Para el 23 de agosto de 2014
La iglesia
PARA ESTA SEMANA: Deuteronomio 32:4; Salmo 28:1; Juan 17; Juan
15:1-5; Mateo 7:1-5...
CRISTO: LA BASE DE LA IGLESIA
La iglesia y sus miembros solo pueden ser tan fuertes y sólidos como
lo sea su piedra angula...
LUNES
18Agosto
+ =----1 -
A
08
El llamado de Cristo a la unidad (Juan 17:1-19)
La unidad de la iglesia se extiende más all...
Poco antes de su crucifixión, Cristo explicó a sus discípulos cómo podían
mantenerse unidos en él. "En esta última reunión...
MIÉRCOLES
20Agosto
9a
A
nn
En Juan 17:21, Jesús ora por los miembros de iglesia "para que todos
sean uno". Sin embargo, po...
RESTAURAR LA UNIDAD DE LA IGLESIA
La falta de unidad de la iglesia está presente en todo el mundo, y son
muchos los factor...
VIERNES RECUERDA
A través del ejemplo de una vid, Jesús ¡lustró el gobierno divino traba­
jando para producir buenos fruto...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lección 8 | Joven | La Iglesia | Escuela Sabática Tercer trimestre 2014

366 visualizaciones

Publicado el

Lección 8 | Joven | La Iglesia | Escuela Sabática Tercer trimestre 2014
http://escuelasabatica.es/

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
366
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
88
Acciones
Compartido
0
Descargas
7
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Lección 8 | Joven | La Iglesia | Escuela Sabática Tercer trimestre 2014

  1. 1. Para el 23 de agosto de 2014 La iglesia PARA ESTA SEMANA: Deuteronomio 32:4; Salmo 28:1; Juan 17; Juan 15:1-5; Mateo 7:1-5; 5:23, 24; 18:15-18. TEXTO CLAVE: “ No ruego solo por estos. Ruego también por los que han de creer en mí por el mensaje de ellos, para que todos sean uno. Padre, así como tú estás en mí y yo en ti, permite que ellos también estén en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado" (Juan 17:20, 21). PREVIEW SA BAD O IR1 % Jr I a enciclopedia W ikipedia define la piedra angular como "la piedra, Agosto I usualmente de gran tamaño, que se colocaba en una esquina para 1 darle rigidez, al sostener o unir dos grandes lienzos de muro".' ■■■Podemos notar dos cosas en esta definición. Una piedra angular es grande. Un sinónimo es "roca", lo que implica fuerza y durabilidad. Una piedra angular se ubica en la base del edificio. Esto da dirección a la estructura entera, porque todos los otros elementos de la construcción surgen de allí. La iglesia de Cristo debería ser una institución de transformación es­ piritual y excelencia moral. Cristo mismo puso la piedra angular de la iglesia en presencia de sus discípulos. La base de la iglesia se estableció y bendijo con la declaración de Pedro de que Jesús era Cristo, el Hijo del Dios viviente (Mat. 16:16-18). En consecuencia, el objetivo de nuestro estudio esta semana es aprender más sobre la participación personal de Cristo en establecer su iglesia, y ayudarla a brillar en un mundo de oscuridad. Como miembros de iglesia, reconozcamos como Pedro cómo sostener y glorificar a la Piedra Angular sobre la cual construimos nuestro carácter cristiano. 1"Piedra angular", consultado el 21 de noviembre de 2013 en http://es.wikipedia.org/wiki/Piedra_angular 54 / Lección para jóvenes
