“El	
  cual,	
  habiendo	
  ofrecido	
  en	
  
los	
  días	
  de	
  su	
  vida	
  mortal	
  ruegos	
  
y	
  súplicas	
  co...
Sumisión:	
  
	
  
Reverencia,	
  piedad,	
  cautela,	
  
cuidado,	
  atención,	
  precaución,	
  
prudencia.	
  	
  
La	
...
LA	
  ORACIÓN	
  COMO	
  UNA	
  ESCUELA	
  
	
  
Nuestra	
  seguridad	
  y	
  nuestras	
  creencias	
  descansan	
  
segur...
LA	
  ORACIÓN	
  ES	
  UN	
  EJERCICIO	
  
DE	
  FE	
  
	
  
Cuando	
  oramos	
  ejercemos	
  
confianza	
  en	
  el	
  Señ...
¿Fue	
  escuchado	
  Jesús?	
  
	
  
¿Se	
  libró	
  de	
  la	
  cruz?	
  
	
  
¿Le	
  faltó	
  la	
  fe?	
  
“En	
  Getsemaní	
  pidió	
  	
  que	
  el	
  cáliz	
  pasara	
  de	
  
él,	
  pero	
  sólo	
  si	
  tal	
  era	
  la	
  v...
“Entonces	
  se	
  le	
  apareció	
  un	
  
ángel	
  del	
  cielo	
  para	
  darle	
  
fuerzas.	
  Jesús,	
  lleno	
  de	
...
•  Recibió	
  la	
  visita	
  de	
  un	
  ángel.	
  
•  Mantuvo	
  su	
  decisión	
  durante	
  el	
  proceso	
  y	
  fue	...
“Hay	
  casos	
  en	
  los	
  que	
  Dios	
  obra	
  con	
  toda	
  decisión	
  con	
  su	
  poder	
  divino	
  
en	
  la	...
Orar... ¿para nada? - Carlos Catalán
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Orar... ¿para nada? - Carlos Catalán

1.035 visualizaciones

Publicado el

La oración de Jesús fue escuchada a pesar de su fatal desenlace. Su actitud frente a la soberanía del Padre condicionó la respuesta. Cuando oramos y no obtenemos lo que deseamos y nuestra actitud es la de Jesús, también somos escuchados pase lo que pase. Escuchar no es lo mismo que conceder pero Jesús recibió la ayuda necesaria para soportar lo que se avecinaba porque un ángel lo visitó para fortalecerlos, mantuvo su compromiso a pesar de lo que sufrió en la cruz y no permaneció en la tumba. Así, no es solamente cuestión de fe que se nos conceda lo que pedimos. Dios no quiere nuestro mal. Su voluntad se realiza en nosotros cuando nos confiamos en sus manos y recibimos el poder para soportar las circunstancias que nos toca vivir con la actitud que tuvo Jesús.

Publicado en: Meditación
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.035
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
667
Acciones
Compartido
0
Descargas
3
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Orar... ¿para nada? - Carlos Catalán

  1. 1. “El  cual,  habiendo  ofrecido  en   los  días  de  su  vida  mortal  ruegos   y  súplicas  con  poderoso  clamor  y   lágrimas  al  que  podía  salvarle  de   la  muerte,  fue  escuchado  por  su   actitud  reverente”.    
  2. 2. Sumisión:     Reverencia,  piedad,  cautela,   cuidado,  atención,  precaución,   prudencia.     La  atención  que  una  persona  pone  a   todas  las  circunstancias  de  una   acción.  
  3. 3. LA  ORACIÓN  COMO  UNA  ESCUELA     Nuestra  seguridad  y  nuestras  creencias  descansan   seguras  y  tranquilas  hasta  que  una  situación  nos  pone  al   límite.  Entonces  nos  hacemos  muchas  preguntas.  “¿Por   qué  a  mí  no  y  a  él  sí?”  “¿Por  qué  me  pasa  a  mí?”  “Dios  no   me  oye”.  “Dios  me  ha  abandonado”.  
  4. 4. LA  ORACIÓN  ES  UN  EJERCICIO   DE  FE     Cuando  oramos  ejercemos   confianza  en  el  Señor.  Nuestra   seguridad  de  ser  escuchados  no   se  basa  tanto  en  los  resultados   como  en  el  desarrollo  de  nuestra   intimidad  con  Dios.  Jesús  puso  su   confianza  en  el  Padre.    
  5. 5. ¿Fue  escuchado  Jesús?     ¿Se  libró  de  la  cruz?     ¿Le  faltó  la  fe?  
  6. 6. “En  Getsemaní  pidió    que  el  cáliz  pasara  de   él,  pero  sólo  si  tal  era  la  voluntad  de  su   Padre.  Su  petición  de  preservación  de  la   muerte  fue  sólo  condicional,  e   inmediatamente  se  sometió  a  la  voluntad   divina.  No  pidió  otra  escucha  que  la  que   estaba  en  la  voluntad  de  su  Padre.   Pero  esta  disposición  de  ánimo,  esta  oración  completamente  subordinada   a  la  voluntad  del  Padre,  en  medio  de  una  situación  de  angustia,  envolvía   también  la  petición  de  la  asistencia  divina,  del  fortalecimiento  para   sobrellevar  el  dolor.”   C.  Zesati.  Hebreos  5,7-­‐8  
  7. 7. “Entonces  se  le  apareció  un   ángel  del  cielo  para  darle   fuerzas.  Jesús,  lleno  de  angustia,   oraba  intensamente.  Y  le  caía  el   sudor  al  suelo  en  forma  de   grandes  gotas  de  sangre.”  Lucas   22:43  
  8. 8. •  Recibió  la  visita  de  un  ángel.   •  Mantuvo  su  decisión  durante  el  proceso  y  fue   sostenido  por  Dios.   •  Jesús  no  permaneció  en  la  tumba.   •  No  podemos  olvidar  que  escuchar  no  es  lo  mismo  que   conceder.     •  No  sólo  es  una  cuestión  de  tener  más  o    menos  fe.  
  9. 9. “Hay  casos  en  los  que  Dios  obra  con  toda  decisión  con  su  poder  divino   en  la  restauración  de  la  salud.  Pero  no  todos  los  enfermos  curan.  A   muchos  se  les  deja  dormir  en  Jesús…     Todos  deseamos  respuestas  inmediatas  y  directas  a  nuestras  oraciones,   y  estamos  dispuestos  a  desalentarnos  cuando  la  contestación  tarda,  o   cuando  llega  en  forma  que  no  esperábamos.    Pero  Dios  es  demasiado   sabio  y  bueno  para  contestar  siempre  a  nuestras  oraciones    en  el  plazo   exacto  y  en  la  forma  precisa  que  deseamos.     Él  quiere  hacer  en  nuestro  favor  algo  más  y  mejor  que  el  cumplimiento   de  todos  nuestros  deseos.  Y  por  el  hecho  de  que  podemos  confiar  en  su   sabiduría  y  amor,  no  debemos  pedirle  que  ceda  a  nuestra  voluntad  ,  sino   procurar  comprender  su  propósito  y  realizarlo.”  E.  White.  El  ministerio  de   curación.  Pág.  176    

×