SlideShare una empresa de Scribd logo

libreto CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA.pdf

obra e teatro

1 de 6
Descargar para leer sin conexión
CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA.
(Gabriel García Márquez)
I ESCENA
Celebración del matrimonio de Ángela Vicario y Bayardo San Román.
II ESCENA
Sueño de Santiago Nasar
III ESCENA
(Entra narrador y mientras escribe en una vieja máquina de escribir va escribiendo, va
narrando los acontecimientos)
Narrador: He vuelto es este después de 27 años a este pueblo olvidado, para tratar de
componer con tantas astillas adversas el espejo roto de la memoria. Los hechos que
rodean la muerte de Santiago Nasar, en la madrugada aquel lunes ingrato, siguiente al
fallido matrimonio de Bayardo San Román con Ángela Vicario. El día en que lo iban a
matar, Santiago Nasar se levantó a las 5.30 de la mañana para esperar el buque en que
llegaba el obispo. Se puso un pantalón y una camisa de lino blanco, ambas piezas sin
almidón, iguales a las que se había puesto el día anterior para la boda. Era un atuendo
de ocasión. De no haber sido por la llegada del obispo se habría puesto el vestido de
caqui y las botas de montar con que se iba los lunes a El Divino Rostro, la hacienda de
ganado que heredó de su padre, y que él administraba.
(En una sala esta Plácida Linero y entra Santiago con un vaso de agua en la mano)
Plácida Linero: Esa es la a última imagen que tengo de él. Era la de su paso fugaz por el
dormitorio. Apareció en la puerta con el vaso de agua en la mano, como había de recordarlo
para siempre.
Santiago Nasar: buenos días madre, tienes una aspirina.
Plácida Linero: si
Santiago Nasar: soñé que atravesaba un bosque de higuerones donde caía una llovizna
tierna, y por un instante fui feliz en el sueño, pero al despertar se sentí por completo
salpicado de cagada de pájaros.
Plácida Linero: soñar con pájaros es un augurio de buena salud. y por qué has vestido bien de
fiesta si hoy es lunes.
Santiago Nasar: olvidaste que el obispo llega hoy.
Plácida Linero ni si quiera bajará del barco, pasará y echará una bendición de compromiso y
se irá por donde vino, el odia este pueblo. Llévate el paraguas puede llover. Me contó
entonces el sueño, pero yo no le puse atención a los árboles. Tenía una reputación muy bien
ganada de interprete certera de los sueños ajenos, siempre que me los contaran en ayunas,
pero no había advertido ningún augurio aciago en esos dos sueños de mi hijo, ni en los otros
sueños con árboles que él me había contado en las mañanas que precedieron a su muerte. Me
hizo un signo de adiós con la mano y salió del cuarto. Esa Fue la última vez que lo vi.
IV ESCENA
Narrador: Divina Flor, hija de Victoria Guzmán, que apenas empezaba a florecer, le
sirvió a Santiago Nasar un tazón de café cerrero con un chorro de alcohol de caña,
como todos los lunes, para ayudarlo a sobrellevar la carga de la noche anterior
(En la cocina se encuentra divina flor y victoria Guzmán. Realizando oficios de la cocina, entra
Santiago y divina flor la lleva una taza de café, él la toma fuerte la muñeca y no la suelta)
Santiago Nasar: Ya estás en tiempo de merecer mujer
Victoria Guzmán: (le mostró el cuchillo ensangrentado.) Suéltala, blanco le ordenó en serio De
esa agua no beberás mientras yo esté viva. Usted es idéntico a su padre, Una mierda.
Santiago Nasar: No seas bárbara. Imagínate que fuera un ser humano. (Sale)
Victoria Guzmán: Dios Santo. Yo sabía que lo iban a matar cuando él entró en la cocina a
tomar el café. Me lo había dicho una mujer que pasó después de las cinco a pedir un poco de
leche por caridad, y me reveló los motivos y el lugar donde lo estaban esperando. «No la
previne porque pensé que eran palabras de borracho
Divina Flor: No ha vuelto a nacer otro hombre como ése. Mi mamá no le había dicho nada a
Santiago porque en el fondo de su alma, ella quería que lo mataran. En cambio, yo no lo
previne porque en ese entonces no era más que una niña asustada, incapaz de una decisión
propia, y me asusté mucho más cuando él me la agarró por la muñeca con su mano que sentí
helada y pétrea, como la mano de un muerto.
V ESCENA
(Entra Bayardo san Román y Ángela vicario a consumar el acto)
Narrador: perro en la noche de bodas de Bayardo san Román y Ángela vicario, sucedió
algo inesperado.
Ángela Vicario: Lo único que le rogaba a Dios es que me diera valor para matarme, Pero no me
lo dio. Estaba tan aturdida que había resuelto contarle la verdad a mi madre para librarme de
aquel martirio. «los hombres, Lo único que creen es lo que vean en la sábana», De modo que
mis amigas me enseñaron artimañas de comadronas para fingir mis prendas perdidas, y para
que pudiera exhibir en mi primera mañana de recién casada, abierta al sol en el patio de su
casa, la sábana de hilo con la mancha del honor.
(Se interpreta la escena de cama. Colocando un trapo blanco debajo de Ángela, al finalizar a
escena de cama, Bayardo saca el trapo y le busca la macha de honor. Al no encontrarla le
arroja el trapo en la cabeza, y también la arroja a ella al piso y la golpea.)
Bayardo San Román: (llorando, desilusionado, golpeándola) ¿Por qué? ¿Por qué a mí? ¿Quién
fue? ¿Quién? (la toma del brazo y la saca)
VI ESCENA
Narrador: Pura Vicario se había acostado a las once de la noche después de que las
hijas mayores la ayudaron a poner un poco de orden en los estragos de la boda. Como
a las diez, cuando todavía quedaban algunos borrachos cantando en el patio.
Pura Vicario: me había dormido a fondo cuando tocaron a la puerta. «Fueron tres toques muy
despacio, pero tenían esa cosa rara de las malas noticias.» abrí la puerta sin encender la luz
para no despertar a nadie, y vi a Bayardo San Román en el resplandor del farol público. Ángela
Vicario mi hija estaba en la sombra, de modo que sólo la vi cuando Bayardo San Román la
agarró por el brazo y la puso en la luz. Llevaba el traje en piltrafas. Yo creí que se habían
desbarrancado con el automóvil y estaban muertos en el fondo del precipicio.
Ave María Purísima – (dice aterrada-). Contesten si todavía son de este mundo.
(Bayardo San Román entró, empuja a su esposa hacia Pura Vicario, sin decir una palabra.
Después besó a Pura Vicario en la mejilla y le habló con una voz de muy hondo desaliento pero
con mucha ternura.)
Bayardo San Román: gracias por todo señora, usted es una santa, pero ella no. (Sale)
Ángela Vicario: sentí como si por fin me hubiera quitado un peso de encima y lo único que
quería era que todo terminara rápido para tirarme a dormir.
(Pura Vicario la bofetea y la toma del pelo)
Pura Vicario: -Anda, niña - dime quién fue.
Narrador: Los gemelos Pedro y Pablo Vicario volvieron a la casa un poco antes de las
tres, llamados de urgencia por su madre. Encontraron a Ángela Vicario tumbada
bocabajo.
Pedro Vicario: ¿Qué paso angelita, porque estás aquí?
Pablo Vicario: ¿Qué paso, y tu esposo, porque estas llorando?
Pura Vicario: ¿Qué paso? Pues que su marido descubrió que no era virgen.
(Los hermanos, la levantan y la sientan en la mesa del comedor.)
Pedro Vicario, Pablo Vicario y Pura Vicario: díganos ¿Quién fue? Díganos ¿Quién fue?
