rael 11 de julio de 2015
SÁBADO
04Julio
Abraham, el
primer misionero
PARA ESTA SEMANA: Génesis 12:1-3; 14:8-24; Hebreos 11...
EL SIGNIFICADO DE SER
UN MISIONERO HOY
Se puede definir a un misionero como "una persona enviada por una
iglesia a cierta ...
LU N E S
06Julio
7=
A
no
ABRAHAM: EL MISIONERO MODELO
El ejemplo de Abraham nos enseña que la fe es el ladrillo y el morte...
EL LLAMADO A SER MISIONERO
"El mensaje de Dios a Abraham fue: 'Vete de tu tierra y de tu parentela,
y de la casa de tu pad...
MIÉRCOLES
08Julio
EN LAS PISADAS DE ABRAHAM
La decisión de Abraham de ser un misionero deriva de una vida llena
de fe. Cua...
SER UN MISIONERO SIEMPRE,
EN TODO LUGAR
Luego de leer sobre el llamado de Abraham y su trabajo misionero
subsiguiente, deb...
VIERNES
10Julio
RECUERDA
Aunque relativamente pocas personas son llamadas a ser misioneros
en países lejanos, todos somos ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Joven leccion 2 - abraham, el primer misionero

996 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
996
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
496
Acciones
Compartido
0
Descargas
11
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Joven leccion 2 - abraham, el primer misionero

  1. 1. rael 11 de julio de 2015 SÁBADO 04Julio Abraham, el primer misionero PARA ESTA SEMANA: Génesis 12:1-3; 14:8-24; Hebreos 11:8-19; Gálatas 3:6; Génesis 12:6, 7; 18:18, 19. TEXTO CLAVE: "Asi fue con Abraham: 'Le creyó a Dios, y esto se le tomó en cuenta como justicia'. Por lo tanto, sepan que los descendientes de Abraham son aquellos que viven por la fe. En efecto, la Escritura, habiendo previsto que Dios justificaría por la fe a las naciones, anunció de antemano el evangelio a Abraham: 'Por medio de ti serán bendecidas todas las naciones'" (Gál. 3:6-8). PREVIEW D ios instruyó a Abraham que dejara su hogar y fuera a una tierra extranjera. Abraham compartía su vida con familiares y amigos en su tierra ancestral. Quizás este llamado haya sido una gran sorpresa para él. Mudarse a un país diferente significaría adap­ tarse a una nueva forma de vida y enfrentar desafíos en el camino. Hoy, cuando nos mudamos a un país extranjero tenemos que pasar por un proceso riguroso para determinar si podemos viajar a tal país. Debemos obtener ciertos documentos y completar todas las legalidades requeridas para el viaje. Sin embargo, Abraham no necesitaba visa, pasaporte o pasaje de avión para lograr su misión; tampoco tenía que probar ser un buen candidato para viajar a la tierra que Dios le mostraría. Él solo hizo una cosa importan­ te: eligió obedecer a la voz de Dios. Comenzó su misión con unas pocas posesiones y unos pocos familiares. Se armó con tan solo dos armas: la fe y la Palabra de Dios. Abraham cruzó muchas regiones como misionero, plantando la Palabra de Dios al pasar por áreas que necesitaban conocerlo. Esta semana estudiaremos sobre Abraham y su trabajo como misionero. En ese entonces, sus esfuerzos como primer misionero fueron fructíferos. Miles de personas conocieron y creyeron en Dios a través de él. ¿Qué significa para nosotros, en esta generación, dejar el hogar por una causa noble, así como hizo Abraham? 12 / Lección para jóvenes
  2. 2. EL SIGNIFICADO DE SER UN MISIONERO HOY Se puede definir a un misionero como "una persona enviada por una iglesia a cierta área, con el objetivo de realizar actividades evangelizadoras u otras, como educacionales u hospitalarias".' Cuando pensamos en el mundo en que vivimos, nos damos cuenta de que hay muchas partes del globo que necesitan oír la Palabra de Dios. Como cristianos, tenemos la responsabilidad de compartir lo que sabemos sobre Dios con otros que no lo conocen. Algunas personas viajan a países extranjeros para difundir la Palabra de Dios. Pero nunca olvidemos que podemos ser misioneros en el lugar en que vivimos, e incluso en nuestro lugar de trabajo. Abraham se convirtió