Colegio Ascensión NicolDepartamento de Letras<br />Hnas. Misioneras Dominicas del RosarioFilosofía y Psicología<br />Profe...
Metodos filosóficos
Metodos filosóficos
Metodos filosóficos
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Metodos filosóficos

6.899 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
6.899
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
15
Acciones
Compartido
0
Descargas
135
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Metodos filosóficos

  1. 1. Colegio Ascensión NicolDepartamento de Letras<br />Hnas. Misioneras Dominicas del RosarioFilosofía y Psicología<br />Profesor Jonathan Segovia S.<br />IV Medio<br />Los Métodos en Filosofía<br />La palabra "método" significa literalmente el hecho de seguir un "camino". Consiste en un procedimiento que permite avanzar en el conocimiento, una investigación con un plan prefijado y con unas reglas determinadas y aptas para llevar al fin propuesto. El método se diferencia así del azar y requiere una ordenación. De esta manera, el método científico, el método matemático, el método filosófico, adoptan diferentes modalidades de acuerdo al objeto de estudio, al tipo de conocimiento que se quiere alcanzar. <br />Los métodos empleados por los filósofos en su búsqueda de certezas, son diversos. Aquí nos referiremos a los más utilizados en el transcurso de la historia de la filosofía. <br />1. EL DIÁLOGO<br />Encontramos el diálogo como uno de los primeros métodos usados por la Filosofía. Parece que en ir contraponiendo opiniones se va haciendo la luz. Se nos dice de Sócrates que él dialogaba en el ágora o plaza griega con todo tipo de personas y que a ellas les preguntaba y de sus respuestas nacían otras preguntas que conducían a otras respuestas y a través de este proceso se iban aclarando las ideas. <br />Platón escribe casi todas sus obras en forma de diálogo y sabemos que en este diálogo, el que lleva el pensamiento platónico es Sócrates. <br />El diálogo es inherente al filosofar y aunque algunos filósofos nos entreguen su pensamiento como ideas ya elaboradas, el proceso de su elaboración ha sido siempre un diálogo, el que puede ser realizado entre varias personas o también del hombre consigo mismo, por eso la filosofía es llamada por Platón como dialéctica. <br />Un filósofo que es muy interesante para entender este proceso del alma que la verdad a través del diálogo consigo mismo, es San Agustín, que al tratar de tender ciertos problemas se plantea posibles respuestas, las que muchas veces se refuta él mismo para volver a emprender la búsqueda por otro camino. <br />También durante la Edad Media encontramos muchas de las teorías filosóficas de este período, desarrolladas en las" Cuestiones Disputadas ", que son la transcripción de diálogos entre el maestro y sus discípulos. <br />Veremos un ejemplo de diálogo de los empleados por Platón en su filosofía. <br />-5007870753POLOS: El que sufre una muerte injusta es digno de lástima y desgraciado. SÓCRATES: Menos que el causante de esta muerte, amigo Polos. POLOS: ¿ Cómo, pues, Sócrates? SÓCRATES: Porque cometer una injusticia es el mayor de todos los males. POLOS: ¿Es el mayor de todos los males? ¿No es un mal más grande ser víctima de una injusticia? SÓCRATES: De ningún modo. POLOS: ¿Preferirías tú sufrir una injusticia a cometerla? SÓCRATES: No deseo lo uno ni lo otro; pero si fuese forzoso cometerla o sufrirla, yo preferiría sufrirla a cometerla ( ... ) Dime ahora, el que castiga con razón ¿ castiga justamente? POLOS: Sí. 00POLOS: El que sufre una muerte injusta es digno de lástima y desgraciado. SÓCRATES: Menos que el causante de esta muerte, amigo Polos. POLOS: ¿ Cómo, pues, Sócrates? SÓCRATES: Porque cometer una injusticia es el mayor de todos los males. POLOS: ¿Es el mayor de todos los males? ¿No es un mal más grande ser víctima de una injusticia? SÓCRATES: De ningún modo. POLOS: ¿Preferirías tú sufrir una injusticia a cometerla? SÓCRATES: No deseo lo uno ni lo otro; pero si fuese forzoso cometerla o sufrirla, yo preferiría sufrirla a cometerla ( ... ) Dime ahora, el que castiga con razón ¿ castiga justamente? POLOS: Sí. <br />-5080081280SÓCRATES: Haciendo una obra justa o injusta? POLOS: Haciendo una cosa justa. SÓCRATES: ¿No habíamos convenido en que todo lo justo es bello? POLOS: Sí. SÓCRATES: Pero lo que es bello es al mismo tiempo bueno, porque es agradable o útil. POLOS: Parece que sí.SÓCRATES: De ello se deduce, por consiguiente, alguna utilidad. POLOS: Sí. SÓCRATES: ¿Es esta utilidad de las que mejoran su alma, si es cierto que está castigado con razón? POLOS: Así parece. SÓCRATES: Así que el castigado se ve libre de la maldad que hay en su alma. POLOS: Sí. SÓCRATES: ¿No se ve así libre del mayor de los males? Con las riquezas, el cuerpo y el alma se relacionan, según dijiste, tres males: la pobreza, la enfermedad y la injusticia.POLOS: SíSÓCTRATES: ¿Cuál de esos tres males es el más feo? ¿No es la injusticia que bien podemos calificar de vicio del alma? POLOS: Sin comparación. SÓCRATES: (. .. ) Entonces, quien vive más desgraciado es el que comete injusticias y no se ve libre de ellas. Platón, Gorgías00SÓCRATES: Haciendo una obra justa o injusta? POLOS: Haciendo una cosa justa. SÓCRATES: ¿No habíamos convenido en que todo lo justo es bello? POLOS: Sí. SÓCRATES: Pero lo que es bello es al mismo tiempo bueno, porque es agradable o útil. POLOS: Parece que sí.SÓCRATES: De ello se deduce, por consiguiente, alguna utilidad. POLOS: Sí. SÓCRATES: ¿Es esta utilidad de las que mejoran su alma, si es cierto que está castigado con razón? POLOS: Así parece. SÓCRATES: Así que el castigado se ve libre de la maldad que hay en su alma. POLOS: Sí. SÓCRATES: ¿No se ve así libre del mayor de los males? Con las riquezas, el cuerpo y el alma se relacionan, según dijiste, tres males: la pobreza, la enfermedad y la injusticia.POLOS: SíSÓCTRATES: ¿Cuál de esos tres males es el más feo? ¿No es la injusticia que bien podemos calificar de vicio del alma? POLOS: Sin comparación. SÓCRATES: (. .. ) Entonces, quien vive más desgraciado es el que comete injusticias y no se ve libre de ellas. Platón, Gorgías<br />2. EL ANÁLISIS<br />Análisis" significa la descomposición de un todo en sus partes. En el caso del análisis filosófico, no nos referimos a la descomposición efectiva de un todo material en las partes que lo componen, sino de la separación mental de los elementos de una totalidad. Se contrapone a la "síntesis", que es una recomposición o reunión de algo que se encontraba previamente desunido o descompuesto. El análisis consistirá en un examen por separado de cada una de las partes que componen una totalidad dada. Y este procedimiento apuntará generalmente a una síntesis final, que dará una comprensión más clara de aquella totalidad. <br />Examinemos, a modo de ejemplo, la reflexión que hace Aristóteles, en su Ética Nicómaco, acerca del tema global y complejo de "la felicidad".<br />17034-1142Si la felicidad es una actividad ejercida conforme a una capacidad, es razonable que se trate de la capacidad más perfecta de la parte mejor del hombre. Ahora bien, la parte mejor del hombre es la Razón o como quiera que llamemos a aquella parte de nosotros que por naturaleza parece ser la más excelente y principal y poseer la intelección de las cosas bellas y divinas; pues la Razón es o algo divino o, ciertamente, lo más divino que hayen nosotros. Por tanto, su actividad -según la capacidad que le es propia- será la capacidad completa. Aristóteles, Ética a Nicámaco, 1.X,c7.00Si la felicidad es una actividad ejercida conforme a una capacidad, es razonable que se trate de la capacidad más perfecta de la parte mejor del hombre. Ahora bien, la parte mejor del hombre es la Razón o como quiera que llamemos a aquella parte de nosotros que por naturaleza parece ser la más excelente y principal y poseer la intelección de las cosas bellas y divinas; pues la Razón es o algo divino o, ciertamente, lo más divino que hayen nosotros. Por tanto, su actividad -según la capacidad que le es propia- será la capacidad completa. Aristóteles, Ética a Nicámaco, 1.X,c7.<br />Vemos cómo Aristóteles toma el tema de la felicidad y va separando los elementos que la constituyen: <br />es una actividad; <br />es una actividad que se ejerce conforme a una capacidad; <br />esta capacidad es la más perfecta del hombre y de su parte mejor. <br />Aquí se encuentra con otro concepto complejo: "la parte mejor del hombre". Procede entonces a proponer que se trata de la Razón y a señalar sus componentes: <br />es la parte más excelente y principal; <br />posee la intelección de las cosas bellas y divinas; <br />ella es algo divino o lo más divino que hay en nosotros. <br />Después de este análisis, la revisión de los elementos que componen ese todo <br />complejo, Aristóteles hace la síntesis, aclarada por la reflexión anterior sobre cada uno de los <br />elementos. Esta síntesis es la siguiente: "su actividad (de la Razón) -según la capacidad que le es propia- (y que ya estableció en el análisis) será la felicidad completa".