Implicación de los “Hedge funds” (Fondos de Cobertura)En numerosas ocasiones Louis Corrigan se ha identificado asimismo co...
había honrado todos sus compromisos con sus 142.000 clientes. Una de las razones queMartin esgrimió para justificar su aco...
Afinsa lleva 26 años haciendo negocios y durante este tiempo se le han concedidomuchos premios incluyendo el galardón de E...
En retrospectiva es fácil ver el montón de “coincidencias” que tuvieron lugar; NeilMartin y la periodista del Wall Street ...
La libertad de prensa en una fuerza impresionante, que moldea y forma la opiniónpublica con respecto a nuestros políticos,...
Declaración greg manning ante senado usa.4
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Declaración greg manning ante senado usa.4

257 visualizaciones

Publicado el

Declaración Greg Manning ante el Senado U.S.A.(4)

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
257
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
3
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Declaración greg manning ante senado usa.4

  1. 1. Implicación de los “Hedge funds” (Fondos de Cobertura)En numerosas ocasiones Louis Corrigan se ha identificado asimismo como alguienasociado con Kingsford Capital Partners, aparentemente una división de WestHighland Capital de Greenbrae, California. Tal y como se cita en Barron´s, tenemos almenos conocimiento de más empleados de Kingsford trabajando con los medios decomunicación aparte de Corrigan. Neil Martin aparece directamente vinculado conCorrigan en la declaración de David Kol.Fui informado de que el fondo de West Highland tuvo muchos problemas con suposición a corto debido a la alza de las acciones de GMAI en 2005 hasta abril de 2006;no he verificado esta información. Del artículo de junio 2006 escrito por Richard Beharde FOX News, aparece una declaración directa sobre la participación de los fondos decobertura, tal y como se cita previamente en este informe. CONCLUSIONESEl 9 de mayo, 2006 los hedge funds ganaron la batalla sobre el valor de las acciones deGMAI. Todo apuntaba a que no podrían bajar su precio y las acciones subíancontinuamente, poco a poco, a pesar de los incesantes ataques negativos de los mediosde comunicación. Creo que el impecable y bien estudiado análisis de Oppenheimer,citando el auténtico estado financiero y el desarrollo positivo de la compañíacontrastaba perfectamente con los ataques de los medios controlados por los fondos.Además, en ese mismo año se realizó una cantidad significativa de compra de accionespor parte de instituciones y hedge funds. Al mismo tiempo, creo que se crearon millonesde acciones falsificadas por los hedge funds, que se compraron, a su vez, por nuevoscompradores.En mí opinión los hedge funds estaban a punto de perder muchos millones de dólaressalvo que pudieran maquinar algo dramático para convertir la tendencia a la alza denuestra acción en una caída espectacular. El 9 de mayo 2006, tuvo lugar la “TormentaPerfecta” y los hedge funds obtuvieron un beneficio tremendo cuando miles de personasperdieron sus trabajos y se laminó cientos de millones de capital accionarial en tan solounos días, cuando el precio de las acciones de GMAI cayó de 32 dólares el 8 de mayoa 3.85 dólares el día después (de la intervención de Afinsa).¿Cómo y porqué ocurrió esto? Creo que Louis Corrigan de Kingsford y Neil Martin deBarrons junto con sus otros colegas se salieron con la suya y tuvieron éxito con relacióna las quejas que plantearon ante las agencias gubernamentales en Madrid. En ladeclaración de David Kols el 7 de junio 2005, este informó que había hablado con losreguladores españoles respecto a Afinsa. Una fuente informada de Madrid me informóque las quejas (de los periodistas, ante las autoridades españolas), habían sidoregistradas (en la Audiencia Nacional).En una ocasión, Neil Martin realizó un comentario en un correo electrónico en el queponía de manifiesto que daba igual si Afinsa negociaba con botones en lugar de consellos. Su razonamiento era que, a lo largo de sus 26 años de funcionamiento, Afinsa
  2. 2. había honrado todos sus compromisos con sus 142.000 clientes. Una de las razones queMartin esgrimió para justificar su acoso a Afinsa era que sus sellos no valían el 100%valor de catalogo. Por supuesto, si Afinsa cumple con todas sus obligaciones no pareceimportante si el valor de los sellos es de 75% del valor de catalogo o el 100% de valor.La implicación de Martin es que los sellos que Afinsa vende deben tener el valorinmediato de compra. En el mundo real sabemos que esto no es verdad en ningúncircunstancia porque hay un beneficio añadido al precio de cualquier tangibleincluyendo pinturas, oro y otros coleccionables. Además, parece que Corrigan y Martinalegaron en sus demandas que Afinsa era insolvente en 1.1 billones de euros respecto asus activos fijos y al valor total del porfolio (filatélico) de sus clientes. Posiblemente,sobre lo que Corrigan y Martin nunca hablaron es sobre el hecho