SlideShare una empresa de Scribd logo

La crisis económica 2

M
malcom71
1 de 8
Descargar para leer sin conexión
La crisis económica (2)


Introducción

En notas anteriores se señalaba que los aspectos más destacados de la actual crisis económica
son los siguientes:
   1. La crisis que padecemos no es la consecuencia indeseada por todos de la lógica del
       desarrollo de la economía capitalista. No es una crisis típica de sobreproducción
       causada por la contradicción entre los intereses de los asalariados y el capital
       productivo. Un factor    nuevo ha aparecido: la divergencia de intereses entre la
       economía productiva (fabricantes, cadenas de distribución comercial) y el capital
       financiero. Si en el pasado éste último era un instrumento de la economía productiva
       acelerando los ciclos de circulación del capital productivo (prestando dinero a
       fabricantes distribuidores y consumidores, para agilizar la producción y venta de
       mercancías), en la actualidad se ha divorciado de él y trabaja contra sus intereses
       deprimiendo el consumo en todos los países, dañando así la producción fabril y el
       comercio y deprimiendo el consumo.
   2. Los Estados han perdido su papel redistributivo. Los políticos no pretenden gestionar
       una sociedad desigual pero viable sino que son simplemente recaudadores al servicio
       de los magnates financieros (el 1% de la población), aun a costa de provocar el
       colapso de las sociedades occidentales “democráticas”, sin que les preocupe a dónde
       llevará ese final.
   3. La crisis no es un accidente causado por la prácticas deshonestas de un puñado de
       especuladores, sino el resultado de un proceso largamente planeado y desarrollado.
       Podríamos llamarlo una contrarrevolución oligárquica que reparte entre un puñado de
       elegidos las riquezas del mundo occidental de una manera tan cínica y brutal como fue
       el expolio de la riqueza de la Unión Soviética entre un puñado de oligarcas en tiempos
       de Yeltsin.
   4. Para sus promotores, la crisis un fin: devolver a los asalariados a las condiciones de
       vida vigentes en los tiempos de la revolución industrial (releer a Dickens es en estos
       momentos, algo sumamente instructivo).
Observaciones sobre la ideología


No faltan economistas de izquierdas analizan cometen errores graves al analizar la actual
situación. El origen de su equivocación puede encontrase en el hecho de que se atribuyen a sí
mismos o se les atribuye el calificativo de izquierdistas, siendo, como son, defensores del
sistema capitalista. La primera confusión estriba en ver nuestra sociedad no bajo el aspecto de
las relaciones económicas sino de abstractas formas políticas. Así no se suele calificar
muestra sociedad como capitalista (al igual que eran capitalistas la sociedad predemocrática
del siglo XIX y la Alemania de Hitler), sino dirán que vivimos en una sociedad democrática y
si se les indica que esa democracia no es más que no es más que una de las muchas formas
políticas que ha tomado el capitalismo; que el capitalismo es la base, lo fundamental, y que
las formas más o menos democráticas de hacer política sólo son estados provisionales que el
capitalismo se ha visto obligado a adoptar se mostrarán totalmente reacios a adoptar este
punto de vista.


Los citados economistas de izquierdas quieren ver la sociedad como algo homogéneo cuyas
partes sólo se diferenciaran entre si por cuestiones de grado. Así un capitalista sería un
trabajador que gana mucho con su trabajo y un asalariado se podría definir como un
capitalista que obtiene pocos beneficios. En esta visón social las posiciones políticas podrían
representarse en un espectro en el cual uno de los polos sería partidario de la mayor
redistribución, el gasto social posibles (la izquierda) y el otro polo partidario de la austeridad
y las privatizaciones (la derecha).


El esquema de pensamiento anterior es el que ha aceptado la alternancia en al poder entre la
izquierda (socialdemocracia) y la derecha sin que el políticas económicas llevadas a cabo por
los diferentes gobiernos se diferenciaran gran cosa. Recordemos que los grandes recortes
salariales y del Estado del bienestar que hoy nos afectan fueron puestos en práctica en
Alemania y Suecia en los años 90 por partidos socialdemócratas.


Nos encontramos en una situación en la que las tensiones sociales se recrudecerán
enormemente. Viviremos años de luchas espontáneas u organizadas en las que el modelo de
sociedad y, por tanto, el futuro de los trabajadores, estará en juego; por eso es hora de
devolverle a las palabras su auténtico significado que ha sido degradado por intelectuales
periodistas y políticos. La sociedad no es un todo homogéneo en el que convivan con distinto
éxito económico un trabajador y un banquero (como conviven en el mismo equipo de fútbol
un jugador del montón y una gran estrella), sino que está dividida por una gran falla que de
cuando en cuando produce terremotos (revoluciones y contrarevoluciones). Esta falla separa
los intereses irreconciliables entre asalariados y capitalistas.


Hablar de democracia en la situación actual es lo más beneficioso para los explotadores
porque impregna la conciencia de los asalariados con la idea de que todo puede arreglarse
mediante la negociación y les hace olvidar que los mismos derechos democráticos (esos que
hoy desparecen), que el mismo derecho a debatir las cuestiones sociales fue conquistado con
las más duras y sangrientas luchas.


Si queremos dar a una cosa su definición más justa es necesario que atendamos a sus
cualidades permanentes y no a sus propiedades accidentales. De una mesa, no diremos que es
un objeto marrón de tamaño medio, sino que es un mueble en torno al cual nos sentamos para
comer conversar o trabajar y que accidentalmente puede ser marrón (hasta que no lo pintemos
de verde). De forma análoga no podemos decir que nuestra sociedad sea democrática sino
capitalista. La democracia es simplemente el color del que estaba pintada. El color se ha
desvaído con el tiempo y ahora la están repintando (contra nuestra voluntad y de un color que
no nos gusta).


Vivimos en una sociedad fracturada, como no puede dejar de serlo la capitalista. Esa
conciencia es la que debe servirnos de guía para devolver las palabras izquierda y derecha su
auténtico significado. Es de izquierdas quien se opone al capitalismo y de derechas quien lo
defiende. Todo lo demás es como definir la mesa por el color.




