SlideShare una empresa de Scribd logo

05-05-15

1 de 2
Descargar para leer sin conexión
Año 11, nº 543 - 05 de abril de 2015
“Él había de resucitar de entre los muertos”
EL PÚLPITO
PARROQUIA DE NTRA. SRA. DE LA MEDALLA MILAGROSA
EL PUERTO DE SANTA MARÍA (CÁDIZ)
DOMINGO DE PASCUA DE LA RESURRECCIÓN DEL SEÑOR
¿Podemos pedir algo más y
mejor que la felicidad?
Hemos visto tantos gestos
de Jesús en estos días.
Hemos compartido tantos
sentimientos en su camino
hacia la Pasión y Muerte
que este día de Resurrección
se convierte para nosotros
en un momento apoteósico y
de triunfo: ¡Ha resucitado!
Este el objetivo de la
cuaresma. La verdad que
latía en lo más hondo de
e s t o s d í a s qu e h e m o s
celebrado. Detrás de todo, el
amor de Dios se manifiesta
en la vida que quiere para
sus hijos. ¿Qué puede
esperar un Padre, como
Dios, sino vida para sus
h i j o s ? ¡ P o r n o s o t r o s
resucitó! ¡Para vosotros lo
r e s u c i t é ! ¡ C o n É l
r e s u c i t a r e m o s ! S o n
aclamaciones de júbilo y de
fe que, espontáneamente,
deben de salir del corazón
tocado por la gracia de estos
días de la Pascua. No
podemos vivir indiferentes y
sordos ante el anuncio de
esta mañana donde Jesús
sale victorioso y vuelve a
compartir una existencia
totalmente nueva.
¿Que es difícil de entender o
de comprender? Pongamos
el corazón, la credulidad y
Dios hará lo demás. El Jesús
que vino en Belén como
buena noticia, una vez más,
surge del sepulcro para
darnos vida pero eterna.
Nos hace renacer a una vida
de eternidad ¡Dios mío qué
gran regalo! La frontera de
la muerte ha sido rebasada,
destruida. Caen los muros
que separaban a Dios del
hombre. La muerte ha sido,
no solamente ganada a
pulso, sino traspasada y
rebasada con creces por la
misma persona de Jesús. Y,
por si fuera poco, Jesús nos
engancha a todos y nos hace
partícipes de este gran don:
¡la Resurrección! Hoy es
una de esas mañanas que
quedará para siempre
grabada en la conciencia, en
la reunión y en el ser de un
cristiano: el día primero de
la semana. En este día, el
Señor, actuó. Intervino
b r i l l a n t e m e n t e y p o r
sorpresa. Ante un mundo
vacío y al que le gusta
juguetear con la nada, Jesús
se convierte en un punto de
referencia. En una cuerda a
la que agarrarnos para no
dejarnos vencer por las
dificultades y por las
pruebas cotidianas.
¡Quién cómo Dios! Para dar
vida después de la muerte.
Para lapidar las aflicciones
de nuestros caminos con la
luz de la Pascua. ¡Quién
c ó m o D i o s ! P a r a
t r a n s p o r t a r n o s e l / a l
esplendor y el resplandor de
la Pascua. ¡Ha resucitado el
Señor! Hoy brilla en el cielo,
después de la noche oscura
q u e a s u s t a b a a l a
humanidad, la posibilidad de
un final y de un futuro feliz.
¡Quién como Dios! Sólo Él es
capaz de llenar y de orientar
nuestra alma hacia la
ciudad de la eternidad. Lo
demás, y lo sabemos por la
ansiedad que produce el
tener, nos conduce a la
insatisfacción, al agobio o a
l a s e n s a c i ó n d e
inestabilidad. ¡Quién como
Dios! Nos lo anuncian y
comunican las campanas
que en el DOMINGO más
grande del año, convocan
para alabar, escuchar y
disfrutar con la presencia
resucitada y resucitadora de
Jesús. Un Jesús que ha
proclamado con valentía y
libremente la bondad de
Dios, invitado al ejercicio del
