¿CUÁL ES EL PRECIO DE TENER UN SISTEMA CAPITALISTA?Michael Moore, cineasta, documentalista y escritor estadounidense con s...
En el documental podemos ver esto, ya que nos da la sensación de estar dividido en dos. Elcapitalismo en sus inicios cuand...
En el fondo se percibe a través de lo que nos muestra el documental que en el capitalismo lapolítica sirve como una especi...
Unidos, lo cual prácticamente podemos denominar una “industrialización de la medicina”por parte de las compañías prestador...
donde el lema era “cuanto menos cobertura médica se dé, más dinero se ganará”, dineroque iba a bolsillos de los llamados “...
sociedad, pues supone el esfuerzo de las personas con más poder económico y más sanopara permitir la atención sanitaria de...
lucran con el sufrimiento humano. No podemos permitir que la Sanidad Pública seconvierta en un negocio en el que unos poco...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Documentales michael moore._grupo_9[1]

1.783 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.783
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
241
Acciones
Compartido
0
Descargas
21
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Documentales michael moore._grupo_9[1]

  1. 1. ¿CUÁL ES EL PRECIO DE TENER UN SISTEMA CAPITALISTA?Michael Moore, cineasta, documentalista y escritor estadounidense con sus documentales“Capitalismo: una historia de amor” y “Sicko” nos presenta respectivamente una critica alsistema económico de los Estados Unidos, es decir, el sistema capitalista, y la crisisoriginada en el mismo. En Sicko el cineasta se enfoca en el sistema de salud estadounidensey hace una crítica a las grandes compañías de salud, se propone reflexionar sobre lanaturaleza del sistema y llama al pueblo estadounidense a demandar cambios políticos quelleven al sistema a acercarse a la sanidad universal gratuita que gozan otros paísesmostrados en la cinta: Francia, Canadá, Reino Unido y Cuba.Iniciemos retomando el concepto de Capitalismo, el cual es un término usado parareferirse al sistema económico que ha predominado en el mundo occidental desde ladisolución del feudalismo.“En todo sistema denominado capitalista, son fundamentales las relaciones entre lospropietarios privados de los medios de producción materiales (la tierra, las minas, lasplantas industriales, etc., conocidas en conjunto como capital) y los trabajadores libres quecarecen de capital, y venden sus servicios laborales a los empleadores. Las negociacionessalariales resultantes determinan la parte del producto total de la sociedad que lecorresponderá a la clase de los trabajadores y a la clase de los empresarios capitalistas.”1En su obra maestra “El capital”, Karl Marx,2 se propuso descubrir las leyes del capitalismo.El capitalismo se caracteriza por dos clases antagónicas, la clase capitalista burguesa, dueñade los medios de producción, y el proletariado sin propiedades, surgido éste de lostrabajadores sin tierra y los pequeños artesanos. Aunque el proletariado es aparentementelibre e igual ante la ley, tiene una relación económica débil frente a los dueños del capital yes obligado a ofrecerse como mano de obra asalariada para poder sobrevivir.1 Encyclopedia Britannica, 1964, Vol. IV, pp. 839-845.2 Karl Marx, autor de la obra "El Capital", criticó duramente el concepto de Capitalismo ypropuso como contrapuesta la corriente conocida como el "Marxismo"
  2. 2. En el documental podemos ver esto, ya que nos da la sensación de estar dividido en dos. Elcapitalismo en sus inicios cuando aparentemente todos se beneficiaban y estaba biendefinida la clase media como tal, y el capitalismo a manos de quienes tienen el poder y lasociedad en su mayoría pasa a servir a los intereses de dicho grupo, que es minoría yconcentra el poder, generando mas pobreza y desapareciendo casi en su totalidad la clasemedia.En este caso me parece sutil, traer a colisión una frase de una película: “Puede que alteres elbalance por una generación o dos. Pero no te engañes. Al final nada cambiará. Porque todoel mundo quiere vivir para siempre. Todos piensan que tienen la oportunidad de lainmortalidad. Aun cuando toda la evidencia está en su contra. Todos piensan que ellosserán la excepción. Pero la verdad es que para que algunos sean inmortales muchos debenmorir. Nadie debe ser inmortal si alguna persona debe morir por eso.”3Con lo cual vemos que muchos quieren ser ricos, piensan que tienen la oportunidad de lariqueza en sus manos y para que unos sean ricos muchos deben ser pobres. Ese es el ciclo,muchos pobres trabajan para sostener la riqueza de unos pocos.Moore lo asemeja con una historia de amor, debido a que nos muestra las mentiras, lastraiciones y la tiranía de aquellos que tienen el poder. Algo muy típico de las historias deamor hoy en día.Con humor e indignación, "Capitalismo: una historia de amor" plantea una pregunta: ¿cuáles el precio que paga Estados Unidos por su amor al capitalismo? Hace años, ese amorparecía absolutamente inocente - dice Moore. Sin embargo, hoy el sueño americano separece cada vez más a una pesadilla, cuyo precio pagan las familias, que ven esfumarse suspuestos de trabajo, sus casas y sus ahorros.Es así como el declara que cada día se destruyen 14.000 puestos de trabajo y se ejecutancada minuto 7,5 desahucios. Ese es el precio que se paga por sostener el sistema capitalistapero es vergonzoso que sea la clase media quien lo haga, a tal punto de que cada día hayamás pobreza para hacer más ricos a los “ricos”.3 Película: “El precio del mañana” o “In time” de Andrew Niccol