Narrador: Ella se demoró apenas el tiempo necesario para decir el nombre. Lo buscó
en las tinieblas, lo encontró a primera vista entre los tantos y tantos nombres
confundibles de este mundo y del otro, y lo dejó clavado en la pared con su dardo
certero, como a una mariposa sin albedrío cuya sentencia estaba escrita desde
siempre.
Ángela Vicario: (gritando con desespero) Santiago Nasar
Narrador: Nunca hubo una muerte más anunciada. Después de que la hermana les
reveló el nombre, los hermanos Vicario, matarifes de profesión pasaron por el
depósito, donde escogieron los dos cuchillos mejores: uno de descuartizar y otro de
limpiar, y se fueron a afilarlos en el mercado de carnes.
VII ESCENA
(Bayardo San Román, llorando ahogándose en licor)
Bayardo San Román: Ángela, creí que tenía el nombre bien puesto pero no, desde que la vi yo
quería casarme con ella. ¿Por qué a mí? Si yo compre todos los números de una rifa para
lograr impresionarla, le compre la casa más grande y más bonita solo porque ella dijo que a
quería, tuvo la mejor boda celebrada en este pueblo. ¿Y porque me paga así de esa forma?
¿Porque a mí?
VIII ESCENA
Narrador: El único lugar abierto en la plaza era una tienda de leche a un costado de la
iglesia, donde estaban los dos hombres que esperaban a Santiago Nasar para matarlo
Pedro y Pablo Vicario. Clotilde Armenta, era la dueña del negocio.
Los hermanos Vicario entraron a las 4.10. A esa hora sólo se vendían cosas de comer,
pero Clotilde Armenta les vendió una botella de aguardiente de caña, no sólo por el
aprecio que les tenía, sino también porque estaba muy agradecida por la porción de
pastel de boda que le habían mandado.
Pedro Vicario: has visto a Santiago Nasar.
Clotilde Armenta: no, -¿Le pasó algo?
Pedro Vicario: Nada. No más que lo andamos buscando para matarlo
Pablo Vicario: Vamos a matar a Santiago Nasar
Clotilde Armenta: ¿Y se puede saber por qué quieren matarlo tan temprano?
Pedro Vicario: Santiago Nasar sabe por qué
Pablo Vicario: Tarde o temprano tendrá que salir
Clotilde Armenta: Esa mañana llevaban todavía los vestidos de paño oscuro de la
boda, demasiado gruesos y formales y tenían el aspecto devastado por tantas horas de
mala vida. Aunque no habían dejado de beber desde la víspera de la parranda, ya no
estaban borrachos al cabo de tres días, sino que parecían sonámbulos desvelados. Se
habían dormido con las primeras auras del amanecer, después de casi tres horas de
espera en la tienda, yo no les creí, Pensé que eran vainas de borrachos
Narrador: Cuando Santiago Nasar salió de su casa. Ambos agarraron los cuchillos, y
empezaron a levantarse.
Clotilde Armenta: Por el amor de Dios, Déjenlo para después, aunque sea por respeto
al señor obispo. Tómense otro trago a nombre mío. (Los hermanos Vicario beben y
vuelven a quedar dormidos)
IX ESCENA
Narrador: Santiago Nasar, después de la decepcionante visita del obispo, va a casa de
su novia, Flora Miguel. Donde ella lo esperaba.
Flora Miguel: espera acá. (Entra y sale con unas cartas que le arroja a la cara de
Santiago) Aquí tienes, lo sé todo. ¡Y ojalá te maten! (sale)
Santiago Nasar: flora… (Se arrodilla a recoger las cartas y entra Nahir Miguel) no tengo
idea de lo que me está diciendo.
Nahir Miguel: sabía que los hermanos Vicario lo buscaban para matarlo, Tú sabrás si
ellos tienen razón, o no. Pero en todo caso, ahora no te quedan sino dos caminos: o te
escondes aquí, que es tu casa, o sales con mi rifle. Serán dos contra uno.
Santiago Nasar: No entiendo un carajo.
X ESCENA
Narrador: Ambos lo habían visto al mismo tiempo, se santiguaron. Entonces Clotilde
Armenta los agarró por la camisa y le gritó…
Clotilde Armenta: corre Santiago… te van matar…
Narrador: Fue un grito tan apremiante que apagó a los otros, Santiago Nasar estaba a
menos de 50 metros de su casa, y corrió hacia la puerta principal. Cinco minutos antes, en la
cocina, Victoria Guzmán le había contado a Plácida Linerolo que ya todo el mundo sabía.
Victoria Guzmán: señora, dicen los hermanos Vicario están buscando al joven Santiago. Lo
están buscando para matarlo.
Plácida Linero: ¿se lo dijiste esta mañana?
Victoria Guzmán: todavía no sabía nada cuando él bajó a tomar el café. Esos pobres
muchachos no matan a nadie
Plácida Linero: esos muchachos Están bebiendo desde el sábado
Victoria Guzmán: Por lo mismo no hay borracho que se coma su propia mierda.
Plácida Linero: (pregunta a Divina Flor) ¿has visto a Santiago está aquí en la casa?
Divina Flor: tuve una visión nítida de él, Llevaba el vestido blanco, y algo en la mano que no
pude ver bien, pero me pareció un ramo de rosas.» De modo que cuando la señora Plácida
me preguntó por él, le conteste. -Subió al cuarto hace un minuto. Y ella se tranquilizó.
(Se oyen gritos y placida se asoma al balcón)
Plácida Linero: A través de la puerta vi a los hermanos Vicario que venían corriendo
hacia la casa con los cuchillos desnudos. Desde el lugar en que yo me encontraba
podía verlos a ellos, pero no alcanzaba a ver a mi hijo que corría desde otro ángulo
hacia la puerta. «Pensé que querían meterse para matarlo dentro de la casa»,
Entonces corrí hacia la puerta y la cerré de un golpe. Estaba pasando la tranca cuando
oí los gritos de Santiago.
Narrador: Santiago Nasar necesitaba apenas unos segundos para entrar cuando se cerró la
puerta. Alcanzó a golpear varias veces con los puños, y en seguida se volvió para enfrentarse
a manos limpias con sus enemigos. Santiago Nasar levantó la mano para parar el primer
golpe de Pedro Vicario, que lo atacó por el flanco derecho con el cuchillo recto. El cuchillo le
atravesó la palma de la mano derecha, y luego se le hundió hasta el fondo en el costado.
Todos oyeron su grito de dolor. Pedro Vicario volvió a retirar el cuchillo con su pulso fiero de
matarife, y le asestó un segundo golpe casi en el mismo lugar. «Lo raro es que el cuchillo
volvía a salir limpio, Santiago Nasar se torció con los brazos cruzados sobre el vientre después
de la tercera cuchillada, soltó un quejido de becerro, y trató de darles la espalda. Pablo
Vicario, que estaba a su izquierda con el cuchillo curvo, le asestó entonces la única cuchillada
en el lomo, y un chorro de sangre a alta presión. Santiago Nasar les dio otra vez el frente, y se
apoyó de espaldas contra la puerta de su madre, sin la menor resistencia, como si sólo
quisiera ayudar a que acabaran de matarlo. No volvió a gritar Al contrario: parecía que se
estaba riendo.» Entonces ambos siguieron acuchillándolo contra la puerta, con golpes
alternos. En realidad Santiago Nasar no caía porque ellos mismos lo estaban sosteniendo a
cuchilladas contra la puerta. Santiago Nasar permaneció todavía un instante apoyado contra
la puerta, hasta que vio sus propias vísceras al sol, limpias y azules, y cayó de rodillas.
Pablo Vicario: hicimos mucho más de lo que era imaginable para que alguien nos
impidiera matarlo, y no lo conseguimos.
Pedro Vicario: Lo matamos a conciencia, Fue un asunto de honor.
Ángela Vicario: realimente yo fui la única culpable, yo lo mate, yo mate a Santiago Nasar.
FIN…
Publicidad

