SlideShare una empresa de Scribd logo
Máster de Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria y
Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanza de Idiomas
Francis Bacon
y la ciencia moderna
Evolución Histórica de las Ideas de
la Física y de la Química
Autor: Héctor Velasco Arregui
E-mail: hvelasco001@gmail.com
Fecha: 18 de julio de 2015
Índice
1. Resumen...........................................................................................................................................3
2. Francis Bacon: filosofía de la ciencia ..............................................................................................4
2.1. Introducción..............................................................................................................................4
2.2. Biografía...................................................................................................................................4
2.3. Principales claves de la filosofía científica baconiana..............................................................5
2.4. La investigación científica en la actualidad .............................................................................7
2.5. Conclusiones ............................................................................................................................8
Bibliografía.........................................................................................................................................10
1. Resumen
“Como bien dice Sierra Bravo la ciencia es, en sentido estricto, un conjunto sistemático de
conocimientos sobre la realidad observable, obtenidos mediante el método de investigación
científico” (Asensi y Parra, 2002). Por tanto, para que esta disciplina nos permita hacer
descripciones útiles de la realidad debemos respetar un código y seguir unas normas: se trata de lo
que se denomina el método científico. Aunque la metodología de la investigación científica ha
evolucionado con el paso de los siglos, nutriéndose de las aportaciones de filósofos y científicos por
igual, en este proceso ha sido determinante la influencia de las ideas del político y filósofo del siglo
XVII Francis Bacon. Considerado el «padre de la filosofía experimental», su concepción holística
de la ciencia, basada tanto en la vital importancia que concede a su metodología y el papel del
investigador científico, como en el aspecto social e institucional que ha de adquirir, resulta
indispensable para comprender la ciencia moderna.
2. Francis Bacon: filosofía de la ciencia
2.1. Introducción
Hace unos meses tuve la ocasión de leer una frase que me llamó profundamente la atención:
“Quien no quiere pensar, es un fanático; quien no puede pensar, es un idiota; quien no osa a pensar,
es un cobarde”. El autor de la misma no era otro que Francis Bacon, personaje que nos ocupa y
cuyo nombre que se quedó inmediatamente grabado en mi mente. Cuál sería mi sorpresa al volver a
encontrarlo al entrar en contacto con el primer tema de esta asignatura.
La breve reseña aparecida en el citado texto despertó en mí aún mayor curiosidad. Aunque
mi primer impulso fue lanzarme a indagar sobre ese enigmático personaje que había sido capaz de
acuñar una cita tan directa como tajante, me contuve, a la espera de una posible reaparición a lo
largo del temario de la asignatura. Mi “espera” tuvo sus frutos, cuando de nuevo en el tema 3, el
nombre del artífice de tan certera cita volvía a ser motivo de interés. De nuevo, una breve reseña
biográfica y filosófica cuya síntesis no satisfacía completamente mi implacable curiosidad. Ese, sin
duda, fue el momento en el que tomé la determinación de investigar más profundamente a aquel
hombre del que se decía que había sentado las bases del método científico (considerando éste desde
una perspectiva generalista); a aquel (visionario) que había ideado una utópica civilización
gobernada por científicos, inspirando así lo que a la postre sería la más importante sociedad
científica de los años venideros (la Royal Society); a ese pensador, que dedicándose a un campo tan
distinto de la ciencia o la filosofía, como es la política, había sido capaz de aportar tanto a ambas.
Indudablemente, hay razones de sobra que justifiquen el estudio de este atípico personaje y
reformista visionario, que además de realizar aportaciones importantes en temas como la experi-
mentación científica, y destacando el protagonismo a los saberes operativos y útiles, lo hizo a partir
la creencia en un futuro optimista en el que la ciencia debía ocupar un papel central para el
desarrollo tecnológico al servicio (del bienestar) de la humanidad, cambiando sustancialmente la
forma de aproximarse al conocimiento científico que se tenía hasta entonces. Todo ello me ha
impulsado a centrar esta tarea en su figura, rindiéndole indirectamente un pequeño homenaje.
2.2. Biografía
Hijo menor de Sir Nicholas Bacon, que llegó a a ostentar el cargo de guardián del Gran Sello
por la reina Isabel I, y su segunda esposa, Ann Cooke Bacon, considerada una de las mujeres más
ilustradas de su época, Francis Bacon nació el 22 de enero de 1561 en Londres. Se cree que, debido
a su débil salud, recibió tutorías en su casa durante hasta la edad de 13 años, momento en el que
ingresó en el Trinity College de la Universidad de Cambridge.
Aunque Bacon tenía una inclinación fuerte por la filosofía, su vida profesional la dedicó a la
política. Su búsqueda de poder lo llevó a buscar el apoyo de nobles y aristócratas, y muchas veces
se vio enredado en problemas de fraude, engaño y traición. En 1584, a los 23 años, Bacon fue
elegido al House of Commons, donde permaneció hasta 1614. Desde el inicio Bacon trataría de
ganar la confianza de la Reina Isabel I, pero sus consejos y sugerencias nunca fueron llevados a la
práctica. En 1603 su relación con la corte cambió con la llegada de Jaime I. Bacon propuso la unión
entre Inglaterra y Escocia, e hizo estudios sobre la forma en que la corona debía lidiar con los
problemas de los Católicos. En julio 23 de 1603 le fue otorgado el título de caballero en agrade-
cimiento a sus esfuerzos.
En los años siguientes, Bacon tuvo una vertiginosa carrera política con acceso a cargos y
títulos como el de Fiscal General (1613), Lord Chancellor (1618) y posteriormente Baron Verulam.
Sin embargo, en 1621 su vida política se vino abajo cuando el parlamento lo acusó de aceptar
sobornos. Bacon se declaró culpable y fue encarcelado en la Torre de Londres. Pocos meses después
salió libre y, aunque el rey le dio el perdón, se le prohibió acercarse al parlamento o a la corte del
rey por el resto de su vida. Bacon quedó excluido de la vida pública y regresó a la residencia de su
familia en Gorhambury. Pasó el resto de sus años haciendo peticiones al rey y a su sucesor Carlos I.
Murió, sin ser rehabilitado, el 9 de abril de 1626.
Aunque la vida de Bacon estuvo marcada por la actividad política, publicando en vida
numerosos escritos sobre temas jurídicos, religiosos y políticos, su obra como filósofo tuvo un eco
muy importante algunos años después de su muerte, ya que durante su vida apenas una parte de su
extensa obra filosófica (entre las que destacan The Advancement of Learning (1605); Instauaratio
Magna (1620), que incluye Novum Organum y Parasceve; De Augmentis Scientiarum (1623); y las
póstumas Historia naturalis et experimentalis (1622) y Sylva Sylvarum (1626) publicada con New
Atlantis). La influencia de Bacon en temas como la experimentación, y la importancia que le dio a
los saberes operativos y útiles, cambiaron sustancialmente la forma de aproximarse al conocimiento
científico. Esto le condujo, entre otras cosas, a que la Royal Society de Londres lo convirtiese en su
filósofo de cabecera.
2.3. Principales claves de la filosofía científica baconiana
“Bacon se presentaba a sí mismo y, de hecho lo fue, como el mentor de un proyecto, un
heraldo que anunciaba con el optimismo propio de su época que nuevos y mejores tiempos se
aproximaban para la humanidad toda, en los que se daría una forma distinta de apropiación de la
naturaleza por parte del hombre” (Manzo, 2007). Estas palabras resumen con gran acierto la
mentalidad de este pensador, considerado uno de los padres de la ciencia moderna. Son muchas las
ideas que podrían resaltarse, si bien por cuestión de espacio, de tiempo y, debemos admitirlo,
formación filosófica, sólo nos centraremos en aquellos planteamientos filosóficos y metodológicos
que tienen mayor vigencia en la realidad científica actual.
Uno de sus rasgos más destacados es su fe en el gran papel que han de jugar la ciencia y los
científicos en la mejora de la sociedad (idea central de una de sus obras más conocidas, “La Nueva
Atlántida”), abogando por una ciencia pública y al servicio de la humanidad. Aquí hemos de resaltar
dos importantes ideas subyacentes: en primer lugar, la influencia que ejerce sobre la ideología del
investigador científico, para lo que resulta sumamente ilustrativa su concepción de la ambición:
“Distinguiremos seguidamente tres especies y como tres grados de ambición; la
primera especie, es la de los hombres que quieren acrecentar su poderío en su
país; ésta es la más vulgar y la más baja de todas; la segunda, la de los hombres
que se esfuerzan en acrecentar la potencia y el imperio de su país sobre el género
humano; ésta tiene más dignidad, pero aquellos que se esfuerzan por fundar y
extender el imperio del género humano sobre la naturaleza tienen una ambición
(si es que este nombre puede aplicársele) incomparablemente más sabia y elevada
que los otros. pero el imperio del hombre sobre las coas, tiene su único
fundamento en las artes y en las ciencias, pues sólo se ejerce imperio en la
naturaleza obedeciéndola” (Novum Organum).
