SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 195
Descargar para leer sin conexión
1
UNIVERSIDAD PONTIFICIA SALESIANA
Departamento de Pastoral Juvenil
Facultad de ciencias de la Educación
EL AMOR REDENTOR COMO EXPERIENCIA
TRANSFORMATIVA PARA LOS JÓVENES COLOMBIANOS
Integración de la pedagogía liberadora de Paulo Freire en la Pastoral
Juvenil Vocacional Redentorista
Estudiante: PUERTO PATIÑO Héctor Eymard (19110E)
Relator: PANDOLFI Luca
Roma, 2016
2
DEDICATORIA
Ey-Ca
A Carlos Andrés Villa Padilla (1995-2012)
A la juventud redentorista
Ai miei cari confratelli della comunità e
del Collegio Sant’Alfonso – Roma,
con ellos a la provincia, a Gabo,
y a la curia general de la CSsR.
A mis amigos y familiares
A la SDB
A los jóvenes
y a quienes, descubriéndose en ellos,
con ellos se alegran, sufren y con ellos luchan
(Parafraseando a Freire)
3
ÍNDICE
Índice de ilustraciones ………………………………………………………………………….… 6
Siglas y abreviaciones ………………………………………………………………....................... 7
Introducción ……………………………………………………………………………………… 8
Capítulo I
Las juventudes colombianas en contacto con la
Congregación del Santísimo Redentor
1.1 La civilización del amor tiene por vocación la misión................................................ 10
1.1.1 Hacia el Horizonte con los pies en un sendero ya trazado....................................... 11
1.1.1.1 Horizonte de la realidad: Abierta al Espíritu con un nuevo sujeto....................... 12
1.1.1.2 El sendero histórico del horizonte: “Hacia el joven callejero de la fe”................. 18
1.1.1.2.1 El manantial del Concilio Vaticano II (hasta Medellín)............................... 20
1.1.1.2.2 La fluidez del río entre Puebla y Santo Domingo ....................................... 24
1.1.1.2.3 El océano revitalizador de la vocación misionera en Aparecida................... 30
1.1.2 Construyendo el fundamento pedagógico del Horizonte........................................ 37
1.1.2.1. Marco doctrinal fundamental en la pedagogía de la PJL.................................... 38
1.1.2.2. Construcción del marco operativo: Pedagogía vocacional misionera juvenil....... 39
1.1.3 La pedagogía de la liberación de Paulo Freire en la teología de la liberación de la
“Civilización del Amor. Proyecto y misión”.......................................................... 43
1.2. La Pastoral Juvenil Vocacional Redentorista Colombiana (PJVR-C).......................... 48
1.2.1. Transformación de la sociedad colombiana desde la concertación dialogada........... 50
1.2.1.2. Diálogos por la paz colombiana....................................................................... 51
1.2.1.3. La juventud colombiana, aprende a dialogar..................................................... 53
1.2.2. Conformación de una prioridad redentorista: PJVR-C........................................... 55
1.2.2.1. La esperanza en la Pastoral Juvenil a la luz de los Capítulos Generales............... 55
1.2.2.2. La provincia de Bogotá 28-00: dinámica en su misión redentora........................ 58
1.2.2.3. La PJVR-C con entusiasmo y fascinación........................................................ 59
1.3. La PJVR-C, expresión redentora de la civilización del amor...................................... 68
4
Capítulo II
La Redención como pedagogía de liberación:
Un amor que transforma
2.1. Perspectiva del amor Redentor................................................................................. 72
2.1.1 La Redención, expresión bíblica de liberación.......................................................... 72
2.1.1.1. Go’el el redentor y el éxodo de liberación de parte del oprimido....................... 73
2.1.1.2. El evangelio Redentor..................................................................................... 75
2.1.1.3. La Redención paulina..................................................................................... 78
2.1.2. La Redención en la congregación del Santísimo Redentor ...................................... 80
2.1.2.1. La redención: esperanza de amor en San Alfonso. ........................................... 80
2.1.2.2. El amor redentor como experiencia en la PJVR a través de los cinco últimos
capítulos generales………………………………………………………….… 81
2.1.3. La esperanza del amor en la Redención. ................................................................ 83
2.2. La pedagogía de Paulo Freire y la liberación de un sueño. ......................................... 85
2.2.1 Aproximación a Paulo Freire.................................................................................. 85
2.2.1.1. Breve biografía.............................................................................................. 85
2.2.1.2. Etapas literarias en Freire............................................................................... 86
2.2.1.3. Orígenes de su pensamiento........................................................................... 88
2.2.2. El reto antropológico en la ética freiriana................................................................ 89
2.2.3. La dialogicidad como camino de humanización...................................................... 93
2.2.4. La política de la fraternidad humana...................................................................... 95
2.3. Redención y liberación: claves de transformación juvenil.......................................... 97
2.3.1. El camino de la redención en la transformación juvenil ......................................... 97
2.3.1.1. EL amor redentor en la transformación del convivir juvenil............................... 98
2.3.1.2. Esperanza juvenil: proyecto y misión del abundante amor redentor.................... 99
2.3.1.3. Una integración imprescindible..................................................................... 101
2.3.2. Pedagogía de la liberación en el proceso colombiano............................................ 102
2.3.2.1. La ética: conciencia ecológica....................................................................... 103
2.3.2.2. El diálogo en el sujeto histórico colombiano: convocado por el amor............... 106
2.3.2.3. La política de la pedagogía como provocación valiente................................... 110
5
CAPÍTULO III
El joven en la comunidad juvenil redentorista
en apertura al amor y a la esperanza
3.1. Iniciación: la pequeña comunidad como fraternidad que acoge para ser y convivir.... 120
3.1.1. La comunidad fraterna en la consciencia de su misión........................................... 120
3.1.2. Acercamiento a un itinerario dentro de la comunidad juvenil ................................ 121
3.2. Profundización: el evangelio del amor Redentor como estímulo al aprendizaje. ........ 124
3.2.1. Dentro de la fraternidad, el evangelio renace en la Pascua.................................... 124
3.2.2. Acercamiento a un itinerario bíblico vocacional.................................................. 125
3.3. Proyección: la indispensable utopía en la habilitación de los agentes de la pastoral
juvenil.................................................................................................................. 129
3.3.1. La proyección de una utopía desde las prioridades de un sueño. ............................ 129
3.3.2. Acercamiento a un itinerario juvenil por perfiles y competencias.......................... 130
3.4. Liberación dentro de la formación integral.............................................................. 134
3.4.1. Lectura integradora: liberación integral de la iniciación, profundización y
proyección........................................................................................................ 134
3.4.2. Un horizonte de esperanza, desarrollo y paz........................................................ 135
Conclusiones.…………………………………………………………………………………… 139
Bibliografía……………………………………………………………………………………... 142
Anexos …………………………………………………………………………………………. 162
6
ÍNDICE DE ILUSTRACIONES
Ilustración 1 Encuentros de responsables nacionales de
Pastoral Juvenil ELARNPJ
26
Ilustración 2 Encuentros de responsables nacionales de
Pastoral Juvenil ELARNPJ
28
Ilustración 3 Encuentros de responsables nacionales de
Pastoral Juvenil ELARNPJ
30
Ilustración 4 Encuentros de responsables nacionales de
Pastoral Juvenil ELARNPJ
34
Ilustración 5 Encuentros de responsables nacionales de
Pastoral Juvenil ELARNPJ
36
Ilustración 6 Historia de la Pastoral Juvenil Vocacional
Redentorista de Colombia
59
Ilustración 7 Comparación: CG + PJVR-C + CELAM =
Pedagogía Vocacional
69
Ilustración 8 Principios de la reestructuración y los
Capítulos Generales
82
7
SIGLAS Y ABREVIACIONES
AICG XX = Acta Integral del Capítulo General No. XX.
AICG XXI = Acta Integral del Capítulo General No. XXI.
AICG XXII = Acta Integral del Capítulo General No. XXII.
AICG XXIII = Acta Integral del Capítulo General No. XXIII.
AICG XXIV = Acta Integral del Capítulo General No. XXIV.
CAPyM = Civilización del Amor. Proyecto y Misión
CATyE = Civilización del Amor. Tarea y esperanza
CG = Capítulo General.
CGs = Capítulos Generales.
CGDF XX = Capítulo General XX, Documento final de 1985.
CGDF XXI = Capítulo General XXI, Documento final de 1991.
CGDF XXII = Capítulo General XXII, Documento final de 1997.
CGDF XXIII = Capítulo General XXIII, Documento final de 2003.
CGDF XXIV = Capítulo General XXIV, Documento final de 2009.
Const. = Constituciones y estatutos C.Ss.R. la vida apostólica.
C.Ss.R. = Congregación del Santísimo Redentor.
EG = Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium
PJ = Pastoral Juvenil
PJL = Pastoral Juvenil Latinoamericana
PJVR = Pastoral Juvenil Vocacional Redentorista.
PJVR-C = Pastoral Juvenil Vocacional Redentorista de Colombia.
8
INTRODUCCIÓN
La Pastoral Juvenil Vocacional Redentorista de Colombia, luego del Vaticano II y a la luz de los
cinco últimos Capítulos Generales de la Congregación del Santísimo Redentor, permite ver las
potencialidadesjuveniles,dentrodelateologíabíblicaactualylapedagogíadeFreire,comounapastoral
promotora de la civilización del amor. De esta manera la Redención, pedagógicamente hablando, es
liberación integral dentro de los grupos juveniles redentoristas de Colombia; así “el amor Redentor” se
vivifica como experiencia de transformación juvenil.
La Redención, en la herencia eclesial y por lo tanto alfonsiana, es entendida como «el amor sin
medida de Dios, expresado en la pascua de Cristo y (que con) la efusión del Espíritu Santo, pone en
marcha una dinámica de libertad que apunta hacia una nueva creación». Esta definición teológica
propone el siguiente problema a asumir en esta tesis: la posibilidad de que la pedagogía liberadora de
Paulo Freire pueda encontrarse en el camino de la redención en cuanto ella ayuda a desarrollar las
propias energías o fuerzas político/educativas del joven, del pastoralista y de la institución que lo acoge
en pro de la realidad y el misterio de la vida.
Como objetivo general nos propusimos estudiar y analizar a nivel teológico/pastoral la posible
integración e interacción fecunda entre el carisma de la Congregación del Santísimo Redentor y la
propuesta educativa liberadora, en el contexto y según las potencialidades de la juventud colombiana.
El método teológico, empírico-crítico y proyectual será el camino a tomar con el que se asume los
elementos constitutivos de la práctica en su devenir concreto, articulados en un entramado rico y
coherente. La opción vocacional de fe, al estilo de Jesús, ilumina el desarrollo teológico del trabajo en
tres momentos:
El momento descriptivo pide iniciar en la experiencia o práctica vigente para re-proyectarla y
acompañarla en su renovación; es una descripción histórica y empírica de los documentos del CELAM
y la PJVR-C y otros retos interpretados y valorizados a la luz de la situación dada.
El momento criteriológico, como labor crítico-hermenéutica, que interpreta y valoriza la situación
dada desde criterios interdisciplinariamente logrados, se encontrará con cualificantes puntos de
referencia de una matriz interpretativa de la realidad por medio de la teología bíblica de la Redención y
de la pedagogía de Freire.
Y el momento proyectual está dirigido a lograr una práctica renovada y reorientada, que acompaña
de modo reflexivo el camino estratégico que va de la praxis vigente a la praxis propuesta como
9
imperativo pastoral. Este tiempo de la decisión-operativa se hará pasando por la iniciación,
profundización y proyección de la PJVR-C.
El método pide integrar todos los momentos desde su orientación teológica-práctica; así lo haremos
durante la ejecución de los capítulos del trabajo, de manera dinámica y unificada, buscando evitar
fijaciones dualísticas, justificados en la capacidad crítico-constructiva de la praxis. Dicha tarea la
asumimos en tres capítulos donde el joven, en la fe de Jesús Redentor, mira el horizonte, la historia, los
fundamentos y la pedagogía en la construcción de la Civilización del Amor latinoamericano, desde el
contexto colombiano y la Pastoral Juvenil Vocacional Redentorista de Colombia (I capítulo). Entrar en
estos aspectos evidenciará la profundización teológico/pastoral en encuentro con la pedagogía crítica de
la liberación (II capítulo). Tanto lo descriptivo como los criterios, desde el joven colombiano, llevan a
laproyecciónafirmandolacomunidadjuvenilcomopropuesta,quemotivadaporelEvangelio,proyecta
la redención liberadora en tres etapas (III capítulo).
La propuesta de un amor agápico, plenitud abundante de la vida (cf., 1Cor 13 y Jn 10,10) y la
pedagogía mayéutica exige al pastoralista estar disponible a la acción de Dios en la historia siempre
nueva de la juventud. De igual manera este ágape suscita en el joven la experiencia de crecer y
educarse/liberarse en comunidad. Los agentes responsables y los miembros de la comunidad, deberán
ayudarle a experimentar sus potencialidades liberadoras en las expresiones artísticas, en el compromiso
social, en su formación y espiritualidad.
La tesis está motivada entonces en el deseo de integrar el carisma de la Congregación del Santísimo
Redentor, con la propuesta educativa liberadora, desde las potencialidades de la juventud colombiana.
10
Capítulo I
Las juventudes colombianas en contacto con la
Congregación del Santísimo Redentor
La Palabra del pueblo de Dios en Latinoamérica ha tenido diversos caminos de expresión y uno de
ellos ha sido la construcción de la Pastoral Juvenil regional.1 Dicho camino lo observaremos desde la
óptica pedagógica ofrecida por el documento del Celam: “Civilización del amor. Proyecto y misión”
(de ahora en adelante: CAPyM)2. La abundante esperanza redentora que vive el pueblo bíblico, a través
de una pastoral con pedagogía liberadora, encuentra eco en la civilización del amor misionero de la
Pastoral Juvenil Latinoamericana y se encarna en “La práctica de amor a Jesucristo”3 que las
comunidades redentoristas ejecutan en Colombia.
Se detallará la construcción de la pastoral juvenil latinoamericana y su horizonte pedagógico como
afirmación de la vida e inspiración del amor. Llegados a este punto se describe la Pastoral Juvenil
Redentorista de Colombia como una propuesta osada a los diferentes retos de la sociedad nacional.4
1.1 La civilización del amor tiene por vocación la misión
Conla palabra “Horizonte”el documento deCAPyM hace referencia al total misterio de belleza que
envuelve a la creación y que burbujea, como amor, dentro de cada joven que empieza a descubrir la
vocación recibida de Dios para ser feliz sirviendo a la vida.5 Éste horizonte, vocacional y misionero,
comparado con el anterior documento de la “Civilización del Amor. Tarea y Esperanza” (de ahora en
adelante CATyE) tiene contrastes que profundizan una opción continua de la Iglesia Latinoamericana.
1 Cf., DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM, Civilización del Amor. Proyecto y misión. Orientaciones para una
pastoral Juvenil Latinoamericana, Colombia, Celam, 2
2013, 322.
2 DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM, Civilización del Amor. Proyecto y misión.
3 Cf., A. M. de LIGORIO, Práctica de amor a Jesucristo, Sevilla, Apostolado Mariano, 2001.
4 Cf., C. KUZMA, Iglesia, esperanza y juventud. Espacio para la osadía en la intención de un joven teólogo, in «Rev. Int. Teol.
Concil.» 360 (04.2015) 2, 65–78.
5 Cf., DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM, Civilización del Amor. Proyecto y misión, 182–184.
11
La comparación de contenidos, entre los dos suministros, plasma una dinámica vocacional y misionera
en la asunción de la juventud dentro de la comunidad eclesial regional.
Estos dos documentos señalan una comprensión de la juventud y de la Iglesia encarnada, dentro de
una fracción de tiempo y en una estructura determinada (Pastoral Juvenil Latinoamericana), para dar
respuesta primero a dos bloques herméticos y congelados; y luego a la dinámica global de unificación
y homogenización. Los dos documentos transportan las semillas del Verbo lo que no permite una
verdadera o falsa tradición y se admite la evolución histórica de la doctrina teológica.6
Esto se realizará en dos momentos el primero a partir del cotejo de los dos documentos en el marco
de comprensión de la realidad, dentro de la cual hay una identidad dada por el marco histórico de las
Conferencias Episcopales Latinoamericanos al respecto de la juventud. El segundo momento la
comparación de los documentos se hará desde la comprensión del marco pedagógico, doctrinal y
operativo del horizonte juvenil por la vida.
1.1.1 Hacia el Horizonte con los pies en un sendero ya trazado.
Como seres en relación, se parte de la realidad, hacia una unicidad expansiva lo que genera
inconformismos en unos yesperanzas en otros7. La historia por eso es rebelde; porque es nuestra propia
palabra la que constata y nos hace poseedores de lo que describimos. Eso es riesgoso para quienes
buscan controlar y “llevar el agua a su molino”. No estamos predispuestos a repetir una historia cíclica
(CAPyM 421)8, pues…
…no se trata solamente de nuevas situaciones particulares o de elementos que, sin más se agregan a los ya existentes.
Se trata más bien de grandes transformaciones globales que afectan profundamente la comprensión y laspercepcionesque
las personastienen de sí mismas, y de sus relaciones con la sociedad, con la naturaleza y con Dios. (CAPyM 33)9
6 Luego de siglos de un giurisnaturalismo, que hablaba de la inmutabilidad de la natura humana y de su razón, se pasó a la
negación de los valores absolutos y de las verdades eternas en cualquier tiempo y en cualquier lugar, creando un nuevo modo
de sentir la realidad. Ahora todos los fenómenos culturales son mutables, contingentes, susceptibles de transformación. A las
ciencias positivistas, naturalistas y deterministas, se contraponen las ciencias del espíritu lo cual da un renacimiento de la
conciencia histórica; de allí que la historicidad quedará como algo peculiar de la edad moderna. De éste tránsito se entiende
cómo Pío X en 1907 en Pascendi condena los métodos que querían someter el anuncio de Cristo a la crítica histórica; mientras
que cincuenta años después Juan XXIII pedirá la actualización de la teología teniendo en cuenta los métodos históricos. Cf.,
G. CANOBBIO – P. CODA (Edd.), La teologia del XX secolo. Un bilancio. 1. Prospettive storiche, vol. 1, Roma, Città Nuova,
2003, 249–250, 316.
7 Cf., M. QUOIST, Costruire l’uomo. Il testamento spirituale di Michel Quoist, Torino, SEI, 1998, 46–50; Cf., M. BUBER, Il
cammino dell’uomo, Qiquajon, Comunitá di Bose, 1990.
8 Cf., DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM, Civilización del Amor. Proyecto y misión, n. 236.
9 Ibid., 36. Para hablar del cambio de época latinoamericano, el documento cita literalmente el anterior.
12
Larealidadcomplejaexigetomarunodesuspliegues comoejedelecturatransversal.Estecomienzo
tiene una selección excluyente, que es un desafío con o sin respuesta, pues «lo cual comporta un juicio
de valoración que necesariamente no será compartido ni mucho menos comprendido»10.
De esta manera hablaremos del Episcopado Latinoamericano y su opción juvenil desde las
conferencias episcopales, el Concilio Vaticano II, los encuentros de responsables nacionales de pastoral
juvenil ydesdelos congresos dejóvenes latinoamericanos.Estodejará deladomuchos otros encuentros
y reflexiones que han enriquecido la autocomprensión articulada de la misma pastoral juvenil11.
1.1.1.1 Horizonte de la realidad: Abierta al Espíritu con un nuevo sujeto
a. La realidad abierta al Espíritu
Si antes en CATyE el joven estaba alertado ante el neoliberalismo y postmodernismo12, ahora la
CAPyM lleva a la juventud a estar atento al fenómeno de la globalización13. La revolución industrial
abrieron dinámicas de relación social a través de un tiempo administrativo, no natural, se dio entonces
un cambio hacia relaciones obreras salariales; de una sociedad agraria se inicia la aglomeración en
grandes urbes; es la época de imposición del marxismo y el capitalismo, dos bloques encontrados;
golpes de Estado y militares a la cúpula en los Frentes de Estado y sus políticas de seguridad nacional,
como colonialismos y regímenes totalitarios; la guerra fría y su avance tecnológico en la conquista
bélica por el espacio e irá hasta 1991, año en que se disuelve la Unión Soviética; en la reconstrucción
de Europa nace la ONU en el 45’ y se inicia el desarrollo del derecho internacional para mediar entre
las guerras que también son del mismo escalamiento; Israel, en contra de los estados árabes, se
posesiona de un lugar geopolíticamente estratégico; el control del petróleo y sus caminos comerciales
incidirán en el panorama mundial de desestabilización; las teorías de mercado inician a activarse en el
seno de una sociedad que está en levante luego de la crisis de económica de los 20’, el capital social o
con cero intervencionismo serán los polos entre los cuales se moverán los grupos liberales de América.
10 V. M. MONCAYO C (Ed.), Antología del pensamiento crítico colombiano contemporáneo, Buenos Aíres, CLACSO, 2015,
11.
11 Cf., DEPARTAMENTO DE FAMILIA, VIDA Y JUVENTUD. CELAM, Encuentro del Equipo de Pastoral Juvenil Latinoamericano,
enero 2011, in «Celam.org» (13.12.2015) <http://www.celam.org/detalle_depto.php?id=MTU=>, 1.
12 Cf., SEJ-CELAM, Civilización del amor. Tarea y esperanza. Orientaciones para una Pastoral juvenil Latinoamericana,
Bogotá, Celam, 1995, 6–7.
13 Cf., DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM, Civilización del Amor. Proyecto y misión, 33–102.
13
Un cierto tipo de Iglesia arropada con diversos discursos portará también sus métodos, opciones y
consecuencias. Algunos radicales dejarán de lado el evangelio y en su compromiso se armarán para la
lucha y la defensa del pobre. Otros como los teólogos ilustrados, coincidirán con pensamientos de
izquierda que ponían al pueblo en el centro. Otros armados de una inteligencia práctica continuarán sus
opciones en la integridad de la vida a partir del reciente contacto con la biblia y desde sus comunidades
de base y de solidaridad.
El Concilio Vaticano II, dentro del corazón de este cambio, recibido genuinamente en América,
tendrá el reto de asumir la nueva realidad que en más de quinientos años no se osaba mover. Inicia un
cambio en el punto de vista de la Encarnación desde abajo14 tanto para acompañar a los que se habían
quedado en el campo, despojados de sus tierras por reformas agrarias que los arrinconó o por la
agroindustria que los vació; como más todavía para acompañar a los pobladores de barrio los cuales no
son un movimiento de pueblos sino de plebe que está abajo, con la que nadie había contado y que
irrumpenformalmenteenlademocracia; sonellos los queestánpariendolaterceraépocadeAmérica15.
Las nuevasburguesíasqueestaban desplazando alasoligarquíaspoco productivasyobsoletas, estoscampesinosrecién
llegados se convirtieron en los artífices más destacados del proceso de modernización. Aprendieron oficios, levantaron los
barrios,enelloscrearonlaculturasuburbanayenlaciudadfueronlosprincipalescreadoresdelaincipientedemocratización.
La fuerza histórica de los pobres estribó fundamentalmente en el conato agónico por la vida digna, en el empeño
contracorriente por vivir y vivirhumanamente cuando la ciudad lesdaba la espalda.16
La fuerza histórica tiene por meta la vida. La vida en su condición histórica crea un hábitat, una
cultura,conunacreaciónautónoma.Sufecundidadseexplicaporserunafuerzatrascendente.Sidurante
estas épocas logran vivir con dignidad, en la polifonía de la vida y sus grandes dificultades, es porque
una fuerza del Espíritu los ha capacitado y llevado en el camino, un Espíritu que llamamos en el credo
como “Señor y dador de vida”. Son conscientes de esta fuerza que les atraviesa y les motiva cuando
dicen “ya no puedo más” y sin embargo pueden. Es el sentido de darse donde entra el ansia por
capacitarse, por encontrar y aprovechar la oportunidad, el compartir y el dar desde la pobreza.
14 Cf., P. TRIGO, Conferencia P. Trigo - «La urgencia de lo esencial», in «II Conf. Cont. Teol.-Amerindia» (30.10.2015)
<https://youtu.be/GHyS8_dzAUo>.
15 Apropósito de este cambio dice Michel Serres: «Este nuevo escolar, esta nueva estudiante no vio nunca un ternero, una
vaca, un chancho ni una nidada. En 1900, la mayoría de los humanos del planeta trabajaban en la labranza y el pastoreo; en
2011 en Francia, y lo mismo ocurre en países análogos, sólo existe el 1% de campesinos. Hay que ver en ello, sin duda, una de
las rupturas más fuertes de la historia desde el Neolítico. Nuestras culturas, referidas en otros tiempos a las prácticas
geográficas, cambiaron de repente. Así y todo, en el planeta, seguimos comiendo de la tierra» M. SERRES, Pulgarcita. El
mundo cambió tanto que los jóvenes deben reinventar todo: una manera de vivir juntos, instituciones, una manera de ser y de
conocer..., tradotto da Vera Waksman, Buenos Aíres, Fondo de Cultura Económica, 2013, 11.
16 P. TRIGO, La urgencia de lo esencial.
14
Con mucha frecuencia esta obediencia atemática al espíritu, va acompañada por la fe explícita en Dios, cuya
manifestación más genuina consiste en vivir con Él. No cara a cara sino codo a codo,dialogando permanentemente con Él
los distintos los distintos lances de su vida. En definitiva aprendiendo a percibir su designio y a entregarse a él aunque
muchas veces no sin forcejeos prolongados.17
No es una realidad para todos los pobres, pero sí es perceptible por las ciencias sociales que
fenológicamente están llamadas a poner entre paréntesis hasta los propios sistemas interpretativos.
Ahora enla época subsiguiente delamundializacióntiene la ventaja paralos cristianos deponer más
evidente que la Encarnación, siempre en un pueblo concreto, es en la humanidad. A ella, no como idea
filosófica, sino como realidad histórica, se dirige nuestro compromiso solidario. Como Jesús optamos
porlos pobres,parajugárnoslaportodoslossereshumanos.Loabsolutoeslafraternidadhumana,como
expresión de la condición de Hijos de Dios.
Hoycuando estamos todos en presencia de todos, con la conciencia de que lo que uno hace afecta al
todo, es más fácil ver la viabilidad del planeta y la fecundidad humana real. Pero también emerge la
maximización de la dinámica producción-consumo y el tratamiento mercantil y productivo en las
relaciones. De encantar y captar un estilo de vida de consumo se ha pasado a uno donde se tiene miedo
de queel mercadopierdalaconfianza ypor lotantolos estados desprotegiendoel valorinterno,se abren
al capital despótico18. Se patentiza más claramente cómo unos pocos son dueños de la historia y cómo
una inmensamayoría aún no. Es undesafíoderivadode la condición cristianade hermanos detodos por
medio de democracias reales y no formales como las actuales.
b. La realidad con un nuevo sujeto histórico
En estos años de cambio la mirada sociológica podría absorber todo el panorama juvenil, pero de
otra parte este mismo punto de vista revela a los jóvenes como activamente partícipes en sus mundos.
Sedaunaobjetivaciónbiológica,sicológica ypolíticaalavez queunagranatmosferadecambioapartir
de sus propias realidades: campesinas/rurales, estudiantiles, obrero/trabajadoras, universitarias,
indígenas, afroamericanos, etc. Eran polos de radical respuesta a realidades que urgían de ellas.19
17 Ibid.
18 Cf., PAPA FRANCISCO, Misericordiae Vultus. Bula de convocación del jubileo extraordinario de la misericordia. Francisco
obispo de Roma siervo de los siervos de Dios a cuantos lean esta carta gracia, misericordia y paz., in «w2.vatican.va»
(11.04.2015) <https://w2.vatican.va/content/francesco/es/bulls/documents/papa-francesco_bolla_ 20150411_misericordiae-
vultus.pdf>, No, 19.; Cf., PAPA FRANCISCO, Evangelii Gaudium. Exhortación apostólica, Madrid, BAC, 2013, No. 202, 204.
19 Cf., SEJ-CELAM, Civilización del amor. Tarea y esperanza, 7–9, 13–28.
15
Laevoluciónenlaconcepcióndelasalvaciónjuegaunpapelfundamentalenestetiempo.Armonizar
la dicotomía tridentina será de las primeras cosas a rebatir en el posconcilio y por lo tanto en la
percepción del joven. La integralidad se desarrollará dentro de la salvación, no como dos fuerzas
luchando, sino como una salvación cristiana comunitaria, total, gradual y progresiva, una salvación
entendida como don y tarea (metanoia). La misión y los sacramentos vienen cada vez más vistas como
liberación y promoción humana. La vocación a la santidad viene entendida como el aspecto subjetivo
de la vocación a la salvación universal (LG 39-41)20. Y sobre todo la comprensión de una relativa
autonomía de la realidad dará más dinamicidad a la comprensión de liberación integral en la pastoral.21
El amor del hombre hacia Dios, que se ha manifestado en Cristo para su salvación, exige de un modo inequívoco
traducirse en amor oblativo a loshermanos en la humanidad a travésde una predicación por los más abandonados. Ésteha
de ser un amor verdadero, trabajador, que no instrumentaliza a las personas… El horizonte escatológico no excluye el
trabajo terrestre, al contrario lo postula y, mediante la esperanza, le dona un significado más pleno... (De esta manera) la
iglesia toma conciencia de su tarea fundamental de proclamar, con la palabra pero sobre todo con el testimonio de vida, la
integralidad de la salvación.22
Los nuevos paradigmas se perciben en la manera nueva de comprenderse el sujeto juvenil desde su
aspecto dinámico y comunicativo pero también frágil23. Al mismo tiempo se aprecia el gran deseo de
vivencia de una interioridad tanto en el profundo de su persona como en lo alto de una plenitud
trascendente.24
Estos caminos juveniles emergentes se encuentran en un contexto caracterizado por la vivencia de
una cultura más dinámica; con la comunicación y la tecnología como grandes determinantes actuales;
por una familia concebida como un sistema relacional; por una educación más activa, pero aún con
mucho por hacer en calidad y cobertura; la pobreza como categoría y permanece como una realidad
apremianteporsuperar;el desempleoaparececomounflageloquesufrelapoblaciónjuvenil yquemina
sus motivaciones; la migración se describe como una posibilidad más cercana y viable en el mundo
globalizado; es de resaltar el crecimiento de la violencia urbana hacia poblaciones juveniles; existe más
conciencia ecológica con sus efectos locales y planetarios; la sexualidad conservando la vida digna por
20 Cf., PAPA PAOLO VI, Costituzione dogmatica su la Chiesa. Lumen Gentium, in Enchiridion Vaticanum: Documenti: Il
Concilio Vaticano II, Bologna, Dehoniane Bologna, 9
1971, 205 – 213.
21 Cf., G. GROPPO, Teologia dell’educazione. Origine, identità, compiti, Roma, LAS, 1991, 381–390.
22 G. GROPPO, Teologia dell’educazione. Origine, identità, compiti, Roma, LAS, 1991, 387; Cf., E. ALBERICH SOTOMAYOR,
Catequesis evangelizadora. Manual de catequesis fundamental, Madrid, CCS, 2
2009, 54-70._
23 Los paradigmas educativos y teológicos también cambiaron hacia una ciencia hermenéutica, en diálogo interdisciplinario.
Cf., G. GROPPO, Teologia dell’educazione, 337–369.
24 Cf., DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM, Civilización del Amor. Proyecto y misión, 36–42.
16
principio, se abre a sus diversos colores; ; a nivel de enfermedades se resaltan sobre todo las sexuales;
se advierte de la prostitución y la desvaloración de la mujer.25
