Ila joau. Cuento de Terror

749 visualizaciones

Publicado el

Cuento de terror creado por Carmen Calvo, David García y Milagros Doña

Publicado en: Educación
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Ila joau. Cuento de Terror

  1. 1. ILA JOAU Era una tarde tranquila en el pueblo de Dosepio, Jack y sus amigos Nami, Christin, Lolo y Yuki decidieron probar algo nuevo ya que estaban aburridos de la rutina de todos los días. Yuki dio la idea de jugar a una Ouija que se encontró en el sótano de la casa de su tío abuelo. Localizaron una vieja casa abandonada que se hallaba en la misma calle que la de Jack. Aquella casa era inhóspita, inhabitable, sucia, polvorienta y todos los adjetivos despectivos que puedas imaginar, pero ellos no lo veían un inconveniente, al contrario, le daba emoción al juego. De una patada, Lolo abrió la puerta estrepitosamente. Dentro estaba muy oscuro y la casa estaba poco amueblada. Entraron todos decididos, excepto Nami que iba con un paso desasosegante. Se sentaron en círculo y la tabla en el centro de ellos. Yuki colocó bien las cosas, ya estaban listos para jugar. Comenzó el juego y todo estaba tranquilo, hasta que algo extraño sucedió. La tabla estaba respondiendo, el juego estaba funcionando. Nami cada vez estaba más aterida y no se lo pensó dos veces. Decidió irse. Se levantó para despedirse de sus amigos, y en ese preciso momento empezó a temblar y cayendo al suelo se golpeó la cabeza con una especie de caja de herramientas. -Adiós Nami- es lo que aparecía escrito en la tabla. Los demás, aterrorizaros, intentaron levantarse pero sus cuerpos estaban estaban paralizados y entonces se dieron cuenta de que el juego debía ser acabado. La siguiente en mover fue Yuki la cual intentaba calmar a sus amigos, pero la tabla vio este toque de valentía como una osadía y en ella apareció “Adiós Yuki”. En ese instante Yuki se llevó la mano al corazón y puso los ojos totalmente en blanco, cayó al suelo y dejó de respirar. Jack, Lolo y Christin estaban atónitos y no podían creer nada de los que sus ojos habían observado. Llegaron a creer incluso que era una broma, pero no, Yuki y Nami no tenían pulso. Eran cadáveres sin vida. Lolo se levantó rápidamente y se dirigió hacia la salida a toda prisa, estaba aterrado. Salió a la calle y en el mismo instante que miró a Jack y Christin, que aún estaban dentro de la casa, un coche apareció de la nada y se llevó a Lolo por delante. Su cuerpo saltó por los aires, hasta golpearse finalmente con un muro que se encontraba por allí cerca. Lolo había sido otra víctima de este maldito juego. Christin entró en un ataque de pánico. Rompió una ventana y con un cristal
  2. 2. de esta se cortó en el cuello, dejándose caer en el suelo desangrada. Sólo quedaba Jack, el cual estaba en estado de shock ante los hechos ocurridos. Se quedó allí, sentado, largo tiempo, no sabía qué hacer. En un momento notó como si otra alma se fusionara con la suya y en sus labios se posó el comienzo de una siniestra sonrisa. Cuando llegó a casa, Jack tenía una expresión que no decía nada y estaba bastante tranquilo a pesar de lo ocurrido. Le contó a su madre todo lo que había pasado, pero ella no lo creyó. Al día siguiente encontraron los cuerpos de los amigos de Jack y la madre de este comprobó que los relatos de su hijo eran ciertos. Rápidamente la madre fue en busca de su hijo, el cual se encontraba en su habitación. Todo era extraño, Jack se reía y no mostraba compasión alguna. Jack fue diagnosticado como enfermo mental debido al gran estado de shock en el que se hallaba y fue internado en un maniconmio. Sin embargo, él no se veía a sí mismo como un loco, así que decidió escarparse para vengar la muerte de sus amigos y poder librarse de aquel espíritu maligno que se hallaba en su interior. Jack iba vagando por las calles de Dopesio hasta regresar a la casa donde comenzó todo. La noche de Halloween, un grupo formado por cinco amigos ajenos a la primera historia, se adentró en la casa abandonada. Se llamaban Diana, Enri, Talh, Jonh y Helen. Al entrar se encontraron con la tabla de Yuki que se encontraba intacta. Jack lo había preparado todo para el desastre. Se sentaron en círculo y en ese momento una sombra apareció de la nada. Los chicos se quedaron petrificados al reconocer a Jack, el famoso loco que mató a sus amigos en una casa similar a la que ellos se encontraban. Jack se acercó a Helen y de un golpe en la cabeza acabó con ella. Luego, rápidamente se fue a por Talh, al cual le arrancó el corazón con sus propias manos. Los demás estaban inmóviles. Jack se dirigió hacia Enri, lo agarró del cuello hasta que este perdió el pulso. Jonh no tuvo mejor suerte. Intentó huir pero Jack lo atrapó y lo inmovilizó. Puso sus manos en la boca de su víctima y con fuerza y delicadeza le abrió la boca, cada vez más y más y más, hasta que Jonh no era más que un rompecabezas. Diana intentó escapar pero no logró nada. De pronto vio como una sombra se acercaba a ella, abrió los ojos y observó como Jack se quitaba la vida.
  3. 3. Diana notó como algo salía de él y se adentraba en ella. Era el espíritu maligno que volvería a repetir la historia una y otra vez. AUTORES: CARMEN CALVO CORRALES, MILAGROS DOÑA FLORES Y DAVID GARCÍA AGUILAR

×