Jimi‘ ‘dig-Lt!  tuu

Recuerden que los maestros de Escuela Sabatica enseñaran esta lección
en la fecha señalada Los alumno...
Seguimos a Jesus cuando servimos a otros,  a
pesar de los obstaculos que surian. 

A "Tuvimos denuedo en nuestro Dios
para...
_ www. EscueIaSabatica. es

como si solo ahora se hubiera dado
cuenta de que no estaba solo.  Pablo
reaccionaba de ese mod...
%_—_= 

mos y las o rendas para enviarlos a
Jerusalén.  Esos visitantes eran siem-
pre bienvenidos.  También Pablo y
Berna...
jueves

Lee Hechos 13 y 14.

Identifica ala gente que originó la persecución
contra Pablo en otras ciudades. 

Ilwestlgo Us...
a s Pide a alguien que se pare
con los talones pegados a la
pared.  Coloca una moneda a SO
cm de sus pies.  Pídele que se
...
¡’iia-g car,  ¿más dÁa/ rzcíó,  Écr- (CiU-LC-

áe.  ¿araña/ mac cruz;  iíifile/ ztïtiï,  ijxiiritúgu, ’
IN S lRLlC C ¡Cl ME...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lección 1 | Intermediarios ! Demasiado bueno para no compartirlo | Escuela Sabática Cuarto trimestre 2014

1.241 visualizaciones

Publicado el

Lección 1 | Intermediarios ! Demasiado bueno para no compartirlo | Escuela Sabática Cuarto trimestre 2014
www.escuelasabatica.es

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.241
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
778
Acciones
Compartido
0
Descargas
11
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Lección 1 | Intermediarios ! Demasiado bueno para no compartirlo | Escuela Sabática Cuarto trimestre 2014

