiente diapositiva cuando estés preparado. </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  65. 65. L a b p s i c o . c o m
  66. 66. L a b p s i c o . c o m Haz click para continuar
  67. 67. Post-imagen de color <ul><li>¿A qué has visto unos círculos amarillos y rosas cuando ya no había nada? </li></ul><ul><li>Este fenómeno de la percepción se denomina post-imagen de color . </li></ul><ul><li>Cuando vemos una imagen de un color intenso durante mucho tiempo, las neuronas que se encargan de procesar esta información se fatigan. Cuando se presenta después el fondo blanco, estas células están fatigadas y esto hace que se vea el color complementario. </li></ul><ul><li>Por ejemplo, cuando las neuronas encargadas del verde se fatigan, perciben el fondo blanco como rojo o rosáceo; lo mismo ocurre con el azul, tras el que se verá amarillo y viceversa. </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  68. 68. L a b p s i c o . c o m
  69. 69. Efecto McCollough L a b p s i c o . c o m
  70. 70. <ul><li>Esta prueba deberás realizarla </li></ul><ul><li>en una habitación oscura, mirando </li></ul><ul><li>fijamente la pantalla </li></ul>L a b p s i c o . c o m ¿ Has apagado las luces?
  71. 81. ¿Te has fijado en que esto parece más rosa... ...y esto más verde? ¿Verdad que sólo el círculo central se ve totalmente blanco?
  72. 82. ¿Has visto rosa en las rayas blancas horizontales y verde en las rayas verticales? <ul><li>Si no es así... </li></ul>L a b p s i c o . c o m ¡Inténtalo de nuevo!
  73. 83. Efecto McCollough <ul><li>La ilusión óptica que acabas de experimentar se denomina Efecto McCollough. </li></ul><ul><li>Es un efecto complejo relacionado con las post-imágenes de color que ya te hemos mostrado anteriormente, y con algunos principios de aprendizaje. </li></ul><ul><li>Ya sabes que cuando los ojos se fatigan de ver el color verde tienden a ver de color rosa sobre un fondo blanco, y viceversa. </li></ul><ul><li>En este caso, como el color verde aparece siempre en horizontal, nuestro sistema visual aprende a proyectar su postimagen rosa sobre todos los patrones horizontales. </li></ul><ul><li>Como el color rosa aparece siempre en vertical, aprendemos a ver su post-imagen verde en todos los patrones verticales. </li></ul><ul><li>Por eso en la última diapositiva tendemos a ver las barras horizontales como rosas y las verticales como verdes. Sólo el círculo blanco, con el que no tenemos ninguna experiencia previa, podremos verlo realmente blanco. </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  74. 84. L a b p s i c o . c o m
  75. 85. ¡Era una ración enana! Efectos de contraste en la percepción del tamaño L a b p s i c o . c o m
  76. 86. L a b p s i c o . c o m ¿Cual de las bolas centrales es más grande?
  77. 87. L a b p s i c o . c o m Son idénticas… Compruébalo
  78. 88. L a b p s i c o . c o m Prueba de nuevo En la percepción del tamaño se producen efectos de contraste Según con qué lo compares, parecerá grande o pequeño
  79. 89. El tamaño que percibimos es subjetivo… <ul><li>Este efecto se conoce como ilusión de Titchener </li></ul><ul><li>Aprendemos a tomar referencias para estimar a ojo el tamaño de las cosas. Así evitamos tener que andar todo el día midiendo con precisión... </li></ul><ul><li>Normalmente este sistema nos funciona bien, es muy práctico, pero también nos lleva a grandes errores. Nunca podemos estar 100% seguros de lo que vemos o de cómo lo interpretamos... </li></ul><ul><li>Además, es fácil “engañar” a nuestro sistema perceptivo y hacerle creer, por ejemplo, que algo es más grande de lo que es en realidad... </li></ul><ul><li>¿Se te ocurre algún ejemplo? </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  80. 90. L a b p s i c o . c o m ¿Qué vajilla usarías para una dieta de adelgazamiento? ¡La gamba parece toda una langosta al ponerla en el plato pequeño!
