El Nuevo Orden Mundial
busca la desaparición de la
Iglesia Católica- (Notas)
La Iglesia alerta sobre el peligro de que la ...
ONU de trastocar el orden natural.
El único enemigo de esta ideología de género es la Iglesia, que afirma con rotundidad v...
-Porque complica el panorama de los países que quieren imponer determinadas políticas. Ante
la anticoncepción, aborto, per...
-¿Cree que las teorías de género son la última rebelión contra Dios?
-Depende de a quién se lo atribuyamos. En ámbitos de ...
Para monseñor Schooyans, representante del Vaticano ante Naciones Unidas, «bajo el disfraz de
responsabilidad compartida, ...
en adelante los derechos humanos son el resultado de procedimientos consensuales. Se
argumenta que no somos capaces de alc...
religiosa, el deseo de imponer el islam a través de la violencia, la coerción y las amenazas o,
incluso, mediante estrateg...
naciones (entre ellas Argentina, Uruguay, Brasil, Chile...), los llamados "Estados fundadores",
que firmaron la Carta dond...
La apertura del Concilio
Lo que cambió las relaciones entre la Iglesia y la ONU fue el nuevo enfoque teológico Iglesia-
mu...
Impostergable reforma
Actualmente la ONU es cuestionada y se habla desde hace una década de su impostergable
reforma, no s...
únicamente una ONU, reformada y democrática, que no se deje condicionar por las grandes
potencias, podrá ser ese instrumen...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

El Nuevo Orden Mundial busca la desaparición de la Iglesia Católica

7.194 visualizaciones

Publicado el

La denuncia realizada por parte de la Iglesia católica sobre la «peligrosa» dirección que está tomando las Naciones Unidas, es clara y contundente: «Estamos frente a un proyecto gigantesco - ha manifestado monseñor Schooyans - , que ambiciona realizar la utopía de Kelsen, con el objeto de legitimar y crear un gobierno mundial único , en el cual las agencias de la ONU podrían transformarse en ministerios. Así la FAO se transformaría en el Ministerio Mundial de la Agricultura; UNIDO se convertiría en el Ministerio Mundial de la Industria, e ILO en el Ministerio Mundial de Asuntos Sociales. En otros casos serían necesarias instituciones completamente nuevas: éstas podrían incluir una Policía Mundial, una Corte Internacional de Justicia, etcétera. Nos aseguran que es urgente crear un nuevo gobierno mundial , político y legal, y es preciso apurarse para encontrar los fondos para ejecutar el proyecto».
Según señala monseñor Schooyans, miembro del Pontificio Consejo para la Familia, y también, del Pontificio Consejo Justicia y Paz, organismos dependientes de la Santa Sede, «dicha superestructura internacional que pretende la ONU fue desarrollada en un informe del PNUD en 1994. El texto, escrito por Jean Tinbergen, Premio Nobel de Economía en 1969, considera que los problemas de la humanidad ya no pueden ser resueltos por los gobiernos nacionales, por lo que necesitamos un gobierno mundial ».

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
7.194
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
4
Acciones
Compartido
0
Descargas
24
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

El Nuevo Orden Mundial busca la desaparición de la Iglesia Católica

  1. 1. El Nuevo Orden Mundial busca la desaparición de la Iglesia Católica- (Notas) La Iglesia alerta sobre el peligro de que la ONU se convierta en un «gobierno mundial» «El Nuevo Orden Mundial busca la desaparición de la Iglesia católica», dice un experto de la ONU Autor: Juan Claudio Sanahuja, editor de Noticias Globales/ Luis Losada Pescador/Alba | Fuente: religionenlibertad.com Lleva años estudiando el llamado Nuevo Orden Mundial (NOM): el intento de las agencias de la
  2. 2. ONU de trastocar el orden natural. El único enemigo de esta ideología de género es la Iglesia, que afirma con rotundidad verdades que se contraponen a la nueva ideología y una nueva ética sin principios ni valores inmanentes e inmutables. Por eso la ética judeocristiana es incompatible con los nuevos paradigmas del NOM y la declaración de Benedicto XVI de los principios no negociables es todo un desafío para los grupos de presión feministas, homosexuales y abortistas. ¿El lobby más peligroso? “El lobby gay que actúa dentro de la Iglesia”. -El Gobierno español se vende a sí mismo como puntero en matrimonio homosexual, aborto y Alianza de Civilizaciones. ¿Se puede afirmar que España se ha convertido en la punta de la lanza del Nuevo Orden Mundial? -Eso son temas geopolíticos que estaban en el ámbito internacional antes de Zapatero. Pero no es lo mismo una ONG o una indicación política de un organismo internacional que una sugerencia política de España que no se la ve como los centros de poder anglosajón. -Se la ve como la madre patria. -Bueno, ése es un concepto un poco pasado de moda, pero sí como un país amigo y afín. Y se plantean que si España lo hace, ¿por qué nosotros no? -La ONU ha estado impulsando las políticas abortistas, feministas y rosas. ¿Qué cree que es mejor, tratar de mejorarla o de anularla? -Tenemos que participar porque no se pueden dejar ámbitos sin tratar de influir en ellos aunque hayan sido creados por el enemigo. Eso sí, cuidando de no ser cómplices. -¿Por ejemplo? -Dando el consenso a algo que parece inofensivo, pero que tiene un trasfondo y un mensaje retorcido. Los famosos eufemismos. -¿Por qué la presión para sacar a la Santa Sede de Naciones Unidas?