amor, bajando a la muerte
pero –sabiendo- que todo
era, ni más ni menos, en
beneficio del hombre. Hemos
acelerado el caminar.
T a m b i é n n o s o t r o s
queríamos ver el sepulcro
vacío.
¡Ojalá muchos de nuestros
hermanos lo viesen tan a las
claras como nosotros!
¡Bendita la fe que es don
para comprender y ver lo
que muchos no entienden ni
intuyen! Hemos activado el
paso porque necesitábamos
revivir nuestra fe con los
colores de la Pascua y de la
fiesta que reviste esta
c a s a . S i e n N a v i d a d
entonábamos ¡Aleluya, el
Señor ha nacido! En este
mismo lugar, en el alba de la
Pascua gritamos con más
fuerza ¡Aleluya, el Señor ha
resucitado! ¡Aleluya, el
Señor nos llama a una vida
n u e v a ! N o s h e m o s
apresurado madrugadores,
porque hemos creído todo lo
que Jesús ha dicho estos
días atrás. Nos dejamos
l l e v a r p o r É l .
¡ I m p r e s i o n a d o s n o s
quedamos con el Señor de
los milagros! ¡Seducidos por
su palabra! ¡Conquistados
por los valores de su reino!
¡Escuchad, hombres de la
tierra! ¡Ha resucitado!
Como iglesia hemos comido
juntos y reafirmado nuestra
fe. Ahora es el momento de
proclamarla a los cuatro
vientos. ¿Que muchos no
escucharán el latido de
nuestro corazón pascual?
¡Insistiremos por Dios y por
ellos mismos! Aunque
algunos no se molesten en
asomarse al sepulcro,
n o s o t r o s s e g u i r e m o s
señalando una gran verdad:
¡Jesús no está porque ha
resucitado! Aunque algunos,
no quieran ver a Jesús, les
ayudaremos a encontrar las
gafas de la fe que les
posibilite, como a nosotros,
ser hombres y mujeres de
Pascua. Y si los ojos cegados
p o r e l l o d o i m p i d e n
contemplar las vendas
tiradas por el duro suelo,
nos desataremos de aquellas
cuerdas que no nos dejan
d a r r a z ó n d e C r i s t o
victorioso. ¡Ha resucitado!
Esta alborada, es el sol más
b r i l l a n t e d e l a ñ o , e l
amanecer con más futuro
para el hombre, la noticia
q u e n i n g ú n m e d i o d e
comunicación social tendría
que dejar de señalar en
primera página: ¡hoy el
hombre, por fin, tiene
s o l u c i ó n ! ¡ C r i s t o h a
resucitado!
Javier	
  Leoz,	
  sacerdote
¡Qué mañana, Dios mío!
¡Feliz Pascua! ¡Somos felices!
PRIMERA LECTURA
(Hch 10, 34a.37-43)
“Pero Dios lo resucitó al tercer día
y nos lo hizo ver”
En aquellos días, Pedro tomó la
palabra y dijo: “Conocéis lo que
sucedió en el país de los judíos,
cuando Juan predicaba el bautismo,
aunque la cosa empezó en Galilea.
Me refiero a Jesús de Nazaret,
ungido por Dios con la fuerza del
Espíritu Santo, que pasó haciendo el
bien y curando a los oprimidos por el
diablo, porque Dios estaba con él.
Nosotros somos testigos de todo lo
que hizo en Judea y en Jerusalén. Lo
mataron colgándolo de un madero.
Pero Dios lo resucitó al tercer día y
nos lo hizo ver, no a todo el pueblo,
sino a los testigos que él había
designado: a nosotros, que hemos
comido y bebido con él después de su
resurrección. Nos encargó predicar
al pueblo, dando solemne testimonio
de que Dios lo ha nombrado juez de
vivos y muertos. El testimonio de los
profetas es unánime: que los que
creen en él reciben, por su nombre,
el perdón de los pecados”.
SALMO RESPONSORIAL
(Sal 117, 1-2.16-17.22–23)
R: Este es el día en que actuó el
Señor: sea nuestra alegría
y nuestro gozo
Dad gracias al Señor
