Se ha denunciado esta presentación.
Se está descargando tu SlideShare. ×

La Misión Continental Arquidiócesis de Medellín

Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Cargando en…3
×

Eche un vistazo a continuación

1 de 24 Anuncio

Más Contenido Relacionado

Presentaciones para usted (20)

Similares a La Misión Continental Arquidiócesis de Medellín (20)

Anuncio

Más reciente (20)

La Misión Continental Arquidiócesis de Medellín

  1. 1. Caminando Juntos para que en Cristo tengamos vida
  2. 2. Es un llamado a una acción concreta de evangelizar, es un llamado a todos los cristianos, católicos, consagrados y laicos a asumir el reto de la responsabilidad de la construcción de la Iglesia en Cristo. La Misión Continental tiene entonces por objeto, recordarnos, reforzarnos la verdadera identidad y responsabilidad de todo cristiano que es EVANGELIZAR. Caminando Juntos para que en Cristo tengamos vida
  3. 3. Este proyecto de La Misión Continental destaca un aspecto muy importante: el protagonismo de los laicos dentro de este proceso de evangelización como su columna vertebral; “todos los caminos de la Iglesia conducen al hombre” por lo que “el hombre es el camino que la Iglesia debe recorrer”. Es decir que todos los bautizados estamos llamados a esta gran misión y que no es responsabilidad de los sacerdotes o religiosos únicamente. Caminando Juntos para que en Cristo tengamos vida
  4. 4. La Misión Continental surge de la V Conferencia Episcopal Latinoamericana realizada en Aparecida (Brasil), dando como resultado un documento conclusivo que lleva su nombre “Documento de Aparecida” cada una de las conferencias anteriores tenía un objeto especifico así: En Rio de Janeiro fue “la Vocación”. Medellín fue “el Hombre”. Puebla fue “la Iglesia”. Santo Domingo fue “Jesucristo”. Aparecida fue “el Laico”. Caminando Juntos para que en Cristo tengamos vida
  5. 5. Es entonces como el Documento de Aparecida nos propone La Misión Continental como acción evangelizadora protagonizada por los laicos, es nuestra tarea entonces anunciar a Jesucristo pero desde la experiencia porque para anunciar a Jesucristo hay que “vivirlo en todas sus dimensiones” Caminando Juntos para que en Cristo tengamos vida
  6. 6. Documento de Aparecida 226 En nuestra Iglesia debemos ofrecer a todos nuestros fieles un “encuentro personal con Jesucristo”, Nuestros fieles buscan comunidades cristianas, en donde sean acogidos fraternalmente y se sientan valorados, visibles y eclesialmente incluidos. Caminando Juntos para que en Cristo tengamos vida
  7. 7. Documento de Aparecida 226 Junto con una fuerte experiencia religiosa y una destacada convivencia comunitaria, nuestros fieles necesitan profundizar el conocimiento de la Palabra de Dios y los contenidos de la fe, ya que es la única manera de madurar su experiencia religiosa Caminando Juntos para que en Cristo tengamos vida
  8. 8. Documento de Aparecida 226 Ella sale al encuentro de los alejados, se interesa por su situación, a fin de reencantarlos con la Iglesia e invitarlos a volver a ella. Caminando Juntos para que en Cristo tengamos vida
  9. 9. Primera Etapa Recuperar el Sujeto Pastoral Segunda Etapa Misión Parroquial Tercera Etapa Ir a los alejados Caminando Juntos para que en Cristo tengamos vida
  10. 10. Primera Etapa Recuperar el Sujeto Pastoral Sensibilizar, evangelizar y dar identidad a los discípulos misioneros a través de un encuentro con Jesucristo vivo. (Hacer al hombre capaz de Dios. C.I.C). Documento de Aparecida 278 En el proceso de formación de discípulos misioneros, destacamos cinco aspectos fundamentales, que aparecen de diversa manera en cada etapa del camino, pero que se compenetran íntimamente y se alimentan entre sí: Caminando Juntos para que en Cristo tengamos vida
  11. 11. Caminando Juntos para que en Cristo tengamos vida
  12. 12. Definimos el sujeto pastoral como todos los cristianos católicos bautizados, capaces de experimentar y validar la existencia de Jesucristo en su vida a través del anuncio y sus testimonios convirtiéndose entonces en un discípulo misionero. Caminando Juntos para que en Cristo tengamos vida
  13. 13. •Sacerdotes (Identidad eclesial) •Religiosos (as) (Pertenencia Eclesial) •Seminarios y Casas de Formación (Despertar Eclesial ) •Movimientos laicales (Compromiso Eclesial) •Catequistas y Grupos Apostólicos (Vivencia Eclesial) Caminando Juntos para que en Cristo tengamos vida
  14. 14. Segunda Etapa Misión Parroquial Proceso de Renovación Parroquial nos debe conducir a reconocimiento de la Iglesia como “Comunidad de Comunidades”. Documento de Aparecida 370 La conversión pastoral de nuestras comunidades exige que se pase de una pastoral de mera conservación a una pastoral decididamente misionera. Así será posible que “el único programa del Evangelio siga introduciéndose en la historia de cada comunidad eclesial”209 (NMI 12) con nuevo ardor misionero, haciendo que la Iglesia se manifieste como “una madre que sale al encuentro, una casa acogedora, una escuela permanente de comunión misionera”. (NMI): Novo millenio ineunte Caminando Juntos para que en Cristo tengamos vida