Recomendados

Cuentos de terror
Cuentos de terrorCuentos de terror
Cuentos de terrorCETEC
 
Comprendemos y analizamos textos literarios
Comprendemos y analizamos textos literariosComprendemos y analizamos textos literarios
Comprendemos y analizamos textos literariosfabiotm
 
Actividades crónica de una muerte anunciada. Dossier
Actividades crónica de una muerte anunciada. DossierActividades crónica de una muerte anunciada. Dossier
Actividades crónica de una muerte anunciada. DossierPilar Alvarez
 
Historia de terror de Joel y Brian 6°a
Historia de terror de Joel y Brian 6°aHistoria de terror de Joel y Brian 6°a
Historia de terror de Joel y Brian 6°asexto-grado
 
Analisis Cronica De Una Muerte Anunciada
Analisis Cronica De Una Muerte AnunciadaAnalisis Cronica De Una Muerte Anunciada
Analisis Cronica De Una Muerte Anunciadaxiodaos
 
Miguel de santiago
Miguel de santiagoMiguel de santiago
Miguel de santiagoAlexJacho4
 

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

53 ficha géneros y subgéneros literarios
53 ficha géneros y subgéneros literarios53 ficha géneros y subgéneros literarios
53 ficha géneros y subgéneros literariosLidia Aragón
 
El gallo de la catedral guion
El gallo de la catedral   guionEl gallo de la catedral   guion
El gallo de la catedral guion912quitt
 
Eres un animal. producción de textos. texto narrativo. trabajos alumnos 6º A...
Eres un animal.  producción de textos. texto narrativo. trabajos alumnos 6º A...Eres un animal.  producción de textos. texto narrativo. trabajos alumnos 6º A...
Eres un animal. producción de textos. texto narrativo. trabajos alumnos 6º A...Mª Carmen de la Victoria León
 
Guion de la_obra_maria (1)
Guion de la_obra_maria (1)Guion de la_obra_maria (1)
Guion de la_obra_maria (1)Fernando Chavez
 
Cuento de terror Joel
Cuento de terror JoelCuento de terror Joel
Cuento de terror Joelsexto-grado
 
Relatos Cortos De Miedo
Relatos Cortos De MiedoRelatos Cortos De Miedo
Relatos Cortos De MiedoLaura Redondo
 
