Guia trastornos del aprendizaje

698 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
698
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
42
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Guia trastornos del aprendizaje

  1. 1. “En un lugar de la Mancha, de cuyo nombreno quiero acordarme, no ha mucho tiempoque vivía un hidalgo de los de lanza enastillero,adargaantigua,rocínflacoygalgocorredor. Una olla de algo más vaca quecarnero, salpicón las más noches, duelos yquebrantos los sábados, lentejas los viernes,algún palomino de añadidura los domingos,consumían las tres partes de su hacienda. Elresto della concluían sayo de velarte, calzasGUÍA PARA EL PROFESORADO→Entender y atenderal alumnado con trastornosdeaprendizaje(TA)enlasaulas
  2. 2. Título: Entender y atender al alumnado con trastornos de aprendizaje (tA) en las aulas.Autoría: Departamento de Educación del Gobierno de Navarra (Servicio de Igualdad de Oportunidades,Participación educativa y Atención al Profesorado. CREENA)© Gobierno de Navarra Departamento de Educación1ª edición (2012)Diseño gráfico: Ana CoboISBN: 978-84-235-3312-1D.L.: NA-1112/2012Promoción y distribución: Fondo de Publicaciones del Gobierno de Navarra c/ Navas de Tolosa, 21 31002 PAMPLONA Teléfono: 848 427 121 Fax: 848 427 123 fondo.publicaciones@navarra.es www.navarra.es/publicacionesAgradecemos la colaboración de Juan Cruz Ripoll Salceda.
  3. 3. 3presentacion`La educación hace posible el acceso a una vida personalmadura, responsable y autónoma. Nuestra misión, porello, ha de garantizar eficazmente la igualdad de oportu-nidades en el acceso a este servicio público.La atención a las necesidades específicas de apoyoeducativo constituye una exigencia incuestionable parael logro de estos objetivos. Y entre esas necesidades seencuentran las dificultades específicas de aprendizaje,que deben ser objeto de detección, identificación e in-tervención tempranas para prevenir el posible fracasoescolar, incluso personal de un alumno.El Departamento de Educación es consciente de lasnecesidades de los escolares diagnosticados por Déficitde Atención e Hiperactividad (TDA-H) y Trastornos deAprendizaje (TA). Esta circunstancia nos llevó a la publi-cación de la Orden Foral 65/2012 de 18 de junio, queprecisa y regula las medidas de atención educativa alalumnado con necesidad específica de apoyo educativoderivada de uno u otro tipo de trastorno.Es lógico que junto a la presencia de una norma vincu-lante que atribuye derechos al alumnado, promovamosactuaciones y materiales formativos para la actualiza-ción de los colectivos profesionales que atenderán alalumnado con TA y TDA-H.No puedo dejar de insistir en la importancia de la detec-ción e identificación temprana, la intervención educativacorrecta, y quiero subrayarlo, la orientación que poda-mos ofrecer a las familias.Las guías que presentamos forman parte de estasactuaciones y pretenden ser un apoyo eficaz para el pro-fesorado y los orientadores y facilitar el papel nuclearque ejercen a través de la atención educativa específicaal alumnado. Su trabajo y su dedicación merecen todonuestro reconocimiento.Los chicos y chicas que se ven afectados por TDA-H opor TA, junto a sus familias, han sido y seguirán siendoobjeto de nuestra atención, de nuestro apoyo e interésa la hora de reconocer los derechos que figuran en laOrden Foral, pionera en nuestra Comunidad y que tantademanda suscitaba.Concluyo mostrando mi gratitud hacia todos los que hancolaborado en que nuestros objetivos se conviertan enuna realidad y a quienes desde el ámbito profesional odesde las familias y las asociaciones, favorecerán la másidónea aplicación en Navarra.La igualdad de oportunidades es esencial en cualquierámbito y, más si cabe, en el educativo, desde el quetrabajamos día a día para forjar hombres y mujeres, losdel futuro, más capaces y más libres. En la educación decada uno de nuestros alumnos no sólo está en juego sufuturo profesional, también su futuro personal. De ahínuestras elevadas aspiraciones para dotarles, desde unaigualdad real de oportunidades, de la educación queprecisan con la mayor calidad.José Iribas Sánchez de BoadoConsejero de Educación del Gobierno de Navarra
  4. 4. 41. Introducción............................................................................................................................ 52. Lo que el profesorado debe conocersobre los trastornos de aprendizaje............................................................................. 72.1. Antes del comienzo de la enseñanza formal de la lectura,la escritura y el cálculo: prevención........................................................................................ 82.2. La enseñanza formal de la lectura, la escritura y el cálculoalgorítmico: detección e intervención precoz....................................................................... 112.3. La adquisición de conocimientos a través del lenguajeescrito y matemático: ajustes en los procesos educativos(metodología y evaluación).................................................................................................. 133. El profesorado en el aula con alumnadocon trastornos de aprendizaje:consideraciones y buenas prácticas............................................................................. 163.1. Prevención: antes del comienzo de la enseñanza formaldel lenguaje escrito y matemático........................................................................................ 173.2. Detección e intervención: durante la enseñanza formaldel lenguaje escrito y matemático........................................................................................ 183.3. Ajustes metodológicos y competencias en lectura,la escritura y cálculo: la adquisición de conocimientos alo largo de la escolaridad...................................................................................................... 214. Adecuación y flexibilización de la evaluaciónen el alumnado con trastornos de aprendizaje..................................................... 24indice`
  5. 5. 6734589Guía del profesorado Introducción5IntroducciónEn todos los centros, y en casi todas las aulas hay escolares quetienen problemas de lectura, de escritura o de cálculo. Estos pro-blemas pueden tener distintas causas, pero esta guía se va a centraren un grupo de alumnos que es el que presenta dificultades es-pecíficas de lectura, escritura o cálculo por tener un trastorno deaprendizaje (TA).Los trastornos de aprendizaje son también conocidos con nombrescomo dislexia, discalculia o disortografía. Podrían afectar a entre el5% y el 10% del alumnado causando, casi siempre, problemas en elaprendizaje y uso de la lectura, aunque también se pueden mani-festar en la escritura y en el cálculo. Por ello, la adquisición de lascompetencias básicas lingüísticas y matemáticas, y el aprendizajede los contenidos escolares se verá dificultado.Algunos profesores no acaban de entender los problemas de estosalumnos y consideran que cometen errores o no aprenden por faltade voluntad o de esfuerzo. Con frecuencia les transmiten mensajescomo “tienes que leer mejor”, “debes mejorar tu caligrafía”, “ponatención para no hacer tantas faltas de ortografía” o “es increíbleque a tu edad aún falles en las tablas de multiplicar”. En muchasocasiones estos alumnos han trabajado y se han esforzado másque sus compañeros añadiendo ejercicios de refuerzo al trabajo declase y dedicando mucha atención a lo que a otros les salía casi sinquerer. Pero en lugar de eso se valora el resultado final a partir delsiguiente razonamiento: “La lectura, la escritura y el cálculo básicoson cosas elementales. Si no te salen bien es que no te estás esfor-zando lo suficiente”.Pero no es suficiente con entender al alumnado con TA, ya que pue-den aprender mucho si el profesorado utiliza medidas y estrategiaseducativas para atender adecuadamente a sus necesidades.1.Kk LlMmNnOoPp201