en nuestro primer ejemplo, cuya vida fue un modelo para nuestra generación para que aprendamos cómo confiar en Dios. "Por la fe Abraham, cuando fue llamado para ir a un lugar que más tarde recibiría como herencia, obedeció y salió sin saber a dónde iba" (Heb. 11:8). Al crecer la fe de Abraham, Dios le confió más recursos para lograr este objetivo. "La instrucción final que Jesús dio a sus discípulos fue: 'Id y haced discípulos a todas las naciones' (Mat. 28:19; cf. Hech. 1:8). Así como el Padre envió a Jesús al mundo, envió a sus discípulos (Juan 20:21). Su tarea principal, al igual que la de la iglesia, siempre ha sido llevar el evangelio de Jesucristo hasta los confines del mundo. A los miembros de iglesia se los ha llamado a salir del mundo, para ser enviados nuevamente al mundo con una misión y un mensaje. El llamamiento a la evangelización surge del mandato inequívoco del Señor de la iglesia".*2 Como en los días de Abraham, Dios hoy también bendice a individuos y grupos de personas para lograr su objetivo de bendecir a muchos otros. El regalo más grande que podemos compartir sobre Cristo es su gracia salvado­ ra, la cual cada persona puede recibir siempre que elija seguirlo. Nuestro rol como misioneros es avanzar por fe, y confiar en que Dios suplirá cada una de nuestras necesidades mientras testificamos sobre Jesús. La misión al mundo trata sobre construir nuestra iglesia desde las bases y llevar el evangelio a las áreas remotas del mundo que todavía no han recibido la Palabra de Dios. Biblia en mano ............................................................................................— j Lee Génesis 12:1 al 3. ¿Qué principios puedes encontrar que tienen aplicación para cualquiera de nosotros en nuestra situación específica? (Ver también Heb. 11:8-10.) j En hebreo, Génesis literalmente dice: "Y Dios dijo a Abram, sal porti mismo de tu tierra [...]". Es decir, "portu propio bien". ¿Cómo entenderíamos lo que eso significa, y de qué modo podemos aplicarlo a nosotros mismos? ’ Dictionary.com, s.v. "missionary ", recuperado el 13 de noviembre de 2014, http://dictionary.reference.com/browse/missionary. 2 Tratado de teología adventista (Buenos Aires: ACES, 2009), pp. 618, 619. Lección para jóvenes / 13 DOMINGO 05Julio <p A no
  3. 3. LU N E S 06Julio 7= A no ABRAHAM: EL MISIONERO MODELO El ejemplo de Abraham nos enseña que la fe es el ladrillo y el mortero que construye la misión. Abraham no tenía conocimiento de dónde debía ir; pero como creyó en lo que Dios dijo, siguió sus instrucciones. La fe que tenemos en los ingenieros que construyen puentes o en los chefs que cocinan en los restaurantes es la misma fe que necesitamos ejercer cuando Dios nos llama a servir como misioneros. Abraham demostró el patrón de fe y obediencia necesario para que cada cristiano sirva a Dios efectivamente. La misión tiene grandes desafíos. Pero Abraham creyó que Dios pro­ porcionaría soluciones para cada problema, una ruta alternativa ante cualquier obstáculo y una respuesta apropiada para cada pregunta. Si vamos a servir a Dios, nuestra fe debe ser de tal calidad que domine nuestro carácter. Un misionero suele ser nómade (Gén. 12:6, 7; 13:1-14:20) Abraham debía llevar el evangelio a zonas remotas y urbanas. No tuvo un hogar permanente en esta Tierra, sino que "esperaba la ciudad de cimientos sólidos, de la cual Dios es arquitecto y constructor" (Heb. 11:10). Cuando Dios te llama a ser misionero, no esperes mucho en cuanto a posesiones temporales. Abraham sobrevivió en carpas y se mudó de un lugar a otro. Cristo resaltó esto cuando dijo: "Las zorras tienen madrigueras y las aves tienen nidos [...], pero el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar la cabeza" (Mat. 8:20). Pero esta es, simplemente, otra Ilustración de salir de nuestra zona de comodidad con la intención de testificar efectivamente para Cristo. La misión requiere