  3. 3. En el fondo se percibe a través de lo que nos muestra el documental que en el capitalismo lapolítica sirve como una especie de fachada para que aquellos que concentran el poderpuedan seguir dominando el mundo. Moore da prueba de ello, cuando nos muestra a exdirectivos de bancos y grandes corporaciones en sitios claves del gobierno para, desdeéstos, lanzarse a promover regulaciones que les favorezcan y puedan seguir así en el poder.Porque de esto trata el capitalismo, de cómo seguir en el poder, y seguir ganando más ymás.Es así como las grandes empresas con gran codicia y avaricia, logran manejar el sistemapara lograr todos sus propósitos y acumular riqueza, y para colmo están legitimadas yprotegidas por el gobierno. A tal punto que consiguen refinanciarse los bancos a costa delos ciudadanos, de personas que lo perdieron todo hipotecando sus bienes con elpensamiento de que el sistema era apto para progresar. El punto es que el sistema estadiseñado para que los ciudadanos gasten todo su dinero en prestamos en los bancos.El poder aun sigue estando en los consumidores, en que se deje de creer en el llamado“sueño americano” y rechacen el sistema, el estado actual de las cosas, que por la avariciade unos pocos no es nada democrático.“Finalmente, Capitalismo: una historia de amor, queda redimida porque posee la mismacualidad que ha inspirado a nuestra sociedad este último año: esperanza. En sus mejoresmomentos, Moore es profundamente apasionado e incansablemente idealista, pero es undefensor del optimismo. Ahora mismo, no hay nadie de izquierdas que hable tan algo, y esoya es meritorio aunque no siempre tenga razón. Puede que compartamos sus teorías o puedeque no, pero ese sentido del optimismo es algo que deberíamos sentir, a pesar de que noencontremos lo que buscamos trabajando duro y siendo honestos. Por lo menos podemossentirlo gracias a esta película.”4Por otro lado, como mencionamos anteriormente, en Sicko el cineasta a pesar de que poneen evidencia su rechazo por el capitalismo, se enfoca en el Sistema de Salud de los Estados4 Ruth Arias. Crítica. Capitalismo: una historia de amor
  4. 4. Unidos, lo cual prácticamente podemos denominar una “industrialización de la medicina”por parte de las compañías prestadoras del servicio.Es impactante la manera en que Moore expresa inicialmente la realidad de los 50 millonesde ciudadanos estadounidenses que no cuentan con ningún plan de cobertura médica,agregando que esa película no va dedicada a esos 50 millones, sino a los más de 250millones de estadounidenses que sí gozan de seguro médico, o que al menos creen estarcubiertos por grandes compañías aseguradoras como Aetna Inc., Horizon Blue Cross, BlueShield, Humana Inc., Cigna y United Health Care. A pesar de que cada uno de estoscontribuyentes paga alrededor de 2.000 dólares anuales por medio de deduccionessalariales, en la mayoría de los casos los tratamientos les son denegados cuando losnecesitan.Son alrededor de cuatro capítulos en los que se ponen en evidencia las atrocidades ybarbaridades del sistema de salud de dicha nación, en primera estancia nos muestra loscasos de muchas personas y familias que tienen el seguro medico pero al contrario debeneficiarse de estos, pasan a ser victimas, ya que estas compañías prestadoras del servicioson tan sínicas de negarles la cobertura medica. Este es un sistema totalmente planeadopara que el dinero vuelva a ellos y de esta forma buscan cualquier medio para anularpólizas.De tal forma ellos escogen quien tiene derecho a ser asegurado y quien no, es tal el poderque manejan. Para adquirir el seguro tienen que cumplir con infinidad de requisitos, comopatologías pre-existentes, edad, contextura física, índice de masa corporal, entre otros. Unavez adquirido, la compañía se encarga de gastar lo menos posibles poniendo múltiplestrabas y pretextos, sumado a esto los tratamientos básicos de muchas enfermedades no sonreconocidas en su totalidad y las personas se tienen que encargar de pagar el resto. Es tal laironía de estar pagando por un servicio que resulta ser más costoso. La aseguradora siemprese desobliga de los servicios para los cuales fue contratado.Seguidamente Moore se encarga de llevarnos al origen de dicha situación tan repugnante,remitiéndose a 1971, año en el que Richard Nixon y su asesor Edgar Kaiser y demásfuncionarios organizan la estrategia para convertir en un gran negocio la salud publica, en