  6. 6. Guía del profesorado Introducción6Ya han aparecido las dos palabras clave que orientan esta guía.Son entender y atender. Por lo tanto, los objetivos que preten-de conseguir son dos:] Proporcionar al profesorado información básica sobrela naturaleza de los trastornos de aprendizaje (TA), deforma que le ayude a comprender las características ynecesidades educativas que pueden presentar algunosde sus alumnos y alumnas.] Ofrecer pautas y estrategias que orienten y apoyen alprofesorado en la realización de los ajustes metodoló-gicos y de evaluación que propicien el éxito escolar detodo su alumnado.El capítulo II se centrará en el primer objetivo, proporcio-nando información sobre los TA y los signos que pueden alertarsobre su existencia.Los capítulos III y IV van a dar indicaciones que permitan alprofesorado prevenir, ayudar al alumnado con TA a mejorar ensus dificultades, y compensar las consecuencias de esas dificul-tades en el aprendizaje escolar.Los capítulos II y III se han dividido en tres grandes seccionesque corresponden a lo que sucede y lo que se puede hacer antesdel aprendizaje de la lectura, la escritura y el cálculo algorítmico,durante ese aprendizaje inicial, y después del aprendizaje inicial,cuando son utilizados como instrumentos o herramientas fun-damentales de adquisición de conocimientos.→→→109
  7. 7. Guía del profesorado Lo que el profesorado debe conocer sobre los trastornos de aprendizaje7Lo que el profesorado debeconocer sobre los trastornosde aprendizajeResulta lógico pensar que todo profesional de la enseñanza de-bería tener conocimiento sobre los trastornos de aprendizaje.Podría pensarse que lo fundamental es un conocimiento prác-tico sobre qué hacer para evitar los efectos negativos de los TA,pero un conocimiento más teórico sobre sus manifestaciones ysus consecuencias ayudará a detectar quiénes son los alumnosque tienen estos problemas, y hará que se sientan más com-prendidos.El alumnado con TA presentadificultades en el aprendizajede habilidades básicas comola lectura, la escritura oel cálculo, en las que rindenclaramente por debajo de loque se espera para su edad ycurso.2.Estas dificultades son específicas ya que, en principio, no mues-tran problemas para otro tipo de aprendizajes. Un trastorno deaprendizaje no es el resultado de una discapacidad intelectual,de una deficiencia sensorial (problemas de visión o de audición),de una situación socio-cultural desfavorecida, o del absentismoescolar, aunque hay alumnado que puede tener esos problemasy, además un trastorno de aprendizaje.Se piensa que los trastornos de aprendizaje se deben a proble-mas en el desarrollo del sistema nervioso central, pero aún nose conocen las causas concretas por las que algunas personasdesarrollan un trastorno de aprendizaje.→
  8. 8. Guía del profesorado Lo que el profesorado debe conocer sobre los trastornos de aprendizaje82.1. Antes del comienzo de la enseñanzaformal de la lectura, la escritura yel cálculo: prevenciónDurante la Educación Infantil tienen lugar los primeros contactoscon las letras y los números y las reglas para utilizarlos. El currí-culo del segundo ciclo de Educación Infantil en la ComunidadForal de Navarra establece como objetivo iniciarse en las habili-dades lógico-matemáticas y en la lecto-escritura, de modo quesus contenidos incluyen la iniciación al conocimiento del códigoescrito a través de palabras y frases, y la iniciación en habilidadesnuméricas básicas como el uso de la serie numérica y de núme-ros cardinales y ordinales referidos a pequeñas cantidades.A veces se asocian con una predisposición genética, con proble-mas durante el embarazo, el parto o la primera infancia, o conenfermedades neurológicas, pero nada de eso permite predecircon fiabilidad la aparición de un TA y existen muchas personascon TA que no tienen ninguno de esos antecedentes.Se considera, también, que los TA son crónicos aunque no semanifiestan igual en las distintas etapas de la vida del alumno.Es posible que en Educación Infantil se puedan encontrar signosque alerten sobre un posible TA, pero resulta difícil hacer undiagnóstico antes de los 6 o 7 años, cuando se supone que todoslos alumnos tienen que estar practicando la lectura, la escrituray el cálculo, y se puede comparar si esas habilidades se desarro-llan según lo previsto. El diagnóstico será más claro conformepase el tiempo y se compruebe que las dificultades persisten apesar de los intentos de solucionarlas.Conviene tener muy presente que los TA, además de producir di-ficultades de aprendizaje, pueden producir problemas en la vidacotidiana, sobre todo si no son correctamente tratados. Muchasveces, los TA se asocian a desmoralización, baja autoestima,problemas de comportamiento y falta de habilidades sociales.En una sociedad como la nuestra en la que el lenguaje escritoes parte fundamental de la cultura y la vida, las personas conTA pueden encontrarse en desventaja. Las consecuencias fina-les dependerán de muchos factores, algunos serán propios delalumno como el grado de afectación, o la capacidad intelectual,y otros, propios del entorno como el ambiente familiar y social,el momento en que se empiecen a tratar las dificultades, y eltipo de medidas que se tomen. A pesar de saber aún muy pocosobre el origen y las causas de los TA sí que está claro que haymétodos pedagógicos que permiten atenuar sus consecuenciasy que el alumnado con TA alcance mejores resultados.
  9. 9. Guía del profesorado Lo que el profesorado debe conocer sobre los trastornos de aprendizaje9→ Signos de los problemas de lectura y escrituraEntre los signos que alertan de que un alumno puede tener unTA, el más fácil de interpretar es la dificultad para aprender elnombre o sonido de las letras cuando se empieza a trabajar conellas, sobre todo si esa dificultad sorprende en relación a otrascapacidades.Pero no es necesario esperar a que se inicie el contacto con lasletras. Conviene saber que, en muchas ocasiones, los trastornosde aprendizaje de la lectura y la escritura van precedidos porproblemas en el lenguaje oral, y es prudente considerar que losniños con trastornos de lenguaje están en riesgo de tener, másadelante, trastornos de aprendizaje.Sin embargo, los problemas de lenguaje que alertan de un posi-ble TA pueden ser bastante sutiles, y aunque los alumnos hablencon normalidad pueden tener poco desarrollada su capacidadpara analizar y trabajar con los sonidos que componen la lenguaoral. Esta capacidad se conoce como conciencia fonológica ohabilidades fonológicas, y permite predecir, en parte, el éxito enel aprendizaje inicial de la lectura y la escritura.Existen tareas y ejercicios en los que se ponen en juego las ha-bilidades fonológicas y si hay alumnos que sistemáticamentetienen más dificultades que sus compañeros para realizarlos, esrazonable pensar que en el futuro también puedan tener dificul-tades para aprender a leer y escribir. Algunos ejemplos de estastareas son:b Contar cuántas palabras hay en una frase.b Separar las sílabas de una palabra.b Buscar palabras que rimen.b Identificar palabras que empiezan con la misma sílabao con el mismo fonema.b A partir de una palabra formar otras nuevas omitiendoo añadiendo sílabas o fonemas.b Recomponer palabras a partir de sus sílabas o fonemas.“Ellobo devoróa la Abuelita y sepuso el gorro rosa dela desdichada, se metióen la cama y cerró losojos. No tuvo que esperarmucho, pues CaperucitaRoja llegó enseguida,toda contenta”.“El lobo devoró a laAbuelita y se puso el gorrorosa de la desdichada,se metió en la cama ycerró los ojos. No tuvoque esperar mucho, puesCaperucita Roja llegóenseguida, toda contenta”.