En segundo, con un espíritu claramente reformista, también anticipó el papel que debía jugar
el Estado en la promoción de la investigación y de la cultura científica. En cuanto al aspecto
institucional, considera que la clave consiste en la articulación de la actividad científica con el
Estado, ya que considera la ciencia un departamento indispensable dentro de éste. Según Bacon, el
Estado debería proporcionar instalaciones debidamente equipadas para la investigación, así como
procurar el bienestar económico a que quienes se dediquen a la actividad científica, de manera que
no tengan que dedicarse a solucionar sus propios problemas materiales, sino plenamente a la
búsqueda del conocimiento (ideas que desarrolla principalmente en su obra “La Nueva Atlántida”).
Mediante esta subvención y promoción de la actividad científica, la sociedad se aseguraría así
mismo su producción y control, lo que según el autor beneficiaría claramente a sus integrantes.
Aunque sin duda, las ideas que han tenido mayor trascendencia han sido las referidas a los
aspectos metodológicos de la ciencia. Si bien este autor acepta parte del legado aristotélico, es muy
crítico con la filosofía racionalista basada en el paradigma del mismo. Admirador de Aristóteles y
consciente de que la novedad de su filosofía podía resultar a sus lectores difícil de entender, tomó la
definición del conocimiento como conocimiento por las causas y el clásico esquema tetracausal,
aludiendo a fines didácticos (para “expresar lo nuevo a través de las viejas palabras ya conocidas”;
Manzo, 2007). Pese a ello, fue muy crítico con la filosofía racionalista, de clara ascendencia
aristotélica, ya que considera que su lógica no era capaz de explicar la Naturaleza real, sino
solamente “anticiparla”, al elaborar teorías especulativas a partir de unos pocos casos empíricos
particulares examinados sin diligencia y, por lo tanto, sustentarse en una experiencia somera y
superficial. Esto le lleva a desmarcarse desde un primer momento de esta tendencia, abogando por
un estudio sistemático de la Naturaleza mediante nuevos procedimientos metodológicos, basado en
la observación minuciosa, la recopilación y la experimentación. Aunque no llegó a desarrollar su
metodología (hecho por el que ha sido criticado), sin duda su propuesta de una nueva lógica,
eminentemente experimental, mediante la que se busca dominar la naturaleza a través de la acción
inductiva del investigador, trascendió de forma inequívoca en los siglos posteriores.
Pese a que estas son las claves/características básicas del método científico que promulga,
eminentemente empírico, cabe destacar que también criticó con dureza a los filósofos empíricos de
su tiempo. Bacon consideraba que, aunque éstos basaban sus teorías en la experiencia, lo hacían a
partir de una base de observaciones demasiado estrecha, de manera que los resultados de la
experimentación unas pocas instancias servían para elaborar una teoría global que les permitía
adaptar su propia filosofía a esos experimentos. Bacon se opone a esta metodología y promulga otra
basada en el estudio y la validación de numerosos hechos/experimentos particulares, que debida-
mente recopilados, verificados y organizados posibilitarán la posterior generalización de normas o
leyes científicas (el paso de lo particular a lo general). Y es esta idea de normas generales obtenidas
a partir de hechos comprobados, partiendo de una postura escéptica y objetiva, es la que aún
perdura como fin último de la ciencia, como herramienta que permite realizar descripciones útiles
de la realidad. Sírvanos como ejemplo la afirmación de Kohan: “el objetivo principal de una
ciencia, más que una mera descripción de fenómenos empíricos, es establecer, mediante leyes y
teorías, los principios generales con que se pueden explicar y pronosticar los fenómenos empíricos”
(Asensi y Parra, 2002).
Todo lo anterior, considerado en conjunto, explica el incuestionable protagonismo de Bacon
en la historia de la filosofía y de la ciencia occidentales, que se tiene su origen en su capacidad para
concebir la primera reflexión que aúna tanto el aspecto epistémico (reproducibilidad y refutabilidad
de la ciencia) como el aspecto social y político de la ciencia (implicación social y articulación
institucional).
2.4. La investigación científica en la actualidad
Los últimos siglos han sido testigos de profundos cambios en el estilo de vida de la raza
humana. Sin la ciencia, y el desarrollo tecnológico que ha posibilitado, nos sería imposible entender
la realidad de las sociedades humanas tal y como la conocemos. Dado que “Sierra Bravo define la
ciencia, en sentido estricto, como un conjunto sistemático de conocimientos sobre la realidad
observable, obtenidos mediante el método de investigación científico” (Asensi y Parra, 2002), para
comprender la ciencia actual es imprescindible desgranar la metodología que permite su avance.
Hoy en día, para el correcto desarrollo de un trabajo de investigación son necesarias la
realización de tareas tres básicas: documentación, experimentación y comunicación. El proceso
investigador suele iniciarse cuando se plantea un problema del que se desconoce la solución, tras lo
cual se procede a recopilar información sobre el conocimiento existente sobre el tema de interés (lo
que se denomina “estado del arte”; algo análogo a lo que se propuso el propio Bacon con “El
avance del aprendizaje”: obra publicada en 1605, en la que pretendía hacer un recuento del estado
del conocimiento en su época ). Esta información debe ser estudiada y analizada, ya que supondrá el
punto de partida y el elemento soporte fundamental de la investigación.
Tras la etapa de experimentación consiste en la recogida, análisis e interpretación de los
datos, con técnicas específicas propias para los diferentes campos del saber, se procederá a la
comunicación del trabajo científico, como culminación del trabajo de investigación. Ésta requiere
un formato y diseño adecuados, tanto en su redacción como en su comunicación oral, establecidos
por el método general de la ciencia, que permitan expresar de manera fidedigna el contenido del
trabajo de investigación llevado a cabo. De esta manera, el investigador puede contribuir al
crecimiento del conocimiento científico.
Como vemos, el método científico es la normativa que preside y justifica cada una de las
actuaciones propias del investigador: desde la búsqueda de la documentación relacionada con el
problema, hasta su difusión por los canales formalmente establecidos por la comunidad científica y
respetando la forma y estructura, asimismo acordada para la comunicación oral o escrita.
2.5. Conclusiones
En los requisitos (generales) de las tareas de los temas 1, 3, 4, 5, 9 y 10, se pide que el autor
la actividad se posicione en relación al tema tratado. Obviamente, el discurso seguido durante estas
líneas evidencia la admiración y el respeto que profeso a nuestro protagonista. Estando como estoy,
vinculado directamente a la investigación científica, es emocionante descubrir cómo se gestó la
metodología, o por lo menos sus cimientos, que hoy se haya instaurada.
Si bien es cierto que la aportación de este gran autor quizá sólo constituya un peldaño o dos
de esa interminable escalera en la que se ha convertido la ciencia en general, no puede obviarse la
influencia que tuvo, entre otros, sobre eminentes pensadores y científicos de su tiempo (dígase
Boyle, Descartes o el propio Newton). Quizá el suyo no fue un papel revolucionario, pero sus ideas,
a priori discretas y poco ruidosas, fueron calando de tal manera que se impusieron con el paso del
tiempo, evolucionando hasta convertirse en lo que hoy conocemos como método científico, además
una parte importante de la ideología del investigador en ciencia y de la concepción social de la
misma.
Es por todo ello que, más allá de los elogios de sus numerosos admiradores y de las críticas
de posibles detractores, considero innegable la influencia de este autor, no ya para la filosofía
científica, sino también en el desarrollo científico-tecnológico de los últimos siglos y, por ende, de
la humanidad en general.
Bibliografía
• Asensi, V. y Parra, A. (2002). El método científico y la nueva filosofía de la ciencia. Anales
de Documentación, 9 - 19. Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=63500001
• Bacon, F. (1985). La Gran Restauración (Prefacio, Distribución de la Obra, Novum
Organum, Preparación para la historia natural y experimental). Madrid, Alianza. Traducción,
introducción y notas por Miguel A. Granada.
• Bacon, F. La Nueva Atlántida (1975). En: Utopías del Renacimiento. Estudio preliminar
Eugenio Imaz. México, Fondo de Cultura Económica. Traducción Agustín Mateos.
• Bunge M. (1996). La ciencia. Su método y su filosofía. Ediciones Siglo Veinte. Disponible
en: http://users.dcc.uchile.cl/~cgutierr/cursos/INV/bunge_ciencia.pdf (Consultado a 17 de
julio de 2015)
• Hernández Reynés, J. (2009). Lo natural y lo artificial en Aristóteles y Francis Bacon. Bases
para la tecnología moderna. Ontology Studies, 9. Disponible en:
http://www.raco.cat/index.php/Ontology/article/viewFile/173312/225667 (Consultado a 17
de julio de 2015)
• Manzo, S. (2007). Francis Bacon: la ciencia entre la historia del hombre y la historia de la
naturaleza. Cronos, 7 (2) 277-346. Disponible en:
http://digital.csic.es/bitstream/10261/101629/1/2014_09_02_7-2_277-346.pdf (Consultado a
17 de julio de 2015)
• Rossi, P. (1990). Francis Bacon: de la magia a la ciencia. Colección “Universidad”, 606.
Alianza Editorial. Traducción de Susana Gómez López.
• Shapin, S. (2000). La Revolución Científica. Barcelona, Paidós.
• V.V.A.A. (2008). Complete Dictionary of Scientific Biography: Bacon, Francis. Disponible
en: http://www.encyclopedia.com/topic/Francis_Bacon.aspx (consultado a 17 de julio de
2015)

