1 Etica Pastor Y Deber Humano

7.985 visualizaciones

Publicado el

Estudio blibilico

Publicado en: Meditación
0 comentarios
4 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
7.985
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
43
Acciones
Compartido
0
Descargas
259
Comentarios
0
Recomendaciones
4
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

1 Etica Pastor Y Deber Humano

  1. 1. ESTUDIO 1 UN ESTUDIO BASADO EN LA BIBLIA SOBRE EL PASTOR Y EL DEBER HUMANO ETICA Por el profesor Les Thompson Estoy en deuda con el Dr. W. Andrew Hoffecker, profesor de religi ón en Grove City College, por sus escritos sobre este tema.
  2. 2. Nuestra base para la ética bíblica La sola base que existe para establecer un orden moral objetivo es Dios y su auto- revelaci ón en la Biblia. Leyes morales gobiernan el cosmos y nosotros, los seres Humanos, rendimos cuenta a Dios por nuestras acciones, precisamente porque Dios nos cre ó –junto con todo lo que existe– y lo mantiene poderosamente de acuerdo a su divina y Soberana voluntad.
  3. 3. <ul><li>Por medio de la revelaci ón general (la conciencia –Ro 2:14-16 ). </li></ul><ul><li>Y lo refuerza por medio de su revelación especial ( e.g., los 10 mandamientos, y el resto de sus mandatos en la Biblia ). </li></ul>LO MALO Y LO BUENO Distinguimos entre lo malo y lo bueno porque Dios nos lo hace conocer:
  4. 4. SIN UNA BASE BÍBLICA OBJETIVA PARA LA MORALIDAD, LA ÉTICA SERÍA SUBJETIVA Y RELATIVA o Los pies afincados en el aire
  5. 5. <ul><li>difiere de toda otra filosof ía, ya que enseña que nuestra buena conducta nunca nos podrá salvar. El comportamiento correcto mas bien es el resultado de nuestra salvación. </li></ul><ul><li>Una vida moral es la respuesta que un creyente da a la obra redentora de Jesucristo en la cruz. No es la manera por la cual un pecador establece una relación aceptable con Dios. </li></ul>A SU VEZ, LA COSMOVISIÓN CRISTIANA
  6. 6. <ul><li>“ Yo s é que en mí, esto es en mi carne, no mora el bien; porque el querer el bien está en mí, pero no el hacerlo” . </li></ul><ul><li>Romanos 7:18 </li></ul>Comprendamos que sin el poder regenerador del Esp íritu Santo, un ser humano es incapaz de cumplir las demandas de la ley moral. No tenemos defensas contra la inmoralidad
  7. 7. Necesitamos indispensablemente la obra interna del Esp íritu Santo <ul><li>El Esp íritu de Dios provee el elemento subjetivo ( significa que una realidad es comprendida por la mente y no por evidencia externa ) de la ética cristiana. </li></ul><ul><li>Además, Jesucristo con </li></ul><ul><li>frecuencia subrayó la motivación interna (del corazón y la mente) en nuestro comportamiento, y no la externa (e.g., Mt 6; Mr 7). </li></ul>
  8. 8. VEAMOS las intrigantes ideas del MUNDO Tomaremos las ideas filos óficas más representativas
  9. 9. <ul><li>Bas ándose en Aristóteles, Tomás de Aquino enseñaba una moralidad producto de leyes naturales, por la que personas pueden cumplir con sus deberes morales sin necesitad de la Biblia ni de Dios. Sus conceptos introdujeron el secularismo. </li></ul>Ni Plat ón ni Aristóteles negaban la existencia de una realidad metafísica. Pero establecieron las bases para su ética naturalista subordinando a Dios al “sumo bien”. Plat ón : 428-347 a.C. Arist ótales:384-356 a.C Arist óteles creía que el ser humano tiene la capacidad innata de hacer el bien. Opinaba que la virtud es una disposición del alma o un hábito establecido al ser repetido. Tom ás Aquino: 1226-1274 d.C. De los Griegos a la Edad Media