  10. 10. Guía del profesorado Lo que el profesorado debe conocer sobre los trastornos de aprendizaje10→ Signos de los problemas de cálculoLos trastornos de aprendizaje del cálculo son menos conocidos,y es difícil encontrarlos de forma aislada, sin combinarse conproblemas de lectura y escritura.Algunos signos de alerta son:b Dificultad para recitar los números en orden.b Errores al representar cantidades con sus dedos.b Problemas para leer o escribir los números trabajadosen clase.b Errores al contar cantidades manejables de elementos.b Dificultad para reconocer cantidades pequeñasde elementos sin contarlos.b Errores al comparar números y cantidades.213?La intervención en esta etapa:] No es habitual que en esta etapa se haya diagnosticadoun trastorno de aprendizaje a ningún alumno por lo queno cabe hablar de intervención. Sin embargo, hay doscosas importantes que se pueden hacer: la prevencióny la detección temprana.] Si se entiende la prevención como evitar que aparez-ca un problema, no está claro que los TA se puedanprevenir, pero si se entiende como disminuir desde elprincipio las consecuencias negativas del problema, hayintervenciones como el entrenamiento en habilidadesfonológicas que se han mostrado eficaces para mejorarel aprendizaje de la lectura en el alumnado, especial-mente en el que posteriormente va a tener un TA.] Cuando se sospecha que un alumno está en riesgo detener un TA convendría emplear prácticas como lasdescritas en el próximo capítulo, u otras que hayanmostrado su eficacia, y seguir su evolución con especialatención. Si no se experimentan mejoras apreciableshabría que considerar la necesidad de realizar unaevaluación psicopedagógica y de utilizar formas deintervención más individualizadas.
  11. 11. Guía del profesorado Lo que el profesorado debe conocer sobre los trastornos de aprendizaje112.2. La enseñanza formal de la lectura,la escritura y el cálculo algorítmico:detección e intervención precozEn algunos colegios esta etapa se inicia en el último curso deEducación Infantil, y en otros en el primer curso de EducaciónPrimaria. De cualquier manera, al acabar el primer ciclo dePrimaria se espera que los alumnos sean capaces, entre otrascosas, de:• Localizar información y realizar inferencias sencillasbasadas en los textos.• Planificar, redactar y revisar textos.• Contar, leer y escribir números hasta el 999.• Realizarcálculosbásicosdesuma,restaymultiplicación.• Resolver problemas sencillos con las operaciones desuma y resta.gMaB+2fe50→ Signos de los problemas de lectura y escrituraUna vez que se comienza el aprendizaje escolar de la lectura yla escritura, los alumnos con TA pueden presentar problemascomo los siguientes:b Dificultades para identificar letras y asociarlas con susonido.b Errores al leer o escribir tales como omitir, añadir, ocambiar letras, o el orden de las letras al leer o al escribir.b Invenciones o lectura de palabras distintas a las que estánescritas en el texto.b Lectura lenta, a veces silabeante, o con numerosasinterrupciones, repeticiones y correcciones.b Uniones o separaciones incorrectas de las palabras alescribir.Hay que tener en cuenta que todos esos errores pueden sercomunes entre los alumnos que están aprendiendo a leer y es-cribir, pero en los que tienen trastornos de aprendizaje siguenapareciendo cuando la mayoría de sus compañeros dejan decometerlos. La persistencia de los problemas incluso cuando setoman medidas para solucionarlos puede ser uno de los signosmás claros de un TA .A veces, los trastornos de aprendizaje de la lectura y la escriturao del cálculo van acompañados por dificultades para memorizarsecuencias como el alfabeto, los días de la semana, o los mesesdel año.
  12. 12. Guía del profesorado Lo que el profesorado debe conocer sobre los trastornos de aprendizaje12→ Signos de los problemas de cálculoEl síntoma más común y más obvio en los alumnos con TA delcálculo es el bajo rendimiento en el área de Matemáticas, peroen muchos alumnos eso va acompañado de signos de alarmacomo los siguientes:b Dificultades para automatizar el cálculo. A pesar de lapráctica les cuesta sumar y/o restar cuando el resultado esmenor que 10 de forma rápida y sin contar.b Permanencia excesiva de estrategias infantiles como contarcon los dedos o hacer palotes para realizar operacionessencillas.b Errores al alinear las operaciones cuando se hacen sumaso restas en columna de números con distinta cantidad decifras.b Problemas para trabajar con series numéricas.En algunos casos también aparecerán dificultades para aprendera leer la hora, las equivalencias entre monedas, y de razona-miento lógico-matemático.=52112:009:30+≠La intervención en esta etapa:] El periodo de aprendizaje formal de la lectura, la escritu-ra y el cálculo algorítmico es una etapa muy importantepara la detección y evaluación de los TA, ya que sepueden presentar con más nitidez que en la etapa ante-rior, en la que no era posible evaluar el rendimiento enhabilidades que aún no se habían enseñado, y que en laetapa posterior, en la que los problemas de lectura, es-critura y cálculo pueden estar causando retraso en otrosaprendizajes de modo que pueden quedar oscurecidospor un bajo rendimiento general.] No todos los alumnos que presentan los signos que sehan descrito tienen un TA, pero es importante que no seretrase la evaluación por parte de un especialista atri-buyendo el problema a inmadurez, pereza, desinterés,o falta de capacidad. De cualquier manera, durante estafase se pueden aplicar medidas que resulten positivaspara el alumno con bajo rendimiento en lectura, escri-tura o cálculo, tenga un TA o no.] Este alumnado va a necesitar una atención individualiza-da por parte de su tutor o tutora. Será muy convenienteque reciba refuerzo educativo dentro o fuera del aula yque se realicen cambios y estrategias en los métodos deenseñanza, como los que se describirán en el próximocapítulo. Además habrá que informar y orientar a lafamilia, cuya colaboración puede ser esencial. Durantela evaluación psicopedagógica del alumno convendríavalorar la necesidad o no de un tratamiento reeducativoespecializado y orientar a la familia del alumno sobreesa posibilidad.