Errores en el análisis de la situación


El primer gran error es pensar que la crisis que sufrimos es económica. Si así lo fuera podría
solucionarse con medidas económicas o esperar que se resolviera por sí misma. La verdad es
otra. Estamos ante una contrarrevolución política. Los políticos son una élite corrupta al
servicio de la oligarquía y nos llevarán a donde ésta quiera. España es el ejemplo más
evidente. Zapatero pierde el poder los recortes del Estado del bienestar que los votantes no
aceptan. Rajoy gana las elecciones prometiendo acabar con los recortes y en cinco meses de
mandato ha ido mucho más lejos que su predecesor sin que su gobierno parezca próximo a
caer. Ahora bien, en una situación en la los gobernantes no se consideran obligados por sus
programas electorales y en la que los ciudadanos no pueden hacer otra cosa que esperar a la
siguiente convocatoria de elecciones para votar a otro gobierno igualmente irresponsable, la
palabra “democracia” es un sarcasmo. En cualquier caso, esta ficción no puede durar y, ante
las protestas ciudadanas el Estado se hará cada vez más autoritario. Muchos sectores de las
clases medias verán este proceso con agrado pues confundirán el autoritarismo con la
capacidad de los gobiernos para actuar de forma autónoma y poner fin a la crisis, cuando en
realidad solo muestra la sujeción de los gobiernos a la oligarquía y su voluntad de imponer los
intereses de ésta por cualquier medio. Así nacieron los fascismos pero esta vez (y a pesar de
los éxitos de los partidos nacionalistas y xenófobos), no hará falta un fascismo clásico pues no
hay enemigo a vencer como lo hubo en los años treinta. Si la clase obrera no lucha, no es
necesario disparar sobre ella ni prohibir sus inocuas organizaciones. De una manera
“democrática” se la reducirá a la miseria. Las formas que el autoritarismo tome dependerán de
la intensidad de la respuesta de los asalariados al desmantelamiento del estado del bienestar,
siendo lo más probable que en el futuro inmediato el autoritarismo se caracterice por un
mayor severidad del código y los procesos penales, un aumento de la represión policial ante
cualquier tipo de protesta y la exacerbación de la propaganda pro-oligárquica por parte de los
medios de comunicación. Si surgieran potentes formas organizadas de lucha obrera, entonces
sí sería real el peligro de que aparecieran nuevas formas de fascismo.


Hay momentos en los que la historia se acelera y éste es uno de ellos. Con “aceleración de la
historia” se quiere aludir a tiempos en los que se producen acontecimientos inesperados que
dan lugar a procesos muy rápidos de transformación social. Desgraciadamente estos cambios
han cogido a los asalariados material e ideológicamente indefensos por lo que sólo es
previsible un proceso de degradación y desintegración social sin un aumento de la lucha de
los trabajadores que puedan revertir la situación. Sólo una cosa es segura: el mundo como era
antes del 2007 ha desaparecido para siempre.


Una crisis económica “clásica” empieza un incremento de la oferta por encima de las
posibilidades de demanda. La situación actual es diferente. No ha sido la insuficiencia de la
demanda la que ha producido la crisis sino que ha ocurrido al contrario. Las medidas de
austeridad han dejado a los consumidores sin poder de compra. Como a pesar de la caótica
situación económica los oligarcas siguen aumentando sus beneficios, los políticos en sus
puestos de mando, si la planeada depauperización de las clases asalariadas no en cuentra una
respuesta de masas todo seguirá en una espiral descendente. No hay soluciones puramente
económicas a esta crisis, sólo políticas; pero los cambios políticos que pudieran solucionarla
serían de una tal profundidad que, por el momento, son impensables.


El segundo error consiste en sostener que en España, en Alemania o en Europa se está
haciendo una política económica equivocada. No se está haciendo una política económica
equivocada por que no se está haciendo ninguna política económica en absoluto. Los políticos
se limitan a presentar supuestos hechos económicos y “sacrificios necesarios” para hacerles
frente. Un ejemplo de ello es el diferencial de prima de riesgo que el gobierno español utiliza
como pretexto para los recortes. Pero ¿por qué llamar a la prima de riesgo un hecho supuesto?
Por la misma razón por la que podemos llamar a una estafa un acuerdo supuesto entre
estafador y estafado. La subida o la bajada de la prima de riesgo no es el efecto de ninguna
causa objetiva sino la libre decisión de un número limitadísimo de personas que persiguen un
fin político: la reducción de los salarios y el aumento del tiempo de trabajo semanal a más de
sesenta horas. Debemos recordar que los intentos de degradar las condiciones de trabajo en
Comunidad Europea son anteriores a la crisis. La directiva Bolkenstein cuyo objetivo era
asimilar las condiciones laborales de los países de la Europa Occidental a las de los Países del
Este aumentando entre otras cosas el trabajo semanal a más se sesenta horas, data del 2004.
Naturalmente, esto no podía hacerse con el consentimiento de los asalariados, se han
aprovechado las turbulencias económicas producidas por la quiebra del Lemans Brother, para
imponer los objetivos de la mencionada directiva. (La semana de 60 horas ha sido ya exigida
a los trabajadores griegos.)


La quiebra del Lehman Brother y el problema de las hipotecas sub-prime no hubiera sido más
que un problema económico que se habría superado en un año al máximo sino se hubiera
decidido utilizar la situación para acabar con el Estado del Bienestar.


Tercer error: la UE, no sigue la misma política económica que USA pro torpeza de sus
dirigentes. A este respecto debemos darnos cuenta de que el empeoramiento de las
condiciones de trabajo que se planea en Europa está hace muchos años en pleno
funcionamiento en USA, donde efectivamente hay despido libre sin indemnización alguna, se
trabajan seis días a la semana, no hay un sistema universal de asistencia sanitaria ni de
pensiones y las vacaciones anuales suelen ser de una semana. En los Estados Unidos no se
pretende quitar a los trabajadores lo que no tienen y en Europa sí. Por eso la Unión Europea
sí; por eso la Unión Europea recurre a la austeridad de una manera que, por el momento no es
útil en Estados Unidos.