  3. 3. -Porque complica el panorama de los países que quieren imponer determinadas políticas. Ante la anticoncepción, aborto, perversión de derechos humanos, la Santa Sede es un escollo. -Vayamos al aborto. Hay quien considera que el término “salud sexual y reproductiva” sería un término rescatable, aunque siempre se haya utilizado eufemísticamente como sinónimo de aborto. -Nunca se pudo dar un buen sentido a la salud reproductiva. Nació como eufemismo de anticoncepción e incluso de aborto químico. La sexual vino después, y tampoco se le pudo dar nunca un buen sentido. Además, este año Hillary Clinton, en la reunión del G-8 en Canadá, dijo claramente que salud sexual y reproductiva incluye el aborto. -¿Se puede decir que el derecho al aborto ya existe en documentos oficiales? -En las recomendaciones y en las observaciones generales de los tratados de derechos humanos. Por ejemplo, la recomendación general 24/25 del Comité del Tratado de Eliminación de Toda Forma de Discriminación contra la Mujer. Ahí aparece el aborto como un derecho. -¿Es una interpretación vinculante? -Claro, porque se trata del comité que provee a los países signatarios de la llamada interpretación auténtica del texto de la convención. -Vayamos a los nuevos derechos, los llamados derechos de segunda o tercera generación. Es el intento de la progresía de colar su ideología, pero ¿no hay nada salvable? -Mire: dentro de los ocho Objetivos del Milenio para el Desarrollo, hay dos que hacen referencia al género y a la salud sexual y reproductiva, claramente antivida. Pero los otros seis, también, porque se interpretan todos en clave feminista, abortista o de cultura de la muerte. -¿Por qué todas las compañías han comprado los Objetivos del Milenio? -Las menos por complicidad; la mayoría porque es políticamente correcto, lo que manda la moda.
  4. 4. -¿Cree que las teorías de género son la última rebelión contra Dios? -Depende de a quién se lo atribuyamos. En ámbitos de Naciones Unidas hay una abierta rebelión contra Dios. Pero para la mayoría es algo que marca los tiempos. -Sí, pero ésos no son los que marcan la agenda. -No. Para los que marcan la agenda, la destrucción de la Iglesia Católica es un imperativo porque es el único freno. -Cambiemos de tercio. ¿Cree que la nueva religión mundial pretende sustituir el decálogo por un nuevo paradigma ético? -Sí. Una religión de subjetivismo, de relativismo, que combate cualquier tipo de verdad no negociable. Y están infiltrando las religiones. También la Iglesia Católica. -Terminemos con el futuro. ¿Qué es lo que nos viene? -Una persecución a la Iglesia Católica o a los restos de quienes permanezcan fieles a la doctrina de la Iglesia. Para el Nuevo Orden, la desaparición de la Iglesia Católica es un imperativo. -¿Cree que la Iglesia está preparada para esa batalla? -Humanamente creo que una gran parte de la Iglesia no está preparada para esa batalla. Pero la Iglesia es antes que nada Esposa de Cristo y una realidad sobrenatural. Por eso el número de fieles o de jerarcas preparados para la batalla importa poco. Lo que sí sabemos es que a la larga vamos a ganar porque el triunfo está prometido. FUENTE: http://es.catholic.net/empresarioscatolicos/484/1382/articulo.php?id=48461 La Iglesia alerta sobre el peligro de que la ONU se convierta en un «gobierno mundial»
  5. 5. Para monseñor Schooyans, representante del Vaticano ante Naciones Unidas, «bajo el disfraz de responsabilidad compartida, la ONU invita a los Estados a limitar su soberanía» La Iglesia católica, a través de monseñor Schooyans, especialista y hombre de confianza del Vaticano en asuntos relativos a Naciones Unidas, globalización y mundialización, ha lanzado el grito de alarma ante «la ambición de la ONU por entronizar un sistema de pensamiento único, en el que se legitime y cree un gobierno mundial en el que las agencias de la institución podrían transformarse en ministerios». El Vaticano considera por boca de monseñor Schooyans que «bajo el disfraz de responsabilidad compartida, la ONU invita a