  13. 13. Guía del profesorado Lo que el profesorado debe conocer sobre los trastornos de aprendizaje132.3. La adquisición de conocimientos através del lenguaje escrito: ajustesen metodología y evaluaciónEsta etapa es la más larga de las tres que se han considerado, ypor eso, es la más difícil de describir. Normalmente se prolongadesde el final de los primeros cursos de Primaria hasta el finalde la escolaridad. Respecto a los TA, ese periodo tiene algocaracterístico, y es que la enseñanza que se da a los alumnos yano trata de desarrollar su habilidades elementales de lectura,escritura o cálculo, sino que éstas se dan por supuestas y se uti-lizan como instrumento para la comprensión y adquisición deconocimientos a partir de los textos, para la expresión escritay para demostrar los conocimientos adquiridos y para la reso-lución de problemas y adquisición de nuevos conocimientosmatemáticos, físicos, químicos, de geografía, etc.El currículo del área de Lengua ya introduce en el segundociclo de Primaria la comprensión de textos para aprender einformarse, aunque, para una adecuada atención del alumnadocon TA conviene recordar que la lectura en voz alta con fluidez,pronunciación, ritmo, pausas y entonación adecuadas es uncontenido que se debe enseñar durante toda la Primaria.La etapa anterior, de enseñanza formal, es más larga en elcaso del cálculo, ya que el uso de la división con varias cifrasen el divisor es un contenido propio del tercer ciclo de Prima-ria, aunque en muchos colegios se adelante al segundo ciclo.En realidad, cada operación que se aprende es utilizada pararesolver problemas y como apoyo para nuevos aprendizajes,sin esperar al dominio de las cuatro operaciones básicas paraintroducir nuevos contenidos.→ Signos de los problemas de lectura y escrituraLo más característico al inicio de la nueva etapa es que el alumnoaún no domina con facilidad las reglas de lectura y escritura, yeso hace que durante la lectura y escritura de textos su atenciónesté centrada en los procesos de conversión de letras a sonidos,o de sonidos a letras y preste poca atención a la comprensión delo que lee, o a la planificación y supervisión de lo que escribe.La manifestación de las dificultades puede ser distinta en diferen-tes alumnos, y se pueden observar signos como los siguientes:b Persistencia de los errores de lectura y escritura por omitir,añadir, o cambiar letras, o el orden de las letras.b Lectura lenta o titubeante.b Escasa comprensión de lo leído acompañada por unaadecuada comprensión oral.b Abundantes faltas de ortografía.b Composición de textos excesivamente simples y con erroresde concordancia.b Dificultades en el aprendizaje del inglés cuando pasa detrabajarse de forma oral a leerse y escribirse.
  14. 14. Guía del profesorado Lo que el profesorado debe conocer sobre los trastornos de aprendizaje14Conforme aumenta la edad es habitual que los errores de lec-tura se hagan esporádicos, aunque siguen siendo excesivos siel alumno intenta leer deprisa. En algunas ocasiones tardanmucho en desaparecer las confusiones entre letras parecidascomo “d” y “b”, o “f” y “t”. Los errores de escritura también seatenúan aunque probablemente persistirán las abundantes fal-tas de ortografía y un uso incorrecto de letras que siguen reglascomo “g” o “c”.De esta forma los signos más evidentes de que existe un TAdesaparecen y lo que va quedando es la lectura lenta, con es-casa comprensión o una escritura pobre y salpicada de faltas.El mayor problema es el de la lectura ya que dificulta el estudioy puede ocasionar un progresivo retraso escolar. Cuando hanpasado varios cursos lo que se puede observar es que hay alum-nos con mal rendimiento escolar general, pero puede ser difícilrelacionar eso con un TA si no se revisa su historia escolar o seutilizan pruebas de evaluación especializadas.→ Signos de los problemas de cálculoLas dificultades de los alumnos con TA del cálculo son más hete-rogéneas que las de lectura y escritura. Algunas de las cosas quese pueden encontrar son:b Dificultad persistente para memorizar las tablas demultiplicar, pudiendo llegar a la Secundaria cometiendoerrores básicos en la multiplicación.b Problemas de memoria en el cálculo mental, olvidando lascantidades mientras tratan de hacer las operaciones.b Abundantes errores de cálculo por fallos al operar y olvidode llevadas.b Uso de estrategias primitivas para la resolución deproblemas (“no sé si es de sumar o de restar”).Puede suceder que en esta etapa se hagan evidentes las difi-cultades de algunos alumnos que fallan habitualmente en laresolución de problemas sin tener dificultades para realizar lasoperaciones ni de comprensión lectora.
  15. 15. Guía del profesorado Lo que el profesorado debe conocer sobre los trastornos de aprendizaje1512Mejorar las habilidadesque están fallandoHabría que considerar que aunquehaya concluido el periodo deenseñanza de las habilidades básicasde lectura, escritura y cálculo, parael alumnado con TA aún no se hacerrado, y se pueden seguir realizandoactividades que contribuyan a esosaprendizajes.Evitar el retraso en otros aprendizajesUna de las razones que complica laatención escolar al alumnado con TAdurante esta fase es que mientras trabajapara mejorar las habilidades básicas noestá haciendo otras cosas propias delprograma de su curso, salvo que sea posiblecombinar los dos trabajos en las mismasactividades. Además de eso, el mero hechode tener problemas, especialmente losde lectura, puede ser motivo suficientepara ir experimentando retraso en otrosaprendizajes. Para que no se produzca eseretraso se necesitan adaptaciones en laforma de enseñar y en la forma de evaluarque permitan a los alumnos con TA aprenderen igualdad de condiciones en las distintasáreas.3La intervención en esta etapa:] El tratamiento de los TA después del periodo de en-señanza formal de la lectura, la escritura y el cálculotiene que organizarse en torno a tres ejes: mejorarlas habilidades que están fallando, evitar el retraso enotros aprendizajes y orientar al alumno en la reflexiónsobre su situación y las decisiones que tome acerca desu actitud ante el estudio.Orientar al alumnoDurante los primeros años de escolaridad eshabitual que los alumnos atribuyan sus buenoso malos resultados al esfuerzo, e interpretenque si las cosas no les salen bien se debe a queno se han esforzado lo suficiente. A lo largo deesta etapa el alumno con TA toma concienciade sus problemas y cuando se compara consus compañeros se da cuenta de que necesitamucho más trabajo para alcanzar un resultadoparecido al de los demás, y, a veces, ni siquieraalcanza su nivel. Si no se le orienta sobre susproblemas y sus causas es probable que tengaserias dudas acerca de su capacidad intelectual.Por otra parte, el mal rendimiento, habitual,y conocido por sus compañeros, puede hacerque acabe desarrollando la actitud de que nomerece la pena intentarlo y deje de esforzarsepara alcanzar buenos resultados. Eso no soloagrava el problema de aprendizaje, sino quepuede llevar a problemas de comportamiento queempeoren la situación. Las medidas para mejorarlas habilidades del alumno y evitar su retrasopueden ayudar a que no se llegue a esa situación,pero también será bueno realizar un apoyoemocional para conseguir que el alumno continúeesforzándose para mejorar su rendimiento a pesarde sus problemas.Tengocreatividad eimaginacion.`