Las actuales realidades juveniles vienen generadas históricamente de revoluciones universitarias, de
los movimientos revolucionarios yguerrilleros,de la contestación cultural ypolítica, yde un exterminio
sistemático de jóvenes latinoamericanos.26
La realidad leída como signos de muerte yde vida en 1995 pasan ahora, en el 2013, a ser leída como
contrasentidos entre la complejidad y la libertad, el relativismo y la verdad, el provecho individual y la
solidaridad.27 En este contexto la maduración de la fe de los jóvenes pasa por el peligro dela separación
entre vida y fe, fe y cultura. «Y esto aún en una época en que la Iglesia en América Latina, manifiesta
fuertes signos de vitalidad comunitaria, de compromiso social, de impulso misionero»28. Las
situaciones de muerte y de vida, como discípulos misioneros, llevan a profundizar la encarnación en la
realidad para no dejar desvanecer el don de Dios y para que prevalezca su presencia vivificadora.29
Los jóvenes han pasado de espectadores a ser actores de la historia y a buscar ser reconocidos desde
su identidad y participación específica, dentro de un contexto valorativo concreto. Muchos de ellos han
dejado huellas indelebles que partiendo de sus utopías mueven de distintas maneras nuestros pueblos.
La diversidad multirracial y la unidad comunicativa han permitido a las nuevas generaciones distintas
formas creativas de inserción laboral y social. A pesar de todo riesgo se continúa soñando y se redefine
así el caminar para «encontrar espacios, desde los cuales pueda(n) desarrollar su potencial creativo, con
una búsqueda incesante por redefinir lo que es “ser joven en América Latina”»30. En este proceso están
implicados tres paradigmas: el reconocimiento, la identificación y la participación. Son criterios de
lecturas, con los que las actuales juventudes se leen a sí misma, a la vez que se motivan y proyectan.
Las juventudes buscan el reconocimiento de la novedad que portan. Así como no se puede vivir con
el mito de la juventud eterna, tampoco se puede pretender la adultización de todo. Los jóvenes son
25 Cf., Ibid., 44–80.
26 Cf., Ibid., 91–101.
27 CF., SEJ-CELAM, Civilización del amor. Tarea y esperanza, 30–34; Cf., DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM,
Civilización del Amor. Proyecto y misión, 81–90.
28 DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM, Civilización del Amor. Proyecto y misión, 91.
29 Cf., Ibid., 89–91.
30 Ibid., 92.
17
arriesgados y atrevidos cuando se sienten en lo correcto y por eso no son solo compiladores de
información, sino ejecutores de propuestas.
El reconocimiento del proceso de identificación juvenil da sentido de pertenencia y de delimitación
de quién se es, sin llegar a segregaciones o estigmatizaciones, sino más bien al respeto de la persona en
su inserción colectiva. Los esfuerzos hechos regionalmente por parte de los jóvenes dejan ver cómo el
sueño juvenil es impactante en la realidad global. Se unen a la Iglesia joven del Vaticano II cuando
dicen: «soñamos porque somos imagen y semejanza de Dios. Dios es joven, con multiplicidad de
identidades»31.
El reconocimiento y la identificación se ven expresas en la búsqueda, dentro de alienaciones
mortíferas, de espacios participativos y juveniles dentro de la sociedad. Arriesgarse en la participación
activa por la construcción de la civilización del amor es entrar en la iglesia de comunión yparticipación
que, con los jóvenes, realiza un verdadero encuentro con el Dios pobre y marginado. La iglesia seguirá
promoviendo el espíritu emprendedor y protagónico de las juventudes. En los retos y sueños de los
jóvenes, la iglesia percibe su proprio potencial evangelizador experimentado en la pedagogía del
Maestro.
Es así que «la riqueza del mundo juvenil está precisamente en su diversidad que permite diferenciar
las múltiples manifestaciones culturales, impregnadas de valores, que parten desde sus formas de ser y
pensar»32. Ellos como portadores de nuevos y ricos estilos relacionales latinoamericanos hacen vibrar
lapastoraljuvenil conlasemillaautóctonayancestraldelaregión.Los jóveneshabilitanespacios,desde
los cuales generan actitudes transformadoras como la valentía, el entusiasmo, lo comunitario, la
reflexión y la solidaridad. Son ganancias a las que han llegado luego de un largo y muy particular
proceso de participación juvenil americano33.
Los cambios sociales, ricos de fuerza, invitan a estar atentos para descifrar los signos de los tiempos
y no perder el sentido de Dios que capacita para ser discípulos y misioneros de la vida de nuestros
pueblos. Es en la habilidadde ver yasumir el cambio como un “nuevo cielo yuna nueva tierra” (Ap 21)
dondese hace realidad unasociedad democrática,justa yde paz que defiende el derecho a lavidadigna,
31 Ibid., 106.
32 Ibid., 110.
33 Cf., Ibid., 91–102.
18
de esta manera el reconocimiento, la valoración personal y la participación encuentran pleno sentido e
invitan a un proceso transformador de la realidad.34
1.1.1.2 El sendero histórico del horizonte: “Hacia el joven callejero de la fe”
El documento “Civilización del amor. Proyecto y misión”, preparado por el Consejo Episcopal de
Latinoamerica (Celam), asume la lectura del documento de Aparecida35 desde la perspectiva de la
Pastoral Juvenil continental (CAPyM 222):
TeniendoencuentalaslíneasdeaccióndelaportedeMedellínaunapastoralorgánicaydeconjunto,dePueblaagenerar
espacios de comunión y participación, de Santo Domingo aportando más en cuanto al ser, identidad y metodología de la
Pastoral Juvenil, Aparecidano dejade sugerir pistasde acción para la evangelización de adolescentes y jóvenes.36
De esta manera asume el input misionero de la iglesia latinoamericana:
No podemos desaprovechar esta hora de gracia. ¡Necesitamos un nuevo Pentecostés! ¡Necesitamos salir al encuentro
delaspersonas, lasfamilias,las comunidades ylospueblosparacomunicarles ycompartir eldon del encuentro con Cristo,
quehallenadonuestras vidasde“sentido”,deverdad yamor,de alegría yde esperanza!No podemosquedarnostranquilos
en espera pasiva en nuestros templos, sino urge acudir en todas las direcciones para proclamar que el mal y la muerte no
tienen la última palabra, que el amor es más fuerte, que hemos sido liberados y salvados por la victoria pascual del Señor
de la historia, que Él nos convoca en Iglesia, y que quiere multiplicar el número de sus discípulos y misioneros en la
construcción de su Reino en nuestro Continente. Somos testigos y misioneros: en las grandes ciudades y campos, en las
montañas y selvas de nuestra América, en todos los ambientes de la convivencia social, en los más diversos “areópagos”
de la vidapúblicadelasnaciones, en las situaciones extremas dela existencia, asumiendo ad gentesnuestra solicitud por la
misión universalde la Iglesia. (DA 548)37
Los jóvenes también se encuentran en estado de misión permanente mediante un proceso de
conversión personal, social y eclesial para la Vida en Colombia y el continente.
Este proyecto de revitalización se ha dado por medio de cuatro etapas: fascinar, escuchar, discernir
yconvertirse38. Estos han buscado que el joven sea activo en la Gran Misión continental. El documento
de Aparecida, afirmado que el encuentro con Jesús es generador de conversión discipular y misionera,
da esta nueva fuerza a la pastoral juvenil.
34 Cf., Ibid., 102–112.
35 Cf., CELAM, V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe. Discípulos y Misioneros de Jesucristo
para que nuestros pueblos en Él tengan vida «Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida» (Jn 16,4). Documento conclusivo.
Aparecida, 13-31 de mayo de 2007, Bogotá, Celam, 3
2008.
36 DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM, Civilización del Amor. Proyecto y misión, 135.
37 CELAM, V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, 245.
38 Cf., CELAM, Proyecto de revitalización, in «Pastor. Juv. Latinoam.» (10.12.2015) <http://www.pjlatinoamericana.org
/proyecto_revitalizacion.html>, 1.
19
Aparecida a su vez, reconoce en la juventud el “enorme potencial para el presente y el futuro de la Iglesia y de nuestros
pueblos, como discípulos y misioneros del Señor Jesús” y afirma que los jóvenes “son sensibles a descubrir su vocación a
ser amigos y discípulos de Cristo.” Y “están llamados a ser *centinelas del mañana*, comprometiéndose en la renovación
del mundo a la luz del Plan de Dios” (DA 443). Y ante los desafíos propone las siguientes líneas de acción: “renovar, en
estrecha unión con la familia, de manera eficaz y realista, la opción preferencial por los jóvenes, en continuidad con las
ConferenciasGeneralesanteriores,dandonuevoimpulso alaPastoraldeJuventud en las comunidadeseclesiales(diócesis,
parroquias, movimientos, etc.)”39
El actual Plan Global40 del CELAM 2015-2019 asume este reto misionero y propone para la
juventud una animación y formación en clave de salida misionera: Jóvenes callejeros de la fe.41 Ésta a
su vez hace suyo el llamado del papa francisco cuando habla de la transformación misionera de la
39 Ibid.
40 Los planes globales de la Conferencia Episcopal Latinoamericana tratan el asunto de la juventud de la siguiente manera.
Plan Global 2003-2007: En la realidad globalizada, la humanización por la fe, ve a los jóvenes dentro de la movilidad de
mercados y las migraciones humanas, encara el problema de la promoción de las jóvenes y apunta a una educación competente.
En el ámbito de acciones y tareas nace el acompañamiento de los jóvenes dentro de la pluralidad, se expresa la necesidad de
aprender los nuevos lenguajes comunicativos usados por los jóvenes, sin olvidar los tradicionales. La Seccional de Pastoral
Juvenil hace parte del programa del Departamento de vida y cultura. Ésta Sección tiene por encargo el acompañamiento del
joven en el mundo plural y globalizado, el desarrollo de la pastoral de adolescentes, la consolidación de la pastoral juvenil
(encuentros de responsables nacionales), el fortalecimiento de la PJ en medios específicos (rural e indígena) y la capacitación
de agentes de PJ. Cf., CELAM, Plan global 2003-2007, in «Celam.org» (11.12.2015)
<http://www.celam.org/introduccion.php>; Cf., CELAM, Plan global 2007 - 2011, in «Celam.org» (11.12.2015)
<http://www.celam.org/Plan_Global_2007-2011.pdf>; Cf., SECRETARÍA GENERAL DEL CELAM, Plan global y programas
2011-2015. La vida se manifestó, nosotros la hemos visto, y eso les anunciamos (1Jn 1, 1-14), Bogotá, Celam, 2015.
41 Programa 20: La animación y la formación son la clave para una salida misionera: de la conservación a la pastoral
decididamente misionera. Itinerarios concretos y discernimiento sobre el Sínodo dedicado a la familia. Programa 21: La familia
es el eje transversal de la acción pastoral. Programa 22: Acompañamiento pastoral de los adultos mayores para incorporarlos
en la misión evangelizadora de transmisión de la fe, de la tradición y la cultura. Luego de esta preparación y líneas pastorales,
se llega al programa 23: Animación y formación en clave de salida misionera: “Jóvenes callejeros de la fe”. Buscando que haga
realidad la opción preferencial por los jóvenes proponen 15 pasos. 1. Evaluación el proceso de revitalización. Actividades: 2.
Convocar el XIX y XX encuentro responsables nacionales de Pastoral juvenil; 3. Apoyar procesos. Integración: 4. Invitar
(unirse mejor) a la pastoral familiar; 5. Colaborar con otros institutos; Equipo de Pastoral Juvenil: 6.Apoyo y orientación; 7.
Revisar, actualización y difusión de los estatutos. 8. Reuniones periódicas. Acciones: 9. Actualizar la web; 10. Continuar con
el boletín centinela. Formación: 11. Diseñar un itinerario formativo vocacional-misionero (DA, EG, CA); 12. Coordinar cursos
con el CEBITEPAL; 13. Implementación de la pastoral de personas homosexuales; 14. Coordinar el programa lectionautas y
discipulitos; 15. Motivar y estudiar CA. El programa 24 se refiere al fortalecimiento de la pastoral de adolescentes impulsando
su creación en las diferentes conferencias episcopales de américa latina y el caribe, promoviendo la colaboración entre
institutos, distribuir el manual de pastoral de adolescentes. Programa 25: desarrollo de la pastoral de juventud en medios
específicos, en unidad con el departamento de cultura y educación; de tal manera, que compilando las experiencias, se pueda
dar un acompañamiento y responder a los nuevos retos de los jóvenes obreros, campesinos, estudiantes de secundaria,
universitarios, de barrios populares, culturas urbanas, rurales, indígenas, afrodescendientes y de situaciones críticas; convocar
encuentros. Programa 26: redes para la promoción de la cultura de la vida; especialistas que ayuden a construir diálogos; agentes
que puedan ofrecer subsidios sobre ética y bioética; elaborar estrategias para responder pastoralmente a las legislaciones y
políticas públicas a favor del aborto, uniones homosexuales, eutanasia y mentalidad anticonceptiva. Programa 27: apoyo
pastoral a la vida por nacer, especialmente verso las madres adolescentes y solteras. Programa 28: acogida misericordiosa a las
personas que sufren las secuelas post aborto, a través del “Proyecto Esperanza”; cursos. Cf., SECRETARÍA GENERAL DEL
CELAM, Plan global 2015-2019. Hacia una Iglesia en salida. «Como el Padre me envió, así los envío a ustedes» (Jn 20, 21b),
Bogotá, Celam, 2015, 103–114.
20
Iglesia, invitando a una Iglesia en salida42, lo cual se vio reflejado en la Jornada Mundial de la Juventud
(JMJ43) de Brasil del 2013 al expresar este reclamo evangelizador con la frase “jóvenes a hacer lío”.
Se describirán a continuación cuatro momentos: algunos inicios de la pastoral juvenil antes de 1968,
se resaltará la gran fuerza del Concilio Vaticano II, pasando por la gran energía del pos Vaticano,
continuando por la revitalización de los años 90, hasta llegar a la provocación misionera de Aparecida.
La historia es subversiva pues ella te pone frente a una posición: “¿Estamos dentro? ¿Yo estoy en ella?
¿Ella está en mí?”. La memoria como conciencia vital que porta el ser humano, dice a la sociedad que
se tiene una identidad y que por lo tanto hay un camino de posesión personal y comunitaria, lo cual no
es del gusto o es de difícil aceptación para quienes quieren controlar con sus políticas y propuestas44.
Dios ha permitido que sea posible la riqueza que encierra el caminar de la Pastoral Juvenil Latinoamericana, como
propuesta pastoral encarnada en la juventud orgánica y de conjunto, de comunión y participación, y a través de ella hacer
unapropuestaparala construcción dela Civilización del Amor.Desde susorígeneshastahoy en ellahayun caudal, volver
sobre él es enriquecerse, es tomar el estandarte en esta carrera de la construcción del Reino en nuestras juventudes. Este
manantial, construido y en construcción, es ese baúl de tesoros de donde, todo agente de Pastoral Juvenil va sacando cosas
nuevas y cosas antiguas. (CAPyM 237)45
El océano global, se alimenta de caudales fluviales, que a su vez parten de un tesoro encontrado en
un manantial para renovar el horizonte. Así el Vaticano II, como manantial, dirigiéndose a las fuentes,
permanece vivo ypalpitante en la actual pastoral. Puebla, con sus rostros empobrecidos, da a la pastoral
juvenil un río de expresión y encarnación. Y Aparecida, tomando toda la gran riqueza eclesial, relanza
la evangelización al modo misionero juvenil.
1.1.1.2.1 El manantial del Concilio Vaticano II (hasta Medellín)
a. Nueva conciencia emergente.
Desde el siglo XIX la Iglesia en general ha invertido en la creación de múltiples y muy varias
instituciones de formación especialmente a los más pobres (desatendidos por los Estados) hasta
conformarse como una vasta red de escuelas y universidades católicas. Sin embargo gran número de
42 Cf., PAPA FRANCISCO, Evangelii Gaudium., 19–43.
43 Para un recorrido histórico analítico por las Jornadas mundiales de la juventud: Cf., P. FUCILI – D. BUNGARO, La santità è
sempre giovane: san Giovanni Paolo II e il cammino delle GMG, Torino, Elledici, 2014.
44 Cf., H. DICK, Resgate histórico da pastoral juvenil latino-americana Visão sintética, in «3° Congr. Lat.-Amernicano Pastor.
Juv. Los Teques Venezuela Setembro 2010» (15.11.2015) <http://www.pjlatinoamericana.org/documents/
Congresos/Resgate_historico_da_pastoral_juvenil_latino-americana.pdf>, 1.
45 DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM, Civilización del Amor. Proyecto y misión, 144–145.
21
ellas se han transformado y aunque insisten en su índole pastoral naciente, muchos sectores de la
población ya no pueden ingresar a ellas.
Los movimientos marianos tuvieron gran incidencia en los jóvenes pre conciliares. Estos grupos de
jóvenes siempre estaban bajo la conducción de adultos que se dedicaban a acrecentar su espiritualidad.
Luego con la renovación del Concilio Vaticano II, muchas estructuras se volcaron hacia la promoción
humana más integral.
Los jóvenes latinoamericanos, y el laicado en general, estuvo fuertemente influenciado, desde los
años 30 hasta los 60s, por el movimiento de la Acción Católica eminentemente laical (modelo italiano),
inspirado por Pío XI. Aunque se participa del apostolado no por derecho, sino por mandato especial de
la jerarquía, este "laicado militante" defendía la organización social desde la promoción y los derechos
de la Iglesia en la vida de una sociedad "descristianizada" fundamentalmente en grandes urbes. Fue un
paso de un rostro excesivamente clerical a uno como "Cuerpo Místico" donde los laicos complementan
el trabajo de los obispos, sacerdotes y religiosas. Trabajan en nombre de ellos.
Esta acción católica luego se especializa a partir de la toma de conciencia de los cambios de la
realidad social y cultural, del valor de la especificidad y de la necesidad de humanización y
evangelización de los medios sociales que no habían sido suficientemente cristianizados o sufrían
particularmente el impacto de la secularización. Privilegian el compromiso para los respectivos
ambientes en perspectiva de transformación social desde la metodología inductiva del "ver-juzgar-
actuar", en Comunidades Eclesiales de Base hacen una revisión de vida desde la fe.
Tuvieron su momento en el espíritu conciliar y a ellos en gran medida se va a deber la opción
preferencial por los pobres de los años posteriores. Durante los 70s van a asumir el reto de participar en
los fenómenos sociales altamente convulsionados y en la transformación pastoral de la Iglesia; en esto
se jugaron hasta la propia vida. La aceleración de los hechos y la lentitud en la aplicación de las
orientaciones de los documentos Episcopales serían sus grandes crisis. Su politización y radicalización
los hicieron objetivo de las fuerzas más represivas del momento.
Estas propuestas luego fueron asumidas en diversas opciones pastorales renovadoras y seguirán
siendo determinantes en la actualidad latinoamericana.46
46 Cf., SEJ-CELAM, Civilización del amor. Tarea y esperanza, 35–39.
22
En 1955, durante la cristalización47 de la primera conferencia general del episcopado reunido enRío
de Janeiro, se propone la formación competente para el apostolado, como la grandeza del ideal de vivir,
trabajar y luchar por Jesucristo, desde la adolescencia e intensificándose especialmente en la juventud
(n. 44)48.
b. El Espíritu juvenil en el Vaticano II
El “gran viviente”, Cristo el “eternamente joven” y el reformador de la vida, permite a la Iglesia
autodefinirse como la verdadera juventud del mundo, como aquella que «posee lo que hace la fuerza y
el encanto de la juventud: la facultad de alegrarse con lo que comienza, de darse sin recompensa, de
renovarse y de partir de nuevo para nuevas conquistas»49. La iglesia comprende al joven «como un
agente transformador de la sociedad, un constructor y fomentador de esperanza»50 con la que asume la
osadía de salvaguardarse o perecer.51
El coraje de percibirse como signo ysacramento, hace que la iglesia desplace su centro a las alegrías
y esperanzas de la sociedad permitiendo que encuentre eco en el corazón del creyente. Es una valiente
invitación hacia adentro para ver los signos de los tiempos y responder a cada generación las preguntas
sobreel sentidodel presente yfuturo,enespecial alajuventud aque definecomoesperanzadela Iglesia
en salida. El Concilio recupera lo que ya se venía dando sobre la conciencia misionera y de diálogo
eclesial, de modo que esto ayudó al contexto juvenil en su protagonismo eclesial y social.52
47 Se logra realizar la primera reunión del episcopado en el continente, luego del Concilio de Plenario de América Latina
celebrado en Roma durante el año de 1899. Cf., P. VANZAN, Introduzione. Per una lettura <contestualizzata> dell’Enchiridion:
Le cordinate storico-pastorali della vicenda ecclesiale latinoamericana, in Enchiridion. Documenti della chiesa
latinoamericana, Bologna, Missionaria Italiana, 1995, 5, 41 – 66.
48 Éste apartado aparece en el tema del Apostolado de los Laicos (capítulo I, nn. 42-45). Cf., CEIAL, Río de Janeiro.
Documento conclusivo della prima conferenza generale dell’episcopato latinoamericano, 25 luglio - 4 agosto 1955, in
Enchiridion. Documenti della chiesa latinoamericana, Bologna, Missionaria Italiana, 1995, 88.
49 CONCILIO VATICANO II, Messaggi del concilio all’umanità. Ai giovani, 8 dicembre 1965 in Enchiridion Vaticanum:
Documenti: Il Concilio Vaticano II, Bologna, Dehoniane Bologna, 9
1971, 315.
50 C. KUZMA, Iglesia, esperanza y juventud, 70.
51 Es significativo como el papa Juan XXIII comenta en su diario cómo los jóvenes hacen parte siempre de las más vivaces
confrontaciones conciliares (nota 13). Cf., G. ADORNATO, Il card. Montini e il concilio. Cronologia del primo periodo (III), in
«Ist. Paolo VI» 67 (2014), 44.
52 Cf., Ibid., 67-68. LG 1; GS 1, 2, 4; EG 24.
23
c. El pos concilio discierne el fuego del Espíritu.
En particular Pablo VI, con su programa por la “civilización del amor”, inspira a la iglesia de
Latinoamerica en su opción por la juventud53. En Medellín (1968)54 el Papa invita a asumir claramente
el tema de los jóvenes y estudiantes para ayudarles a no caer en el aburguesamiento. La Iglesia, como
la verdadera juventud del mundo, se identifica con los jóvenes y sus aspiraciones de justicia, novedad,
acompañamiento auténtico y aceptación de la diferencia55. En los jóvenes la iglesia acoge su espíritu
renovador como una señal del tiempo que invita a la institución a una constante autenticidad. Se
reconoce su rol insustituible de su misión profética bautismal.56
Su espacio en la pastoral de conjunto, por medio de la comunidad eclesial, implica una pedagogía
orgánica de promoción social, humana y cristiana. Luego la iglesia debe estar audazmente
comprometida con la liberación de todo hombre y de todos los hombres, tomando en cuenta los
diferentes estados de vida. Se ve la necesidad de promover institutos de investigación sobre la
participacióndelosjóvenesenlosproblemasdeldesarrollo57.En1976secrealaSeccióndelaJuventud
del Celam (SEJ-Celam), con el apoyo del Equipo Latinoamericano de Pastoral Juvenil, con la tarea de
recoger experiencias regionales, sistematizarlas, proponer caminos de acompañamiento y formar
agentes de pastoral58.
Hacia los años 70's se inicia una experiencia de evangelización por medio de retiros, de fuerte
impacto emocional, dejando de lado la radicalidad socio-política. En algunos casos a partir de esta
experiencia nacieron grupos juveniles creando redes nacientes de una pastoral más orgánica.
Unido a esto se dieron los movimientos internacionales que, con una fuerte incidencia en la Iglesia,
ponían su espiritualidad por encima de la misión en el mundo y su transformación. Entre sus
53 Cf., C. PASTORE, Il cammino della Pastorale giovanile latinoamericana. Un processo continentale, in C. BISSOLI – C.
PASTORE (Edd.), Fare pastorale giovanile oggi. In memoria di Ricardo Tonelli, Roma, LAS, 2014, 297–298.
54 Cf., DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM, Civilización del Amor. Proyecto y misión, 113–135.
55 Cf., CONCILIO VATICANO II, Messaggi del concilio all’umanità. Ai giovani, 315; El mensaje del Concilio a los jóvenes
encuentra se puede encontrar en el capítulo quinto del documento de Medellín cuando habla de los criterios básicos para una
orientación pastoral juvenil. CF., CELAM, Medellín. Conclusiones. Segunda conferencia general del episcopado
latinoamericano. Tenemos fe: en Dios, en los hombres, en los valores y en el futuro de América Latina, BOGOTÁ, PAULINAS,
6
1971.
56 La juventud. DP 3-9, 14-15, 17-20. Cf., CELAM, Medellín. Conclusiones, 54 – 58.
57 Cf., C. PASTORE, Il cammino della Pastorale giovanile latinoamericana, 299.
58 Cf., DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM, Civilización del Amor. Proyecto y misión, 138 – 140; Cf., C. PASTORE,
Il cammino della Pastorale giovanile latinoamericana, 299.
24
característicassepodríandescribir:laformaciónquellevadadesdeel centrodesuespiritualidadloshace
aislarse de procesos de formación locales y encarnados; en muchos casos cuentan con recursos
autónomos que les permiten crecimiento y movimiento; con una fuerte experiencia de conversión y
fraternidad a cada integrante de la agregación grupal; llegan más fácilmente a clases medias; su
formaciónteológica es sencilla yfácilmente repetible, por tal motivono alcanzan adespertar conciencia
crítica ante la realidad.59
1.1.1.2.2 La fluidez del río entre Puebla y Santo Domingo
a. Los rostros del Documento de Puebla
Los pobres y los jóvenes son las opciones preferenciales de la iglesia misionera al servicio de la
evangelización en América Latina en la voz de sus obispos reunidos en Puebla en 197960. La juventud,
como dinamizadora del cuerpo eclesial, es una actitud yuna etapa de la vida que se incuba enla familia,
célula primaria de la sociedad. De esta fuerza pero también de la ausencia de formación equilibrada se
pueden llegar a radicalismos. Se evidencian las diferencias juveniles en los rostros indígenas,
campesinos, mineros, pescadores y obreros.
Afirmando la verdad (sobre Jesucristo, la misión de la iglesia y la persona humana), los obispos ven
en la juventud un símbolo vocacional de sí misma que va al encuentro de un Mesías, amigo yliberador;
por lo tanto importa que ellos sientan que son un lugar de comunión y participación dentro de la Iglesia
y que por lo tanto son también responsables de su construcción, por eso les envía como misioneros y
testigos de la esperanza61. Dentro de la pastoral de conjunto, diferenciada y orgánica, la Pastoral
Juvenilseocupa,atravésdelosmovimientos,delarealidadjuvenilofreciendoelementosparafavorecer
su orientación vocacional por medio de la participación activa en la sociedad e iglesia.
Hadebuscarseunprocesodeeducacióndelafeconcaracterísticasjuvenilesdesdeunaespiritualidad
apostólica, gradualmente socio-política y sicopedagógica, que estimule la creatividad por medio de un
59 Cf., SEJ-CELAM, Civilización del amor. Tarea y esperanza, 39–40.
60 Cf., DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM, Civilización del Amor. Proyecto y misión, 117–121; La cuarta parte de
las conclusiones del documento de Puebla se dedica a dos opciones preferenciales: los pobres y los jóvenes (1116-1205). CF.,
CELAM, III Conferencia General del Episcopado Latinoamericano. Puebla. La evangelización en el presente y en el futuro
de América Latina, BOGOTÁ, CELAM, 3
1979, 235 – 247.
61 DP 1183. Cf., CELAM, III Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, 243 – 244.
25
eficaz acompañamiento de madurez vocacional. La Pastoral Juvenil orgánica, en la efectiva
construcción de la civilización del amor, es una pastoral de alegría y esperanza.62
Durante este tiempo se promueve la creación de diversos institutos dedicados a la formación de
agentes depastoral juvenil.En1968fundacióndel InstitutodePastoralJuvenil Latinoamericana(IPAL)
en Quito yluego transferido a Bogotá; en 1972 se crea el Instituto Superior de Pastoral Juvenil en Chile.
Personajes notos serán Jesús Andrés Vela, Alejandro Londoño (Jesuitas), Antonio Carlos Hualde y su
equipo pastoral63. Los temas recurrentes serán sobre realidad juvenil, el contesto psicológico,
sociológico y cultural de la juventud latina. Otros personajes que publican con notoria influencia en los
80’s serán: Jorge Boran y Hilário Dick64. Los temas a tratar serán la toma de conciencia sobre el grupo
juvenil y las dinámicas de grupo.
b. Conversión pastoral en Santo Domingo.
La SEJ debe ahora organizar las etapas de consolidación, desarrollo y organización de nivel
continental a través de 18 Encuentros de Responsables Nacionales de Pastoral Juvenil (ERNPJ). Luego
se agregaron los 3 Congresos Latinoamericanos de Jóvenes (CLAJ) con la participación de mayor
número de integrantes. Esto se amplía a los encuentros a la pastoral de adolescentes.65 Actualmente la
SEJ se encuentra dentro de la organización del CELAM en el “Departamento de familia, vida y
juventud”.66
62 DP 1187, 1192-1196, 1203-1205 Cf., Ibid., 244 – 247.
63 Elenco de libros. Jesús Vela: Grupos juveniles: hacia una mayor plenitud cristiana; Dinámica psicológica y eclesial de los
grupos apostólicos; Técnicas y prácticas de las relaciones humanas. La experiencia vivencial de la dinámica de grupos; Pastoral
Juvenil en América Latina. Alejandro Londoño: Dinámica de la concientización; Técnica de concientización; Formación de
comunidades: creación e grupos, etapas comunidades juveniles, acción. Antonio Hualde y equipo de pastoral: El joven
latinoamericano: hacia un análisis sicológico, ideológico y social de los jóvenes y su mundo; Pastoral juvenil. Concientización
para Asesores y Educadores. Cf., C. PASTORE, Il cammino della Pastorale giovanile latinoamericana, 301.
64 Elenco de libros: Análisis y solución de problemas grupales; un camino metodológico en grupo. Grupos juveniles;
orientaciones para el trabajo. Pastoral de juventud en Brasil. Juventud, el gran reto (se convierte en referencia metodológica
para una pastoral juvenil comprometida). Evaluar grupos, un desafío; cómo evaluar el proceso de los grupos. Temas de reflexión
para grupos juveniles. Cf., Ibid., 307–308.
65 Cf., ITEPAL, Memoria Histórica de la Pastoral Juvenil Latinoamericana, in «Itepal» (11.10.2015)
<https://www.google.it/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=5&cad=rja&uact=8&ved=0ahUKEwjYn46PudLJAhV
BthoKHYtIBvIQFgg2MAQ&url=http%3A%2F%2Fitepal-dpj.yolasite.com%2Fresources%2FMemoria%2520Hist%25
C3%25B3rica%2520de%2520la%2520Pastoral%2520Juvenil%2520Latinoamericana%2520II.ppt&usg=AFQjCNGduVzQ5h
sUnyPfGjyjucXO7YyJFg&sig2=obPiOp99XVn1BRlSNBxoMw>; Cf., SEJ-CELAM, Civilización del amor. Tarea y
esperanza, 43 – 47.
66 La SEJ está rodeada de: Congresos de pastoral familiar (el primero en el 2014), cursos para agentes de esta pastoral familiar;
encuentro formación de agentes pos aborto (el primero dado en el 2015); diplomados en planificación pastoral con énfasis en
Pastoral Juvenil; encuentros regionales de PJ. También en el contexto se tiene el IV encuentro latinoamericano y del caribe de
26
Este apartado está acompañado por un cuadro67 continuo (aunque dividido en partes según el año)
que traerá a la luz los Encuentros Latinoamericanos de Responsables Nacionales de Pastoral Juvenil
(ELARNPJ68), con sus lemas, temas y algunas ideas del mismo. En algunos momentos se rompe para
presentar los Congresos Latinoamericano de Jóvenes (CLAJ) en cuadros más grandes69.
Ilustración 1
Encuentros de responsables nacionales de Pastoral Juvenil
ELARNPJ
Número y
fecha
Lugar y participación Temas
1°
1983
17-21 nov
Fusagasugá (Colombia)
30 delegados12 países
Primer esbozo de la civilización del amor
2°
1984
28jul-2Agt
Zipaquirá (Colombia)
33 delegados11 países
"Credo" y "Decálogo de la civilización del amor".
Organización del aporte al año internacional de la juventud.
3°
1985
10 - 16 nov
Bogotá (Colombia)
36 delegados 14 países
Evaluación del año de la juventud.
Inicio del "Directorio"de acción
Inicio del estudio de la Pastoral Juvenil de los Medios Específicos. Envió del mensaje
"Como jóvenes cristianos Latinoamericanos a los jóvenes de América Latina"
Se planteó porprimera vez un "Concilio Latinoamericano de jóvenes".
pastoral juvenil rural e indígena; el V encuentro latinoamericano y del caribe de pastoral juvenil en medios específicos. Cf.,