los Estados a limitar su justa soberanía». La denuncia realizada por parte de la Iglesia católica sobre la «peligrosa» dirección que está tomando las Naciones Unidas, es clara y contundente: «Estamos frente a un proyecto gigantesco - ha manifestado monseñor Schooyans - , que ambiciona realizar la utopía de Kelsen, con el objeto de legitimar y crear un gobierno mundial único , en el cual las agencias de la ONU podrían transformarse en ministerios. Así la FAO se transformaría en el Ministerio Mundial de la Agricultura; UNIDO se convertiría en el Ministerio Mundial de la Industria, e ILO en el Ministerio Mundial de Asuntos Sociales. En otros casos serían necesarias instituciones completamente nuevas: éstas podrían incluir una Policía Mundial, una Corte Internacional de Justicia, etcétera. Nos aseguran que es urgente crear un nuevo gobierno mundial , político y legal, y es preciso apurarse para encontrar los fondos para ejecutar el proyecto». Según señala monseñor Schooyans, miembro del Pontificio Consejo para la Familia, y también, del Pontificio Consejo Justicia y Paz, organismos dependientes de la Santa Sede, «dicha superestructura internacional que pretende la ONU fue desarrollada en un informe del PNUD en 1994. El texto, escrito por Jean Tinbergen, Premio Nobel de Economía en 1969, considera que los problemas de la humanidad ya no pueden ser resueltos por los gobiernos nacionales, por lo que necesitamos un gobierno mundial ». «Una ONU peligrosa» La Iglesia considera que esta tendencia que ha adoptado la ONU es peligrosa. «Bajo el disfraz de la globalización, la ONU organiza en su beneficio un futuro gabinete del mundo . Bajo el disfraz de responsabilidad compartida , esta institución invita a los Estados a limitar su justa soberanía. De esta manera Naciones Unidas se presenta cada vez más como un superestado mundial. Tiende a gobernar todas las dimensiones de la vida, del pensamiento y de las actividades humanas, ejerciendo un control cada vez más centralizado de la información y del conocimiento». Otro de los puntos que denuncia la Iglesia sobre Naciones Unidas es que «esta institución ya no hace caso a las referencias fundacionales. La Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948, que instauraba una nueva forma en las relaciones internacionales, está en desuso. De aquí
  6. 6. en adelante los derechos humanos son el resultado de procedimientos consensuales. Se argumenta que no somos capaces de alcanzar la verdad respecto de la persona, y que inclusive dicha verdad no es accesible o no existe. Los nuevos derechos humanos , según la ONU, surgirán a partir de procedimientos consensuales que pueden ser reactivados indefinidamente». FUENTE: http://www.conoze.com/doc.php?doc=1281 Critica la Iglesia Católica el silencio de la ONU ante el asesinato de 100 mil cristianos en todo el mundo En la editorial del Semanario Desde la fe, la iglesia dijo que a los asesinatos de cristianos se suman millones de personas que sufren algún tipo de persecución o restricción de sus libertades por el sólo hecho de haber sido bautizados. La Iglesia Católica denunció que cada año son asesinados 100 mil cristianos, lo que equivale a una muerte cada cinco minutos, aunque hay estimaciones que elevan el número de homicidios, el cual podría ser de entre 130 mil a 170 mil. En la editorial del Semanario Desde la fe, la iglesia dijo que a los asesinatos de cristianos se suman millones de personas que sufren algún tipo de persecución o restricción de sus libertades por el sólo hecho de haber sido bautizados. En ese sentido, reprochó que la ONU y las democracias occidentales guarden un silencio que raya en la complicidad de estos asesinatos. “La ONU, los organismos internacionales y los países poderosos callan –por conveniencia política o económica– frente a estos vergonzosos crímenes e inhumanas persecuciones”, expuso. Recordó que en China y en países del Medio Oriente se registran homicidios por intolerancia
