MITO DE NÍOBE
Níobe estaba casada con
Anfión y se sentía orgullosa
de él porque era un músico
tan bueno que movía las
piedras .Éste tamb...
Un día Manto, la hija de
Tiresias, fue pregonando por
todas las calles que todas las
mujeres fueran a rezarle y a
ofrecerl...
Níobe era rica y bella y
contaba con siete hijas y siete
hijos.
Sin embargo, Latona nacida
de un titán llamado Ceo sólo
ti...
Latona se indigna y desde lo alto del
monte les dice a sus hijos que está
muy orgullosa de haberlos tenido pero
que no con...
Apolo la interrumpe y
rápidamente con su hermana
Diana se deslizaron por los
aires y escondidos en una
nube llegan a Tebas...
Níobe besa a sus difuntos
hijos, después alza los brazos al
cielo y grita que con la muerte
de sus hijos ya se puede dar
p...
Cuando matan a su última
hija, Níobe se sienta junto a
los cadáveres de su marido y
de sus hijos y se vuelve rígida
de tan...
Realizado por :
Elena Navarro
José Antonio Sánchez
Rufino Álvarez
Antonio Navarro
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Níobe

2.287 visualizaciones

Publicado el

Antonio Navarro, José Antonio Sánchez, Rufino Álvarez y Elena Navarro nos ofrecen este visión del mito de Níobe.

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
2.287
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
1.783
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Níobe

  1. 1. MITO DE NÍOBE
  2. 2. Níobe estaba casada con Anfión y se sentía orgullosa de él porque era un músico tan bueno que movía las piedras .Éste también era descendiente de Júpiter y de ocupar el trono de la poderosa Tebas .
  3. 3. Un día Manto, la hija de Tiresias, fue pregonando por todas las calles que todas las mujeres fueran a rezarle y a ofrecerle incienso a Latona y a Apolo y Diana , que eran sus hijos. Todas las tebanas obedecen. Sin embargo, llega Níobe y exige que le recen a ella y que le hagan ofrendas como a un ser divino ya que decía que su familia provenía de dioses que ocupaban puestos importantes entre los dioses .
  4. 4. Níobe era rica y bella y contaba con siete hijas y siete hijos. Sin embargo, Latona nacida de un titán llamado Ceo sólo tiene dos hijos gemelos, Apolo y Diana, la séptima parte. Níobe pide a las tebanas que se vayan pero ellas siguen adorando a Latona en voz baja .
  5. 5. Latona se indigna y desde lo alto del monte les dice a sus hijos que está muy orgullosa de haberlos tenido pero que no consiente que ninguna diosa, excepto Juno, se creyera mejor que ella. Entonces, les pide que le ayuden para que no le quiten su trono en los cielos que durante siglos ha ocupado y donde la veneraban . Además, les dijo que Níobe les insultó diciéndole que ella tenía mas hijos.
  6. 6. Apolo la interrumpe y rápidamente con su hermana Diana se deslizaron por los aires y escondidos en una nube llegan a Tebas . Los hijos varones de Níobe fueron muriendo poco a poco porque los dioses iban matándoles, al mayor le alcanzó una flecha y a Sípilo, que iba junto a él, una saeta . Al enterarse Anfión, se atraviesa el pecho con un puñal. A pesar de que todos odiaban a Níobe, se compadecen de ella por la tragedia .
  7. 7. Níobe besa a sus difuntos hijos, después alza los brazos al cielo y grita que con la muerte de sus hijos ya se puede dar por satisfecha, que ha acabado con su vida y con la de sus hijos. Pero dice también que aunque Latona haya matado a sus siete hijos siempre tendrá más que ella, sus siete hijas. Poco después, se oye como se tensa el arco y comienza a matar a sus siete hijas. Cuando estaban a punto de disparar a la única hija que le quedaba a Níobe viva, empieza a suplicar que la dejara viva, que era la única que le quedaba y que era la más pequeña.
  8. 8. Cuando matan a su última hija, Níobe se sienta junto a los cadáveres de su marido y de sus hijos y se vuelve rígida de tanta desgracia , la lengua se le endurece y las venas ya no están en movimiento. Continúa llorando y rodeada por un remolino de viento es transportada a Lidia, que fue el lugar donde nació, y así se va desvaneciendo en la cima de una montaña donde el mármol todavía hoy llora.
  9. 9. Realizado por : Elena Navarro José Antonio Sánchez Rufino Álvarez Antonio Navarro

×