  10. 10. De la Edad Media al Presente Francis Crick 1916-2004 Immanuel Kant 1724-1804 B. F. Skinner: 1903-1990 Jean Paul Sartre 1905-1980 Al hacer el razonamiento humano la fuente aut ónoma de la moral, Kant redujo la religi ón al punto de hacerla equivalente a la moralidad –una forma de conducta.Toda otra ética demanda otras leyes (ej.,aquellas establecidas por Dios), y tal tipo de moralidad era repugnante al hombre moderno. Ambos, el bi ólogo inglés Crick y el educador americano Skinner , enfatizaron el determinismo (todo, incluso las acciones humanas, son determinadas por causa y efecto –lo opuesto al libre albedrío–), por tanto el hombre no es culpable de sus hechos. Por su parte, Sartre exaltaba la idea existencialista que el hombre es totalmente libre, sin ser responsable a nadie –sólo a si mismo.
  11. 11. Sumario de las ideas humanas <ul><li>Arist óteles : el ser humano tiene la capacidad innata de hacer el bien. La virtud es una disposición del alma o un hábito establecido al ser repetido. </li></ul><ul><li>Tomás de Aquino : la moralidad es producto de leyes naturales; personas cumplen con sus deberes morales sin la necesitad de la Biblia ni de Dios. </li></ul><ul><li>Immanuel Kant : la religi ón es equivalente a la moralidad –induce una forma de conducta. </li></ul><ul><li>F. B. Skinner y Francis Crick : las acciones humanas, son determinadas por causa y efecto –lo opuesto al libre albedrío–, por tanto el hombre hace lo que aprende de la sociedad. </li></ul><ul><li>Jean Paul Sartre : el hombre es un ser totalmente libre; no es responsible a nadie por sus acciones –solo a si mismo (existencialismo). Toda idea de lo que es bueno o malo está en su cabeza; él lo crea en su imaginación. </li></ul>
  12. 12. Arist óteles : o pinaba que el ser humano tiene la capacidad innata de hacer el bien. La virtud es una disposición del alma o un hábito establecido al ser repetido. <ul><li>Pensaba que el hombre es bueno en s í, no nace pecador, más bien aprende a pecar (si se inclina a esa modalidad); o aprende a ser bueno por su propia disciplina. </li></ul>La Biblia, al contrario, nos dice que el hombre, despu és de la caída, nace pecador y no hay en él el deseo de hacer lo bueno, mas bien busca el pecado (Ro 3:10-17) :    Como está escrito: no hay justo, ni aun uno; no hay quien entienda, no hay quien busque a Dios; todos se han desviado, a una se hicieron in ú tiles;  no hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno. Sepulcro abierto es su garganta, engañan de continuo con su lengua, veneno de serpientes hay bajo sus labios;  llena est á su boca de maldici ó n y amargura;  sus pies son veloces para derramar sangre; destrucci ó n y miseria hay en sus caminos, y la senda de paz no han conocido. No hay temor de Dios delante de sus ojos.                                                                                                                                          384-356 a.C.
  13. 13. Tomás de Aquino : la moralidad es producto de leyes naturales; personas cumplen con sus deberes morales sin la necesitad de la Biblia ni de Dios. <ul><li>Por toda Europa en el tercer siglo hubo un renacer de las filosof ías griegas, en particular las de Aristóteles. Aquino, teólogo católico, unió las ideas de Aristóteles con enseñanzas bíblicas. El resultado fue dividir la realidad en dos esferas: </li></ul>1 . Las habilidades humanas pertenecen al orden natural 2. La gracia de Dios pertenece al orden sobrenatural. Al separar en dos las esferas de la realidad, el resultado produjo el semipelagianismo, que el hombre nace bueno (como decía Aristóteles) y que por su propia fuerza puede aprender a hacer lo que agrada a Dios y salvarse. Creía que: Tales ideas hacen innecesaria la muerte de Jesucristo, ya que no le necesitamos ni para ser ni hacer lo bueno. 1226-1274 La Gracia, gobernada por leyes eternas, se conoce por revelaci ón. La Naturaleza, gobernada por leyes naturales, se conoce por la raz ón.