CELAM, Departamento de familia, vida y juventud, in «Celam.org» (12.12.2015) <http://www.celam.org/d_familia.php>.
67 En la PJLA existen diversos órganos que amplían y dinamizan esta pastoral y que quedan como tarea de profundización:
Los encuentros regionales (México-Centroamérica, Caribe, Andina, Cono Sur) de responsables nacionales de pastoral juvenil,
los encuentros del equipo de pastoral juvenil latinoamericano, encuentros de la pastoral de adolescentes, los encuentros de
pastoral juvenil de medios específicos y los encuentros de pastoral juvenil rural e indígena. Además los encuentros referentes
a todo el departamento de familia y vida, alimentan directamente la PJ. También el CELAM tendrá siempre encuentros donde
la juventud aparece en primer plano desde sus departamentos de: Comunión eclesial y diálogo, misión y espiritualidad,
vocaciones y ministerios, cultura y educación, justicia y solidaridad, comunicación y prensa.
68 «Los Encuentros Latinoamericanos de Responsables Nacionales de Pastoral Juvenil (ELARNPJ) son espacios de
intercambio, reflexión, animación y coordinación para profundizar aspectos de la propuesta de la Pastoral Juvenil
Latinoamericana y definir líneas de acción comunes para CONSEJO EPISCOPAL LATINOAMERICANO apoyar el trabajo
de las Comisiones Nacionales de Pastoral Juvenil (CNPJ) y SEJ SECCION DE JUVENTUD para fortalecer la Pastoral Juvenil
Orgánica constructora de la Civilización del Amor (Civilización del Amor, Tarea y Esperanza, Orientaciones para una Pastoral
Juvenil Latinoamericana, SEJ 9, 1995, p.267). Convocados por la Sección de Juventud del CELAM, se realizan prácticamente
cada dos años, tras un largo proceso participativo de preparación y consulta. Participan: Obispos Responsables de las
Comisiones Episcopales de Juventud; Secretarios(as) Ejecutivos(as); Asesores(as) Nacionales y dos jóvenes miembros de las
CNPJ de cada país». Cf., DEPARTAMENTO DE FAMILIA, VIDA Y JUVENTUD. CELAM, Encuentros Latinoamericanos de
Responsables Nacionales de Pastoral Juvenil, in «Pastor. Juv. Latinoam.» (14.12.2015) <http://www.pjlatinoamericana.org
/ELARNPJ.html>.
69 «En la escritura de la pastoral de juventud esta instancia es concebida como la más amplia y decisiva, en cuanto que allí los
jóvenes, asesores y Obispos responsables determinan las grandes líneas que orientan la acción pastoral en el continente». Cf.,
DEPARTAMENTO DE FAMILIA, VIDA Y JUVENTUD. CELAM, Congresos. Pastoral juvenil Latinoamericana, in «Pastor. Juv.
Latinoam.» (12.12.2015) <http://www.pjlatinoamericana.org/congresos.html>.
27
4°
1986
19 - 26 oct
Bogotá (Colombia)
40 delegados 14 países
Redacción del "Directorio"
Profundización sobre la "Pastoral Juvenil de losMedios Específicos"
Inicio depreparación del "Concilio L.A. de jóvenes"
Inicio depreparación deun "Curso Latinoamericano de Asesores".
Programación de participación en la 2da jornada mundial de la juventud de Buenos
Aíres.
5°
1987
29 nov – 5
dic
Bogotá (Colombia)
51 delegados
16 países
Se reafirmó el valor del libro "Pastoral Juvenil,Sí a la Civilización del Amor"70.
Se continúa con la preparación del "Concilio…" y del "Curso…"
Creación de4 regiones:México y Centroamérica; Andina; Cono sur; y Caribe.
6°
1988
15 - 23 oct
Caracas (Venezuela)
64 delegados
17 países
Se profundizó sobre la "Opción Pedagógica, etapas de Nucleación e iniciación en los
procesosde Educación en la Fe de los jóvenes"
Continuación del trabajo en el "Concilio…", llamado ahora "Primer Congreso
Latinoamericano de jóvenes".
7°
1989
7 - 15 oct
Quito (Ecuador)
78 delegados
21 países
Profundización en el "Etapade la Militancia"
Preparativos del "Primer Congreso”
8°
1990
20 - 27 oct
San José (Costa Rica)
88 delegados
22 países
Por Primera vez todas las conferencias
"Pastoral juvenil y Cultura" como preparación a la conferencia de Santo Domingo.
Últimos aspectos del "Primer Congreso…"
I CLAJ, del 26 dediciembre de1991 al 6 de enero de 1992. Cochabamba (Bolivia).
Lema: "Jóvenes, con Cristo construyamos unanuevaAmérica Latina.461 laicos;19 países;18 obispos;59 sacerdotes,23 religiosos.
Delegaciones diferentes y 604 observadores. El congreso propuso "incrementar un mayor compromiso y testimonio de la juventud
latinoamericana en la construcción de una nueva civilización en el Continente" y concluyó con la aprobación de diez "Conclusiones
Finales",una"CartaabiertaalosjóvenesdeAméricaLatina",fueunAportealaIVConferenciaGeneraldelEpiscopado.Seproponen
una formación liberal, por medio de la consolidación de una experiencia comunitaria y una educación popular.
El año internacional de la juventud declarado por la ONU en 1985 indicaba tres temas de estudio:
participación, desarrollo y paz. Estos fueron inseridos en la iglesia, durante el mismo año, como “El
compromiso sociopolítico de la juventud” y el “Diálogo con los jóvenes desde la fe”; dentro de la SEJ
se publica el volumen: “Juventud, Iglesia y cambio”71.
En este periodo partió inicialmente de un simple Credo y Decálogo que representaba el sueño de
evangelizar la juventud; unos años después se hablaba de un Directorio y en 1987 se llegaba a la
elaboración de “Pastoral Juvenil. Sí a la civilización del amor”72 que estratégicamente se le dio en las
manos a Juan Pablo II durante la jornada mundial de la juventud en Luján (Argentina).73
70 Un texto compuesto en tres marcos. El primero sobre la realidad pastoral en el que se incluye la visión pastoral de las
realidades de latinoamericanas, con la visión pastoral juvenil y un breve excursos histórico de esta pastoral en América Latina.
El segundo momento es el doctrinal donde tiene los fundamentos teológicos de la civilización del amor en la Pastoral Juvenil
y la identidad que esta construye en Latinoamerica. El tercer marco es el operativo o actuante donde describe criterios, procesos
y una pedagogía de acción pastoral. Cf., C. PASTORE, Il cammino della Pastorale giovanile latinoamericana, 310; Cf., CELAM,
Pastoral da juventude, sim à civilização do amor, São Paulo, Paulinas, 1987.
71 Los dos primeros son libros de Alejandro Londoño, el último del Celam.
72 CELAM, Pastoral da juventude, sim à civilização do amor, São Paulo, Paulinas, 1987.
73 Así mismo se busca la unión en red de los diferentes institutos de pastoral juvenil con un primer encuentro en San Pablo,
Brasil (1991), que intercambiar experiencias, materiales y subsidios elaborados en cada centro. Primer encuentro en San Pablo,
Brasil (1991), tema: la integración entre los institutos de la realidad latinoamericana y problemas de interés común. Segundo
encuentro en Santiago de Chile (1993), tema: la cultura juvenil la formación de los asesores. Tercer encuentro en Ciudad de
28
En 1992, enSanto Domingo74,lajuventud yla adolescencia enel camino delacivilización del amor
son reconocidas eclesialmente dentro dela unidadde Espíritu, con diversidad de carismas yministerios.
En medio de la alienación consumista de la sociedad se reconoce el crecimiento en la fe y el trabajo
pastoral eclesial como unaPastoral Juvenil Orgánica.La acción pastoral busca responder efectivamente
al acompañamiento vocacional, a la capacitación de acoger críticamente los impactos culturales y
sociales, a la dinamización de una espiritualidad de seguimiento de Jesús; este espacio, a través de una
pedagogía experiencial hacia el protagonismo, pormedio del método ver-juzgar-actuar-revisar-celebrar
tendrá un lenguaje accesible y comunitario75.
Ilustración 2
Encuentros de responsables nacionales de Pastoral Juvenil
ELARNPJ
Número y
fecha
Lugar y participación Temas
9°
1993
27 fb -6 mar
Zipaquirá
(Colombia)
77 delegados
20 países
"Asesoría y acompañamiento en la Pastoral Juvenil"
Impulso de nuevos campos de acción: Pastoral juvenil de los
medios específicos; cursos de formación y participación en los
consejosnacionales de Juventud.
10°
1994
8 - 15 oct
Mogi das Cruzes
(Brasil)
75 delegados
18 países
"Espiritualidad y Misión dela Pastoral Juvenil".
-PromocióndelaPastoralJuvenildesituacionescríticasypastoral
de adolescentes.
- Se aprueba la reedición del libro "Pastoral Juvenil, Sí a la
Civilización del Amor"
En 1995 se publica la nueva edición de “Civilización del amor.
Tarea y esperanza”76
11°
1996
1 - 8 Jun
Aguadilla
(Puerto Rico)
19 países.
Delegación de laPJ
Hispana de unadiócesis de EEUU
Tema:LaMisióndelaPastoralJuvenilesfundamentalmentehacia
el interior dela iglesia77.
Consulta sobre los movimientos en la PJN.
Se definió la realización del II Congreso.
Latinoamericano de Jóvenes en Chile y en forma simultánea al
Encuentro Continental de Jóvenes.
12°
1997
11- 18 Oct
En Cuautitlán Izcalli, México
Delegadosde todos los países
Tema: Megatendenciasdela realidad juvenil y laPastoral Juvenil.
Evaluación del caminarde la PastoralJuvenil.
Instrumento de trabajo para la 3a etapa de preparación al II
Congreso.
Méjico (1995), tema: seminario de planificación pastoral y proyecto de centros juveniles populares. Cuarto encuentro en Lima,
Perú (1997), tema: fundamentos de la metodología de pastoral juvenil. Quinto encuentro en Cupertino, USA (1999), tema: fe
y cultura juvenil Cf., C. PASTORE, Il cammino della Pastorale giovanile latinoamericana, 302–303.
74 Cf., DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM, Civilización del Amor. Proyecto y misión, 121–123; Cf., CELAM, IV
conferencia general del episcopado latinoamericano. Santo Domingo, República Dominicana. 12 - 28 de octubre de 1992.
Nueva evangelización, promoción humana, cultura cristiana. Jesucristo ayer, hoy y siempre (cf. Hebreos 13, 8), Colombia,
Paulinas, 1992.
75 DSD 115-120. Cf., CELAM, IV conferencia general del episcopado latinoamericano. Santo Domingo, 102 – 103.
76 Cuadro de la realidad y la historia de la pastoral. El cuadro doctrinal desde la presencia de Dios en el joven, el Cristo vivo;
el Espíritu Santo, María, Iglesia. Cuadro operativo: opciones pedagógicas y metodológicas; pedagogía de Dios y características
de la pedagogía pastoral; opciones metodológicas: ver, juzgar, actuar, verificar, celebrar. La cuarta parte es sobre la
espiritualidad juvenil emergente. Cf., C. PASTORE, Il cammino della Pastorale giovanile latinoamericana, 312–313.
77 Cf., ITEPAL, Memoria histórica, 18.
29
II CLAJ, del 3 al11 deoctubrede 1998. Punta de Tralca (Chile).
Lema: "Jóvenes con Cristo, transformando América Latina con justicia y esperanza". 800 delegados, entre obispos, asesores y
jóvenes.21 paísesdeAmérica LatinaeinvitadosdeEstadosUnidos,Portugal,ItaliaydelaSantaSede,asícomodelosinstitutos
de formación en Pastoralde Juventud del Continente y movimientos apostólicos.
Su Objetivo fue formular nuevas líneas de acción y compromiso de la PJ del Continentehacia el III Milenio, a partir del camino
recorrido, los cambios culturales y la situación de pobreza, para contribuir en la construcción de una nueva AL, expresión de la
Civilización del Amor.
Fue un espacio para intercambiar a partir de la propuesta de "Civilización del amor, tarea y esperanza" sobre los siguientes ejes
temáticos para luego trabajarlos en cada país: Pastoral Juvenil Orgánica, Pastoral Juvenil en medios específicos, protagonismo
juvenil, análisis y conciencia crítica de la realidad, realidad y cultura juvenil, espiritualidad y misión, medios de comunicación,
familia, autogestión económica deproyectos sociales y solidarios y formación integral.
Concluyó con la aprobación de 23 Líneas de Acción (las 10 primeras fueron priorizadas) y cuatro Pronunciamientos:
"Condonación de la Deuda Externa", "Convivencia entre diferentes culturas", "Una Pastoral Juvenil Migratoria", "Construimos
la Paz en América Latina".
El siglo XX se distingue por un alargamiento de la vida ypor lo tanto delos períodos de aprendizaje;
de allí que la juventud sea comprendida en dos períodos grandes: adolescencia y juventud. Ésta última
puedetenervarias acepciones: adultos emergentes,jóvenes adultos,posadolescentes,etc.Tambiéntiene
variascategoríassegúnenordenalaedad,sociológicas(clase,actividad,contexto,trabajo…),culturales
(subculturas musicales, estilos, proyectos…). Cada categoría yacepción encuentra un mix de diferentes
perfiles. La movilidad de los rasgos juveniles pone de relieve la fluctuación ymovilidad de las fronteras
lo que abre la visión de lo biológico y generacional a lo contextual y periódico.78
Ecclesia in america en 1999 luego de distinguir el encuentro de Jesucristo vivo pasa a los diversos
caminos que ayudarán a tal encuentro en el continente. Recordará a los jóvenes, en el camino de
comunión, que desde su conciencia misionera madura, se conviertan en apóstoles de sus coetáneos
sometidos a tantas situaciones de pobreza. Unidos a la familia ya los demás ministerios ycarismas, los
jóvenes llevan a los demás jóvenes la valentía de asumir compromisos alegres (n. 47)79.
El volumen“Los procesosde Educaciónenlafedelos jóvenes” presentalos elementos pedagógicos
de la propuesta evangelizadora de la juventud: de liberación, personalizante, gradual y diferencial. La
segunda parte describe el desarrollo del proceso de educación en la fe de los jóvenes: enucleación,
iniciación y compromiso. Otro libro de importancia dentro de toda la amplia literatura existente en este
78 Cf., S. LEFEBVRE, Juventud y fe cristiana. ¿Hacia una dinámica de coeducación intergeneracional en la Iglesia católica?,
in «Rev. Int. Teol. Concil.» 360 (04.2015) 2, 15–17.
79 Cf., PAPA JUAN PABLO II, Exhortación apostólica postsinodal Ecclesia in America del santo padre Juan Pablo II a los
obispos a los presbíteros y diáconos a los consagrados y consagradas y a todos los fieles laicos sobre el encuentro con
Jesucristo vivo, camino para la conversión, la comunión y la solidaridad en América, in Insegnamenti di Giovanni Paolo II.
(Gennaio-giugno). Gesù sapeva quello che è in ogni uomo (Gv. 2, 25), vol. XXII, 1, Mexico, Libreria Editrice Vaticana, 1999,
182 – 183.
30
momento es el libro “El futuro tiene nombre: Juventud”; en este se defiende la idea del joven como
constructor presente de la nueva iglesia y la nueva sociedad. A la metodología existente se agregan
elementos cotidianos de la vida de un grupo juvenil: acompañamiento, educación no formal, método
inductivo, como ser eficiente con jóvenes, secretos para ser un buen asesor. Éste último inspirado en
pensamientos de Ricardo Tonelli80.
1.1.1.2.3 El océano revitalizador de la vocación misionera en Aparecida.
Ilustración 3
Encuentros de responsables nacionales de Pastoral Juvenil
ELARNPJ
Número y
fecha
Lugar y participación Temas
13°
2001
3 - 11 Feb
Buenos Aires (Argentina)
103 delegados,
23 países (Canadá y Estados Unidos),
Invitados de tres Institutos dePJ
Tema: Los Procesos de Educación en la Fe como camino
pedagógico para acompañar la elaboración delProyecto deVida.
Se asumieron compromisos concretos por países.
14°
2003
1 - 9 Feb
Quito
(Ecuador)
Tema:LaMilitanciaenlosProcesosdeEducaciónenlaFe.¿Punto
de partida? ¿Etapa final?¿Proceso?
Objetivo: Revisar y revitalizar la Militancia en los Procesos de
Educación en la Fe, a partir de los logros y dificultades de nuestra
prácticapastoralydelosnuevoscontextoshistóricosyespaciosde
participación juvenil, para resignificar en el seguimiento de Jesús,
el compromiso eclesial y sociopolítico de los y las jóvenes
Publicaciónquesesistematizael13°y14°congreso:"Proyectode
vida: camino vocacional de laPastoral Juvenil".
15°
2007
4 -11 Feb
Ciudad de Panamá.
(Panamá)
Tema: el Discipulado Misionero juvenil. Preparación a la
Conferencia a realizarse en Aparecida Se elaboraron desafíos que
presentan la realidad y la pastoral. Comienza el proceso de
Revitalización de laPJ en AL y El Caribe81
80 El primer libro del Celam, 1993; el segundo de Jorge Boran, del brasil, 1994, inspirado en el libro de Tonelli “Dire la fede
in Gesù Cristo nella vita quotidiana”. Cf., C. PASTORE, Il cammino della Pastorale giovanile latinoamericana, 310–311.
81 Para esta revitalización, se toma: 1° "Civilización del Amor: Tarea y Esperanza" (1995). 2° II Congreso Latinoamericano
de PJ (1998): Líneas de Acción para la PJ de América Latina. 3° Los Procesos de Educación en la Fe como camino para
acompañar la elaboración del Proyecto de vida (XIII Encuentro, 2001). 4° La Militancia en los procesos de Educación en la
Fe. "Proyecto de Vida, Camino Vocacional de la PJ en AL" (XIV Encuentro, 2003). 5. El discipulado misionero juvenil, camino
hacia la V Conferencia del Episcopado en Aparecida.
31
Unmovimientodelamorinvitaasalirconconfianzadelospropioslímites bajoelimpulsomisionero
del Espíritu dado en el 2007 en Aparecida82. Se reconoceen la explosión demográfica potencial infantil
y juvenil, tanto para la iglesia como para la sociedad, a partir de sus legítimas esperanzas83.
La perspectiva consumista de la cultura, lleva a unos individualismos autorreferenciales en el joven,
hasta tal punto de crear un futuro incierto en las nuevas generaciones. En la nueva cultura los jóvenes
sonproductores yactores84. Estánintegrados enunapastoralfamiliar,queinvolucraámbitos culturales,
y la convierte en célula viva de la Iglesia85. Entre todos los explotados yoprimido aparecen las mujeres
y los jóvenes como prioridad para crear oportunidades económicas desde el reconocimiento de su
dignidad86.
Se defiende una educación de calidad para la juventud que defienda los valores culturales propios de
cada país, junto con la promoción de la dimensión religiosa y trascendente.87 Se subraya la necesidad
de promover la vocación paterna en el ejercicio matrimonial88. La relación familiar esta llamada a ser
unauténticoámbitodediscipuladomisioneroalserviciodelaiglesiaparaquelospueblostenganvida89.
En la familia, como educadora de la fe y de los valores humanos y cívicos, tiene lugar la iniciación
cristiana (que nace en Jesucristo, fundamentado en la Trinidad-Amor) acompañando a los jóvenes en la
elaboración de sus proyectos de vida de discípulos y misioneros90. En sus tramas interpersonales e
82 Cf., DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM, Civilización del Amor. Proyecto y misión, 123–137; Cf., CELAM, V
Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe.
83 DA 443, 554. Cf., CELAM, V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, 201, 249.
84 DA 51. Cf., Ibid., 34.
85 DA 303-304. Cf., Ibid., 143 – 144.
86 DA 65 y 406. Cf., Ibid., 39, 185–186.
87 DA 65, 328, 340. Cf., Ibid., 39, 152 – 153, 158.
88 DA 463c. Cf., Ibid., 209.
89 DA 114-119. El capítulo 9 contiene temas asociados a la vida familiar y la cultura de la vida. N. 212: “La mirada que
Aparecida tiene de la familia es muy positiva: fundada en el sacramento del matrimonio (433), imagen de Dios –dimensión
trinitaria– (434), riqueza de la complementariedad sexuada (116), uno de los tesoros más importantes de América Latina (DI
5), el valor más querido de nuestros pueblos (435), patrimonio de la humanidad (DI 5, 302), escuela de la fe (DI 5, 118, 302),
primer lugar de iniciación cristiana (302), palestra de valores humanos y cívicos (DI 5), hogar donde nace y se acoge la vida
(DI 5), insustituible para la serenidad personal y para la educación de los hijos (DI 5), iglesia doméstica – lugar de comunión
eclesial (115), primera y más básica de la comunidad eclesial (204), complementariedad con la comunidad eclesial, familia de
familias (119), inicio de la pastoral vocacional (314). Cf., DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM, Civilización del Amor.
Proyecto y misión, 126–127.
90 DA 302. Cf., CELAM, V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, 142 – 143.
32
intergeneracionales, se vive profundamente la experiencia de comunión y amor con Dios uno y trino;
allí el joven es formado o el joven evangeliza a la familia91.
Los procesos formativos serán los distintivos de éste documento92. Estos procesos contienen cinco
aspectos: el encuentro personal con Jesucristo, la conversión, el discipulado, la comunión yla misión93.
Contiende además cinco criterios generales de formación: una formación integral, kerigmática y
permanente; atenta a las dimensiones diversas; respetuosa de los procesos; que contemple el
acompañamiento de los discípulos y una formación en la espiritualidad de la acción misionera.
El proceso es propuesto como formación vocacional con cuatro dimensiones. La dimensión
humano-comunitaria unida a la solidaridad y participación a partir de la pedagogía de la encarnación
solidaria del Hijo que se hace partícipe de la condición humana y que trae una propuesta de salvación
para todos. La dimensiónespiritual dentrodela comunión eintimidadconDios,apartirdelapedagogía
del encuentro con Jesucristo vivo. La dimensión intelectual siguiendo los dinamismos de la inteligencia
de la fe y del diálogo fe-cultura, a partir de una pedagogía de la fe del diálogo creador. La dimensión
pastoral y misionera que fortalece caridad pastoral dentro de los dinamismos de la misión y la
inculturación, a partir de una pedagogía del camino y del encuentro con los otros. Estas dimensiones
tienen su punto de encuentro en la persona del discípulo; tiene su especificidad y correlación.
A nivel socio-político, los índices de violencia son una fuente de sufrimiento de la juventud y ella
reviste varias formas, con la participación de diversos agentes94. El tráfico de personas y las drogas
hacen parte de este panorama95. Aparece la necesidad de una buena educación política que vaya contra
la desmotivación por la democracia e incida en los diversos campos de acción, incluyendo la
ecológica96.
El joven en Aparecida, además de las once sombras que sufren97, es visto con cuatro cualidades:
91 Cochabamba, 2009. Responsables nacionales. Etapa de la escucha del proyecto de revitalización de la PJL
92 DA 276-285. Cf., CELAM, V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, 131 – 137.
93 DA 278. Cf., Ibid., 131 – 133.
94 DA 78. Cf., Ibid., 45.
95 DA 73, 422. Cf., Ibid., 42 – 43, 191.
96 DA 77, 85. Cf., Ibid., 44, 47.
97 DA 444 – 445. Cf., Ibid., 201 – 202.
33
Lasensibilidad,losjóvenes“sonsensiblesadescubrirsuvocación”.ElDocumentorecuerdaqueJuanPabloIIlosllamó
“centinelas del mañana”. “Son capaces y sensibles para descubrir el llamado particular que el Señor Jesús les hace”. La
generosidad, los jóvenes son generosos para servir, especialmente a los más necesitados. La potencialidad, los jóvenes
“tienen capacidad de oponerse a las falsas ilusiones de felicidad y a los paraísos engañosos de las drogas, del placer, del
alcohol y de todas las formas de violencia”. La misionaridad, “las nuevas generaciones”, afirma el Documento, “son
llamadas a transmitir a sus hermanos jóvenes la corriente de vida que procede de Cristo y a compartirla en comunidad,
construyendo la Iglesia y la sociedad” (DA443)98
.
Las líneas de acción están alimentados de los ideales de amor yesperanza presente en las familias99.
Los pastores presbíteros y la pastoral vocacional, insertos en la cultura la reavivan con la semilla del
Evangelio, atentos al influjo negativo de los medios de comunicación por medio de una espiritualidad
bien arraigada100.
Los adolescentes y los jóvenes se ubicarán como una de las relevancias en los grandes campos para
la misión de los discípulos de Jesucristo101. Sin abandonar la opción por los pobres y el compromiso
con la realidad, la evangelización de la cultura se da por un amor apasionado por Cristo que acompaña
pueblo de Dios es su caridad samaritana102. Inicia sugiriendo la promoción de la pastoral de
adolescentes y entra luego en las líneas breves sobre la cuestión juvenil:
a) Renovar (en estrecha unión con la familia) la opción preferencial por los jóvenes, dando nuevo empuje a la Pastoral
Juvenil en las comunidades eclesiales;
b)EstimularlosMovimientosEclesiales,invitándolosaponermásgenerosamentesusriquezascarismáticas,educativas
y misioneras al servicio de las Iglesias locales;
c) Proponer a los jóvenes, el encuentro con Jesucristo y su seguimiento en la Iglesia que
les garantiza la realización de su dignidad, los estimula a formar su personalidad, les propone una opción vocacional y
los introduce en la oración personal, en la Lectio Divina, en la frecuencia a los sacramentos, en la dirección espiritual y en
el apostolado;
d) Privilegiar, en la Pastoral Juvenil, procesos de educación y maduración en la fe como respuesta de sentido y
orientación de la vida y garantía del compromiso misionero;
98 DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM, Civilización del Amor. Proyecto y misión, 133–134.
99 La familia para el joven y la niñez es la primera cuna del amor y de la vida, en medio de una sociedad globalizada,
secularizada y relativista. Recuerda que el discipulado misionero juvenil de la PJ está impulsado por la invitación de Pablo VI
a construir la civilización del amor, retomado por Juan Pablo II, asumido por Puebla y encomendado a la PJ. Como pastoral
organizada ha de llevar a un encuentro personal y comunitario con Jesucristo. El “Departamento de familia, vida y jóvenes”
tiene entre sus funciones la de hacer un inventario sobre la recepción del Aparecida; plantear programas a la luz de los
evangelios sinópticos; socializar el programa de “animación de la vida plena y la comunión misionera en las familias y la
juventud”; poner en marcha las etapas del programa. Profundizar, estudiar y proyectas las líneas de los encuentros mundiales
de familias y el congreso latinoamericano de familia, matrimonio y vida. Formación integral de los agentes de pastoral familiar,
juvenil, pastoral de la vida: diseñar cursos procesuales, progresivos y virtuales de agentes, formación permanente de las
familias, configurar equipos de facilitadores, publicación de subsidios. La familia será el eje transversal de la acción
evangelizadora de la iglesia por medio de la creación de un proyecto piloto. Cf., SECRETARÍA GENERAL DEL CELAM, Plan
global 2011-2015, 15, 40, 84–93.
100 DA 127, 194, 318, 325. Cf., CELAM, V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, 69 – 70, 97, 149, 151
– 152.
101 DA. Capítulos VIII y IX. Cf., Ibid., 175 – 217.
102 DA 491. Cf., Ibid., 224.
34
e) Implementar una catequesis atractiva para los jóvenes introduciéndolos en el conocimiento del misterio de Cristo y
mostrándoles labelleza de la Eucaristía dominical;
f) Una verdadera Pastoral Juvenil ayudará a los jóvenes a formarse, en forma gradual, para la acción social y política y
para el cambio de estructuras, conforme a la Doctrina Social de la Iglesia, haciendo propia la opción preferencial y
evangélica por lospobres y necesitados;
g) Urgir la capacitación de jóvenes para que tengan oportunidades en el mundo del trabajo y evitar que caigan en la
droga y en la violencia;
h)Procurar mayor sintonía entre el mundo adulto y el mundo juvenil en lasmetodologías pastorales;
i) Asegurar la participación de los jóvenes en peregrinaciones, jornadas nacionales y mundiales de la juventud con la
debida preparación espiritual y misionera y el acompañamiento de sus pastores103
.
Ilustración 4
Encuentros de responsables nacionales de Pastoral Juvenil
ELARNPJ
Número y
fecha
Lugar y participación Temas
16°
2009
25 - 31 Oct
Cochabamba (Bolivia)
20 países de AL y El Caribe
Tema: Las y los jóvenes, discípulos misioneros para la vida de
nuestros pueblos
El objetivo fue el fortalecimiento de la Revitalización de la PJ,
profundizando la escucha de la vida de los y las jóvenes
Se detectaron desafíos de acción desde los signos de vida y de
muerte entre los jóvenes, en la vida social y eclesial
Se encaminó el III Congreso Latinoamericano,Venezuela 2010
III CLAJ, del5 al 12 de septiembrede 2010. Teques (Venezuela)
Lema "Caminemos con Jesúsparadar vidaanuestrospueblos".Cercade800 jóvenes yasesoresdelaspastoralesde Juventud
de Latinoamérica. 31 delegaciones. Tema: "Jóvenes de América Latina, Discípulos Misioneros de Jesucristo hoy para la vida
de nuestrospueblos".
Objetivo:"RevitalizarelcaminodelaPastoralJuvenildesdelavidadelosjóvenes,apartirdelencuentropersonalycomunitario
con Jesucristo y su proyecto, para asumir el discipulado misionero como un estilo de vida, en la transformación de nuestros
pueblos". Este objetivo perseguía actualizar las orientaciones de Pastoral juvenil Latinoamericana que favorecen el encuentro
de las y de los jóvenes con Jesucristo y la construcción de su proyecto de vida, asumiendo el discipulado misionero para la
transformación personal, a la luz del documento de Aparecida.
ElCongresoserealizódurantelarealizacióndelaTerceraetapa(discernir)delproyectodeRevitalizacióndelaPastoraljuvenil
de América Latina y el Caribe, cuyo lema era: "La vidade los jóvenes,un camino de discipulado y misión".
Durante elCongreso seanalizaron losdesafíosylosrostrosdelajuventud del Continentereflexionando sobreladimensión de
las culturas de los jóvenes, sobre la ecología, las nuevas tecnologías, el desarrollo sostenible y la transformación social. Se
reflexionó en torno al paradigma que debe caracterizar a la Pastoral juvenil del continente. Además de prestar atención a los
sueños de los jóvenes referente a su futuro, se inició un itinerario de construcción de "horizontes" para la Pastoral juvenil de
cada región del Continente104.
Para dar continuidad concreta al Congreso se optó por vivir: en solidaridad con los jóvenes de Haití; apoyando la campaña
contra la violencia y el exterminio de los jóvenes en América Latina y el Caribe105.
Se hizo uso de la metodología de “losconsensos”.
103 DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM, Civilización del Amor. Proyecto y misión, 136–137; Cf., CELAM, V
Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, 200 – 203.
104 Cf., INSTITUTO PIRONIO, Horizontes de la pastoral juvenil Latinoamericana-por regiones.pdf. 3er Congreso latinoamericano de
jóvenes, in «Pastor. Juv. Latinoam.» (13.12.2015) <http://pastoraldejuventud.org.ar/instituto/sitio/attachments/article/334
/HORIZONTES%20DE%20LA% 20PASTORAL%20JUVENIL%20LATINOAMERICANA.pdf>, 2.
105 Cf., MOVIMIENTO DE JORNADAS, III Congreso latinoamericano de jóvenes 2010.mov, in «MJVC» (16.10.2015)
<https://www.youtube.com/watch?v=mDomFKh3gKs>.
35
En la “Reunión del Equipode apoyo de PJLA” (24- 27de Enero 2011. Bogotá) se revisa el proyecto
de “Revitalización de Pastoral juvenil” y sus cuatro etapas (fascinar, escuchar, discernir -III CLAJ-,
ahora la etapa del convertir), para ver la realidad y plantear desafíos. Metodología de “los consensos”.
Se ve la familia como el gran reto, la juventud como el motivo para seguir pensando en un horizonte y
se pregunta sobre cuál es la forma de pensarnos pastoralmente y sobre la necesidad de referentes y
acompañantes.106
Entre los directivos y los equipos de apoyo del “Departamento de familia y vida” se analiza la
relación entre familia y juventud (13-17 de febrero de 2012). La integración fecunda entre familia y
juventudgiraalrededordeladefensadelavidaysudignidad.Porlotantoaniveldesubsidioslapastoral
de juventud yla pastoral de familia no tendrán subsidios separados, ni unificados. Será un solo subsidio
con itinerarios paralelos y que tienen algunos momentos de encuentro entre ambas pastorales. Es un
tiempo de definiciones recíprocas y de relaciones fluidas entre las pastorales que se encuentran dentro
del Departamento de familia, vida y juventud.
Los animadores, líderes y facilitadores de la familia y la juventud están dentro de la pastoral de la
vida como un tema transversal a toda su labor teológico-pastoral. «La vida es regalo gratuito de Dios,
don y tarea que debemos cuidar desde la concepción, en todas sus etapas, y hasta la muerte natural, sin
relativismo»107. Del anterior principio se defiende la persona humana (DA 466), el amor humano (1Jn
3,16),laecologíahumanayelmedioambiente(DA470-471);lasorientacionespastoralessobrealgunos
dilemas relativos a la transmisión de la vida, la sexualidad, la cuestión del género, cuidados médicos y
atención pastoral al final de la vida. La propuesta es un sólido fundamento para la excelencia de la
vida.108
106 Cf., DEPARTAMENTO DE FAMILIA, VIDA Y JUVENTUD. CELAM, Encuentro del Equipo de Pastoral Juvenil.
107 DA 464. CELAM, V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, 210.
108 Cf., DEPARTAMENTO DE FAMILIA, VIDA Y JUVENTUD. CELAM, Encuentro con los directivos y los equipos de apoyo del
departamento de familia y vida. 13-17 febrero de 2012, in «Celam.org» (13.12.2015) <http://www.celam.org/detalle
_depto.php?id=MTEx>.
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención
Tesis Licencia Freire y la Redención