  81. 91. L a b p s i c o . c o m
  82. 92. Las comparaciones son odiosas Efectos de contraste en la percepción del color L a b p s i c o . c o m
  83. 93. ¿Qué círculo es más oscuro? L a b p s i c o . c o m B A La mayoría de la gente suele decir que es el B
  84. 94. Son idénticos, compruébalo L a b p s i c o . c o m B A
  85. 95. Todo es relativo <ul><li>Los efectos de contraste no se dan sólo con el tamaño o con el color. Se dan también con el sabor de los alimentos y, en general, con cualquier cosa o persona que pueda ser “más ... que” (más grande, más oscura, más alta, más dulce, más tierna, más simpática...) </li></ul><ul><li>¡Todo depende de con qué (o con quién) lo compares! </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  86. 96. Las comparaciones son odiosas <ul><li>Los efectos de contraste se deben a una funcionalidad muy práctica que utiliza nuestra mente para responder de manera rápida e intuitiva a los millones de estímulos ante los que necesita responder a diario casi sin pensar </li></ul><ul><li>No podemos estar todo el día registrando con precisión de relojero el tamaño de las cosas, su luminosidad, longitud de onda, textura, dulzura, amargor... </li></ul><ul><li>Por ello, y para “atajar” en nuestras estimaciones de forma práctica y sencilla, tomamos referencias: algo es oscuro o alto o dulce... ¡Según lo que tenga alrededor! </li></ul><ul><li>Por tanto, no te confíes: </li></ul><ul><ul><ul><li>Nuestra mente tiende siempre a comparar las cosas (y las personas) </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>Pero las comparaciones nos pueden llevar a terribles errores </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>En el fondo, todo es cuestión de estar alerta </li></ul></ul></ul>L a b p s i c o . c o m
  87. 97. L a b p s i c o . c o m
  88. 98. El mundo del aprendizaje ...y cómo a veces podemos llegar a conclusiones no muy acertadas L a b p s i c o . c o m
  89. 99. El mundo del aprendizaje L a b p s i c o . c o m Te proponemos leer la siguiente historia y responder a las preguntas que van a aparecer después.
  90. 100. El mundo del aprendizaje L a b p s i c o . c o m En mi vecindario son varios los habitantes que tienen un perro. Yo nunca he tenido esa suerte, a pesar de vivir en una zona residencial muy apta para ello. Dado que muy a menudo los dueños de los perros no tienen tiempo para sacarlos a pasear, gustosamente he encontrado la manera de sacar provecho, ofreciéndome como “paseador” oficial. A veces, incluso, me llevo alguno de los animales a mi casa y así juego con él como si fuera mi propia mascota.
  91. 101. El mundo del aprendizaje L a b p s i c o . c o m Lástima que esta historia no esté libre de incidentes. El otro día, sin ir más lejos, la camiseta favorita de mi hermana apareció deshecha a mordiscos. Resultó que el día anterior yo había traído a mi casa a Cusco , el perro de uno de los vecinos. Cusco
  92. 102. El mundo del aprendizaje L a b p s i c o . c o m No tardó mucho en repetirse una escena similar cuando, a los pocos días, estuve jugando en mi casa con Cusco y con otro de los perros del vecindario, Pancho . Esta vez aparecieron mordisqueadas las cortinas de la habitación de mis padres. + Pancho Cusco
  93. 103. El mundo del aprendizaje L a b p s i c o . c o m Todo lo ocurrido me ha hecho replantearme esta costumbre de traerme los perros a mi casa. No me gustaría aguantar otra reprimenda por parte de mi familia. Pero el caso es que no he podido resistirme y hoy he traído a Pancho para jugar sólo un ratito con él. Pancho ? Con toda la información que has visto, ¿tú crees que fue Pancho el que rompió las cortinas?
