DESPENALIZACIÓN DEL ABORTO = CRIMEN 
SIN CASTIGO (APOLOGÍA DE LAS MUJERES 
COMO ASESINAS DE SUS HIJOS) 
NO A LA “PENA DE M...
control de la natalidad a nivel planetario, inclusive a través del asesinato de los niños en el vientre materno, para 
pod...
explícitamente el comienzo de la vida humana desde el momento de la concepción, sino que además prohíbe la 
aplicación de ...
(Entrevista efectuada por Roberto Bassetto y publicada en @rcanews) 
1. ¿EL CONTROL DE LA NATALIDAD ES UNA POLÍTICA DE EST...
la creación. Así, como un elemento más, puede ser manipulado o eliminado en función del conjunto, de la totalidad 
como in...
Mundial de la Salud, Banco Mundial, etc.-, para consolidar y reforzar con sentido antinatalista las políticas 
ejecutadas ...
En cuarto lugar, tenemos que recuperar la sencillez y la humildad, para abrir los oídos y el corazón y así percibir las 
n...
CONTROL DE LA NATALIDAD 
Esta semana en Cultura de la Vida, el programa conducido por Mónica del Río y María de los Ángele...
Prof. María Celia Gil 
FUENTE: http://josequarracino.wordpress.com/2013/09/29/control-de-la-natalidad-y-nuevo-orden-mundia...
Un buen ejemplo de esta conducta lo constituye una legisladora “liberada del Sur”, que en su página web se 
presenta acomp...
Se impone entonces la gran pregunta: ¿por qué los críticos del neoliberalismo y de la globalización impulsan la 
ideología...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Despenalización del aborto = crimen sin castigo (apología de las mujeres como asesinas de sus hijos)

396 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
396
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
12
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Despenalización del aborto = crimen sin castigo (apología de las mujeres como asesinas de sus hijos)

  1. 1. DESPENALIZACIÓN DEL ABORTO = CRIMEN SIN CASTIGO (APOLOGÍA DE LAS MUJERES COMO ASESINAS DE SUS HIJOS) NO A LA “PENA DE MUERTE” PARA LOS NIÑOS POR NACER En una muestra cabal de irracionalidad y barbarie, cierta dirigencia política pretende instaurar la pena de muerte en nuestro país, para que sea aplicada sobre los seres humanos más indefensos e inocentes de todos. Pretende que sean las propias mujeres las que sean las ejecutoras de tamaña atrocidad, invocando un derecho absolutamente inexistente, inventado como tal por la oligarquía financiera imperialista, de raíz angloamericana. En diciembre del 2011 hemos asistido al triste espectáculo de ver al Parlamento nacional convertido en caja de resonancia y tribuna de la oligarquía financiera mundial, que desde hace algunas décadas ha decidido impulsar el
  2. 2. control de la natalidad a nivel planetario, inclusive a través del asesinato de los niños en el vientre materno, para poder “gozar en paz” del saqueo de las riquezas y recursos naturales que pertenecen a toda la humanidad. Este poder depredador ha llevado a cabo ambos planes –saqueo y expoliación de la riqueza y control de la natalidad- a través de políticas imperialistas que han consagrado de hecho la postración neo-colonial de los pueblos y naciones del mundo en su conjunto, cuyos gobiernos ejercen una soberanía política y una independencia económica meramente formales, actuando como simples administradores y ejecutores de las políticas que se diseñan y deciden en los centros internacionales de poder. Para asegurarse el control del crecimiento poblacional, este poder no sólo ha desarrollado técnicas e instrumentos como la mutilación genital (masculina y femenina), el envenenamiento femenino mediante la ingesta de píldoras anticonceptivas y el aborto criminal (quirúrgico y químico), sino también una mutación radical en el sistema político y de valores, convirtiendo a los hijos por venir en causa de la pobreza y en frustración de la felicidad de los padres, para darle sustento, fundamento y proyección al asesinato masivo de los niños. Pretender legitimar el asesinato de niños