porque es bueno,
porque es eterna su misericordia.
Diga la casa de Israel:
eterna es su misericordia. R.
La diestra del Señor es poderosa,
la diestra del Señor es excelsa.
No he de morir, viviré
para contar
las hazañas del Señor. R.
La piedra que desecharon
los arquitectos
es ahora la piedra angular.
Es el Señor quien lo ha hecho,
ha sido un milagro patente. R.
SEGUNDA LECTURA
(Col 3, 1-4)
“Aspirad a los bienes de arriba,
no a los de la tierra”
Hermanos: Ya que habéis resucitado
con Cristo, buscad los bienes de allá
arriba, donde está Cristo, sentado a
la derecha de Dios; aspirad a los
bienes de arriba, no a los de la tierra.
Porque habéis muerto, y vuestra
vida está con Cristo escondida en
Dios. Cuando aparezca Cristo, vida
nuestra, entonces también vosotros
apareceréis, juntamente con él, en la
gloria.
SANTO EVANGELIO
(Jn 20, 1-9)
“Se han llevado del sepulcro
al Señor”
El primer día de la semana, María
Magdalena fue al sepulcro al
amanecer, cuando aún estaba
oscuro, y vio la losa quitada del
sepulcro. Echó a correr y fue donde
estaba Simón Pedro y el otro
discípulo, a quien tanto quería Jesús,
y les dijo: “Se han llevado del
sepulcro al Señor y no sabemos
dónde lo han puesto”. Salieron Pedro
y el otro discípulo camino del
sepulcro. Los dos corrían juntos,
pero el otro discípulo corría más que
Pedro; se adelantó y llegó primero al
sepulcro; y, asomándose, vio las
vendas en el suelo; pero no entró.
Llegó también Simón Pedro detrás
de él y entró en el sepulcro: vio las
vendas en el suelo y el sudario con
que le habían cubierto la cabeza, no
por el suelo con las vendas, sino
enrollado en un sitio aparte.
Entonces entró también el otro
discípulo, el que había llegado
primero al sepulcro; vio y creyó.
Pues hasta entonces no habían
entendido la Escritura: que él había
de resucitar de entre los muertos.
“Él había de resucitar de entre los muertos”
Parroquia de Ntra. Sra. de la Medalla Milagrosa. C/Federico García Lorca, s/n. Apdo. de correos, 164. 11.500 El Puerto de Santa María. Tlfno: 956 85 65 61.
Envíe sus aportaciones a hojaparroquialmilagrosa@yahoo.es
Tiempo de oración
Lecturas de la próxima semana
(1ª semana del salterio)
Lunes 6: San Guillermo
Hch 2, 14.22-32; Sal 15, 1-2.5-11; Mt 28, 8-15
Martes 7: San Juan B. de la Salle
Hch 2, 36-41; Sal 32, 4-5.18-22; Jn 20, 11-18
Miércoles 8: San Dionisio de Corinto
Hch 3, 1-10; Sal 104, 1-9;
Lc 24, 13a.15-17a.19b-32
Jueves 9: Santa Casilda
Hch 3, 11-26; Sal 8, 2a.5-9; Lc 24, 35-48
Viernes 10: San Miguel de los Santos
Hch 4, 1-12; Sal 117, 1-4.22-27; Jn 21, 1-14
Sábado 11: San Estanislao
Hch 4, 13-21; Sal 117, 1.14-21; Mc 16, 9-15
Domingo 12: San Damián
Hch 4, 32-35; Sal 117, 2-4.16-18.22-24;
1Jn 5, 1-6; Jn 20, 19-31
Intenciones por las que el Papa quiere
que recemos durante el mes de abril
Intención general:
Para que las personas aprendan a respetar
la creación y a cuidarla como don de Dios.
Intención misional:
Para que los cristianos perseguidos sientan la presencia
reconfortante del Señor Resucitado y la solidaridad de
toda la Iglesia.
Intención de la CEE
Por los catecúmenos adultos, para que se preparen bien
a recibir el Bautismo y la Confirmación y a participar en
la Eucaristía, y sean miembros vivos de la Iglesia y
colaboradores activos de su misión.