Más contenido relacionado

Similar a Tesis Licencia Freire y la Redención

Nuevo paradigma-de-la-adolescencia
Nuevo paradigma-de-la-adolescenciaNuevo paradigma-de-la-adolescencia
Nuevo paradigma-de-la-adolescenciaCristina Orientacion
 
Acercamiento al menor inmigrante marroqui
Acercamiento al menor inmigrante marroqui Acercamiento al menor inmigrante marroqui
Acercamiento al menor inmigrante marroqui José Carlos Cabrera
 
Bill l _taylor_poder_para_cambiar_vidas
Bill l _taylor_poder_para_cambiar_vidasBill l _taylor_poder_para_cambiar_vidas
Bill l _taylor_poder_para_cambiar_vidasJose Rosario Sanchez
 
Levantando una Nueva Generación de la Ventana 4/14 para Transformar al Mundo
Levantando una Nueva Generación de la Ventana 4/14 para Transformar al MundoLevantando una Nueva Generación de la Ventana 4/14 para Transformar al Mundo
Levantando una Nueva Generación de la Ventana 4/14 para Transformar al MundoMinisterio Infantil Arcoiris
 
Los efectos de la globalización en la Región Puno en cuatro dimensiones
Los efectos de la globalización en la Región Puno en cuatro dimensionesLos efectos de la globalización en la Región Puno en cuatro dimensiones
Los efectos de la globalización en la Región Puno en cuatro dimensionesFranklin Américo Canaza Choque
 
Educar para una_nueva_sociedad
Educar para una_nueva_sociedadEducar para una_nueva_sociedad
Educar para una_nueva_sociedadAna Serafin Lecona
 
Misioncultura
MisionculturaMisioncultura
MisionculturaAll Diz
 
La juventud en iberoamerica: tendencias y urgencias
La juventud en iberoamerica: tendencias y urgenciasLa juventud en iberoamerica: tendencias y urgencias
La juventud en iberoamerica: tendencias y urgenciasGloria
 
El 30% de los chicos argentinos es pobre, según un estudio de UNICEF
El 30% de los chicos argentinos es pobre, según un estudio de UNICEF El 30% de los chicos argentinos es pobre, según un estudio de UNICEF
El 30% de los chicos argentinos es pobre, según un estudio de UNICEF Eduardo Nelson German
 
Monitoreo Unicef sobre pobreza en Argentina 2015
Monitoreo Unicef sobre pobreza en Argentina 2015Monitoreo Unicef sobre pobreza en Argentina 2015
Monitoreo Unicef sobre pobreza en Argentina 2015Gabriel Conte
 
geografia mundial (material FINES).pdf
geografia mundial (material FINES).pdfgeografia mundial (material FINES).pdf
geografia mundial (material FINES).pdfAdrianaGallo9
 
Geografia Mundial Contemporanea.pdf
Geografia Mundial Contemporanea.pdfGeografia Mundial Contemporanea.pdf
Geografia Mundial Contemporanea.pdfMarianaPuertas
 
Revista Juventud Colegial
Revista Juventud ColegialRevista Juventud Colegial
Revista Juventud ColegialPancho Arteaga
 

Similar a Tesis Licencia Freire y la Redención (20)

ORPA.pdf
ORPA.pdfORPA.pdf
ORPA.pdf
 
Nuevo paradigma-de-la-adolescencia
Nuevo paradigma-de-la-adolescenciaNuevo paradigma-de-la-adolescencia
Nuevo paradigma-de-la-adolescencia
 
Acercamiento al menor inmigrante marroqui
Acercamiento al menor inmigrante marroqui Acercamiento al menor inmigrante marroqui
Acercamiento al menor inmigrante marroqui
 
Bill l _taylor_poder_para_cambiar_vidas
Bill l _taylor_poder_para_cambiar_vidasBill l _taylor_poder_para_cambiar_vidas
Bill l _taylor_poder_para_cambiar_vidas
 
Levantando una Nueva Generación de la Ventana 4/14 para Transformar al Mundo
Levantando una Nueva Generación de la Ventana 4/14 para Transformar al MundoLevantando una Nueva Generación de la Ventana 4/14 para Transformar al Mundo
Levantando una Nueva Generación de la Ventana 4/14 para Transformar al Mundo
 
Los efectos de la globalización en la Región Puno en cuatro dimensiones
Los efectos de la globalización en la Región Puno en cuatro dimensionesLos efectos de la globalización en la Región Puno en cuatro dimensiones
Los efectos de la globalización en la Región Puno en cuatro dimensiones
 
Cepal oij
Cepal oijCepal oij
Cepal oij
 
Educar para una_nueva_sociedad
Educar para una_nueva_sociedadEducar para una_nueva_sociedad
Educar para una_nueva_sociedad
 
Valores1
Valores1Valores1
Valores1
 
S018659_es.pdf
S018659_es.pdfS018659_es.pdf
S018659_es.pdf
 
Ventana 4 14
Ventana 4 14Ventana 4 14
Ventana 4 14
 
Misioncultura
MisionculturaMisioncultura
Misioncultura
 
La juventud en iberoamerica: tendencias y urgencias
La juventud en iberoamerica: tendencias y urgenciasLa juventud en iberoamerica: tendencias y urgencias
La juventud en iberoamerica: tendencias y urgencias
 
El 30% de los chicos argentinos es pobre, según un estudio de UNICEF
El 30% de los chicos argentinos es pobre, según un estudio de UNICEF El 30% de los chicos argentinos es pobre, según un estudio de UNICEF
El 30% de los chicos argentinos es pobre, según un estudio de UNICEF
 
Monitoreo Unicef sobre pobreza en Argentina 2015
Monitoreo Unicef sobre pobreza en Argentina 2015Monitoreo Unicef sobre pobreza en Argentina 2015
Monitoreo Unicef sobre pobreza en Argentina 2015
 
En el mundo desde nuestro mundo
En el mundo desde nuestro mundoEn el mundo desde nuestro mundo
En el mundo desde nuestro mundo
 
geografia mundial (material FINES).pdf
geografia mundial (material FINES).pdfgeografia mundial (material FINES).pdf
geografia mundial (material FINES).pdf
 
Geografia Mundial Contemporanea.pdf
Geografia Mundial Contemporanea.pdfGeografia Mundial Contemporanea.pdf
Geografia Mundial Contemporanea.pdf
 
Revista Juventud Colegial
Revista Juventud ColegialRevista Juventud Colegial
Revista Juventud Colegial
 
Congreso paramaestros2007
Congreso paramaestros2007Congreso paramaestros2007
Congreso paramaestros2007
 

Más de Eymard Puerto

Paulo Freire en el documento la "civilización del amor, proyecto y misión"
Paulo Freire en el documento la "civilización del amor, proyecto y misión"Paulo Freire en el documento la "civilización del amor, proyecto y misión"
Paulo Freire en el documento la "civilización del amor, proyecto y misión"Eymard Puerto
 
Academia de líderes Ubuntu y la educación Colombia
Academia de líderes Ubuntu y la educación ColombiaAcademia de líderes Ubuntu y la educación Colombia
Academia de líderes Ubuntu y la educación ColombiaEymard Puerto
 
La comunidad con los extranjeros
La comunidad con los extranjerosLa comunidad con los extranjeros
La comunidad con los extranjerosEymard Puerto
 
Entornos escolares ciudadanos
Entornos escolares ciudadanosEntornos escolares ciudadanos
Entornos escolares ciudadanosEymard Puerto
 
Tema tres: anuncio a Jesucristo resolviendo los conflictos en mi familia. El ...
Tema tres: anuncio a Jesucristo resolviendo los conflictos en mi familia. El ...Tema tres: anuncio a Jesucristo resolviendo los conflictos en mi familia. El ...
Tema tres: anuncio a Jesucristo resolviendo los conflictos en mi familia. El ...Eymard Puerto
 
Tema dos: Anuncio a Jesucristo orientando las redes sociales.
Tema dos: Anuncio a Jesucristo orientando las redes sociales.Tema dos: Anuncio a Jesucristo orientando las redes sociales.
Tema dos: Anuncio a Jesucristo orientando las redes sociales.Eymard Puerto
 
Tema uno: Familia que educa en la asertividad
Tema uno: Familia que educa en la asertividadTema uno: Familia que educa en la asertividad
Tema uno: Familia que educa en la asertividadEymard Puerto
 
Enrédate con jesús. liderazgo juvenil
Enrédate con jesús. liderazgo juvenilEnrédate con jesús. liderazgo juvenil
Enrédate con jesús. liderazgo juvenilEymard Puerto
 
Nueve días de oración misionera
Nueve días de oración misioneraNueve días de oración misionera
Nueve días de oración misioneraEymard Puerto
 
Recorrido por la organización juvenil redentorista (pjvr c)
Recorrido por la organización juvenil redentorista (pjvr c)Recorrido por la organización juvenil redentorista (pjvr c)
Recorrido por la organización juvenil redentorista (pjvr c)Eymard Puerto
 
Fomación de la esperanza en la pastoral juvenil vocacional redentorista (capí...
Fomación de la esperanza en la pastoral juvenil vocacional redentorista (capí...Fomación de la esperanza en la pastoral juvenil vocacional redentorista (capí...
Fomación de la esperanza en la pastoral juvenil vocacional redentorista (capí...Eymard Puerto
 
00.1. enrédate con jesús talleres líderes.rj
00.1. enrédate con jesús talleres líderes.rj00.1. enrédate con jesús talleres líderes.rj
00.1. enrédate con jesús talleres líderes.rjEymard Puerto
 
00.3. actividad de presentación de talleres. bases.rj
00.3. actividad de presentación de talleres. bases.rj00.3. actividad de presentación de talleres. bases.rj
00.3. actividad de presentación de talleres. bases.rjEymard Puerto
 
02. ciclo 1. taller 2. la fe en mi vida.rj
02. ciclo 1. taller 2. la fe en mi vida.rj02. ciclo 1. taller 2. la fe en mi vida.rj
02. ciclo 1. taller 2. la fe en mi vida.rjEymard Puerto
 
03. ciclo 1. taller 3. propósito de vida.rj
03. ciclo 1. taller 3. propósito de vida.rj03. ciclo 1. taller 3. propósito de vida.rj
03. ciclo 1. taller 3. propósito de vida.rjEymard Puerto
 
04. ciclo 2. taller 4. nos une el amor.rj
04. ciclo 2. taller 4. nos une el amor.rj04. ciclo 2. taller 4. nos une el amor.rj
04. ciclo 2. taller 4. nos une el amor.rjEymard Puerto
 
05. ciclo 2. taller 5. no te enredes, sigue adelante.rj
05. ciclo 2. taller 5. no te enredes, sigue adelante.rj05. ciclo 2. taller 5. no te enredes, sigue adelante.rj
05. ciclo 2. taller 5. no te enredes, sigue adelante.rjEymard Puerto
 
06. ciclo 2. taller 6. escucha más allá de las palabras.rj
06. ciclo 2. taller 6. escucha más allá de las palabras.rj06. ciclo 2. taller 6. escucha más allá de las palabras.rj
06. ciclo 2. taller 6. escucha más allá de las palabras.rjEymard Puerto
 
07. actividad de impacto de social.rj
07. actividad de impacto de social.rj07. actividad de impacto de social.rj
07. actividad de impacto de social.rjEymard Puerto
 
08. informe del subproyecto
08. informe del subproyecto08. informe del subproyecto
08. informe del subproyectoEymard Puerto
 

Más de Eymard Puerto (20)

Paulo Freire en el documento la "civilización del amor, proyecto y misión"
Paulo Freire en el documento la "civilización del amor, proyecto y misión"Paulo Freire en el documento la "civilización del amor, proyecto y misión"
Paulo Freire en el documento la "civilización del amor, proyecto y misión"
 
Academia de líderes Ubuntu y la educación Colombia
Academia de líderes Ubuntu y la educación ColombiaAcademia de líderes Ubuntu y la educación Colombia
Academia de líderes Ubuntu y la educación Colombia
 
La comunidad con los extranjeros
La comunidad con los extranjerosLa comunidad con los extranjeros
La comunidad con los extranjeros
 
Entornos escolares ciudadanos
Entornos escolares ciudadanosEntornos escolares ciudadanos
Entornos escolares ciudadanos
 
Tema tres: anuncio a Jesucristo resolviendo los conflictos en mi familia. El ...
Tema tres: anuncio a Jesucristo resolviendo los conflictos en mi familia. El ...Tema tres: anuncio a Jesucristo resolviendo los conflictos en mi familia. El ...
Tema tres: anuncio a Jesucristo resolviendo los conflictos en mi familia. El ...
 
