LA RE-INTERPRETACIÓN DE LOS SUEÑOSApuntes a la obra de Sigmund FreudDespués de varios años de constante y minucioso trabaj...
fundantes que han habitado latentes la base de la psiquis del ser humano y que han determinadosu historia: la muerte, la s...
El desplazamient0 es el segundo elemento primario de la                                   elaboración onírica. Aquí la par...
En la interpretación de los sueños significamos el sentido                                             propio de la acción...
V. Algunas conclusionesAdemás de una función biológica de protección del dormir y del reposo, conocemos desde Freud,y su t...
Bibliografía   o   Freud, Sigmund. La Interpretación de los Sueños (1900). Biblioteca Nueva. Madrid.       2000.          ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

La re interpretación

560 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
560
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
5
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

La re interpretación

  1. 1. LA RE-INTERPRETACIÓN DE LOS SUEÑOSApuntes a la obra de Sigmund FreudDespués de varios años de constante y minucioso trabajo Sigmund Freud publicó en 1900 uno desus libros más significativos y quizá una de las obras fundantes del psicoanálisis: LaInterpretación de los Sueños -Traudemtung-. Aunque las ventas del libro en su primera ediciónfueron pocas, sólo 600 ejemplares en sus primeros ocho años, con el paso del tiempo el título seconvirtió en un referente en el campo de la psicología moderna y de las ciencias sociales; así lodemuestran siete ediciones en la vida del autor y una docena de traducciones a diferentesidiomas. El libro, que propuso un método exploratorio de interpretación onírico, fue resultado deltrabajo del Dr. Freud en el tratamient0 de la psiconeurosis con sus pacientes, del desarrollo de unproceso introspectivo de análisis onírico y de la revisión de teorías, de la antigüedad y de suépoca, alrededor del mundo de los sueños. Su aporte, hoy, se reconoce en diferentes áreas delsaber y sus avances investigativos han dado apertura a actuales indagaciones que van desde elárea de la clínica hasta estudios culturales del orden de lo simbólico. El presente artículo proponealgunas claves de re-lectura a la obra de Freud1.I. Los sueños son interpretables.Desde el enfoque analítico que planteó Freud, la interpretación -Deutung-2 es la manera en quetraducimos una experiencia, un saber, o un aprendizaje del exterior hacia lo interior.Interpretamos si explicamos o ampliamos el sentido de un hecho o acción que ha movilizadonuestra atención. La interpretación es una forma de insertarse y recrear el mundo desde losubjetivo, simbolizando el entorno.Con Freud hemos reconocido que, aunque no existeuna fórmula única de interpretación de los sueños, elanálisis onírico es una experiencia que se simbolizadesde lo personal. El avance y mérito de Freud frentea los saberes de los sueños en la antigüedad y de suépoca fue el hecho, con la dosis de esfuerzo queconllevó, de asumir el contenido del ser que descifróen sus sueños. Fue él quien propuso que los sueñoseran “la vía regia al inconsciente3”. Así, se dioapertura a un ejercicio investigativo de comprensiónde esa región de “oscuridad”: dramas fundamentales y .P. Gauguin. Manao Tupapau. (1894)1 Die Traumdeutung sigue siendo un libro excepcional, cuyo autor es a la vez el soñante, el intérprete, el teórico y elnarrador. Para llevar a cabo su empresa, Freud utilizó doscientos veintitrés sueños: cuarenta y siete son suyos, cientosetenta y seis provienen de pacientes o allegados. Roudinesco - Plon. Dicc. de Psicoanálisis. Ed Paid0s. Bs As. 2003.2 El término alemán Deutung tiene un sentido más próximo a explicación, esclarecimiento, y está menos impregnado,para la conciencia lingüística común, del matiz peyorativo y subjetivo que puede presentar el término español(Interpretación). Freud escribe: «la Deutung de un sueño consiste en determinar su Bedeutung, su significación».Laplanche. Diccionario de Psicoanálisis. París, Ed. 1994.3 Lo inconsciente denota entonces todo lo que no es consciente para un sujeto, todo lo que escapa a su concienciaespontánea y reflexiva. Freud integró en el modelo del sistema psíquico humano tres nuevas instancias: inconsciente(lcc), el preconsciente (Pcc), y el sistema percepción/conciencia (Cc).