¡HA RESUCITADO! ¡ALELUYA!

Más contenido relacionado

La actualidad más candente (20)

22-03-15
22-03-1522-03-15
22-03-15
 
18/05/2014
18/05/201418/05/2014
18/05/2014
 
29/06/2014
29/06/201429/06/2014
29/06/2014
 
27/04/14
27/04/1427/04/14
27/04/14
 
19/05/2014
19/05/201419/05/2014
19/05/2014
 
28/12/14
28/12/1428/12/14
28/12/14
 
06-11-16
06-11-1606-11-16
06-11-16
 
19-03-17
19-03-1719-03-17
19-03-17
 
01/6/14
01/6/1401/6/14
01/6/14
 
26-10-14
26-10-1426-10-14
26-10-14
 
08/06/14
08/06/1408/06/14
08/06/14
 
22/02/2015
22/02/201522/02/2015
22/02/2015
 
Numero 492 13042014 anþo10
Numero 492 13042014 anþo10 Numero 492 13042014 anþo10
Numero 492 13042014 anþo10
 
5/11/17
5/11/175/11/17
5/11/17
 
.21-09-2014
.21-09-2014.21-09-2014
.21-09-2014
 
29-03-15
29-03-1529-03-15
29-03-15
 
14-01-2018
14-01-201814-01-2018
14-01-2018
 
27/03/16
27/03/1627/03/16
27/03/16
 
03/08/14
03/08/1403/08/14
03/08/14
 
03/05/14
03/05/1403/05/14
03/05/14
 

Destacado (20)

25-09-2016
25-09-201625-09-2016
25-09-2016
 
20/03/16
20/03/1620/03/16
20/03/16
 
16/03/2014
16/03/201416/03/2014
16/03/2014
 
01-01-17
01-01-1701-01-17
01-01-17
 
5-7-2015
5-7-20155-7-2015
5-7-2015
 
30-10-16
30-10-1630-10-16
30-10-16
 
17-01-16
17-01-1617-01-16
17-01-16
 
13/07/2014
13/07/201413/07/2014
13/07/2014
 
25-10-15
25-10-1525-10-15
25-10-15
 
púlpito.5
púlpito.5púlpito.5
púlpito.5
 
17-04-16
17-04-1617-04-16
17-04-16
 
18/12/16
18/12/1618/12/16
18/12/16
 
23/03/2014
23/03/201423/03/2014
23/03/2014
 
Púlpito 12-01-2013
Púlpito 12-01-2013Púlpito 12-01-2013
Púlpito 12-01-2013
 
Numero 481 26012014 anþo10
Numero 481 26012014 anþo10 Numero 481 26012014 anþo10
Numero 481 26012014 anþo10
 
Púlpito 19/01/14
Púlpito 19/01/14Púlpito 19/01/14
Púlpito 19/01/14
 
19-06-2016
19-06-201619-06-2016
19-06-2016
 
3-1-16
3-1-163-1-16
3-1-16
 
Numero 493 20042014 anþo10
Numero 493 20042014 anþo10  Numero 493 20042014 anþo10
Numero 493 20042014 anþo10
 
4/1/2015
4/1/20154/1/2015
4/1/2015
 

Similar a 05-05-15 (20)

12-04-2015
12-04-201512-04-2015
12-04-2015
 
8-1-2017
8-1-20178-1-2017
8-1-2017
 
Hoja parroquial n36
Hoja parroquial n36Hoja parroquial n36
Hoja parroquial n36
 
Exaltación de la Santa Cruz
Exaltación de la Santa CruzExaltación de la Santa Cruz
Exaltación de la Santa Cruz
 
Domingoresurrección2013 blog
Domingoresurrección2013 blogDomingoresurrección2013 blog
Domingoresurrección2013 blog
 
Palabra. 2013 14 ciclo a. 3
Palabra. 2013 14 ciclo a. 3Palabra. 2013 14 ciclo a. 3
Palabra. 2013 14 ciclo a. 3
 
08-05-16
08-05-1608-05-16
08-05-16
 
Domingo de Resurrección (2017)
Domingo de Resurrección (2017)Domingo de Resurrección (2017)
Domingo de Resurrección (2017)
 