Tema dos: Anuncio a Jesucristo orientando las redes sociales.
Tema dos: Anuncio a Jesucristo orientando las redes sociales.Tema dos: Anuncio a Jesucristo orientando las redes sociales.
Tema dos: Anuncio a Jesucristo orientando las redes sociales.
 
Tema uno: Familia que educa en la asertividad
Tema uno: Familia que educa en la asertividadTema uno: Familia que educa en la asertividad
Tema uno: Familia que educa en la asertividad
 
Enrédate con jesús. liderazgo juvenil
Enrédate con jesús. liderazgo juvenilEnrédate con jesús. liderazgo juvenil
Enrédate con jesús. liderazgo juvenil
 
Nueve días de oración misionera
Nueve días de oración misioneraNueve días de oración misionera
Nueve días de oración misionera
 
Recorrido por la organización juvenil redentorista (pjvr c)
Recorrido por la organización juvenil redentorista (pjvr c)Recorrido por la organización juvenil redentorista (pjvr c)
Recorrido por la organización juvenil redentorista (pjvr c)
 
Fomación de la esperanza en la pastoral juvenil vocacional redentorista (capí...
Fomación de la esperanza en la pastoral juvenil vocacional redentorista (capí...Fomación de la esperanza en la pastoral juvenil vocacional redentorista (capí...
Fomación de la esperanza en la pastoral juvenil vocacional redentorista (capí...
 
00.1. enrédate con jesús talleres líderes.rj
00.1. enrédate con jesús talleres líderes.rj00.1. enrédate con jesús talleres líderes.rj
00.1. enrédate con jesús talleres líderes.rj
 
00.3. actividad de presentación de talleres. bases.rj
00.3. actividad de presentación de talleres. bases.rj00.3. actividad de presentación de talleres. bases.rj
00.3. actividad de presentación de talleres. bases.rj
 
02. ciclo 1. taller 2. la fe en mi vida.rj
02. ciclo 1. taller 2. la fe en mi vida.rj02. ciclo 1. taller 2. la fe en mi vida.rj
02. ciclo 1. taller 2. la fe en mi vida.rj
 
03. ciclo 1. taller 3. propósito de vida.rj
03. ciclo 1. taller 3. propósito de vida.rj03. ciclo 1. taller 3. propósito de vida.rj
03. ciclo 1. taller 3. propósito de vida.rj
 
04. ciclo 2. taller 4. nos une el amor.rj
04. ciclo 2. taller 4. nos une el amor.rj04. ciclo 2. taller 4. nos une el amor.rj
04. ciclo 2. taller 4. nos une el amor.rj
 
05. ciclo 2. taller 5. no te enredes, sigue adelante.rj
05. ciclo 2. taller 5. no te enredes, sigue adelante.rj05. ciclo 2. taller 5. no te enredes, sigue adelante.rj
05. ciclo 2. taller 5. no te enredes, sigue adelante.rj
 
06. ciclo 2. taller 6. escucha más allá de las palabras.rj
06. ciclo 2. taller 6. escucha más allá de las palabras.rj06. ciclo 2. taller 6. escucha más allá de las palabras.rj
06. ciclo 2. taller 6. escucha más allá de las palabras.rj
 
07. actividad de impacto de social.rj
07. actividad de impacto de social.rj07. actividad de impacto de social.rj
07. actividad de impacto de social.rj
 
08. informe del subproyecto
08. informe del subproyecto08. informe del subproyecto
08. informe del subproyecto
 

Último

TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptx
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptxTALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptx
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptxMartaChaparro1
 
Presentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsa
Presentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsaPresentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsa
Presentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsaFarid Abud
 
5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectos
5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectos5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectos
5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectosTrishGutirrez
 
Buenas Practicas de Manufactura para Industria Farmaceutica
Buenas Practicas de Manufactura para Industria FarmaceuticaBuenas Practicas de Manufactura para Industria Farmaceutica
Buenas Practicas de Manufactura para Industria FarmaceuticaMarco Camacho
 
Libro Ecuador Realidad Nacional ECUADOR.
Libro Ecuador Realidad Nacional ECUADOR.Libro Ecuador Realidad Nacional ECUADOR.
Libro Ecuador Realidad Nacional ECUADOR.Edith Liccioni
 
Actividades eclipse solar 2024 Educacion
Actividades eclipse solar 2024 EducacionActividades eclipse solar 2024 Educacion
Actividades eclipse solar 2024 Educacionviviantorres91
 
HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).
HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).
HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).hebegris04
 
4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptx
4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptx4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptx
4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptxfotofamilia008
 
Biografía del General Eloy Alfaro Delgado
Biografía del General Eloy Alfaro DelgadoBiografía del General Eloy Alfaro Delgado
Biografía del General Eloy Alfaro DelgadoJosé Luis Palma
 
DIDÁCTICA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR- DR LENIN CARI MOGROVEJO
DIDÁCTICA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR- DR LENIN CARI MOGROVEJODIDÁCTICA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR- DR LENIN CARI MOGROVEJO
DIDÁCTICA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR- DR LENIN CARI MOGROVEJOLeninCariMogrovejo
 
5º SOY LECTOR PART1- MD EDUCATIVO.pdfde
5º SOY LECTOR PART1- MD  EDUCATIVO.pdfde5º SOY LECTOR PART1- MD  EDUCATIVO.pdfde
5º SOY LECTOR PART1- MD EDUCATIVO.pdfdeBelnRosales2
 
4to-Primaria-prueba-Comunicación-Cuadernillo 2.pdf
4to-Primaria-prueba-Comunicación-Cuadernillo 2.pdf4to-Primaria-prueba-Comunicación-Cuadernillo 2.pdf
4to-Primaria-prueba-Comunicación-Cuadernillo 2.pdfMagalyDacostaPea
 
Trabajo de electricidad y electrónica 2024 10-1
Trabajo de electricidad y electrónica 2024 10-1Trabajo de electricidad y electrónica 2024 10-1
Trabajo de electricidad y electrónica 2024 10-1juandiegomunozgomez
 
NIVELES TRÓFICOS DE UN ECOSISTEMA (ecologia)
NIVELES TRÓFICOS DE UN ECOSISTEMA (ecologia)NIVELES TRÓFICOS DE UN ECOSISTEMA (ecologia)
NIVELES TRÓFICOS DE UN ECOSISTEMA (ecologia)LizNava123
 
Presentación MF 1445 EVALUACION COMO Y QUE
Presentación MF 1445 EVALUACION COMO Y QUEPresentación MF 1445 EVALUACION COMO Y QUE
Presentación MF 1445 EVALUACION COMO Y QUEJosé Hecht
 

Último (20)

TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptx
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptxTALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptx
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptx
 
Presentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsa
Presentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsaPresentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsa
Presentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsa
 
5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectos
5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectos5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectos
5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectos
 
Mimos _
Mimos                                       _Mimos                                       _
Mimos _
 
Buenas Practicas de Manufactura para Industria Farmaceutica
Buenas Practicas de Manufactura para Industria FarmaceuticaBuenas Practicas de Manufactura para Industria Farmaceutica
Buenas Practicas de Manufactura para Industria Farmaceutica
 
Libro Ecuador Realidad Nacional ECUADOR.
Libro Ecuador Realidad Nacional ECUADOR.Libro Ecuador Realidad Nacional ECUADOR.
Libro Ecuador Realidad Nacional ECUADOR.
 
AO TEATRO, COM ANTÓNIO MOTA! _
AO TEATRO, COM ANTÓNIO MOTA!             _AO TEATRO, COM ANTÓNIO MOTA!             _
AO TEATRO, COM ANTÓNIO MOTA! _
 
Actividades eclipse solar 2024 Educacion
Actividades eclipse solar 2024 EducacionActividades eclipse solar 2024 Educacion
Actividades eclipse solar 2024 Educacion
 
Acuerdo segundo periodo - Grado Once.pptx
Acuerdo segundo periodo - Grado Once.pptxAcuerdo segundo periodo - Grado Once.pptx
Acuerdo segundo periodo - Grado Once.pptx
 
Unidad 2 | Teorías de la Comunicación | MCDIU
Unidad 2 | Teorías de la Comunicación | MCDIUUnidad 2 | Teorías de la Comunicación | MCDIU
Unidad 2 | Teorías de la Comunicación | MCDIU
 
HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).
HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).
HISTORIETA: AVENTURAS VERDES (ECOLOGÍA).
 
4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptx
4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptx4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptx
4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptx
 
Biografía del General Eloy Alfaro Delgado
Biografía del General Eloy Alfaro DelgadoBiografía del General Eloy Alfaro Delgado
Biografía del General Eloy Alfaro Delgado
 
DIDÁCTICA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR- DR LENIN CARI MOGROVEJO
DIDÁCTICA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR- DR LENIN CARI MOGROVEJODIDÁCTICA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR- DR LENIN CARI MOGROVEJO
DIDÁCTICA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR- DR LENIN CARI MOGROVEJO
 
Act#25 TDLab. Eclipse Solar 08/abril/2024
Act#25 TDLab. Eclipse Solar 08/abril/2024Act#25 TDLab. Eclipse Solar 08/abril/2024
Act#25 TDLab. Eclipse Solar 08/abril/2024
 
5º SOY LECTOR PART1- MD EDUCATIVO.pdfde
5º SOY LECTOR PART1- MD  EDUCATIVO.pdfde5º SOY LECTOR PART1- MD  EDUCATIVO.pdfde
5º SOY LECTOR PART1- MD EDUCATIVO.pdfde
 
4to-Primaria-prueba-Comunicación-Cuadernillo 2.pdf
4to-Primaria-prueba-Comunicación-Cuadernillo 2.pdf4to-Primaria-prueba-Comunicación-Cuadernillo 2.pdf
4to-Primaria-prueba-Comunicación-Cuadernillo 2.pdf
 
Trabajo de electricidad y electrónica 2024 10-1
Trabajo de electricidad y electrónica 2024 10-1Trabajo de electricidad y electrónica 2024 10-1
Trabajo de electricidad y electrónica 2024 10-1
 
NIVELES TRÓFICOS DE UN ECOSISTEMA (ecologia)
NIVELES TRÓFICOS DE UN ECOSISTEMA (ecologia)NIVELES TRÓFICOS DE UN ECOSISTEMA (ecologia)
NIVELES TRÓFICOS DE UN ECOSISTEMA (ecologia)
 
Presentación MF 1445 EVALUACION COMO Y QUE
Presentación MF 1445 EVALUACION COMO Y QUEPresentación MF 1445 EVALUACION COMO Y QUE
Presentación MF 1445 EVALUACION COMO Y QUE
 