Cuentos de terror, Sexto Grado
Cuentos de terror, Sexto GradoCuentos de terror, Sexto Grado
Cuentos de terror, Sexto Gradomaria alicia
 
El cuento de rapunzel para el trabajo con niños de inicial
El cuento de rapunzel para el trabajo con niños de inicialEl cuento de rapunzel para el trabajo con niños de inicial
El cuento de rapunzel para el trabajo con niños de inicialErick Bernuy
 
Tipos de narradores (según su focalización)
Tipos de narradores (según su focalización)Tipos de narradores (según su focalización)
Tipos de narradores (según su focalización)cordovaalfred
 
Crónica de una Muerte Anunciada . Gabriel García Márquez
Crónica de una Muerte Anunciada . Gabriel García Márquez Crónica de una Muerte Anunciada . Gabriel García Márquez
Crónica de una Muerte Anunciada . Gabriel García Márquez Paulina Gonzale'z
 
Resumen de quien se ha llevado mi queso
Resumen de quien se ha llevado mi quesoResumen de quien se ha llevado mi queso
Resumen de quien se ha llevado mi quesoGaryCrespinAbril
 

La actualidad más candente (20)

53 ficha géneros y subgéneros literarios
53 ficha géneros y subgéneros literarios53 ficha géneros y subgéneros literarios
53 ficha géneros y subgéneros literarios
 
El gallo de la catedral guion
El gallo de la catedral   guionEl gallo de la catedral   guion
El gallo de la catedral guion
 
Eres un animal. producción de textos. texto narrativo. trabajos alumnos 6º A...
Eres un animal.  producción de textos. texto narrativo. trabajos alumnos 6º A...Eres un animal.  producción de textos. texto narrativo. trabajos alumnos 6º A...
Eres un animal. producción de textos. texto narrativo. trabajos alumnos 6º A...
 
Guion de la_obra_maria (1)
Guion de la_obra_maria (1)Guion de la_obra_maria (1)
Guion de la_obra_maria (1)
 
Cuentos terror I
Cuentos terror ICuentos terror I
Cuentos terror I
 
Cuento corto
Cuento cortoCuento corto
Cuento corto
 
Argumento de el alfiler
Argumento de el alfilerArgumento de el alfiler
Argumento de el alfiler
 
Cuento de terror Joel
Cuento de terror JoelCuento de terror Joel
Cuento de terror Joel
 
25 cuentos Rubén Darío
25 cuentos Rubén Darío25 cuentos Rubén Darío
25 cuentos Rubén Darío
 
La prosa y el verso
La prosa y el versoLa prosa y el verso
La prosa y el verso
 
Guion del cuento en la selva
Guion del cuento en la selvaGuion del cuento en la selva
Guion del cuento en la selva
 
Relatos Cortos De Miedo
Relatos Cortos De MiedoRelatos Cortos De Miedo
Relatos Cortos De Miedo
 
Cuentos de terror, Sexto Grado
Cuentos de terror, Sexto GradoCuentos de terror, Sexto Grado
Cuentos de terror, Sexto Grado
 
El cuento de rapunzel para el trabajo con niños de inicial
El cuento de rapunzel para el trabajo con niños de inicialEl cuento de rapunzel para el trabajo con niños de inicial
El cuento de rapunzel para el trabajo con niños de inicial
 
30 calaveras
30   calaveras30   calaveras
30 calaveras
 
Tipos de narradores (según su focalización)
Tipos de narradores (según su focalización)Tipos de narradores (según su focalización)
Tipos de narradores (según su focalización)
 
Crónica de una Muerte Anunciada . Gabriel García Márquez
Crónica de una Muerte Anunciada . Gabriel García Márquez Crónica de una Muerte Anunciada . Gabriel García Márquez
Crónica de una Muerte Anunciada . Gabriel García Márquez
 
Resumen de quien se ha llevado mi queso
Resumen de quien se ha llevado mi quesoResumen de quien se ha llevado mi queso
Resumen de quien se ha llevado mi queso
 
Cuentos terror II
Cuentos terror IICuentos terror II
Cuentos terror II
 
La Caperucita Azul
La Caperucita AzulLa Caperucita Azul
La Caperucita Azul
 

Similar a libreto CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA.pdf

ANTOLOGÍA CRÓNICA secuencias 1 y 2 con guía.docx
ANTOLOGÍA CRÓNICA secuencias 1 y 2 con  guía.docxANTOLOGÍA CRÓNICA secuencias 1 y 2 con  guía.docx
ANTOLOGÍA CRÓNICA secuencias 1 y 2 con guía.docxSorayaMeleroAzcona
 
Trabajo final de español analisis de la novela
Trabajo final de español analisis de la novelaTrabajo final de español analisis de la novela
Trabajo final de español analisis de la novelaMrtiresDelgadoGarca
 
Cronica de una muerte anunciada angelica
Cronica de una muerte anunciada angelicaCronica de una muerte anunciada angelica
Cronica de una muerte anunciada angelicakplm
 
Cronica de una muerte anunciada
Cronica de una muerte anunciadaCronica de una muerte anunciada
Cronica de una muerte anunciadawastyflosky
 
CRONICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA.pdf
CRONICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA.pdfCRONICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA.pdf
CRONICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA.pdfadrianaibarra34
 
PresentacióN Xx
PresentacióN XxPresentacióN Xx
PresentacióN Xxguest1ca165
 
PresentacióN Xx
PresentacióN XxPresentacióN Xx
PresentacióN Xxryuuken
 
FOLDER OBRA CRONICA (1).docx
FOLDER OBRA CRONICA (1).docxFOLDER OBRA CRONICA (1).docx
FOLDER OBRA CRONICA (1).docxVILMAESMERALDA1
 