  94. 104. El mundo del aprendizaje L a b p s i c o . c o m <ul><li>Si has respondido que no hay razón para desconfiar de Pancho, probablemente estés pensando que Cusco ha sido el culpable de todos los destrozos, incluyendo el segundo , en el que tanto Cusco como Pancho estaban en la casa. Es probable que pienses así debido a que el primer incidente tuvo lugar en una visita de Cusco sin que estuviera presente otro sospechoso. </li></ul><ul><li>Pero tal vez debas dedicar unos momentos a meditar tu decisión. ¿ Seguro que Cusco tiene que ser el culpable del segundo incidente , cuando los dos perros estaban en la casa? </li></ul>
  95. 105. El mundo del aprendizaje L a b p s i c o . c o m <ul><li>La secuencia de los acontecimientos que te hemos contado se parece mucho al “ bloqueo ”, un efecto de aprendizaje muy estudiado por los psicólogos en multitud de experimentos. </li></ul><ul><li>En todo efecto de bloqueo se distinguen dos fases . En la primera, un estímulo parece ser la causa de una determinada consecuencia: en este caso, Cusco ha producido un destrozo . </li></ul>Cusco
  96. 106. El mundo del aprendizaje L a b p s i c o . c o m <ul><li>En la segunda fase, el mismo estímulo aparece en combinación con otro (“Cusco + Pancho”), los dos van seguidos del desastre. </li></ul><ul><li>Según los psicólogos, el conocimiento previo acerca del primer estímulo (“Cusco ha destrozado un objeto en mi casa”) dificulta el aprendizaje acerca del estímulo introducido en la segunda fase . Lo cierto es que si los dos estuvieron en mi casa el segundo día, tanto Cusco como Pancho podrían haber sido los culpables, pero lo que sabemos previamente sobre Cusco nos invita a echarle la culpa. </li></ul>+ Pancho Cusco
  97. 107. El mundo del aprendizaje <ul><li>Este fenómeno del bloqueo ocurre en muchas situaciones de la vida diaria. Por ejemplo: </li></ul><ul><ul><ul><li>Prejuicios: ¿Por qué atribuimos un robo a la raza y no a otras causas, como la pobreza? </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>Búsqueda de las causas de un accidente: ¿Por qué lo atribuimos al conductor y no a la lluvia? </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>Búsqueda de causas de un malestar: ¿Por qué atribuimos el malestar gástrico a un alimento y no a otro? </li></ul></ul></ul>L a b p s i c o . c o m
  98. 108. L a b p s i c o . c o m
  99. 109. Sopa de números L a b p s i c o . c o m
  100. 110. Sopa de números <ul><li>A continuación verás una serie de tablas con números como la que aparece al lado. </li></ul><ul><li>No vas a tener tiempo de memorizar lo que pone en cada tabla. </li></ul><ul><li>Confórmate con mirarla el tiempo que puedas. </li></ul>L a b p s i c o . c o m 2 4 2 6 2 5 9 0 2 5 3 1 5 8 7 1
  101. 111. Sopa de números <ul><li>Cuando los números desaparezcan, se presentará un recuadro naranja como éste en algún lugar de la tabla. </li></ul><ul><li>Tu tarea es intentar recordar qué números estaban ahí. </li></ul><ul><li>¿Estás preparado? </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  102. 112. Ejemplo de prueba L a b p s i c o . c o m
  103. 113. Ejemplo de prueba L a b p s i c o . c o m 5 0 1 8 3 7 3 7 2 7 9 6
  104. 114. Ejemplo de prueba L a b p s i c o . c o m ¿Recuerdas lo que había ahí? ¡Vamos! ¡Seguro que te acuerdas de algún número!
  105. 115. Ejemplo de prueba L a b p s i c o . c o m Esto es lo que había 5 0 1 8
  106. 116. <ul><li>¡¡Probemos de nuevo unas cuantas veces!! </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  107. 117. L a b p s i c o . c o m
  108. 118. L a b p s i c o . c o m 6 1 2 9 4 2 2 9 1 3 5 7
  109. 119. L a b p s i c o . c o m
  110. 120. L a b p s i c o . c o m 4 2 2 9
  111. 121. L a b p s i c o . c o m
  112. 122. L a b p s i c o . c o m 8 3 5 2 7 5 6 0 3 2 1 8
  113. 123. L a b p s i c o . c o m
  114. 124. L a b p s i c o . c o m 8 3 5 2
  115. 125. L a b p s i c o . c o m
  116. 126. L a b p s i c o . c o m 2 5 0 0 7 6 2 4 9 3 2 1
  117. 127. L a b p s i c o . c o m
  118. 128. L a b p s i c o . c o m 9 3 2 1
