Fábulas para niños de primaria
Visita www.padresenlaescuela.com
Fábulas de Esopo
El águila, la gata y la jabalina
Esopo
Hace mucho tiempo, en un viejo Roble, vivían una Águila con sus crías, una
Gata mon...
"¿Sabes vecina?, hablé con la señora Águila y me dio a entender que espera el
momento adecuado en que te marches para ir p...
Júpiter y la abeja
Esopo
Una vez, una Abeja que había regalado a Júpiter un plato de apetitosa Miel, le hizo prometer un
d...
"Yo valoro al Hombres y a todo ser viviente. Se me hace injusto conceder tu petición."
Y como Júpiter se sentía obligado a...
Las dos amiguitas
Esopo
Cierta vez, dos avestruces en tierras muy lejanas, se hicieron amigas y siempre estaban
juntas. Un...
Las moscas
Esopo
Cierto día, una sirvienta de una casa, por descuido derramó una buena cantidad de fresca miel
sobre el Pi...
Sin mucha demora y sin pensarlo dos veces, las Moscas se lanzaron sobre la miel, pero ni mas
bien la tocaron, se quedaron ...
El águila, el cuervo y el pastor
Lanzándose desde una cima, un águila arrebató a un corderito.
La vio un cuervo y tratando...
La zorra y el espino
Esopo
Una zorra saltaba sobre unos montículos, y estuvo de pronto a punto de caerse. Y
para evitar la...
Las ranas y el pantano seco
Vivían dos ranas en un bello pantano, pero llegó el verano y se secó, por lo cual lo
abandonar...
El león y el mosquito luchador
Un mosquito se acercó a un león y le dijo:
-- No te temo, y además, no eres más fuerte que ...
El lobo y la cabra
Encontró un lobo a una cabra que pastaba a la orilla de un precipicio. Como no podía
llegar a donde est...
El cuervo enfermo
Un cuervo que se encontraba muy enfermo dijo a su madre:
-- Madre, ruega a los dioses por mí y ya no llo...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Fábulas para niños de primaria

37.714 visualizaciones

Publicado el

Visita http://www.padresenlaescuela.com/

Publicado en: Educación
0 comentarios
3 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
37.714
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
16.630
Acciones
Compartido
0
Descargas
226
Comentarios
0
Recomendaciones
3
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Fábulas para niños de primaria