  2. 2. CRISTO: LA BASE DE LA IGLESIA La iglesia y sus miembros solo pueden ser tan fuertes y sólidos como lo sea su piedra angular. Es por eso que es tan importante reconocer que Cristo es la Piedra Angular de la iglesia. El mundo de hoy cambia constantemente, y algunos de esos cambios pueden distraer fácilmente a los miembros de iglesia de su trabajo como cristianos. La tecnología avanza, y algunos de esos avances facilitan y mejoran nuestra vida. Sin embargo, no podemos permitir que estos avances nos alejen del objetivo máximo de la iglesia: ganar personas para Cristo y recibir el cuidado de Dios. La iglesia no debería construir su vida sobre riquezas, seguridad o fama, sino que debería elevar a Cristo como la piedra angular de su existencia. El Salvador estableció la iglesia cristiana fundándola sobre sí mismo, la Roca Viviente. Su propio cuerpo sería sacrificado por los pecados del mundo; la Roca sería herida. Nada puede prevalecer contra una iglesia construida sobre el sólido fundamento que él provee. Cuando aceptamos a Cristo y comenzamos nuestro viaje con la iglesia, la Biblia explica que "ya no son extraños ni extranjeros, sino conciuda­ danos de los santos y miembros de la familia de Dios, edificados sobre el fundamento de los apóstoles y los profetas, siendo Cristo Jesús mismo la piedra angular" (Efe. 2:19, 20). Con esto en mente, la iglesia no puede lograr ningún progreso espiritual si no mantiene las enseñanzas de Jesús en todas sus actividades. El Salvador que venció a Satanás, la muerte, el infierno y la tumba es el capitán de nuestra salvación, y la iglesia debiera asegurarse de que su vida dependa completamente de Cristo, como su fundamento. Así como Pedro confesó que Cristo es el Mesías, se espera que nosotros le digamos al mundo que Cristo vive y es la esencia de nuestra esperanza, como iglesia remanente. La iglesia que se afirma en la Roca nunca se cansará, sino que será como una próspera rama de vid: una rama que da mucho fruto. Aunque el mundo está lleno de desafíos, estos desa­ fíos pueden afirmar nuestra fe. Cristo puede ayudarnos a sortearlos. Él preparará el camino que caminamos con la iglesia hacia nuestro destino celestial. Con Cristo como el fundamento de la iglesia, tenemos una seguridad audaz y expectante: "A pesar de todo, el fundamento de Dios es sólido y se mantiene firme, pues está sellado con esta inscripción: 'El Señor conoce a los suyos', y esta otra: 'Que se aparte de la maldad todo el que invoca el nombre del Señor'" (2 Tim. 2:19). Biblia en mano ......................................................................... / ¿Cuál es el significado simbólico de "roca" en el Antiguo Testamento? Deut. 32:4; Sal. 28:1; 31:2, 3; 42:9; 62:2; Isa. 17:10. I ¿Por qué es tan importante saber que la iglesia, aunque a veces parezca débil, está fundada sobre Cristo mismo? Lección para jóvenes / 55 DOMINGO 17Agosto <P A
  3. 3. LUNES 18Agosto + =----1 - A 08 El llamado de Cristo a la unidad (Juan 17:1-19) La unidad de la iglesia se extiende más allá de los perímetros de nues­ tras iglesias locales. Todas las iglesias representan a Cristo, y todos los miembros de iglesia deben abrazar la diversidad al trabajar en armonía unos con otros, en cada aspecto. Es por esto que, antes de dejar a sus discípulos, Cristo oró por los creyentes de entonces y del futuro, para que fueran uno (Juan 17:20, 21). Juan 17 es la oración más larga registrada de Cristo. En poco tiempo, dejaría a sus discípulos y volvería al Padre. Oró para que, en su ausencia, los discípulos continuaran ministrando al mundo. También oró por la unidad de los discípulos, y para que estuviesen conscientes del pecado y la debilidad humana que llenan la Tierra. Cristo cree que todo es posi­ ble, para quienes confían en Dios. ¡Esta oración fue como el "día de la graduación" para los discípulos! Cristo proveyó para nuestra unidad (Juan 15:1-5; 17:20-23) Cuando oró por los discípulos. Cristo no solo hablaba de ellos. Él sabía que ellos plantarían semillas, y que muchas más almas serían cosechadas. La ilustración de la vid y los pámpanos tiene el propósito de enseñarles a todos los cristianos la interconexión