  15. 15. Segunda Etapa Misión Parroquial COMUNIDAD DE COMUNIDADES Documento de Aparecida 172 La renovación de las Parroquias, al inicio del tercer milenio, exige reformular sus estructuras, para que sea una red de comunidades y grupos, capaces de articularse logrando que grupos sus miembros se sientan y sean realmente discípulos y misioneros de Jesucristo en comunión. Desde la Parroquia, hay que anunciar lo que Jesucristo “hizo y enseñó” (Hch 1,1) mientras estuvo con nosotros. Caminando Juntos para que en Cristo tengamos vida
  16. 16. Segunda Etapa Misión Parroquial PARROQUIA MISIONERA Documento de Aparecida 365 Esta firme decisión misionera debe impregnar todas las estructuras eclesiales y todos los planes pastorales de diócesis, parroquias, comunidades religiosas, movimientos y de cualquier institución de la Iglesia. Ninguna comunidad debe excusarse de entrar decididamente, con todas sus fuerzas, en los procesos constantes de renovación misionera, y de abandonar las estructuras caducas que ya no favorezcan la transmisión de la fe. Caminando Juntos para que en Cristo tengamos vida
  17. 17. Segunda Etapa Misión Parroquial PARROQUIA SAMARITANA Documento de Aparecida 176 la Parroquia tiene la hermosa ocasión de responder a las grandes necesidades de nuestros pueblos. Para ello, tiene que seguir el camino de Jesús y llegar a ser buena samaritana como Él. Cada Parroquia debe llegar a concretar en signos solidarios su compromiso social en los diversos medios en que ella se mueve, con toda “la imaginación de la caridad”86. No puede ser ajena a los grandes sufrimientos que vive la mayoría de nuestra gente y que, con mucha frecuencia, son pobrezas escondidas. Caminando Juntos para que en Cristo tengamos vida
  18. 18. Segunda Etapa Misión Parroquial PARROQUIA PASCUAL Documento de Aparecida 304 Las Parroquias son células vivas de la Iglesia173 y lugares privilegiados en los que la mayoría de los fieles tienen una experiencia concreta de Cristo y de su Iglesia174.Encierran una inagotable riqueza comunitaria porque en ellas se encuentra una inmensa variedad de situaciones, de edades, de tareas. Sobre todo hoy, cuando la crisis de la vida familiar afecta a tantos niños y jóvenes, las Parroquias brindan un espacio comunitario para formarse en la fe y crecer comunitariamente. Caminando Juntos para que en Cristo tengamos vida
  19. 19. Tercera Etapa Ir a los alejados Documento de Aparecida 225 Según nuestra experiencia pastoral, muchas veces, la gente sincera que sale de nuestra Iglesia no lo hace por lo que los grupos “no católicos” creen, sino, fundamentalmente, por lo que ellos viven; no por razones doctrinales, sino vivenciales; no por motivos estrictamente dogmáticos, sino pastorales; no por problemas teológicos, sino metodológicos de nuestra Iglesia. Esperan encontrar respuestas a sus inquietudes. Buscan, no sin serios peligros, responder a algunas aspiraciones que quizás no han encontrado, como debería ser, en la Iglesia. Caminando Juntos para que en Cristo tengamos vida
  20. 20. Tercera Etapa Ir a los alejados El mundo empresarial, hospitales, las cárceles, los condominios, edificios de apartamentos y unidades cerradas, Centros de rehabilitación, el mundo de la calle (habitantes y transeúntes), el mundo del deporte. Sectores de diversión, universidades y todos los lugares donde no hay una cultura cristiana católica. Énfasis en los medios de comunicación no solo en su cercanía a la Iglesia sino también la forma como ésta es presentada. Caminando Juntos para que en Cristo tengamos vida
  21. 21. Esperamos… •Ser una Iglesia viva, fiel y creíble que se alimenta en la Palabra de Dios y en la Eucaristía.. •Vivir nuestro ser cristiano con alegría y convicción como discípulos-misioneros de Jesucristo. •Formar comunidades vivas que alimenten la fe e impulsen la acción misionera. •Valorar las diversas organizaciones eclesiales en espíritu de comunión. •Promover un laicado maduro, corresponsable con la misión de anunciar y hacer visible el Reino de Dios. Caminando Juntos para que en Cristo tengamos vida
  22. 22. •Impulsar la participación activa de la mujer en la sociedad y en la Iglesia. •Mantener con renovado esfuerzo nuestra opción preferencial y evangélica por los pobres. •Acompañar a los jóvenes en su formación y búsqueda de identidad, vocación y misión, renovando nuestra opción por ellos. •Trabajar con todas las personas de buena voluntad en la construcción del Reino. •Fortalecer con audacia la pastoral de la familia y de la vida. Caminando Juntos para que en Cristo tengamos vida
  23. 23. •Valorar y respetar nuestros pueblos indígenas y afrodescendientes. •Avanzar en el diálogo ecuménico “para que todos sean uno”, como también en el diálogo interreligioso. •Hacer de este Continente un modelo de reconciliación, de justicia y de paz. •Cuidar la creación, casa de todos en fidelidad al proyecto de Dios. •Colaborar en la integración de los pueblos de América Latina y El Caribe. Caminando Juntos para que en Cristo tengamos vida
  24. 24. ¡Que este Continente de la esperanza también sea el Continente del amor, de la vida y de la paz! Caminando Juntos para que en Cristo tengamos vida

×