  7. 7. religiosa, el deseo de imponer el islam a través de la violencia, la coerción y las amenazas o, incluso, mediante estrategias políticas y económicas. Expuso a finales de abril en Siria fueron secuestrados dos obispos, cuyoparadero aún se desconoce mientras que en Irak, las persecuciones han provocado el exilio de más de 650 mil bautizados en los últimos diez años y la muerte de dos mil. Apuntó que en el año 2008 en India 54 mil cristianos quedaron sin hogar y sin templos, y fueron asesinadas, en unas cuantas semanas, más de 500 personas en la costa Este de ese país. En tanto, en Egipto han perdido la vida 1,800 cristianos, de 1980 a la fecha, y en poco más de dos años han tenido que emigrar más de cien mil bautizados. FUENTE: http://www.noticiasmvs.com/#!/noticias/critica-iglesia-catolica-silencio-de-la-onu- ante-asesinato-de-100-mil-cristianos-en-el-mundo-72.html TEMAS EN DEBATE: LOS 60 AÑOS DE LA ONU y LA IGLESIA Encuentros y desencuentros Se celebraron este año los 60 años de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que nació sobre las cenizas de la antigua Sociedad de las Naciones y después del horror de la Segunda Guerra Mundial. Las grandes potencias aliadas, todavía durante la guerra, formularon la idea de una nueva organización mundial para la paz que se concretó después entre 1945 y 1948 con la creación de la ONU. ¿Sigue vigente hoy la ONU? ¿Qué relación tuvo y tiene ahora la Iglesia con la ONU? El comienzo Del 25 de abril al 26 de junio de 1945, se reunieron en San Francisco los representantes de 50
  8. 8. naciones (entre ellas Argentina, Uruguay, Brasil, Chile...), los llamados "Estados fundadores", que firmaron la Carta donde están especificados los fines y principios de la ONU. Tres años después se produjeron otros dos hechos fundamentales a nivel mundial: la Declaración Universal de los Derechos Humanos en 1948 por parte de la misma ONU; y a nivel de Iglesias el nacimiento del Consejo Mundial de Iglesias en Amsterdam (Holanda). Nadie puede negar ahora la importancia excepcional de estos tres acontecimientos que varios sectores de la Iglesia, que había luchado incansablemente por la paz y la reconciliación entre los pueblos, no veían con complacencia y entusiasmo. Sin embargo el Estado del Vaticano, igual que en 1918 con la Sociedad de las Naciones, no participó directamente en estas iniciativas. Pío XII quería reconstruir una Cristiandad en la que la Iglesia Católica orientara a los pueblos. Según el papa, la comunidad internacional nacía frágil sin el fundamento moral del magisterio de la Iglesia y también la unidad de los cristianos era imposible sin la aceptación de la primacía del Papa. La ONU no era precisamente el gran sueño que tenía la Iglesia en aquel tiempo: un sueño de una sociedad internacional inspirada en principios cristianos y que reconociera en la Iglesia la fuente de la verdad y del derecho natural. Según este sueño, la unidad del género humano y un nuevo derecho de los pueblos no se podría lograr sin la Iglesia. Los esfuerzos de la Iglesia por la paz y el respeto de los derechos humanos iban, en aquella época, siempre paralelamente a las instancias no eclesiales; quedaba viva la desconfianza de la Iglesia frente al mundo moderno. El Estado del Vaticano, que tenía y tiene la misma dignidad que los otros en la comunidad internacional, con Pío XII criticaba la exclusión por parte de la ONU de los países derrotados en la guerra, de España y el rol excesivo concedido a la Unión Soviética. A los pocos años del acuerdo de San Francisco, cuando se inauguraba la nueva sede en Nueva York, el Vaticano trazó un balance fundamentalmente negativo de la ONU debido a sus fracasos en Corea y Palestina. Las críticas se hacen agudas en 1956 frente a la invasión soviética a Hungría. Fue necesario esperar el pontificado de Juan XXIII para que la Iglesia se uniera a todas las demás personas de buena voluntad, en la defensa de los derechos humanos, tal como se lee en la "Pacem in terris". El Vaticano estableció relaciones oficiales con la ONU, recién en 1964, después de la visita de Pablo VI al Palacio de Vidrio.
