¿EN QUE MEDIDA LAS POLITICAS DE ESTADO AYUDAN ENCOLOMBIA, AL CONOCIEMIENTO Y PROTECCION DE LOS DERECHOSFUNDAMENTALES DE LO...
El segundo concepto es el de maltrato visto como cualquier acción,omisión o trato negligente, no accidental, que priva al ...
De lo anterior queda claro que un menor que es víctima de algún tipode maltrato, en cualquiera de sus múltiples apreciacio...
familiar que se le brinde a la víctima y el acceso a los servicios de ayudamédica, social y psicológica. Es importante des...
niños y más aun a aquellos que están en estado de vulnerabilidad,          lasnormas pactadas en esta declaración están qu...
Es claro también que se busca acabar con el problema del maltrato nodesde la raíz, es decir, primero garantizando condicio...
Colombia en el campo de la defensa de los derechos de los niños,niñas y adolescentes cuenta con una Senadora, Gilma Jiméne...
ninguno hace nada, las familias en un 91% de los casos son los que hablancon los niños y niñas de sus derechos pero irónic...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

En que medida las politicas de estado ayudan en colombia

233 visualizaciones

Publicado el

Ensayo sobre el maltrato infantil en Colombia

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
233
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

En que medida las politicas de estado ayudan en colombia

  1. 1. ¿EN QUE MEDIDA LAS POLITICAS DE ESTADO AYUDAN ENCOLOMBIA, AL CONOCIEMIENTO Y PROTECCION DE LOS DERECHOSFUNDAMENTALES DE LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES EN SUGENERALIDAD Y MAS CONCRETAMENTE EN ESTADO DEVULNERACION ANTE LA PROBLEMÁTICA DEL MALTRATO INFANTIL?. Para iniciar debemos dejar claros los conceptos básicos alrededor delos cuales gira este trabajo. El primer concepto es el de políticas públicas entendidas como unaserie de acciones del gobierno que busca dar respuestas a las diversasdemandas de la sociedad, como señala Chandler y Plano, se puedenentender como uso estratégico de recursos para aliviar los problemasnacionales. Según Peters son “el conjunto de actividades de las instituciones degobierno, actuando directamente o a través de agentes, y que van dirigidas atener una influencia determinada sobre la vida de los ciudadanos”. Lamanera como el Estado establece un conjunto coherente de principios,objetivos, estrategias y planes de acción para el abordaje de situacionesreferidas a la organización del grupo social, que generan interés ymovilización de los distintos actores sociales, cuyo fin último, en un Estadosocial de derecho como el colombiano constituido en su base por la dignidadhumana, el bienestar y el cumplimiento de los derechos de todos losciudadanos y en particular de los niños y niñas, permitiendo lograr una mayorintegración social, un próspero desarrollo físico, psíquico, mental que demanera clara ayuda al desarrollo económico y, por ende a la consolidaciónde la democracia.
  2. 2. El segundo concepto es el de maltrato visto como cualquier acción,omisión o trato negligente, no accidental, que priva al niño de sus derechos ysu bienestar, que amenaza y/o interfiere su adecuado desarrollo físico,psíquico o social y cuyos autores pueden ser personas, instituciones o lapropia sociedad y puede manifestarse bajo una o varias formas. Hablar de maltrato infantil en un país como Colombia y en el mundoentero no es nuevo, es hablar de una práctica tan antigua como lahumanidad misma, ya que a lo largo de toda la historia los malos tratos haciala infancia han sido ejercidos como recurso disciplinario, como prácticasreligiosas y método de control. Colombia ha sido a lo largo de su historia un país con patronesculturales donde aun se maneja el viejo adagio con el cual han criado anuestros padres, abuelos e incluso a nosotros: “la letra con sangre entra”,hemos crecido en una sociedad machista y violenta, donde el maltrato esvisto como el medio para formar “personas con carácter”. Intentar ubicar un solo factor que sea la fuente del maltrato infantil esuna tarea muy complicada, pero “entre los factores socialesdesencadenantes del maltrato se pueden mencionar los problemaseconómicos, la pérdida del empleo, las frustraciones cotidianas, alteracionesde la dinámica y el funcionamiento familiar; cabe señalar que en un númerosignificativo de los agresores existen antecedentes de haber sido ellosmismos víctimas de maltrato en su infancia”1.1 Los temas Transversales de la Educación Básica: Maltrato InfantilEduardo Miguel Garza de la Huerta, Asesor del Pesegpa en México d. F. 2006
