Junio de 2012                                                             Celia Caballero Díaz. IES El Vinalopó.          ...
Junio de 2012                                                            Celia Caballero Díaz. IES El Vinalopó.estaba de p...
Junio de 2012                                                          Celia Caballero Díaz. IES El Vinalopó.Su condición ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

El soldadito de plomo desde una perspectiva de género

10.192 visualizaciones

Publicado el

En este documento, se analiza El soldadito de plomo desde una perspectiva de igualdad de género para estudiar los roles másculinos y femeninos en los cuentos clásicos.

  • muy interesante y muy comovedor recomiendo que lo leean
       Responder 
    ¿Estás seguro?    No
    Tu mensaje aparecerá aquí
  • Sé el primero en recomendar esto

El soldadito de plomo desde una perspectiva de género

  1. 1. Junio de 2012 Celia Caballero Díaz. IES El Vinalopó. El soldadito de plomo Hans Christian Andersen (1838) La elección de El soldadito de plomo para esta actividad es el hecho de que no estamos anteun cuento de final feliz donde los personajes responden a unos patrones de género predeterminadosdonde el príncipe salva a la dama y ésta se deja rescatar, sino que se trata de una historia trágica.Una historia donde los personajes no son felices ni lo serán porque los celos de un tercero no se lopermitirá. Una historia cuyo héroe es un soldado cojo, un soldado diferente a sus hermanos. En este cuento se narra la historia de amor entre un soldadito de plomo y una bailarina depapel. El protagonista es un soldadito cojo que se enamora de una bailarina que se sostiene tambiéncon una sola pierna. Es decir, un soldadito que se siente diferente a los demás y que ve en labailarina una mujer que entenderá su discapacidad. Así pues, con una primera lectura superficial, yapodemos decir que no estamos ante un cuento de princesas que buscan un príncipe azul perfecto, yaque en este caso la bailarina, pudiendo elegir entre 25 soldados, se fija en el único que se diferenciadel resto precisamente por no ser perfecto. Los personajes principales son el soldadito, la bailarina y el duende negro y los secundarios,la sirvienta, el niño, los niños de la calle. Podríamos decir que los personajes principales pertenecenal mundo de los juguetes, es decir, un mundo ideal e imaginario y los secundarios al mundo real, decarne y hueso. El único personaje adulto es la sirvienta que aparece cuidando al niño y en la cocina. A pesarde que este personaje es totalmente secundario, podemos ver que el contexto en el que se mueveesta sirvienta es el socialmente establecido como femenino. En cuanto al niño, sabemos que pertenece a una clase social alta porque tiene sirvienta ytodo tipo de juguetes. Podríamos pensar que el juguete escogido como regalo, soldaditos de plomo,es claramente sexista. Aunque realmente no debemos olvidar que también tenía, al menos, unabailarina de papel y un encantador castillo de papel que, por la descripción del autor, no recuerda nimucho menos a un juguete considerado “para niños”, según la diferenciación actual que nosplantean muchos catálogos navideños:En la mesa donde el niño los acababa de alinear había otros muchos juguetes, pero el que más interés despertaba era unespléndido castillo de papel. Por sus diminutas ventanas podían verse los salones que tenía en su interior. Al frente habíaunos arbolitos que rodeaban un pequeño espejo. Este espejo hacía las veces de lago, en el que se reflejaban, nadando,unos blancos cisnes de cera. El conjunto resultaba muy hermoso, pero lo más bonito de todo era una damisela que