Más contenido relacionado

Destacado

Tarea ec (sfe) hva
Tarea ec (sfe) hvaTarea ec (sfe) hva
Tarea ec (sfe) hva
Héctor Velasco
 
Fenómenos naturales eza fq_hva
Fenómenos naturales eza fq_hvaFenómenos naturales eza fq_hva
Fenómenos naturales eza fq_hva
Héctor Velasco
 
Ya reading slideshare
Ya reading slideshareYa reading slideshare
Ya reading slideshare
Luciana Serra
 
Pec1 ama hva
Pec1 ama hvaPec1 ama hva
Pec1 ama hva
Héctor Velasco
 
Act. teledetección ifq hva
Act. teledetección ifq hvaAct. teledetección ifq hva
Act. teledetección ifq hva
Héctor Velasco
 
Pec ddc hva
Pec ddc hvaPec ddc hva
Pec ddc hva
Héctor Velasco
 
Actividad tema 4 b ifq_hva
Actividad tema 4 b ifq_hvaActividad tema 4 b ifq_hva
Actividad tema 4 b ifq_hva
Héctor Velasco
 
Tarea eje iii pce hva
Tarea eje iii pce hvaTarea eje iii pce hva
Tarea eje iii pce hva
Héctor Velasco
 
Actividad idie fq-hva
Actividad idie fq-hvaActividad idie fq-hva
Actividad idie fq-hva
Héctor Velasco
 
Recursos didácticos (t 8) eza-fq_hva
Recursos didácticos (t 8) eza-fq_hvaRecursos didácticos (t 8) eza-fq_hva
Recursos didácticos (t 8) eza-fq_hva
Héctor Velasco
 
Memoria prácticum i hva
Memoria prácticum i hvaMemoria prácticum i hva
Memoria prácticum i hva
Héctor Velasco
 
Pec idie hva
Pec idie hvaPec idie hva
Pec idie hva
Héctor Velasco
 
Nominalizazioak
NominalizazioakNominalizazioak
Nominalizazioak
Héctor Velasco
 
Evaluación de Materiales Curriculares Impresos (Parcerisa, 1996)
Evaluación de Materiales Curriculares Impresos (Parcerisa, 1996)Evaluación de Materiales Curriculares Impresos (Parcerisa, 1996)
Evaluación de Materiales Curriculares Impresos (Parcerisa, 1996)
Héctor Velasco
 
Actividad tema 7 eza fq_hva
Actividad tema 7 eza fq_hvaActividad tema 7 eza fq_hva
Actividad tema 7 eza fq_hva
Héctor Velasco
 
Tfm hva (2015 16)
Tfm hva (2015 16)Tfm hva (2015 16)
Tfm hva (2015 16)
Héctor Velasco
 
Diario aprendizaje prác ii_hva
Diario aprendizaje prác ii_hvaDiario aprendizaje prác ii_hva
Diario aprendizaje prác ii_hva
Héctor Velasco
 

Destacado (17)

Tarea ec (sfe) hva
Tarea ec (sfe) hvaTarea ec (sfe) hva
Tarea ec (sfe) hva
 
Fenómenos naturales eza fq_hva
Fenómenos naturales eza fq_hvaFenómenos naturales eza fq_hva
Fenómenos naturales eza fq_hva
 
Ya reading slideshare
Ya reading slideshareYa reading slideshare
Ya reading slideshare
 