  2. 2. fundantes que han habitado latentes la base de la psiquis del ser humano y que han determinadosu historia: la muerte, la sexualidad, el lenguaje, la cultura.Artemidoro de Daldis, el gran oniro-crítico griego del siglo XVI, ya había propuesto unacorrespondencia del mundo de los sueños en la vida de los sujetos, a la vez que una interpretaciónde tipo simbólico a su contenido. No obstante, fue Freud quien descubrió (casualmente) que lossueños de sus pacientes se anudaron al recuerdo de experiencias vitales y se hacían significantesmediante la palabra de quien los relataba ¡Halló la cura de los dramas mediante la elaboración dela palabra sensible! Entonces, se reveló el sueño c0mo un portador de significado vital en lahistoria del sujeto. Desde aquí, en la nueva disciplina del psicoanálisis, se tejió una relación entreel sueño, su contenido de imágenes y representaciones, y el valor de las palabras en lainterpretación, entre -el significado y el significante-. El trabajo de Freud postuló la regla de orodel método psicoanalítico aún vigente: la asociación libre; que consiste básicamente en laexpresión de pensamient0s libres y espontáneos, una forma de organización interna de palabras ysensaciones que tiene su desenlace en la expresión de dramas fundantes, que se hacenconscientes al sujeto. Interpretamos un sueño si leemos y desciframos las palabras e imágenesque en él han habitado. El sueño es un acto poético involuntario. KantII. Los sueños son un lenguaje estructurado.Aunque la interpretación de los sueños es un hecho relativo, ya que depende de muchascaracterísticas individuales y sociales del sujeto –las experiencias vitales, el contexto familiar y lacultura- conocemos desde Freud que la elaboración onírica es un lenguaje estructurado. Unlenguaje porque es un hecho que se vale de representaciones y códigos de uso común lingüístico(Saussure) y que está estructurado porque sigue unas reglas propias de ordenación, una entidadlingüística singular, que inicia desde su formación en el orden de lo primario: la condensación yel desplazamient0 del contenido latente -las ideas inconscientes- hacia lo secundario: larepresentatividad del sueño en el contenido manifiesto -lo que recordamos del sueño-.Retomemos el proceso de elaboración que planteó Freud4.La condensación es el primer proceso mediante el cual “una seriede ideas inconscientes se agrupan en una representación única,que representa por sí sola varias sucesiones asociativas, en laintersección de las cuales se encuentra5”. La condensación integraen una representación del sueño una diversidad de relacionespolisémicas. Un atributo o un personaje compuesto sintetizan en elsueño un compacto de representación. Por lo general el sueñoescoge un foco del atributo con múltiple sentido: una característicacomún, personajes intermedios, entre otros. G. Arcimboldo. Aire. (1605)4 El sueño es el lugar de una deformación. El contenido manifiesto es una deformación del contenido latente, lo queequivale a decir que el contenido latente está disimulado detrás del contenido manifiesto. Esta deformación es lamarca de una defensa contra el deseo vehiculizado por el sueño. "Cuanto más severa es la censura -escribe Freud-,más completo será el disfraz". Roudinesco - Plon. Dicc. de Psicoanálisis. Ed Paid0s. Bs As. 2003.5 Diccionario de Psicoanálisis. Laplanche. Op Cit. Pg 59.