disposición de ir adonde la mayoría de las personas no irían; pero así como Dios proveyó para Abraham, proveerá para nosotros. Permanezcamos leales y obedientes. Llevemos a cabo nuestras tareas misioneras por fe, sabiendo que Dios está al control. Ser un misionero en nuestra propia casa (Gén. 18:18,19; Heb. 11:11-20) Cuando nos convertimos en misioneros, nos convertimos en modelos. Nuestros familiares Inmediatos deben ver al "misionero" en nosotros, para Inspirarse a tomar decisiones sabias en cuanto a servir a Dios. Dios vio en Abraham un modelo que podía dar un buen ejemplo en su hogar. Por causa de su fe, su esposa, Sara, tuvo el valor de concebir aunque ya había pasado la edad en que podía tener hijos. El ejemplo de fe de Abraham permitió a Isaac bendecir a sus dos hijos, Jacob y Esaú. Si vamos a ser misioneros efectivos, nuestro carácter debe brillar con una luminosidad espiritual que esparce luz en los corazones y las mentes de quienes nos rodean. Podemos practicar esto con nuestras familias, iglesias, escuelas, universidades y lugares de trabajo. Biblia en mano —■.................. ...................,..............- ................................... / Lee Génesis 14:8 al 24. ¿Qué dicen los actos de Abraham acerca de su carácter, y en consecuencia, acerca de su fe en su Dios? ! Piensa en tu trato con otros. ¿Qué clase de testimonio presentas acerca de tu fe? 14 / Lección para jóvenes
  4. 4. EL LLAMADO A SER MISIONERO "El mensaje de Dios a Abraham fue: 'Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré'. A fin de que Dios pudiera capacitarlo para su gran obra como depositario de los sagrados oráculos, Abraham debía separarse de los compañeros de su niñez. La influencia de sus parientes y amigos impediría la educación que el Señor intentaba dar a su siervo. Ahora que Abraham estaba, en forma especial, unido con el Cielo, debía morar entre extraños. Su carácter debía ser pe­ culiar, diferente al de todo el mundo. Ni siquiera podía explicar su manera de obrar, para que la entendieran sus amigos. Las cosas espirituales se disciernen espiritualmente, y sus motivos y acciones no eran comprendidos por sus parientes idólatras. "No fue una prueba ligera la que soportó Abraham, ni tampoco era pequeño el sacrificio que se requirió de él. Había fuertes vínculos que lo ataban a su tierra, a sus parientes y a su hogar. Pero no vaciló en obede­ cer al llamamiento. Nada preguntó en cuanto a la tierra prometida. No averiguó si era fértil y de clima agradable, si los campos ofrecían paisajes hermosos o si habría oportunidad para acumular riquezas. Dios había hablado, y su siervo debía obedecer; el lugar más feliz de la tierra, para él, era donde Dios quería que estuviera" (PP 104). " Donde quiera que establecía su campamento, muy cerca de él también levantaba su altar, y llamaba a todos los que lo acompañaban al sacrificio matutino y vespertino. Cuando retiraba su tienda, el altar permanecía allí. En los años subsiguientes, hubo entre los errantes cananeos algunos que habían sido instruidos por Abraham; y siempre que uno de ellos llegaba al altar, sabía quién había estado allí antes que él; y después de levantar su tienda, reparaba el altar y allí adoraba al Dios viviente" (¡bid. 106). Siguiendo las pisadas de Abraham, nosotros somos los peregrinos de esta generación. Abramos nuestros corazones y respondamos a las Ins­ trucciones de Dios con fe y obediencia, porque solo así podremos lograr lo que necesitamos antes del regreso de Cristo. Biblia en mano ------------------------------------------------------------------- ! Lee Hebreos 11:8 al 19. ¿Qué nos dice acerca de Abraham y su fe, que es muy importante para aquel que quiera ser un misionero para Dios, en cualquier situación que sea posible? j ¿De qué maneras has experimentado lo que significa "salir" por fe? ¿Qué dificultades tuviste que afrontar? ¿Qué gozos experimentaste? Sabiendo lo que sabes ahora, ¿qué podrías haber hecho en forma diferente? Lección para jóvenes / 15 MARTES 07Julio L A 09