Pec1 ama hva
Pec1 ama hvaPec1 ama hva
Pec1 ama hva
 
Act. teledetección ifq hva
Act. teledetección ifq hvaAct. teledetección ifq hva
Act. teledetección ifq hva
 
Pec ddc hva
Pec ddc hvaPec ddc hva
Pec ddc hva
 
Actividad tema 4 b ifq_hva
Actividad tema 4 b ifq_hvaActividad tema 4 b ifq_hva
Actividad tema 4 b ifq_hva
 
Tarea eje iii pce hva
Tarea eje iii pce hvaTarea eje iii pce hva
Tarea eje iii pce hva
 
Actividad idie fq-hva
Actividad idie fq-hvaActividad idie fq-hva
Actividad idie fq-hva
 
Recursos didácticos (t 8) eza-fq_hva
Recursos didácticos (t 8) eza-fq_hvaRecursos didácticos (t 8) eza-fq_hva
Recursos didácticos (t 8) eza-fq_hva
 
Memoria prácticum i hva
Memoria prácticum i hvaMemoria prácticum i hva
Memoria prácticum i hva
 
Pec idie hva
Pec idie hvaPec idie hva
Pec idie hva
 
Nominalizazioak
NominalizazioakNominalizazioak
Nominalizazioak
 
Evaluación de Materiales Curriculares Impresos (Parcerisa, 1996)
Evaluación de Materiales Curriculares Impresos (Parcerisa, 1996)Evaluación de Materiales Curriculares Impresos (Parcerisa, 1996)
Evaluación de Materiales Curriculares Impresos (Parcerisa, 1996)
 
Actividad tema 7 eza fq_hva
Actividad tema 7 eza fq_hvaActividad tema 7 eza fq_hva
Actividad tema 7 eza fq_hva
 
Tfm hva (2015 16)
Tfm hva (2015 16)Tfm hva (2015 16)
Tfm hva (2015 16)
 
Diario aprendizaje prác ii_hva
Diario aprendizaje prác ii_hvaDiario aprendizaje prác ii_hva
Diario aprendizaje prác ii_hva
 

Similar a Actividad tema 3 evol fq_hva

2014 09 02_7-2_277-346
2014 09 02_7-2_277-3462014 09 02_7-2_277-346
2014 09 02_7-2_277-346
Alejandra Sánchez
 
Cientificos de la Edad Moderna
Cientificos de la Edad ModernaCientificos de la Edad Moderna
Cientificos de la Edad Moderna
David Gomez
 
Filosofía renacentista
Filosofía renacentistaFilosofía renacentista
Filosofía renacentista
UNADM
 
BREVE HISTORIA DE LA FISICA-2
BREVE HISTORIA DE LA FISICA-2BREVE HISTORIA DE LA FISICA-2
BREVE HISTORIA DE LA FISICA-2
JAVIER DE LUCAS LINARES
 
REVOLUCIÓN CIENTÍFICA SIGLO XVII.docx
REVOLUCIÓN CIENTÍFICA SIGLO XVII.docxREVOLUCIÓN CIENTÍFICA SIGLO XVII.docx
REVOLUCIÓN CIENTÍFICA SIGLO XVII.docx
EdwingEmilioSantosRi
 
humanismo y edad moderna
humanismo y edad modernahumanismo y edad moderna
humanismo y edad moderna
guest9c8c1b
 
trabajo de alumnos de la escuela sto. tomas
trabajo de alumnos de la escuela sto. tomastrabajo de alumnos de la escuela sto. tomas
trabajo de alumnos de la escuela sto. tomas
guest9c8c1b
 
Historia
HistoriaHistoria
Historia
guest56277c
 
humanismo y mundo moderno
humanismo y mundo modernohumanismo y mundo moderno
humanismo y mundo moderno
guest56277c
 
Descartes
DescartesDescartes
Descartes
Filosofia 260
 
Unimex filosofía renacentista
Unimex   filosofía renacentistaUnimex   filosofía renacentista
Unimex filosofía renacentista
Ulises Humberto Guillén Urbina
 
ISAACNEWTON.pdf
ISAACNEWTON.pdfISAACNEWTON.pdf
ISAACNEWTON.pdf
SCARMAURICIORENDNARA
 
Aportes del conocimiento de los filósofos científicos y epistemólogos a travé...
Aportes del conocimiento de los filósofos científicos y epistemólogos a travé...Aportes del conocimiento de los filósofos científicos y epistemólogos a travé...
Aportes del conocimiento de los filósofos científicos y epistemólogos a travé...
VeronicaVanesaLS
 
Obras thomaskuhn
Obras thomaskuhnObras thomaskuhn
Obras thomaskuhn
yelmin perez curra
 
Tercera Cultura
Tercera CulturaTercera Cultura
Tercera Cultura
cultura 3.0
 
Empirismo
EmpirismoEmpirismo
Empirismo
7 del rincon
 
.Isaac Newton.
.Isaac Newton..Isaac Newton.
.Isaac Newton.
Rubn_G
 
20. enfoques y controversias
20. enfoques y controversias20. enfoques y controversias
20. enfoques y controversias
jmarussy
 
Aristoteles
AristotelesAristoteles
Aristoteles
leo19952017
 
Francis blase...expo
Francis blase...expoFrancis blase...expo
Francis blase...expo
Jeanett Roxana
 

Similar a Actividad tema 3 evol fq_hva (20)

2014 09 02_7-2_277-346
2014 09 02_7-2_277-3462014 09 02_7-2_277-346
2014 09 02_7-2_277-346
 
Cientificos de la Edad Moderna
Cientificos de la Edad ModernaCientificos de la Edad Moderna
Cientificos de la Edad Moderna
 
Filosofía renacentista
Filosofía renacentistaFilosofía renacentista
Filosofía renacentista
 
BREVE HISTORIA DE LA FISICA-2
BREVE HISTORIA DE LA FISICA-2BREVE HISTORIA DE LA FISICA-2
BREVE HISTORIA DE LA FISICA-2
 
REVOLUCIÓN CIENTÍFICA SIGLO XVII.docx
REVOLUCIÓN CIENTÍFICA SIGLO XVII.docxREVOLUCIÓN CIENTÍFICA SIGLO XVII.docx
REVOLUCIÓN CIENTÍFICA SIGLO XVII.docx
 
humanismo y edad moderna
humanismo y edad modernahumanismo y edad moderna
humanismo y edad moderna
 
trabajo de alumnos de la escuela sto. tomas
trabajo de alumnos de la escuela sto. tomastrabajo de alumnos de la escuela sto. tomas
trabajo de alumnos de la escuela sto. tomas
 
Historia
HistoriaHistoria
Historia
 
humanismo y mundo moderno
humanismo y mundo modernohumanismo y mundo moderno
humanismo y mundo moderno
 
Descartes
DescartesDescartes
Descartes
 
Unimex filosofía renacentista
Unimex   filosofía renacentistaUnimex   filosofía renacentista
Unimex filosofía renacentista
 
ISAACNEWTON.pdf
ISAACNEWTON.pdfISAACNEWTON.pdf
ISAACNEWTON.pdf
 
Aportes del conocimiento de los filósofos científicos y epistemólogos a travé...
Aportes del conocimiento de los filósofos científicos y epistemólogos a travé...Aportes del conocimiento de los filósofos científicos y epistemólogos a travé...
Aportes del conocimiento de los filósofos científicos y epistemólogos a travé...
 