  3. 3. De lo anterior queda claro que un menor que es víctima de algún tipode maltrato, en cualquiera de sus múltiples apreciaciones, va a carecer de uncorrecto desarrollo (mental, físico, social, etc.), lo que en el futuro va agenerar un adulto violento que muy seguramente va a ser generador deviolencia en su entorno ya sea familiar, laboral, personal, o cualquier medioen el que se pueda o quiera desenvolver, y que contribuirá a la “vigencia deesta –la violencia– como un problema social”2 En nuestros días constituye un problema vigente, ya que en mayor omenor medida, a lo largo de todo el mundo millones de niños vivensometidos a trabajos forzados, prostitución, hambre, frío, miseria y a castigosfísicos, o bien carecen de educación y atención médica por irresponsabilidadsocial, estatal y familiar. Esta situación empeora continuamente por eldeterioro de las condiciones de vida, el incremento en la brecha entre losdiferentes grupos sociales catalogados por su mayor o menor actividadeconómica, el aumento de la drogadicción, el alcoholismo y la delincuencia,imponiéndosele a los niños y niñas a cada vez más violentas formas decastigo físico, o sometiéndoseles a las más sutiles torturas sicológicas,negligencias y negación de sus más elementales derechos.Además de las consecuencias físicas directas que desencadena la agresiónproducida por la omisión, el abuso físico, psicológico o sexual, todas lasmodalidades de maltrato dan lugar a diversos trastornos. La importancia,severidad y cronicidad de las secuelas físicas o psíquicas depende devariables tales como la intensidad y frecuencia del maltrato, la edad del niñodurante su ocurrencia y sus características personales, el uso o no de laviolencia física, la relación más o menos directa con el agresor, el apoyo2 Los Temas Transversales de la Educación Básica: Maltrato InfantilEduardo Miguel Garza de la Huerta Asesor del Pesegpa en México d. f. 2006
  4. 4. familiar que se le brinde a la víctima y el acceso a los servicios de ayudamédica, social y psicológica. Es importante destacar que las repercusionesde esta práctica no sólo se manifiestan a escala individual, ya que suocurrencia impacta también a los grupos sociales en los cuales estáninsertos y a aquellos de los cuales habrán de formar parte las víctimas. En Colombia los casos de maltrato infantil van en aumento, dondeaproximadamente 16.000 niños, niñas y adolescentes son maltratados segúnlas estadísticas que se manejan; esta cifra es un estimativo correspondientea los casos que son denunciados pero se cree que las cifras son muchomayores teniendo en cuenta que la gran mayoría de los casos de maltratocontra menores no son denunciados por temor a represalias, porque no hayquien denuncie o peor aun por falta de conocimiento. El maltrato infantil es una problemática social que debe tener todo elinterés por parte del Estado y más concretamente por los gobiernos locales,departamentales y nacional. En 1989, la Asamblea General de lasNaciones Unidas aprobó la Convención sobre los Derechos del Niño yColombia ratificó la Convención por medio de la ley número 12 de 1991 yla Asamblea Nacional Constituyente incluyó los principios de protecciónintegral de la niñez en su doble dimensión: garantía de los derechos de losniños y protección en condiciones especialmente difíciles, lo cual seencuentra en la Constitución Política de Colombia de 1991 en losArtículos: 13, 44, 45, 50 y 67. Gracias a que Colombia ratifico dichaconvención de ahí surgen responsabilidades por parte del estado para laprotección de todos los niños del país. El problema actual que están viviendo muchos niños en el país(desnutrición, falta de seguridad social, déficit de educación, etc.), esmuestra que el Estado no está cumpliendo con la labor de proteger a los
  5. 5. niños y más aun a aquellos que están en estado de vulnerabilidad, lasnormas pactadas en esta declaración están quedando en el olvido. Esto va atraste con todos los presupuestos del Estado Colombiano que profesatambién desde su constitución ser un Estado Social de Derecho. Para contribuir con el desarrollo adecuado de la infancia de un paíscomo Colombia se debe tener como primera medida una política de inversiónsocial muy fuerte con el fin de lograr equidad y bienestar para los menores. Ypor ende para sus familias, mermando la distancia existente entre losdiferentes grupos sociales y generando desde la base políticas incluyentesque contribuyan al desarrollo del país en su integridad. Es fundamental que se tome conciencia de la importancia deintervenciones para desarrollar y fortalecer determinados factores sociales,políticos, económicos que afectan a los niños y niñas durante los primerosseis años (catalogados como primordiales para un correcto desarrollo delniño o niña) , logrando así que en el futuro estas personas sean generadoresde convivencia sana, una sociedad más equitativa y justa, y serán capacesde lograr una mejor calidad de vida para sí mismos y sus familiares. Actualmente nuestro país cuenta con una serie de políticas públicasdestinadas a los niños, niñas y adolescentes; así como con una serie deentidades gubernamentales como el ICBF y otras tantas de carácter privado. Estas entidades gubernamentales o no –siempre sin “ánimo delucro–”, de una u otra forma buscan proteger y garantizar en cierta medidalos derechos de los niños, niñas y adolecentes, el meollo aquí es que sesabe y es claro para todos los sectores que, por las características propiasdel pueblo y la sociedad colombiana, por la realidad social, la violencia, eldesempleo, la delincuencia, la drogadicción, etc., todos estos esfuerzosresultan ser pobres en incipientes.