inocentes es la expresión más cabal y completa de este proyecto inhumano, verdadero holocausto demográfico al servicio del imperialismo internacional del dinero. Lamentablemente, quienes deberían legislar a favor del pueblo y de la Patria no han tenido mejor idea que dar muestra de un consumado servilismo neo-colonial, convocando a una cabal representante de la oligarquía financiera internacional, Marianne Mollmann, especialista en ignorancia sobre las cuestiones básicas de la vida (ha confesado que no sabe cuándo comienza l a vida humana), a pesar de lo cual fue convocada como “experta en derechos humanos” para justificar la implementación de la pena de muerte contra los niños por nacer. Pero además de expresar un cipayismo neo-colonial indigno, esta iniciativa “parlamentaria” pretende darle estatus democrático a la ideología nazi, que afirmaba el derecho de eliminar a los seres humanos indeseados. Llamativamente, los pretendidos “progresistas” comparten este pensamiento hitleriano. Esta iniciativa también pretende darle estatus constitucional a la ideología plutocrática de la oligarquía angloamericana, al invocar que “sólo deben ser traídos al mundo los hijos deseados o queridos”, razón por la cual “el aborto es un derecho”, como afirmó hace casi 50 años John Davison Rockefeller III al diseñar el genocidio infantil planetario. Llamativamente también, los pretendidos “progresistas” comparten la ideología de la oligarquía yanqui y anglófila. Lo grave de este intento de impulsar y darle estatus democrático a un holocausto infantil de honda raíz nazi, plutocrática y racista, es que este proyecto de ley pro-abortista vulnera la Constitución Nacional, que no sólo afirma
  3. 3. explícitamente el comienzo de la vida humana desde el momento de la concepción, sino que además prohíbe la aplicación de la pena de muerte en los países donde no rige, como así también la aplicación de la pena de muerte contra los menores de 18 años (Convención Americana de Derechos Humanos -1969-, arts. 1 a 4). En vez de escuchar voces extrañas a nuestra tradición cultural e histórica, bien podrían los pretendidos “progresistas” -vulgares voceros de las altas finanzas internacionales y de sus organizaciones satélites - aprender humildemente de una verdadera revolucionaria, mártir y abanderada de los humildes de nuestra Patria, que la misión y el destino de la mujer no es matar a sus hijos, sino que «la misión sagrada que tiene la mujer no sólo consiste en dar hijos a la Patria, sino hombres a la Humanidad. Hombres en el sentido cabal y caballeresco de la hombría, que es cuna del sacrificio cotidiano para soportar las contrariedades de la vida y base del valor que inspira los actos sublimes del heroísmo cuando la Patria lo reclama»(1). Aprenderían también que «la mujer e s la piedra básica sobre la que se apoya el hogar. Como madre, como esposa y como hija», de ninguna manera es o debe ser su esencia el asesinato de sus hijos(2). Esto último es lo que pretende la radical mutación política y de valores que promueven los “a mos del universo”, idólatras del dinero y las finanzas y enemigos de la raza humana y de los pueblos, para despojar a las mujeres de su femineidad irradiadora de amor y convertirlas así en asesinas de sus propios hijos. Lamentablemente, todavía perviven en el Parlamento nacional ciertos legisladores que reniegan de nuestras tradiciones históricas, políticas y culturales, para adoptar proyectos exógenos, extraños a nuestra idiosincrasia popular-nacional y profundamente afines a la ideología nazi del imperialismo financiero transnacional, para imponer leyes que implantan la pena de muerte y vulneran nuestra Constitución nacional. Lo paradójico es que promueven la ideología antinatalista e infanticida de la familia Rockefeller, de la mano del Che Guevara. Frente a esta barbarie “ilustrada” reivindicamos la concepción profundamente humanista y profundamente cristiana que nos permite reafirmar