  3. 3. El desplazamient0 es el segundo elemento primario de la elaboración onírica. Aquí la parte es la representación del todo: “El acento, el interés y la intensidad de una representación puede desprenderse de ésta para pasar a otras representaciones originalmente poco intensas, aunque ligadas a la primera por un vínculo asociativo”6. En el desplazamiento el contenido latente (la idea inconsciente) se asocia y traspasa a una cualidad que se representa en el contenido manifiesto del sueño y se metaforiza: una cualidad, una imagen asociada a una palabra; un juego de palabras, entre otras. S. Dalí. La Perla. 1920.Seguido a la condensación y el desplazamiento, la disposición del contenido latente del sueñoconcluye con la elaboración secundaria, el guión del sueño, en el que se han representado,también mediante las lógicas del lenguaje: inversión, similitud, analogía, contradicción la puestaen escena de la obra final del contenido manifiesto, el recuerdo del sueño.De esta manera, la estructura de ordenación del sueño evidencia un lenguaje que ha simbolizadoel mundo interior del sujeto. Fue Lacan quien después de muchos años postuló el conocidoaxioma del psicoanálisis: el inconsciente está estructurado c0mo un lenguaje. Pero quizá Freuden su estudio de los sueños se adelantó a la comprensión de esa expresión de carácter lingüísticoy descubrió que el contenido del mundo onírico pertenece al orden del discurso. Y fue él quien,además, evidenció que lo ocurrido con el lenguaje de los sueños sucede de un modo general, entoda la formación de lo inconsciente. Este contenido se ha condensado, desplazado, representadoy proyectado7. Los sueños están constituid0s de esa base, entonces, de la representaciónconsciente de la existencia. Estamos hechos del mismo tejido que nuestros sueños.Shakespeare.III. En el sueño evidenciamos el deseo: anudando un lazo socialEn medio de las múltiples determinaciones y condicionantes de la vida social, el mundosimbólico onírico puede ser leído c0mo alternativa desde lo individual al orden colectivo. DesdeFreud sabemos que el sueño es la realización de un deseo disfrazado que ha sido reprimid0. Lossueños son portadores del deseo -Wunsch-8 del sujeto; de alguna manera han compensado,incitado y movilizado la acción del individuo, constatando la realización de una aspiración frentea las posibilidades de su trayecto vital.6 Diccionario de Psicoanálisis. Laplanche. Op Cit. 557 El lenguaje cifrado de los sueños es analogía del sentido de “ocultamient0” de las relaciones sociales que variosautores de las ciencias sociales, entre ellos Marx en su estudio de las estructuras de relaciones económicas de lamercancía, han denominado el “fetichismo” de las relaciones: la cosa desplaza la relación y la parte, el todo. Elfetichismo consiste pues en que el producto parece que tiene el valor como una cualidad propia y no la función que elsistema le ha asignado. En el caso onírico, el contenido manifiesto tiene una función (lo asociativo) más que uncontenido propio de representación autónomo. Zuleta, Estanislao. Reflexiones sobre el Fetichismo. RevistaUniversidad Nacional. Bogotá. 1981.8 La palabra deseo no corresponde exactamente al término alemán wunsch o al término inglés wish. Wunsch designamás bien el anhelo, el voto formulado, mientras que la palabra deseo evoca más bien en el español un movimientode concupiscencia o de codicia que en alemán se expresa por begierde o incluso por lust. Desde el psicoanálisis eldeseo se halla indisolublemente ligado a «huellas mnémicas» y encuentra su realización (Erfüllung) en lareproducción de las percepciones que se han convertido en signos de esta satisfacción en una socialización de loprimario. Diccionario de Psicoanálisis. Laplanche. Op Cit.79
  4. 4. En la interpretación de los sueños significamos el sentido propio de la acción9: el deseo. Aunque la interpretación involucra un proceso de análisis y de construcción de lo subjetivo10, que remite ineludiblemente a la sexualidad, a la relación con el pasado, con la identidad y a otros ámbitos del sujeto, pudiésemos decir que los sueños cumplen una función social: la restitución y redefinición del lugar del individuo en el contexto con nuestra posibilidad de acción -la realización del deseo-. La interpretación del mundo onírico ha mostrado el engranaje de nuestra historia subjetiva y la vida social, del discurso del individuo y la cultura; posibilidades de acción, sentido y desarrollo, mediante el valor simbólico de lo subjetivo. Nada os pertenece en propiedad más que vuestros sueños. Nietzsche. The Bosch. The Garden of Eartlhy Delights. Detail (1508)IV. Los sueños son registro de identidad y memoriaEl sueño es elaboración y contenido del recuerdo. La interpretación de lo onírico es la manera enque se ha anclado una relación del sujeto hacia el pasado, en función del presente y el futuro. Lossueños son un registro de memoria actualizado; allí han pervivido, desde las percepciones deexperiencias vitales de la infancia, hasta los más grandes y antiguos mitos de la diversidad desímbolos de culturas y sociedades.Lo histórico, desde la concepción de Freud y su interpretación de los sueños, es cíclico. Ante todoel sueño ha evidenciado la importancia del pasado en la comprensión del presente y en laconstrucción del futuro del sujeto social. Esta memoria se ha asociado íntimamente con unaconcepción y construcción de la identidad. Soy lo que recuerdo haber sido y seré mi cambio deesa relación con el pasado.En los sueñ0s, pues, ha perdurado una relación con las identidades fundamentales de otrora. Lalectura de Freud del sujeto actual ha sido la comprensión del ser histórico concreto; lasignificación de su relación con sus antecesores y con su generación. Desde aquí engranamos elhorizonte futuro de su acción. Representándonos un deseo ya realizado el sueño llevarealmente al porvenir, pero este porvenir que el soñador vive en el presente está formado por eldeseo indestructible conforme al modelo de su pasado. Freud.9 La acción s0cial se entiende en el sentido de Weber: una acción con sentido subjetivo que está dirigido a un otro.10 Freud atemperó la omnipotencia de interpretación mediante otro procedimiento: la construcción. En 1937 él le dioa este término un verdadero contenido teórico, al definirlo como una elaboración que el analista debe absolutamenterealizar en la cura para reconstruir literalmente la historia infantil e inconsciente del sujeto. En este sentido, puededecirse que la construcción es a la vez la quintaesencia de la interpretación y también su crítica, en cuanto permiterestituir de manera coherente la significación global de la historia de un sujeto, en lugar de atenerse a la captación dealgunos detalles sintomáticos. Roudinesco - Plon. Dicc. de Psicoanálisis. Ed Paid0s. Bs As. 2003.