  9. 9. La apertura del Concilio Lo que cambió las relaciones entre la Iglesia y la ONU fue el nuevo enfoque teológico Iglesia- mundo que se dio con el Concilio Vaticano II y en particular con el pontificado de Pablo VI. No por nada se establece un representante permanente del Vaticano en la ONU recién hacia el final del Concilio. Desde los años sesenta en adelante el Vaticano colaboró activamente y encontró en la ONU y en sus distintos organismos un espacio para marcar el perfil moral y humanitario de sus intervenciones. De hecho esto es posible también porque la Iglesia Católica es la única Iglesia que se apoya sobre un Estado internacionalmente reconocido, con una intensa actividad diplomática y política. Muchos, también dentro de la Iglesia Católica, quisieran otra configuración, que no lo viera también como jefe de Estado, para el rol evangélico y profético del Papa: pero si el Vaticano no renuncia a su soberanía temporal es porque la considera simplemente simbólica e instrumental en orden a un servicio de carácter internacional. Al presentarse por primera vez en la ONU en 1965 Pablo VI dijo: "Tienen delante de ustedes a un hombre igual que ustedes, a un hermano al frente también de un pequeño Estado lo suficientemente grande para poder ejercer libremente su misión espiritual y ser independiente de los poderes de este mundo, con el único deseo de poder servir...". Hoy el Vaticano no es miembro efectivo de la ONU con derecho a voto; eso lo involucraría directamente en cuestiones políticas, militares, comerciales. Pero desde el 1º de julio de 2004, la Asamblea General de la ONU aprobó por unanimidad una resolución que reconoce al Vaticano una más activa participación, con todos los derechos de un país miembro, excepto el voto. Es observador permanente, y ese rol le da la oportunidad de hablar en la Asamblea General, de tener derecho a réplica, de hacerse oír en las comisiones y en los encuentros internacionales.
  10. 10. Impostergable reforma Actualmente la ONU es cuestionada y se habla desde hace una década de su impostergable reforma, no sólo por la falta de igualdad entre sus miembros sino sobre todo por la incapacidad en frenar la brecha creciente entre norte y sur del mundo, la carrera armamentista y las guerras. En estos 60 años de historia, en vez de la ONU de los pueblos, se afirmó el Fondo Monetario Internacional, en vez de la solidaridad, la ley del mercado, en vez de la paz, el tráfico de armas. El Consejo de Seguridad podría llegar a ser un órgano de gobierno mundial si fuera más representativo, más rápido y eficiente y sobre todo si no previera el derecho a veto sólo para Estados Unidos, Inglaterra, China, Francia y Rusia. Este año se celebran los 60 años de la ONU pero también del bombardeo atómico de Hiroshima y Nagasaki. Es importante recordar que la carta de San Francisco fue firmada el 26 de junio de 1945 y que al mes, el gobierno de Estados Unidos lanzó la bomba atómica sobre Hiroshima. Esta ambigüedad todavía no encontró una solución. Y así en 2005 tuvo lugar la conferencia de revisión del tratado de reducción de las cabezas nucleares existentes y de no proliferación de las armas tradicionales, sin ningún resultado. Hay una crisis grave y evidente de este tratado. En 2003 se destinaron 956 mil millones de dólares a gastos militares (11% más que el año anterior y 18% más que en 2001). La cumbre de jefes de estado y de gobierno realizada del 14 al 16 de setiembre en la ONU en ocasión de sus 60 años, la mayor de todos los tiempos, fue otra oportunidad perdida en vista de su reforma. Los objetivos del milenio Los Objetivos de la Cumbre de la ONU del año 2000 que buscaban reducir a la mitad la extrema pobreza en el mundo para el año 2015 están lejos de cumplirse a pesar de que todos han reconocido que es posible. Los países más pobres y los que sufren por la guerra siguen esperando justicia. Toda la sociedad tiene que presionar para alcanzar los objetivos del milenio. En realidad, estamos todavía lejos de ese "gobierno mundial" visualizado por Juan XXIII. Pero
  11. 11. únicamente una ONU, reformada y democrática, que no se deje condicionar por las grandes potencias, podrá ser ese instrumento idóneo para lograr la justicia y la paz. FUENTE: http://www.chasque.net/umbrales/rev164/pag30-31.htm

×