Caminoalacruz all
Caminoalacruz allCaminoalacruz all
Caminoalacruz all
 
Nuestra iglesia 73
Nuestra iglesia 73Nuestra iglesia 73
Nuestra iglesia 73
 
Guión 24 enero
Guión 24 eneroGuión 24 enero
Guión 24 enero
 
I-Domingo-de-Pascua-C-17-04-2022.pdf
I-Domingo-de-Pascua-C-17-04-2022.pdfI-Domingo-de-Pascua-C-17-04-2022.pdf
I-Domingo-de-Pascua-C-17-04-2022.pdf
 
2014 Dgo 2 de Noviembre
2014  Dgo 2 de Noviembre2014  Dgo 2 de Noviembre
2014 Dgo 2 de Noviembre
 
15-02-15
15-02-1515-02-15
15-02-15
 
Enseñanzas del papa francisco no 4
Enseñanzas del papa francisco no 4Enseñanzas del papa francisco no 4
Enseñanzas del papa francisco no 4
 
Bautismo del señor
Bautismo del señorBautismo del señor
Bautismo del señor
 
Resurrreccion
ResurrreccionResurrreccion
Resurrreccion
 
15-11-15
15-11-1515-11-15
15-11-15
 
Dia25 jul12
Dia25 jul12Dia25 jul12
Dia25 jul12
 
Dia25 jul12
Dia25 jul12Dia25 jul12
Dia25 jul12
 

05-05-15

  • 1. Año 11, nº 543 - 05 de abril de 2015 “Él había de resucitar de entre los muertos” EL PÚLPITO PARROQUIA DE NTRA. SRA. DE LA MEDALLA MILAGROSA EL PUERTO DE SANTA MARÍA (CÁDIZ) DOMINGO DE PASCUA DE LA RESURRECCIÓN DEL SEÑOR ¿Podemos pedir algo más y mejor que la felicidad? Hemos visto tantos gestos de Jesús en estos días. Hemos compartido tantos sentimientos en su camino hacia la Pasión y Muerte que este día de Resurrección se convierte para nosotros en un momento apoteósico y de triunfo: ¡Ha resucitado! Este el objetivo de la cuaresma. La verdad que latía en lo más hondo de e s t o s d í a s qu e h e m o s celebrado. Detrás de todo, el amor de Dios se manifiesta en la vida que quiere para sus hijos. ¿Qué puede esperar un Padre, como Dios, sino vida para sus h i j o s ? ¡ P o r n o s o t r o s resucitó! ¡Para vosotros lo r e s u c i t é ! ¡ C o n É l r e s u c i t a r e m o s ! S o n aclamaciones de júbilo y de fe que, espontáneamente, deben de salir del corazón tocado por la gracia de estos días de la Pascua. No podemos vivir indiferentes y sordos ante el anuncio de esta mañana donde Jesús sale victorioso y vuelve a compartir una existencia totalmente nueva. ¿Que es difícil de entender o de comprender? Pongamos el corazón, la credulidad y Dios hará lo demás. El Jesús que vino en Belén como buena noticia, una vez más, surge del sepulcro para darnos vida pero eterna. Nos hace renacer a una vida de eternidad ¡Dios mío qué gran regalo! La frontera de la muerte ha sido rebasada, destruida. Caen los muros que separaban a Dios del hombre. La muerte ha sido, no solamente ganada a pulso, sino traspasada y rebasada con creces por la misma persona de Jesús. Y, por si fuera poco, Jesús nos engancha a todos y nos hace partícipes de este gran don: ¡la Resurrección! Hoy es una de esas mañanas que quedará para siempre grabada en la conciencia, en la reunión y en el ser de un cristiano: el día primero de la semana. En este día, el Señor, actuó. Intervino b r i l l a n t e m e n t e y p o r sorpresa. Ante un mundo vacío y al que le gusta juguetear con la nada, Jesús se convierte en un punto de referencia. En una cuerda a la que agarrarnos para no dejarnos vencer por las dificultades y por las pruebas cotidianas. ¡Quién cómo Dios! Para dar vida después de la muerte. Para lapidar las aflicciones de nuestros caminos con la luz de la Pascua. ¡Quién c ó m o D i o s ! P a r a t r a n s p o r t a r n o s e l / a l esplendor y el resplandor de la Pascua. ¡Ha resucitado el Señor! Hoy brilla en el cielo, después de la noche oscura q u e a s u s t a b a a l a humanidad, la posibilidad de un final y de