Tesis Licencia Freire y la Redención

  • 1. 1 UNIVERSIDAD PONTIFICIA SALESIANA Departamento de Pastoral Juvenil Facultad de ciencias de la Educación EL AMOR REDENTOR COMO EXPERIENCIA TRANSFORMATIVA PARA LOS JÓVENES COLOMBIANOS Integración de la pedagogía liberadora de Paulo Freire en la Pastoral Juvenil Vocacional Redentorista Estudiante: PUERTO PATIÑO Héctor Eymard (19110E) Relator: PANDOLFI Luca Roma, 2016
  • 2. 2 DEDICATORIA Ey-Ca A Carlos Andrés Villa Padilla (1995-2012) A la juventud redentorista Ai miei cari confratelli della comunità e del Collegio Sant’Alfonso – Roma, con ellos a la provincia, a Gabo, y a la curia general de la CSsR. A mis amigos y familiares A la SDB A los jóvenes y a quienes, descubriéndose en ellos, con ellos se alegran, sufren y con ellos luchan (Parafraseando a Freire)
  • 3. 3 ÍNDICE Índice de ilustraciones ………………………………………………………………………….… 6 Siglas y abreviaciones ………………………………………………………………....................... 7 Introducción ……………………………………………………………………………………… 8 Capítulo I Las juventudes colombianas en contacto con la Congregación del Santísimo Redentor 1.1 La civilización del amor tiene por vocación la misión................................................ 10 1.1.1 Hacia el Horizonte con los pies en un sendero ya trazado....................................... 11 1.1.1.1 Horizonte de la realidad: Abierta al Espíritu con un nuevo sujeto....................... 12 1.1.1.2 El sendero histórico del horizonte: “Hacia el joven callejero de la fe”................. 18 1.1.1.2.1 El manantial del Concilio Vaticano II (hasta Medellín)............................... 20 1.1.1.2.2 La fluidez del río entre Puebla y Santo Domingo ....................................... 24 1.1.1.2.3 El océano revitalizador de la vocación misionera en Aparecida................... 30 1.1.2 Construyendo el fundamento pedagógico del Horizonte........................................ 37 1.1.2.1. Marco doctrinal fundamental en la pedagogía de la PJL.................................... 38 1.1.2.2. Construcción del marco operativo: Pedagogía vocacional misionera juvenil....... 39 1.1.3 La pedagogía de la liberación de Paulo Freire en la teología de la liberación de la “Civilización del Amor. Proyecto y misión”.......................................................... 43 1.2. La Pastoral Juvenil Vocacional Redentorista Colombiana (PJVR-C).......................... 48 1.2.1. Transformación de la sociedad colombiana desde la concertación dialogada........... 50 1.2.1.2. Diálogos por la paz colombiana....................................................................... 51 1.2.1.3. La juventud colombiana, aprende a dialogar..................................................... 53 1.2.2. Conformación de una prioridad redentorista: PJVR-C........................................... 55 1.2.2.1. La esperanza en la Pastoral Juvenil a la luz de los Capítulos Generales............... 55 1.2.2.2. La provincia de Bogotá 28-00: dinámica en su misión redentora........................ 58 1.2.2.3. La PJVR-C con entusiasmo y fascinación........................................................ 59 1.3. La PJVR-C, expresión redentora de la civilización del amor...................................... 68
  • 4. 4 Capítulo II La Redención como pedagogía de liberación: Un amor que transforma 2.1. Perspectiva del amor Redentor................................................................................. 72 2.1.1 La Redención, expresión bíblica de liberación.......................................................... 72 2.1.1.1. Go’el el redentor y el éxodo de liberación de parte del oprimido....................... 73 2.1.1.2. El evangelio Redentor..................................................................................... 75 2.1.1.3. La Redención paulina..................................................................................... 78 2.1.2. La Redención en la congregación del Santísimo Redentor ...................................... 80 2.1.2.1. La redención: esperanza de amor en San Alfonso. ........................................... 80 2.1.2.2. El amor redentor como experiencia en la PJVR a través de los cinco últimos capítulos generales………………………………………………………….… 81 2.1.3. La esperanza del amor en la Redención. ................................................................ 83 2.2. La pedagogía de Paulo Freire y la liberación de un sueño. ......................................... 85 2.2.1 Aproximación a Paulo Freire.................................................................................. 85 2.2.1.1. Breve biografía.............................................................................................. 85 2.2.1.2. Etapas literarias en Freire............................................................................... 86 2.2.1.3. Orígenes de su pensamiento........................................................................... 88 2.2.2. El reto antropológico en la ética freiriana................................................................ 89 2.2.3. La dialogicidad como camino de humanización...................................................... 93 2.2.4. La política de la fraternidad humana...................................................................... 95 2.3. Redención y liberación: claves de transformación juvenil.......................................... 97 2.3.1. El camino de la redención en la transformación juvenil ......................................... 97 2.3.1.1. EL amor redentor en la transformación del convivir juvenil............................... 98 2.3.1.2. Esperanza juvenil: proyecto y misión del abundante amor redentor.................... 99 2.3.1.3. Una integración imprescindible..................................................................... 101 2.3.2. Pedagogía de la liberación en el proceso colombiano............................................ 102 2.3.2.1. La ética: conciencia ecológica....................................................................... 103 2.3.2.2. El diálogo en el sujeto histórico colombiano: convocado por el amor............... 106 2.3.2.3. La política de la pedagogía como provocación valiente................................... 110
  • 5. 5 CAPÍTULO III El joven en la comunidad juvenil redentorista en apertura al amor y a la esperanza 3.1. Iniciación: la pequeña comunidad como fraternidad que acoge para ser y convivir.... 120 3.1.1. La comunidad fraterna en la consciencia de su misión........................................... 120 3.1.2. Acercamiento a un itinerario dentro de la comunidad juvenil ................................ 121 3.2. Profundización: el evangelio del amor Redentor como estímulo al aprendizaje. ........ 124 3.2.1. Dentro de la fraternidad, el evangelio renace en la Pascua.................................... 124 3.2.2. Acercamiento a un itinerario bíblico vocacional.................................................. 125 3.3. Proyección: la indispensable utopía en la habilitación de los agentes de la pastoral juvenil.................................................................................................................. 129 3.3.1. La proyección de una utopía desde las prioridades de un sueño. ............................ 129 3.3.2. Acercamiento a un itinerario juvenil por perfiles y competencias.......................... 130 3.4. Liberación dentro de la formación integral.............................................................. 134 3.4.1. Lectura integradora: liberación integral de la iniciación, profundización y proyección........................................................................................................ 134 3.4.2. Un horizonte de esperanza, desarrollo y paz........................................................ 135 Conclusiones.…………………………………………………………………………………… 139 Bibliografía……………………………………………………………………………………... 142 Anexos …………………………………………………………………………………………. 162
  • 6. 6 ÍNDICE DE ILUSTRACIONES Ilustración 1 Encuentros de responsables nacionales de Pastoral Juvenil ELARNPJ 26 Ilustración 2 Encuentros de responsables nacionales de Pastoral Juvenil ELARNPJ 28 Ilustración 3 Encuentros de responsables nacionales de Pastoral Juvenil ELARNPJ 30 Ilustración 4 Encuentros de responsables nacionales de Pastoral Juvenil ELARNPJ 34 Ilustración 5 Encuentros de responsables nacionales de Pastoral Juvenil ELARNPJ 36 Ilustración 6 Historia de la Pastoral Juvenil Vocacional Redentorista de Colombia 59 Ilustración 7 Comparación: CG + PJVR-C + CELAM = Pedagogía Vocacional 69 Ilustración 8 Principios de la reestructuración y los Capítulos Generales 82
  • 7. 7 SIGLAS Y ABREVIACIONES AICG XX = Acta Integral del Capítulo General No. XX. AICG XXI = Acta Integral del Capítulo General No. XXI. AICG XXII = Acta Integral del Capítulo General No. XXII. AICG XXIII = Acta Integral del Capítulo General No. XXIII. AICG XXIV = Acta Integral del Capítulo General No. XXIV. CAPyM = Civilización del Amor. Proyecto y Misión CATyE = Civilización del Amor. Tarea y esperanza CG = Capítulo General. CGs = Capítulos Generales. CGDF XX = Capítulo General XX, Documento final de 1985. CGDF XXI = Capítulo General XXI, Documento final de 1991. CGDF XXII = Capítulo General XXII, Documento final de 1997. CGDF XXIII = Capítulo General XXIII, Documento final de 2003. CGDF XXIV = Capítulo General XXIV, Documento final de 2009. Const. = Constituciones y estatutos C.Ss.R. la vida apostólica. C.Ss.R. = Congregación del Santísimo Redentor. EG = Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium PJ = Pastoral Juvenil PJL = Pastoral Juvenil Latinoamericana PJVR = Pastoral Juvenil Vocacional Redentorista. PJVR-C = Pastoral Juvenil Vocacional Redentorista de Colombia.
  • 8. 8 INTRODUCCIÓN La Pastoral Juvenil Vocacional Redentorista de Colombia, luego del Vaticano II y a la luz de los cinco últimos Capítulos Generales de la Congregación del Santísimo Redentor, permite ver las potencialidadesjuveniles,dentrodelateologíabíblicaactualylapedagogíadeFreire,comounapastoral promotora de la civilización del amor. De esta manera la Redención, pedagógicamente hablando, es liberación integral dentro de los grupos juveniles redentoristas de Colombia; así “el amor Redentor” se vivifica como experiencia de transformación juvenil. La Redención, en la herencia eclesial y por lo tanto alfonsiana, es entendida como «el amor sin medida de Dios, expresado en la pascua de Cristo y (que con) la efusión del Espíritu Santo, pone en marcha una dinámica de libertad que apunta hacia una nueva creación». Esta definición teológica propone el siguiente problema a asumir en esta tesis: la posibilidad de que la pedagogía liberadora de Paulo Freire pueda encontrarse en el camino de la redención en cuanto ella ayuda a desarrollar las propias energías o fuerzas político/educativas del joven, del pastoralista y de la institución que lo acoge en pro de la realidad y el misterio de la vida. Como objetivo general nos propusimos estudiar y analizar a nivel teológico/pastoral la posible integración e interacción fecunda entre el carisma de la Congregación del Santísimo Redentor y la propuesta educativa liberadora, en el contexto y según las potencialidades de la juventud colombiana. El método teológico, empírico-crítico y proyectual será el camino a tomar con el que se asume los elementos constitutivos de la práctica en su devenir concreto, articulados en un entramado rico y coherente. La opción vocacional de fe, al estilo de Jesús, ilumina el desarrollo teológico del trabajo en tres momentos: El momento descriptivo pide iniciar en la experiencia o práctica vigente para re-proyectarla y acompañarla en su renovación; es una descripción histórica y empírica de los documentos del CELAM y la PJVR-C y otros retos interpretados y valorizados a la luz de la situación dada. El momento criteriológico, como labor crítico-hermenéutica, que interpreta y valoriza la situación dada desde criterios interdisciplinariamente logrados, se encontrará con cualificantes puntos de referencia de una matriz interpretativa de la realidad por medio de la teología bíblica de la Redención y de la pedagogía de Freire. Y el momento proyectual está dirigido a lograr una práctica renovada y reorientada, que acompaña de modo reflexivo el camino estratégico que va de la praxis vigente a la praxis propuesta como
  • 9. 9 imperativo pastoral. Este tiempo de la decisión-operativa se hará pasando por la iniciación, profundización y proyección de la PJVR-C. El método pide integrar todos los momentos desde su orientación teológica-práctica; así lo haremos durante la ejecución de los capítulos del trabajo, de manera dinámica y unificada, buscando evitar fijaciones dualísticas, justificados en la capacidad crítico-constructiva de la praxis. Dicha tarea la asumimos en tres capítulos donde el joven, en la fe de Jesús Redentor, mira el horizonte, la historia, los fundamentos y la pedagogía en la construcción de la Civilización del Amor latinoamericano, desde el contexto colombiano y la Pastoral Juvenil Vocacional Redentorista de Colombia (I capítulo). Entrar en estos aspectos evidenciará la profundización teológico/pastoral en encuentro con la pedagogía crítica de la liberación (II capítulo). Tanto lo descriptivo como los criterios, desde el joven colombiano, llevan a laproyecciónafirmandolacomunidadjuvenilcomopropuesta,quemotivadaporelEvangelio,proyecta la redención liberadora en tres etapas (III capítulo). La propuesta de un amor agápico, plenitud abundante de la vida (cf., 1Cor 13 y Jn 10,10) y la pedagogía mayéutica exige al pastoralista estar disponible a la acción de Dios en la historia siempre nueva de la juventud. De igual manera este ágape suscita en el joven la experiencia de crecer y educarse/liberarse en comunidad. Los agentes responsables y los miembros de la comunidad, deberán ayudarle a experimentar sus potencialidades liberadoras en las expresiones artísticas, en el compromiso social, en su formación y espiritualidad. La tesis está motivada entonces en el deseo de integrar el carisma de la Congregación del Santísimo Redentor, con la propuesta educativa liberadora, desde las potencialidades de la juventud colombiana.
  • 10. 10 Capítulo I Las juventudes colombianas en contacto con la Congregación del Santísimo Redentor La Palabra del pueblo de Dios en Latinoamérica ha tenido diversos caminos de expresión y uno de ellos ha sido la construcción de la Pastoral Juvenil regional.1 Dicho camino lo observaremos desde la óptica pedagógica ofrecida por el documento del Celam: “Civilización del amor. Proyecto y misión” (de ahora en adelante: CAPyM)2. La abundante esperanza redentora que vive el pueblo bíblico, a través de una pastoral con pedagogía liberadora, encuentra eco en la civilización del amor misionero de la Pastoral Juvenil Latinoamericana y se encarna en “La práctica de amor a Jesucristo”3 que las comunidades redentoristas ejecutan en Colombia. Se detallará la construcción de la pastoral juvenil latinoamericana y su horizonte pedagógico como afirmación de la vida e inspiración del amor. Llegados a este punto se describe la Pastoral Juvenil Redentorista de Colombia como una propuesta osada a los diferentes retos de la sociedad nacional.4 1.1 La civilización del amor tiene por vocación la misión Conla palabra “Horizonte”el documento deCAPyM hace referencia al total misterio de belleza que envuelve a la creación y que burbujea, como amor, dentro de cada joven que empieza a descubrir la vocación recibida de Dios para ser feliz sirviendo a la vida.5 Éste horizonte, vocacional y misionero, comparado con el anterior documento de la “Civilización del Amor. Tarea y Esperanza” (de ahora en adelante CATyE) tiene contrastes que profundizan una opción continua de la Iglesia Latinoamericana. 1 Cf., DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM, Civilización del Amor. Proyecto y misión. Orientaciones para una pastoral Juvenil Latinoamericana, Colombia, Celam, 2 2013, 322. 2 DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM, Civilización del Amor. Proyecto y misión. 3 Cf., A. M. de LIGORIO, Práctica de amor a Jesucristo, Sevilla, Apostolado Mariano, 2001. 4 Cf., C. KUZMA, Iglesia, esperanza y juventud. Espacio para la osadía en la intención de un joven teólogo, in «Rev. Int. Teol. Concil.» 360 (04.2015) 2, 65–78. 5 Cf., DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM, Civilización del Amor. Proyecto y misión, 182–184.
  • 11. 11 La comparación de contenidos, entre los dos suministros, plasma una dinámica vocacional y misionera en la asunción de la juventud dentro de la comunidad eclesial regional. Estos dos documentos señalan una comprensión de la juventud y de la Iglesia encarnada, dentro de una fracción de tiempo y en una estructura determinada (Pastoral Juvenil Latinoamericana), para dar respuesta primero a dos bloques herméticos y congelados; y luego a la dinámica global de unificación y homogenización. Los dos documentos transportan las semillas del Verbo lo que no permite una verdadera o falsa tradición y se admite la evolución histórica de la doctrina teológica.6 Esto se realizará en dos momentos el primero a partir del cotejo de los dos documentos en el marco de comprensión de la realidad, dentro de la cual hay una identidad dada por el marco histórico de las Conferencias Episcopales Latinoamericanos al respecto de la juventud. El segundo momento la comparación de los documentos se hará desde la comprensión del marco pedagógico, doctrinal y operativo del horizonte juvenil por la vida. 1.1.1 Hacia el Horizonte con los pies en un sendero ya trazado. Como seres en relación, se parte de la realidad, hacia una unicidad expansiva lo que genera inconformismos en unos yesperanzas en otros7. La historia por eso es rebelde; porque es nuestra propia palabra la que constata y nos hace poseedores de lo que describimos. Eso es riesgoso para quienes buscan controlar y “llevar el agua a su molino”. No estamos predispuestos a repetir una historia cíclica (CAPyM 421)8, pues… …no se trata solamente de nuevas situaciones particulares o de elementos que, sin más se agregan a los ya existentes. Se trata más bien de grandes transformaciones globales que afectan profundamente la comprensión y laspercepcionesque las personastienen de sí mismas, y de sus relaciones con la sociedad, con la naturaleza y con Dios. (CAPyM 33)9 6 Luego de siglos de un giurisnaturalismo, que hablaba de la inmutabilidad de la natura humana y de su razón, se pasó a la negación de los valores absolutos y de las verdades eternas en cualquier tiempo y en cualquier lugar, creando un nuevo modo de sentir la realidad. Ahora todos los fenómenos culturales son mutables, contingentes, susceptibles de transformación. A las ciencias positivistas, naturalistas y deterministas, se contraponen las ciencias del espíritu lo cual da un renacimiento de la conciencia histórica; de allí que la historicidad quedará como algo peculiar de la edad moderna. De éste tránsito se entiende cómo Pío X en 1907 en Pascendi condena los métodos que querían someter el anuncio de Cristo a la crítica histórica; mientras que cincuenta años después Juan XXIII pedirá la actualización de la teología teniendo en cuenta los métodos históricos. Cf., G. CANOBBIO – P. CODA (Edd.), La teologia del XX secolo. Un bilancio. 1. Prospettive storiche, vol. 1, Roma, Città Nuova, 2003, 249–250, 316. 7 Cf., M. QUOIST, Costruire l’uomo. Il testamento spirituale di Michel Quoist, Torino, SEI, 1998, 46–50; Cf., M. BUBER, Il cammino dell’uomo, Qiquajon, Comunitá di Bose, 1990. 8 Cf., DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM, Civilización del Amor. Proyecto y misión, n. 236. 9 Ibid., 36. Para hablar del cambio de época latinoamericano, el documento cita literalmente el anterior.
  • 12. 12 Larealidadcomplejaexigetomarunodesuspliegues comoejedelecturatransversal.Estecomienzo tiene una selección excluyente, que es un desafío con o sin respuesta, pues «lo cual comporta un juicio de valoración que necesariamente no será compartido ni mucho menos comprendido»10. De esta manera hablaremos del Episcopado Latinoamericano y su opción juvenil desde las conferencias episcopales, el Concilio Vaticano II, los encuentros de responsables nacionales de pastoral juvenil ydesdelos congresos dejóvenes latinoamericanos.Estodejará deladomuchos otros encuentros y reflexiones que han enriquecido la autocomprensión articulada de la misma pastoral juvenil11. 1.1.1.1 Horizonte de la realidad: Abierta al Espíritu con un nuevo sujeto a. La realidad abierta al Espíritu Si antes en CATyE el joven estaba alertado ante el neoliberalismo y postmodernismo12, ahora la CAPyM lleva a la juventud a estar atento al fenómeno de la globalización13. La revolución industrial abrieron dinámicas de relación social a través de un tiempo administrativo, no natural, se dio entonces un cambio hacia relaciones obreras salariales; de una sociedad agraria se inicia la aglomeración en grandes urbes; es la época de imposición del marxismo y el capitalismo, dos bloques encontrados; golpes de Estado y militares a la cúpula en los Frentes de Estado y sus políticas de seguridad nacional, como colonialismos y regímenes totalitarios; la guerra fría y su avance tecnológico en la conquista bélica por el espacio e irá hasta 1991, año en que se disuelve la Unión Soviética; en la reconstrucción de Europa nace la ONU en el 45’ y se inicia el desarrollo del derecho internacional para mediar entre las guerras que también son del mismo escalamiento; Israel, en contra de los estados árabes, se posesiona de un lugar geopolíticamente estratégico; el control del petróleo y sus caminos comerciales incidirán en el panorama mundial de desestabilización; las teorías de mercado inician a activarse en el seno de una sociedad que está en levante luego de la crisis de económica de los 20’, el capital social o con cero intervencionismo serán los polos entre los cuales se moverán los grupos liberales de América. 10 V. M. MONCAYO C (Ed.), Antología del pensamiento crítico colombiano contemporáneo, Buenos Aíres, CLACSO, 2015, 11. 11 Cf., DEPARTAMENTO DE FAMILIA, VIDA Y JUVENTUD. CELAM, Encuentro del Equipo de Pastoral Juvenil Latinoamericano, enero 2011, in «Celam.org» (13.12.2015) <http://www.celam.org/detalle_depto.php?id=MTU=>, 1. 12 Cf., SEJ-CELAM, Civilización del amor. Tarea y esperanza. Orientaciones para una Pastoral juvenil Latinoamericana, Bogotá, Celam, 1995, 6–7. 13 Cf., DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM, Civilización del Amor. Proyecto y misión, 33–102.
  • 13. 13 Un cierto tipo de Iglesia arropada con diversos discursos portará también sus métodos, opciones y consecuencias. Algunos radicales dejarán de lado el evangelio y en su compromiso se armarán para la lucha y la defensa del pobre. Otros como los teólogos ilustrados, coincidirán con pensamientos de izquierda que ponían al pueblo en el centro. Otros armados de una inteligencia práctica continuarán sus opciones en la integridad de la vida a partir del reciente contacto con la biblia y desde sus comunidades de base y de solidaridad. El Concilio Vaticano II, dentro del corazón de este cambio, recibido genuinamente en América, tendrá el reto de asumir la nueva realidad que en más de quinientos años no se osaba mover. Inicia un cambio en el punto de vista de la Encarnación desde abajo14 tanto para acompañar a los que se habían quedado en el campo, despojados de sus tierras por reformas agrarias que los arrinconó o por la agroindustria que los vació; como más todavía para acompañar a los pobladores de barrio los cuales no son un movimiento de pueblos sino de plebe que está abajo, con la que nadie había contado y que irrumpenformalmenteenlademocracia; sonellos los queestánpariendolaterceraépocadeAmérica15. Las nuevasburguesíasqueestaban desplazando alasoligarquíaspoco productivasyobsoletas, estoscampesinosrecién llegados se convirtieron en los artífices más destacados del proceso de modernización. Aprendieron oficios, levantaron los barrios,enelloscrearonlaculturasuburbanayenlaciudadfueronlosprincipalescreadoresdelaincipientedemocratización. La fuerza histórica de los pobres estribó fundamentalmente en el conato agónico por la vida digna, en el empeño contracorriente por vivir y vivirhumanamente cuando la ciudad lesdaba la espalda.16 La fuerza histórica tiene por meta la vida. La vida en su condición histórica crea un hábitat, una cultura,conunacreaciónautónoma.Sufecundidadseexplicaporserunafuerzatrascendente.Sidurante estas épocas logran vivir con dignidad, en la polifonía de la vida y sus grandes dificultades, es porque una fuerza del Espíritu los ha capacitado y llevado en el camino, un Espíritu que llamamos en el credo como “Señor y dador de vida”. Son conscientes de esta fuerza que les atraviesa y les motiva cuando dicen “ya no puedo más” y sin embargo pueden. Es el sentido de darse donde entra el ansia por capacitarse, por encontrar y aprovechar la oportunidad, el compartir y el dar desde la pobreza. 14 Cf., P. TRIGO, Conferencia P. Trigo - «La urgencia de lo esencial», in «II Conf. Cont. Teol.-Amerindia» (30.10.2015) <https://youtu.be/GHyS8_dzAUo>. 15 Apropósito de este cambio dice Michel Serres: «Este nuevo escolar, esta nueva estudiante no vio nunca un ternero, una vaca, un chancho ni una nidada. En 1900, la mayoría de los humanos del planeta trabajaban en la labranza y el pastoreo; en 2011 en Francia, y lo mismo ocurre en países análogos, sólo existe el 1% de campesinos. Hay que ver en ello, sin duda, una de las rupturas más fuertes de la historia desde el Neolítico. Nuestras culturas, referidas en otros tiempos a las prácticas geográficas, cambiaron de repente. Así y todo, en el planeta, seguimos comiendo de la tierra» M. SERRES, Pulgarcita. El mundo cambió tanto que los jóvenes deben reinventar todo: una manera de vivir juntos, instituciones, una manera de ser y de conocer..., tradotto da Vera Waksman, Buenos Aíres, Fondo de Cultura Económica, 2013, 11. 16 P. TRIGO, La urgencia de lo esencial.
  • 14. 14 Con mucha frecuencia esta obediencia atemática al espíritu, va acompañada por la fe explícita en Dios, cuya manifestación más genuina consiste en vivir con Él. No cara a cara sino codo a codo,dialogando permanentemente con Él los distintos los distintos lances de su vida. En definitiva aprendiendo a percibir su designio y a entregarse a él aunque muchas veces no sin forcejeos prolongados.17 No es una realidad para todos los pobres, pero sí es perceptible por las ciencias sociales que fenológicamente están llamadas a poner entre paréntesis hasta los propios sistemas interpretativos. Ahora enla época subsiguiente delamundializacióntiene la ventaja paralos cristianos deponer más evidente que la Encarnación, siempre en un pueblo concreto, es en la humanidad. A ella, no como idea filosófica, sino como realidad histórica, se dirige nuestro compromiso solidario. Como Jesús optamos porlos pobres,parajugárnoslaportodoslossereshumanos.Loabsolutoeslafraternidadhumana,como expresión de la condición de Hijos de Dios. Hoycuando estamos todos en presencia de todos, con la conciencia de que lo que uno hace afecta al todo, es más fácil ver la viabilidad del planeta y la fecundidad humana real. Pero también emerge la maximización de la dinámica producción-consumo y el tratamiento mercantil y productivo en las relaciones. De encantar y captar un estilo de vida de consumo se ha pasado a uno donde se tiene miedo de queel mercadopierdalaconfianza ypor lotantolos estados desprotegiendoel valorinterno,se abren al capital despótico18. Se patentiza más claramente cómo unos pocos son dueños de la historia y cómo una inmensamayoría aún no. Es undesafíoderivadode la condición cristianade hermanos detodos por medio de democracias reales y no formales como las actuales. b. La realidad con un nuevo sujeto histórico En estos años de cambio la mirada sociológica podría absorber todo el panorama juvenil, pero de otra parte este mismo punto de vista revela a los jóvenes como activamente partícipes en sus mundos. Sedaunaobjetivaciónbiológica,sicológica ypolíticaalavez queunagranatmosferadecambioapartir de sus propias realidades: campesinas/rurales, estudiantiles, obrero/trabajadoras, universitarias, indígenas, afroamericanos, etc. Eran polos de radical respuesta a realidades que urgían de ellas.19 17 Ibid. 18 Cf., PAPA FRANCISCO, Misericordiae Vultus. Bula de convocación del jubileo extraordinario de la misericordia. Francisco obispo de Roma siervo de los siervos de Dios a cuantos lean esta carta gracia, misericordia y paz., in «w2.vatican.va» (11.04.2015) <https://w2.vatican.va/content/francesco/es/bulls/documents/papa-francesco_bolla_ 20150411_misericordiae- vultus.pdf>, No, 19.; Cf., PAPA FRANCISCO, Evangelii Gaudium. Exhortación apostólica, Madrid, BAC, 2013, No. 202, 204. 19 Cf., SEJ-CELAM, Civilización del amor. Tarea y esperanza, 7–9, 13–28.
  • 15. 15 Laevoluciónenlaconcepcióndelasalvaciónjuegaunpapelfundamentalenestetiempo.Armonizar la dicotomía tridentina será de las primeras cosas a rebatir en el posconcilio y por lo tanto en la percepción del joven. La integralidad se desarrollará dentro de la salvación, no como dos fuerzas luchando, sino como una salvación cristiana comunitaria, total, gradual y progresiva, una salvación entendida como don y tarea (metanoia). La misión y los sacramentos vienen cada vez más vistas como liberación y promoción humana. La vocación a la santidad viene entendida como el aspecto subjetivo de la vocación a la salvación universal (LG 39-41)20. Y sobre todo la comprensión de una relativa autonomía de la realidad dará más dinamicidad a la comprensión de liberación integral en la pastoral.21 El amor del hombre hacia Dios, que se ha manifestado en Cristo para su salvación, exige de un modo inequívoco traducirse en amor oblativo a loshermanos en la humanidad a travésde una predicación por los más abandonados. Ésteha de ser un amor verdadero, trabajador, que no instrumentaliza a las personas… El horizonte escatológico no excluye el trabajo terrestre, al contrario lo postula y, mediante la esperanza, le dona un significado más pleno... (De esta manera) la iglesia toma conciencia de su tarea fundamental de proclamar, con la palabra pero sobre todo con el testimonio de vida, la integralidad de la salvación.22 Los nuevos paradigmas se perciben en la manera nueva de comprenderse el sujeto juvenil desde su aspecto dinámico y comunicativo pero también frágil23. Al mismo tiempo se aprecia el gran deseo de vivencia de una interioridad tanto en el profundo de su persona como en lo alto de una plenitud trascendente.24 Estos caminos juveniles emergentes se encuentran en un contexto caracterizado por la vivencia de una cultura más dinámica; con la comunicación y la tecnología como grandes determinantes actuales; por una familia concebida como un sistema relacional; por una educación más activa, pero aún con mucho por hacer en calidad y cobertura; la pobreza como categoría y permanece como una realidad apremianteporsuperar;el desempleoaparececomounflageloquesufrelapoblaciónjuvenil yquemina sus motivaciones; la migración se describe como una posibilidad más cercana y viable en el mundo globalizado; es de resaltar el crecimiento de la violencia urbana hacia poblaciones juveniles; existe más conciencia ecológica con sus efectos locales y planetarios; la sexualidad conservando la vida digna por 20 Cf., PAPA PAOLO VI, Costituzione dogmatica su la Chiesa. Lumen Gentium, in Enchiridion Vaticanum: Documenti: Il Concilio Vaticano II, Bologna, Dehoniane Bologna, 9 1971, 205 – 213. 21 Cf., G. GROPPO, Teologia dell’educazione. Origine, identità, compiti, Roma, LAS, 1991, 381–390. 22 G. GROPPO, Teologia dell’educazione. Origine, identità, compiti, Roma, LAS, 1991, 387; Cf., E. ALBERICH SOTOMAYOR, Catequesis evangelizadora. Manual de catequesis fundamental, Madrid, CCS, 2 2009, 54-70._ 23 Los paradigmas educativos y teológicos también cambiaron hacia una ciencia hermenéutica, en diálogo interdisciplinario. Cf., G. GROPPO, Teologia dell’educazione, 337–369. 24 Cf., DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM, Civilización del Amor. Proyecto y misión, 36–42.