que debiera haber en la familia de la iglesia. Se espera que, al testificar al mundo, los cristianos dependan de Cristo de la misma manera como Cristo dependió de Dios durante su misión en la Tierra. Dependiendo de él, los seguidores de Cristo traerán más frutos. Es por eso que oró para que todos los creyentes "alcancen la perfección en la unidad, y así el mundo reconozca que tú me enviaste y que los has amado a ellos tal como me has amado a mí" (Juan 17:23). No hay nada que podamos lograr, si no permanecemos en Dios y en Cristo, el Hijo. Esto es tanto una lección como una advertencia para todos los cristianos. Lo que sea que intentemos lograr por nuestra propia cuenta, ya sea como individuos o como iglesia, es una tarea inútil que, simplemente, muestra cuán lejos estamos de nuestra Fuente de ayuda y poder. Por eso estan importante que sostengamos lo que nos une, y dejemos de lado lo que nos divide. Todos somos diferentes de una manera u otra, pero el arco iris de nuestra diversidad es más hermoso todavía, gracias a lo que nos une. Biblia en mano ....... ................................ ............................ ! Lee Juan 17. ¿Cuál fue el pedido de oración principal de Jesús al Padre, en relación con los creyentes? Leer especialmente los versículos 21 al 23. j Muchas veces, la unidad se ve amenazada simplemente por el egoísmo. ¿De qué manera podemos asegurarnos de no poner en peligro la unidad sin una razónjustificable? INGREDIENTES PARA LA UNIDAD DE LA IGLESIA 56 / Lección para jóvenes
  4. 4. Poco antes de su crucifixión, Cristo explicó a sus discípulos cómo podían mantenerse unidos en él. "En esta última reunión con sus discípulos, el gran deseo que Cristo expresó para ellos era que se amasen unos a otros, como él los había amado. En varias ocasiones habló de eso. 'Esto os mando -dijo repetidas veces-: Que os améis los unos a los otros'. Su primer mandato, cuando estuvo a solas con ellos en el aposento alto, fue: 'Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros: como os he amado, que también os améis los unos a los otros'. Para los discí­ pulos, este mandamiento era nuevo; porque no se habían amado unos a otros como Cristo los había amado. Él veía que nuevas ideas e impulsos debían gobernarlos; que debían practicar nuevos principios; por su vida y su muerte iban a recibir un nuevo concepto del amor. El mandato de amarse unos a otros tenía nuevo significado a la luz de su abnegación. Toda la obra de la gracia es un continuo servicio de amor, de esfuerzo desinteresado y abnegado. Durante toda hora de la estadía de Cristo en la tierra, el amor de Dios fluía de él en raudales incontenibles. Todos los que sean dotados de su Espíritu amarán como él amó. "Este amor es la evidencia de su discipulado. 'En esto conocerán todos que sois mis discípulos -dijo Jesús-, si tuviereis amor los unos por los otros'. Cuando los hombres no están vinculados por la fuerza o los inte­ reses propios, sino por el amor, manifiestan la obra de una influencia que está por encima de toda influencia humana. Donde existe esta unidad, constituye una evidencia de que la imagen de Dios se está restaurando en la humanidad, que ha sido implantado un nuevo principio de vida. Muestra que hay poder en la naturaleza divina para resistir a los agentes sobrenaturales del mal, y que la gracia de Dios subyuga el egoísmo inhe­ rente en el corazón natural. "Este amor, manifestado en la iglesia, despertará seguramente la ira de Satanás. Cristo no trazó a sus discípulos una senda fácil. 'Si el mundo os aborrece -dijo-, sabed que a mí me aborreció antes que a vosotros'" (DTG 631,632). EL AMOR: LA LLAVE PARA LA UNIDAD DE LA IGLESIA Biblia en mano / ¿Cuál es el fundamento de la unidad que pidió Jesús para su iglesia? Juan 17:23; Juan 15:1-5. Lección para jóvenes / 57 MARTES 19Agosto c A fifí