Obras thomaskuhn
Obras thomaskuhnObras thomaskuhn
Obras thomaskuhn
 
Tercera Cultura
Tercera CulturaTercera Cultura
Tercera Cultura
 
Empirismo
EmpirismoEmpirismo
Empirismo
 
.Isaac Newton.
.Isaac Newton..Isaac Newton.
.Isaac Newton.
 
20. enfoques y controversias
20. enfoques y controversias20. enfoques y controversias
20. enfoques y controversias
 
Aristoteles
AristotelesAristoteles
Aristoteles
 
Francis blase...expo
Francis blase...expoFrancis blase...expo
Francis blase...expo
 

Último

Gracias papá voz mujer_letra y acordes de guitarra.pdf
Gracias papá voz mujer_letra y acordes de guitarra.pdfGracias papá voz mujer_letra y acordes de guitarra.pdf
Gracias papá voz mujer_letra y acordes de guitarra.pdf
Ani Ann
 
APUNTES UNIDAD I ECONOMIA EMPRESARIAL .pdf
APUNTES UNIDAD I ECONOMIA EMPRESARIAL .pdfAPUNTES UNIDAD I ECONOMIA EMPRESARIAL .pdf
APUNTES UNIDAD I ECONOMIA EMPRESARIAL .pdf
VeronicaCabrera50
 
Módulo 1 de didactica de la lecto escritura
Módulo 1 de didactica de la lecto escrituraMódulo 1 de didactica de la lecto escritura
Módulo 1 de didactica de la lecto escritura
marilynfloresyomona1
 
Eureka 2024 ideas y dudas para la feria de Ciencias
Eureka 2024 ideas y dudas para la feria de CienciasEureka 2024 ideas y dudas para la feria de Ciencias
Eureka 2024 ideas y dudas para la feria de Ciencias
arianet3011
 
Clase Prensencial, Actividad 2.pdf.......
Clase Prensencial, Actividad 2.pdf.......Clase Prensencial, Actividad 2.pdf.......
Clase Prensencial, Actividad 2.pdf.......
LuanaJaime1
 
CORREOS SEGUNDO 2024 HONORIO DELGADO ESPINOZA
CORREOS SEGUNDO 2024 HONORIO DELGADO ESPINOZACORREOS SEGUNDO 2024 HONORIO DELGADO ESPINOZA
CORREOS SEGUNDO 2024 HONORIO DELGADO ESPINOZA
Sandra Mariela Ballón Aguedo
 
POESÍA POR EL DIA DEL PADREEEEEEEEEE.pdf
POESÍA POR EL DIA DEL PADREEEEEEEEEE.pdfPOESÍA POR EL DIA DEL PADREEEEEEEEEE.pdf
POESÍA POR EL DIA DEL PADREEEEEEEEEE.pdf
karlavasquez49
 
Liturgia día del Padre del siguiente domingo.pptx
Liturgia día del Padre del siguiente domingo.pptxLiturgia día del Padre del siguiente domingo.pptx
Liturgia día del Padre del siguiente domingo.pptx
YeniferGarcia36
 
Carnavision: anticipa y aprovecha - hackathon Pasto2024 .pdf
Carnavision: anticipa y aprovecha - hackathon Pasto2024 .pdfCarnavision: anticipa y aprovecha - hackathon Pasto2024 .pdf
Carnavision: anticipa y aprovecha - hackathon Pasto2024 .pdf
EleNoguera
 
Lecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docx
Lecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docxLecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docx
Lecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docx
Alejandrino Halire Ccahuana
 
Camus, Albert - El Extranjero.pdf
Camus, Albert -        El Extranjero.pdfCamus, Albert -        El Extranjero.pdf
Camus, Albert - El Extranjero.pdf
AlexDeLonghi
 
FEEDBACK DE LA ESTRUCTURA CURRICULAR- 2024.pdf
FEEDBACK DE LA ESTRUCTURA CURRICULAR- 2024.pdfFEEDBACK DE LA ESTRUCTURA CURRICULAR- 2024.pdf
FEEDBACK DE LA ESTRUCTURA CURRICULAR- 2024.pdf
Jose Luis Jimenez Rodriguez
 
Mundo ABC Examen 1 Grado- Tercer Trimestre.pdf
Mundo ABC Examen 1 Grado- Tercer Trimestre.pdfMundo ABC Examen 1 Grado- Tercer Trimestre.pdf
Mundo ABC Examen 1 Grado- Tercer Trimestre.pdf
ViriEsteva
 
Business Plan -rAIces - Agro Business Tech
Business Plan -rAIces - Agro Business TechBusiness Plan -rAIces - Agro Business Tech
Business Plan -rAIces - Agro Business Tech
johnyamg20
 
Sesión de clase: El conflicto inminente.
Sesión de clase: El conflicto inminente.Sesión de clase: El conflicto inminente.
Sesión de clase: El conflicto inminente.
https://gramadal.wordpress.com/
 
1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf
1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf
1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf
MiNeyi1
 
Mapa Mental documentos que rigen el sistema de evaluación
Mapa Mental documentos que rigen el sistema de evaluaciónMapa Mental documentos que rigen el sistema de evaluación
Mapa Mental documentos que rigen el sistema de evaluación
ruthmatiel1
 
Compartir p4s.co Pitch Hackathon Template Plantilla final.pptx-2.pdf
Compartir p4s.co Pitch Hackathon Template Plantilla final.pptx-2.pdfCompartir p4s.co Pitch Hackathon Template Plantilla final.pptx-2.pdf
Compartir p4s.co Pitch Hackathon Template Plantilla final.pptx-2.pdf
JimmyDeveloperWebAnd
 
La necesidad de bienestar y el uso de la naturaleza.pdf
La necesidad de bienestar y el uso de la naturaleza.pdfLa necesidad de bienestar y el uso de la naturaleza.pdf
La necesidad de bienestar y el uso de la naturaleza.pdf
JonathanCovena1
 
Vida, obra y pensamiento de Kant I24.ppt
Vida, obra y pensamiento de Kant I24.pptVida, obra y pensamiento de Kant I24.ppt
Vida, obra y pensamiento de Kant I24.ppt
LinoLatella
 

Último (20)

Gracias papá voz mujer_letra y acordes de guitarra.pdf
Gracias papá voz mujer_letra y acordes de guitarra.pdfGracias papá voz mujer_letra y acordes de guitarra.pdf
Gracias papá voz mujer_letra y acordes de guitarra.pdf
 
APUNTES UNIDAD I ECONOMIA EMPRESARIAL .pdf
APUNTES UNIDAD I ECONOMIA EMPRESARIAL .pdfAPUNTES UNIDAD I ECONOMIA EMPRESARIAL .pdf
APUNTES UNIDAD I ECONOMIA EMPRESARIAL .pdf
 
Módulo 1 de didactica de la lecto escritura
Módulo 1 de didactica de la lecto escrituraMódulo 1 de didactica de la lecto escritura
Módulo 1 de didactica de la lecto escritura
 
Eureka 2024 ideas y dudas para la feria de Ciencias
Eureka 2024 ideas y dudas para la feria de CienciasEureka 2024 ideas y dudas para la feria de Ciencias
Eureka 2024 ideas y dudas para la feria de Ciencias
 
Clase Prensencial, Actividad 2.pdf.......
Clase Prensencial, Actividad 2.pdf.......Clase Prensencial, Actividad 2.pdf.......
Clase Prensencial, Actividad 2.pdf.......
 