un futuro feliz. ¡Quién como Dios! Sólo Él es capaz de llenar y de orientar nuestra alma hacia la ciudad de la eternidad. Lo demás, y lo sabemos por la ansiedad que produce el tener, nos conduce a la insatisfacción, al agobio o a l a s e n s a c i ó n d e inestabilidad. ¡Quién como Dios! Nos lo anuncian y comunican las campanas que en el DOMINGO más grande del año, convocan para alabar, escuchar y disfrutar con la presencia resucitada y resucitadora de Jesús. Un Jesús que ha proclamado con valentía y libremente la bondad de Dios, invitado al ejercicio del amor, bajando a la muerte pero –sabiendo- que todo era, ni más ni menos, en beneficio del hombre. Hemos acelerado el caminar. T a m b i é n n o s o t r o s queríamos ver el sepulcro vacío. ¡Ojalá muchos de nuestros hermanos lo viesen tan a las claras como nosotros! ¡Bendita la fe que es don para comprender y ver lo que muchos no entienden ni intuyen! Hemos activado el paso porque necesitábamos revivir nuestra fe con los colores de la Pascua y de la fiesta que reviste esta c a s a . S i e n N a v i d a d entonábamos ¡Aleluya, el Señor ha nacido! En este mismo lugar, en el alba de la Pascua gritamos con más fuerza ¡Aleluya, el Señor ha resucitado! ¡Aleluya, el Señor nos llama a una vida n u e v a ! N o s h e m o s apresurado madrugadores, porque hemos creído todo lo que Jesús ha dicho estos días atrás. Nos dejamos l l e v a r p o r É l . ¡ I m p r e s i o n a d o s n o s quedamos con el Señor de los milagros! ¡Seducidos por su palabra! ¡Conquistados por los valores de su reino! ¡Escuchad, hombres de la tierra! ¡Ha resucitado! Como iglesia hemos comido juntos y reafirmado nuestra fe. Ahora es el momento de proclamarla a los cuatro vientos. ¿Que muchos no escucharán el latido de nuestro corazón pascual? ¡Insistiremos por Dios y por ellos mismos! Aunque algunos no se molesten en asomarse al sepulcro, n o s o t r o s s e g u i r e m o s señalando una gran verdad: ¡Jesús no está porque ha resucitado! Aunque algunos, no quieran ver a Jesús, les ayudaremos a encontrar las gafas de la fe que les posibilite, como a nosotros, ser hombres y mujeres de Pascua. Y si los ojos cegados p o r e l l o d o i m p i d e n contemplar las vendas tiradas por el duro suelo, nos desataremos de aquellas cuerdas que no nos dejan d a r r a z ó n d e C r i s t o victorioso. ¡Ha resucitado! Esta alborada, es el sol más b r i l l a n t e d e l a ñ o , e l amanecer con más futuro para el hombre, la noticia q u e n i n g ú n m e d i o d e comunicación social tendría que dejar de señalar en primera página: ¡hoy el hombre, por fin, tiene s o l u c i ó n ! ¡ C r i s t o h a resucitado! Javier  Leoz,  sacerdote ¡Qué mañana, Dios mío! ¡Feliz Pascua! ¡Somos felices!
  • 2. PRIMERA LECTURA (Hch 10, 34a.37-43) “Pero Dios lo resucitó al tercer día y nos lo hizo ver” En aquellos días, Pedro tomó la palabra y dijo: “Conocéis lo que sucedió en el país de los judíos, cuando Juan predicaba el bautismo, aunque la cosa empezó en Galilea. Me refiero a Jesús de Nazaret, ungido por Dios con la fuerza del Espíritu Santo, que pasó haciendo el bien y curando a los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él. Nosotros somos testigos de todo lo que hizo en Judea y en Jerusalén. Lo mataron colgándolo de un madero. Pero Dios lo resucitó al tercer día y nos lo hizo ver, no a todo el pueblo, sino a los testigos que él había designado: a nosotros, que hemos comido y bebido con él después de su resurrección. Nos encargó predicar al pueblo, dando solemne testimonio de que Dios lo ha