  119. 129. L a b p s i c o . c o m
  120. 130. L a b p s i c o . c o m 0 3 8 7 4 3 0 2 5 9 8 7
  121. 131. L a b p s i c o . c o m
  122. 132. L a b p s i c o . c o m 0 3 8 7
  123. 133. L a b p s i c o . c o m
  124. 134. L a b p s i c o . c o m 3 6 2 1 8 7 4 5 0 4 2 3
  125. 135. L a b p s i c o . c o m
  126. 136. L a b p s i c o . c o m 8 7 4 5
  127. 137. Memoria visual <ul><li>Es posible que no hayas recordado todos los números, pero seguro que en cada ocasión has recordado unos cuantos. </li></ul><ul><li>Piensa que si has recordado la mitad de los números de una fila, entonces probablemente también habrías podido recordar la mitad de los otros números por los que no se te ha preguntado, lo cual no está nada mal teniendo en cuenta que sólo te han dejado ver los números un segundo. </li></ul><ul><li>Eso implica que tu memoria visual tiene una capacidad de almacenamiento impresionante. ¡Seguro que mayor de lo que habrías pensado! </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  128. 138. L a b p s i c o . c o m
  129. 139. ¿Puedes recordarlo tal y como ocurrió? L a b p s i c o . c o m
  130. 140. La memoria y sus curiosidades <ul><li>Tienes 30 segundos para leer despacio las palabras que aparecerán a la izquierda, e intentar memorizarlas todas. </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  131. 141. La memoria y sus curiosidades <ul><li>sueño </li></ul><ul><li>descanso </li></ul><ul><li>despierto </li></ul><ul><li>cama </li></ul><ul><li>cansado </li></ul><ul><li>despertador </li></ul><ul><li>ronquido </li></ul><ul><li>manta </li></ul><ul><li>despertar </li></ul><ul><li>almohada </li></ul><ul><li>bostezo </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  132. 142. La memoria y sus curiosidades <ul><li>cansado </li></ul><ul><li>martillo </li></ul><ul><li>trampa </li></ul><ul><li>cama </li></ul><ul><li>sueño </li></ul><ul><li>vegetal </li></ul><ul><li>imagen </li></ul><ul><li>manta </li></ul><ul><li>despertar </li></ul><ul><li>adormilado </li></ul><ul><li>bostezo </li></ul><ul><li>Ahora intenta buscar en esta lista todas las palabras que has memorizado. ¿Puedes recordarlas todas? </li></ul>L a b p s i c o . c o m <ul><li>dormir </li></ul><ul><li>descanso </li></ul><ul><li>despierto </li></ul><ul><li>casa </li></ul><ul><li>pesadez </li></ul><ul><li>despertador </li></ul><ul><li>ronquido </li></ul><ul><li>dormido </li></ul><ul><li>altavoz </li></ul><ul><li>almohada </li></ul><ul><li>tranquilo </li></ul>
  133. 143. La memoria y sus curiosidades <ul><li>cansado </li></ul><ul><li>martillo </li></ul><ul><li>trampa </li></ul><ul><li>cama </li></ul><ul><li>sueño </li></ul><ul><li>vegetal </li></ul><ul><li>imagen </li></ul><ul><li>manta </li></ul><ul><li>despertar </li></ul><ul><li>adormilado </li></ul><ul><li>bostezo </li></ul>L a b p s i c o . c o m <ul><li>dormir </li></ul><ul><li>descanso </li></ul><ul><li>despierto </li></ul><ul><li>casa </li></ul><ul><li>pesadez </li></ul><ul><li>despertador </li></ul><ul><li>ronquido </li></ul><ul><li>dormido </li></ul><ul><li>altavoz </li></ul><ul><li>almohada </li></ul><ul><li>tranquilo </li></ul>Ahora, déjanos adivinar: Seguro que NO has marcado las siguientes palabras: ¿Vamos bien? Pero también hay una serie de palabras que probablemente hayas marcado...
  134. 144. La memoria y sus curiosidades <ul><li>cansado </li></ul><ul><li>martillo </li></ul><ul><li>trampa </li></ul><ul><li>cama </li></ul><ul><li>sueño </li></ul><ul><li>vegetal </li></ul><ul><li>imagen </li></ul><ul><li>manta </li></ul><ul><li>despertar </li></ul><ul><li>adormilado </li></ul><ul><li>bostezo </li></ul><ul><li>¿Has señalado las palabras “adormilado” , “dormir” y “dormido” ? </li></ul>L a b p s i c o . c o m <ul><li>dormir </li></ul><ul><li>descanso </li></ul><ul><li>despierto </li></ul><ul><li>casa </li></ul><ul><li>pesadez </li></ul><ul><li>despertador </li></ul><ul><li>ronquido </li></ul><ul><li>dormido </li></ul><ul><li>altavoz </li></ul><ul><li>almohada </li></ul><ul><li>tranquilo </li></ul>Si es así, debes saber que no estaban en la lista original .