El cuarto error consiste en atribuir a un grupo de financieros especuladores sin escrúpulos el
estallido de la crisis. Esto es cierto en alguna medida, pero se pasa por alto que esos
especuladores no son una aberración del sistema del que éste podría liberarse. Por el contrario
ellos son el sistema y liberarse de ellos no sería más fácil que liberar a la sociedad del
capitalismo.


En los años ochenta y noventa, surgió (con el beneplácito de los sindicatos), una nueva capa
social compuesta por dos grupos íntimamente fundidos entre sí: los gestores de empresa y los
políticos profesionales. La identificación de estos grupos es tal que quienes desempeñan
cargos políticos tienen un pasado profesional en las empresas y una vez acabada su etapa en la
vida pública vuelven a la gran empresa en cargos directivos. Ésta es la capa parasitaria
productora de la crisis y a la que, asombrosamente, se ha confiado su gestión. Bastará con
mencionar que Luis de Guindos era el hombre de la Lehman Brother en España y que Mario
Draghi, pasó de su puesto de ministro del gobierno italiano a directivo de la Goldman –
Sachs, para pasar a continuación a presidente del Banco Central Europeo. Naturalmente estos
individuos trabajan para su propio beneficio que está en total contradicción con los intereses
del resto de la sociedad excepto del de los verdaderos amos: esa oligarquía (el 1% de la
población que tanto provecho esta obteniendo de la crisis. La crisis es “su idea de negocio” y
seguirán con él hasta que no se los obligue a dejarlo algo que difícilmente se alcanzará
utilizando buenas razones y argumentos.


El quinto error consiste en confundir la economía y la física, tomando ésta como paradigma
de las ciencias de la naturaleza. La totalidad de los economistas de izquierdas en cuantían el
origen de la crisis en la ideología neoconservadora, señalando el carácter profundamente
erróneo y destructivo de las teorías de Milton Friedman. Dichos economistas razonan como si
los procesos político – económicos fueran similares a los experimentos del CERN. En física
las teorías preceden a sus aplicaciones y no son independientes de ellas. Primero se formula
una teoría puramente matemática para desarrollar otra ya existente o hacerla más potente.

Recomendados

Chomsky el control de nuestras vidas
Chomsky el control de nuestras vidasChomsky el control de nuestras vidas
Chomsky el control de nuestras vidas251436
 
Documento politico X Asamblea IU
Documento politico X Asamblea IUDocumento politico X Asamblea IU
Documento politico X Asamblea IUiuburlada
 
Le monde diplomatique cono sur de agosto 2017
Le monde diplomatique cono sur de agosto 2017Le monde diplomatique cono sur de agosto 2017
Le monde diplomatique cono sur de agosto 2017Robinson Salazar Pèrez
 
Socialismo siglo xxi
Socialismo siglo xxiSocialismo siglo xxi
Socialismo siglo xxiDayannara5
 
EL SOCIALISMO DEL SIGLO XXI Y SU INCIDENCIA EN LA ECONOMÍA ECUATORIANA
 EL SOCIALISMO DEL SIGLO XXI Y SU INCIDENCIA EN LA ECONOMÍA ECUATORIANA EL SOCIALISMO DEL SIGLO XXI Y SU INCIDENCIA EN LA ECONOMÍA ECUATORIANA
EL SOCIALISMO DEL SIGLO XXI Y SU INCIDENCIA EN LA ECONOMÍA ECUATORIANARoberto Molina Ruales
 
Contemporanea las nuevas potencias muestra
Contemporanea las nuevas potencias  muestraContemporanea las nuevas potencias  muestra
Contemporanea las nuevas potencias muestranohrabernal
 

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Malestar ciudadano. Una aproximación a sus causas
Malestar ciudadano. Una aproximación a sus causasMalestar ciudadano. Una aproximación a sus causas
Malestar ciudadano. Una aproximación a sus causasAlejandro González Llaguno
 
Chomsky el control de nuestras vidas
Chomsky el control de nuestras vidasChomsky el control de nuestras vidas
Chomsky el control de nuestras vidasDaniel Diaz
 
El socialismo del siglo xxi heinz dieterich steffan
El socialismo del siglo xxi   heinz dieterich steffanEl socialismo del siglo xxi   heinz dieterich steffan
El socialismo del siglo xxi heinz dieterich steffanAna María González
 
Heinz Dieterich El Socialismo Del Siglo Xxi
Heinz Dieterich   El Socialismo Del Siglo XxiHeinz Dieterich   El Socialismo Del Siglo Xxi
Heinz Dieterich El Socialismo Del Siglo XxiLuis Maldonado
 
Adelantes muchachas/os, por la democracia
Adelantes muchachas/os, por la democraciaAdelantes muchachas/os, por la democracia
Adelantes muchachas/os, por la democraciaEnxebrebooks
 
Izquierda y progresismo: la gran divergencia
Izquierda y progresismo: la gran divergenciaIzquierda y progresismo: la gran divergencia
Izquierda y progresismo: la gran divergenciaCrónicas del despojo
 
Herbert Marcuse - C-apitalismo tardío y la estrategia de la izquierda.
Herbert Marcuse - C-apitalismo tardío y la estrategia de la izquierda.Herbert Marcuse - C-apitalismo tardío y la estrategia de la izquierda.
Herbert Marcuse - C-apitalismo tardío y la estrategia de la izquierda.David Rivera
 
Sistemas económicos:pocas novedades
Sistemas económicos:pocas novedadesSistemas económicos:pocas novedades
Sistemas económicos:pocas novedadesManfredNolte
 
Transicion 17 octubre de 2019
Transicion 17 octubre  de 2019 Transicion 17 octubre  de 2019
Transicion 17 octubre de 2019 CORCI Mexico
 
Christophe guilluy y las clases medias
Christophe guilluy y las clases mediasChristophe guilluy y las clases medias
Christophe guilluy y las clases mediasManfredNolte
 

La actualidad más candente (16)

Malestar ciudadano. Una aproximación a sus causas
Malestar ciudadano. Una aproximación a sus causasMalestar ciudadano. Una aproximación a sus causas
Malestar ciudadano. Una aproximación a sus causas
 