de que la inversión deAfinsa en GMAI tenía un valor de más de 600 millones de dólares. En una declaraciónreciente, Juan Antonio Cano, socio de un 50% de Afinsa, dijo que la compañía tenia182 millones de euros / 230 millones de dólares en efectivo, depositados en diferentesbancos en Madrid, incluyendo el UBS (Unión de Banca Suiza). En la historia“fabricada” del día 9 de mayo se dijo que Afinsa tenía depositado dicho dinero encuentas numeradas en Suiza. Por otra parte, Afinsa es dueña de inmuebles en Madrid,un palacio renovado y convertido en un centro de conferencias y de formación,negocios de diversa índole, y una importante colección de arte contemporáneo expuestaen su sede central en el centro de Madrid.No pretendo conocer todos sus activos pero parecen estar muy lejos de ser insolventes,especialmente si se tiene en cuenta que sus acuerdos con respecto a su porfolio filatélicohan existido a lo largo de muchos años. Como cualquier negocio bien llevado, Afinsarealizaba las previsiones necesarias en sus presupuestos anuales. Lejos de serinsolvente, creo que hasta el 9 de mayo, Afinsa estaba bien preparada para gestionar sunegocio principal en circunstancias normales. Nadie podría imaginar que el Gobiernoespañol iba a actuar tan precipitadamente, causando la devaluación de uno de los activosmas grandes de Afinsa por 500 millones de euros (NOTA: se refiere Manning a la caídaen valor de las acciones de Escala), por razones carentes de toda lógica, cuando unaactuación sensata podría haber protegido de cualquier riesgo a los 142.000 clientes, alos 2.500 empleados de su fuerza de ventas, y a los 600 empleados corporativos juntocon cientos de empleados en empresas que hacían negocios con Afinsa.Afinsa no es la única compañía de sellos que vende sus sellos al precio de catalogo.Stanley Gibbons (SG) de Londres, Inglaterra lleva en este negocio más de 150 años yofrece carteras de inversión en sellos en casi los mismos términos que Afinsa a preciototal utilizando el reputado catalogo de Stanley Gibbons como base. SG es unaSociedad Anónima en Inglaterra. Es sorprendente que Corrigan y Martin no presentasenninguna demanda en Londres con respecto a SG, ya que dudo mucho de que se consigael valor total de catalogo de los sellos en sus carteras inmediatamente después de sucompra. Otras empresas principales venden a precio de catalogo porque cuanto mas altolos costes generales, mas necesario el margen razonable para cubrir gastos y sacar unbeneficio. Es el capitalismo el que esta detrás de los márgenes, no Ponzi. (NOTA: GregManning se refiere aquí al “Ponzi Scheme” término con el que vulgarmente se conoce alo que en España se ha dado en llamar “Estafa Piramidal”).
  3. 3. Afinsa lleva 26 años haciendo negocios y durante este tiempo se le han concedidomuchos premios incluyendo el galardón de Empresa del Año 1989, el de Excelencia enel Desarrollo en 1997, el Master de Oro en Dirección en 1998 y 2000, el Galardón deDirección de Calidad en el 2000 junto con muchos otros más. Asimismo, ha estadoinvolucrada en muchas actividades filantrópicas tales como las relativas al Patronazgodel Museo Guggenheim de Bilbao; la Fundación de Amigos del Prado; la Fundación delReina Sofía; la Fundación de la Casa de la Moneda en Segovia , entre otras acciones depatrocinio que incluyen la exposición “Los Griegos en España” en el Museo Nacionalde Arqueología en Atenas y muchas otras mas. En el mundo filatélico, Afinsa hapatrocinado la Fundación de Albertino de Figueiredo con la misión de promover ypromocionar el sello como una de las expresiones de arte y cultura más grande queexisten. La Fundación trabaja muy estrechamente con La Unión Postal Universalintentando erradicar las emisiones de sellos fraudulentas de entidades no reconocidospor el UPU. Menciono estas acciones porque jamás han sido citadas en los artículosescritos por Neil Martin y sus colegas.Afinsa es creadora de mercado en los sellos que vende, lo ha venido haciendo durante26 años, en la seguridad de que sus clientes pueden vender sus sellos en el mercado o ala propia Afinsa. Hasta ahora este sistema ha funcionado perfectamente. Es verdad queen tiempos extraordinarios la empresa más sólida puede colapsar, como ocurrió connuestros bancos en la Depresión o durante el periodo de los 90 a las empresas de ahorroy préstamo. Lo que le ocurrió a Afinsa fue planificado para hacer el máximo daño sinconsideración alguna sobre las consecuencias humanas y financieras que pudieranderivarse. Al final la verdad, buena o mala, sobre Afinsa saldrá a la luz, pero basándosesolamente en su trayectoria e imagen social, sus gestores deberían haber tenido laoportunidad de responder a los cargos que se les imputan ante las autoridades, antes dever su sede invadida por 300 policías y de que sus ejecutivos fuesen conducidos aprisión (mas tarde todos ellos serían puestos en libertad sin fianza). Esta táctica, porsupuesto, encajaba perfectamente con el referido escenario de la “Tormenta