  135. 145. La memoria y sus curiosidades <ul><li>sueño </li></ul><ul><li>descanso </li></ul><ul><li>despierto </li></ul><ul><li>cama </li></ul><ul><li>cansado </li></ul><ul><li>despertador </li></ul><ul><li>ronquido </li></ul><ul><li>manta </li></ul><ul><li>despertar </li></ul><ul><li>almohada </li></ul><ul><li>bostezo </li></ul><ul><li>Compruébalo tú mismo: “adormilado”, “dormir” y “dormido” no aparecen en la lista original de palabras. </li></ul>L a b p s i c o . c o m ? ? ¿Qué ha pasado?
  136. 146. La memoria y sus curiosidades <ul><li>La explicación reside en que la recuperación de la información es un proceso activo . </li></ul><ul><li>Todas las palabras de la primera lista que has memorizado guardaban una relación de significado: todas tenían que ver con el sueño. Para facilitar el recuerdo, tu cerebro almacena las palabras mediante categorías . En este caso, la categoría es ese significado común a todas las palabras de la primera lista. </li></ul><ul><li>En la segunda lista recuperaste esa categoría de significado y probablemente creíste recordar palabras que no habías visto antes , pero que pertenecen a esa categoría. </li></ul><ul><li>Por esta razón, cuando tuviste delante la segunda lista, de la que debías seleccionar las palabras que recordabas, seguramente mostraste una tendencia a escoger algunas palabras como “dormir” y “dormido”, que en realidad eran totalmente nuevas, pero compartían el significado de las anteriores palabras. </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  137. 147. La memoria y sus curiosidades <ul><li>Este y otros efectos de la psicología de la memoria nos muestran que, a veces, las personas tenemos recuerdos muy vívidos y reales que, sin embargo, pueden no guardar mucho parecido con la realidad. Así que toma nota. </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  138. 148. L a b p s i c o . c o m
  139. 149. Cuando las ilusiones se suman L a b p s i c o . c o m
  140. 150. ¿Puedes creer que el cuadro A y el B son del mismo color? L a b p s i c o . c o m
  141. 151. Compruébalo... L a b p s i c o . c o m
  142. 152. ¿Otra vez? L a b p s i c o . c o m
  143. 153. Suma de ilusiones <ul><li>Este ajedrez muestra un fenómeno muy conocido, creado por Edward H. Adelson. Es una ilusión especialmente fuerte porque en ella se suman 3 conocidos efectos psicológicos: </li></ul><ul><ul><ul><li>Efecto de contraste: El cuadro B parece más claro por estar rodeado de cuadros oscuros. </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>También parece más claro porque, según el dibujo, está en sombra. Esto nuestro cerebro lo interpreta fácilmente: si parece oscuro, esto es sólo una apariencia, debido a la sombra. Por tanto, el cerebro concluye que el cuadro B tiene que ser incluso más claro de lo que parece. </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>Nuestra experiencia previa con tableros de ajedrez también le indica a nuestro cerebro que el cuadro B tiene que ser por fuerza un cuadro blanco. </li></ul></ul></ul>L a b p s i c o . c o m
  144. 154. <ul><li>Imagina que estás en un juicio. ¿Te atreverías a afirmar que el coche que viste era oscuro? </li></ul>L a b p s i c o . c o m
  145. 155. L a b p s i c o . c o m
  146. 156. NQ TF ELFS ... Suponemos que a estas alturas ya habrás aprendido a no fiarte de las apariencias, ¿verdad? L a b p s i c o . c o m
  147. 157. NQ TF ELFS L a b p s i c o . c o m Sin comentarios...
  148. 158. L a b p s i c o . c o m En serio: No te fíes...
  149. 159. F I N
  150. 160. Copyright © 2006 Helena Matute, Miguel A. Vadillo, Cristina Orgaz, y Fernando Blanco. Estás autorizado a utilizar y distribuir estos archivos siempre que mantengas intacto su contenido, incluyendo esta nota y su procedencia (Laboratorio de Psicología del Aprendizaje de la Universidad de Deusto, http://www.labpsico.com ).  Se prohíbe expresamente cualquier utilización comercial de este producto sin el permiso explícito de los autores. Labpsico.com Inicio CD

×