  2. 2. Junio de 2012 Celia Caballero Díaz. IES El Vinalopó.estaba de pie a la puerta del castillo. En cuanto a los personajes principales, queda muy clara la diferencia entre el protagonista,el soldadito, y el antagonista, el duende. Es decir, en este caso el maniqueísmo propio de los cuentostradicionales queda evidenciado sin dar muchas más explicaciones sobre el carácter de lospersonajes, pues recordemos que en los cuentos tradicionales suelen ser planos. El duende es unpersonaje celoso que no permitirá que la pareja de enamorados sea feliz, sus celos serán la causaque desencadene las desgracias que tiene que sufrir el pobre soldadito a lo largo de todo el relato. La protagonista femenina es bailarina y, por tanto, es delicada, frágil y sensible. Es decir, taly como se espera de una mujer de la época. En ningún momento conocemos sus pensamientos,aunque sabemos que también se enamora a primera vista como el soldadito por sus miradas. Unavez que el soldadito cae por la ventana, no sabemos nada de ella hasta que este vuelve a entrar en lacasa después de todas las aventuras que ha sufrido. Quizá el sexismo está más presente en el personaje del soldadito. En varias ocasiones,vemos como esa interpretación de roles hace que actúe tal y como se espera de él, a pesar de queello le impida mostrar sus sentimientos. Por ejemplo, si el soldadito hubiera gritado como unadamisela en apuros desde el primer momento, quizá hubiera evitado todas esas aventuras fastidiosaspero no, dada su condición de militar, no está bien gritar:La sirvienta y el niño bajaron apresuradamente a buscarlo; pero aun cuando faltó poco para que lo aplastasen, nopudieron encontrarlo. Si el soldadito hubiera gritado: "¡Aquí estoy!", lo habrían visto. Pero él creyó que no estaba biendar gritos, porque vestía uniforme militar.En un momento de debilidad, se acuerda de su amada y reconoce que estar con ella le haría sentirsemejor y más seguro:Si al menos la pequeña bailarina estuviera aquí en el bote conmigo, no me importaría que esto fuese dos veces másoscuro.Luego recuerda una canción para tener valor, tal y como se espera de un soldado:¡Adelante, guerrero valiente! ¡Adelante, te aguarda la muerte!De esta manera, él siempre se mantendrá firme:… el soldadito de plomo se mantuvo firme, siempre con su fusil al hombro...
  3. 3. Junio de 2012 Celia Caballero Díaz. IES El Vinalopó.Su condición de hombre militar tampoco le permite llorar:Allí estaban todos: los mismos niños, los mismos juguetes (...) y pequeña bailarina, que permanecía aún sobre una solapierna (…) pues ella había sido tan firme como él. Esto conmovió tanto al soldadito, que estuvo a punto de llorarlágrimas de plomo, pero no lo hizo porque no habría estado bien que un soldado llorase. La contempló y ella le devolvióla mirada; pero ninguno dijo una palabra. El protagonista masculino, además, es el que vive aventuras fuera de la casa pero realmente¿lucha como se espera de un guerrero o simplemente se deja llevar por la corriente hasta que sinquerer y por casualidad vuelve de nuevo a la casa? Supongo que esas casualidades forman parte dela magia de los cuentos. De hecho, es un cuento en el que parece que los personajes no son dueñosde sus actos, sino que son empujados a ellos. Según el autor, la protagonista acaba en la chimeneajunto su amado porque “se abrió una puerta y la corriente de aire se apoderó de la bailarina”.Lógicamente, suponemos que es el amor el que hace que el soldadito vaya sufriendo aventuras hastallegar de nuevo a la casa y el que hace que al final terminen juntos en la chimenea. Podríamos decir,en boca de Francisco de Quevedo, que es un “amor constante más allá de la muerte”, ya que éltermina derretido en forma de corazón y ella, bueno, ella desaparece de inmediato porque era depapel pero queda su lentejuela carbonizada. Como conclusión, podría decir que estamos ante un cuento tradicional donde la losa quesupone los roles masculinos y femeninos afecta más, en este caso, al personaje masculino ya que,según las normas de la época, no estaba bien visto que el hombre, y mucho menos un militar,mostrara sus sentimientos abiertamente y se mostrara débil o sensible. Además, es significativo queel soldadito de plomo no sea un héroe que lucha por volver a rescatar a su amada, sino que se dejaarrastrar debido a su incapacidad física, incapacidad que le hace diferente de sus 24 hermanos y quellama la atención de la bailarina.Actividad complementaria:Jörg Mullër publicó en 2005 una versión ilustrada de este cuento donde la bailarina cae con elsoldadito y recorren aventuras los dos juntos hasta que terminan juntos en un museo.Bibliografía:He extraído la versión original de la biblioteca digital CiudadSeva.comhttp://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/euro/andersen/soldadi.htmGarcía Oliva, El soldadito de plomo en http://revistababar.com/wp/?p=549

×