<br />Actividad <br />Lea con detención este texto de John Locke y señale los elementos que el filósofo va separando para una mejor comprensión del problema que aborda.<br />-3330091417La idea de la solidez la recibimos por el tacto, y procede de la resistencia que hallamos en un cuerpo, a que cualquier otro cuerpo ocupe el lugar que posee, hasta que cede. No existe idea que recibamos más constantemente dé la sensación que ésta de la de solidez. Si nos movemos o descansamos, sentimos siempre algo que nos dificulta; los cuerpos que diariamente manejamos nos hacen percibir que mientras permanecen en nuestras manos, impiden la aproximación de las partes de nuestras manos que los oprimen. A eso que impide la aproximación de dos cuerpos, cuando se mueven el uno hacia el otro, lo llamo la "solidez". Esta es la idea que está más íntimamente unida con, y que es esencial a, lo corpóreo, de tal suerte que solo se la encuentra y puede ser imaginada en la materia. Nuestros sentidos no toman nota de ella sino en masas de materia que por su volumen sean suficientes para producir en nosotros una sensación. Sin embargo una vez que la idea ha sido adquirida por experiencia en los cuerpos más grandes, la persigue más allá y la considera a ella así como también a la forma, en la partícula más diminuta de la materia que pueda existir y la encuentra inseparablemente inherente a lo material o corpóreo, dondequiera que esté en todos sus estados. Es diferente del espacio. Esta resistencia, por la cual un cuerpo impide que otros cuerpos ocupen el espacio que posee, es tan grande que no hay fuerza, por más poderosa quesea, que pueda vencerla. Todos los cuerpos del mundo presionando por todos lados a una gota de agua no podrán jamás vencer la resistencia que hace. De aquí que nuestra idea de solidez se distinga del espacio puro, en que éste no es capaz de resistencia ni de movimiento, y también de la idea común de dureza. John Locke, Ensayo Sobre el Entendimiento Humano00La idea de la solidez la recibimos por el tacto, y procede de la resistencia que hallamos en un cuerpo, a que cualquier otro cuerpo ocupe el lugar que posee, hasta que cede. No existe idea que recibamos más constantemente dé la sensación que ésta de la de solidez. Si nos movemos o descansamos, sentimos siempre algo que nos dificulta; los cuerpos que diariamente manejamos nos hacen percibir que mientras permanecen en nuestras manos, impiden la aproximación de las partes de nuestras manos que los oprimen. A eso que impide la aproximación de dos cuerpos, cuando se mueven el uno hacia el otro, lo llamo la "solidez". Esta es la idea que está más íntimamente unida con, y que es esencial a, lo corpóreo, de tal suerte que solo se la encuentra y puede ser imaginada en la materia. Nuestros sentidos no toman nota de ella sino en masas de materia que por su volumen sean suficientes para producir en nosotros una sensación. Sin embargo una vez que la idea ha sido adquirida por experiencia en los cuerpos más grandes, la persigue más allá y la considera a ella así como también a la forma, en la partícula más diminuta de la materia que pueda existir y la encuentra inseparablemente inherente a lo material o corpóreo, dondequiera que esté en todos sus estados. Es diferente del espacio. Esta resistencia, por la cual un cuerpo impide que otros cuerpos ocupen el espacio que posee, es tan grande que no hay fuerza, por más poderosa quesea, que pueda vencerla. Todos los cuerpos del mundo presionando por todos lados a una gota de agua no podrán jamás vencer la resistencia que hace. De aquí que nuestra idea de solidez se distinga del espacio puro, en que éste no es capaz de resistencia ni de movimiento, y también de la idea común de dureza. John Locke, Ensayo Sobre el Entendimiento Humano<br />Este método consiste en hacerse cargo de la posición contraria, rebatirla y desarrollar la posición propia. <br />Ejemplo: <br />3. DESARROLLO DE LA CRÍTICA DE ARGUMENTOS<br />209550865068Por eso quizá no concluiremos de allí errada mente si decimos que la física, la astronomía y la medicina y todas las demás ciencias que dependen de la consideración de cosas compuestas son muy dudosas e inciertas; pero que la aritmética, la geometría y las demás ciencias de esta naturaleza, que no tratan sino de cosas muy simples y muy generales, sin preocuparse demasiado si se encuentran en la naturaleza o no, contienen algo cierto e indudable. Pues