  16. 16. Guía del profesorado Consideraciones y buenas prácticas16El profesorado en el aulacon alumnado contrastornos de aprendizaje:consideraciones y buenasprácticasLa comprensión de las dificultades específicas para aprenderque presenta el alumnado con TA a lo largo de toda la esco-laridad es el punto de partida para que el profesorado puedaatender las necesidades educativas causadas por una dificultaden la lectura, la escritura o las matemáticas.En el capítulo anterior nos hemos aproximado a la naturalezade estas dificultades y a su evolución a lo largo de las distintasetapas educativas.Los procesos de enseñanza-aprendizaje que se “generan” en lasaulas deberán adecuarse a estas necesidades específicas quepresentan estos alumnos para progresar con éxito antes, duran-te y después de la enseñanza formal de la lectura, la escritura yel cálculo.Si bien la adquisición de estos aprendizajes se desarrolla en losprimeros cursos, continúa a lo largo de toda la escolaridad (yde toda la vida, en sentido amplio). De forma especial en laspersonas con dificultades específicas de aprendizaje, la mejorapermanente en estos aprendizajes será la clave para el éxitoacadémico y personal.3.http://centros.educacion.navarra.es/creena/Todos los profesores, de todos los cursos y áreas deben contri-buir a ello, a la par que deben ofrecer alternativas de aprendizajeen la adquisición de contenidos. La prevención y la atención alos factores de riesgo, la metodología y las buenas prácticas parael aprendizaje de la lectura, la escritura y el cálculo, así comolas estrategias de compensación para la adquisición de otrosaprendizajes serán, a grandes rasgos, las tres grandes líneas deintervención que van a desarrollarse en este capítulo.Con la finalidad de apoyar al profesorado, de forma simultáneaa la publicación de esta guía se inicia un proceso de recopilaciónde materiales y recursos de apoyo en formato digital. El objeti-vo es construir un banco de recursos educativos, mediante lacolaboración de todas las personas interesadas en compartirmateriales y ponerlos a disposición de la comunidad educativa.Como forma de asegurar su idoneidad, calidad y facilitar subúsqueda será el Centros de Recursos de Educación Especialde Navarra –CREENA– el encargado de su gestión a través dela página web que estará en constante revisión y actualización.
  17. 17. Guía del profesorado Consideraciones y buenas prácticas173.1. Prevención: antes del comienzo de laenseñanza formal del lenguaje escritoy matemáticoEn la Etapa de Educación Infantil, el enfoque preventivo, enten-dido como anticipación a la aparición de desajustes en el procesoeducativo será el que guíe las buenas prácticas en estos cursos.Los estudios de investigación informan sobre la alta eficacia delas siguientes medidas de prevención e intervención tempranaen Educación Infantil:1. La estimulación de la comprensión y la expresión oral. El desarrollode habilidades lingüísticas orales y comunicativas es fundamentalporque prepara y facilita el aprendizaje de la lectura y la escritura. Enestos cursos, en las aulas se deben ofrecer modelos lingüísticos oralesricos en significados, claros y bien estructurados. Asimismo, se debenbrindar oportunidades de interacción tanto con los adultos como conlos iguales.2. La práctica de las habilidades fonológicas que son las que permi-ten a los niños reconocer y manipular los sonidos del habla, algofundamental para aprender a leer y escribir. Esta práctica se realizamediante ejercicios y juegos sobre la secuencia de sonidos que formalas palabras, practicando habilidades como separar y aislar sílabas ofonemas, distinguir cuáles son iguales y cuáles no, omitirlos, añadirotros, o cambiar su orden. Las deficiencias en las habilidades fonológicas parecen estar en el ori-gen de muchos trastornos de aprendizaje, de modo que su prácticaen clase no solo puede ayudar a prevenir problemas en etapas futu-ras, sino que también permite saber de forma temprana qué alumnostienen mayor riesgo de tener un trastorno de aprendizaje que afectea la lectura y la escritura.3. Inmersión en el lenguaje escrito y acercamiento a los diferentes tiposde textos: enriquecer la clase con marcadores visuales escritos, mani-pular diferentes tipos de textos (cuentos, revistas, libros, periódicos,etc.), crear diccionarios visuales y escritos, poner al alcance del alum-nado una biblioteca rica en diferentes tipos de textos, etc.4. Manipulación de las grafías y de los números: Realizar, dibujar, re-cortar y manipular letras y números utilizando diferentes materiales;“escribir”, copiar y reproducir grafías y números como una actividadplástica, introducir de forma lúdica los teclados, las calculadoras, re-lojes y otros aparatos con letras o números, etc.5. Incrementar la lectura en las aulas: Leer al alumnado textos diversos:poesías, cuentos, adivinanzas, textos literarios de tradición popu-lar, descripciones, etc., variar los lectores (masculinos, femeninos,adultos, jóvenes, etc.), en el contexto de colaboraciones en las queparticipe la comunidad educativa.6. Conocimiento de las letras y de los números: Intensificar en el aula larealización de ejercicios y juegos para su aprendizaje a varios niveles(espacial, temporal, simbólico y cognitivo) y mediante la utilización dela vista, el oído y el tacto (facilitando la observación, la manipulacióny la experimentación).→ Puesto que a estas edades es imposible tenerun diagnóstico diferencial certero, no se debeconcluir que estos programas preventivos actúendirectamente sobre los alumnos y alumnas con TA,pero sí se puede afirmar que minimizan el riesgode aparición de las dificultades específicas y otrosproblemas relacionados con la lectura, la escrituray el cálculo en el futuro. Por ello, la etapa deEducación Infantil es clave en el planteamiento deprevención e intervención temprana.