OSMAR SOCIOLOGIA TAREA DE INVESTIGACIÒN.docx
OSMAR SOCIOLOGIA TAREA DE INVESTIGACIÒN.docxOSMAR SOCIOLOGIA TAREA DE INVESTIGACIÒN.docx
OSMAR SOCIOLOGIA TAREA DE INVESTIGACIÒN.docxLuzGimenez6
 

Similar a libreto CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA.pdf (20)

ANTOLOGÍA CRÓNICA secuencias 1 y 2 con guía.docx
ANTOLOGÍA CRÓNICA secuencias 1 y 2 con  guía.docxANTOLOGÍA CRÓNICA secuencias 1 y 2 con  guía.docx
ANTOLOGÍA CRÓNICA secuencias 1 y 2 con guía.docx
 
Crónica de una muerte anunciada
Crónica de una muerte anunciadaCrónica de una muerte anunciada
Crónica de una muerte anunciada
 
Crónica de una muerte anunciada
Crónica de una muerte anunciadaCrónica de una muerte anunciada
Crónica de una muerte anunciada
 
Crónica de una muerte anunciada
Crónica de una muerte anunciadaCrónica de una muerte anunciada
Crónica de una muerte anunciada
 
Crónica de Una Muerte Anunciada
Crónica de Una Muerte AnunciadaCrónica de Una Muerte Anunciada
Crónica de Una Muerte Anunciada
 
Trabajo final de español analisis de la novela
Trabajo final de español analisis de la novelaTrabajo final de español analisis de la novela
Trabajo final de español analisis de la novela
 
Cronica de una muerte anunciada angelica
Cronica de una muerte anunciada angelicaCronica de una muerte anunciada angelica
Cronica de una muerte anunciada angelica
 
Libro
LibroLibro
Libro
 
Cronica de una muerte anunciada
Cronica de una muerte anunciadaCronica de una muerte anunciada
Cronica de una muerte anunciada
 
CRONICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA.pdf
CRONICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA.pdfCRONICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA.pdf
CRONICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA.pdf
 
PresentacióN Xx
PresentacióN XxPresentacióN Xx
PresentacióN Xx
 
PresentacióN Xx
PresentacióN XxPresentacióN Xx
PresentacióN Xx
 
PresentacióN Xx
PresentacióN XxPresentacióN Xx
PresentacióN Xx
 
1actividades
1actividades1actividades
1actividades
 
1actividades
1actividades1actividades
1actividades
 
1actividades
1actividades1actividades
1actividades
 
15 el sintagma verbal
15 el sintagma verbal15 el sintagma verbal
15 el sintagma verbal
 
FOLDER OBRA CRONICA (1).docx
FOLDER OBRA CRONICA (1).docxFOLDER OBRA CRONICA (1).docx
FOLDER OBRA CRONICA (1).docx
 
OSMAR SOCIOLOGIA TAREA DE INVESTIGACIÒN.docx
OSMAR SOCIOLOGIA TAREA DE INVESTIGACIÒN.docxOSMAR SOCIOLOGIA TAREA DE INVESTIGACIÒN.docx
OSMAR SOCIOLOGIA TAREA DE INVESTIGACIÒN.docx
 
03 elementos de la narración
03 elementos de la narración03 elementos de la narración
03 elementos de la narración
 

Último

Infografia Santiago Jimenez.pptx........
Infografia Santiago Jimenez.pptx........Infografia Santiago Jimenez.pptx........
Infografia Santiago Jimenez.pptx........angeljimenezrivas1
 
Baliza de finalidad estética. Proceso de realización
Baliza de finalidad estética. Proceso de realizaciónBaliza de finalidad estética. Proceso de realización
Baliza de finalidad estética. Proceso de realizaciónLuis José Ferreira Calvo
 
Infografia Instituto Diocesano barquisimeto
Infografia Instituto Diocesano barquisimetoInfografia Instituto Diocesano barquisimeto
Infografia Instituto Diocesano barquisimetohenrypapu44
 
La canción del viejo borracho_Colección de poemas
La canción del viejo borracho_Colección de poemasLa canción del viejo borracho_Colección de poemas
La canción del viejo borracho_Colección de poemasMiguel Ventayol
 
El autorretrato como subgénero artístico del retrato.
El autorretrato como subgénero artístico del retrato.El autorretrato como subgénero artístico del retrato.
El autorretrato como subgénero artístico del retrato.pmdesingfiles
 
Enciclopedia del collage. Proceso de realización
Enciclopedia del collage. Proceso de realizaciónEnciclopedia del collage. Proceso de realización
Enciclopedia del collage. Proceso de realizaciónLuis José Ferreira Calvo
 
Presentacion sobre Rammstein........pptx
Presentacion sobre Rammstein........pptxPresentacion sobre Rammstein........pptx
Presentacion sobre Rammstein........pptxgravieh007
 
Siento, pienso, decido asi puedo estar bien
Siento, pienso, decido asi puedo estar bienSiento, pienso, decido asi puedo estar bien
Siento, pienso, decido asi puedo estar bienDianaCortes744837
 
La imagen secuencial y el cómic. Ejemplos.
La imagen secuencial y el cómic. Ejemplos.La imagen secuencial y el cómic. Ejemplos.
La imagen secuencial y el cómic. Ejemplos.antoniorodriguezcolo
 
META 4.2. MANEJAR SLIDESHARE PARA PUBLICAR Y COMPARTIR PRESENTACIONES JURIDICAS
META 4.2. MANEJAR SLIDESHARE PARA PUBLICAR Y COMPARTIR PRESENTACIONES JURIDICASMETA 4.2. MANEJAR SLIDESHARE PARA PUBLICAR Y COMPARTIR PRESENTACIONES JURIDICAS
META 4.2. MANEJAR SLIDESHARE PARA PUBLICAR Y COMPARTIR PRESENTACIONES JURIDICASALEJANDRO ZAMORA DURAN
 
Fotos antiguas de Magdalena Contreras.pdf
Fotos antiguas de Magdalena Contreras.pdfFotos antiguas de Magdalena Contreras.pdf
Fotos antiguas de Magdalena Contreras.pdfAlquimistaThadeus
 

Último (12)

Infografia Santiago Jimenez.pptx........
Infografia Santiago Jimenez.pptx........Infografia Santiago Jimenez.pptx........
Infografia Santiago Jimenez.pptx........
 