  • 16. 16 principio, se abre a sus diversos colores; ; a nivel de enfermedades se resaltan sobre todo las sexuales; se advierte de la prostitución y la desvaloración de la mujer.25 Las actuales realidades juveniles vienen generadas históricamente de revoluciones universitarias, de los movimientos revolucionarios yguerrilleros,de la contestación cultural ypolítica, yde un exterminio sistemático de jóvenes latinoamericanos.26 La realidad leída como signos de muerte yde vida en 1995 pasan ahora, en el 2013, a ser leída como contrasentidos entre la complejidad y la libertad, el relativismo y la verdad, el provecho individual y la solidaridad.27 En este contexto la maduración de la fe de los jóvenes pasa por el peligro dela separación entre vida y fe, fe y cultura. «Y esto aún en una época en que la Iglesia en América Latina, manifiesta fuertes signos de vitalidad comunitaria, de compromiso social, de impulso misionero»28. Las situaciones de muerte y de vida, como discípulos misioneros, llevan a profundizar la encarnación en la realidad para no dejar desvanecer el don de Dios y para que prevalezca su presencia vivificadora.29 Los jóvenes han pasado de espectadores a ser actores de la historia y a buscar ser reconocidos desde su identidad y participación específica, dentro de un contexto valorativo concreto. Muchos de ellos han dejado huellas indelebles que partiendo de sus utopías mueven de distintas maneras nuestros pueblos. La diversidad multirracial y la unidad comunicativa han permitido a las nuevas generaciones distintas formas creativas de inserción laboral y social. A pesar de todo riesgo se continúa soñando y se redefine así el caminar para «encontrar espacios, desde los cuales pueda(n) desarrollar su potencial creativo, con una búsqueda incesante por redefinir lo que es “ser joven en América Latina”»30. En este proceso están implicados tres paradigmas: el reconocimiento, la identificación y la participación. Son criterios de lecturas, con los que las actuales juventudes se leen a sí misma, a la vez que se motivan y proyectan. Las juventudes buscan el reconocimiento de la novedad que portan. Así como no se puede vivir con el mito de la juventud eterna, tampoco se puede pretender la adultización de todo. Los jóvenes son 25 Cf., Ibid., 44–80. 26 Cf., Ibid., 91–101. 27 CF., SEJ-CELAM, Civilización del amor. Tarea y esperanza, 30–34; Cf., DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM, Civilización del Amor. Proyecto y misión, 81–90. 28 DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM, Civilización del Amor. Proyecto y misión, 91. 29 Cf., Ibid., 89–91. 30 Ibid., 92.
  • 17. 17 arriesgados y atrevidos cuando se sienten en lo correcto y por eso no son solo compiladores de información, sino ejecutores de propuestas. El reconocimiento del proceso de identificación juvenil da sentido de pertenencia y de delimitación de quién se es, sin llegar a segregaciones o estigmatizaciones, sino más bien al respeto de la persona en su inserción colectiva. Los esfuerzos hechos regionalmente por parte de los jóvenes dejan ver cómo el sueño juvenil es impactante en la realidad global. Se unen a la Iglesia joven del Vaticano II cuando dicen: «soñamos porque somos imagen y semejanza de Dios. Dios es joven, con multiplicidad de identidades»31. El reconocimiento y la identificación se ven expresas en la búsqueda, dentro de alienaciones mortíferas, de espacios participativos y juveniles dentro de la sociedad. Arriesgarse en la participación activa por la construcción de la civilización del amor es entrar en la iglesia de comunión yparticipación que, con los jóvenes, realiza un verdadero encuentro con el Dios pobre y marginado. La iglesia seguirá promoviendo el espíritu emprendedor y protagónico de las juventudes. En los retos y sueños de los jóvenes, la iglesia percibe su proprio potencial evangelizador experimentado en la pedagogía del Maestro. Es así que «la riqueza del mundo juvenil está precisamente en su diversidad que permite diferenciar las múltiples manifestaciones culturales, impregnadas de valores, que parten desde sus formas de ser y pensar»32. Ellos como portadores de nuevos y ricos estilos relacionales latinoamericanos hacen vibrar lapastoraljuvenil conlasemillaautóctonayancestraldelaregión.Los jóveneshabilitanespacios,desde los cuales generan actitudes transformadoras como la valentía, el entusiasmo, lo comunitario, la reflexión y la solidaridad. Son ganancias a las que han llegado luego de un largo y muy particular proceso de participación juvenil americano33. Los cambios sociales, ricos de fuerza, invitan a estar atentos para descifrar los signos de los tiempos y no perder el sentido de Dios que capacita para ser discípulos y misioneros de la vida de nuestros pueblos. Es en la habilidadde ver yasumir el cambio como un “nuevo cielo yuna nueva tierra” (Ap 21) dondese hace realidad unasociedad democrática,justa yde paz que defiende el derecho a lavidadigna, 31 Ibid., 106. 32 Ibid., 110. 33 Cf., Ibid., 91–102.
  • 18. 18 de esta manera el reconocimiento, la valoración personal y la participación encuentran pleno sentido e invitan a un proceso transformador de la realidad.34 1.1.1.2 El sendero histórico del horizonte: “Hacia el joven callejero de la fe” El documento “Civilización del amor. Proyecto y misión”, preparado por el Consejo Episcopal de Latinoamerica (Celam), asume la lectura del documento de Aparecida35 desde la perspectiva de la Pastoral Juvenil continental (CAPyM 222): TeniendoencuentalaslíneasdeaccióndelaportedeMedellínaunapastoralorgánicaydeconjunto,dePueblaagenerar espacios de comunión y participación, de Santo Domingo aportando más en cuanto al ser, identidad y metodología de la Pastoral Juvenil, Aparecidano dejade sugerir pistasde acción para la evangelización de adolescentes y jóvenes.36 De esta manera asume el input misionero de la iglesia latinoamericana: No podemos desaprovechar esta hora de gracia. ¡Necesitamos un nuevo Pentecostés! ¡Necesitamos salir al encuentro delaspersonas, lasfamilias,las comunidades ylospueblosparacomunicarles ycompartir eldon del encuentro con Cristo, quehallenadonuestras vidasde“sentido”,deverdad yamor,de alegría yde esperanza!No podemosquedarnostranquilos en espera pasiva en nuestros templos, sino urge acudir en todas las direcciones para proclamar que el mal y la muerte no tienen la última palabra, que el amor es más fuerte, que hemos sido liberados y salvados por la victoria pascual del Señor de la historia, que Él nos convoca en Iglesia, y que quiere multiplicar el número de sus discípulos y misioneros en la construcción de su Reino en nuestro Continente. Somos testigos y misioneros: en las grandes ciudades y campos, en las montañas y selvas de nuestra América, en todos los ambientes de la convivencia social, en los más diversos “areópagos” de la vidapúblicadelasnaciones, en las situaciones extremas dela existencia, asumiendo ad gentesnuestra solicitud por la misión universalde la Iglesia. (DA 548)37 Los jóvenes también se encuentran en estado de misión permanente mediante un proceso de conversión personal, social y eclesial para la Vida en Colombia y el continente. Este proyecto de revitalización se ha dado por medio de cuatro etapas: fascinar, escuchar, discernir yconvertirse38. Estos han buscado que el joven sea activo en la Gran Misión continental. El documento de Aparecida, afirmado que el encuentro con Jesús es generador de conversión discipular y misionera, da esta nueva fuerza a la pastoral juvenil. 34 Cf., Ibid., 102–112. 35 Cf., CELAM, V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe. Discípulos y Misioneros de Jesucristo para que nuestros pueblos en Él tengan vida «Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida» (Jn 16,4). Documento conclusivo. Aparecida, 13-31 de mayo de 2007, Bogotá, Celam, 3 2008. 36 DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM, Civilización del Amor. Proyecto y misión, 135. 37 CELAM, V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, 245. 38 Cf., CELAM, Proyecto de revitalización, in «Pastor. Juv. Latinoam.» (10.12.2015) <http://www.pjlatinoamericana.org /proyecto_revitalizacion.html>, 1.
  • 19. 19 Aparecida a su vez, reconoce en la juventud el “enorme potencial para el presente y el futuro de la Iglesia y de nuestros pueblos, como discípulos y misioneros del Señor Jesús” y afirma que los jóvenes “son sensibles a descubrir su vocación a ser amigos y discípulos de Cristo.” Y “están llamados a ser *centinelas del mañana*, comprometiéndose en la renovación del mundo a la luz del Plan de Dios” (DA 443). Y ante los desafíos propone las siguientes líneas de acción: “renovar, en estrecha unión con la familia, de manera eficaz y realista, la opción preferencial por los jóvenes, en continuidad con las ConferenciasGeneralesanteriores,dandonuevoimpulso alaPastoraldeJuventud en las comunidadeseclesiales(diócesis, parroquias, movimientos, etc.)”39 El actual Plan Global40 del CELAM 2015-2019 asume este reto misionero y propone para la juventud una animación y formación en clave de salida misionera: Jóvenes callejeros de la fe.41 Ésta a su vez hace suyo el llamado del papa francisco cuando habla de la transformación misionera de la 39 Ibid. 40 Los planes globales de la Conferencia Episcopal Latinoamericana tratan el asunto de la juventud de la siguiente manera. Plan Global 2003-2007: En la realidad globalizada, la humanización por la fe, ve a los jóvenes dentro de la movilidad de mercados y las migraciones humanas, encara el problema de la promoción de las jóvenes y apunta a una educación competente. En el ámbito de acciones y tareas nace el acompañamiento de los jóvenes dentro de la pluralidad, se expresa la necesidad de aprender los nuevos lenguajes comunicativos usados por los jóvenes, sin olvidar los tradicionales. La Seccional de Pastoral Juvenil hace parte del programa del Departamento de vida y cultura. Ésta Sección tiene por encargo el acompañamiento del joven en el mundo plural y globalizado, el desarrollo de la pastoral de adolescentes, la consolidación de la pastoral juvenil (encuentros de responsables nacionales), el fortalecimiento de la PJ en medios específicos (rural e indígena) y la capacitación de agentes de PJ. Cf., CELAM, Plan global 2003-2007, in «Celam.org» (11.12.2015) <http://www.celam.org/introduccion.php>; Cf., CELAM, Plan global 2007 - 2011, in «Celam.org» (11.12.2015) <http://www.celam.org/Plan_Global_2007-2011.pdf>; Cf., SECRETARÍA GENERAL DEL CELAM, Plan global y programas 2011-2015. La vida se manifestó, nosotros la hemos visto, y eso les anunciamos (1Jn 1, 1-14), Bogotá, Celam, 2015. 41 Programa 20: La animación y la formación son la clave para una salida misionera: de la conservación a la pastoral decididamente misionera. Itinerarios concretos y discernimiento sobre el Sínodo dedicado a la familia. Programa 21: La familia es el eje transversal de la acción pastoral. Programa 22: Acompañamiento pastoral de los adultos mayores para incorporarlos en la misión evangelizadora de transmisión de la fe, de la tradición y la cultura. Luego de esta preparación y líneas pastorales, se llega al programa 23: Animación y formación en clave de salida misionera: “Jóvenes callejeros de la fe”. Buscando que haga realidad la opción preferencial por los jóvenes proponen 15 pasos. 1. Evaluación el proceso de revitalización. Actividades: 2. Convocar el XIX y XX encuentro responsables nacionales de Pastoral juvenil; 3. Apoyar procesos. Integración: 4. Invitar (unirse mejor) a la pastoral familiar; 5. Colaborar con otros institutos; Equipo de Pastoral Juvenil: 6.Apoyo y orientación; 7. Revisar, actualización y difusión de los estatutos. 8. Reuniones periódicas. Acciones: 9. Actualizar la web; 10. Continuar con el boletín centinela. Formación: 11. Diseñar un itinerario formativo vocacional-misionero (DA, EG, CA); 12. Coordinar cursos con el CEBITEPAL; 13. Implementación de la pastoral de personas homosexuales; 14. Coordinar el programa lectionautas y discipulitos; 15. Motivar y estudiar CA. El programa 24 se refiere al fortalecimiento de la pastoral de adolescentes impulsando su creación en las diferentes conferencias episcopales de américa latina y el caribe, promoviendo la colaboración entre institutos, distribuir el manual de pastoral de adolescentes. Programa 25: desarrollo de la pastoral de juventud en medios específicos, en unidad con el departamento de cultura y educación; de tal manera, que compilando las experiencias, se pueda dar un acompañamiento y responder a los nuevos retos de los jóvenes obreros, campesinos, estudiantes de secundaria, universitarios, de barrios populares, culturas urbanas, rurales, indígenas, afrodescendientes y de situaciones críticas; convocar encuentros. Programa 26: redes para la promoción de la cultura de la vida; especialistas que ayuden a construir diálogos; agentes que puedan ofrecer subsidios sobre ética y bioética; elaborar estrategias para responder pastoralmente a las legislaciones y políticas públicas a favor del aborto, uniones homosexuales, eutanasia y mentalidad anticonceptiva. Programa 27: apoyo pastoral a la vida por nacer, especialmente verso las madres adolescentes y solteras. Programa 28: acogida misericordiosa a las personas que sufren las secuelas post aborto, a través del “Proyecto Esperanza”; cursos. Cf., SECRETARÍA GENERAL DEL CELAM, Plan global 2015-2019. Hacia una Iglesia en salida. «Como el Padre me envió, así los envío a ustedes» (Jn 20, 21b), Bogotá, Celam, 2015, 103–114.
  • 20. 20 Iglesia, invitando a una Iglesia en salida42, lo cual se vio reflejado en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ43) de Brasil del 2013 al expresar este reclamo evangelizador con la frase “jóvenes a hacer lío”. Se describirán a continuación cuatro momentos: algunos inicios de la pastoral juvenil antes de 1968, se resaltará la gran fuerza del Concilio Vaticano II, pasando por la gran energía del pos Vaticano, continuando por la revitalización de los años 90, hasta llegar a la provocación misionera de Aparecida. La historia es subversiva pues ella te pone frente a una posición: “¿Estamos dentro? ¿Yo estoy en ella? ¿Ella está en mí?”. La memoria como conciencia vital que porta el ser humano, dice a la sociedad que se tiene una identidad y que por lo tanto hay un camino de posesión personal y comunitaria, lo cual no es del gusto o es de difícil aceptación para quienes quieren controlar con sus políticas y propuestas44. Dios ha permitido que sea posible la riqueza que encierra el caminar de la Pastoral Juvenil Latinoamericana, como propuesta pastoral encarnada en la juventud orgánica y de conjunto, de comunión y participación, y a través de ella hacer unapropuestaparala construcción dela Civilización del Amor.Desde susorígeneshastahoy en ellahayun caudal, volver sobre él es enriquecerse, es tomar el estandarte en esta carrera de la construcción del Reino en nuestras juventudes. Este manantial, construido y en construcción, es ese baúl de tesoros de donde, todo agente de Pastoral Juvenil va sacando cosas nuevas y cosas antiguas. (CAPyM 237)45 El océano global, se alimenta de caudales fluviales, que a su vez parten de un tesoro encontrado en un manantial para renovar el horizonte. Así el Vaticano II, como manantial, dirigiéndose a las fuentes, permanece vivo ypalpitante en la actual pastoral. Puebla, con sus rostros empobrecidos, da a la pastoral juvenil un río de expresión y encarnación. Y Aparecida, tomando toda la gran riqueza eclesial, relanza la evangelización al modo misionero juvenil. 1.1.1.2.1 El manantial del Concilio Vaticano II (hasta Medellín) a. Nueva conciencia emergente. Desde el siglo XIX la Iglesia en general ha invertido en la creación de múltiples y muy varias instituciones de formación especialmente a los más pobres (desatendidos por los Estados) hasta conformarse como una vasta red de escuelas y universidades católicas. Sin embargo gran número de 42 Cf., PAPA FRANCISCO, Evangelii Gaudium., 19–43. 43 Para un recorrido histórico analítico por las Jornadas mundiales de la juventud: Cf., P. FUCILI – D. BUNGARO, La santità è sempre giovane: san Giovanni Paolo II e il cammino delle GMG, Torino, Elledici, 2014. 44 Cf., H. DICK, Resgate histórico da pastoral juvenil latino-americana Visão sintética, in «3° Congr. Lat.-Amernicano Pastor. Juv. Los Teques Venezuela Setembro 2010» (15.11.2015) <http://www.pjlatinoamericana.org/documents/ Congresos/Resgate_historico_da_pastoral_juvenil_latino-americana.pdf>, 1. 45 DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM, Civilización del Amor. Proyecto y misión, 144–145.
  • 21. 21 ellas se han transformado y aunque insisten en su índole pastoral naciente, muchos sectores de la población ya no pueden ingresar a ellas. Los movimientos marianos tuvieron gran incidencia en los jóvenes pre conciliares. Estos grupos de jóvenes siempre estaban bajo la conducción de adultos que se dedicaban a acrecentar su espiritualidad. Luego con la renovación del Concilio Vaticano II, muchas estructuras se volcaron hacia la promoción humana más integral. Los jóvenes latinoamericanos, y el laicado en general, estuvo fuertemente influenciado, desde los años 30 hasta los 60s, por el movimiento de la Acción Católica eminentemente laical (modelo italiano), inspirado por Pío XI. Aunque se participa del apostolado no por derecho, sino por mandato especial de la jerarquía, este "laicado militante" defendía la organización social desde la promoción y los derechos de la Iglesia en la vida de una sociedad "descristianizada" fundamentalmente en grandes urbes. Fue un paso de un rostro excesivamente clerical a uno como "Cuerpo Místico" donde los laicos complementan el trabajo de los obispos, sacerdotes y religiosas. Trabajan en nombre de ellos. Esta acción católica luego se especializa a partir de la toma de conciencia de los cambios de la realidad social y cultural, del valor de la especificidad y de la necesidad de humanización y evangelización de los medios sociales que no habían sido suficientemente cristianizados o sufrían particularmente el impacto de la secularización. Privilegian el compromiso para los respectivos ambientes en perspectiva de transformación social desde la metodología inductiva del "ver-juzgar- actuar", en Comunidades Eclesiales de Base hacen una revisión de vida desde la fe. Tuvieron su momento en el espíritu conciliar y a ellos en gran medida se va a deber la opción preferencial por los pobres de los años posteriores. Durante los 70s van a asumir el reto de participar en los fenómenos sociales altamente convulsionados y en la transformación pastoral de la Iglesia; en esto se jugaron hasta la propia vida. La aceleración de los hechos y la lentitud en la aplicación de las orientaciones de los documentos Episcopales serían sus grandes crisis. Su politización y radicalización los hicieron objetivo de las fuerzas más represivas del momento. Estas propuestas luego fueron asumidas en diversas opciones pastorales renovadoras y seguirán siendo determinantes en la actualidad latinoamericana.46 46 Cf., SEJ-CELAM, Civilización del amor. Tarea y esperanza, 35–39.
  • 22. 22 En 1955, durante la cristalización47 de la primera conferencia general del episcopado reunido enRío de Janeiro, se propone la formación competente para el apostolado, como la grandeza del ideal de vivir, trabajar y luchar por Jesucristo, desde la adolescencia e intensificándose especialmente en la juventud (n. 44)48. b. El Espíritu juvenil en el Vaticano II El “gran viviente”, Cristo el “eternamente joven” y el reformador de la vida, permite a la Iglesia autodefinirse como la verdadera juventud del mundo, como aquella que «posee lo que hace la fuerza y el encanto de la juventud: la facultad de alegrarse con lo que comienza, de darse sin recompensa, de renovarse y de partir de nuevo para nuevas conquistas»49. La iglesia comprende al joven «como un agente transformador de la sociedad, un constructor y fomentador de esperanza»50 con la que asume la osadía de salvaguardarse o perecer.51 El coraje de percibirse como signo ysacramento, hace que la iglesia desplace su centro a las alegrías y esperanzas de la sociedad permitiendo que encuentre eco en el corazón del creyente. Es una valiente invitación hacia adentro para ver los signos de los tiempos y responder a cada generación las preguntas sobreel sentidodel presente yfuturo,enespecial alajuventud aque definecomoesperanzadela Iglesia en salida. El Concilio recupera lo que ya se venía dando sobre la conciencia misionera y de diálogo eclesial, de modo que esto ayudó al contexto juvenil en su protagonismo eclesial y social.52 47 Se logra realizar la primera reunión del episcopado en el continente, luego del Concilio de Plenario de América Latina celebrado en Roma durante el año de 1899. Cf., P. VANZAN, Introduzione. Per una lettura <contestualizzata> dell’Enchiridion: Le cordinate storico-pastorali della vicenda ecclesiale latinoamericana, in Enchiridion. Documenti della chiesa latinoamericana, Bologna, Missionaria Italiana, 1995, 5, 41 – 66. 48 Éste apartado aparece en el tema del Apostolado de los Laicos (capítulo I, nn. 42-45). Cf., CEIAL, Río de Janeiro. Documento conclusivo della prima conferenza generale dell’episcopato latinoamericano, 25 luglio - 4 agosto 1955, in Enchiridion. Documenti della chiesa latinoamericana, Bologna, Missionaria Italiana, 1995, 88. 49 CONCILIO VATICANO II, Messaggi del concilio all’umanità. Ai giovani, 8 dicembre 1965 in Enchiridion Vaticanum: Documenti: Il Concilio Vaticano II, Bologna, Dehoniane Bologna, 9 1971, 315. 50 C. KUZMA, Iglesia, esperanza y juventud, 70. 51 Es significativo como el papa Juan XXIII comenta en su diario cómo los jóvenes hacen parte siempre de las más vivaces confrontaciones conciliares (nota 13). Cf., G. ADORNATO, Il card. Montini e il concilio. Cronologia del primo periodo (III), in «Ist. Paolo VI» 67 (2014), 44. 52 Cf., Ibid., 67-68. LG 1; GS 1, 2, 4; EG 24.
  • 23. 23 c. El pos concilio discierne el fuego del Espíritu. En particular Pablo VI, con su programa por la “civilización del amor”, inspira a la iglesia de Latinoamerica en su opción por la juventud53. En Medellín (1968)54 el Papa invita a asumir claramente el tema de los jóvenes y estudiantes para ayudarles a no caer en el aburguesamiento. La Iglesia, como la verdadera juventud del mundo, se identifica con los jóvenes y sus aspiraciones de justicia, novedad, acompañamiento auténtico y aceptación de la diferencia55. En los jóvenes la iglesia acoge su espíritu renovador como una señal del tiempo que invita a la institución a una constante autenticidad. Se reconoce su rol insustituible de su misión profética bautismal.56 Su espacio en la pastoral de conjunto, por medio de la comunidad eclesial, implica una pedagogía orgánica de promoción social, humana y cristiana. Luego la iglesia debe estar audazmente comprometida con la liberación de todo hombre y de todos los hombres, tomando en cuenta los diferentes estados de vida. Se ve la necesidad de promover institutos de investigación sobre la participacióndelosjóvenesenlosproblemasdeldesarrollo57.En1976secrealaSeccióndelaJuventud del Celam (SEJ-Celam), con el apoyo del Equipo Latinoamericano de Pastoral Juvenil, con la tarea de recoger experiencias regionales, sistematizarlas, proponer caminos de acompañamiento y formar agentes de pastoral58. Hacia los años 70's se inicia una experiencia de evangelización por medio de retiros, de fuerte impacto emocional, dejando de lado la radicalidad socio-política. En algunos casos a partir de esta experiencia nacieron grupos juveniles creando redes nacientes de una pastoral más orgánica. Unido a esto se dieron los movimientos internacionales que, con una fuerte incidencia en la Iglesia, ponían su espiritualidad por encima de la misión en el mundo y su transformación. Entre sus 53 Cf., C. PASTORE, Il cammino della Pastorale giovanile latinoamericana. Un processo continentale, in C. BISSOLI – C. PASTORE (Edd.), Fare pastorale giovanile oggi. In memoria di Ricardo Tonelli, Roma, LAS, 2014, 297–298. 54 Cf., DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM, Civilización del Amor. Proyecto y misión, 113–135. 55 Cf., CONCILIO VATICANO II, Messaggi del concilio all’umanità. Ai giovani, 315; El mensaje del Concilio a los jóvenes encuentra se puede encontrar en el capítulo quinto del documento de Medellín cuando habla de los criterios básicos para una orientación pastoral juvenil. CF., CELAM, Medellín. Conclusiones. Segunda conferencia general del episcopado latinoamericano. Tenemos fe: en Dios, en los hombres, en los valores y en el futuro de América Latina, BOGOTÁ, PAULINAS, 6 1971. 56 La juventud. DP 3-9, 14-15, 17-20. Cf., CELAM, Medellín. Conclusiones, 54 – 58. 57 Cf., C. PASTORE, Il cammino della Pastorale giovanile latinoamericana, 299. 58 Cf., DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM, Civilización del Amor. Proyecto y misión, 138 – 140; Cf., C. PASTORE, Il cammino della Pastorale giovanile latinoamericana, 299.
  • 24. 24 característicassepodríandescribir:laformaciónquellevadadesdeel centrodesuespiritualidadloshace aislarse de procesos de formación locales y encarnados; en muchos casos cuentan con recursos autónomos que les permiten crecimiento y movimiento; con una fuerte experiencia de conversión y fraternidad a cada integrante de la agregación grupal; llegan más fácilmente a clases medias; su formaciónteológica es sencilla yfácilmente repetible, por tal motivono alcanzan adespertar conciencia crítica ante la realidad.59 1.1.1.2.2 La fluidez del río entre Puebla y Santo Domingo a. Los rostros del Documento de Puebla Los pobres y los jóvenes son las opciones preferenciales de la iglesia misionera al servicio de la evangelización en América Latina en la voz de sus obispos reunidos en Puebla en 197960. La juventud, como dinamizadora del cuerpo eclesial, es una actitud yuna etapa de la vida que se incuba enla familia, célula primaria de la sociedad. De esta fuerza pero también de la ausencia de formación equilibrada se pueden llegar a radicalismos. Se evidencian las diferencias juveniles en los rostros indígenas, campesinos, mineros, pescadores y obreros. Afirmando la verdad (sobre Jesucristo, la misión de la iglesia y la persona humana), los obispos ven en la juventud un símbolo vocacional de sí misma que va al encuentro de un Mesías, amigo yliberador; por lo tanto importa que ellos sientan que son un lugar de comunión y participación dentro de la Iglesia y que por lo tanto son también responsables de su construcción, por eso les envía como misioneros y testigos de la esperanza61. Dentro de la pastoral de conjunto, diferenciada y orgánica, la Pastoral Juvenilseocupa,atravésdelosmovimientos,delarealidadjuvenilofreciendoelementosparafavorecer su orientación vocacional por medio de la participación activa en la sociedad e iglesia. Hadebuscarseunprocesodeeducacióndelafeconcaracterísticasjuvenilesdesdeunaespiritualidad apostólica, gradualmente socio-política y sicopedagógica, que estimule la creatividad por medio de un 59 Cf., SEJ-CELAM, Civilización del amor. Tarea y esperanza, 39–40. 60 Cf., DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM, Civilización del Amor. Proyecto y misión, 117–121; La cuarta parte de las conclusiones del documento de Puebla se dedica a dos opciones preferenciales: los pobres y los jóvenes (1116-1205). CF., CELAM, III Conferencia General del Episcopado Latinoamericano. Puebla. La evangelización en el presente y en el futuro de América Latina, BOGOTÁ, CELAM, 3 1979, 235 – 247. 61 DP 1183. Cf., CELAM, III Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, 243 – 244.
  • 25. 25 eficaz acompañamiento de madurez vocacional. La Pastoral Juvenil orgánica, en la efectiva construcción de la civilización del amor, es una pastoral de alegría y esperanza.62 Durante este tiempo se promueve la creación de diversos institutos dedicados a la formación de agentes depastoral juvenil.En1968fundacióndel InstitutodePastoralJuvenil Latinoamericana(IPAL) en Quito yluego transferido a Bogotá; en 1972 se crea el Instituto Superior de Pastoral Juvenil en Chile. Personajes notos serán Jesús Andrés Vela, Alejandro Londoño (Jesuitas), Antonio Carlos Hualde y su equipo pastoral63. Los temas recurrentes serán sobre realidad juvenil, el contesto psicológico, sociológico y cultural de la juventud latina. Otros personajes que publican con notoria influencia en los 80’s serán: Jorge Boran y Hilário Dick64. Los temas a tratar serán la toma de conciencia sobre el grupo juvenil y las dinámicas de grupo. b. Conversión pastoral en Santo Domingo. La SEJ debe ahora organizar las etapas de consolidación, desarrollo y organización de nivel continental a través de 18 Encuentros de Responsables Nacionales de Pastoral Juvenil (ERNPJ). Luego se agregaron los 3 Congresos Latinoamericanos de Jóvenes (CLAJ) con la participación de mayor número de integrantes. Esto se amplía a los encuentros a la pastoral de adolescentes.65 Actualmente la SEJ se encuentra dentro de la organización del CELAM en el “Departamento de familia, vida y juventud”.66 62 DP 1187, 1192-1196, 1203-1205 Cf., Ibid., 244 – 247. 63 Elenco de libros. Jesús Vela: Grupos juveniles: hacia una mayor plenitud cristiana; Dinámica psicológica y eclesial de los grupos apostólicos; Técnicas y prácticas de las relaciones humanas. La experiencia vivencial de la dinámica de grupos; Pastoral Juvenil en América Latina. Alejandro Londoño: Dinámica de la concientización; Técnica de concientización; Formación de comunidades: creación e grupos, etapas comunidades juveniles, acción. Antonio Hualde y equipo de pastoral: El joven latinoamericano: hacia un análisis sicológico, ideológico y social de los jóvenes y su mundo; Pastoral juvenil. Concientización para Asesores y Educadores. Cf., C. PASTORE, Il cammino della Pastorale giovanile latinoamericana, 301. 64 Elenco de libros: Análisis y solución de problemas grupales; un camino metodológico en grupo. Grupos juveniles; orientaciones para el trabajo. Pastoral de juventud en Brasil. Juventud, el gran reto (se convierte en referencia metodológica para una pastoral juvenil comprometida). Evaluar grupos, un desafío; cómo evaluar el proceso de los grupos. Temas de reflexión para grupos juveniles. Cf., Ibid., 307–308. 65 Cf., ITEPAL, Memoria Histórica de la Pastoral Juvenil Latinoamericana, in «Itepal» (11.10.2015) <https://www.google.it/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=5&cad=rja&uact=8&ved=0ahUKEwjYn46PudLJAhV BthoKHYtIBvIQFgg2MAQ&url=http%3A%2F%2Fitepal-dpj.yolasite.com%2Fresources%2FMemoria%2520Hist%25 C3%25B3rica%2520de%2520la%2520Pastoral%2520Juvenil%2520Latinoamericana%2520II.ppt&usg=AFQjCNGduVzQ5h sUnyPfGjyjucXO7YyJFg&sig2=obPiOp99XVn1BRlSNBxoMw>; Cf., SEJ-CELAM, Civilización del amor. Tarea y esperanza, 43 – 47. 66 La SEJ está rodeada de: Congresos de pastoral familiar (el primero en el 2014), cursos para agentes de esta pastoral familiar; encuentro formación de agentes pos aborto (el primero dado en el 2015); diplomados en planificación pastoral con énfasis en Pastoral Juvenil; encuentros regionales de PJ. También en el contexto se tiene el IV encuentro latinoamericano y del caribe de