CORREOS SEGUNDO 2024 HONORIO DELGADO ESPINOZA
CORREOS SEGUNDO 2024 HONORIO DELGADO ESPINOZACORREOS SEGUNDO 2024 HONORIO DELGADO ESPINOZA
CORREOS SEGUNDO 2024 HONORIO DELGADO ESPINOZA
 
POESÍA POR EL DIA DEL PADREEEEEEEEEE.pdf
POESÍA POR EL DIA DEL PADREEEEEEEEEE.pdfPOESÍA POR EL DIA DEL PADREEEEEEEEEE.pdf
POESÍA POR EL DIA DEL PADREEEEEEEEEE.pdf
 
Liturgia día del Padre del siguiente domingo.pptx
Liturgia día del Padre del siguiente domingo.pptxLiturgia día del Padre del siguiente domingo.pptx
Liturgia día del Padre del siguiente domingo.pptx
 
Carnavision: anticipa y aprovecha - hackathon Pasto2024 .pdf
Carnavision: anticipa y aprovecha - hackathon Pasto2024 .pdfCarnavision: anticipa y aprovecha - hackathon Pasto2024 .pdf
Carnavision: anticipa y aprovecha - hackathon Pasto2024 .pdf
 
Lecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docx
Lecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docxLecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docx
Lecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docx
 
Camus, Albert - El Extranjero.pdf
Camus, Albert -        El Extranjero.pdfCamus, Albert -        El Extranjero.pdf
Camus, Albert - El Extranjero.pdf
 
FEEDBACK DE LA ESTRUCTURA CURRICULAR- 2024.pdf
FEEDBACK DE LA ESTRUCTURA CURRICULAR- 2024.pdfFEEDBACK DE LA ESTRUCTURA CURRICULAR- 2024.pdf
FEEDBACK DE LA ESTRUCTURA CURRICULAR- 2024.pdf
 
Mundo ABC Examen 1 Grado- Tercer Trimestre.pdf
Mundo ABC Examen 1 Grado- Tercer Trimestre.pdfMundo ABC Examen 1 Grado- Tercer Trimestre.pdf
Mundo ABC Examen 1 Grado- Tercer Trimestre.pdf
 
Business Plan -rAIces - Agro Business Tech
Business Plan -rAIces - Agro Business TechBusiness Plan -rAIces - Agro Business Tech
Business Plan -rAIces - Agro Business Tech
 
Sesión de clase: El conflicto inminente.
Sesión de clase: El conflicto inminente.Sesión de clase: El conflicto inminente.
Sesión de clase: El conflicto inminente.
 
1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf
1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf
1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf
 
Mapa Mental documentos que rigen el sistema de evaluación
Mapa Mental documentos que rigen el sistema de evaluaciónMapa Mental documentos que rigen el sistema de evaluación
Mapa Mental documentos que rigen el sistema de evaluación
 
Compartir p4s.co Pitch Hackathon Template Plantilla final.pptx-2.pdf
Compartir p4s.co Pitch Hackathon Template Plantilla final.pptx-2.pdfCompartir p4s.co Pitch Hackathon Template Plantilla final.pptx-2.pdf
Compartir p4s.co Pitch Hackathon Template Plantilla final.pptx-2.pdf
 
La necesidad de bienestar y el uso de la naturaleza.pdf
La necesidad de bienestar y el uso de la naturaleza.pdfLa necesidad de bienestar y el uso de la naturaleza.pdf
La necesidad de bienestar y el uso de la naturaleza.pdf
 
Vida, obra y pensamiento de Kant I24.ppt
Vida, obra y pensamiento de Kant I24.pptVida, obra y pensamiento de Kant I24.ppt
Vida, obra y pensamiento de Kant I24.ppt
 