que los argentinos estamos llamados a promover un orden político, jurídico y social en el que no sólo los niños vuelvan a ser los únicos privilegiados y aprendan a sonreír desde la infancia, sino que además aprendan a sonreír desde el vientre materno y que la mujer siga siendo templo y santuario de la vida y del amor, no una criminal como pretenden los voceros y voceras de la pena de muerte contra niños inocentes SÍ A LA VIDA, A LA MUJER Y A LA FAMILIA, NO a la ideología nazi en nuestras leyes!!! SÍ A LA VIDA, A LA MUJER Y A LA FAMILIA, NO al holocausto demográfico!!! (1) Eva Perón, «Discurso radiofónico», 26 de febrero de 1947. (2) Escribe Eva Perón, «El deber actual de la mujer argentina», Buenos Aires 1951, p. 20. FUENTE: http://josequarracino.wordpress.com/2013/02/18/despenalizacion-del-aborto-crimen-sin-castigo-apologia- de-las-mujeres-como-asesinas-de-sus-hijos/ GEOPOLÍTICA DEL CONTROL DE LA NATALIDAD A NIVEL PLANETARIO Por José Arturo Quarracino
  4. 4. (Entrevista efectuada por Roberto Bassetto y publicada en @rcanews) 1. ¿EL CONTROL DE LA NATALIDAD ES UNA POLÍTICA DE ESTADO? En primer lugar, hay que destacar y enfatizar que el control de la natalidad a escala planetaria es un objetivo estratégico de las grandes corporaciones multinacionales, básicamente angloamericanas, que acompaña o sustenta el otro gran objetivo: la concentración de la riqueza que originariamente pertenece a los pueblos y naciones del mundo. En segundo lugar, en relación con lo anterior, no hay que olvidar que, a partir de 1966, el objetivo antinatalista se convierte en política de Estado por impulso de John Davison Rockefeller III (miembro de la famili a homónima, fiel representante de ese poder corporativo antes mencionado). En ese año, el personaje mencionado redactó un documento –Declaración sobre Población-, en el que plantea que la política del control de la natalidad a escala universal debe ser una política a asumir por todos los Estados del mundo. Este documento fue firmado por los gobernantes de los principales países del mundo desarrollado (Estados Unidos, Inglaterra, Suecia, Francia, Japón, etc.) y del mundo subdesarrollado (Colombia, México, India, Egipto, Corea del Sur, Irán, etc.), con lo cual el inicial objetivo corporativo privado se convirtió en política de Estado para los países que tenían interés primordial para ese poder corporativo. 2. ¿CUÁL ES EL ORIGEN FILOSÓFICO Y POLÍTICO DE ESTAS PROPUESTAS GLOBALES EN CONTRA DE LA NATALIDAD? a) Respecto al origen político, tal como lo ha planteado su impulsor antes mencionado y alguno de sus voceros, como Sir Henry Kissinger, la intención original fue la de ejecutar políticas demográficas que llevaran a la humanidad al punto de lo que se denomina la “Transición demográfica” (que no aumente la población, por eso familias de 2 hijos como máximo), con la intención de lograr que al año 2074 la población mundial no supere la cantidad de 8.000 ó 9.000 millones de habitantes. ¿Por qué esta meta demográfica? Porque el grupo plutocrático que hemos mencionado (y del que el señor Rockefeller era su principal vocero), ya tenía previsto llevar a cabo el proceso de concentración económica que hoy sufre el conjunto de la humanidad (bajo el eufemismo de la “globalización”), a través del cual el 0,5% de la población mundial detenta el 39% de la riqueza, al mismo tiempo que el 57% de la población mundial tiene un ingreso diario de 1 ó 2 dólares, según datos oficiales del FMI y de las Naciones Unidas. b) Respecto a su origen filosófico, este proyecto antinatalista ha promovido no sólo técnicas e instrumentos de control de la natalidad, sino un cambio radical en el sistema político y en las culturas, para asegurar el éxito “tecnológico”. Este cambio ha apuntado a divulgar e imponer una nueva cosmovisión del hombre, según la cual se lo considera un elemento más de la naturaleza, ya no la entidad primera que tiene la primacía sobre el conjunto de
