Televisión educativa

1.039 visualizaciones

Publicado el

lo que mando a realizar lic.

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.039
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
6
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Televisión educativa

  1. 1. Televisión educativala televisión educativa desarrollaunos contenidos y estrategias específicas. Generalmente,dichos contenidos y estrategias expresadas através del lenguaje televisivo no se encuentran explícitosen los lineamientos o estándares curricularesde la educación formal, pero poseen unas basesdidácticas, sustentadas por teorías relevantes delaprendizaje. ¿Con qué fin? Con el fin o la intenciónprimordial de influenciar positivamente al espectador,afectarlo de manera positiva y crítica en suvisión del mundo. Se busca que la audiencia de estemodelo de televisión pueda construir una representaciónde la realidad coherente con un conjunto devalores, ideales y actitudes deseadas por una colectividad.Y será esta intención la que hace necesariasestrategias que la complementen; esto es, materialde apoyo, cartillas o textos impresos que profundicenen sus contenidos con reflexiones teóricas opautas didácticas concretas, y, por supuesto, se haceindispensable establecer una conectividad efectivacon redes informáticas de comunicación (interactividadcon la televisión, foros virtuales, portales educativos,blogs, etc.), que permita unir regionesdistantes, hacer circular la información y garantizarsu retroalimentación. En cambio, la televisión escolarse ubica en el corazón mismo del sistema educativoformal. Su objetivo ya no será complementarlosino reemplazarlo. Sus contenidos responden a uncurrículo académico. El diseño y estructura de susprogramas contemplan de manera instructiva y controlada,teorías, saberes y metodologías inherentesal proceso de enseñanza-aprendizaje. En síntesis, latelevisión educativa se ubica en el centro de estatriada flexible, entre la televisión cultural y escolar.Comparte en ese horizonte común objetivos,audiencias y estrategias afines pero se distingue porun conjunto de potencialidades que habrá queexplorar.7Ahora bien, en la gran mayoría de los países delmundo, se reconoce la gran influencia y la enormeimportancia educativa que ha tenido la televisión enla segunda mitad del siglo pasado, y en especialdentro del propio desarrollo de las industrias culturalesdel audiovisual; sin embargo, actualmente conla llegada de las nuevas tecnologías multimedia de lainformación dentro de la integración o convergenciacon Internet, la televisión educativa resurge una vezmás como un valioso apoyo pedagógico o didácticomediático para superar los graves problemas de calidad,oferta, demanda y equidad escolar, así como pararesolver aquellas necesidades de información institucional,orientación escolar y comunicación administrativade distintas organizaciones educativas.Es más, también existe una forma de definir latelevisión educativa a partir de las propias experienciasque han existido en el mundo y que podríanclasificarse en cuatro grupos (según el InformeMarco sobre la Televisión Educación en España.MEC, Madrid, 1996):a) Experiencias de carácter formal reglado, vinculadasa un currículo académico concreto, con objetivos
  2. 2. educativos precisos, con un desarrolloestructurado y progresivo, y que dan acceso aalgún título con reconocimiento oficial.b) Otras de carácter formal y no reglado; formal,porque presentan características propias de estetipo de educación: intencionalidad, sistematización,planificación, vinculación con objetivos dealgún nivel de la escolaridad, etc. Y, no reglada,porque no se vinculan con la obtención de títulosoficiales.c) Experiencias de carácter no formal o informal,que aprovechando los lenguajes y formatos televisivosincorporan objetivos educativos, generalmentedestinados a motivar al público en laadquisición de conocimientos, o se utilizan parael desarrollo de campañas que pretenden elcambio de actitudes, la modificación de hábitosde comportamiento o la prevención de conductasque pueden provocar efectos perniciosos demostrados,ya sea en ámbitos sociales o de carácterTrabajo para la semana del 30 de marzo hasta el 5 de abril.1.- Investigar y publicar información sobre el uso pedagógico de la TV.2.- ¿Cómo elaborar guiones para televisión educativa?3.- Obtner resultados estadisticos del número de usuarios que hablan de uso de latelevision digital en la educación.4.- Crear una cuenta de http://es-es.justin.tv/... Un guión es la plasmación por escrito de una obra audiovisual. El proceso decreación de guión da comienzo una vez que se han establecido los objetivosconcretos de la producción. Un programa o espacio educativo respondenormalmente a una necesidad de la sociedad, de las instituciones o del sistemaeducativo. Por lo tanto, el guión debe ponerse desde el inicio al servicio de lasatisfacción de esa demanda. Es fundamental en esta fase conocer a quién vadirigido el programa. Es decir, cuál y cómo es el target al que se desea llegar:edad, perfil demográfico, nivel de conocimientos... Cualquier dato añadido quepueda ampliar la información sobre el receptor será fundamental para eldesarrollo del guión: grado de conocimiento del tema tratado, materialescomplementarios disponibles, condiciones de visionado (no "atiende" igual unespectador que ve la televisión relajadamente en casa que un grupo de alumnoscautivos en un aula, visionando un material de complemento a sus lecciones)....Por último, una vez conocida la idea, los objetivos y el target, conviene hacer unúltimo planteamiento: ¿es el audiovisual el medio idóneo para servir de soporte aesa idea? Responder a esta cuestión a tiempo puede ahorrar muchos pasos enfalso. No todos los contenidos son igualmente aptos (por ejemplo, es conocida ladificultad que supone el tratamiento en imágenes de contenidos abstractos). 1.2selección de contenidosEn función de los objetivos marcados, y en respuesta a las necesidadespedagógicas que dieron origen al proyecto, debe decidirse qué contenidos van aincluirse en la producción. Todavía es una fase embrionaria, previa a decisionesmás técnicas referentes a formatos, tratamiento de los contenidos, etc... Síconviene, no
  3. 3. De la idea al guión Daniel aparicio gonzález3obstante, tener la capacidad de pensar en imágenes. Es decir, saber intuir quécontenidos se adaptan mejor al medio audiovisual. Con ello se pueden empezar atomar decisiones fundamentales sobre qué informaciones son más viables. Estaes una etapa crucial, en la que debe evitarse por encima de todo la excesivadensidad de contenidos. Por lo general, los formatos televisivos mantienenduraciones cortas, y, en cualquier caso, la propia naturaleza del mediorecomienda no sobrecargar de contenidos el producto final. Lograr un ritmoapropiado dependerá, entre otras cosas, de que en esta fase hayan sabidodosificarse unas cantidades de información razonables. Siempre será másproductivo transmitir bien unas pocas ideas claras que muchas confusas.Naturalmente, esta circunstancia puede significar a veces tener que renunciar sinremedio a contenidos importantes. Y esta es la principal causa de disputa en lasclásicas discusiones entre los equipos de pedagogos y comunicadoresaudiovisuales a la hora de delimitar cuáles son los contenidos idóneos a incluir enla producción.

×