Actividad tema 3 evol fq_hva

  • 1. Máster de Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanza de Idiomas Francis Bacon y la ciencia moderna Evolución Histórica de las Ideas de la Física y de la Química Autor: Héctor Velasco Arregui E-mail: hvelasco001@gmail.com Fecha: 18 de julio de 2015
  • 2. Índice 1. Resumen...........................................................................................................................................3 2. Francis Bacon: filosofía de la ciencia ..............................................................................................4 2.1. Introducción..............................................................................................................................4 2.2. Biografía...................................................................................................................................4 2.3. Principales claves de la filosofía científica baconiana..............................................................5 2.4. La investigación científica en la actualidad .............................................................................7 2.5. Conclusiones ............................................................................................................................8 Bibliografía.........................................................................................................................................10
  • 3. 1. Resumen “Como bien dice Sierra Bravo la ciencia es, en sentido estricto, un conjunto sistemático de conocimientos sobre la realidad observable, obtenidos mediante el método de investigación científico” (Asensi y Parra, 2002). Por tanto, para que esta disciplina nos permita hacer descripciones útiles de la realidad debemos respetar un código y seguir unas normas: se trata de lo que se denomina el método científico. Aunque la metodología de la investigación científica ha evolucionado con el paso de los siglos, nutriéndose de las aportaciones de filósofos y científicos por igual, en este proceso ha sido determinante la influencia de las ideas del político y filósofo del siglo XVII Francis Bacon. Considerado el «padre de la filosofía experimental», su concepción holística de la ciencia, basada tanto en la vital importancia que concede a su metodología y el papel del investigador científico, como en el aspecto social e institucional que ha de adquirir, resulta indispensable para comprender la ciencia moderna.
  • 4. 2. Francis Bacon: filosofía de la ciencia 2.1. Introducción Hace unos meses tuve la ocasión de leer una frase que me llamó profundamente la atención: “Quien no quiere pensar, es un fanático; quien no puede pensar, es un idiota; quien no osa a pensar, es un cobarde”. El autor de la misma no era otro que Francis Bacon, personaje que nos ocupa y cuyo nombre que se quedó inmediatamente grabado en mi mente. Cuál sería mi sorpresa al volver a encontrarlo al entrar en contacto con el primer tema de esta asignatura. La breve reseña aparecida en el citado texto despertó en mí aún mayor curiosidad. Aunque mi primer impulso fue lanzarme a indagar sobre ese enigmático personaje que había sido capaz de acuñar una cita tan directa como tajante, me contuve, a la espera de una posible reaparición a lo largo del temario de la asignatura. Mi “espera” tuvo sus frutos, cuando de nuevo en el tema 3, el nombre del artífice de tan certera cita volvía a ser motivo de interés. De nuevo, una breve reseña biográfica y filosófica cuya síntesis no satisfacía completamente mi implacable curiosidad. Ese, sin duda, fue el momento en el que tomé la determinación de investigar más profundamente a aquel hombre del que se decía que había sentado las bases del método científico (considerando éste desde una perspectiva generalista); a aquel (visionario) que había ideado una utópica civilización gobernada por científicos, inspirando así lo que a la postre sería la más importante sociedad científica de los años venideros (la Royal Society); a ese pensador, que dedicándose a un campo tan distinto de la ciencia o la filosofía, como es la política, había sido capaz de aportar tanto a ambas. Indudablemente, hay razones de sobra que justifiquen el estudio de este atípico personaje y reformista visionario, que además de realizar aportaciones importantes en temas como la experi- mentación científica, y destacando el protagonismo a los saberes operativos y útiles, lo hizo a partir la creencia en un futuro optimista en el que la ciencia debía ocupar un papel central para el desarrollo tecnológico al servicio (del bienestar) de la humanidad, cambiando sustancialmente la forma de aproximarse al conocimiento científico que se tenía hasta entonces. Todo ello me ha impulsado a centrar esta tarea en su figura, rindiéndole indirectamente un pequeño homenaje. 2.2. Biografía Hijo menor de Sir Nicholas Bacon, que llegó a a ostentar el cargo de guardián del Gran Sello por la reina Isabel I, y su segunda esposa, Ann Cooke Bacon, considerada una de las mujeres más ilustradas de su época, Francis Bacon nació el 22 de enero de 1561 en Londres. Se cree que, debido a su débil salud, recibió tutorías en su casa durante hasta la edad de 13 años, momento en el que ingresó en el Trinity College de la Universidad de Cambridge.
  • 5. Aunque Bacon tenía una inclinación fuerte por la filosofía, su vida profesional la dedicó a la política. Su búsqueda de poder lo llevó a buscar el apoyo de nobles y aristócratas, y muchas veces se vio enredado en problemas de fraude, engaño y traición. En 1584, a los 23 años, Bacon fue elegido al House of Commons, donde permaneció hasta 1614. Desde el inicio Bacon trataría de ganar la confianza de la Reina Isabel I, pero sus consejos y sugerencias nunca fueron llevados a la práctica. En 1603 su relación con la corte cambió con la llegada de Jaime I. Bacon propuso la unión entre Inglaterra y Escocia, e hizo estudios sobre la forma en que la corona debía lidiar con los problemas de los Católicos. En julio 23 de 1603 le fue otorgado el título de caballero en agrade- cimiento a sus esfuerzos. En los años siguientes, Bacon tuvo una vertiginosa carrera política con acceso a cargos y títulos como el de Fiscal General (1613), Lord Chancellor (1618) y posteriormente Baron Verulam. Sin embargo, en 1621 su vida política se vino abajo cuando el parlamento lo acusó de aceptar sobornos. Bacon se declaró culpable y fue encarcelado en la Torre de Londres. Pocos meses después salió libre y, aunque el rey le dio el perdón, se le prohibió acercarse al parlamento o a la corte del rey por el resto de su vida. Bacon quedó excluido de la vida pública y regresó a la residencia de su familia en Gorhambury. Pasó el resto de sus años haciendo peticiones al rey y a su sucesor Carlos I. Murió, sin ser rehabilitado, el 9 de abril de 1626. Aunque la vida de Bacon estuvo marcada por la actividad política, publicando en vida numerosos escritos sobre temas jurídicos, religiosos y políticos, su obra como filósofo tuvo un eco muy importante algunos años después de su muerte, ya que durante su vida apenas una parte de su extensa obra filosófica (entre las que destacan The Advancement of Learning (1605); Instauaratio Magna (1620), que incluye Novum Organum y Parasceve; De Augmentis Scientiarum (1623); y las póstumas Historia naturalis et experimentalis (1622) y Sylva Sylvarum (1626) publicada con New Atlantis). La influencia de Bacon en temas como la experimentación, y la importancia que le dio a los saberes operativos y útiles, cambiaron sustancialmente la forma de aproximarse al conocimiento científico. Esto le condujo, entre otras cosas, a que la Royal Society de Londres lo convirtiese en su filósofo de cabecera. 2.3. Principales claves de la filosofía científica baconiana “Bacon se presentaba a sí mismo y, de hecho lo fue, como el mentor de un proyecto, un heraldo que anunciaba con el optimismo propio de su época que nuevos y mejores tiempos se aproximaban para la humanidad toda, en los que se daría una forma distinta de apropiación de la naturaleza por parte del hombre” (Manzo, 2007). Estas palabras resumen con gran acierto la mentalidad de este pensador, considerado uno de los padres de la ciencia moderna. Son muchas las
  • 6. ideas que podrían resaltarse, si bien por cuestión de espacio, de tiempo y, debemos admitirlo, formación filosófica, sólo nos centraremos en aquellos planteamientos filosóficos y metodológicos que tienen mayor vigencia en la realidad científica actual. Uno de sus rasgos más destacados es su fe en el gran papel que han de jugar la ciencia y los científicos en la mejora de la sociedad (idea central de una de sus obras más conocidas, “La Nueva Atlántida”), abogando por una ciencia pública y al servicio de la humanidad. Aquí hemos de resaltar dos importantes ideas subyacentes: en primer lugar, la influencia que ejerce sobre la ideología del investigador científico, para lo que resulta sumamente ilustrativa su concepción de la ambición: “Distinguiremos seguidamente tres especies y como tres grados de ambición; la primera especie, es la de los hombres que quieren acrecentar su poderío en su país; ésta es la más vulgar y la más baja de todas; la segunda, la de los hombres que se esfuerzan en acrecentar la potencia y el imperio de su país sobre el género humano; ésta tiene más dignidad, pero aquellos que se esfuerzan por fundar y extender el imperio del género humano sobre la naturaleza tienen una ambición (si es que este nombre puede aplicársele) incomparablemente más sabia y elevada que los otros. pero el imperio del hombre sobre las coas, tiene su único fundamento en las artes y en las ciencias, pues sólo se ejerce imperio en la naturaleza obedeciéndola” (Novum Organum). En segundo, con un espíritu claramente reformista, también