  18. 18. Guía del profesorado Consideraciones y buenas prácticas183.2. Detección e intervención: durantela enseñanza formal del lenguajeescrito y matemáticoPodemos considerar la etapa entre los 5 y 7 años como crucial,pues en ella comienza la enseñanza de la lectura y escritura y seinicia su uso como herramienta de aprendizajes.Es, en el último curso de la Educación Infantil o primero deEducación Primaria, cuando de manera sistemática comienza laadquisición de las denominadas técnicas instrumentales (lectu-ra, escritura y cálculo). La utilización de metodologías flexibles,multisensoriales y abiertas al uso de soportes informáticos pro-piciará de forma más eficaz el éxito en el proceso de aprendizajede dichas técnicas instrumentales.En el último curso de Educación Infantil o en el primer año deEducación Primaria es cuando el alumno consigue ser capaz decomprender que un sonido o fonema está representado por ungrafema o signo gráfico y que a su vez, si lo combina con otro,forman segmentos sonoros (palabra oral) y visuales (palabra es-crita) que tienen un determinado significado y que ocupan unaposición en el discurso, tanto oral como escrito. En estos cursosse desarrolla de forma sistemática el proceso de enseñanza-aprendizaje de la lectura, la escritura y el cálculo.En atención a los distintos ritmos madurativos del alumnadopodemos estimar que para el segundo o tercer trimestre delprimer ciclo de Educación Primaria el aprendizaje de la lectoes-critura ya está en marcha. Es en este periodo de tiempo cuandose comienzan a apreciar claramente las dificultades específicasde lectura, escritura o cálculo indicativas de un posible trastornode aprendizaje.En esta etapa de adquisición de la lectura, la escritura y el cálculo,es necesario incorporar en la práctica educativa intervencionesque minimicen las dificultades que los alumnos y alumnas pue-den llegar a manifestar en las siguientes etapas de escolarizaciónen la que deben utilizar de forma exhaustiva estos aprendizajes.“Enun lugar de laMancha, de cuyonombre no quieroacordarme, no hamucho tiempo que vivíaun hidalgo de los delanza en astillero adargaantigua, rocín flaco ygalgo corredor”.“En un lugar de laMancha, de cuyonombre no quieroacordarme, no hamucho tiempo quevivía un hidalgode los de lanza enastillero adargaantigua, rocín flacoy galgo corredor”.Don Quijote de la Mancha(Miguel de Cervantes)
  19. 19. Guía del profesorado Consideraciones y buenas prácticas19Las buenas prActicasen estos cursos deben incluir los siguientes componentes:| Enseñanza de la fonética de la lectura. La enseñanza sis-temática de la relación letra-sonido, del código alfabético,y la automatización de las reglas de conversión grafema/fonema han mostrado ser muy eficaces en la mejora delas dificultades específicas de la lectura y la escritura. Losmétodos de enseñanza de la lectura basados en estosprincipios deberían ser la primera elección, al menos antealumnos con TA de lectura o que manifiestan riesgo de te-nerlo.| Aumento de la cantidad de tiempo que se dedica a leer:enfatizar la práctica de la lectura oral repetida (realizadade forma independiente o guiada) y compartida más quela lectura silenciosa independiente con mínima guía o fee-dback.| Selección de los textos: temas de interés, procedentes demedios de comunicación social (webs, periódicos, etc.),textos para aprender y para informarse (folletos, instruc-ciones, etc.).| Trabajo de la comprensión de textos propios (escritos porlos alumnos). Hemos de tener en cuenta que la compren-sión de textos es una destreza importantísima, la únicaverdaderamente clave y para la cual se trabajan las restan-tes (conocimiento fonológico, reconocimiento de palabras,fluidez y vocabulario).| Inicio en el uso de estrategias de comprensión lectora(modelado por parte del profesorado): activación de conoci-mientos previos, realización de anticipaciones, interpretaciónde imágenes que acompañan al texto, identificación dedatos concretos, formulación de preguntas, utilización deorganizadores semánticos y gráficos, respuesta a preguntas,conocimiento de la estructura de textos variados, etc.| La enseñanza del vocabulario entendido como conocimientodel significado de las palabras, dada la relación entre el cono-cimiento de vocabulario y la comprensión lectora. Se puedehacer a través de la enseñanza explícita, indirecta, métodosmultimedia, métodos de capacidad, métodos asociativos,elaboración de diccionarios básicos, digitales y con apoyosvisuales, etc. De forma específica, enseñar el vocabulariomatemático (juntar, reunir, compartir, dividir, quitar,…)| Iniciación a las tecnologías de la información y la comuni-cación para obtener información. Utilización de gráficos,dibujos, diagramas en distintos soportes para entender loscálculos y procedimientos. Integración paulatina de soportesdigitales para trabajar la lectura diariamente.| Iniciación guiada al uso de programas informáticos de pro-cesamiento de texto de diferente tipo (mapas conceptuales,presentaciones multimedia, etc.)| Utilización guiada de la biblioteca. Tanto de aula, como decentro o barrio.`La recompensaal esfuerzome motiva.
  20. 20. Guía del profesorado Consideraciones y buenas prácticas20Además, el profesorado en estos cursos deberá tener en cuentacuando introduzca vocabulario, estructuras nuevas y comience autilizar el lenguaje escrito en sus diferentes actividades del aulaque el alumnado con dificultades quizás, no habrá alcanzadolas competencias lingüísticas o matemáticas, y que por lo tanto,no podrá utilizar de forma efectiva las estrategias lectoras, deescritura y cálculo en la adquisición de contenidos.Sobre todo, a partir del segundo ciclo de Educación Primaria elalumnado pasará de “aprender a leer” a “leer para aprender”(sin olvidar otras funciones como el ocio, el placer y la comu-nicación interpersonal y social), a escribir para demostrar loaprendido y a aplicar cálculos matemáticos para la resolución deproblemas, interpretar, comentar, etc. Por ello, el profesoradodeberá realizar ajustes metodológicos que favorezcan la ad-quisición de contenidos en las diferentes áreas (en el siguienteapartado se recogen algunas sugerencias).Si el alumnado con TA suele tener dificultades para leer y escribirde forma eficiente en su lengua materna, estas dificultades semultiplican cuando tiene que hacerlo en una lengua extranjera,especialmente si no hay una correspondencia directa y estableentre letras y sonidos, como sucede en el inglés. Antes de exigirmás de lo que puede ser razonable, el profesorado tiene que serconsciente que los niños con TA que tienen como lengua mater-na el inglés tienen notables dificultades para leerlo y escribirlocon corrección.Finalmente, si bien, durante el primer y segundo ciclo de Edu-cación Primaria, el programa de refuerzo para el alumnado queno está alcanzando el nivel competencial en el lenguaje escritoy cálculo tenderá a ser desarrollado en el aula ordinaria, esimportante dejar claro que cualquier plan de reeducación hade personalizarse lo más posible y ha de elaborarse a partir deldiagnóstico del sujeto. Asimismo, se establecerá la modalidadde intervención más conveniente para cada caso.