  1. 1. Fábulas para niños de primaria Visita www.padresenlaescuela.com Fábulas de Esopo
  2. 2. El águila, la gata y la jabalina Esopo Hace mucho tiempo, en un viejo Roble, vivían una Águila con sus crías, una Gata montes con sus bebés, y a una Jabalina con sus crías. Todos vivían en paz y armonía, hasta que un día, la sinvergüenza Gata se acercó al Águila, y le dijo lo siguiente: "Vecina Águila. Me he dado cuenta que la fiera que habita abajo, no cesa de cavar para derribar nuestro Árbol. Cuando haya acabado y el Árbol haya caído, se comerá a nuestros hijos. Tengamos mucho cuidado de ella." El Águila tras oír eso, se quedó preocupada. Por otro lado, la Gata fue donde la Jabalina y le susurró lo siguiente:
  3. 3. "¿Sabes vecina?, hablé con la señora Águila y me dio a entender que espera el momento adecuado en que te marches para ir por tus hijos y devorarlos." El Águila y la Jabalina muy dudosas por dicha conversación, decidieron no abandonar sus casas para cuidar de sus Hijos. Conforme pasaba el tiempo, ambas de no salir a buscar comida para ellas ni para sus crias, perecieron de hambre. La Gata, viendo los restos de las "enemigas", se dio un gran festín junto a sus crías gracias a los chismes falsos de la vecina Gata.
  4. 4. Júpiter y la abeja Esopo Una vez, una Abeja que había regalado a Júpiter un plato de apetitosa Miel, le hizo prometer un deseo. "Gran Júpiter, usted sabe muy bien que los hombres me persiguen por mi Miel. Deseo que usted haga mi aguijón venenoso para poder castigarlos cuando me persigan." Tras escuchar a la Abeja, Júpiter respondió:
  5. 5. "Yo valoro al Hombres y a todo ser viviente. Se me hace injusto conceder tu petición." Y como Júpiter se sentía obligado a cumplir su palabra, dijo a la Abeja: "Abeja. Venenoso será tu aguijón según tu deseo, sin embargo, deberás usarlo en defensa propia y con mucha conciencia, ya que la primera vez que claves tu aguijón, será la ultima, porque luego de esto perderás la vida."
  6. 6. Las dos amiguitas Esopo Cierta vez, dos avestruces en tierras muy lejanas, se hicieron amigas y siempre estaban juntas. Un día, mientras platicaban sobre qué querían hacer, apareció un negro y oscuro nubarrón que atentó contra su amistad. "Hoy jugaremos a lo que yo quiera." - Dijo una de ellas. La otra ave le respondió: "No, mejor no. Jugaremos sólo si lo decido yo." Ambas continuaban y se encerraban en sus propios caprichos enojándose una y otra vez la una contra la otra hasta que después, se amistaban. Al día siguiente, una de ellas dijo: "Dejemos los juegos por Hoy. Mejor busquemos la salida juntas." Y así, hablando de buena manera, se pusieron de acuerdo para que cada una de ellas se turne e inicie el juego del día. Desde entonces, las amigas son felices porque no tuvieron más riñas y siguieron juntas por mucho tiempo.
  7. 7. Las moscas Esopo Cierto día, una sirvienta de una casa, por descuido derramó una buena cantidad de fresca miel sobre el Piso. Por otro lado, unas Moscas que se guiaron por el olfato, se dijeron: "Cielos, ¡hemos encontrado la fuente de vida eterna, néctar de los dioses! ¡Vamos tras ellas hermanas!"
  8. 8. Sin mucha demora y sin pensarlo dos veces, las Moscas se lanzaron sobre la miel, pero ni mas bien la tocaron, se quedaron pegadas sus patas, y mientras más y más se movían para liberarse, sus alas y demás partes de su cuerpo se seguían pegando más y más sin posibilidad de poder volar o liberarse. Una de ellas tras su gran problema, dijo: "Pobre de nosotras. Por una misera golosina encontramos la muerte." Conforme pasó el tiempo, aparecieron más y más moscas, y aunque parezca una exageración, viendo a sus hermanas perecer, estas otras intentaron el mismo riesgo, y como era de esperar, continuaron muriendo de la misma manera que las primeras.
  9. 9. El águila, el cuervo y el pastor Lanzándose desde una cima, un águila arrebató a un corderito. La vio un cuervo y tratando de imitar al águila, se lanzó sobre un carnero, pero con tan mal conocimiento en el arte que sus garras se enredaron en la lana, y batiendo al máximo sus alas no logró soltarse. Viendo el pastor lo que sucedía, cogió al cuervo, y cortando las puntas de sus alas, se lo llevó a sus niños. Le preguntaron sus hijos acerca de que clase de ave era aquella, y les dijo: - Para mí, sólo es un cuervo; pero él, se cree águila. Pon tu esfuerzo y dedicación en lo que realmente estás preparado, no en lo que no te corresponde.
  10. 10. La zorra y el espino Esopo Una zorra saltaba sobre unos montículos, y estuvo de pronto a punto de caerse. Y para evitar la caída, se agarró a un espino, pero sus púas le hirieron las patas, y sintiendo el dolor que ellas le producían, le dijo al espino: -- ¡ Acudí a tí por tu ayuda, y más bien me has herido ! A lo que respondió el espino: -- ¡Tu tienes la culpa, amiga, por agarrarte a mí, bien sabes lo bueno que soy para enganchar y herir a todo el mundo, y tú no eres la excepción !
  11. 11. Las ranas y el pantano seco Vivían dos ranas en un bello pantano, pero llegó el verano y se secó, por lo cual lo abandonaron para buscar otro con agua. Hallaron en su camino un profundo pozo repleto de agua, y al verlo, dijo una rana a la otra: -- Amiga, bajemos las dos a este pozo. -- Pero, y si también se secara el agua de este pozo, -- repuso la compañera --, ¿ Cómo crees que subiremos entonces ? Al tratar de emprender una acción, analiza primero las consecuencias de ella.
  12. 12. El león y el mosquito luchador Un mosquito se acercó a un león y le dijo: -- No te temo, y además, no eres más fuerte que yo. Si crees lo contrario, demuéstramelo. ¿ Que arañas con tus garras y muerdes con tus dientes ? ¡ Eso también lo hace una mujer defendiéndose de un ladrón ! Yo soy más fuerte que tú, y si quieres, ahora mismo te desafío a combate. Y haciendo sonar su zumbido, cayó el mosquito sobre el león, picándole repetidamente alrededor de la nariz, donde no tiene pelo. El león empezó a arañarse con sus propias garras, hasta que renunció al combate. El mosquito victorioso hizo sonar de nuevo su zumbido; y sin darse cuenta, de tanta alegría, fue a enredarse en una tela de araña. Al tiempo que era devorado por la araña, se lamentaba de que él, que luchaba contra los más poderosos venciéndolos, fuese a perecer a manos de un insignificante animal, la araña. No importa que tan grandes sean los éxitos en tu vida, cuida siempre que la dicha por haber obtenido uno de ellos, no lo arruine todo.
  13. 13. El lobo y la cabra Encontró un lobo a una cabra que pastaba a la orilla de un precipicio. Como no podía llegar a donde estaba ella le dijo: -- Oye amiga, mejor baja pues ahí te puedes caer. Además, mira este prado donde estoy yo, está bien verde y crecido. Pero la cabra le dijo: -- Bien sé que no me invitas a comer a mí, sino a tí mismo, siendo yo tu plato. Conoce siempre a los malvados, para que no te atrapen con sus engaños.
  14. 14. El cuervo enfermo Un cuervo que se encontraba muy enfermo dijo a su madre: -- Madre, ruega a los dioses por mí y ya no llores más. La madre contestó: -- ¿ Y cuál de todos, hijo mío, tendrá piedad de tí ? ¿ Quedará alguno a quien aún no le hayas robado la carne ? No te llenes innecesariamente de enemigos, pues en momentos de necesidad no encontrarás un solo amigo.

×