anticipó el papel que debía jugar el Estado en la promoción de la investigación y de la cultura científica. En cuanto al aspecto institucional, considera que la clave consiste en la articulación de la actividad científica con el Estado, ya que considera la ciencia un departamento indispensable dentro de éste. Según Bacon, el Estado debería proporcionar instalaciones debidamente equipadas para la investigación, así como procurar el bienestar económico a que quienes se dediquen a la actividad científica, de manera que no tengan que dedicarse a solucionar sus propios problemas materiales, sino plenamente a la búsqueda del conocimiento (ideas que desarrolla principalmente en su obra “La Nueva Atlántida”). Mediante esta subvención y promoción de la actividad científica, la sociedad se aseguraría así mismo su producción y control, lo que según el autor beneficiaría claramente a sus integrantes. Aunque sin duda, las ideas que han tenido mayor trascendencia han sido las referidas a los aspectos metodológicos de la ciencia. Si bien este autor acepta parte del legado aristotélico, es muy crítico con la filosofía racionalista basada en el paradigma del mismo. Admirador de Aristóteles y consciente de que la novedad de su filosofía podía resultar a sus lectores difícil de entender, tomó la definición del conocimiento como conocimiento por las causas y el clásico esquema tetracausal, aludiendo a fines didácticos (para “expresar lo nuevo a través de las viejas palabras ya conocidas”;
  • 7. Manzo, 2007). Pese a ello, fue muy crítico con la filosofía racionalista, de clara ascendencia aristotélica, ya que considera que su lógica no era capaz de explicar la Naturaleza real, sino solamente “anticiparla”, al elaborar teorías especulativas a partir de unos pocos casos empíricos particulares examinados sin diligencia y, por lo tanto, sustentarse en una experiencia somera y superficial. Esto le lleva a desmarcarse desde un primer momento de esta tendencia, abogando por un estudio sistemático de la Naturaleza mediante nuevos procedimientos metodológicos, basado en la observación minuciosa, la recopilación y la experimentación. Aunque no llegó a desarrollar su metodología (hecho por el que ha sido criticado), sin duda su propuesta de una nueva lógica, eminentemente experimental, mediante la que se busca dominar la naturaleza a través de la acción inductiva del investigador, trascendió de forma inequívoca en los siglos posteriores. Pese a que estas son las claves/características básicas del método científico que promulga, eminentemente empírico, cabe destacar que también criticó con dureza a los filósofos empíricos de su tiempo. Bacon consideraba que, aunque éstos basaban sus teorías en la experiencia, lo hacían a partir de una base de observaciones demasiado estrecha, de manera que los resultados de la experimentación unas pocas instancias servían para elaborar una teoría global que les permitía adaptar su propia filosofía a esos experimentos. Bacon se opone a esta metodología y promulga otra basada en el estudio y la validación de numerosos hechos/experimentos particulares, que debida- mente recopilados, verificados y organizados posibilitarán la posterior generalización de normas o leyes científicas (el paso de lo particular a lo general). Y es esta idea de normas generales obtenidas a partir de hechos comprobados, partiendo de una postura escéptica y objetiva, es la que aún perdura como fin último de la ciencia, como herramienta que permite realizar descripciones útiles de la realidad. Sírvanos como ejemplo la afirmación de Kohan: “el objetivo principal de una ciencia, más que una mera descripción de fenómenos empíricos, es establecer, mediante leyes y teorías, los principios generales con que se pueden explicar y pronosticar los fenómenos empíricos” (Asensi y Parra, 2002). Todo lo anterior, considerado en conjunto, explica el incuestionable protagonismo de Bacon en la historia de la filosofía y de la ciencia occidentales, que se tiene su origen en su capacidad para concebir la primera reflexión que aúna tanto el aspecto epistémico (reproducibilidad y refutabilidad de la ciencia) como el aspecto social y político de la ciencia (implicación social y articulación institucional). 2.4. La investigación científica en la actualidad Los últimos siglos han sido testigos de profundos cambios en el estilo de vida de la raza humana. Sin la ciencia, y el desarrollo tecnológico que ha posibilitado, nos sería imposible entender
  • 8. la realidad de las sociedades humanas tal y como la conocemos. Dado que “Sierra Bravo define la ciencia, en sentido estricto, como un conjunto sistemático de conocimientos sobre la realidad observable, obtenidos mediante el método de investigación científico” (Asensi y Parra, 2002), para comprender la ciencia actual es imprescindible desgranar la metodología que permite su avance. Hoy en día, para el correcto desarrollo de un trabajo de investigación son necesarias la realización de tareas tres básicas: documentación, experimentación y comunicación. El proceso investigador suele iniciarse cuando se plantea un problema del que se desconoce la solución, tras lo cual se procede a recopilar información sobre el conocimiento existente sobre el tema de interés (lo que se denomina “estado del arte”; algo análogo a lo que se propuso el propio Bacon con “El avance del aprendizaje”: obra publicada en 1605, en la que pretendía hacer un recuento del estado del conocimiento en su época ). Esta información debe ser estudiada y analizada, ya que supondrá el punto de partida y el elemento soporte fundamental de la investigación. Tras la etapa de experimentación consiste en la recogida, análisis e interpretación de los datos, con técnicas específicas propias para los diferentes campos del saber, se procederá a la comunicación del trabajo científico, como culminación del trabajo de investigación. Ésta requiere un formato y diseño adecuados, tanto en su redacción como en su comunicación oral, establecidos por el método general de la ciencia, que permitan expresar de manera fidedigna el contenido del trabajo de investigación llevado a cabo. De esta manera, el investigador puede contribuir al crecimiento del conocimiento científico. Como vemos, el método científico es la normativa que preside y justifica cada una de las actuaciones propias del investigador: desde la búsqueda de la documentación relacionada con el problema, hasta su difusión por los canales formalmente establecidos por la comunidad científica y respetando la forma y estructura, asimismo acordada para la comunicación oral o escrita. 2.5. Conclusiones En los requisitos (generales) de las tareas de los temas 1, 3, 4, 5, 9 y 10, se pide que el autor la actividad se posicione en relación al tema tratado. Obviamente, el discurso seguido durante estas líneas evidencia la admiración y el respeto que profeso a nuestro protagonista. Estando como estoy, vinculado directamente a la investigación científica, es emocionante descubrir cómo se gestó la metodología, o por lo menos sus cimientos, que hoy se haya instaurada. Si bien es cierto que la aportación de este gran autor quizá sólo constituya un peldaño o dos de esa interminable escalera en la que se ha convertido la ciencia en general, no puede obviarse la influencia que tuvo, entre otros, sobre eminentes pensadores y científicos de su tiempo (dígase
  • 9. Boyle, Descartes o el propio Newton). Quizá el suyo no fue un papel revolucionario, pero sus ideas, a priori discretas y poco ruidosas, fueron calando de tal manera que se impusieron con el paso del tiempo, evolucionando hasta convertirse en lo que hoy conocemos como método científico, además una parte importante de la ideología del investigador en ciencia y de la concepción social de la misma. Es por todo ello que, más allá de los elogios de sus numerosos admiradores y de las críticas de posibles detractores, considero innegable la influencia de este autor, no ya para la filosofía científica, sino también en el desarrollo científico-tecnológico de los últimos siglos y, por ende, de la humanidad en general.
  • 10. Bibliografía • Asensi, V. y Parra, A. (2002). El método científico y la nueva filosofía de la ciencia. Anales de Documentación, 9 - 19. Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=63500001 • Bacon, F. (1985). La Gran Restauración (Prefacio, Distribución de la Obra, Novum Organum, Preparación para la historia natural y experimental). Madrid, Alianza. Traducción, introducción y notas por Miguel A. Granada. • Bacon, F. La Nueva Atlántida (1975). En: Utopías del Renacimiento. Estudio preliminar Eugenio Imaz. México, Fondo de Cultura Económica. Traducción Agustín Mateos. • Bunge M. (1996). La ciencia. Su método y su filosofía. Ediciones Siglo Veinte. Disponible en: http://users.dcc.uchile.cl/~cgutierr/cursos/INV/bunge_ciencia.pdf (Consultado a 17 de julio de 2015) • Hernández Reynés, J. (2009). Lo natural y lo artificial en Aristóteles y Francis Bacon. Bases para la tecnología moderna. Ontology Studies, 9. Disponible en: http://www.raco.cat/index.php/Ontology/article/viewFile/173312/225667 (Consultado a 17 de julio de 2015) • Manzo, S. (2007). Francis Bacon: la ciencia entre la historia del hombre y la historia de la naturaleza. Cronos, 7 (2) 277-346. Disponible en: http://digital.csic.es/bitstream/10261/101629/1/2014_09_02_7-2_277-346.pdf (Consultado a 17 de julio de 2015) • Rossi, P. (1990). Francis Bacon: de la magia a la ciencia. Colección “Universidad”, 606. Alianza Editorial. Traducción de Susana Gómez López. • Shapin, S. (2000). La Revolución Científica. Barcelona, Paidós. • V.V.A.A. (2008). Complete Dictionary of Scientific Biography: Bacon, Francis. Disponible en: http://www.encyclopedia.com/topic/Francis_Bacon.aspx (consultado a 17 de julio de 2015)