Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.
Estilos de aprendizaje: un avance para aprender en el aula “Nunca se termina de aprender”, con este dicho alemán se puede ...
fácilmente al escuchar una clase oral, pero capta fácilmente la gramática de laspalabras y su correcta escritura debido a ...
explican porque las personas que poseen la misma motivación, bagaje cultural yedad que, sin embargo no aprenden de la mism...
Hay que tener en cuenta que la manera de aprender evoluciona, por lo tanto nohay que utilizar los estilos de aprendizaje c...
Bibliografía:Villalobos, E. (2003)Educación y estilos de aprendizaje-enseñanza.México: Ed.Publicaciones cruz.Navarro, M. (...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×
Próxima SlideShare
Evaluacion
Siguiente
Descargar para leer sin conexión y ver en pantalla completa.

0

Compartir

Descargar para leer sin conexión

Ensayo 2 final

Descargar para leer sin conexión

  • Sé el primero en recomendar esto

Ensayo 2 final

  1. 1. Estilos de aprendizaje: un avance para aprender en el aula “Nunca se termina de aprender”, con este dicho alemán se puede afirmar que lavida siempre entrega conocimientos nuevos en diferentes especialidades, lo cualmuchas veces obliga a los adolescentes aprender de alguna u otra forma. En esacircunstancia es cuando los jóvenes necesitan adoptar estrategias para responderal ambiente de aprendizaje, esto último puede acercarse a una definición deEstilos de aprendizaje, que es el tema que nos convoca en este escrito. No solobasta saber que o cuales son, sino que se deben conocer y lograr diagnosticarcuales acomodan dependiendo las motivaciones, edad, tema de estudio, etc. Deahí es que surge la palabra “estilo”, ya que hay un estilo para cada uno. Porconsiguiente, el propósito del ensayo es conocer la utilidad de estos, y demostrarque si el adolescente se identifica con alguno de ellos su rendimiento académicosería mejor. Como se mencionaba anteriormente, la palabra “estilo” hoy en día es utilizadoalrededor de todo el mundo, pero en diferentes ámbitos por ejemplo “estilo devida” “estilo de moda” “estilo culinario”, etc. Pero en cuanto al tema que nosconvoca, Villalobos (2003) señala: “El estilo se construye integralmente como todoproceso de aprendizaje, desde lo cognitivo, actitudinal y el desarrollo de lashabilidades intelectuales y motoras”. A partir de lo señalado, se puede decir que de las distintas etapas por las quepasa el ser humano, la adolescencia es donde es posible trabajar e identificarunestilo de aprendizaje, ya que el joven puede encontrar en ciertas actividades unarelación con sus motivaciones. A modo de ejemplo se puede reflexionar sobre unhecho real, donde un alumno de segundo medio (Colegio Adventista deTalcahuano) raramente los profesores encuentran en sus trabajos o evaluacionesfaltas ortográficas, siendo que la mayoría de los compañeros tienen problemas alrespecto. Sin embargo, la respuesta es muy interesante, ya que el alumno tienebuenas calificaciones y presta atención a la minoría de las clases, pero señala quele gusta leer. Considerando el ejemplo, se infiere que el estudiante se distrae
  2. 2. fácilmente al escuchar una clase oral, pero capta fácilmente la gramática de laspalabras y su correcta escritura debido a su motivación de leer. Así pues, en situaciones ocurridas como ésta, interfieren los estilos deaprendizajes, los cuales tienen características en común que han ayudado adistintos estudiosos a investigar y clasificar cada uno de ellos. Keefe (1982), nosmenciona algunas de las características, las que nos podrían ayudar, él dice: “losestilos de aprendizaje son los rasgos cognitivos, afectivos y fisiológicos que sirvencomo indicadores relativamente estables, de cómo los alumnos percibeninteracciones y responden a sus ambientes de aprendizaje”.Precisamente, trasleer esta descripción se puede ver la importancia de aprovechar o “sacar jugo”,como se dice en Chile, a los estilos de aprendizaje según los intereses deleducando. De hecho los rasgos cognitivos, es decir la forma en que los estudiantes ordenanlos contenidos dela información, no son adaptados a la importancia que tienen, yaque muchas veces se memorizan contenidos. Posiblemente de esa manera no selogra contener la información al momento que necesite aplicar los conocimientos.Dado a esto, es que los estilos de aprendizajes se adaptan según el ambiente deenseñanza que aplica el educador. El argumento anterior es respaldado por Revilla (1998) “son relativamenteestables, aunque pueden cambiar; pueden ser diferentes en situacionesdiferentes; son susceptibles de mejorarse; y cuando a los alumnos se les enseñasegún su propio estilo de aprendizaje, aprenden con más efectividad”. La problemática de que no todos aprendemos ni a la misma velocidad, no esalgo que nos sorprenda hoy en día. Aunque un curso de alumnos parte al mismonivel, siempre hay parte del grupo, que si bien se les dio la misma explicación,algunos quedan con dudas y avanzaran más en un área que en otra. Las diferencias dichas pruebanque existen factores que se perciben a nuestroalrededor, los cuales fueron mencionados anteriormente, por ejemplo lamotivación, bagaje cultural previo y la edad. Pero aun así estos factores no