Baliza de finalidad estética. Proceso de realización
Baliza de finalidad estética. Proceso de realizaciónBaliza de finalidad estética. Proceso de realización
Baliza de finalidad estética. Proceso de realización
 
Infografia Instituto Diocesano barquisimeto
Infografia Instituto Diocesano barquisimetoInfografia Instituto Diocesano barquisimeto
Infografia Instituto Diocesano barquisimeto
 
La canción del viejo borracho_Colección de poemas
La canción del viejo borracho_Colección de poemasLa canción del viejo borracho_Colección de poemas
La canción del viejo borracho_Colección de poemas
 
El autorretrato como subgénero artístico del retrato.
El autorretrato como subgénero artístico del retrato.El autorretrato como subgénero artístico del retrato.
El autorretrato como subgénero artístico del retrato.
 
Enciclopedia del collage. Proceso de realización
Enciclopedia del collage. Proceso de realizaciónEnciclopedia del collage. Proceso de realización
Enciclopedia del collage. Proceso de realización
 
Presentacion sobre Rammstein........pptx
Presentacion sobre Rammstein........pptxPresentacion sobre Rammstein........pptx
Presentacion sobre Rammstein........pptx
 
Siento, pienso, decido asi puedo estar bien
Siento, pienso, decido asi puedo estar bienSiento, pienso, decido asi puedo estar bien
Siento, pienso, decido asi puedo estar bien
 
Monterrey b .pdf
Monterrey b                          .pdfMonterrey b                          .pdf
Monterrey b .pdf
 
La imagen secuencial y el cómic. Ejemplos.
La imagen secuencial y el cómic. Ejemplos.La imagen secuencial y el cómic. Ejemplos.
La imagen secuencial y el cómic. Ejemplos.
 
META 4.2. MANEJAR SLIDESHARE PARA PUBLICAR Y COMPARTIR PRESENTACIONES JURIDICAS
META 4.2. MANEJAR SLIDESHARE PARA PUBLICAR Y COMPARTIR PRESENTACIONES JURIDICASMETA 4.2. MANEJAR SLIDESHARE PARA PUBLICAR Y COMPARTIR PRESENTACIONES JURIDICAS
META 4.2. MANEJAR SLIDESHARE PARA PUBLICAR Y COMPARTIR PRESENTACIONES JURIDICAS
 
Fotos antiguas de Magdalena Contreras.pdf
Fotos antiguas de Magdalena Contreras.pdfFotos antiguas de Magdalena Contreras.pdf
Fotos antiguas de Magdalena Contreras.pdf
 