  5. 5. la creación. Así, como un elemento más, puede ser manipulado o eliminado en función del conjunto, de la totalidad como instancia suprema de consideración y valoración. Uno de los “principios” fundamentales sobre el que se basa o sustenta este proyecto es el que afirma que “el derecho de cada pareja e individuo de decidir la cantidad de hijos y el espaciamiento entre ellos es un derecho humano básico”. Con esta formulación, se desplaza el derecho a la vida como derecho básico fundamental para reemplazarlo por este otro supuesto derecho básico de “decidir la cantidad de hijos”. El otro principio fundamental es el denominado “principio ético”, definido por John Davison Rockefeller en 1972, que sostiene que “sólo deben ser traídos al mundo los hijos deseados”. Hay que destacar que ambos principios son esencialmente dogmas que no tienen explicación ni justificación alguna, y que lejos de constituir principios son formulaciones ad hoc que sirven para legitimar. 3. ¿EL ABORTO ES UN DERECHO? Éste es un derecho inventado por el mismo poder antes mencionado. Para decirlo con toda claridad: no hay ningún Tratado o Pacto internacionales que hayan sancionado el aborto como un derecho. Quien ha proclamado explícitamente que el aborto es un derecho y lo ha impuesto como tal, por encima de toda legislación, ha sido el tantas veces citado John Davison Rockefeller III, cuando afirmó en 1973, enLa segunda revolución americana, que “el aborto es el derecho que tiene una mujer para determinar su fertilidad”. A partir de ese momento es que se han hecho todos los esfuerzos inimaginables para instituir “el derecho al aborto” en distintas legislaciones y Tratados internacionales, sin nada que lo fundamente ni justifique jurídicamente. En otras palabras: es la oligarquía financiera plutocrática internacional la que ha decidido que el aborto es un derecho, y así lo ha impulsado, por encima de legislaciones, Pactos y Tratados. 4. ¿QUE CAMINOS SE FUERON DESARROLLANDO A ESCALA MUNDIAL? Como ya dijimos antes, a partir de 1966 la familia Rockefeller impulsó su objetivo corporativo de control de la natalidad, convirtiéndolo en política de Estado, mediante la firma de 30 líderes políticos mundiales en un documento titulado Declaración sobre Población. Luego, en sucesivos pronunciamientos se fue oficializando a nivel mundial el principio dogmático del supuesto “derecho básico” de determinar la cantidad de hijos en 1968 se introdujo en el documento de la ONU titulado Declaración de Teherán.Luego se lo impuso en el documento Población y Futuro estadounidense, que oficializó el control de la natalidad en Estados Unidos, por iniciativa del entonces presidente Richard Nixon, en 1972. Posteriormente, se consagró este principio mencionado y la política global de control de la natalidad, “para proteger la seguridad de Estados Unidos y sus intereses de ultramar”, en el documento conocido como Memorando 200/74, elaborado por Henry Kissinger, cuando era consejero presidencial de Seguridad Nacional. Otro paso más en esta dirección antinatalista se dio en ocasión de la celebración de la Conferencia Mundial sobre Población y Desarrollo (1994, en El Cairo [Egipto]) y de la Conferencia Mundial sobre la Mujer (1994, en Beijing [China]), dirección fuertemente impulsada por el entonces presidente estadounidense William J. Clinton. Todos estos pronunciamientos oficiales de las Naciones Unidas fueron transmitidos e impuestos posteriormente a los lineamientos básicos de los organismos específicos que dependen de la organización madre -Organización