Chomsky el control de nuestras vidas
Chomsky el control de nuestras vidasChomsky el control de nuestras vidas
Chomsky el control de nuestras vidas
 
El socialismo del siglo xxi heinz dieterich steffan
El socialismo del siglo xxi   heinz dieterich steffanEl socialismo del siglo xxi   heinz dieterich steffan
El socialismo del siglo xxi heinz dieterich steffan
 
Heinz Dieterich El Socialismo Del Siglo Xxi
Heinz Dieterich   El Socialismo Del Siglo XxiHeinz Dieterich   El Socialismo Del Siglo Xxi
Heinz Dieterich El Socialismo Del Siglo Xxi
 
Adelantes muchachas/os, por la democracia
Adelantes muchachas/os, por la democraciaAdelantes muchachas/os, por la democracia
Adelantes muchachas/os, por la democracia
 
El caos democrático
El caos democráticoEl caos democrático
El caos democrático
 
Izquierda y progresismo: la gran divergencia
Izquierda y progresismo: la gran divergenciaIzquierda y progresismo: la gran divergencia
Izquierda y progresismo: la gran divergencia
 
Herbert Marcuse - C-apitalismo tardío y la estrategia de la izquierda.
Herbert Marcuse - C-apitalismo tardío y la estrategia de la izquierda.Herbert Marcuse - C-apitalismo tardío y la estrategia de la izquierda.
Herbert Marcuse - C-apitalismo tardío y la estrategia de la izquierda.
 
Sociología de la crisis
Sociología de la crisisSociología de la crisis
Sociología de la crisis
 
Sistemas económicos:pocas novedades
Sistemas económicos:pocas novedadesSistemas económicos:pocas novedades
Sistemas económicos:pocas novedades
 
(261)long voto y economia
(261)long voto y economia(261)long voto y economia
(261)long voto y economia
 
Transicion 17 octubre de 2019
Transicion 17 octubre  de 2019 Transicion 17 octubre  de 2019
Transicion 17 octubre de 2019
 
Christophe guilluy y las clases medias
Christophe guilluy y las clases mediasChristophe guilluy y las clases medias
Christophe guilluy y las clases medias
 
Herramienta.com
Herramienta.comHerramienta.com
Herramienta.com
 
el periodismo
el periodismoel periodismo
el periodismo
 
Sind anar
Sind anarSind anar
Sind anar
 

Destacado

Pac 1. Nuevos medios
Pac 1. Nuevos mediosPac 1. Nuevos medios
Pac 1. Nuevos mediosxmutiloa
 
Emociones infantiles
Emociones infantilesEmociones infantiles
Emociones infantilesATAHONA
 
Apresentação Institucional G2Business
Apresentação Institucional G2BusinessApresentação Institucional G2Business
Apresentação Institucional G2BusinessGlobal to Business
 
Atividade das aulas 5 6 7 claudivan completo
Atividade das aulas    5 6 7    claudivan completoAtividade das aulas    5 6 7    claudivan completo
Atividade das aulas 5 6 7 claudivan completoclaudyy santana
 
Método Ipler
Método IplerMétodo Ipler
Método IplerZynMurder
 
Resumen diario de_una_prostituta
Resumen diario de_una_prostitutaResumen diario de_una_prostituta
Resumen diario de_una_prostitutaviridiana_posadas12
 
Přednáška affiliate marketing + cvičení viv ne tworks vše v23 11_2011
Přednáška affiliate marketing + cvičení viv ne tworks vše v23 11_2011Přednáška affiliate marketing + cvičení viv ne tworks vše v23 11_2011
Přednáška affiliate marketing + cvičení viv ne tworks vše v23 11_2011Colpirio.com s.r.o.
 
Pps para nilsen
Pps para nilsenPps para nilsen
Pps para nilsengarro81
 
Aula5 crescimentomicrobiano-140505201033-phpapp01
Aula5 crescimentomicrobiano-140505201033-phpapp01Aula5 crescimentomicrobiano-140505201033-phpapp01
Aula5 crescimentomicrobiano-140505201033-phpapp01Juliana Rose
 
Waleska c, cristina g, fernando s, adil e
Waleska c, cristina g, fernando s, adil eWaleska c, cristina g, fernando s, adil e
Waleska c, cristina g, fernando s, adil eeltravelin
 

Destacado (20)

Pac 1. Nuevos medios
Pac 1. Nuevos mediosPac 1. Nuevos medios
Pac 1. Nuevos medios
 
Donación de órganos
Donación de órganosDonación de órganos
Donación de órganos
 
Presentación baloncesto
Presentación baloncestoPresentación baloncesto
Presentación baloncesto
 
Aquari
Aquari Aquari
Aquari
 
Emociones infantiles
Emociones infantilesEmociones infantiles
Emociones infantiles
 
Apresentação Institucional G2Business
Apresentação Institucional G2BusinessApresentação Institucional G2Business
Apresentação Institucional G2Business
 
Resolución 049 2015
Resolución 049 2015Resolución 049 2015
Resolución 049 2015
 
Ekonomi ecoscos
Ekonomi ecoscosEkonomi ecoscos
Ekonomi ecoscos
 
Atividade das aulas 5 6 7 claudivan completo
Atividade das aulas    5 6 7    claudivan completoAtividade das aulas    5 6 7    claudivan completo
Atividade das aulas 5 6 7 claudivan completo
 
Inteligencias múltiples
Inteligencias múltiplesInteligencias múltiples
Inteligencias múltiples
 
Método Ipler
Método IplerMétodo Ipler
Método Ipler
 
Resumen diario de_una_prostituta
Resumen diario de_una_prostitutaResumen diario de_una_prostituta
Resumen diario de_una_prostituta
 
Los mejores mensajes del rock
Los mejores mensajes del rockLos mejores mensajes del rock
Los mejores mensajes del rock
 
Přednáška affiliate marketing + cvičení viv ne tworks vše v23 11_2011
Přednáška affiliate marketing + cvičení viv ne tworks vše v23 11_2011Přednáška affiliate marketing + cvičení viv ne tworks vše v23 11_2011
Přednáška affiliate marketing + cvičení viv ne tworks vše v23 11_2011
 
