SlideShare una empresa de Scribd logo
- Díaz Bustamante Rocio 
- Hna. Rosa Rodríguez 
- Educación Religiosa
Documento que busca un consenso entre abundantes y diversos temas que 
elaboraron diferentes comisiones en 19 jornadas de intensa oración, intercambios y 
reflexión 
Esto explica las repeticiones y las apreciaciones diferentes y a veces contradictorias 
sobre un mismo tema. Todo esto no es negativo, al contrario, muestra que la Iglesia 
está viva y produce un documento también vivo 
No es un documento muerto para guardar en la biblioteca de una curia. El 
documento no es homogéneo, como si lo hubiera escrito un solo autor. Hay conflictos 
entre distintas opciones y modelos. 
Aparecida es más que un documento, es un camino, una tarea, una esperanza
El documento de Aparecida en general usa un discurso positivo, con intensa apertura al 
Espíritu y gran capacidad de discernimiento de la realidad, sin embargo se expresa en 
discursos muy diferentes: 
Discursos teológicos y doctrinarios abstractos, sin ninguna referencia a realidades 
históricas. Son textos normalmente abundantes en citas bíblicas y documentos del 
Magisterio, que repiten temas ya conocidos y sin mayor relación con Aparecida. 
Discursos teológicos articulados con realidades eclesiales históricas. Por 
ejemplo: articulación entre cristología y opción preferencial por los pobres. 
Discursos éticos relacionados con realidades sociales, económicas y 
culturales. 
Discursos sobre lo que debería ser, pero en realidad no es. Hay una inmensidad de textos 
que hablan de realidades eclesiales como si estas existieran, pero que en la realidad no 
existen
Discursos defensivos de lo que amenazaría a la Iglesia desde fuera, pero 
que, por falta de capacidad de autocrítica, ignora los problemas existentes al 
interior de la Iglesia. 
Discursos fundamentalistas, donde todo se reduce a una sola realidad, una 
sola fuente, un solo espacio, una sola fuente. 
Discursos agresivos contra realidades que no están bien definidas o son 
inexistentes. 
Discursos que transmiten esperanza, y otros dominados todavía por el 
miedo.
Primera Parte: La Vida de Nuestros 
Pueblos Hoy 
1. Los discípulos misioneros 
2. Mirada de los discípulos misioneros 
sobre la realidad 
Segunda Parte: La Vida de Jesucristo 
en los Discípulos Misio-neros 
3. La alegría de ser discípulos misioneros 
para anunciar el Evangelio 
4. La vocación de los discípulos 
misioneros a la santidad 
5. La comunión de los discípulos 
misioneros en la Iglesia 
6. El itinerario formativo de los discípulos 
misioneros 
Tercera Parte: La Vida de Jesucristo 
para Nuestros Pueblos 
7. La misión de los discípulos al servicio 
de la vida plena 
8. Reino de Dios y promoción de la 
dignidad humana 
9. Familia, personas y vida 
10. Nuestros pueblos y la cultura
Primera Parte: La Vida de Nuestros Pueblos Hoy 
Capítulo 1: Los discípulos misioneros 
-Si no conocemos a Dios en Cristo y con Cristo, toda la 
realidad se convierte en un enigma indescifrable. El 
Dios de rostro humano, es nuestro verdadero y único 
salvador. 
- En el rostro de Jesús podemos ver con la mirada de 
la fe el rostro humillado de tantos hombres y mujeres 
de nuestros pueblos.
Capítulo 2: Mirada de los discípulos misioneros 
sobre la realidad 
-“Sólo quien reconoce a Dios, conoce la realidad 
y puede responder a ella de modo adecuado y 
realmente humano”. La fe en Dios dependería el 
conocimiento y la salvación de toda la 
humanidad. Pero, ¿cuál Dios? Los cristianos 
solamente podemos hablar de Dios a partir del 
Jesús histórico y del Reino de Dios. 