libreto CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA.pdf

  • 1. CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA. (Gabriel García Márquez) I ESCENA Celebración del matrimonio de Ángela Vicario y Bayardo San Román. II ESCENA Sueño de Santiago Nasar III ESCENA (Entra narrador y mientras escribe en una vieja máquina de escribir va escribiendo, va narrando los acontecimientos) Narrador: He vuelto es este después de 27 años a este pueblo olvidado, para tratar de componer con tantas astillas adversas el espejo roto de la memoria. Los hechos que rodean la muerte de Santiago Nasar, en la madrugada aquel lunes ingrato, siguiente al fallido matrimonio de Bayardo San Román con Ángela Vicario. El día en que lo iban a matar, Santiago Nasar se levantó a las 5.30 de la mañana para esperar el buque en que llegaba el obispo. Se puso un pantalón y una camisa de lino blanco, ambas piezas sin almidón, iguales a las que se había puesto el día anterior para la boda. Era un atuendo de ocasión. De no haber sido por la llegada del obispo se habría puesto el vestido de caqui y las botas de montar con que se iba los lunes a El Divino Rostro, la hacienda de ganado que heredó de su padre, y que él administraba. (En una sala esta Plácida Linero y entra Santiago con un vaso de agua en la mano) Plácida Linero: Esa es la a última imagen que tengo de él. Era la de su paso fugaz por el dormitorio. Apareció en la puerta con el vaso de agua en la mano, como había de recordarlo para siempre. Santiago Nasar: buenos días madre, tienes una aspirina. Plácida Linero: si Santiago Nasar: soñé que atravesaba un bosque de higuerones donde caía una llovizna tierna, y por un instante fui feliz en el sueño, pero al despertar se sentí por completo salpicado de cagada de pájaros. Plácida Linero: soñar con pájaros es un augurio de buena salud. y por qué has vestido bien de fiesta si hoy es lunes. Santiago Nasar: olvidaste que el obispo llega hoy. Plácida Linero ni si quiera bajará del barco, pasará y echará una bendición de compromiso y se irá por donde vino, el odia este pueblo. Llévate el paraguas puede llover. Me contó entonces el sueño, pero yo no le puse atención a los árboles. Tenía una reputación muy bien ganada de interprete certera de los sueños ajenos, siempre que me los contaran en ayunas, pero no había advertido ningún augurio aciago en esos dos sueños de mi hijo, ni en los otros sueños con árboles que él me había contado en las mañanas que precedieron a su muerte. Me hizo un signo de adiós con la mano y salió del cuarto. Esa Fue la última vez que lo vi. IV ESCENA Narrador: Divina Flor, hija de Victoria Guzmán, que apenas empezaba a florecer, le sirvió a Santiago Nasar un tazón de café cerrero con un chorro de alcohol de caña, como todos los lunes, para ayudarlo a sobrellevar la carga de la noche anterior
  • 2. (En la cocina se encuentra divina flor y victoria Guzmán. Realizando oficios de la cocina, entra Santiago y divina flor la lleva una taza de café, él la toma fuerte la muñeca y no la suelta) Santiago Nasar: Ya estás en tiempo de merecer mujer Victoria Guzmán: (le mostró el cuchillo ensangrentado.) Suéltala, blanco le ordenó en serio De esa agua no beberás mientras yo esté viva. Usted es idéntico a su padre, Una mierda. Santiago Nasar: No seas bárbara. Imagínate que fuera un ser humano. (Sale) Victoria Guzmán: Dios Santo. Yo sabía que lo iban a matar cuando él entró en la cocina a tomar el café. Me lo había dicho una mujer que pasó después de las cinco a pedir un poco de leche por caridad, y me reveló los motivos y el lugar donde lo estaban esperando. «No la previne porque pensé que eran palabras de borracho Divina Flor: No ha vuelto a nacer otro hombre como ése. Mi mamá no le había dicho nada a Santiago porque en el fondo de su alma, ella quería que lo mataran. En cambio, yo no lo previne porque en ese entonces no era más que una niña asustada, incapaz de una decisión propia, y me asusté mucho más cuando él me la agarró por la muñeca con su mano que sentí helada y pétrea, como la mano de un muerto. V ESCENA (Entra Bayardo san Román y Ángela vicario a consumar el acto) Narrador: perro en la noche de bodas de Bayardo san Román y Ángela vicario, sucedió algo inesperado. Ángela Vicario: Lo único que le rogaba a Dios es que me diera valor para matarme, Pero no me lo dio. Estaba tan aturdida que había resuelto contarle la verdad a mi madre para librarme de aquel martirio. «los hombres, Lo único que creen es lo que vean en la sábana», De modo que mis amigas me enseñaron artimañas de comadronas para fingir mis prendas perdidas, y para que pudiera exhibir en mi primera mañana de recién casada, abierta al sol en el patio de su casa, la sábana de hilo con la mancha del honor. (Se interpreta la escena de cama. Colocando un trapo blanco debajo de Ángela, al finalizar a escena de cama, Bayardo saca el trapo y le busca la macha de honor. Al no encontrarla le arroja el trapo en la cabeza, y también la arroja a ella al piso y la golpea.) Bayardo San Román: (llorando, desilusionado, golpeándola) ¿Por qué? ¿Por qué a mí? ¿Quién fue? ¿Quién? (la toma del brazo y la saca) VI ESCENA Narrador: Pura Vicario se había acostado a las once de la noche después de que las hijas mayores la ayudaron a poner un poco de orden en los estragos de la boda. Como a las diez, cuando todavía quedaban algunos borrachos cantando en el patio. Pura Vicario: me había dormido a fondo cuando tocaron a la puerta. «Fueron tres toques muy despacio, pero tenían esa cosa rara de las malas noticias.» abrí la puerta sin encender la luz para no despertar a nadie, y vi a Bayardo San Román en el resplandor del farol público. Ángela Vicario mi hija estaba en la sombra, de modo que sólo la vi cuando Bayardo San Román la agarró por el brazo y la puso en la luz. Llevaba el traje en piltrafas. Yo creí que se habían desbarrancado con el automóvil y estaban muertos en el fondo del precipicio. Ave María Purísima – (dice aterrada-). Contesten si todavía son de este mundo.