  6. 6. Mundial de la Salud, Banco Mundial, etc.-, para consolidar y reforzar con sentido antinatalista las políticas ejecutadas por los mencionados organismos. Cerrando el círculo, hay infinidad de fundaciones privadas, cuantiosamente subvencionadas y subsidiadas por los gobiernos de los países desarrollados y por las grandes compañías multinacionales, que “desde abajo”, es decir, desde la sociedad civil, impulsan la política antinatalista diseñada en los círculos más elevados del poder político y económico mundial. 5-¿LA FAMILIA ES UNA INSTITUCIÓN A DESTRUIR? Sí, porque la familia es la unidad básica de la sociedad, el ámbito en el que inicia la vida humana que está sustentado y sostenido por el vínculo de amor, que no sólo mantiene unidos a sus miembros, sino que además es el ámbito en el que se forja la personalidad de los hijos y en el que se irradian los valores que, como deberes y derechos, hacen digna la vida humana. En este sentido, la familia es el ámbito en el que se forjan los valores, criterios y experiencias básicas de todo ser humano, que luego ha de irradiar al mundo social en el que se insertará. Para que este proyecto antinatalista pueda tener éxito, la familia es el bastión que tiene que ser demolido y destruido, para que los seres humanos se deshumanicen, al no vivir en el suelo nutricio a partir del cual forjan su personalidad y su vida sobre los valores supremos que constituyen el soporte y el sentido de toda vida: el amor, la solidaridad, el trabajo, la alegría, etc. 6-¿VAMOS HACIA UN NUEVO MODELO DE SOCIEDAD SIN VALORES? El ataque a la familia y su destrucción apunta en definitiva a la configuración de una sociedad y de un mundo sin valores, porque ello permite el sometimiento y la dominación de los seres humanos en su gran mayoría, al desterrar todo sentimiento y toda convicción que lleva a un ser humano a solidarizarse y forjar amistad con todos aquéllos que lo rodean. En esta línea, la implementación de lo que el papa Benedicto XVI ha llamado ladictadura del relativismo, según la cual no existen criterios ni valores absolutos, así como tampoco la verdad, apunta a eliminar de la vida social todo valor permanente sobre el cual se han asentado sólidamente las comunidades humanas y sobre el cual han edificado sus civilizaciones. En otras palabras: para poder eliminar y matar seres humanos en forma masiva, la sociedad tiene que estar desprovista de todo tipo de valores y normas de validez absoluta. 7- ¿COMO RE-ESCRIBIRÍA UN DECALOGO PROVIDA? Son varios los puntos que se deben tener en cuenta en esta hora en la que la vida humana está cada vez más despojada de valor y sentido y que pueden constituir este decálogo que usted menciona. En primer lugar, es fundamental recuperar la alegría del corazón por el don de la vida que nos es regalada gratuitamente a todos los seres humanos sin excepción. En segundo lugar, hay que aprender y saber ser agradecidos por todos los bienes que la vida nos regala diariamente: trabajo, amistades, etc. En tercer lugar, debemos “vivir la vida” con decisión y coraje, apoyándonos y sosteniéndonos en las fuerzas superiores que son las que impulsan el corazón del hombre para realizar las grandes empresas que hacen bella la existencia.
  7. 7. En cuarto lugar, tenemos que recuperar la sencillez y la humildad, para abrir los oídos y el corazón y así percibir las necesidades que tienen quienes viven a nuestro lado. Entender que más vivimos y crecemos cuando vivimos al servicio de los demás. Vivir para defender la vida humana es una de las misiones más nobles a las que estamos llamados los seres humanos. En quinto lugar, es necesario y fundamental revalorizar la familia y fortalecerla, como ámbito de contención, protección y humanización de todos los seres humanos. En sexto lugar, no hay que olvidar jamás que a la larga el Bien siempre triunfa sobre el mal, cualquiera sea el grado de desarrollo que tenga éste último. En séptimo lugar, tenemos que aprender nuevamente a cultivar la verdad y predicar una sana y profunda ética humanista, que sepa distinguir el bien del mal, lo verdadero de lo erróneo. En octavo lugar, no cansarnos nunca de hacer el bien, a pesar de las circunstancias más adversas que se puedan estar enfrentando o sufriendo. En noveno lugar, debemos vivir la vida con sentido heroico, al