-Vivimos un cambio de época cuyo nivel más 
profundo es el cultural. Se desvanece la 
concepción integral del ser humano, su relación 
con el mundo y con Dios… “Quien excluye a Dios 
de su horizonte, falsifica el concepto de la 
realidad y sólo puede terminar en caminos 
equivocados y con recetas destructivas.
-Jesucristo es la plenitud de la revelación para todos los 
pueblos y el centro fundamental de referencia para 
discernir los valores y las deficiencias de todas las culturas, 
incluidas las indígenas. 
-La Iglesia Católica en América Latina y El Caribe, a pesar 
de las deficiencias y ambigüedades, ha dado testimonio 
de Cristo, anunciado su Evangelio y brindado su servicio de 
caridad particularmente a los más pobres, en el esfuerzo 
por promover su dignidad, y también en el empeño de 
promoción humana en los campos de la salud, 
economía solidaria, educación, trabajo, acceso a la tierra, 
cultura, vivienda y asistencia, entre otros.
Segunda Parte: La Vida de Jesucristo en los Discípulos 
Misioneros 
Capítulo 3: La alegría de ser discípulos misioneros 
para anunciar el Evangelio de Jesucristo 
- Alabamos a Dios por los hombres y mujeres que movidos por su 
fe, han trabajado incansablemente en defensa de la dignidad 
de la persona humana, especialmente de los pobres y 
marginados. 
-Alabamos a Dios por el don maravilloso de la vida y por quienes 
la honran y la dignifican al ponerla al servicio de los demás 
-Jesús defiende los derechos de los débiles y la vida digna de 
todo ser humano. Agradecemos a Cristo que nos revela que 
“Dios es amor y vive en sí mismo un misterio personal de amor”. 
-El trabajo garantiza la dignidad y la libertad del hombre, es 
probablemente “la clave esencial de toda ‘la cuestión social’”.
Capítulo 4: La vocación de los discípulos 
misioneros a la santidad 
-Dios Padre sale de sí, por así decirlo, para llamarnos a 
participar de su vida y de su gloria. Mediante Israel, 
pueblo que hace suyo, Dios nos revela su proyecto de 
vida. 
-Con la parábola de la Vid y los Sarmientos Jesús 
revela el tipo de vinculación que Él ofrece y que espera 
de los 
suyos. No quiere una vinculación como “siervos” porque 
“el siervo no conoce lo que hace su señor”. Jesús quiere 
que su discípulo se vincule a Él como “amigo" y como 
“hermano”. El “amigo” ingresa a su Vida, haciéndola 
propia. 
-Como discípulos y misioneros, estamos llamados a 
intensificar nuestra respuesta de fe y a anunciar que 
Cristo ha redimido todos los pecados y males de la 
humanidad,
Capítulo 5: La comunión de los discípulos 
misioneros en la Iglesia 
Comunidades Eclesiales de Base y Pequeñas 
comunidades 
-Las Comunidades Eclesiales de Base han sido escuelas que 
han ayudado a formar cristianos comprometidos con su fe, 
discípulos y misioneros del Señor. 
- Estas tienen la Palabra de Dios como fuente de su 
espiritualidad y la orientación de sus Pastores como guía que 
asegura la comunión eclesial. Son fuente y semilla de 
variados servicios y ministerios a favor de la vida en la 
sociedad y en la Iglesia. 
Las Conferencias Episcopales y la comunión entre las 
Iglesias 
-Los obispos encuentran su espacio de discernimiento 
solidario de los grandes problemas de la sociedad y de 
la 
Iglesia. y el estímulo para brindar las orientaciones 
pastorales que animen a los miembros del Pueblo de 
Dios a asumir con fidelidad y decisión su vocación de 
ser discípulos misioneros.
Identidad y misión de los presbíteros 
Valoramos y agradecemos que la mayoría de los 
presbíteros vivan su ministerio con fidelidad y sean 
modelo para los demás, que saquen tiempo para su 
formación permanente, que cultiven una vida espiritual 
que estimula a los demás presbíteros 
Los que han dejado la Iglesia para unirse a otros 
grupos religiosos 
El compromiso misionero de toda la comunidad. 