  • 26. 26 Este apartado está acompañado por un cuadro67 continuo (aunque dividido en partes según el año) que traerá a la luz los Encuentros Latinoamericanos de Responsables Nacionales de Pastoral Juvenil (ELARNPJ68), con sus lemas, temas y algunas ideas del mismo. En algunos momentos se rompe para presentar los Congresos Latinoamericano de Jóvenes (CLAJ) en cuadros más grandes69. Ilustración 1 Encuentros de responsables nacionales de Pastoral Juvenil ELARNPJ Número y fecha Lugar y participación Temas 1° 1983 17-21 nov Fusagasugá (Colombia) 30 delegados12 países Primer esbozo de la civilización del amor 2° 1984 28jul-2Agt Zipaquirá (Colombia) 33 delegados11 países "Credo" y "Decálogo de la civilización del amor". Organización del aporte al año internacional de la juventud. 3° 1985 10 - 16 nov Bogotá (Colombia) 36 delegados 14 países Evaluación del año de la juventud. Inicio del "Directorio"de acción Inicio del estudio de la Pastoral Juvenil de los Medios Específicos. Envió del mensaje "Como jóvenes cristianos Latinoamericanos a los jóvenes de América Latina" Se planteó porprimera vez un "Concilio Latinoamericano de jóvenes". pastoral juvenil rural e indígena; el V encuentro latinoamericano y del caribe de pastoral juvenil en medios específicos. Cf., CELAM, Departamento de familia, vida y juventud, in «Celam.org» (12.12.2015) <http://www.celam.org/d_familia.php>. 67 En la PJLA existen diversos órganos que amplían y dinamizan esta pastoral y que quedan como tarea de profundización: Los encuentros regionales (México-Centroamérica, Caribe, Andina, Cono Sur) de responsables nacionales de pastoral juvenil, los encuentros del equipo de pastoral juvenil latinoamericano, encuentros de la pastoral de adolescentes, los encuentros de pastoral juvenil de medios específicos y los encuentros de pastoral juvenil rural e indígena. Además los encuentros referentes a todo el departamento de familia y vida, alimentan directamente la PJ. También el CELAM tendrá siempre encuentros donde la juventud aparece en primer plano desde sus departamentos de: Comunión eclesial y diálogo, misión y espiritualidad, vocaciones y ministerios, cultura y educación, justicia y solidaridad, comunicación y prensa. 68 «Los Encuentros Latinoamericanos de Responsables Nacionales de Pastoral Juvenil (ELARNPJ) son espacios de intercambio, reflexión, animación y coordinación para profundizar aspectos de la propuesta de la Pastoral Juvenil Latinoamericana y definir líneas de acción comunes para CONSEJO EPISCOPAL LATINOAMERICANO apoyar el trabajo de las Comisiones Nacionales de Pastoral Juvenil (CNPJ) y SEJ SECCION DE JUVENTUD para fortalecer la Pastoral Juvenil Orgánica constructora de la Civilización del Amor (Civilización del Amor, Tarea y Esperanza, Orientaciones para una Pastoral Juvenil Latinoamericana, SEJ 9, 1995, p.267). Convocados por la Sección de Juventud del CELAM, se realizan prácticamente cada dos años, tras un largo proceso participativo de preparación y consulta. Participan: Obispos Responsables de las Comisiones Episcopales de Juventud; Secretarios(as) Ejecutivos(as); Asesores(as) Nacionales y dos jóvenes miembros de las CNPJ de cada país». Cf., DEPARTAMENTO DE FAMILIA, VIDA Y JUVENTUD. CELAM, Encuentros Latinoamericanos de Responsables Nacionales de Pastoral Juvenil, in «Pastor. Juv. Latinoam.» (14.12.2015) <http://www.pjlatinoamericana.org /ELARNPJ.html>. 69 «En la escritura de la pastoral de juventud esta instancia es concebida como la más amplia y decisiva, en cuanto que allí los jóvenes, asesores y Obispos responsables determinan las grandes líneas que orientan la acción pastoral en el continente». Cf., DEPARTAMENTO DE FAMILIA, VIDA Y JUVENTUD. CELAM, Congresos. Pastoral juvenil Latinoamericana, in «Pastor. Juv. Latinoam.» (12.12.2015) <http://www.pjlatinoamericana.org/congresos.html>.
  • 27. 27 4° 1986 19 - 26 oct Bogotá (Colombia) 40 delegados 14 países Redacción del "Directorio" Profundización sobre la "Pastoral Juvenil de losMedios Específicos" Inicio depreparación del "Concilio L.A. de jóvenes" Inicio depreparación deun "Curso Latinoamericano de Asesores". Programación de participación en la 2da jornada mundial de la juventud de Buenos Aíres. 5° 1987 29 nov – 5 dic Bogotá (Colombia) 51 delegados 16 países Se reafirmó el valor del libro "Pastoral Juvenil,Sí a la Civilización del Amor"70. Se continúa con la preparación del "Concilio…" y del "Curso…" Creación de4 regiones:México y Centroamérica; Andina; Cono sur; y Caribe. 6° 1988 15 - 23 oct Caracas (Venezuela) 64 delegados 17 países Se profundizó sobre la "Opción Pedagógica, etapas de Nucleación e iniciación en los procesosde Educación en la Fe de los jóvenes" Continuación del trabajo en el "Concilio…", llamado ahora "Primer Congreso Latinoamericano de jóvenes". 7° 1989 7 - 15 oct Quito (Ecuador) 78 delegados 21 países Profundización en el "Etapade la Militancia" Preparativos del "Primer Congreso” 8° 1990 20 - 27 oct San José (Costa Rica) 88 delegados 22 países Por Primera vez todas las conferencias "Pastoral juvenil y Cultura" como preparación a la conferencia de Santo Domingo. Últimos aspectos del "Primer Congreso…" I CLAJ, del 26 dediciembre de1991 al 6 de enero de 1992. Cochabamba (Bolivia). Lema: "Jóvenes, con Cristo construyamos unanuevaAmérica Latina.461 laicos;19 países;18 obispos;59 sacerdotes,23 religiosos. Delegaciones diferentes y 604 observadores. El congreso propuso "incrementar un mayor compromiso y testimonio de la juventud latinoamericana en la construcción de una nueva civilización en el Continente" y concluyó con la aprobación de diez "Conclusiones Finales",una"CartaabiertaalosjóvenesdeAméricaLatina",fueunAportealaIVConferenciaGeneraldelEpiscopado.Seproponen una formación liberal, por medio de la consolidación de una experiencia comunitaria y una educación popular. El año internacional de la juventud declarado por la ONU en 1985 indicaba tres temas de estudio: participación, desarrollo y paz. Estos fueron inseridos en la iglesia, durante el mismo año, como “El compromiso sociopolítico de la juventud” y el “Diálogo con los jóvenes desde la fe”; dentro de la SEJ se publica el volumen: “Juventud, Iglesia y cambio”71. En este periodo partió inicialmente de un simple Credo y Decálogo que representaba el sueño de evangelizar la juventud; unos años después se hablaba de un Directorio y en 1987 se llegaba a la elaboración de “Pastoral Juvenil. Sí a la civilización del amor”72 que estratégicamente se le dio en las manos a Juan Pablo II durante la jornada mundial de la juventud en Luján (Argentina).73 70 Un texto compuesto en tres marcos. El primero sobre la realidad pastoral en el que se incluye la visión pastoral de las realidades de latinoamericanas, con la visión pastoral juvenil y un breve excursos histórico de esta pastoral en América Latina. El segundo momento es el doctrinal donde tiene los fundamentos teológicos de la civilización del amor en la Pastoral Juvenil y la identidad que esta construye en Latinoamerica. El tercer marco es el operativo o actuante donde describe criterios, procesos y una pedagogía de acción pastoral. Cf., C. PASTORE, Il cammino della Pastorale giovanile latinoamericana, 310; Cf., CELAM, Pastoral da juventude, sim à civilização do amor, São Paulo, Paulinas, 1987. 71 Los dos primeros son libros de Alejandro Londoño, el último del Celam. 72 CELAM, Pastoral da juventude, sim à civilização do amor, São Paulo, Paulinas, 1987. 73 Así mismo se busca la unión en red de los diferentes institutos de pastoral juvenil con un primer encuentro en San Pablo, Brasil (1991), que intercambiar experiencias, materiales y subsidios elaborados en cada centro. Primer encuentro en San Pablo, Brasil (1991), tema: la integración entre los institutos de la realidad latinoamericana y problemas de interés común. Segundo encuentro en Santiago de Chile (1993), tema: la cultura juvenil la formación de los asesores. Tercer encuentro en Ciudad de
  • 28. 28 En 1992, enSanto Domingo74,lajuventud yla adolescencia enel camino delacivilización del amor son reconocidas eclesialmente dentro dela unidadde Espíritu, con diversidad de carismas yministerios. En medio de la alienación consumista de la sociedad se reconoce el crecimiento en la fe y el trabajo pastoral eclesial como unaPastoral Juvenil Orgánica.La acción pastoral busca responder efectivamente al acompañamiento vocacional, a la capacitación de acoger críticamente los impactos culturales y sociales, a la dinamización de una espiritualidad de seguimiento de Jesús; este espacio, a través de una pedagogía experiencial hacia el protagonismo, pormedio del método ver-juzgar-actuar-revisar-celebrar tendrá un lenguaje accesible y comunitario75. Ilustración 2 Encuentros de responsables nacionales de Pastoral Juvenil ELARNPJ Número y fecha Lugar y participación Temas 9° 1993 27 fb -6 mar Zipaquirá (Colombia) 77 delegados 20 países "Asesoría y acompañamiento en la Pastoral Juvenil" Impulso de nuevos campos de acción: Pastoral juvenil de los medios específicos; cursos de formación y participación en los consejosnacionales de Juventud. 10° 1994 8 - 15 oct Mogi das Cruzes (Brasil) 75 delegados 18 países "Espiritualidad y Misión dela Pastoral Juvenil". -PromocióndelaPastoralJuvenildesituacionescríticasypastoral de adolescentes. - Se aprueba la reedición del libro "Pastoral Juvenil, Sí a la Civilización del Amor" En 1995 se publica la nueva edición de “Civilización del amor. Tarea y esperanza”76 11° 1996 1 - 8 Jun Aguadilla (Puerto Rico) 19 países. Delegación de laPJ Hispana de unadiócesis de EEUU Tema:LaMisióndelaPastoralJuvenilesfundamentalmentehacia el interior dela iglesia77. Consulta sobre los movimientos en la PJN. Se definió la realización del II Congreso. Latinoamericano de Jóvenes en Chile y en forma simultánea al Encuentro Continental de Jóvenes. 12° 1997 11- 18 Oct En Cuautitlán Izcalli, México Delegadosde todos los países Tema: Megatendenciasdela realidad juvenil y laPastoral Juvenil. Evaluación del caminarde la PastoralJuvenil. Instrumento de trabajo para la 3a etapa de preparación al II Congreso. Méjico (1995), tema: seminario de planificación pastoral y proyecto de centros juveniles populares. Cuarto encuentro en Lima, Perú (1997), tema: fundamentos de la metodología de pastoral juvenil. Quinto encuentro en Cupertino, USA (1999), tema: fe y cultura juvenil Cf., C. PASTORE, Il cammino della Pastorale giovanile latinoamericana, 302–303. 74 Cf., DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM, Civilización del Amor. Proyecto y misión, 121–123; Cf., CELAM, IV conferencia general del episcopado latinoamericano. Santo Domingo, República Dominicana. 12 - 28 de octubre de 1992. Nueva evangelización, promoción humana, cultura cristiana. Jesucristo ayer, hoy y siempre (cf. Hebreos 13, 8), Colombia, Paulinas, 1992. 75 DSD 115-120. Cf., CELAM, IV conferencia general del episcopado latinoamericano. Santo Domingo, 102 – 103. 76 Cuadro de la realidad y la historia de la pastoral. El cuadro doctrinal desde la presencia de Dios en el joven, el Cristo vivo; el Espíritu Santo, María, Iglesia. Cuadro operativo: opciones pedagógicas y metodológicas; pedagogía de Dios y características de la pedagogía pastoral; opciones metodológicas: ver, juzgar, actuar, verificar, celebrar. La cuarta parte es sobre la espiritualidad juvenil emergente. Cf., C. PASTORE, Il cammino della Pastorale giovanile latinoamericana, 312–313. 77 Cf., ITEPAL, Memoria histórica, 18.
  • 29. 29 II CLAJ, del 3 al11 deoctubrede 1998. Punta de Tralca (Chile). Lema: "Jóvenes con Cristo, transformando América Latina con justicia y esperanza". 800 delegados, entre obispos, asesores y jóvenes.21 paísesdeAmérica LatinaeinvitadosdeEstadosUnidos,Portugal,ItaliaydelaSantaSede,asícomodelosinstitutos de formación en Pastoralde Juventud del Continente y movimientos apostólicos. Su Objetivo fue formular nuevas líneas de acción y compromiso de la PJ del Continentehacia el III Milenio, a partir del camino recorrido, los cambios culturales y la situación de pobreza, para contribuir en la construcción de una nueva AL, expresión de la Civilización del Amor. Fue un espacio para intercambiar a partir de la propuesta de "Civilización del amor, tarea y esperanza" sobre los siguientes ejes temáticos para luego trabajarlos en cada país: Pastoral Juvenil Orgánica, Pastoral Juvenil en medios específicos, protagonismo juvenil, análisis y conciencia crítica de la realidad, realidad y cultura juvenil, espiritualidad y misión, medios de comunicación, familia, autogestión económica deproyectos sociales y solidarios y formación integral. Concluyó con la aprobación de 23 Líneas de Acción (las 10 primeras fueron priorizadas) y cuatro Pronunciamientos: "Condonación de la Deuda Externa", "Convivencia entre diferentes culturas", "Una Pastoral Juvenil Migratoria", "Construimos la Paz en América Latina". El siglo XX se distingue por un alargamiento de la vida ypor lo tanto delos períodos de aprendizaje; de allí que la juventud sea comprendida en dos períodos grandes: adolescencia y juventud. Ésta última puedetenervarias acepciones: adultos emergentes,jóvenes adultos,posadolescentes,etc.Tambiéntiene variascategoríassegúnenordenalaedad,sociológicas(clase,actividad,contexto,trabajo…),culturales (subculturas musicales, estilos, proyectos…). Cada categoría yacepción encuentra un mix de diferentes perfiles. La movilidad de los rasgos juveniles pone de relieve la fluctuación ymovilidad de las fronteras lo que abre la visión de lo biológico y generacional a lo contextual y periódico.78 Ecclesia in america en 1999 luego de distinguir el encuentro de Jesucristo vivo pasa a los diversos caminos que ayudarán a tal encuentro en el continente. Recordará a los jóvenes, en el camino de comunión, que desde su conciencia misionera madura, se conviertan en apóstoles de sus coetáneos sometidos a tantas situaciones de pobreza. Unidos a la familia ya los demás ministerios ycarismas, los jóvenes llevan a los demás jóvenes la valentía de asumir compromisos alegres (n. 47)79. El volumen“Los procesosde Educaciónenlafedelos jóvenes” presentalos elementos pedagógicos de la propuesta evangelizadora de la juventud: de liberación, personalizante, gradual y diferencial. La segunda parte describe el desarrollo del proceso de educación en la fe de los jóvenes: enucleación, iniciación y compromiso. Otro libro de importancia dentro de toda la amplia literatura existente en este 78 Cf., S. LEFEBVRE, Juventud y fe cristiana. ¿Hacia una dinámica de coeducación intergeneracional en la Iglesia católica?, in «Rev. Int. Teol. Concil.» 360 (04.2015) 2, 15–17. 79 Cf., PAPA JUAN PABLO II, Exhortación apostólica postsinodal Ecclesia in America del santo padre Juan Pablo II a los obispos a los presbíteros y diáconos a los consagrados y consagradas y a todos los fieles laicos sobre el encuentro con Jesucristo vivo, camino para la conversión, la comunión y la solidaridad en América, in Insegnamenti di Giovanni Paolo II. (Gennaio-giugno). Gesù sapeva quello che è in ogni uomo (Gv. 2, 25), vol. XXII, 1, Mexico, Libreria Editrice Vaticana, 1999, 182 – 183.
  • 30. 30 momento es el libro “El futuro tiene nombre: Juventud”; en este se defiende la idea del joven como constructor presente de la nueva iglesia y la nueva sociedad. A la metodología existente se agregan elementos cotidianos de la vida de un grupo juvenil: acompañamiento, educación no formal, método inductivo, como ser eficiente con jóvenes, secretos para ser un buen asesor. Éste último inspirado en pensamientos de Ricardo Tonelli80. 1.1.1.2.3 El océano revitalizador de la vocación misionera en Aparecida. Ilustración 3 Encuentros de responsables nacionales de Pastoral Juvenil ELARNPJ Número y fecha Lugar y participación Temas 13° 2001 3 - 11 Feb Buenos Aires (Argentina) 103 delegados, 23 países (Canadá y Estados Unidos), Invitados de tres Institutos dePJ Tema: Los Procesos de Educación en la Fe como camino pedagógico para acompañar la elaboración delProyecto deVida. Se asumieron compromisos concretos por países. 14° 2003 1 - 9 Feb Quito (Ecuador) Tema:LaMilitanciaenlosProcesosdeEducaciónenlaFe.¿Punto de partida? ¿Etapa final?¿Proceso? Objetivo: Revisar y revitalizar la Militancia en los Procesos de Educación en la Fe, a partir de los logros y dificultades de nuestra prácticapastoralydelosnuevoscontextoshistóricosyespaciosde participación juvenil, para resignificar en el seguimiento de Jesús, el compromiso eclesial y sociopolítico de los y las jóvenes Publicaciónquesesistematizael13°y14°congreso:"Proyectode vida: camino vocacional de laPastoral Juvenil". 15° 2007 4 -11 Feb Ciudad de Panamá. (Panamá) Tema: el Discipulado Misionero juvenil. Preparación a la Conferencia a realizarse en Aparecida Se elaboraron desafíos que presentan la realidad y la pastoral. Comienza el proceso de Revitalización de laPJ en AL y El Caribe81 80 El primer libro del Celam, 1993; el segundo de Jorge Boran, del brasil, 1994, inspirado en el libro de Tonelli “Dire la fede in Gesù Cristo nella vita quotidiana”. Cf., C. PASTORE, Il cammino della Pastorale giovanile latinoamericana, 310–311. 81 Para esta revitalización, se toma: 1° "Civilización del Amor: Tarea y Esperanza" (1995). 2° II Congreso Latinoamericano de PJ (1998): Líneas de Acción para la PJ de América Latina. 3° Los Procesos de Educación en la Fe como camino para acompañar la elaboración del Proyecto de vida (XIII Encuentro, 2001). 4° La Militancia en los procesos de Educación en la Fe. "Proyecto de Vida, Camino Vocacional de la PJ en AL" (XIV Encuentro, 2003). 5. El discipulado misionero juvenil, camino hacia la V Conferencia del Episcopado en Aparecida.
  • 31. 31 Unmovimientodelamorinvitaasalirconconfianzadelospropioslímites bajoelimpulsomisionero del Espíritu dado en el 2007 en Aparecida82. Se reconoceen la explosión demográfica potencial infantil y juvenil, tanto para la iglesia como para la sociedad, a partir de sus legítimas esperanzas83. La perspectiva consumista de la cultura, lleva a unos individualismos autorreferenciales en el joven, hasta tal punto de crear un futuro incierto en las nuevas generaciones. En la nueva cultura los jóvenes sonproductores yactores84. Estánintegrados enunapastoralfamiliar,queinvolucraámbitos culturales, y la convierte en célula viva de la Iglesia85. Entre todos los explotados yoprimido aparecen las mujeres y los jóvenes como prioridad para crear oportunidades económicas desde el reconocimiento de su dignidad86. Se defiende una educación de calidad para la juventud que defienda los valores culturales propios de cada país, junto con la promoción de la dimensión religiosa y trascendente.87 Se subraya la necesidad de promover la vocación paterna en el ejercicio matrimonial88. La relación familiar esta llamada a ser unauténticoámbitodediscipuladomisioneroalserviciodelaiglesiaparaquelospueblostenganvida89. En la familia, como educadora de la fe y de los valores humanos y cívicos, tiene lugar la iniciación cristiana (que nace en Jesucristo, fundamentado en la Trinidad-Amor) acompañando a los jóvenes en la elaboración de sus proyectos de vida de discípulos y misioneros90. En sus tramas interpersonales e 82 Cf., DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM, Civilización del Amor. Proyecto y misión, 123–137; Cf., CELAM, V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe. 83 DA 443, 554. Cf., CELAM, V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, 201, 249. 84 DA 51. Cf., Ibid., 34. 85 DA 303-304. Cf., Ibid., 143 – 144. 86 DA 65 y 406. Cf., Ibid., 39, 185–186. 87 DA 65, 328, 340. Cf., Ibid., 39, 152 – 153, 158. 88 DA 463c. Cf., Ibid., 209. 89 DA 114-119. El capítulo 9 contiene temas asociados a la vida familiar y la cultura de la vida. N. 212: “La mirada que Aparecida tiene de la familia es muy positiva: fundada en el sacramento del matrimonio (433), imagen de Dios –dimensión trinitaria– (434), riqueza de la complementariedad sexuada (116), uno de los tesoros más importantes de América Latina (DI 5), el valor más querido de nuestros pueblos (435), patrimonio de la humanidad (DI 5, 302), escuela de la fe (DI 5, 118, 302), primer lugar de iniciación cristiana (302), palestra de valores humanos y cívicos (DI 5), hogar donde nace y se acoge la vida (DI 5), insustituible para la serenidad personal y para la educación de los hijos (DI 5), iglesia doméstica – lugar de comunión eclesial (115), primera y más básica de la comunidad eclesial (204), complementariedad con la comunidad eclesial, familia de familias (119), inicio de la pastoral vocacional (314). Cf., DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM, Civilización del Amor. Proyecto y misión, 126–127. 90 DA 302. Cf., CELAM, V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, 142 – 143.
  • 32. 32 intergeneracionales, se vive profundamente la experiencia de comunión y amor con Dios uno y trino; allí el joven es formado o el joven evangeliza a la familia91. Los procesos formativos serán los distintivos de éste documento92. Estos procesos contienen cinco aspectos: el encuentro personal con Jesucristo, la conversión, el discipulado, la comunión yla misión93. Contiende además cinco criterios generales de formación: una formación integral, kerigmática y permanente; atenta a las dimensiones diversas; respetuosa de los procesos; que contemple el acompañamiento de los discípulos y una formación en la espiritualidad de la acción misionera. El proceso es propuesto como formación vocacional con cuatro dimensiones. La dimensión humano-comunitaria unida a la solidaridad y participación a partir de la pedagogía de la encarnación solidaria del Hijo que se hace partícipe de la condición humana y que trae una propuesta de salvación para todos. La dimensiónespiritual dentrodela comunión eintimidadconDios,apartirdelapedagogía del encuentro con Jesucristo vivo. La dimensión intelectual siguiendo los dinamismos de la inteligencia de la fe y del diálogo fe-cultura, a partir de una pedagogía de la fe del diálogo creador. La dimensión pastoral y misionera que fortalece caridad pastoral dentro de los dinamismos de la misión y la inculturación, a partir de una pedagogía del camino y del encuentro con los otros. Estas dimensiones tienen su punto de encuentro en la persona del discípulo; tiene su especificidad y correlación. A nivel socio-político, los índices de violencia son una fuente de sufrimiento de la juventud y ella reviste varias formas, con la participación de diversos agentes94. El tráfico de personas y las drogas hacen parte de este panorama95. Aparece la necesidad de una buena educación política que vaya contra la desmotivación por la democracia e incida en los diversos campos de acción, incluyendo la ecológica96. El joven en Aparecida, además de las once sombras que sufren97, es visto con cuatro cualidades: 91 Cochabamba, 2009. Responsables nacionales. Etapa de la escucha del proyecto de revitalización de la PJL 92 DA 276-285. Cf., CELAM, V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, 131 – 137. 93 DA 278. Cf., Ibid., 131 – 133. 94 DA 78. Cf., Ibid., 45. 95 DA 73, 422. Cf., Ibid., 42 – 43, 191. 96 DA 77, 85. Cf., Ibid., 44, 47. 97 DA 444 – 445. Cf., Ibid., 201 – 202.
  • 33. 33 Lasensibilidad,losjóvenes“sonsensiblesadescubrirsuvocación”.ElDocumentorecuerdaqueJuanPabloIIlosllamó “centinelas del mañana”. “Son capaces y sensibles para descubrir el llamado particular que el Señor Jesús les hace”. La generosidad, los jóvenes son generosos para servir, especialmente a los más necesitados. La potencialidad, los jóvenes “tienen capacidad de oponerse a las falsas ilusiones de felicidad y a los paraísos engañosos de las drogas, del placer, del alcohol y de todas las formas de violencia”. La misionaridad, “las nuevas generaciones”, afirma el Documento, “son llamadas a transmitir a sus hermanos jóvenes la corriente de vida que procede de Cristo y a compartirla en comunidad, construyendo la Iglesia y la sociedad” (DA443)98 . Las líneas de acción están alimentados de los ideales de amor yesperanza presente en las familias99. Los pastores presbíteros y la pastoral vocacional, insertos en la cultura la reavivan con la semilla del Evangelio, atentos al influjo negativo de los medios de comunicación por medio de una espiritualidad bien arraigada100. Los adolescentes y los jóvenes se ubicarán como una de las relevancias en los grandes campos para la misión de los discípulos de Jesucristo101. Sin abandonar la opción por los pobres y el compromiso con la realidad, la evangelización de la cultura se da por un amor apasionado por Cristo que acompaña pueblo de Dios es su caridad samaritana102. Inicia sugiriendo la promoción de la pastoral de adolescentes y entra luego en las líneas breves sobre la cuestión juvenil: a) Renovar (en estrecha unión con la familia) la opción preferencial por los jóvenes, dando nuevo empuje a la Pastoral Juvenil en las comunidades eclesiales; b)EstimularlosMovimientosEclesiales,invitándolosaponermásgenerosamentesusriquezascarismáticas,educativas y misioneras al servicio de las Iglesias locales; c) Proponer a los jóvenes, el encuentro con Jesucristo y su seguimiento en la Iglesia que les garantiza la realización de su dignidad, los estimula a formar su personalidad, les propone una opción vocacional y los introduce en la oración personal, en la Lectio Divina, en la frecuencia a los sacramentos, en la dirección espiritual y en el apostolado; d) Privilegiar, en la Pastoral Juvenil, procesos de educación y maduración en la fe como respuesta de sentido y orientación de la vida y garantía del compromiso misionero; 98 DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM, Civilización del Amor. Proyecto y misión, 133–134. 99 La familia para el joven y la niñez es la primera cuna del amor y de la vida, en medio de una sociedad globalizada, secularizada y relativista. Recuerda que el discipulado misionero juvenil de la PJ está impulsado por la invitación de Pablo VI a construir la civilización del amor, retomado por Juan Pablo II, asumido por Puebla y encomendado a la PJ. Como pastoral organizada ha de llevar a un encuentro personal y comunitario con Jesucristo. El “Departamento de familia, vida y jóvenes” tiene entre sus funciones la de hacer un inventario sobre la recepción del Aparecida; plantear programas a la luz de los evangelios sinópticos; socializar el programa de “animación de la vida plena y la comunión misionera en las familias y la juventud”; poner en marcha las etapas del programa. Profundizar, estudiar y proyectas las líneas de los encuentros mundiales de familias y el congreso latinoamericano de familia, matrimonio y vida. Formación integral de los agentes de pastoral familiar, juvenil, pastoral de la vida: diseñar cursos procesuales, progresivos y virtuales de agentes, formación permanente de las familias, configurar equipos de facilitadores, publicación de subsidios. La familia será el eje transversal de la acción evangelizadora de la iglesia por medio de la creación de un proyecto piloto. Cf., SECRETARÍA GENERAL DEL CELAM, Plan global 2011-2015, 15, 40, 84–93. 100 DA 127, 194, 318, 325. Cf., CELAM, V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, 69 – 70, 97, 149, 151 – 152. 101 DA. Capítulos VIII y IX. Cf., Ibid., 175 – 217. 102 DA 491. Cf., Ibid., 224.
  • 34. 34 e) Implementar una catequesis atractiva para los jóvenes introduciéndolos en el conocimiento del misterio de Cristo y mostrándoles labelleza de la Eucaristía dominical; f) Una verdadera Pastoral Juvenil ayudará a los jóvenes a formarse, en forma gradual, para la acción social y política y para el cambio de estructuras, conforme a la Doctrina Social de la Iglesia, haciendo propia la opción preferencial y evangélica por lospobres y necesitados; g) Urgir la capacitación de jóvenes para que tengan oportunidades en el mundo del trabajo y evitar que caigan en la droga y en la violencia; h)Procurar mayor sintonía entre el mundo adulto y el mundo juvenil en lasmetodologías pastorales; i) Asegurar la participación de los jóvenes en peregrinaciones, jornadas nacionales y mundiales de la juventud con la debida preparación espiritual y misionera y el acompañamiento de sus pastores103 . Ilustración 4 Encuentros de responsables nacionales de Pastoral Juvenil ELARNPJ Número y fecha Lugar y participación Temas 16° 2009 25 - 31 Oct Cochabamba (Bolivia) 20 países de AL y El Caribe Tema: Las y los jóvenes, discípulos misioneros para la vida de nuestros pueblos El objetivo fue el fortalecimiento de la Revitalización de la PJ, profundizando la escucha de la vida de los y las jóvenes Se detectaron desafíos de acción desde los signos de vida y de muerte entre los jóvenes, en la vida social y eclesial Se encaminó el III Congreso Latinoamericano,Venezuela 2010 III CLAJ, del5 al 12 de septiembrede 2010. Teques (Venezuela) Lema "Caminemos con Jesúsparadar vidaanuestrospueblos".Cercade800 jóvenes yasesoresdelaspastoralesde Juventud de Latinoamérica. 31 delegaciones. Tema: "Jóvenes de América Latina, Discípulos Misioneros de Jesucristo hoy para la vida de nuestrospueblos". Objetivo:"RevitalizarelcaminodelaPastoralJuvenildesdelavidadelosjóvenes,apartirdelencuentropersonalycomunitario con Jesucristo y su proyecto, para asumir el discipulado misionero como un estilo de vida, en la transformación de nuestros pueblos". Este objetivo perseguía actualizar las orientaciones de Pastoral juvenil Latinoamericana que favorecen el encuentro de las y de los jóvenes con Jesucristo y la construcción de su proyecto de vida, asumiendo el discipulado misionero para la transformación personal, a la luz del documento de Aparecida. ElCongresoserealizódurantelarealizacióndelaTerceraetapa(discernir)delproyectodeRevitalizacióndelaPastoraljuvenil de América Latina y el Caribe, cuyo lema era: "La vidade los jóvenes,un camino de discipulado y misión". Durante elCongreso seanalizaron losdesafíosylosrostrosdelajuventud del Continentereflexionando sobreladimensión de las culturas de los jóvenes, sobre la ecología, las nuevas tecnologías, el desarrollo sostenible y la transformación social. Se reflexionó en torno al paradigma que debe caracterizar a la Pastoral juvenil del continente. Además de prestar atención a los sueños de los jóvenes referente a su futuro, se inició un itinerario de construcción de "horizontes" para la Pastoral juvenil de cada región del Continente104. Para dar continuidad concreta al Congreso se optó por vivir: en solidaridad con los jóvenes de Haití; apoyando la campaña contra la violencia y el exterminio de los jóvenes en América Latina y el Caribe105. Se hizo uso de la metodología de “losconsensos”. 103 DEPARTAMENTO DE FAMILIA Y VIDA. CELAM, Civilización del Amor. Proyecto y misión, 136–137; Cf., CELAM, V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, 200 – 203. 104 Cf., INSTITUTO PIRONIO, Horizontes de la pastoral juvenil Latinoamericana-por regiones.pdf. 3er Congreso latinoamericano de jóvenes, in «Pastor. Juv. Latinoam.» (13.12.2015) <http://pastoraldejuventud.org.ar/instituto/sitio/attachments/article/334 /HORIZONTES%20DE%20LA% 20PASTORAL%20JUVENIL%20LATINOAMERICANA.pdf>, 2. 105 Cf., MOVIMIENTO DE JORNADAS, III Congreso latinoamericano de jóvenes 2010.mov, in «MJVC» (16.10.2015) <https://www.youtube.com/watch?v=mDomFKh3gKs>.
  • 35. 35 En la “Reunión del Equipode apoyo de PJLA” (24- 27de Enero 2011. Bogotá) se revisa el proyecto de “Revitalización de Pastoral juvenil” y sus cuatro etapas (fascinar, escuchar, discernir -III CLAJ-, ahora la etapa del convertir), para ver la realidad y plantear desafíos. Metodología de “los consensos”. Se ve la familia como el gran reto, la juventud como el motivo para seguir pensando en un horizonte y se pregunta sobre cuál es la forma de pensarnos pastoralmente y sobre la necesidad de referentes y acompañantes.106 Entre los directivos y los equipos de apoyo del “Departamento de familia y vida” se analiza la relación entre familia y juventud (13-17 de febrero de 2012). La integración fecunda entre familia y juventudgiraalrededordeladefensadelavidaysudignidad.Porlotantoaniveldesubsidioslapastoral de juventud yla pastoral de familia no tendrán subsidios separados, ni unificados. Será un solo subsidio con itinerarios paralelos y que tienen algunos momentos de encuentro entre ambas pastorales. Es un tiempo de definiciones recíprocas y de relaciones fluidas entre las pastorales que se encuentran dentro del Departamento de familia, vida y juventud. Los animadores, líderes y facilitadores de la familia y la juventud están dentro de la pastoral de la vida como un tema transversal a toda su labor teológico-pastoral. «La vida es regalo gratuito de Dios, don y tarea que debemos cuidar desde la concepción, en todas sus etapas, y hasta la muerte natural, sin relativismo»107. Del anterior principio se defiende la persona humana (DA 466), el amor humano (1Jn 3,16),laecologíahumanayelmedioambiente(DA470-471);lasorientacionespastoralessobrealgunos dilemas relativos a la transmisión de la vida, la sexualidad, la cuestión del género, cuidados médicos y atención pastoral al final de la vida. La propuesta es un sólido fundamento para la excelencia de la vida.108 106 Cf., DEPARTAMENTO DE FAMILIA, VIDA Y JUVENTUD. CELAM, Encuentro del Equipo de Pastoral Juvenil. 107 DA 464. CELAM, V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, 210. 108 Cf., DEPARTAMENTO DE FAMILIA, VIDA Y JUVENTUD. CELAM, Encuentro con los directivos y los equipos de apoyo del departamento de familia y vida. 13-17 febrero de 2012, in «Celam.org» (13.12.2015) <http://www.celam.org/detalle _depto.php?id=MTEx>.