Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.

Alicia Dussan- Biografía

743 visualizaciones

Publicado el

Si bien es cierto son muy pocas las mujeres que han incursionado en el mundo de la ciencia y más enfocada hacia a la Antropología, es por ello que se hace menester nombrar a esta antropóloga que más que ser una de las primeras en Colombia en incursionar en este campo tiene diversos reconocimientos tanto nacionales como internacionales.

Publicado en: Educación
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Alicia Dussan- Biografía

  1. 1. Alicia Dussan de Reichel Nació en Bogotá en 1920 y su interés por estudiar las culturas, surge en el bachillerato, cuando se cuestiona por el desprecio, subvaloración y racismo de las élites “blancas” por los indígenas, los afrocolombianos y gran parte de la población mestiza colombiana. De esta forma nace su proyecto por la defensa de la diversidad cultural y étnica en Colombia. Su interés fue reforzado por el austriaco, nacionalizado colombiano, Gerardo Reichel-Dolmatoff, con quien se casó y fue su compañera por 53 años. Los primeros hallazgos de este equipo de esposos fueron en la Sabana de Bogotá, con el descubrimiento y descripción de pictografías y sitios arqueológicos. Desde Santa Marta, trabajaron por la legalización de los primeros resguardos indígenas en la Sierra Nevada de Santa Marta. Su trabajo compartido de investigación regional en la Costa Caribe es aún el más importante, tanto por su extensión territorial como por su profundidad temporal y por los resultados publicados en muchos textos. Luego hicieron lo mismo en la costa Pacífica, complementando los trabajos realizados años antes en el valle alto del río Magdalena. Dentro los estudios de Alicia Dussan se destaca el trabajo titulado “Características de la personalidad masculina y femenina en Taganga”, uno de los primeros estudios de género en Colombia. Como co-fundadora del Instituto Etnológico del Magdalena, creó el primer archivo cerámico del país. A su regreso a Bogotá fue determinante en la modernización de las técnicas museográficas en el Museo del Oro, fue Jefe de la División de Museos y Restauración de Colcultura y directora de la Fundación Latinoamericana de Museos. Lideró diferentes proyectos orientados a la enseñanza de la antropología en universidades (entre ellos la fundación del Departamento de Antropología de la Universidad de Los Andes) y buscó estimular la participación de organizaciones internacionales en la denuncia del etnocidio. Como investigadora en el Cinva – Centro Interamericano de Vivienda- dirigió el estudio sobre el barrio El Carmen, por desgracia poco conocido entre los bogotanos. .
  2. 2. RECONOCIMIENTOS En junio de 2010, la Universidad de Antioquia le concedió el título de Doctorado Honoris Causa en Ciencias Sociales. En el año 2002 el Gobierno Nacional le concedió el “Premio Nacional Vida y obra” del Ministerio de Cultura, y el “Premio a la contribución Integral a la Ciencia” de la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. En el año 2001 recibió la Mención de Honor, Categoría Científica, Mujeres de Éxito. En 1998 recibió la distinción de Oficial de la Orden de la Democracia de Cámara de Representantes de Colombia. La Alcaldía Mayor de Bogotá le concedió el premio Honor al Mérito Cultural, en 1993. En 1984 recibió el reconocimiento de Honor al Mérito, en el III Congreso de Antropología en Colombia. En 1971 recibió una Beca de la John Guggenheim Memorial Foundation, de Nueva York. . Condecoración de Francia a Alicia Dussan de Reichel, Pionera de la Antropología en Colombia .
  3. 3. El Embajador de Francia Jean-Michel MARALUD, en nombre del Gobierno francés, condecoró a la antropóloga colombiana Alicia DUSSAN DE REICHEL como « Oficial de la Orden de Artes y Letras », en un acto realizado en la residencia de Francia. La condecoración para esta antropóloga representa el reconocimiento de Francia por los largos años dedicados a la defensa y comprensión de las comunidades indígenas colombianas, a la defensa de la diversidad étnica y cultural y al estudio de las sociedades campesinas y urbanas, entre otros. Después de ser una de las primeras mujeres en ingresar a la universidad en el país, concluyó su entrenamiento como antropóloga con el primer grupo preparado bajo la dirección del francés Paul Rivet. Tras un corto periodo