Perfecta” –¿puede ser coincidencia?Soy de la opinión que el aumento espectacular de las posiciones cortas contra lasacciones de GMAI (Escala) desde el 1 de enero 2006 puede atribuirse a la difusión deinformación con respecto a lo que iba a pasar en Afinsa. En estos momentos recuerdohaberle comentado a un compañero “No tengo ni idea porque están aumentando loscortos cuando nuestro negocio va bastante bien. Obviamente saben algo que nosotros nosabemos” y, al parecer, si tenían información privilegiada sobre lo que iba a pasar enMadrid. Espero que los expertos pueda examinar en el futuro la trayectoria del stockpara averiguar la verdadera posición de los cortos. Como una estimación personal y nocientífica, no me sorprendería descubrir siete u ocho millones de acciones a cortoilegales junto con los cortos legales. A lo largo de los últimos 21 meses ha sido increíblecuantas veces la compañía ha visto caer el precio de las acciones, a pesar de lasestimaciones positivas de los analistas y de otras claves métricas. Este comportamientode la acción ha causado preocupación entre los accionistas más pequeños. Algunosaccionistas llegaron a pensar que el comportamiento sólido y estable (de GMAI),obligaría a los hedge funds a retirarse. Pocos se dieron cuenta del nivel de organizacióny determinación de estos hedge funds.
  4. 4. En retrospectiva es fácil ver el montón de “coincidencias” que tuvieron lugar; NeilMartin y la periodista del Wall Street Journal, Karen Richardson escribiendo artículosque eran auténtico humo sobre el informe del CFRA; las citas relativas a los mismos“expertos” realizadas en diversas publicaciones; el mismo y exacto material utilizadoartículo tras artículo; la repetición de la misma historia; la utilización casi perfecta de laspalabras pulidas para crear al máximo toda una serie de prejuicios negativos (contraGMAI), tales como las columnas de Behar, Martin, Richardson, Crawford y los demás.Si se leen los informes de Junio 2005 del CFRA y de Oppenheimer, (sobre GMAI), enlos que se obviase expresamente el nombre de la compañía, parecería que dichosinformes estuvieran refiriéndose a dos empresas completamente diferentes.Las noticias que yo creo que Martin creaba respecto al seguro (con la Lloyds ofLondon), al valor de sellos, y a muchas otros asuntos más sobre Afinsa, sonverdaderamente espectaculares. Es obvio que la decepción de Martin debía sermayúscula ante el hecho de que, a pesar de haber mencionado en varias ocasiones ensus artículos que GMAI estaba enfrentando problemas reguladores, no se hubieseanunciado investigación alguna (contra GMAI), por parte de la SEC. ¿Podría ser esadecepción como consecuencia de que sus esfuerzos para crear “la Tormenta” no estabandando fruto?Nuestro sistema de justicia y las leyes sobre acciones y valores toman muy en serio eltema de tráfico de información privilegiada (insider trading) con castigos muy durosincluso en ocasiones en las que aquél que ha perpetrado el delito no ha obtenidoganancias considerables. En mi opinión, la practica abusiva de lo que llamaría “outsidertrading” podría haber causado mucho mas daño del que la gente de la SEC o nuestrogobierno puedan imaginar. La complicidad de publicaciones importantes tales como larevista Barron´s, en la que el propio Neil Martin llega a confesar abiertamente que unhedge fund con posiciones a corto sobre GMAI tuvo un papel clave en la financiacióndel material para su articulo, me resulta sorprendente. Y me sorprende, no por elreconocimiento por parte de Barron´s, de que sabía de antemano que Martin estabatrabajando con el hedge fund (Kingsford Capital), junto con Louis Corrigan como co-escritor, según consta en las declaraciones de David Kols y otros, lo que me sorprendees la falta de interés para actuar, por parte de los reguladores, una vez que estos hechossalieron a la luz. Richard Behar también lo reconoció en su artículo de FOX en el quemanifestaba la persistencia del ataque de los hedge funds, a la hora de tomar posicionesa corto sobre nuestras acciones.“Outsider trading” es incluso mas insidioso que “insider trading” , porfque utiliza amenudo noticias planificadas y creadas para ser difundidas en el momento justo, ydiseñadas para generar un prejuicio negativo que puede perdurar y consolidarse ensucesivos artículos que se irán escribiendo en el futuro. La mala prensa estáperfectamente planificada y organizada para actuar después de que se haya hechopública la información positiva, y relativa a beneficios de las compañías, para aseguraruna avalancha de venta de cortos con el efecto deseado en el precio de la acción,teniendo como dicho efecto, por supuesto, la caida de su precio. “Outsider trading” es lapeor y mas destructiva forma de periodismo porque, en vez de informar de una maneraimparcial, que no cree prejuicio alguno, como debe hacer cualquier periodista, con susactuaciones sesgadas, estos escritores intentan tal y como lo hicieron Martin y Behar,crear una determinada realidad “a su manera”.