  6. 6. Es claro también que se busca acabar con el problema del maltrato nodesde la raíz, es decir, primero garantizando condiciones dignas a lasfamilias colombianas, y, por otro lado concienciar a la población de cómocombatir, evitar y denunciar la violencia intrafamiliar, para este último casotambién es menester proporcionar ayuda psicológica a los menores queeviten los trastornos generados por el maltrato y que en un futuro cuandosean garantes de los derechos de un menor lo hagan de forma correctaacabando paulatinamente con esta problemática casi que ancestral. El problema ahora sabiendo que en nuestro país se cuenta con todoslos medios para lograr mejorar la calidad de vida de la niñez y laadolescencia, debemos tener en cuenta que existe un factor de riesgo para laniñez colombiana que no se maneja desde el ámbito social o económico;visto desde el punto de vista político y jurídico, a nuestros niños y niñas losestán afectando la corrupción, la impunidad, el desinterés por parte desectores políticos; dificultando el buen accionar de las instituciones públicas ydisminuyendo las posibilidades de ejercer los derechos de una maneraeficaz. Los que da al traste la frase “la familia la sociedad y el Estado songarantes de los derechos de los niños niñas y adolecentes.” Puedeinterpretarse esto con que cada uno de los sectores evita apersonarse de lasproblemáticas y las garantías que debemos brindarle a nuestros niños, niñasy adolescentes. Según palabras de Francisco Ortega, Defensor de Familia del ICBF:"Realmente lo que hace falta es una política estatal que favorezca a la niñezy la adolescencia. Que se cumplan los derechos de los niños empezando porla salud y la educación, que según la Constitución debe garantizar el Estado.Que se les proteja y se les reeduque en situaciones anómalas", "EnColombia tenemos las leyes suficientes para proteger a nuestros menores.Lo que necesitamos es que se cumplan".
  7. 7. Colombia en el campo de la defensa de los derechos de los niños,niñas y adolescentes cuenta con una Senadora, Gilma Jiménez que aseveraque en nuestro país no hay políticas públicas dirigidas a la niñez, pero estosegún mi parecer no es verdad, ya que las políticas públicas y de estado son“tangibles” lo preocupante es la inobservancia de los mismos y que enmuchas ocasiones, por no decir que en la gran mayoría, se quedan en elpapel y no son llevadas a la práctica. Por otro lado esta senadora propone no solo el castigo para quienviole los derechos de los niños, sino también para quienes con su silencio y/ocomplicidad permitan que estos sucesos se continúen acaeciendo, pero esentonces donde debemos preguntarnos ¿buscamos castigar a los infractoreso resocializarlos y generar un cambio jurídico, social y cultural en nuestropaís? Igualmente debemos orientar las fuerzas a la prevención de los hechosque vulneren los derechos de nuestros niños, niñas y adolescentes evitandoasí continuar con los modelos de violencia en nuestro país. Por medio de ciertas encuestas puedo vislumbrar la realidad social dela población directamente afectada por las falencias de las políticas públicasexistentes para la niñez es decir, los niños, niñas y adolescentes, pudiendoevidenciar que un 47% de los niños encuestados desconocía que es underecho fundamental, el 68% no sabe cuáles son los mecanismos para quesus derechos sean protegidos, el 59% sentía que sus derechos habían sidovulnerados alguna vez, mientras un 78% de la población tomada veía unpaisaje desolador donde los derechos de los niños en Colombia no sonrespetados. De igual manera vemos como los diferentes sujetos que deben hacerparte activa en el cuidado y protección de los derechos de la infanciacolombiana, familia, educadores, estado y la sociedad en general, nocumplen a cabalidad con su función ya que el uno le pasa la responsabilidadal otro y así continua en una cadena donde todos son responsables pero
  8. 8. ninguno hace nada, las familias en un 91% de los casos son los que hablancon los niños y niñas de sus derechos pero irónicamente son la principalfuente de que estos no se cumplan, un 81% de los encuestados obtienen elconocimiento acerca de sus derechos por medio de educadores pero existenvacios y confusiones ya que también los mismos educadores no estánformados para poder contribuir a la protección de los derechos de los niñosniñas y adolescentes, y por ende el conocimiento no es verídico; la sociedaden general visto como los amigos y los conocidos de la población tomadasolamente toca estos temas con un 16%, y en manos del Estado, por mediode diferentes organismos e instituciones, como el responsable de que losderechos prevalezcan solamente hace un diálogo directo con un 36%,mientras que un 63 % evidencia la ausencia de un estado que se preocupepor sus intereses. Es aquí donde planteamos la educación como un medio generador denuevas perspectivas tanto culturales, como jurídicas, ya que es estaherramienta (que también es uno de los derechos fundamentales de losniños, niñas y adolescentes) por medio de la cual se pueden forjar nuevosparadigmas donde la dignidad de las personas, el respeto y prevalencia delos derechos de la niñez y la adolescencia pasen de un segundo plano a serlos protagonistas de la realidad colombiana.

×