servicio de una Causa que dé sentido a la existencia. En décimo lugar, ser conscientes siempre que Dios premia el esfuerzo, no el éxito. En este sentido, somos responsables de todo lo que Él pone diariamente en nuestras manos y bajo nuestra responsabilidad, para proteger, embellecer y perfeccionar lo que Él ha creado. Datos personales: José Arturo Quarracino, egresado en Filosofía, ex profesor de Filosofía, Teología y Antropología Cristiana en la Universidad del Salvador, docente extraordinario para cursos de capacitación sindical -universitaria en la Facultad de Ciencias Económicas (Universidad Nacional de Lomas de Zamora). Expositor en encuentros pro-vida en Buenos Aires y Quilmes (año 2006 y 2007), Brasil (año 2008) y Asunción del Paraguay (año 2008). Militante pro-vida. Militancia política desde hace más de 4 décadas. Militancia política actual en el Movimiento “Primero laPatria” Traductor independiente de textos religioso-teológicos (obras de Romano Guardini, Gilbert Chesterton, Joseph Ratzinger, Paul Poupard, etc.). FUENTE: http://josequarracino.wordpress.com/2013/09/28/geopolitica-del-control-de-la-natalidad-a-nivel-planetario/ CONTROL DE LA NATALIDAD Y NUEVO ORDEN MUNDIAL GACETILLA PROGRAMA RADIAL
  8. 8. CONTROL DE LA NATALIDAD Esta semana en Cultura de la Vida, el programa conducido por Mónica del Río y María de los Ángeles Mainardi, se contó con la presencia del Lic. José Arturo Quarracino, Profesor de Filosofía, Traductor de Inglés, Alemán e Italiano, Analista del Nuevo Orden Mundial. [El programa se puede escuchar en http://www.notivida.org/RADIO/130912.mp3] El Prof. Quarracino se refirió a la relación que guarda el Nuevo Orden Mundial con el diseño planetario del control de la natalidad. Un minúsculo grupo de poder, 400 o 500 familias, manejan la economía, la riqueza, los recursos naturales y los gobiernos del mundo. Constituyen el Imperialismo internacional del dinero que es elImperialismo del holocausto demográfico, como ha dicho Juan Pablo II, pues en paralelo controlan el número de los que llegarán a nacer y eliminan sistemáticamente, al año, 30 millones de personas nonatas para mantener el dominio del poder y de las riquezas. Es una supra oligarquía internacional que impone qué región debe crecer y cuál, no y promueve un cambio de valores, una nueva ética que acepte sus postulados. Detrás de gobiernos aparentemente democráticos, con lineamientos declarados de derecha o de izquierda, está la adhesión a este imperialismo y a sus directivas y/o la selección y elección de los candidatos que accederán al poder. Prueba de lo dicho es el paquete de leyes similares que en paralelo surgen y se promulgan en diferentes países, todas dirigidas a modificar la ingeniería social: el concepto y la estructura de las familias, el valor de la vida humana y su manipulación, los supuestos nuevos “derechos humanos”. En lo económico se observa esta falta de soberanía en el pago riguroso de la “deuda externa” que es “eterna” y en la venta de recursos naturales sin procesar al mismo imperialismo que muchas veces se critica o ataca públicamente. Una lectura atenta de documentos emanados de Organismos Internacionales aporta datos que confirman lo dicho. En el año 2005, Naciones Unidas informó que el 57% de la población mundial vivía con 1 ó 2 dólares diarios y hace 2 meses el Fondo Monetario Internacional declaró que el 35% de las riquezas del mundo está en manos del 0,5% de la población mundial. Concentración de la riqueza en pocas manos que para mantenerla diseñaron un plan sistemático de control poblacional, que exige que cada matrimonio no tenga más de 2 hijos. Se puede consultar por internet “Población y Futuro Americano”, un informe redactado en 1972 por John David Rockefeller III a pedido del Presidente Nixon, que es el manual de la ideología del control de natalidad y donde se encontrarán falaces slogans repetidos como propios por abortistas y “progresistas” feministas.