  14. 14. Immanuel Kant : la religi ón es equivalente a la moralidad –es meramente una forma de conducta. <ul><li>Para Kant la Biblia no es autoritativa. Despreciaba las demandas éticas del Antiguo Testamento –la Ley le parecía anticuada. Opinaba que la autoridad para las ideas morales no salían de la Biblia, sino del razonamiento humano. Para él, la consciencia daba las pautas para nuestra conducta. Las religiones servían solo para instruir la consciencia. (Kant estableció las bases para la teología liberal moderna.) </li></ul>La Biblia enseña que el hombre no tiene la capacidad para auto perfeccionarse. A pesar de ello, Kant procuró darle una nueva definición a la “gracia” divina. Tradicionalmente decimos que la “gracia” es la dádiva inmerecida del favor Soberano. Kant decía que era “el beneficio que nosotros por nuestra conducta nos hacemos dignos de recibir.” 1724-1804
  15. 15. F. B. Skinner y Francis Crick : las acciones humanas, son determinadas por causa y efecto –lo opuesto al libre albedrío–; el hombre no es culpable de sus hechos. F.B.Skinner Francis Crick Estos dos fil ósofos aceptaron sólo una parte de la filosofía de Kant: negaron la parte que el hombre es libre, con la capacidad para escoger lo bueno. Skinner y Crick niegan ese libre albedrío y enseñan que la conducta humana es determinada por el medio ambiente (esto se llama “determinismo”). 1903-1990 1916-2004 Crick cree que el hombre es una colecci ón de moléculas sin poseer un ser interior (alma). Los cambios tecnológicos en nuestro mundo son los que dan luz nuevas necesidades y sistemas de conducta moral. Skinner busca técnicas, y no normas morales, para sobrevivir en nuestro mundo tecnológico. Claramente para ellos el hombre no es hecho a imagen de Dios, sino es un accidente evolucionario de la naturaleza. Por tanto, no consideran su lado espiritual y moral. Lo ven como un animal.
  16. 16. Jean Paul Sartre : el hombre es un ser totalmente libre; no es responsable a nadie por sus acciones –solo a sí mismo (existencialismo). Todo está en su cabeza; él lo crea en su mente. <ul><li>El hombre en su esencia –su mente y voluntad– es libre. Realmente, le falta autenticidad hasta el momento en que libremente escoge. Existimos y nos definimos en situaciones concretas al escoger existencialmente el hacer algo –lo que sea. De ah í su célebre frase: “La existencia precede la esencia”. No hay tal cosa como “humanidad” esencial; solo hay hombres y mujeres que existen. Tampoco hay Dios. Decía: </li></ul><ul><ul><li>El existencialista resiente el hecho de que Dios no exista, ya que toda posibilidad de encontrar valores en un cielo de ideas desaparece con él. No puede haber tal cosa como un Bien a priori , ya que no hay una infinita y perfecta consciencia para pensarlo. </li></ul></ul><ul><ul><li>En fin, el hombre escoge lo que hace, y es “bueno” o “malo” </li></ul></ul><ul><ul><li>de acuerdo a como él lo conciba, pues no hay otro criterio. </li></ul></ul>1905-1980
  17. 17. ¿C ómo se llegó a esta conclusión? <ul><li>Los fil ósofos con sus ideas le quitaron los derechos a Dios para establecer las reglas de la ética; así nos apropiamos los derechos a nosotros mismos. </li></ul><ul><li>Esto ha producido el caos moral que existe, precisamente porque todas las ideas éticas que hemos producido no tiene uniformidad. </li></ul><ul><li>Hemos llegado al punto donde cada uno establece sus propias ideas, al punto que todas las normas han desaparecido. Ya ni procuramos distinguir entre el bien y el mal. Si no nos gusta algo, no lo condenamos, lo toleramos. </li></ul>
  18. 18. Conclusi ón <ul><li>A su vez, no requiere inteligencia para ver que las ideas de moralidad naturalistas (propuestas por seres humanos) son muy distintas a las b íblicas. </li></ul><ul><li>En las ideas humanas no hay un factor unificador, ya que cada grupo sigue normas filosóficas distintas, y los filósofos no nos dan una cosmovisión unida ni satisfactoria. </li></ul><ul><li>En este estudio buscaremos razones para una ética que nos permita vivir tranquilos y convencidos de que nuestra conducta –al siguir la ética bíblica– satisface nuestro sentido de una moral apropiada para seres creados a la imagen de Dios. </li></ul>
  19. 19. Fin de la clase Laberinto Moral

×