  5. 5. donde el lema era “cuanto menos cobertura médica se dé, más dinero se ganará”, dineroque iba a bolsillos de los llamados “magnates” y así se terminó privatizando todo elservicio de salud.En la medida en que avanzo el proceso de privatización, las administraciones públicas seconvirtieron en compradores de servicios y los centros privados seleccionan a pacientes yenfermedades en función del criterio de rentabilidad, rechazando a todos aquellos cuyaatención requiere mayores gastos sanitarios.Décadas después, Hillary Clinton intenta hacer una legislación universal del sistema desalud estadounidense., con acceso igualitario; pero fracasaría en el intento por la granpresión de los grandes magnates interesados en el lucro de la salud, que pusieron millonesde dólares para desestabilizar el cambio.De acuerdo con Moore, la industria de la salud gastó 100 millones de dólares para vencer elplan de Clinton de salud universal. Moore pone especial énfasis en el hecho de que son esosmismos magnates los que hoy en día proporcionan los fondos necesarios para financiar lascampañas políticas de los congresistas estadounidenses, lo cual irónicamente nos muestracon una etiqueta roja el precio cada uno de ellos. 5Me pareció muy acertado, el hecho de dirigir una parte del documental a hacer unacomparación con los servicios de salud de Canadá, Inglaterra y Francia, en donde sedemuestra cómo puede funcionar un sistema de salud socializado e igualitario para todos,en donde el más rico contribuye con el más necesitado. Es decir que las aseguradorastrabajan para el pueblo y no lucran con el pueblo como si lo hacen en Estados Unidos.El modelo de Sistema de Salud, seguido en la mayoría de países europeos, junto conCanadá y Cuba, considera el acceso a la sanidad como un derecho social básico, y entiende,por ello, que la mejor forma de satisfacerlo es mediante un sistema de sanidad pública,universal y de calidad. Éste ha sido la base fundamental para el desarrollo del Estado delBienestar y es uno de los pilares para asegurar la solidaridad y la equidad dentro de una5 Wikipedia, la enciclopedia libre: “Sicko”
  6. 6. sociedad, pues supone el esfuerzo de las personas con más poder económico y más sanopara permitir la atención sanitaria de los que tienen menos y están enfermos.6Por último, es indignante conocer la situación de algunos de los bomberos y socorristasvoluntarios que ayudaron a las víctimas durante los atentados del 11 de septiembre de 2001que padecen secuelas crónicas debido al rescate y han perdido la cobertura medica, mepregunto ¿Cómo es que el gobierno no hace nada para ayudarlos?; contradictoriamente seobserva una situación totalmente opuesta con los detenidos por cargos de terrorismo en laBahía de Guantánamo disponen de instalaciones sanitarias y personal calificado.Moore, decidido a hacer conocer esta situación, viaja con unos cuantos enfermos, entreellos socorristas afectados. El objetivo de Moore en esta acto fue el de mostrar que no solopaíses del primer mundo como Canadá, el Reino Unido o Francia ofrecen mejor coberturasanitaria, sino que incluso un país como Cuba, tradicional enemigo de EEUU ypermanentemente calificado por el gobierno estadounidense de tercermundista y comunista,puede ofrecer a sus ciudadanos un sistema de atención médica mejor que elnorteamericano.Es aquí donde se demuestra como un país como EEUU tan rico económicamente estáafectado por los intereses de unos pocos por encima de toda la sociedad, y un país“tercermundista” como Cuba puede darse el lujo de estudiar, diagnosticar y tratar anorteamericanos que llegaron a la isla sin un pasaporte.La única manera de revertir el proceso de privatización en curso consiste en articular unaamplia resistencia ciudadana, que agrupe a los usuarios y a los trabajadores de la sanidad, yque sea capaz de reivindicar sin concesiones una sanidad 100% pública, verdaderamenteuniversal y de calidad.Sólo impidiendo que la ley de la oferta y la demanda se imponga en el sistema sanitario, sepodrá garantizar la consecución de un derecho básico, que jamás podrán proveer quienes se6 Algunas reflexiones sobre "SICKO". Carlos Ruiz Escudero, Observatorio ServiciosPúblicos de ATTAC
  7. 7. lucran con el sufrimiento humano. No podemos permitir que la Sanidad Pública seconvierta en un negocio en el que unos pocos se beneficien a costa de la salud de todos.7Es aquí donde vemos de manifestó el precio que el capitalismo cobra en Estados Unidos, atal punto de pasar por encima de la salud de los ciudadanos, convirtiendo el sistema desalud en un negocio lucrativo para hacer mas ricos a los que tienen el poder en laactualidad. Diana Lorena Martínez Jaramillo Cindy Vanessa Ospina Eusse José Carlos Vera Valencia Katherine Villegas Vélez7 Carlos Ruiz Escudero, Observatorio Servicios Públicos de ATTAC

×