  9. 9. Prof. María Celia Gil FUENTE: http://josequarracino.wordpress.com/2013/09/29/control-de-la-natalidad-y-nuevo-orden-mundial-gacetilla- programa-radial/ NO A LA “PENA DE MUERTE” PARA LOS NIÑOS POR NACER «El aborto es el derecho que tiene la mujer de determinar su propia fertilidad» (John Davison Rockefeller III, The Second American Revolution, p. 64) En su afán por estar a tono con los tiempos, un grupo de legisladores auto-creídos progresistas impulsan aún un nuevo proyecto de despenalización del aborto en el Congreso Nacional (0998-D-2010). Pretendidamente progresista, esta iniciativa significa una verdadera claudicación ante la banca financiera mundial, ya que concede estatus democrático a la ideología antinatalista promovida por el imperialismo internacional del dinero. Ello, con el agravante de que su implementación supondría también la violación de nuestra Carta Magna, al implantar la eliminación arbitraria y a piacere de todo ser humano en el vientre materno del que no se desea su existencia, lo cual significa esencialmente la implantación de la pena de muerte, aunque se utilice un eufemismo –Interrupción voluntaria del embarazo- para encubrir ese asesinato. Para decirlo en forma sintética: en nombre de los derechos humanos de la mujer, se impulsa la pena de muerte para los niños-hijos, inocentes e indefensos. Y en nombre de la democracia, se impulsa e implanta la ideología antinatalista y criminal de la oligarquía angloamericana depredadora que impera en el mundo, representada por el clan Rockefeller.
  10. 10. Un buen ejemplo de esta conducta lo constituye una legisladora “liberada del Sur”, que en su página web se presenta acompañada de la imagen de Ernesto “Che” Guevara[1], aunque al mismo tiempo firma el proyecto de despenalización del aborto redactado literalmente con conceptos y argumentaciones elaborados por los miembros del clan Rockefeller. Esto constituye un ejemplo paradigmático de esquizofrenia política, ya que los progresistas fomentan la consigna “Guevara y Rockefeller, un solo corazón”. La “democratización” de la ideología antinatalista de la oligarquía financiera mundial. Ya en el primer artículo del mencionado proyecto legislativo se introduce el concepto del aborto como “derecho”[2], aunque este derecho no está explicitado ni formulado en ningún documento oficial de Naciones Unidas ni en Tratado Internacional alguno. Muy por el contrario, quien le ha dado carta de ciudadanía al aborto como derecho ha sido John Davison Rockefeller III en el año 1973, en un texto en el que diseña la refundación y reconfiguración de la sociedad estadounidense sobre la base del control de la natalidad: «el aborto es el derecho que tiene la mujer de determinar su propia fertilidad»[3]. Este “derecho” al aborto se funda, según el gran oligarca estadounidense, por un lado en un supuesto “principio ético” por él instituido, según el cual «sólo deben ser traídos al mundo los hijos deseados»[4], y por otro lado en el dogma también inventado por él, según el cual «decidir la cantidad de hijos y el espaciamiento entre ellos es el derecho humano básico» de todo individuo y pareja[5]. La gran mayoría de los legisladores que promocionan esta iniciativa reivindican a los pueblos originarios, critican al neo-liberalismo y a la globalización, levantan las figuras del Che Guevara, de Fidel Castro, de Evo Morales, del “comandante” Hugo Chávez, etc. Pero, por otro lado, reivindican como progresista y de avanzada la infame ideología de odio a los niños, elaborada por la más cruel de las oligarquías que ha conocido la historia humana, la plutocracia angloamericana que patrocina el imperialismo internacional del dinero y del capitalismo financiero especulativo y depredador, con el clan Rockefeller a la cabeza. En pocas palabras: los progresistas pretenden convertir a la ideología corporativa privada del capitalismo financiero internacional en normativa de nuestra vida social y política. Reniegan de nuestros valores culturales indígeno-hispano- criollo, para impulsar y legitimar democráticamente la ideología angloamericana promotora del genocidio más espantoso y aberrante de toda la historia humana. La violación de la Constitución Nacional, imponiendo la pena de muerte. Pero además de promover la ideología reaccionaria del gran capital financiero mundial, con su iniciativa nuestros legisladores “progres” estarían impulsando la violación de la Constitución Nacional, al pretender imponer la pena de muerte contra seres humanos absolutamente inocentes e indefensos. En apoyo de su postura, estos legisladores citan pactos y tratados internacionales que tienen rango constitucional, entre ellos el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (ONU, 1966) y la Convención Americana sobre Derechos Humanos (San José de Costa Rica, 1969). Pero una lectura atenta de estos documentos permite apreciar que en ninguno de ellos aparece ni enunciado ni insinuado el aborto, mucho menos el acceso legal al mismo. Lamentablemente, estos legisladores proabortistas olvidan o ignoran que en ambos Tratados -Pactos, citados por ellos, se afirma explícitamente que el derecho a la vida «es inherente a la persona humana», razón por la cual «nadie puede ser privado de la vida arbitrariamente»[6]. También se afirma que todo ser humano es persona[7], y que no se puede restablecer la pena de muerte en los países donde no está en vigencia[8]. Además, que no se puede aplicar en ningún caso la pena de muerte a menores de 18 años o que estén en el vientre materno, como así tampoco a las mujeres embarazadas[9]. En este sentido, la propuesta legislativa barre con todos estos criterios que protegen la vida de los niños por nacer.