aunque esté despierto o duerma, dos y tres juntos formarán siempre el número cinco, y el cuadrado jamás tendrá más de cuatro lados; y no parece posible que verdades tan claras puedan ser sospechosas de falsedad o incertidumbre alguna. Sin embargo, hace mucho que tengo en mi espíritu cierta opinión, a saber, que existe un Dios que lo puede todo y por el cual he sido creado tal como soy. Pues ¿quién me podrá asegurar que este Dios no ha hecho que no exista tierra ninguna, ningún cielo, ningún cuerpo extenso, ninguna figura, ninguna magnitud, ningún lugar y que, sin embargo, yo tenga las sensaciones de todas estas cosas y que todo esto me parezca existir como yo lo veo? E, igualmente, como a veces juzgo que los demás se equivocan, incluso en las cosas que piensan saber con la mayor certidumbre, puede ser que él haya querido que yo me equivoque siempre que hago la suma de dos y tres, o que cuento los lados de un cuadrado…René Descartes, Meditaciones Metafísicas, Primera Meditación00Por eso quizá no concluiremos de allí errada mente si decimos que la física, la astronomía y la medicina y todas las demás ciencias que dependen de la consideración de cosas compuestas son muy dudosas e inciertas; pero que la aritmética, la geometría y las demás ciencias de esta naturaleza, que no tratan sino de cosas muy simples y muy generales, sin preocuparse demasiado si se encuentran en la naturaleza o no, contienen algo cierto e indudable. Pues aunque esté despierto o duerma, dos y tres juntos formarán siempre el número cinco, y el cuadrado jamás tendrá más de cuatro lados; y no parece posible que verdades tan claras puedan ser sospechosas de falsedad o incertidumbre alguna. Sin embargo, hace mucho que tengo en mi espíritu cierta opinión, a saber, que existe un Dios que lo puede todo y por el cual he sido creado tal como soy. Pues ¿quién me podrá asegurar que este Dios no ha hecho que no exista tierra ninguna, ningún cielo, ningún cuerpo extenso, ninguna figura, ninguna magnitud, ningún lugar y que, sin embargo, yo tenga las sensaciones de todas estas cosas y que todo esto me parezca existir como yo lo veo? E, igualmente, como a veces juzgo que los demás se equivocan, incluso en las cosas que piensan saber con la mayor certidumbre, puede ser que él haya querido que yo me equivoque siempre que hago la suma de dos y tres, o que cuento los lados de un cuadrado…René Descartes, Meditaciones Metafísicas, Primera Meditación<br />Actividad <br />En el texto que sigue, identifique la posición que el filósofo quiere rebatir, los argumentos que da en contra y el desarrollo de su propia posición. <br />EL DERECHO, ¿ES EL OBJETO DE LA JUSTICIA? <br />Objeciones por las que parece que el derecho no es el objeto de la justicia: <br />Dice, en efecto el jurisperito Celso, que el derecho es "el arte de lo bueno y de lo equitativo". Ahora bien: el arte no es objeto de la justicia, sino .que, por sí mismo, es una virtud intelectual. Luego el derecho no es el objeto de la justicia. Más aún: como dice Isidoro, en el libro Etymol., la ley es una especie de derecho. <br />Más la ley no es objeto de la justicia, sino, más bien, de la prudencia; de aquí que el Filósofo ponga el arte de legislar como parte de la prudencia. Luego el derecho no es el objeto de la justicia.<br />En cambio está Isidoro, que dice en el mismo libro que el derecho se ha llamado así porque es justo. Pero lo justo es objeto de la justicia; pues afirma el Filósofo, en V Ethic., que todos deciden llamar justicia a semejante hábito, mediante el cual realizan cosas justas. Luego el derecho es objeto de la justicia. <br />Solución. Hay que decir: lo primero de la justicia, dentro de las demás virtudes, es ordenar al hombre en las cosas que están en relación con el otro. Implica, en efecto, cierta igualdad, como su propio nombre manifiesta. Vulgarmente se dice que las cosas que se igualan se ajustan. Ahora bien: la igualdad se establece en relación a otro. Pero las demás virtudes perfeccionan al hombre solamente en aquellas cosas que le convienen a él mismo. <br />Así, pues, aquello que es recto en las acciones de las demás virtudes, hacia lo que tiende la intención de la virtud, como a su propio objeto, no se determina sino por relación al agente. En cambio, lo recto que hay en el acto de la justicia, aun exceptuada la relación al agente, se distribuye por relación a otro, como la retribución del salario debido por un servicio prestado. <br />Santo Tomás de Aquino, Suma Teológica<br />

×