  5. 5. MIÉRCOLES 08Julio EN LAS PISADAS DE ABRAHAM La decisión de Abraham de ser un misionero deriva de una vida llena de fe. Cuando recibió el llamado, no tenía ninguna prueba de que la vida que encontraría en Canaán sería buena, pero creyó en lo que Dios le había dicho. Abraham no abandonó las instrucciones divinas para lograr sus objetivos personales. Su ejemplo nos muestra que estaba dispuesto a hacer lo que Dios quería. En su plan divino, Dios ideaba que Abraham compartiera el mensaje de salvación con otros. Una de las lecciones que podemos aprender de esto es que, por más que Dios elija usar a alguien para lograr sus objetivos divinos, la persona elegida debe estar dispuesta a seguir las instrucciones de Dios. Abraham se entregó totalmente a Dios. Su obediencia es evidente cuando Dios lo prueba una vez más, al pedirle que sacrificara a su propio hijo (Gen. 22:1-18). Esto fue tan solo una continuación de su carácter de fe. A través de su ejemplo, podemos aprender las siguientes lecciones que pueden ayudarnos en nuestra propia misión: La misión debiera empezar por iniciativa divina. El llamado de Dios a Abraham ¡lustra claramente la soberanía de Dios. Abraham estaba cumpliendo con sus obligaciones diarias cuando Dios lo llamó. Pablo y todos los creyentes verdaderos dirían que Dios, con su divina redención, los salvó. Si le sucedió a Abraham, es posible que nos pueda suceder a nosotros hoy. La misión depende del apoyo divino de Dios. Abraham reconoció el llamado de Dios, y dependió de él para que proveyera de todo lo necesario para que la misión fuera exitosa. De la misma forma, luego de aceptar el llamado de Dios de llevar su mensaje al mundo debemos creer que él apoyará lo que ha comenzado. La misión es una peregrinación. Abraham vivió como peregrino, de­ pendiendo de la providencia de Dios (Heb. 11:8-10). Nosotros tampoco tenemos un hogar permanente en este mundo; también vivimos para la ciudad que ha de venir (Juan 14:1-3). Debemos basar nuestra misión sobre la confiabilidad de la Palabra de Dios. Cuando Abraham dejó su hogar en Ur, creyó en Dios. De la misma manera, una vez que aceptamos el llamado de Dios para ser misioneros, su Palabra debiera ser toda la prueba que necesitamos de que él está al control. Biblia en mano y ¿Cuáles son algunas de las lecciones espirituales que experimentó Abraham en los siguientes lugares? More, en Siquem (Gén. 12:6, 7); Hebrón (Gén. 13:18-14:20); Mamre (Gén. 18:1, 20-33); Monte Moriah (Gén. 22:1-14). 16 / Lección para jóvenes
  6. 6. SER UN MISIONERO SIEMPRE, EN TODO LUGAR Luego de leer sobre el llamado de Abraham y su trabajo misionero subsiguiente, debemos definir nuestra posición como misioneros actuales. Sobre la base del llamado de Abraham, no hay dudas de que la misión no está confinada a una edad ni a un tiempo específico. No necesitamos esperar hasta jubilarnos para tener una misión, sino que el hilo que nos une como cristianos, en lo relativo a esparcir el evangelio de Cristo, también nos califica para ser misioneros en cualquier momento y en cualquier lugar. Nuestra obligación de proclamar el evangelio está fundamentada sobre el pacto entre Dios y Abraham. Dios bendijo a Abraham como padre de los fieles, y prometió bendecir a él y a las generaciones futuras. Como con­ secuencia, Abraham llegó a ser un gran misionero que amaba la justicia y rebosaba de obediencia y respeto a Dios por sobre todo. Desde entonces, la antorcha de la misión ha pasado de generación en generación. Hoy, nuestra generación tiene el manto de la misión que nos ha llegado desde Abraham. Donde sea que estés ahora, puedes ser parte de actividades misioneras. En nuestras instituciones de aprendizaje, lugares de trabajo o en nuestras comunidades, podemos ser misioneros en todo lo que decimos y hace­ mos. Por su fidelidad y obediencia a las instrucciones de Dios, Abraham es un verdadero pionero y un excelente ejemplo a seguir. Es importante que nos demos cuenta de que el mundo a nuestro alrededor necesita del evangelio, y que es nuestra responsabilidad, como descendientes religiosos de Abraham, compartir el evangelio con otras personas que todavía están en la oscuridad. "La iglesia universal está compuesta de todos los que creen univer­ salmente en Cristo; pero en los últimos días, una época de apostasía generalizada, se llamó a un remanente que guarde los Mandamientos de Dios y la fe de Jesús. Este remanente anuncia la llegada de la hora del juicio, proclama la salvación por medio de Cristo y pregona la proximidad de su segunda venida. Esta proclamación está simbolizada por los tres ángeles de Apocalipsis 14; coincide con la hora del juicio en los cielos y, como resultado, se produce una obra de arrepentimiento y reforma en la tierra. Se invita a todos los creyentes a participar personalmente en este testimonio mundial".' Biblia en mano ......................................... ............................................. I Lee Génesis 18:18y 19. ¿Qué lecciones importantes acerca de la fidelidad y del servicio a Dios encontramos en estos textos? ¿Qué significa para ti la frase “guar­ dar el camino de Jehová"? ¿De qué manera se “guarda" el camino deJehová? j ¿Qué ejemplos encuentras, de la familia de Abraham, que muestran que esta fue fiel a Dios? Ver Hebreos 11:11 y 20. ' Creencias de los adventistas del séptimo día (Buenos Aires: ACES, 2007), p. 180. Lección para jóvenes / 17 JUEVES 09Julio A no
  7. 7. VIERNES 10Julio RECUERDA Aunque relativamente pocas personas son llamadas a ser misioneros en países lejanos, todos somos llamados a ser misioneros en el lugar en que nos encontremos; no se necesitan vacunas ni visas. De hecho, el trabajo misionero es un llamado cristiano universal, en el cual cada cam­ po misionero está hecho a medida para un cristiano. Nadie tiene mejor acceso o habilidad para trabajar en tu campo misionero que tú; estás familiarizado íntimamente con el territorio y las personas que lo ocupan. Junto con Cristo, serás capaz de identificar y suplir las necesidades de las personas a quienes estás sirviendo. CONSIDERA » Haz un mapa del viaje de Abraham. Escribe los nombres de los lugares por los que pasó. Luego, dibuja un mapa de tu propio campo misionero. Marca los límites físicos con rojo, y hazlo lo más detallado posible. » Dedica un bolsillo (o tu cartera) a tener una copia del Evangelio de Juan para regalar a alguien cada día. Puedes obtener copias en The Pocket Testament League (ptl.org). » Ora mientras caminas por tu campo misionero. Ora por las personas, los negocios, los hogares y las instituciones al pasar frente a ellos. Pide a Dios que abra las puertas para que testifiques a tus vecinos. » Suscríbete a Adventist Frontiers magazine (afmonline.org/resources/ our-magazine) y lee sobre personas en el campo misionero, a fin de reunir ideas sobre evangelismo para poner en práctica en tu propio campo misionero. » Ora cada mañana, pidiendo a Dios que abra las puertas para testificar. » Cocina algo para tus vecinos y compañeros de trabajo, como una forma de presentarte y establecer una relación con ellos. » Analiza tus áreas de misión con un gráfico en computadora que se pueda actualizar mensualmente. Lleva la cuenta de con cuántas per­ sonas has hecho contacto y qué métodos de evangelismo funcionan mejor para ti. AMPLÍA Mateo 28:19, 20; Hechos 1:8; Romanos 10:13-15. Elena de White, Patriarcas y profetas, p. 384. Colaboraron esta semana.' Mark Gift, Nairobi, Kenia; Samson Oguttu, Nairobi, Kenia; Tony Philip Oreso, Nairobi, Kenia; Joash Oketch, Nairobi, Kenia; Seline Khavetsa, Nairobi, Kenia; Jane Oreso, Homa Bay County, Kenia; Celeste Perrino-Walker, Rutland, Vermont, EE.UU. no 18 / Lección para jóvenes

×