  11. 11. Se impone entonces la gran pregunta: ¿por qué los críticos del neoliberalismo y de la globalización impulsan la ideología antinatalista de los padres del proceso que critican, haciendo propuestas que violan preceptos de nuestra Constitución? En el siglo XVIII a. C., el rey Hammurabi de Babilonia consagraba como una de las funciones primordiales del Estado –encarnado en la persona del monarca- la protección de los más débiles frente al atropello de los poderosos, con la finalidad de promover el bienestar de la humanidad[10]. En los albores del siglo XXI, a 3.800 años de distancia pero en un verdadero retroceso a las tinieblas de las etapas cavernícolas de la historia humana, hay quienes pretender organizar un nuevo orden mundial sobre la base del genocidio sistemático y permanente de los más débiles de todos los seres humanos, con el Estado al servicio de un abominable holocausto demográfico, en beneficio de los más poderosos. Como recomendaban permanentemente Perón y Evita, bien harían nuestros legisladores “progres” en volver a leer y aprender de las grandes culturas antiguas, en vez de nutrirse de los planes antinatalistas del capitalismo depredador y especulativo de las altas finanzas internacionales, proponiendo la violación de la Constitución Nacional, implantando la pena de muerte, y peor que peor, no contra criminales sino contra seres inocentes e indefensos. [1] En http://victoriadondaperez.org.ar/2009/quien-soy-2/ [2] «Toda mujer tiene derecho a decidir la interrupción voluntaria de su embarazo durante las primeras doce semanas del proceso gestacional». [3] John Davison Rockefeller III, The Second American Revolution, New York 1973, Harper & Row Publisher, p. 64. [4] Rockefeller Commission Report, Population and the American Future, New York 1972, Chapter 11 “Human Reproduction”: «only wanted children are brought into the world». [5] Statement on Population, New York 1966: «We believe […] that the opportunity to decide the number and spacing of children is a basic human right». De este modo, el derecho básico y fundamental a la vida pasa a un segundo plano, subordinado al deseo de aceptar o no la existencia de un ser humano. Forma solapada de hacer prevalecer el derecho del más fuerte, frente a quien no se puede defender de hecho ni de palabra. [6] Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos, ONU 1966, artículo 6 § 1. Es evidente sin más que el artículo 1 del proyecto de los diputados VIOLA el artículo 6§1 del Pacto. Convención Americana sobre Derechos Humanos, Costa Rica 1969, Parte 1, Parte 1, Capítulo 2, artículo 4 § 1. [7] Convención…, Parte 1, Capítulo 1, artículo 1 § 2. [8] Convención… Parte 1, Capítulo 1, artículo 4 §2. [9] Pacto…, Parte 3, artículo 6 § 5; Convención…, Parte 1, Capítulo 2, artículo 4 § 5. [10] Código de Hammurabi: «[…] que el fuerte no dañe al débil, […] e iluminar la tierra, para el bienestar de la humanidad». FUENTE: http://elquijotesiglo21.blogspot.com.ar/2013/04/abortistas-rockefeller-y-el-che-un-solo.html

×