Publicidad
Resumen inteligencia emocional
Resumen inteligencia emocional
Próximo SlideShare
La inteligencia emocionalLa inteligencia emocional
Cargando en ... 3
1 de 2
Publicidad

Más contenido relacionado

Publicidad

Resumen inteligencia emocional

  1. INTELIGENCIA EMOCIONAL En el libro de Daniel Goleman, presenta a las emociones relacionadas en un solo contexto, las presente dentro de la inteligencia emocional, pero para entender a las emociones como tristeza, felicidad, celos, miedo, ira, sorpresa; debemos entender primero como todo esto se desarrolla en nuestro cerebro. Toda la información sensorial es conducida desde los sentidos a la corteza cerebral, pasando por una estación intermedia, situada en el tronco cerebral, (el tálamo). El tálamo está conectado a las estructuras fundamentales del cerebro emocional, la amígdala, que se encarga entre otras importantes funciones emocionales de examinar las percepciones en busca de alguna clase de amenaza, activa la secreción de noradrenalina, hormona responsable del estado de alerta cerebral. Ambas están relacionadas por una vía nerviosa rápida, de una sola sinapsis, lo que posibilita que la amígdala responda a la información antes de que lo haga el neocortex y que explica el dominio que las emociones pueden ejercer sobre nuestra voluntad y los fenómenos de secuestro emocional. Una tercera estructura implicada es el hipocampo, encargada de proporcionar una aguda memoria del contexto, los hechos puros, mientras la amígdala se encarga de registrar el clima emocional, el lóbulo prefrontal se encarga de constituir una especie de modulador de las respuestas de la amígdala y el sistema límbico que desconecta los impulsos emocionales más negativos a través de sus conexiones con la amígdala, es el responsable de la comprensión de que algo merece una respuesta emocional. Las emociones son impulsos que nos llevan a actuar, programas de reacción automática con los que nos ha dotado la evolución y que nos permiten afrontar situaciones verdaderamente difíciles, un sistema con tres componentes: 1. Perceptivo: Destinado a la detección de los estímulos que incluye elementos hereditarios, como de supervivencia. 2. Motivacional: Encargado de impulsar, mantener y dirigir la conducta 3. Conductual: Es el elemento más influido por las experiencias de aprendizaje previo y el medio cultural. La inteligencia emocional nos conduce a cuatro habilidades que podríamos desarrollar, que son: A. La conciencia de sí mismo: la toma de conciencia y expresión de las propias emociones es la capacidad de reconocer una emoción o sentimiento en el mismo momento en que aparece y constituye la piedra angular de la inteligencia emocional. Hacernos conscientes de nuestras emociones requiere estar atentos a los estado internos y a nuestras reacciones en sus distintas formas (pensamiento, respuesta fisiológica, conductas manifiestas) relacionándolas con los estímulos que las provocan. La comprensión se ve facilitada o inhibida por nuestra actitud y valoración de la emoción implicada: se facilita si mantenemos una actitud imparcial, sin juzgar o rechazar lo que sentimos, y se priva la percepción consciente de cualquier emoción si consideramos vergonzosa o negativa. La captación de las emociones está además relacionada con la salud; al tratarse de impulsos tendentes a la acción, su persistencia
  2. origina problemas fisiológicos, lo que llamamos somatizaciones. Su adiestramiento es fruto de la mediación de adultos iguales, a través del aprendizaje incidental, centrando la atención en las manifestaciones internas y externas, especialmente no verbales, que acompañan a cada estado emocional y la situación que las origina. La expresión voluntaria de distintas emociones, su dramatización, es un camino eficaz de modelado y aprendizaje de las mismas. B. La autoregulación: no sólo tiene que ver con la capacidad de disminuir el estrés o sofocar los impulsos, sino que también implica la capacidad de provocarse deliberadamente una emoción, aunque ésta sea desagradable. Es la habilidad o la capacidad de controlar las emociones, de tranquilizarse a uno mismo, de desembarazarse de la ansiedad, la tristeza y la irritabilidad exageradas. No se trata de reprimirlas sino de su equilibrio. Podemos controlar el tiempo que dura una emoción no el momento en que nos veremos arrastrados por ella. El arte de calmarse a uno mismo es una de las habilidades vitales fundamentales, que se adquiere como resultado de la acción mediadora de los demás, es decir, aprendemos a calmarnos tratándonos como nos han tratado, pero aprendible y mejorable en todo momento de la vida. C. La motivación: Ser capaz de motivarse y persistir a decepciones, el test IC cuya probabilidad en la mayoría de los casos afirman que logran predecir aptitudes, sin embargo las aptitudes fundamentales pueden ser aprendidas y mejoradas por los niños siempre y cuando se lo enseñe. El CI básicamente proporciona datos que explica los distintos destinos de las personas sin embargo depende mucho del carácter y la personalidad para llevar a cabo las aptitudes, estudios descubren que personas que obtenían un CI alto no alcanzaban un éxito profesional, éxito personal, lo cual la inteligencia académica no siempre predice un futuro prometedor. potenciar tus mayores habilidades que desde niños logramos adquirirlas nos permitirá desenvolvernos en un ambiente más cómodo, por lo cual si desde niños nos introducimos en un campo donde en el q los talentos se desarrollen y se sienta satisfecho y capaz. no se debe categorizar a los niños, se los debe ayudarlos a reconocer sus aptitudes y dones naturales y ayudarlos a cultivarlos. D. La empatía: Es la capacidad de captar los estados emocionales de los demás y reaccionar de forma apropiada socialmente. La empatía puede asumir muchas formas como la comprensión de las personas que se encuentran a nuestro lado y nos rodean, la presencia de la empatía también puede percibirse en la empresa que tiene una visión realista y exacta de su personal, sus clientes, sus competidores, la situación del mercado, las fusiones y hasta los mismos accionistas. Tenemos que darnos cuenta de la situación de los clientes ya sean las esperanzas o anhelos, y también los miedo y desapego, aun cuando ellos sean incapaces de expresarlos con palabras. Pero la empatía empieza de uno mismo, no podemos quedarnos sin hacer nada si ya sentimos con nosotros mismo esos mismos sentimientos que percibimos de los demás, ya que la empatía se convertirá y será nuestro radar social, la empatía resulta esencial para llevar a cabo adecuadamente cualquier trabajo que exija una relación persona.
Publicidad