DOMINGO XXV. TO. Ciclo A. Dia 21 de septiembre del 2014

1.722 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Meditación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.722
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
1.104
Acciones
Compartido
0
Descargas
4
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

DOMINGO XXV. TO. Ciclo A. Dia 21 de septiembre del 2014

  1. 1. MONICIÓN DE ENTRADA: Bienvenidos a la Eucaristía donde somos convocados por el Señor. Hoy la Palabra de Dios nos va a decir “Buscar al Señor mientras se le encuentra, invocadlo mientras está cerca”. ¡Si, busquemos con sinceridad a Dios y aceptemos su plan de salvación para cada persona y para el mundo! ¡Abrámonos a la acción del Espíritu
  2. 2. Santo para que en esta Eucaristía podamos experimentar el amor de un Dios clemente y misericordioso, lento a la cólera y rico en piedad”. ¡Abramos el corazón de par en par para que aceptemos las palabras de Jesucristo que se nos comunica en cada Eucaristía que celebramos en su nombre!
  3. 3. CANTO DE ENTRADA Todos unidos, formando un solo cuerpo, un pueblo que en la Pascua nació. Miembros de Cristo en sangre redimidos, Iglesia peregrina de Dios. Vive en nosotros la fuerza del Espíritu que el Hijo desde el Padre envió. El nos empuja, nos guía y alimenta, Iglesia peregrina de Dios.
  4. 4. GLORIA A DIOS EN EL CIELO, Y EN LA TIERRA PAZ A LOS HOMBRES QUE AMA EL SEÑOR, - POR TU INMENSA GLORIA TE ALABAMOS, TE BENDECIMOS, TE ADORAMOS, TE GLORIFICAMOS, TE DAMOS GRACIAS, SEÑOR DIOS, REY CELESTIAL, DIOS
  5. 5. PADRE TODOPODEROSO,.- SEÑOR, HIJO UNICO, JESUCRISTO, SEÑOR DIOS, CORDERO DE DIOS, HIJO DEL PADRE, .- TU QUE QUITAS EL PECADO DEL MUNDO, TEN PIEDAD DE NOSOTROS; TU QUE QUITAS EL PECADO DEL MUNDO, ATIENDE NUESTRA SUPLICA.- TU QUE ESTAS SENTADO A LA DERECHA DEL PADRE, TEN PIEDAD DE NOSOTROS; PORQUE SOLO TU ERES SANTO,
  6. 6. SOLO TU SEÑOR, SOLO TU ALTISIMO JESUCRISTO, CON EL ESPIRITU SANTO, EN LA GLORIA DE DIOS PADRE...AMEN//
  7. 7. Lectura del libro de Isaias 55, 6-9 Buscad al Señor mientras se le encuentra, invocadlo mientras esté cerca; que el malvado abandone su camino, y el criminal sus planes; que regrese al Señor, y él tendrá piedad, a nuestro Dios, que es rico en perdón. Mis planes no son vuestros planes, vuestros caminos no son mis caminos - oráculo del Señor-. Como el cielo es más alto que la tierra,
  8. 8. mis caminos son más altos que los vuestros, mis planes, que vuestros planes. Palabra de Dios
  9. 9. Salmo responsorial Sal 144, 2-3. 8-9. 17-18 (R.: l8a) R. Cerca está el Señor de los que lo invocan. Día tras día, te bendeciré y alabaré tu nombre por siempre jamás. Grande es el Señor, merece toda alabanza, es incalculable su grandeza. R. Cerca está el Señor de los que lo invocan
  10. 10. Día tras día, te bendeciré y alabaré tu nombre por siempre jamás. Grande es el Señor, merece toda alabanza, es incalculable su grandeza. R. Cerca está el Señor de los que lo invocan El Señor es clemente y misericordioso, lento a la cólera y rico en piedad; el Señor es bueno con todos, es cariñoso con todas sus criaturas. R. Cerca está el Señor de los que lo invocan
  11. 11. El Señor es justo en todos sus caminos, es bondadoso en todas sus acciones; cerca está el Señor de los que lo invocan, de los que lo invocan sinceramente. R. Cerca está el Señor de los que lo invocan
  12. 12. Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Filipenses 1, 20c-24. 27a Hermanos: Cristo será glorificado abiertamente en mi cuerpo, sea por mi vida o por mi muerte. Para mí la vida es Cristo, y una ganancia el morir. Pero, si el vivir esta vida mortal me supone trabajo fructífero, no sé qué escoger. Me encuentro en ese dilema: por un lado, deseo partir para estar con Cristo, que es
  13. 13. con mucho lo mejor; pero, por otro, quedarme en esta vida veo que es más necesario para vosotros. Lo importante es que vosotros llevéis una vida digna del Evangelio de Cristo. Palabra de Dios
  14. 14. Aleluya Cf. Hch 16, 14b Ábrenos el corazón, Señor, para que aceptemos las palabras de tu Hijo.
  15. 15. + Lectura del santo evangelio según san Mateo 20, 1-16 En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: -«El reino de los cielos se parece a un propietario que al amanecer salió a *contratar jornaleros para su viña. Después de ajustarse con ellos en un denario por jornada, los mandó a la viña. Salió otra vez a media mañana, vio a otros que estaban en la plaza sin trabajo, y les dijo:
  16. 16. "Id también vosotros a mi viña, y os pagaré lo debido." Ellos fueron. Salió de nuevo hacia mediodía y a media tarde e hizo lo mismo-. Salió al caer la tarde y encontró a otros, parados, y les dijo: ¿Cómo es que estáis aquí el día entero sin trabajar?" Le respondieron: "Nadie nos ha contratado." Él les dijo:
  17. 17. "Id también vosotros a mi viña." Cuando oscureció, el dueño de la viña dijo al capataz: "Llama a los jornaleros y págales el jornal, empezando por los últimos y acabando por los primeros." Vinieron los del atardecer y recibieron un denario cada uno. Cuando llegaron los primeros, pensaban que recibirían más, pero ellos también recibieron un denario cada uno. Entonces se pusieron a protestar contra el amo:
  18. 18. "Estos últimos han trabajado sólo una hora, y los has tratado igual que a nosotros, que hemos aguantado el peso del día y el bochorno." Él replicó a uno de ellos: "Amigo, no te hago ninguna injusticia. ¿No nos ajustamos en un denario? Toma lo tuyo y vete. Quiero darle a este último igual que a ti. ¿Es que no tengo libertad para hacer lo que quiera en mis asuntos? ¿O vas a tener tú envidia porque yo soy bueno?"
  19. 19. Así, los últimos serán los primeros y los primeros los últimos.» Palabra de Dios
  20. 20. MONICIÓN A LAS OFRENDAS: Recibe, Señor, el pan y el vino juntamente con nuestra situación de búsqueda, nuestra indulgencia de respuesta, nuestra cortedad de explicación. Que ellos, pronto signo de tu presencia entre nosotros, nos aporten luz para nuestras opciones y sean motivos de salvación.
  21. 21. CANTO DE OFERTORIO Después de preparar la tierra y de sembrar, se ha recogido el trigo bajo el sol estival; ha sido necesario blanca harina hacer: el trabajo del hombre ha hecho este pan. Es éste el pan que presentamos hoy, el pan de nuestra vida, el pan de nuestro amor, el pan de nuestra tierra, del gozo y del dolor: nuestro esfuerzo es hacer nuestro mundo mejor.
  22. 22. HASTA LA PAZ
  23. 23. CANCIÓN PARA LA PAZ Haz de mí un instrumento de tu paz; que donde hay odio, ponga yo amor, Donde hay ofensa, ponga yo perdón, Donde hay discordia, ponga yo unión. Donde hay duda, ponga yo la fe, Donde hay error, ponga yo verdad, Donde hay tristeza, ponga yo alegría,
  24. 24. Donde hay tinieblas, ponga yo tu luz. Oh, Maestro: que no me empeñe tanto en ser consolado sino en consolar, en ser comprendido sino en comprender, en ser amado sino en amar. 2. Haz de mí un instrumento de tu paz: porque dando siempre se recibe, perdonando se alcanza el perdón, muriendo se va a la vida eterna.
  25. 25. CANTO DE COMUNIÓN Señor, me has mirado a los ojos, sonriendo has dicho mi nombre. En la arena he dejado mi barca, junto a ti buscaré otro mar. 1. Tú has venido a la orilla, no has buscado ni a sabios ni a ricos, tan sólo quieres que yo te siga.
  26. 26. 2. Tú sabes bien lo que tengo, en mi barca no hay oro ni espada. Tan sólo redes y mi trabajo. 3. Tú necesitas mis manos, mi cansancio que a otros descanse. Amor que quiera seguir amando. 4. Tú, pescador de otros lagos, ansia eterna de almas que esperan, Amigo bueno, que así me llamas.
  27. 27. Oración Tu única medida es el amor Llevamos la cuenta de todo lo que hacemos y nos hacen, devolvemos favores, esperamos que nos agradezcan, que nos reconozcan todo lo que hemos hecho. Tu amor no tiene medida; lo regalas del todo. Nosotros queremos si nos quieren, y si no recibimos lo que esperábamos,
  28. 28. guardamos en la memoria la cuenta, para responder igual. A una injusticia respondemos con otra, a un gesto amargo, devolvemos lo mismo, si no nos dan lo que necesitamos, nos vengamos o vivimos instalados en la queja y el reproche. ¿Cómo podríamos cambiar el corazón, para darnos como Tú? Sacamos nuestra simpatía sólo con los elegidos, practicamos la justicia cuando son
  29. 29. justos con nosotros, no regalamos lo mejor nuestro por medirnos con los demás. Tú, en cambio, nos enseñas a entregarnos del todo, sin pesar, contar ni medir. ¿Cuándo comprenderemos, Padre, que Tú quieres a todos tus hijos por igual? ¿Cuándo entenderemos que lo que quieres es que queramos del todo, que seamos hermanos y así alcanzaremos la felicidad total? Grábanos en la mente tu modo, tu manera y tu estilo de AMAR.
  30. 30. Despedida y bendición Hermanos: estamos terminando la celebración. El Señor nos ha invitado a trabajar en su viña, y a descubrirle presente en medio de la vida, porque Él está acompañando nuestros esfuerzos para que venga a nosotros su Reino. Que Él nos mire y nos enseñe sus caminos para que, desde la gratuidad y el servicio, busquemos siempre lo que favorece el bien común, la fraternidad, la justicia y la paz.
  31. 31. ¡Feliz semana de testimonio cristiano! Y que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo, descienda sobre vosotros. Amén.

×