La castanyeta
La castanyetaLa castanyeta
La castanyeta
 
Pps para nilsen
Pps para nilsenPps para nilsen
Pps para nilsen
 
Aula5 crescimentomicrobiano-140505201033-phpapp01
Aula5 crescimentomicrobiano-140505201033-phpapp01Aula5 crescimentomicrobiano-140505201033-phpapp01
Aula5 crescimentomicrobiano-140505201033-phpapp01
 
Waleska c, cristina g, fernando s, adil e
Waleska c, cristina g, fernando s, adil eWaleska c, cristina g, fernando s, adil e
Waleska c, cristina g, fernando s, adil e
 
Salvar
SalvarSalvar
Salvar
 
Abm rph3
Abm rph3Abm rph3
Abm rph3
 

Similar a La crisis económica 2

No 28 Corci Mexico
No 28  Corci MexicoNo 28  Corci Mexico
No 28 Corci MexicoCORCI Mexico
 
Para leer la insurreción que viene
Para leer la insurreción que vienePara leer la insurreción que viene
Para leer la insurreción que vieneJuan Campos
 
Hacia el-capitalismo-o-hacia-el-socialismo-trotsky
Hacia el-capitalismo-o-hacia-el-socialismo-trotskyHacia el-capitalismo-o-hacia-el-socialismo-trotsky
Hacia el-capitalismo-o-hacia-el-socialismo-trotskyPERIODISTAS DE LAS CALLES
 
ETICA, MOTINES, UTOPIA
ETICA, MOTINES, UTOPIAETICA, MOTINES, UTOPIA
ETICA, MOTINES, UTOPIAManfredNolte
 
De cómo ser un pelotudo apologético sin ninguna necesidad
De cómo ser un pelotudo apologético sin ninguna necesidadDe cómo ser un pelotudo apologético sin ninguna necesidad
De cómo ser un pelotudo apologético sin ninguna necesidadblogdehernan
 
La necesidad del socialismo del siglo xxi en el salvador
La necesidad del socialismo del siglo xxi en el salvadorLa necesidad del socialismo del siglo xxi en el salvador
La necesidad del socialismo del siglo xxi en el salvadorelneuen77
 
Sesión 1. Lectura El proceso llamado Globalizacion.pdf
Sesión 1. Lectura El proceso llamado Globalizacion.pdfSesión 1. Lectura El proceso llamado Globalizacion.pdf
Sesión 1. Lectura El proceso llamado Globalizacion.pdfJOSEMELECIOGUEVARAPE
 
Tomar o crear las instituciones (corto). Lecturas recomendadas. Luis González...
Tomar o crear las instituciones (corto). Lecturas recomendadas. Luis González...Tomar o crear las instituciones (corto). Lecturas recomendadas. Luis González...
Tomar o crear las instituciones (corto). Lecturas recomendadas. Luis González...Ecologistas en Accion
 
A touraine. la_crisis_dentro_de_la_crisis
A touraine. la_crisis_dentro_de_la_crisisA touraine. la_crisis_dentro_de_la_crisis
A touraine. la_crisis_dentro_de_la_crisislordfido
 
Chomsky control
Chomsky controlChomsky control
Chomsky controlholaperro
 
Chomsky control
Chomsky controlChomsky control
Chomsky controlholaperro
 
Lo mejor que el dinero no puede comprar (3)
Lo mejor que el dinero no puede comprar (3)Lo mejor que el dinero no puede comprar (3)
Lo mejor que el dinero no puede comprar (3)Esteban013
 
Boletín mulcs regional ba n°3
Boletín mulcs regional ba  n°3Boletín mulcs regional ba  n°3
Boletín mulcs regional ba n°317101810
 
El capitalismo neoliberal ha muerto viva el capitalismo corporativista
El capitalismo neoliberal ha muerto viva el capitalismo corporativistaEl capitalismo neoliberal ha muerto viva el capitalismo corporativista
El capitalismo neoliberal ha muerto viva el capitalismo corporativistaCrónicas del despojo
 

Similar a La crisis económica 2 (20)

No 28 Corci Mexico
No 28  Corci MexicoNo 28  Corci Mexico
No 28 Corci Mexico
 
Para leer la insurreción que viene
Para leer la insurreción que vienePara leer la insurreción que viene
Para leer la insurreción que viene
 
Entrevista podemos
Entrevista podemosEntrevista podemos
Entrevista podemos
 
Hacia el-capitalismo-o-hacia-el-socialismo-trotsky
Hacia el-capitalismo-o-hacia-el-socialismo-trotskyHacia el-capitalismo-o-hacia-el-socialismo-trotsky
Hacia el-capitalismo-o-hacia-el-socialismo-trotsky
 
ETICA, MOTINES, UTOPIA
ETICA, MOTINES, UTOPIAETICA, MOTINES, UTOPIA
ETICA, MOTINES, UTOPIA
 
De cómo ser un pelotudo apologético sin ninguna necesidad
De cómo ser un pelotudo apologético sin ninguna necesidadDe cómo ser un pelotudo apologético sin ninguna necesidad
De cómo ser un pelotudo apologético sin ninguna necesidad
 
La necesidad del socialismo del siglo xxi en el salvador
La necesidad del socialismo del siglo xxi en el salvadorLa necesidad del socialismo del siglo xxi en el salvador
La necesidad del socialismo del siglo xxi en el salvador
 
Sesión 1. Lectura El proceso llamado Globalizacion.pdf
Sesión 1. Lectura El proceso llamado Globalizacion.pdfSesión 1. Lectura El proceso llamado Globalizacion.pdf
Sesión 1. Lectura El proceso llamado Globalizacion.pdf
 
Tomar o crear las instituciones (corto). Lecturas recomendadas. Luis González...
Tomar o crear las instituciones (corto). Lecturas recomendadas. Luis González...Tomar o crear las instituciones (corto). Lecturas recomendadas. Luis González...
Tomar o crear las instituciones (corto). Lecturas recomendadas. Luis González...
 