  21. 21. Guía del profesorado Consideraciones y buenas prácticas213.3. Ajustes metodológicos y competenciasen lectura, escritura y cálculo:la adquisición de conocimientos alo largo de la escolaridadEl proceso de adquisición de la lectoescritura y el cálculo no sedebe trabajar exclusivamente durante el primer ciclo de Prima-ria. Es muy importante continuar con un trabajo sistemáticode enseñanza de la lectura, la escritura y cálculo a lo largo delos cursos siguientes. El objetivo es mejorar el reconocimientovisual de palabras con la finalidad de que la tarea de descifradono dificulte la interpretación y así, mejorar la fluidez lectora en-tendida como la capacidad para leer con velocidad, exactitudy adecuada expresión, ya que se considera una destreza clavepara alcanzar la comprensión de textos.Los problemas que el alumnado con dificultades específicasde la lectura, la escritura o el cálculo presenta ante la deco-dificación de las palabras y comprensión lectora, cuando seencuentra sometido a un ritmo de adquisición lectora impuestopor los objetivos curriculares, le impiden avanzar adecuada-mente. Esta situación se inicia a partir de los 7 años, cuando surendimiento comienza a bajar y paradójicamente, mayor es suesfuerzo para conseguir una mejoría en su habilidad lectoescri-tora y en cálculo. Así, todavía en Educación Secundaria suelenpresentar: lectura lenta, poco automatizada y que requieremucho esfuerzo; baja comprensión lectora, faltas de ortografíaarbitraria, dificultades en la estructuración de textos, dificulta-des en el aprendizaje de lenguas extranjeras, escaso dominiode las tablas de multiplicar, etc.La consecuencia conductual suele ser la desmotivación ante latarea lectora, en un primer momento y, posteriormente, hacia elresto de los aprendizajes escolares.Para el aula se pueden dar las siguientessugerencias específicas:n Situar al alumno o alumna cerca del profesor para que sepueda comprobar que ha comprendido el material escrito queva a manejar o explicárselo verbalmente. También puede serun compañero quien le ayude a leer el material de estudio, losproblemas o las preguntas de los exámenes.n Planificar con el alumno o alumna la lectura en voz alta en el aula.No hacerle leer en el aula en voz alta por sorpresa, sino planearcon él qué textos y cuándo va a leerlos. Es una buena medidaencontrar algo en lo que el niño sea especialmente bueno ydesarrollar su autoestima mediante el estímulo y el éxito.n Utilizar la pizarra como recordatorio. Siempre que sea posible nose le debe hacer copiar grandes “parrafadas” de la pizarra. Sepuede facilitar ese trabajo con una fotocopia.n Darle tiempo: para organizar sus pensamientos, para terminar sutrabajo. Si no hay apremios de tiempo estará menos nervioso y enmejores condiciones para mostrar sus conocimientos. En especialpara copiar de la pizarra y tomar apuntes.n Evitar la corrección sistemática de todos los errores en suescritura. Hacerle notar aquellos sobre los que se está trabajandoen cada momento.n Comentar con el alumno personalmente la corrección por escritode los ejercicios realizados.Continúa la tabla...
  22. 22. Guía del profesorado Consideraciones y buenas prácticas22n Darle la oportunidad de que haga aportaciones a la clase.n Proporcionarle un texto escrito “seguro” para que pueda estudiar(por ejemplo, en los que las partes importantes estén subrayadaso destacadas).n Utilizar esquemas y gráficos en las explicaciones de clase.n Simplificar las instrucciones escritas.n Presentar los textos escritos fraccionados en partes o conresúmenes en frases sencillas.n Marcar con fluorescentes la información más relevante y esencialen el libro de los alumnos.n Realizar un glosario de términos nuevos que aparezcan o vayan aaparecer en las diferentes áreas.n Grabar lecciones o textos específicos.n Proporcionar actividades adicionales.n Fomentar el desarrollo de la competencia digital.n Permitir y facilitar el uso del ordenador y el procesador de textospara la producción de textos escritos.n Tener flexibilidad en el tiempo de trabajo.n Llevar a cabo diversas actuaciones en el aula para el refuerzopsicológico del alumno con TA: mostrarle que se conoce suproblema y que se le va a ayudar; valorar sus trabajos por sucontenido, sin considerar los errores de escritura, hacerle ver ydestacarle los aspectos buenos de sus trabajos, no esperar quealcance el nivel lector de sus compañeros, saber que requieremás tiempo, demostrar interés por su manera de funcionar enlas tareas, no frenar su imaginación, darle una base sólida demetodología y de organización de la tarea, estimularle y exigirle(nada de piedad, pero sí indulgencia y perseverancia), etc.Las buenas prActicas, a partirde estos cursos serán todas aquellas actividades y metodolo-gías que fomenten el aprendizaje interactivo en las aulas congrupos heterogéneos. En la mayor parte de las ocasiones, estasestrategias no implican un cambio total en la manera de trabajaren el aula, sino pequeñas modificaciones metodológicas en losprocesos educativos:| Permitirle adquirir conocimientos de la mejor maneraposible, con los instrumentos alternativos a la lectura, laescritura y el cálculo que estén a nuestro alcance: calcula-doras, grabadoras, tablas de datos...| Introducir en el aula exposiciones multimodales paraapoyar la presentación de los contenidos (libros confotografías, recursos informáticos, vídeos, diapositivas,murales, etc.), con la finalidad de proporcionar informa-ción visual y verbal de forma simultánea.| Utilizar metodologías multisensoriales, vivenciales y par-ticipativas: trabajos por proyectos, grupos interactivos,grupos cooperativos, aprendizaje-servicio, enseñanza tu-torada, etc., sobre todo en aquellas actividades que tienenun alto componente lector.| Incluir en el currículo la enseñanza de estrategias decomprensión, enseñarle al alumno ejemplos de su uso,ejercitar su práctica y animarle a emplearlas en los textos.`→Aprendode muchasmaneras.
  23. 23. Guía del profesorado Consideraciones y buenas prácticas23Las estrategias que un alumno tendría que aprendera lo largo de su escolaridad son:después de la lectura:, Construir representacionesesquemáticas del texto (mapasconceptuales, esquemas,diagramas, líneas de tiempo,cadenas de causas y efectos...)., Realizar resúmenes., Comprobar qué se ha aprendidoo qué se recuerda del texto., Valorar si se han conseguidolos objetivos de lectura yautorreforzarse si se hanalcanzando., Disminuir la velocidad delectura cuando se llega a unaparte difícil., Tener claro a qué elementosdel texto se refieren lospronombres y otras expresionesque se refieren a algo o alguienque ya se ha mencionado., Releer o buscar informaciónanterior que solucioneproblemas de comprensióncuando se pierde el hilo o elsentido del texto., Deducir el significado depalabras o expresionesdesconocidas por el contextoen que aparecen., Aplazar la resolución deproblemas de comprensión yavanzar en el texto en busca denueva información que permitainterpretar lo anterior., Relacionar entre sí las ideasdel texto, recurriendo a losconocimientos sobre el temadel texto si es necesario(construcción de inferencias)., Identificar la estructura deltexto, especialmente cuando setrata de textos expositivos., Identificar el tema del texto ytratar de integrar las distintasinformaciones que aparecenen él., Hacerse preguntas sobre lo quese está leyendo, especialmentesobre las causas o los motivosde los sucesos que se describenen el texto., Tener conciencia sobre si se estácomprendiendo el texto o no., Tratar de explicarse los pasajesdel texto con las propiaspalabras.antes de la lectura:, Anticipar el contenido deltexto a partir de la informacióninicial (título, primeras frases,dibujos, formato...)., Formarse objetivos de lectura.→ → |durante la lectura:
  24. 24. Guía del profesorado Adecuación y flexibilización de la evaluación de los aprendizajes24Adecuación y flexibilizaciónde la evaluaciónde los aprendizajesen el alumnado contrastornos del aprendizajeEl proceso de evaluación escolar que habitualmente se utilizacon los alumnos con TA, con mucho uso del examen escrito, lesacerca al fracaso.Las dificultades que presenta el alumnado con TA van a serpersistentes en el tiempo, por lo que habrá que establecer estra-tegias compensadoras para sus dificultades en lectura, escrituray cálculo en la evaluación de los contenidos en las distintas áreas.El alumno con dificultades en el lenguaje escrito debe saber queexiste otra forma de “demostrar” lo que sabe. Hay que tenerpresente que las pruebas de evaluación nos tienen que informarsobre sus conocimientos, no sobre sus dificultades de ejecución.Por ello, se le puede permitir la realización de exámenes orales.A continuación se exponen las razones que justifican el por quéevaluar oralmente a este alumnado:, Si el medio de información más eficaz para el niño esel lenguaje hablado, también será el mejor medio paraevaluarle., El uso del lenguaje escrito siempre le penalizará en laevaluación de sus conocimientos, ya que, al estar pendientede expresar los contenidos, le dedicará menos recursos ala expresión escrita y cometerá errores de transcripción, deortografía, de concordancia, etc., Mediante el lenguaje oral se garantiza una correctacomprensión de las preguntas.→ En la próxima sección se van a proporcionar una serie deindicaciones para cuando no sea posible la evaluación oral ola evaluación escrita complementada oralmente. Las primerasindicaciones serán de tipo general, y después se añadirán algu-nas más específicas relativas a la evaluación de algunas áreasdeterminadas.4.20.000 leguas de viaje submarino(Julio Verne)“Afalta de lasmaravillas naturales,el mar ofreció allí amis miradas escenasemocionantes y terribles.Nos hallábamos surcan-do, en efecto, esa partedel Mediterráneo tanfecunda en naufra-gios”.“A falta de lasmaravillas naturales,el mar ofreció allí amis miradas escenasemocionantesy terribles. Noshallábamos surcando,en efecto, esa partedel Mediterráneo tanfecunda en naufragios”.