  1. 1. Jimi‘ ‘dig-Lt! tuu Recuerden que los maestros de Escuela Sabatica enseñaran esta lección en la fecha señalada Los alumnos deberan estudiarla y hacer las acti- vidades practicas después, durante la semana que comienza a partir de ese sábado. ’ Grataste alguna vez de explicar tu creencia ó en Dios a otra persona? ¿Te has sentido asustado o avergonzado porque eres cris- tiano? ¿Cómo puedes seguir a jesús y servir a los demás a pesar del prejui- cio que puedan tener hacia ti? (Lee f apóstoles, pp. 746- 748.) Dos hombres caminaban muy cansados hacia la ciudad de lconio, cuando el sol llegaba a su ocaso. ü Hechos 741-7; Los hechos de los ll “Demasiado bueno para no compartirlo" lconio en un mapa de tu Biblia. Comienza a aprender el versículo para memorizar. Pide a Dios la sabiduria necesaria para servir a quienes tienen prejuicios contra las enseñanzas de jesús. la actividad de la semana que aparece en la p. ‘IO.
  2. 2. Seguimos a Jesus cuando servimos a otros, a pesar de los obstaculos que surian. A "Tuvimos denuedo en nuestro Dios para anunciaros el evangelio de Dios en medio de gran oposicion" (l Tesalonicenses 2:2). -—ÏUVII'ÏIOS que sacudir el polvo de nuestro Lunes calzado en el otro pueblo -dijo uno de ellos, el ¡a Hechos ¡:8 y más alto—. Y ahora los pies se me han vuelto a Hechos “¿L llenar de polvo. Miró a su compañero, de menor estatura que él, esperando que algo de humor lo hiciera son- es e¡ cumpnmhnto reir. El viaje realizado hacia el este a través de las de ¡a ¡”afan-a de montañas había sido cansador. Hechos ‘:8’ Pablo miró sorpren- l i ("Fuga ¿poflwé dido a su compañero Pabmyaemabé fueron a la si- nagoga judía en lconio? Om Pide a Dios que use tus hábitos de culto “usuales" para dar un testi- monio silencioso de él. fapiicü en qué forma Hechos 14
  3. 3. _ www. EscueIaSabatica. es como si solo ahora se hubiera dado cuenta de que no estaba solo. Pablo reaccionaba de ese modo a me- nudo, porque se concentraba tanto en sus pensamientos que perdía el contacto con la gente. —Pero los creyentes que dejamos en lconio —co- mentó Pablo- estaban tan llenos de gozo, que volve- ría a pasar por las mismas dificultades que tuvimos solo por ver la expre- sión de los rostros de los que creyeron lo que les dijimos acerca del Mesías. ¿Te fijaste en la ex- presión de sus caras cuando compren- dieron que, me- diante Jesús, Dios podía estar siempre con ellos? -—Finalmente esta- mos llegando Martos Lee Hechos 1422-7. tra ellos? para perseguido. Piensa. ‘ ¿Cómo crees que se habrán sentido Pablo y Bernabé cuando hubo oposición con- lmagina lo que Pablo pudo haber dicho a los judíos que lo seguían de ciudad en ciudad Escribe una carta a Pablo para anlmarlo. Om por los misioneros en paises donde son perseguidos por predicar acerca de Jesús. i a lconio —dijo Bernabé mirando a su alrededor cuando entraban en la calle bordeada de tiendeci- tas en las afueras de la ciudad—. Preguntemos dónde está situada la sinagoga de los judios. Habían hecho planes de comen- zar su trabajo en esta ciudad griega en la misma forma que lo habian hecho en la ciudad más grande de Antioquia. Predicarian primero en la sinagoga, donde seguramente habría personas, aun gentiles, que esperaban la venida del Mesías. Las personas que adoraban en la sinagoga se sintieron felices de tener entre ellos a visitantes pro- cedentes de ¡erusalén que traían mensajes para compartir. De vez en cuando, llegaban visitantes de rusalén con noticias para las comunidades judías situadas en las monta- ‘as griegas. A menudo iban unicamente con el fin de recoger los diez-
  4. 4. %_—_= mos y las o rendas para enviarlos a Jerusalén. Esos visitantes eran siem- pre bienvenidos. También Pablo y Bernabé lo fueron. El primer sábado que pasaron en ese lugar comenza- ron a comunicar las buenas nuevas acerca del Mesías. Todo anduvo bien por un tiempo. Pablo predicaba en la si- nagoga varias veces por semana. Pablo y Bernabé visitaban a judíos y a gentiles por igual en sus hoga- res y negocios. En cualquier parte donde hubiera gente interesada en oír acerca de jesús, Pablo y Bernabé le hablaban. Pero no todos los que asistían a la sinagoga, ni todos los miembros de una familia reci- bían el mensaje en forma positiva. Como de costumbre, cada vez que l . ; ¡ug Hechos 14:3; 19:11, 12 y Juan 4:48. ¡‘Iensrr ¿Cuál era el propósito de realizar señales y maravillas mila- grasas? C: ‘Lwpïnïrsïi Lee Hechos 5:15, 16. Escribe en tu cuaderno de apun- {fill-J ' los amigos o las familias no e taban de acuerdo con algo tan mpor- tante como lo que Pablo y B rnabé enseñaban, se ponían a ciscutir unos con otros. Muchos de los dirigenes ju- díos no creían que el aso broso mensaje acerca del Mesía fuera verdadero. Algunos estaban ce- losos de que tanta gente fiera a escuchar a Pablo y acepte ra las buenas nuevas. Se pusier n es- pecialmente furibundos cuando Dios bendijo a Pablo y a Bernabé con la realización de milagros para demostrar que estaba con ellos. Los dirigentes que se oponían a que el nuevo mensaje continuara difundiéndose, informaban a las autoridades de la ciudad acerca tes bíblicos una comparación entre Pablo y Pedro. (m. Pide a Dios que tus accio- nes inspiradas por Dios dirijan la atención de la gente hacia él.
  5. 5. jueves Lee Hechos 13 y 14. Identifica ala gente que originó la persecución contra Pablo en otras ciudades. Ilwestlgo Usa un mapa del Nuevo Testamento con el fin de calcular la distancia recorrida por los judíos de Antioquia para seguir a Pablo a lconio y Listra. Ora por los que te persiguen a ti y a otras per- sonas.
  6. 6. a s Pide a alguien que se pare con los talones pegados a la pared. Coloca una moneda a SO cm de sus pies. Pídele que se agache sin doblar las rodillas, que tome la moneda y luego se enderece sin caerse. Después, pide a dos personas que hagan lo mismo. Comenten acerca de lo de las discusiones y las peleas que se originaban en torno al nuevo mensaje. Querían que las autori- dades de la ciudad echaran a Pablo y a Bernabé. Entonces, las cosas volverían a la normalidad tradicio- nal y los dirigentes de la sinagoga podrían ser los jefes nuevamente. Cada vez que las autoridades de la ciudad llamaban a Pablo y a Bernabé o a cualquiera de sus ‘seguidores, para interrogarlos, en- contraban que sus respuestas eran claras y bien coordinadas. No po- dían acusarlos de nada. Muchos de los nuevos creyentes se conver- tían en ciudadanos responsables y colaboradores. ¿Cómo podrían las autoridades negar esas realida- des? Cuanto más los judios celo- i sos trataban de puntualizar lo que el nuevo mensaje tenía de inco- rrecto, según ellos, tanto más la gente investigaba por cuenta pro- pia y luego creia en esas verdades. Finalmente, los enfurecidos y celosos dirigentes judíos decidie- ron hacer algo ellos mismos para ‘J’ ' ' I. lh'¡ p; - ‘ _¡ que hizo que este ejercicio fuera difícil o fácil. l. Durante el culto de la familia, lee Hechos 14:1 -7 y Los hechos de los apóstoles, páginas 145, 146. " w Comprométete a ser- vir a Dios, a pesar de los obstáculos que encuentres. íï Agradece a Dios por los ami- gos y los familiares que te apoyan. L ‘Jii s, resolver esa situación. Contrataron a un grupo de rufianes ignorantes que no entendían nada de lo que sucedía y los indujeron a armar un alboroto descomunal, esperando que eso terminara con la muerte de Pablo y Bernabé. Esperaban que los dos predicadores no tuvieran otra oportunidad para defenderse ante las autoridades. Algunos amigos de los dos mensajeros se enteraron del com- plot. Se apresuraron a informar a Pablo de lo que sucedía, Les acon- sejaron: "No corran el riesgo de que la turba los dañe. El mensaje que predican acerca del Mesías es demasiado admirable. Salgan de la ciudad por un tiempo, y después vuelvan para que sigan enseñándonos". Pablo y Bernabé siguieron el consejo de sus ami- gos. Se fueron antes de que la furiosa turba pudiera apedrear- Ios. Pero regresarían. Las buenas nuevas que difundían eran dema- siado maravillosas como para no compartirlas. www. EscueIaSabatica. es i
  7. 7. ¡’iia-g car, ¿más dÁa/ rzcíó, Écr- (CiU-LC- áe. ¿araña/ mac cruz; iíifile/ ztïtiï, ijxiiritúgu, ’ IN S lRLlC C ¡Cl MES ¿Puedes leer este versículo de la Biblia que nos dice como debemos tratar a los que nos persiguen?

×