Netto cap 9 traduccion
Netto cap 9 traduccion Netto cap 9 traduccion
Netto cap 9 traduccion
 
A touraine. la_crisis_dentro_de_la_crisis
A touraine. la_crisis_dentro_de_la_crisisA touraine. la_crisis_dentro_de_la_crisis
A touraine. la_crisis_dentro_de_la_crisis
 
Chomsky control
Chomsky controlChomsky control
Chomsky control
 
Chomsky control
Chomsky controlChomsky control
Chomsky control
 
Chomsky control
Chomsky controlChomsky control
Chomsky control
 
Lo mejor que el dinero no puede comprar (3)
Lo mejor que el dinero no puede comprar (3)Lo mejor que el dinero no puede comprar (3)
Lo mejor que el dinero no puede comprar (3)
 
Por Las 35 Horas
Por Las 35 HorasPor Las 35 Horas
Por Las 35 Horas
 
Por Las 35 Horas
Por Las 35 HorasPor Las 35 Horas
Por Las 35 Horas
 
Boletín mulcs regional ba n°3
Boletín mulcs regional ba  n°3Boletín mulcs regional ba  n°3
Boletín mulcs regional ba n°3
 
El capitalismo neoliberal ha muerto viva el capitalismo corporativista
El capitalismo neoliberal ha muerto viva el capitalismo corporativistaEl capitalismo neoliberal ha muerto viva el capitalismo corporativista
El capitalismo neoliberal ha muerto viva el capitalismo corporativista
 
Mpc y la comunicación.
Mpc y la comunicación.Mpc y la comunicación.
Mpc y la comunicación.
 