  25. 25. Guía del profesorado Adecuación y flexibilización de la evaluaciónde los aprendizajes25Durante el examen, Realizar una lectura previa del examen.El profesor procederá antes del iniciodel examen a la lectura oral de todaslas preguntas., Siempre que sea necesario, se debeproporcionar tiempo adicional en laspruebas de evaluación escrita o redu-cir el número de preguntas a contestar., Permitir que acuda a la mesa delprofesor a mostrar cómo va realizandola prueba., Cerciorarse de que el alumno haentendido bien las preguntas que sele formulan en el examen. Para ello,5 o 10 minutos después de habercomenzado el examen, es aconsejableacercarse a su mesa y preguntarle sitiene alguna duda que le podamosaclarar, así como animarle a pregun-tarnos si no entiende algún aspecto alo largo del examen., Entregar las preguntas de una en una.Cuando termina una pregunta, la entrega y se le da otra., Permitir un tiempo para leerlas cuestiones y preguntar dudas., Recordar al alumno que reviseel examen antes de entregarlo.Después del examen, Evaluar las pruebas en función delcontenido., Las faltas de ortografía no debeninfluir de forma negativa en la pun-tuación o resultado final (salvo quese esté evaluando la ortografía)., Si no es posible la realización deexámenes orales y deben serescritos, que después puedan serexplicados por el alumno al profesor.Normalmente, en esta explicacióndemostrará o completará más susconocimientos que en lo que hayarespondido en la prueba escrita.Formato, Proponer distintos tipos de pruebas: oral,escrita o por ordenador (procesador detextos)., Combinar evaluaciones orales y escritas.Cuando, irremediablemente, tenga quehacerse por escrito, se aconseja comentarcon él a solas nuevamente las preguntaso ejercicios realizados. Eso completa laevaluación real de los conocimientos., Tener en cuenta al alumnado con TA a lahora de elegir el tipo de preguntas que sevan a incluir: de desarrollo, verdadero/falso, frases para completar, elecciónmúltiple (tipo test), esquemas, preguntascortas, completar un esquema, definicio-nes, etc., Entrenar en modelos y tipos de exámenes., Entregar las preguntas ya escritas, paraevitar la copia o el dictado., Adaptar la prueba: destacar las palabrasclave en el enunciado de las preguntas,utilizar preguntas claras, cortas y sencilla-mente formuladas, apoyar visualmente lasrespuestas (enumerando, encuadrando,mediante líneas, etc., reducir el número depreguntas por hoja, introducir actividadesde relacionar con apoyo visual, aumentarel tamaño de la letra, apoyar el examenescrito con gráficos o imágenes, etc.)., Coordinar el calendario de los exámenes:evitar que coincidan dos el mismo día(principalmente si son globales)., Programar los exámenes al menos con unasemana de antelación., Informar a los alumnos y a sus familias dela fecha del examen., Realizar los exámenes en las primerashoras de clase., Los exámenes largos realizarlos en dossesiones., Es preferible realizar exámenes cortos yfrecuentes para que los puedan realizar demanera óptima., Flexibilidad en la duración de las pruebasque impliquen de forma significativa máslectura y escritura.Indicaciones generalesEn relación a los exámenesEn relación al calendario yhorario de exámenes
  26. 26. Guía del profesorado Adecuación y flexibilización de la evaluaciónde los aprendizajes26En relación a losexamenes de áreasque precisen elcálculo, Permitir el uso de las tablas de multiplicar yla calculadora así como tener a la vista lasfórmulas tanto en clase como en las pruebasde evaluación de matemáticas, física, química,etc., a no ser que se esté evaluando el conoci-miento de esas ayudas., Acompañar los textos de los problemas deimágenes, gráficos, esquemas, etc.En relación a loslibros de lecturaobligada, Evitar la realización de exámenes y evaluar através de la elaboración de trabajos previa-mente estructurados o de la entrega de losresúmenes por capítulos., Reducir el número de libros de lectura obli-gatoria o permitir que elija libros de lecturaque le motiven. A ser posible, en formato deaudiolibro.En relación alos exámenesque incluyancomprensión detextos (en todas laslenguas), Antes de comenzar, leer el texto oralmenteuna vez (ya sea para toda la clase o de formaindividual) o permitirle tener la grabación deltexto para apoyar la lectura., Cuidar el Formato del examen:• Aumentar el tamaño de la letra.• Aumentar el interlineado.• Fragmentar el texto en pequeñas partese intercalar preguntas de comprensión.• Numerar los párrafos del texto paraencontrar la respuesta a preguntas decomprensión.En relación a laevaluación delenguas extranjeras, Señalar en cada tema los objetivos mínimosde vocabulario y gramática., Priorizar la comunicación oral., Permitir tener a la vista en las pruebas deevaluación las fórmulas de estructuracióngramatical de las frases (por ejemplo: sujeto +verbo+ adjetivo + nombre), los esquemas deestructuración de los distintos tiempos verba-les (por ejemplo: Futuro: pronombre personal+ will + infinitivo), etc., cuando éstas no seancontenido de examen., Realizar dictados preparados (dictados que yase han hecho anteriormente, o sobre textosya leídos, etc.), Presentar los enunciados de los exámenesen castellano o que el profesorado se lostraduzca., Posibilidad de exención del aprendizaje de lasegunda lengua extranjera (francés o alemán),o adecuación de los objetivos.Pautas específicasde evaluación paralos alumnos que seescolarizan en losmodelos D, Permitir que presente interferencias entrecastellano y euskera (no penalizarle por ello).Indicaciones específicasMe gustademostrarlo queaprendo.

×