  5. 5. V. Algunas conclusionesAdemás de una función biológica de protección del dormir y del reposo, conocemos desde Freud,y su trabajo sobre la interpretación del mundo onírico, los mecanismos de la elaboración delsueño y el valor del trabajo de interpretación. La posibilidad de comprensión de nuestrasubjetividad descifrando los sueños -y su lenguaje del deseo- se convierte en una alternativa denuestra afirmación de existencia, un proceso de construcción de nuestra individualidad yposibilidad de desarrollo en el ámbito social. La interpretación de los sueños es el regreso almundo interior que habitamos. Ocupamos el lugar en el mundo que deseamos.Según datos alarmantes de la OMS más de un 40% de la población mundial ha padecidoinsomnio o ha sido incapaz de obtener un sueño reparador. Diversidad de calmantes y demásmedicamentos antidepresivos han aparecido a la orden del día. Las disfunciones y dificultades delsueño quizá sólo son un reflejo más del citado malestar de la cultura, ahora moderno. Pero quizáes hora de que actualicemos a Freud y su mensaje, y de que asumamos con entereza el destino denuestra época y nuestra labor de ordenación frente a la desazón y la incertidumbre. Lainterpretación de los sueños es nuestra posibilidad de reconciliación con el deseo, de que primeante la vida nuestra ilusión de vivir.Con el estudio del lenguaje de los sueños hemos aunado un esfuerzo a la comprensión de nuestracondición, desde lo simbólico, en lo psíquico y lo social. En esta tarea, muchos artistas hanexpuesto la multiplicidad de significaciones del mundo onírico.Pero, quizá, es el método del psicoanálisis el que haofrecido la integración y el manejo profesionalefectivo en la interpretación de los sueños. Muchosaños de herencia del legado de Freud han posicionadola experiencia del tratamient0 analítico con unprogreso técnico propio de su oficio: manejo de latransferencia, resistencia, eventual interpretación,proceso de construcción, entre otras.Aunque hemos avanzado en la investigación delmundo de los sueños la misión es seguir labrando másaprendizajes, desde lo metódico, lo sistemático y loanalítico. Una contribución al anclaje social del sujeto, desde su acción y su anhelo.En el espíritu, al que lo infinito dotó de alas, el sueño es más real que todas las verdades. Elmundo no es; se crea cada vez que el estremecimiento de un principio atiza las ascuas denuestra alma. El yo es un promontorio en la nada que sueña con un espectáculo de realidad.Ciorán.
  6. 6. Bibliografía o Freud, Sigmund. La Interpretación de los Sueños (1900). Biblioteca Nueva. Madrid. 2000. El malestar en la cultura (1930), Obras completas (XXI), Buenos Aires, Amorrortu Editores, 1992. Psicoanálisis de lo Cotidiano. Ed Biblioteca Nueva. Buenos Aires. 1992. o Laplanche Diccionario de Psicoanálisis. Ed. París 1994. o Levi Strauss. Antropología Estructural. Ed. Altayá. España. 1994. o Roudinesco - Plon. Diccionario de Psicoanálisis. Ed Paid0s. Bs As. 2003. o Saussure, Ferdinand. Curso de Lingüística General. Ed. Losada. Buenos Aires. 1970. o Weber, Max. Economía y Sociedad. FCE. México. 1990. o Zuleta, Estanislao. Artículo. Reflexiones sobre el Fetichismo. Revista Universidad Nacional. Bogotá. 1981. SFG 30/09/11

×