La crisis económica 2

  • 1. La crisis económica (2) Introducción En notas anteriores se señalaba que los aspectos más destacados de la actual crisis económica son los siguientes: 1. La crisis que padecemos no es la consecuencia indeseada por todos de la lógica del desarrollo de la economía capitalista. No es una crisis típica de sobreproducción causada por la contradicción entre los intereses de los asalariados y el capital productivo. Un factor nuevo ha aparecido: la divergencia de intereses entre la economía productiva (fabricantes, cadenas de distribución comercial) y el capital financiero. Si en el pasado éste último era un instrumento de la economía productiva acelerando los ciclos de circulación del capital productivo (prestando dinero a fabricantes distribuidores y consumidores, para agilizar la producción y venta de mercancías), en la actualidad se ha divorciado de él y trabaja contra sus intereses deprimiendo el consumo en todos los países, dañando así la producción fabril y el comercio y deprimiendo el consumo. 2. Los Estados han perdido su papel redistributivo. Los políticos no pretenden gestionar una sociedad desigual pero viable sino que son simplemente recaudadores al servicio de los magnates financieros (el 1% de la población), aun a costa de provocar el colapso de las sociedades occidentales “democráticas”, sin que les preocupe a dónde llevará ese final. 3. La crisis no es un accidente causado por la prácticas deshonestas de un puñado de especuladores, sino el resultado de un proceso largamente planeado y desarrollado. Podríamos llamarlo una contrarrevolución oligárquica que reparte entre un puñado de elegidos las riquezas del mundo occidental de una manera tan cínica y brutal como fue el expolio de la riqueza de la Unión Soviética entre un puñado de oligarcas en tiempos de Yeltsin. 4. Para sus promotores, la crisis un fin: devolver a los asalariados a las condiciones de vida vigentes en los tiempos de la revolución industrial (releer a Dickens es en estos momentos, algo sumamente instructivo).
  • 2. Observaciones sobre la ideología No faltan economistas de izquierdas analizan cometen errores graves al analizar la actual situación. El origen de su equivocación puede encontrase en el hecho de que se atribuyen a sí mismos o se les atribuye el calificativo de izquierdistas, siendo, como son, defensores del sistema capitalista. La primera confusión estriba en ver nuestra sociedad no bajo el aspecto de las relaciones económicas sino de abstractas formas políticas. Así no se suele calificar muestra sociedad como capitalista (al igual que eran capitalistas la sociedad predemocrática del siglo XIX y la Alemania de Hitler), sino dirán que vivimos en una sociedad democrática y si se les indica que esa democracia no es más que no es más que una de las muchas formas políticas que ha tomado el capitalismo; que el capitalismo es la base, lo fundamental, y que las formas más o menos democráticas de hacer política sólo son estados provisionales que el capitalismo se ha visto obligado a adoptar se mostrarán totalmente reacios a adoptar este punto de vista. Los citados economistas de izquierdas quieren ver la sociedad como algo homogéneo cuyas partes sólo se diferenciaran entre si por cuestiones de grado. Así un capitalista sería un trabajador que gana mucho con su trabajo y un asalariado se podría definir como un capitalista que obtiene pocos beneficios. En esta visón social las posiciones políticas podrían representarse en un espectro en el cual uno de los polos sería partidario de la mayor redistribución, el gasto social posibles (la izquierda) y el otro polo partidario de la austeridad y las privatizaciones (la derecha). El esquema de pensamiento anterior es el que ha aceptado la alternancia en al poder entre la izquierda (socialdemocracia) y la derecha sin que el políticas económicas llevadas a cabo por los diferentes gobiernos se diferenciaran gran cosa. Recordemos que los grandes recortes salariales y del Estado del bienestar que hoy nos afectan fueron puestos en práctica en Alemania y Suecia en los años 90 por partidos socialdemócratas. Nos encontramos en una situación en la que las tensiones sociales se recrudecerán enormemente. Viviremos años de luchas espontáneas u organizadas en las que el modelo de sociedad y, por tanto, el futuro de los trabajadores, estará en juego; por eso es hora de
  • 3. devolverle a las palabras su auténtico significado que ha sido degradado por intelectuales periodistas y políticos. La sociedad no es un todo homogéneo en el que convivan con distinto éxito económico un trabajador y un banquero (como conviven en el mismo equipo de fútbol un jugador del montón y una gran estrella), sino que está dividida por una gran falla que de cuando en cuando produce terremotos (revoluciones y contrarevoluciones). Esta falla separa los intereses irreconciliables entre asalariados y capitalistas. Hablar de democracia en la situación actual es lo más beneficioso para los explotadores porque impregna la conciencia de los asalariados con la idea de que todo puede arreglarse mediante la negociación y les hace olvidar que los mismos derechos democráticos (esos que hoy desparecen), que el mismo derecho a debatir las cuestiones sociales fue conquistado con las más duras y sangrientas luchas. Si queremos dar a una cosa su definición más justa es necesario que atendamos a sus cualidades permanentes y no a sus propiedades accidentales. De una mesa, no diremos que es un objeto marrón de tamaño medio, sino que es un mueble en torno al cual nos sentamos para comer conversar o trabajar y que accidentalmente puede ser marrón (hasta que no lo pintemos de verde). De forma análoga no podemos decir que nuestra sociedad sea democrática sino capitalista. La democracia es simplemente el color del que estaba pintada. El color se ha desvaído con el tiempo y ahora la están repintando (contra nuestra voluntad y de un color que no nos gusta). Vivimos en una sociedad fracturada, como no puede dejar de serlo la capitalista. Esa conciencia es la que debe servirnos de guía para devolver las palabras izquierda y derecha su auténtico significado. Es de izquierdas quien se opone al capitalismo y de derechas quien lo defiende. Todo lo demás es como definir la mesa por el color. Errores en el análisis de la situación El primer gran error es pensar que la crisis que sufrimos es económica. Si así lo fuera podría solucionarse con medidas económicas o esperar que se resolviera por sí misma. La verdad es otra. Estamos ante una contrarrevolución política. Los políticos son una élite corrupta al servicio de la oligarquía y nos llevarán a donde ésta quiera. España es el ejemplo más
  • 4. evidente. Zapatero pierde el poder los recortes del Estado del bienestar que los votantes no aceptan. Rajoy gana las elecciones prometiendo acabar con los recortes y en cinco meses de mandato ha ido mucho más lejos que su predecesor sin que su gobierno parezca próximo a caer. Ahora bien, en una situación en la los gobernantes no se consideran obligados por sus programas electorales y en la que los ciudadanos no pueden hacer otra cosa que esperar a la siguiente convocatoria de elecciones para votar a otro gobierno igualmente irresponsable, la palabra “democracia” es un sarcasmo. En cualquier caso, esta ficción no puede durar y, ante las protestas ciudadanas el Estado se hará cada vez más autoritario. Muchos sectores de las clases medias verán este proceso con agrado pues confundirán el autoritarismo con la capacidad de los gobiernos para actuar de forma autónoma y poner fin a la crisis, cuando en realidad solo muestra la sujeción de los gobiernos a la oligarquía y su voluntad de imponer los intereses de ésta por cualquier medio. Así nacieron los fascismos pero esta vez (y a pesar de los éxitos de los partidos nacionalistas y xenófobos), no hará falta un fascismo clásico pues no hay enemigo a vencer como lo hubo en los años treinta. Si la clase obrera no lucha, no es necesario disparar sobre ella ni prohibir sus inocuas organizaciones. De una manera “democrática” se la reducirá a la miseria. Las formas que el autoritarismo tome dependerán de la intensidad de la respuesta de los asalariados al desmantelamiento del estado del bienestar, siendo lo más probable que en el futuro inmediato el autoritarismo se caracterice por un mayor severidad del código y los procesos penales, un aumento de la represión policial ante cualquier tipo de protesta y la exacerbación de la propaganda pro-oligárquica por parte de los medios de comunicación. Si surgieran potentes formas organizadas de lucha obrera, entonces sí sería real el peligro de que aparecieran nuevas formas de fascismo. Hay momentos en los que la historia se acelera y éste es uno de ellos. Con “aceleración de la historia” se quiere aludir a tiempos en los que se producen acontecimientos inesperados que dan lugar a procesos muy rápidos de transformación social. Desgraciadamente estos cambios han cogido a los asalariados material e ideológicamente indefensos por lo que sólo es previsible un proceso de degradación y desintegración social sin un aumento de la lucha de los trabajadores que puedan revertir la situación. Sólo una cosa es segura: el mundo como era antes del 2007 ha desaparecido para siempre. Una crisis económica “clásica” empieza un incremento de la oferta por encima de las posibilidades de demanda. La situación actual es diferente. No ha sido la insuficiencia de la demanda la que ha producido la crisis sino que ha ocurrido al contrario. Las medidas de