en Bogotá, junto con su esposo diseñaron uno de los más completos e interesantes proyectos regionales que se hayan adelantado por parte de las ciencias sociales en Colombia hasta el presente. Su pasión por la museología la llevó a participar en los más importantes foros de su época, y a actuar como protagonista en la redefinición y la conceptualización de los museos latinoamericanos en los años sesenta y setenta, buscando hacerlos más abiertos e interactivos. Fue la asesora técnica del Museo del Oro para el cambio de sede e hizo parte del grupo que creó la Academia de Ciencias del Tercer Mundo. Es miembro de la Academia Colombiana de Ciencias Exactas Físicas y Naturales, consultora, e investigadora. Durante gran parte de su carrera se dedicó a liderar estudios de género en la Costa Caribe, orientados a la nutrición, la familia, el ciclo vital, las industrias caseras femeninas y la salud. Miembro de la Academia Colombiana de Ciencias Exactas Físicas y Naturales, consultora, e investigadora. . Recopilado el día 16 de octubre de 2014 de la página web: http://www.ambafrance-co.org/Condecoracion-de-Francia-a-Alicia Alicia Dussan es, en palabras de Gerardo Ardila, uno de sus colegas más cercanos y director del Instituto de Estudios Urbanos de la U. Nacional, “una
  4. 4. científica plena, inquisidora, siempre interesada en aprender. Es el símbolo de la mujer liberal al superar los obstáculos que como mujer tuvo en la época y entregar un trabajo antropológico y cultural fundamental para nuestro país”. Recopilado el día 16 de octubre de 2014 de la página web: http://web.archive.org/web/20110204030208/http://elespectador.com/impreso/articuloimpreso132724-u-nacional-rinde-homenaje-alicia-dussan Una vida dedicada a la antropología La profesora Alicia ha sido – como el profesor Reichel - una excepcional trabajadora de campo. En realidad, ha practicado casi todas las áreas de la antropología – con excepción quizás de la lingüística- en cuyos campos – sobretodo en la arqueología y en la antropología cultural – ha realizado notables contribuciones. En sus investigaciones innovó métodos y técnicas de estudio, tanto arqueológicas como etnográficas. También destacó por sus compromisos con la Escuela de Cultura y Personalidad, y como Margaret Mead y Ruth Benedict, contribuyó a la descripción de los ciclos vitales, la socialización, la alimentación, etc. También recolectó un excepcional número de artefactos arqueológicos y etnográficos que ingresarían el Museo del Magdalena y al Museo Nacional. ¿Quién no se acuerda – o se acordaba, porque ya no hay sala etnográfica en el Museo Nacional – del famoso barco de los espíritu de los embera del Chocó? Ha sido también funcionaria pública, docente, estudiosa de los procesos de cambio. Hizo antropología urbana en Bogotá y se preocupó por estudiar la vida de las aldeas cercanas a Santa Marta, los barrios de Cartagena y las familias de Mitú. En los últimos años, excursionó, como dijimos, en la significación de Rivet o en la vida del gran arqueólogo Schotelius. Todo ello le ha valido merecidos y justificados reconocimientos nacionales e internacionales. Su presencia activa seguramente nos deparará nuevas y valiosas contribuciones a la antropología. Sin embargo, este extraordinario aporte científico y práctico no ha sido fácil. Ha representado un esfuerzo muy considerable familiar y personal por mantenerlo y proyectarlo, a pesar de las incomprensiones, de la intolerancia de algunos de sus contemporáneos, ante la cambiante escena de las políticas y ambientes institucionales que atentan contra las obras de gran aliento, de gran envergadura, como la de Alicia y Gerardo Reichel. Han tenido que luchar contra la envidia, en un medio que – en cierta medida percibe los recursos institucionales y materiales, y el capital 18 simbólico, como un “bien limitado” ( en el sentido y función atribuido a dicho concepto por el gran antropólogo George Foster para comprender las dinámicas de las sociedades campesinas latinoamericanas). Como cuando un funcionario del Ministerio de Educación – en la década del 50 - les quiso prohibir la investigación, incluso en Chía, en las goteras de Bogotá, en una aciaga época.
  5. 5. Recopilado el día 16 de octubre de 2014 de la página web: http://robertopinedacamacho.files.wordpress.com/2011/02/la-aventura-de-ser- antropc3b3loga-en-colombia1.pdf

×