  5. 5. MIÉRCOLES 20Agosto 9a A nn En Juan 17:21, Jesús ora por los miembros de iglesia "para que todos sean uno". Sin embargo, podemos observar, en los diversos problemas que las iglesias tienen hoy, que Satanás utiliza astutamente nuestras de­ bilidades para causar divisiones. Cristo sabe que hay fuerza en la unidad. Por otro lado, sin unidad es fácil que Satanás tome el control. Por eso es importante que cada miembro de iglesia ayude a construir y mantener la unidad de la iglesia, de las siguientes maneras: Absteniéndose dejuzgara otros miembros de iglesia. Mantener la unidad en la iglesia no siempre es fácil. Hay muchos obstáculos. Pero Cristo nos advierte sobre juzgar a otros (Mat. 7:1,2). Cuando juzgamos a otros, esta­ mos diciendo que nuestra propia perspectiva es la verdad y que tenemos razón en todo lo que decimos y hacemos. Como cristianos, se espera que escuchemos las opiniones de otros y consideremos una crítica positiva. Adoptando el trabajo en equipo. Considera cómo cada miembro de iglesia es talentoso en diferentes aspectos. La unidad de la iglesia se basa en la diversidad de sus miembros, en lo que pueden hacer para el creci­ miento y el éxito de la misma. La Biblia presenta métodos para resolver problemas de una manera amigable. Nos insta a dejar de criticar a quien se sienta al lado nuestro en el banco de la iglesia y, en lugar de eso, a recordar que cada persona es importante y tiene la misma oportunidad de contribuir al crecimiento de la iglesia. Siendo humildes. Una iglesia llena de miembros orgullosos de sus habilidades y logros es, muy probablemente, una iglesia desunida. En iglesias así, cada miembro se ve a sí mismo como el mejor. El orgullo está controlado básicamente por lo que poseemos, nuestra riqueza en térmi­ nos de calificaciones académicas y profesionales, y la posición social que tenemos. Sin embargo, por sobre todo eso, está la calificación eterna de conocer a Dios y hacer lo que él espera de nosotros. Una de las cosas que Dios requiere es que amemos a nuestro prójimo y a nosotros mismos (Lev. 19:19; Mat. 19:19). Un amor de este tipo promueve la unidad de la iglesia. Puede abrir nuestros ojos para ver a otros, desde la perspectiva de Dios. Biblia en mano .... ! ¿De qué manera las palabras de Jesús registradas en Mateo 7:1 al 5 pueden ayudarnos a evitar divisiones y conflictos en la Iglesia? / No cabe duda alguna: criticar a otros puede hacernos sentir mejor acerca de no­ sotros mismos. ¿Qué sucede, sin embargo, cuando nos comparamos a nosotros mismos con Jesús? OBSTÁCULOS CONTRA LA UNIDAD DE LA IGLESIA 58 / Lección para jóvenes
  6. 6. RESTAURAR LA UNIDAD DE LA IGLESIA La falta de unidad de la iglesia está presente en todo el mundo, y son muchos los factores que contribuyen a reforzarla. Algunos de estos fac- Agosto tores son: una conducción pobre, diferencias tribales, falta de integridad y falta de unidad entre los miembros. Cualquiera sea la causa, es importante que la iglesia restaure su unidad de manera que refleje el carácter de Dios. En muchas iglesias, los miembros parecen más preocupados por los diezmos, la construcción de la iglesia y los programas comunitarios, que por su propio crecimiento y desarrollo espiritual. Pero si los miembros de iglesia no tienen una relación vibrante con Dios, si no están desarrollan­ do el fruto del Espíritu (Gál. 5:22, 23), los programas no harán una gran diferencia. Dejemos de lado los problemas que tenemos con nuestro prójimo, con nuestros hermanos y hermanas dentro y fuera de la