  • 5. austeridad han dejado a los consumidores sin poder de compra. Como a pesar de la caótica situación económica los oligarcas siguen aumentando sus beneficios, los políticos en sus puestos de mando, si la planeada depauperización de las clases asalariadas no en cuentra una respuesta de masas todo seguirá en una espiral descendente. No hay soluciones puramente económicas a esta crisis, sólo políticas; pero los cambios políticos que pudieran solucionarla serían de una tal profundidad que, por el momento, son impensables. El segundo error consiste en sostener que en España, en Alemania o en Europa se está haciendo una política económica equivocada. No se está haciendo una política económica equivocada por que no se está haciendo ninguna política económica en absoluto. Los políticos se limitan a presentar supuestos hechos económicos y “sacrificios necesarios” para hacerles frente. Un ejemplo de ello es el diferencial de prima de riesgo que el gobierno español utiliza como pretexto para los recortes. Pero ¿por qué llamar a la prima de riesgo un hecho supuesto? Por la misma razón por la que podemos llamar a una estafa un acuerdo supuesto entre estafador y estafado. La subida o la bajada de la prima de riesgo no es el efecto de ninguna causa objetiva sino la libre decisión de un número limitadísimo de personas que persiguen un fin político: la reducción de los salarios y el aumento del tiempo de trabajo semanal a más de sesenta horas. Debemos recordar que los intentos de degradar las condiciones de trabajo en Comunidad Europea son anteriores a la crisis. La directiva Bolkenstein cuyo objetivo era asimilar las condiciones laborales de los países de la Europa Occidental a las de los Países del Este aumentando entre otras cosas el trabajo semanal a más se sesenta horas, data del 2004. Naturalmente, esto no podía hacerse con el consentimiento de los asalariados, se han aprovechado las turbulencias económicas producidas por la quiebra del Lemans Brother, para imponer los objetivos de la mencionada directiva. (La semana de 60 horas ha sido ya exigida a los trabajadores griegos.) La quiebra del Lehman Brother y el problema de las hipotecas sub-prime no hubiera sido más que un problema económico que se habría superado en un año al máximo sino se hubiera decidido utilizar la situación para acabar con el Estado del Bienestar. Tercer error: la UE, no sigue la misma política económica que USA pro torpeza de sus dirigentes. A este respecto debemos darnos cuenta de que el empeoramiento de las condiciones de trabajo que se planea en Europa está hace muchos años en pleno funcionamiento en USA, donde efectivamente hay despido libre sin indemnización alguna, se
  • 6. trabajan seis días a la semana, no hay un sistema universal de asistencia sanitaria ni de pensiones y las vacaciones anuales suelen ser de una semana. En los Estados Unidos no se pretende quitar a los trabajadores lo que no tienen y en Europa sí. Por eso la Unión Europea sí; por eso la Unión Europea recurre a la austeridad de una manera que, por el momento no es útil en Estados Unidos. El cuarto error consiste en atribuir a un grupo de financieros especuladores sin escrúpulos el estallido de la crisis. Esto es cierto en alguna medida, pero se pasa por alto que esos especuladores no son una aberración del sistema del que éste podría liberarse. Por el contrario ellos son el sistema y liberarse de ellos no sería más fácil que liberar a la sociedad del capitalismo. En los años ochenta y noventa, surgió (con el beneplácito de los sindicatos), una nueva capa social compuesta por dos grupos íntimamente fundidos entre sí: los gestores de empresa y los políticos profesionales. La identificación de estos grupos es tal que quienes desempeñan cargos políticos tienen un pasado profesional en las empresas y una vez acabada su etapa en la vida pública vuelven a la gran empresa en cargos directivos. Ésta es la capa parasitaria productora de la crisis y a la que, asombrosamente, se ha confiado su gestión. Bastará con mencionar que Luis de Guindos era el hombre de la Lehman Brother en España y que Mario Draghi, pasó de su puesto de ministro del gobierno italiano a directivo de la Goldman – Sachs, para pasar a continuación a presidente del Banco Central Europeo. Naturalmente estos individuos trabajan para su propio beneficio que está en total contradicción con los intereses del resto de la sociedad excepto del de los verdaderos amos: esa oligarquía (el 1% de la población que tanto provecho esta obteniendo de la crisis. La crisis es “su idea de negocio” y seguirán con él hasta que no se los obligue a dejarlo algo que difícilmente se alcanzará utilizando buenas razones y argumentos. El quinto error consiste en confundir la economía y la física, tomando ésta como paradigma de las ciencias de la naturaleza. La totalidad de los economistas de izquierdas en cuantían el origen de la crisis en la ideología neoconservadora, señalando el carácter profundamente erróneo y destructivo de las teorías de Milton Friedman. Dichos economistas razonan como si los procesos político – económicos fueran similares a los experimentos del CERN. En física las teorías preceden a sus aplicaciones y no son independientes de ellas. Primero se formula una teoría puramente matemática para desarrollar otra ya existente o hacerla más potente.
  • 7. Posteriormente se intenta su confirmación experimental para, el fin, pensar en la aplicación tecnológica de los resultados. Cuando los políticos intervienen en la economía actúan de forma totalmente diferente. Primero definen sus objetivos (reducir la participación de las rentas del trabajo, par señalar el más eminente), luego calculan si el clima social permitirá avanzar hacia ese objetivo y sólo entonces recurren a una teoría económica para justificar lo que han hecho sin importarles que los hechos desmienten la teoría siempre que la puedan usar demagógicamente como coartada. Cuando un premio Nobel como Krugman se asombra de que los gobiernos insistan en las políticas de austeridad cuando los hechos han demostrado sus efectos nocivos hay que admirar su ingenuidad. Los gobiernos no están utilizando con buena voluntad una teoría equivocada, sino que persiguen tenazmente sus objetivos (una gigantesca transferencia de capital desde los bolsillos de los trabajadores a los de los oligarcas. Como puedan explicar este expolio es simplemente una muestra de cinismo que toma la apariencia de una teoría porque siempre hay un sinvergüenza, como el mismo Friedman, dispuesto a proporcionarles una coartada ideológica con el disfraz de una teoría. No hay una idea (teoría económica) por absurda que sea y refutada que esté que no puedan utilizar. Así la famosa idea neoliberal del “goteo” según la cual cuando más rica fuera la capa superior de la sociedad más dinero derramaría sobre el conjunto de la sociedad. Se pasaba por alto con el mayor cinismo que para que se enriqueciera aún más a los más ricos, todo un río de dinero debía encauzarse de los bolsillos de los trabajadores al de los magnates, frente al cual lo que pudiera gotear de estos últimos carecía de importancia. Se nos cuenta ahora que cuanto más fácil sea el despido más empleo habrá. Esto no es una idea económica equivocada sino una tomadura de pelo. Combatirla con debates académicos es darle el estatus que no tiene. El de teoría económica, esto es, tomarla en serio. Al hacerlo así, los economistas de izquierda están lavando la cara a los políticos al servicio de la oligarquía. No los trata como lo que son: auténticos ganster sino como gestores que desgraciadamente siguen una teoría errónea. El sexto y más grave de todos los errores consiste en pensar que existe algo a lo que podemos llamar ciencia económica con un objeto diferenciado y sólido como los minerales son objeto de la geología. La realidad económica es solamente una expresión de las relaciones de las clases sociales antagónicas en un momento determinado. Si Clausewitz decía que la guerra es la continuación de la política por otras medios puede parafrasearselo y afirmar que la economía es la continuación de las lucha de clases con otra retórica.
  • 8. Lo fundamental de esos errores es que sólo confunden a los trabajadores cuando estos caen el la pasividad y se aíslan de los compañeros con los que comparten el mismo destino. Un vez empezada la lucha, por limitada que esta sea, por modestos que sean sus objetivos, los errores mencionados se disuelven como un terrón de azúcar. Esto marca la exigencias del momento. No es la hora de entablar debates académicos sino la de empezar a luchar contra quienes nos quieren arrancar los medios para llevar una vida mínimamente digna