  5. 5. La libertad de prensa en una fuerza impresionante, que moldea y forma la opiniónpublica con respecto a nuestros políticos, a Irak, al calentamiento global y sobrecualesqueira y todos los temas imaginables. Si el poder de la prensa se subvierte y sedeja influir por aquellas personas que quieren derribar nuestras compañías einstituciones, eso significa que ha llegado la hora de que nuestros líderes investiguenexactamente qué es lo que está sucediendo. No estoy pidiendo que se emitan juiciosapresurados, pero si creo que la verdad se debe descubrir y se descubrirá para prevenircampañas premeditadas contra aquellas empresas que pertenecen a la sociedad. Senecesitará tener coraje político para hacerlo, porque todos sabemos la sensibilidad querodea este asunto. Sin embargo, hay que emprender este camino, de otro modo estasprácticas se extenderán, más y más, puesto que los hedge funds necesitan encontrar lamanera de sacar el mayor beneficio con el menor esfuerzo sobre como realizar unainversión.Cuando Neil Martin se puso en contacto conmigo y con mi CFO, (Chief FinancialOfficer), Larry Crawford para solicitarnos información para su primer artículo sobreGMAI, publicado en Barron´s en agosto de 2004, nos dijo inicialmente que “iba a serun artículo corriente sobre la empresa”. Las numerosas llamadas que nos hizo a lolargo de un periodo de diez días se tornaron tendenciosas con respecto a las preguntasque pasaron a ser de sencillas y normales a afirmaciones y preguntas negativas. Lepreguntamos que había cambiado y nos contestó que había recibido presión por parte desu editor para escribir un artículo negativo. Nos dijo que estaba pensando en retirar sufirma como autor del artículo.Bueno, pues Mr Martin no quitó su firma de autor y aquello fue solamente el inicio desu línea de colaboración con el “hedge fund”.Personalmente no soy un gran defensor de una estrecha supervisión sobre la libertad deexpresión salvo que esta sea criminalmente abusiva o pueda causar daños irreparables.Estamos en este punto ahora mismo. Cuando algunos periodistas o socios de hedgefunds realizan llamadas a la SEC -y otros- para hacer todo aquello que sea posible paraperjudicar a las compañías, hay que hacer algo. Cuando una empresa tiene que hacerfrente a una investigación de la SEC, eso le puede costar varios millones de dólares enhonorarios legales y financieros. Cuando un artículo negativo y planificado sale a la luz,les puede costar decenas de millones de dólares a los accionistas en un solo día denegociación en bolsa. Sin equilibrio de poderes en los órganos de gobierno, los abusospor parte de nuestra “prensa libre” solamente pueden ir a peor.Puedo seguir, pero ¿con que fin? En un reciente entrevista en PBS con Jim Lehrer, elVicepresidente del Washington Post, Ben Bradlee, declaró que “Debe haber siempre uncortafuegos entre las noticias y los negocios” Hasta que nuestro gobierno no tomemedidas serias para prevenir lo que ha pasado a GMAI y Afinsa, creo firmemente quealgunas empresas se beneficiarán de un segmento moralmente y éticamente corrupto denuestros medios de comunicación lo cual tendrá como resultado la destrucción demuchas compañías, individuos y sueños empresariales.

×