iglesia. La iglesia es como una familia. Una manera de desarrollar la unidad de la familia es aprovechar las oportunidades de hacer actividades que unan a todos los miembros de la familia. De la misma manera, podemos restaurar la unidad de la iglesia trabajando juntos: jóvenes y ancianos. Las actividades comunitarias, como visitar a los enfermos en un hospital, comenzar un proyecto comunitario y adorar juntos, pueden promover la unidad de la iglesia a nivel local. Una vez que este proceso comience en el primer nivel, el entusiasmo llegará a los niveles superiores. Cuando les hablaba a sus discípulos, Cristo compartió su deseo de que ellos fueran uno, tratándose unos a otros con amor, para que pudiesen reflejar el amor ¡limitado de Dios. "'Yo soy la Vid, vosotros los pámpanos', dijo Cristo a sus discípulos. Aunque él estaba por ser arrebatado de entre ellos, su unión espiritual con él no había de cambiar. La unión del sarmiento con la vid, dijo, re­ presentaba la relación que habían de sostener con él. El pámpano está injertado en la vid viviente, y fibra tras fibra, vena tras vena, va creciendo en el tronco. La vida de la vid llega a ser la vida del pámpano. Así tam­ bién el alma muerta en delitos y pecados recibe vida por su unión con Cristo" (DTG 629). JU E V E S 21 Biblia en mano ! ¿Por qué la reconciliación con un hermano a quien hemos ofendido es un prerrequisito para la adoración aceptable? Mateo 5:23,24. / ¿Qué tres pasos deberíamos seguir, si alguien nos ha hecho daño? Mateo 18:15-18. j Cuando alguien nos hace daño, ¿por qué, tan a menudo, no seguimos el proce­ dimiento estipulado por Jesús? ¿De qué formas podemos aprender a no permitir que un deseo de venganza nuble nuestros pensamientos? A Lección para jóvenes / 59
  7. 7. VIERNES RECUERDA A través del ejemplo de una vid, Jesús ¡lustró el gobierno divino traba­ jando para producir buenos frutos. El Padre evalúa y determina qué es necesario para que cada rama esté sana. También juzga qué ramas deben O ser removidas. El Hijo es la Vid en el campo del Padre, y provee vida a través de los nutrientes que nosotros, las ramas, necesitamos para crecer. Uno de los frutos más preciosos que el Padre busca entre las ramas es la unidad. Pero sin una conexión real con la Vid, es ilógico que las ramas piensen que podrán sobrevivir, y menos aún, producir el fruto deseado. CONSIDERA » Haz una investigación diferenciando entre los distintos métodos de poda de vides y los resultados de cada proceso. Compara las aplica­ ciones espirituales que puedes tomar de esta información. >>Observa y documenta, por un día, todas las conductas en ti y en otros que contribuyan a la unidad. >>Pídele al Padre que te muestre de qué formas puedes estar contribu­ yendo a un espíritu divisorio en la iglesia. Haz las confesiones apro­ piadas ante Dios. Luego, busca estilos más saludables de relacionarte con otros. » Memoriza Juan 15:5. Repítelo en voz alta, cada vez que estés tentado a hacer algo sin Jesús. » Talla una pequeña rama de madera. Llévala en tu bolsillo o cartera como un recordatorio de tu necesidad de permanecer en Cristo, en todo momento. » Dibuja o pinta dos vides: una con una gran variedad de frutos espiri­ tuales, y otra con una gran falta de frutos. AMPLÍA Mateo 18:15-20; 2 Corintios 6:12; 2 Tesalonicenses 3:1-5. Testimonios para la iglesia, "Unidad cristiana", t. 5, pp. 218-229. 22Agosto Colaboraron esta semarta: George Otieno, Mbita Point, Kenia; Esther Oreso, Homa-Bay, Kenia; TonyPhilip Oreso, Nairobi, Kenia; Seline Khavetsa, Nairobi, Kenia; Bob Collins, Homa-Bay, Kenia; DorothyAwour, Nairobi, Kenia; Lisa Poole, Elbert, Colorado, EE.UU. 60 / Lección para jóvenes

×