  • 3. (Bayardo San Román entró, empuja a su esposa hacia Pura Vicario, sin decir una palabra. Después besó a Pura Vicario en la mejilla y le habló con una voz de muy hondo desaliento pero con mucha ternura.) Bayardo San Román: gracias por todo señora, usted es una santa, pero ella no. (Sale) Ángela Vicario: sentí como si por fin me hubiera quitado un peso de encima y lo único que quería era que todo terminara rápido para tirarme a dormir. (Pura Vicario la bofetea y la toma del pelo) Pura Vicario: -Anda, niña - dime quién fue. Narrador: Los gemelos Pedro y Pablo Vicario volvieron a la casa un poco antes de las tres, llamados de urgencia por su madre. Encontraron a Ángela Vicario tumbada bocabajo. Pedro Vicario: ¿Qué paso angelita, porque estás aquí? Pablo Vicario: ¿Qué paso, y tu esposo, porque estas llorando? Pura Vicario: ¿Qué paso? Pues que su marido descubrió que no era virgen. (Los hermanos, la levantan y la sientan en la mesa del comedor.) Pedro Vicario, Pablo Vicario y Pura Vicario: díganos ¿Quién fue? Díganos ¿Quién fue? Narrador: Ella se demoró apenas el tiempo necesario para decir el nombre. Lo buscó en las tinieblas, lo encontró a primera vista entre los tantos y tantos nombres confundibles de este mundo y del otro, y lo dejó clavado en la pared con su dardo certero, como a una mariposa sin albedrío cuya sentencia estaba escrita desde siempre. Ángela Vicario: (gritando con desespero) Santiago Nasar Narrador: Nunca hubo una muerte más anunciada. Después de que la hermana les reveló el nombre, los hermanos Vicario, matarifes de profesión pasaron por el depósito, donde escogieron los dos cuchillos mejores: uno de descuartizar y otro de limpiar, y se fueron a afilarlos en el mercado de carnes. VII ESCENA (Bayardo San Román, llorando ahogándose en licor) Bayardo San Román: Ángela, creí que tenía el nombre bien puesto pero no, desde que la vi yo quería casarme con ella. ¿Por qué a mí? Si yo compre todos los números de una rifa para lograr impresionarla, le compre la casa más grande y más bonita solo porque ella dijo que a quería, tuvo la mejor boda celebrada en este pueblo. ¿Y porque me paga así de esa forma? ¿Porque a mí?
  • 4. VIII ESCENA Narrador: El único lugar abierto en la plaza era una tienda de leche a un costado de la iglesia, donde estaban los dos hombres que esperaban a Santiago Nasar para matarlo Pedro y Pablo Vicario. Clotilde Armenta, era la dueña del negocio. Los hermanos Vicario entraron a las 4.10. A esa hora sólo se vendían cosas de comer, pero Clotilde Armenta les vendió una botella de aguardiente de caña, no sólo por el aprecio que les tenía, sino también porque estaba muy agradecida por la porción de pastel de boda que le habían mandado. Pedro Vicario: has visto a Santiago Nasar. Clotilde Armenta: no, -¿Le pasó algo? Pedro Vicario: Nada. No más que lo andamos buscando para matarlo Pablo Vicario: Vamos a matar a Santiago Nasar Clotilde Armenta: ¿Y se puede saber por qué quieren matarlo tan temprano? Pedro Vicario: Santiago Nasar sabe por qué Pablo Vicario: Tarde o temprano tendrá que salir Clotilde Armenta: Esa mañana llevaban todavía los vestidos de paño oscuro de la boda, demasiado gruesos y formales y tenían el aspecto devastado por tantas horas de mala vida. Aunque no habían dejado de beber desde la víspera de la parranda, ya no estaban borrachos al cabo de tres días, sino que parecían sonámbulos desvelados. Se habían dormido con las primeras auras del amanecer, después de casi tres horas de espera en la tienda, yo no les creí, Pensé que eran vainas de borrachos Narrador: Cuando Santiago Nasar salió de su casa. Ambos agarraron los cuchillos, y empezaron a levantarse. Clotilde Armenta: Por el amor de Dios, Déjenlo para después, aunque sea por respeto al señor obispo. Tómense otro trago a nombre mío. (Los hermanos Vicario beben y vuelven a quedar dormidos) IX ESCENA Narrador: Santiago Nasar, después de la decepcionante visita del obispo, va a casa de su novia, Flora Miguel. Donde ella lo esperaba. Flora Miguel: espera acá. (Entra y sale con unas cartas que le arroja a la cara de Santiago) Aquí tienes, lo sé todo. ¡Y ojalá te maten! (sale) Santiago Nasar: flora… (Se arrodilla a recoger las cartas y entra Nahir Miguel) no tengo idea de lo que me está diciendo.
  • 5. Nahir Miguel: sabía que los hermanos Vicario lo buscaban para matarlo, Tú sabrás si ellos tienen razón, o no. Pero en todo caso, ahora no te quedan sino dos caminos: o te escondes aquí, que es tu casa, o sales con mi rifle. Serán dos contra uno. Santiago Nasar: No entiendo un carajo. X ESCENA Narrador: Ambos lo habían visto al mismo tiempo, se santiguaron. Entonces Clotilde Armenta los agarró por la camisa y le gritó… Clotilde Armenta: corre Santiago… te van matar… Narrador: Fue un grito tan apremiante que apagó a los otros, Santiago Nasar estaba a menos de 50 metros de su casa, y corrió hacia la puerta principal. Cinco minutos antes, en la cocina, Victoria Guzmán le había contado a Plácida Linerolo que ya todo el mundo sabía. Victoria Guzmán: señora, dicen los hermanos Vicario están buscando al joven Santiago. Lo están buscando para matarlo. Plácida Linero: ¿se lo dijiste esta mañana? Victoria Guzmán: todavía no sabía nada cuando él bajó a tomar el café. Esos pobres muchachos no matan a nadie Plácida Linero: esos muchachos Están bebiendo desde el sábado Victoria Guzmán: Por lo mismo no hay borracho que se coma su propia mierda. Plácida Linero: (pregunta a Divina Flor) ¿has visto a Santiago está aquí en la casa? Divina Flor: tuve una visión nítida de él, Llevaba el vestido blanco, y algo en la mano que no pude ver bien, pero me pareció un ramo de rosas.» De modo que cuando la señora Plácida me preguntó por él, le conteste. -Subió al cuarto hace un minuto. Y ella se tranquilizó. (Se oyen gritos y placida se asoma al balcón) Plácida Linero: A través de la puerta vi a los hermanos Vicario que venían corriendo hacia la casa con los cuchillos desnudos. Desde el lugar en que yo me encontraba podía verlos a ellos, pero no alcanzaba a ver a mi hijo que corría desde otro ángulo hacia la puerta. «Pensé que querían meterse para matarlo dentro de la casa», Entonces corrí hacia la puerta y la cerré de un golpe. Estaba pasando la tranca cuando oí los gritos de Santiago. Narrador: Santiago Nasar necesitaba apenas unos segundos para entrar cuando se cerró la puerta. Alcanzó a golpear varias veces con los puños, y en seguida se volvió para enfrentarse a manos limpias con sus enemigos. Santiago Nasar levantó la mano para parar el primer golpe de Pedro Vicario, que lo atacó por el flanco derecho con el cuchillo recto. El cuchillo le atravesó la palma de la mano derecha, y luego se le hundió hasta el fondo en el costado. Todos oyeron su grito de dolor. Pedro Vicario volvió a retirar el cuchillo con su pulso fiero de matarife, y le asestó un segundo golpe casi en el mismo lugar. «Lo raro es que el cuchillo volvía a salir limpio, Santiago Nasar se torció con los brazos cruzados sobre el vientre después de la tercera cuchillada, soltó un quejido de becerro, y trató de darles la espalda. Pablo Vicario, que estaba a su izquierda con el cuchillo curvo, le asestó entonces la única cuchillada
  • 6. en el lomo, y un chorro de sangre a alta presión. Santiago Nasar les dio otra vez el frente, y se apoyó de espaldas contra la puerta de su madre, sin la menor resistencia, como si sólo quisiera ayudar a que acabaran de matarlo. No volvió a gritar Al contrario: parecía que se estaba riendo.» Entonces ambos siguieron acuchillándolo contra la puerta, con golpes alternos. En realidad Santiago Nasar no caía porque ellos mismos lo estaban sosteniendo a cuchilladas contra la puerta. Santiago Nasar permaneció todavía un instante apoyado contra la puerta, hasta que vio sus propias vísceras al sol, limpias y azules, y cayó de rodillas. Pablo Vicario: hicimos mucho más de lo que era imaginable para que alguien nos impidiera matarlo, y no lo conseguimos. Pedro Vicario: Lo matamos a conciencia, Fue un asunto de honor. Ángela Vicario: realimente yo fui la única culpable, yo lo mate, yo mate a Santiago Nasar. FIN…