nombrado juez de vivos y muertos. El testimonio de los profetas es unánime: que los que creen en él reciben, por su nombre, el perdón de los pecados”. SALMO RESPONSORIAL (Sal 117, 1-2.16-17.22–23) R: Este es el día en que actuó el Señor: sea nuestra alegría y nuestro gozo Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia. Diga la casa de Israel: eterna es su misericordia. R. La diestra del Señor es poderosa, la diestra del Señor es excelsa. No he de morir, viviré para contar las hazañas del Señor. R. La piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular. Es el Señor quien lo ha hecho, ha sido un milagro patente. R. SEGUNDA LECTURA (Col 3, 1-4) “Aspirad a los bienes de arriba, no a los de la tierra” Hermanos: Ya que habéis resucitado con Cristo, buscad los bienes de allá arriba, donde está Cristo, sentado a la derecha de Dios; aspirad a los bienes de arriba, no a los de la tierra. Porque habéis muerto, y vuestra vida está con Cristo escondida en Dios. Cuando aparezca Cristo, vida nuestra, entonces también vosotros apareceréis, juntamente con él, en la gloria. SANTO EVANGELIO (Jn 20, 1-9) “Se han llevado del sepulcro al Señor” El primer día de la semana, María Magdalena fue al sepulcro al amanecer, cuando aún estaba oscuro, y vio la losa quitada del sepulcro. Echó a correr y fue donde estaba Simón Pedro y el otro discípulo, a quien tanto quería Jesús, y les dijo: “Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto”. Salieron Pedro y el otro discípulo camino del sepulcro. Los dos corrían juntos, pero el otro discípulo corría más que Pedro; se adelantó y llegó primero al sepulcro; y, asomándose, vio las vendas en el suelo; pero no entró. Llegó también Simón Pedro detrás de él y entró en el sepulcro: vio las vendas en el suelo y el sudario con que le habían cubierto la cabeza, no por el suelo con las vendas, sino enrollado en un sitio aparte. Entonces entró también el otro discípulo, el que había llegado primero al sepulcro; vio y creyó. Pues hasta entonces no habían entendido la Escritura: que él había de resucitar de entre los muertos. “Él había de resucitar de entre los muertos” Parroquia de Ntra. Sra. de la Medalla Milagrosa. C/Federico García Lorca, s/n. Apdo. de correos, 164. 11.500 El Puerto de Santa María. Tlfno: 956 85 65 61. Envíe sus aportaciones a hojaparroquialmilagrosa@yahoo.es Tiempo de oración Lecturas de la próxima semana (1ª semana del salterio) Lunes 6: San Guillermo Hch 2, 14.22-32; Sal 15, 1-2.5-11; Mt 28, 8-15 Martes 7: San Juan B. de la Salle Hch 2, 36-41; Sal 32, 4-5.18-22; Jn 20, 11-18 Miércoles 8: San Dionisio de Corinto Hch 3, 1-10; Sal 104, 1-9; Lc 24, 13a.15-17a.19b-32 Jueves 9: Santa Casilda Hch 3, 11-26; Sal 8, 2a.5-9; Lc 24, 35-48 Viernes 10: San Miguel de los Santos Hch 4, 1-12; Sal 117, 1-4.22-27; Jn 21, 1-14 Sábado 11: San Estanislao Hch 4, 13-21; Sal 117, 1.14-21; Mc 16, 9-15 Domingo 12: San Damián Hch 4, 32-35; Sal 117, 2-4.16-18.22-24; 1Jn 5, 1-6; Jn 20, 19-31 Intenciones por las que el Papa quiere que recemos durante el mes de abril Intención general: Para que las personas aprendan a respetar la creación y a cuidarla como don de Dios. Intención misional: Para que los cristianos perseguidos sientan la presencia reconfortante del Señor Resucitado y la solidaridad de toda la Iglesia. Intención de la CEE Por los catecúmenos adultos, para que se preparen bien a recibir el Bautismo y la Confirmación y a participar en la Eucaristía, y sean miembros vivos de la Iglesia y colaboradores activos de su misión.
 ¡HA RESUCITADO! ¡ALELUYA!