Pastor Inv.
William Mejía
35 En todo os he enseñado que,
trabajando así, se debe ayudar
a los necesitados, y recordar las
palabras del Señor Jesús, ...
14 Porque ¿quién soy yo, y quién es
mi pueblo, para que pudiésemos
ofrecer voluntariamente cosas
semejantes? Pues todo es ...
5 Cuando alzó Jesús los ojos, y vio
que había venido a él gran
multitud, dijo a Felipe: ¿De dónde
compraremos pan para que...
7 Felipe le respondió: Doscientos
denarios de pan no bastarían para
que cada uno de ellos tomase un
poco. 8 Uno de sus dis...
10 Entonces Jesús dijo: Haced recostar
la gente. Y había mucha hierba en aquel
lugar; y se recostaron como en número
de ci...
12 Y cuando se hubieron saciado,
dijo a sus discípulos: Recoged los
pedazos que sobraron, para que
no se pierda nada.13 Re...
10 Traed todos los diezmos al alfolí
y haya alimento en mi casa; y
probadme ahora en esto, dice
Jehová de los ejércitos, s...
11 Reprenderé también por vosotros al
devorador, y no os destruirá el fruto
de la tierra, ni vuestra vid en el campo
será ...
15 Devoró riquezas, pero las
vomitará;
De su vientre las sacará Dios.
Job 20: 15 (RVR60)
4 Por la fe Abel ofreció a Dios más
excelente sacrificio que Caín, por
lo cual alcanzó testimonio de que
era justo, dando ...
1 Después hubo hambre en la
tierra, además de la primera
hambre que hubo en los días de
Abraham; y se fue Isaac a
Abimelec...
3 Habita como forastero en esta tierra,
y estaré contigo, y te bendeciré;
porque a ti y a tu descendencia daré
todas estas...
8 Sucedió que después que él
estuvo allí muchos días, Abimelec,
rey de los filisteos, mirando por una
ventana, vio a Isaac...
12 Y sembró Isaac en aquella tierra,
y cosechó aquel año ciento por
uno; y le bendijo Jehová.
13 El varón se enriqueció, y...
27 Entonces Jesús, mirándolos, dijo:
Para los hombres es imposible,
mas para Dios, no; porque todas
las cosas son posibles...
29 Respondió Jesús y dijo: De cierto os
digo que no hay ninguno que haya
dejado casa, o hermanos, o hermanas,
o padre, o m...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Porqué dar al Reino de los Cielos

232 visualizaciones

Publicado el

Pastor Invitado William Mejía
Iglesia Apostólica Tierra Fértil
Cra. 45 # 82 -213
Barranquilla, Colombia

Publicado en: Meditación
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
232
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Porqué dar al Reino de los Cielos

  1. 1. Pastor Inv. William Mejía
  2. 2. 35 En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir. Hechos 20:35 (RVR60)
  3. 3. 14 Porque ¿quién soy yo, y quién es mi pueblo, para que pudiésemos ofrecer voluntariamente cosas semejantes? Pues todo es tuyo, y de lo recibido de tu mano te damos. 1 Crónicas 29:14 (RVR60)
  4. 4. 5 Cuando alzó Jesús los ojos, y vio que había venido a él gran multitud, dijo a Felipe: ¿De dónde compraremos pan para que coman éstos? 6 Pero esto decía para probarle; porque él sabía lo que había de hacer.
  5. 5. 7 Felipe le respondió: Doscientos denarios de pan no bastarían para que cada uno de ellos tomase un poco. 8 Uno de sus discípulos, Andrés, hermano de Simón Pedro, le dijo: 9 Aquí está un muchacho, que tiene cinco panes de cebada y dos pececillos; mas ¿qué es esto para tantos?
  6. 6. 10 Entonces Jesús dijo: Haced recostar la gente. Y había mucha hierba en aquel lugar; y se recostaron como en número de cinco mil varones. 11 Y tomó Jesús aquellos panes, y habiendo dado gracias, los repartió entre los discípulos, y los discípulos entre los que estaban recostados; asimismo de los peces, cuanto querían.
  7. 7. 12 Y cuando se hubieron saciado, dijo a sus discípulos: Recoged los pedazos que sobraron, para que no se pierda nada.13 Recogieron, pues, y llenaron doce cestas de pedazos, que de los cinco panes de cebada sobraron a los que habían comido. Juan 6: 5-13 (RVR60)
  8. 8. 10 Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.
  9. 9. 11 Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de la tierra, ni vuestra vid en el campo será estéril, dice Jehová de los ejércitos. 12 Y todas las naciones os dirán bienaventurados; porque seréis tierra deseable, dice Jehová de los ejércitos. Malaquías 3: 10 – 12 (RVR60)
  10. 10. 15 Devoró riquezas, pero las vomitará; De su vientre las sacará Dios. Job 20: 15 (RVR60)
  11. 11. 4 Por la fe Abel ofreció a Dios más excelente sacrificio que Caín, por lo cual alcanzó testimonio de que era justo, dando Dios testimonio de sus ofrendas; y muerto, aún habla por ella. Hebreos 11: 4 (RVR60)
  12. 12. 1 Después hubo hambre en la tierra, además de la primera hambre que hubo en los días de Abraham; y se fue Isaac a Abimelec rey de los filisteos, en Gerar. 2 Y se le apareció Jehová, y le dijo: No desciendas a Egipto; habita en la tierra que yo te diré.
  13. 13. 3 Habita como forastero en esta tierra, y estaré contigo, y te bendeciré; porque a ti y a tu descendencia daré todas estas tierras, y confirmaré el juramento que hice a Abraham tu padre. 4 Multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo, y daré a tu descendencia todas estas tierras; y todas las naciones de la tierra serán benditas en tu simiente, Génesis 26: 1 - 4(RVR60)
  14. 14. 8 Sucedió que después que él estuvo allí muchos días, Abimelec, rey de los filisteos, mirando por una ventana, vio a Isaac que acariciaba a Rebeca su mujer. Génesis 26: 8 (RVR60)
  15. 15. 12 Y sembró Isaac en aquella tierra, y cosechó aquel año ciento por uno; y le bendijo Jehová. 13 El varón se enriqueció, y fue prosperado, y se engrandeció hasta hacerse muy poderoso. Génesis 26: 12 - 13 (RVR60)
  16. 16. 27 Entonces Jesús, mirándolos, dijo: Para los hombres es imposible, mas para Dios, no; porque todas las cosas son posibles para Dios. 28 Entonces Pedro comenzó a decirle: He aquí, nosotros lo hemos dejado todo, y te hemos seguido.
  17. 17. 29 Respondió Jesús y dijo: De cierto os digo que no hay ninguno que haya dejado casa, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por causa de mí y del evangelio, 30 que no reciba cien veces más ahora en este tiempo; casas, hermanos, hermanas, madres, hijos, y tierras, con persecuciones; y en el siglo venidero la vida eterna. Marcos 10: 27 – 30 (RVR60)

×