  3. 3. explican porque las personas que poseen la misma motivación, bagaje cultural yedad que, sin embargo no aprenden de la misma forma. Lo cual posiblemente sedebiera a la distinta forma de aprender. Navarro (2008) respalda: “Se ha visto queesto depende en buena medida de la forma de ser y de pensar de los alumnos, ysobre todo de las preferencias que muestran por usar estrategias pedagógicasdiferentes”. Debido a esto, tanto los estudiantes como los educadores debenaprender a trabajar unidos en sus diferentes modalidades y plantearadecuadamente los problemas que sirven para ejercitar el razonamiento. He aquí que los distintos modelos y teorías que existen sobre los estilos deaprendizaje nos ofrecen una ayuda para entender la información que procesamosa diario en el aprendizaje, qué relación tiene esta información con la forma en quelas personas aprenden. Para entender las teorías es necesario tener en cuenta el siguiente modelo, quecontiene tres ideas principales. Partiendo con la recepción de la información a lahora de aprender, solo se selecciona parte, cuando analizamos cómo lo hacemos;se distinguen aprendices visuales, kinésicos y auditivos. Luego de seleccionar lainformación, esta se organiza y relaciona, para después utilizarla de una manera uotra. Kolb distingue entre alumnos activos, teóricos, reflexivos y pragmáticos. Estilo activo se caracteriza por ser ágil y dinámico, donde el estudiante es demente abierta, se destaca principalmente por ser animador, improvisador oespontaneo. El estilo reflexivo involucra más el razonamiento, allí destaca laobservación y el análisis, generalmente los adolescentes que poseen este estiloson prudentes y reflexionan profundamente antes de decidir alguna conclusión odeterminación al actuar o dar una opinión. El estilo teórico se refiere a laespeculación donde predomina la observación dentro de la teoría y la práctica, laspersonas que tienen este estilo son tienden a ser perfeccionistas y no concuerdancon lo subjetivo. Por último se encuentra el estilo pragmático, el cual es ordenado,el adolescente se caracteriza por ser experimentador, ordenado y bastante eficazque al momento de resolver problemas busca soluciones concretas y realistas.
  4. 4. Hay que tener en cuenta que la manera de aprender evoluciona, por lo tanto nohay que utilizar los estilos de aprendizaje como una puerta cerrada. Ocaña (2009)señala: “El hecho de que tendamos a seleccionar la información visual, puedeafectar nuestra manera de organizar esa información”. Por esto, se infiere quemuchas veces los estudiantes son buenos en algo, pero a la vez eso mismo puedeafectar al desarrollo de habilidades en otras áreas. Por todo lo que se ha dicho, se puede deducir que no hay un término único deestilo de aprendizaje. Pero se puede concluir que se refiere al hecho de que cadauno utiliza su propia estrategia al momento de incorporar un nuevo aprendizaje.Pero como las estrategias varían según lo que se quiera aprender, desarrollatendencias que definen un estilo de aprendizaje. Al identificar que estilo ayuda, nose puede cerrar la oportunidad de despreciar los otros, ya que puede que losjóvenes se equivoquen al “identificar”, lo cual no ayudaría a la comodidad a la horade aprender, provocando simplemente al lado los conocimientos. Sin embargo, losadolescentes al adecuarse en alguno de ellos, y los educadores percibirlo, puedenno solo tener buenos resultados, sino también darse cuenta que pasa con losdemás alumnos. En lo personal, al encontrar variada información y autores que se referían altema, este ensayo me ayudó a saber cuál era mi estilo de aprendizaje sin saberni siquiera que significan o para que me sirven. Por lo tanto, reflexiono que esto esde gran importancia, ya que al identificarlo puedo “explotarlo”. Y también tengoque tener cuidado que no sea una desventaja en el momento que no me ayude aaprender algo necesario, pues mis estrategias pueden ir cambiando y puedo tenermás de un estilo de aprendizaje para utilizar.
  5. 5. Bibliografía:Villalobos, E. (2003)Educación y estilos de aprendizaje-enseñanza.México: Ed.Publicaciones cruz.Navarro, M. (2008) Como diagnosticar y mejorar los estilos de aprendizaje. Ed.Procompal publicaciones.Ocaña, J. (2009) Mapas conceptuales y estilos de aprendizaje. Spain.Ed.Clubuniversitario.

Vistas

Total de vistas

323

En Slideshare

0

De embebidos

0

Número de embebidos

2

Acciones

Descargas

2

Compartidos

0

Comentarios

0

Me gusta

0

×