Ella sale al encuentro de los alejados, se interesa 
por su situación, a fin de reencontrarlos con la 
Iglesia e invitarlos a volver a ella
Capítulo 6: El itinerario formativo de los 
discípulos misioneros 
Lugares de encuentro con Jesucristo 
-Con las palabras del papa Benedicto XVI 
repetimos con certeza: “¡La Iglesia es nuestra 
casa! ¡Esta es nuestra casa! ¡En la Iglesia 
Católica tenemos todo lo que es bueno, 
todo lo que es motivo de seguridad y de 
consuelo! 
¡Quien acepta a Cristo: Camino, Verdad y 
Vida, en su totalidad, tiene garantizada la 
paz y la felicidad, en esta y en la otra vida!”. 
Pequeñas comunidades eclesiales 
Es preciso reanimar los procesos de formación 
de pequeñas comunidades en el Continente, a 
través de las pequeñas comunidades, también se 
podría llegar a los alejados, a los indiferentes y a 
los que alimentan descontento o resentimientos 
frente a la Iglesia.
Los movimientos eclesiales y nuevas 
comunidades 
Conviene prestar especial acogida y valorización 
a aquellos movimientos eclesiales como son el 
Opus Dei, los Legionarios de Cristo y otros 
similares
Tercera Parte: La Vida de Jesucristo para 
Nuestros Pueblos 
Capítulo 7: La misión de los discípulos al 
servicio de la vida plena 
Jesús al servicio de la vida 
“En el más humilde encontramos a Jesús 
mismo”. Por eso San Juan Crisóstomo exhortaba: 
“¿Quieren en verdad honrar el cuerpo de Cristo? 
Variadas dimensiones de la vida en 
Cristo 
La vida en Cristo incluye la alegría de comer juntos, el 
entusiasmo por progresar, el gusto de trabajar y de aprender, 
el gozo de servir a quien nos necesite, el contacto con la 
naturaleza, el entusiasmo de los proyectos comunitarios
Al servicio de una vida plena para todos 
“Nosotros sabemos que hemos pasado de la 
muerte a la vida porque amamos a los 
hermanos. El que no ama permanece en la 
muerte” 
Una misión para comunicar vida 
La Iglesia necesita una fuerte conmoción que le 
impida instalarse en la comodidad, el 
estancamiento y en la tibieza 
Conversión pastoral y renovación 
misionera de las comunidades 
Esta firme decisión misionera debe impregnar 
todas las estructuras eclesiales y todos los planes 
pastorales de diócesis, parroquias, comunidades 
religiosas, movimientos, y de cualquier institución 
de la Iglesia
Capítulo 8: Reino de Dios y promoción de la 
dignidad humana 
Reino de Dios, justicia social y caridad cristiana 
Se requiere que las obras de misericordia estén 
acompañadas por la búsqueda de una verdadera 
justicia social… la Iglesia “no puede ni debe 
quedarse al margen en la lucha por la justicia” 
La opción preferencial por los pobres y 
excluidos 
Nuestra fe proclama que “Jesucristo es el rostro 
humano de Dios y el rostro divino del hombre”. Por 
eso “la opción preferencial por los pobres está 
implícita en la fe cristológica en aquel Dios que se 
ha hecho pobre por nosotros, para enriquecernos 
con su pobreza
Rostros sufrientes que nos duelen 
Personas que viven en la calle en las 
grandes urbes 
Migrantes 
Enfermos 
Adictos dependientes 
Detenidos en cárceles
Capítulo 9: Familia, personas y vida 
La dignidad y participación de las 
mujeres 
En una época de marcado machismo, la 
práctica de Jesús fue decisiva para significar 
la dignidad de la mujer y su valor 
indiscutible. El canto del Magnificat 
muestra a María como mujer capaz de 
comprometerse con su realidad y de tener 
una voz profética ante ella. 
La cultura de la vida: su proclamación 
y su defensa 
La globalización influye en las ciencias y en sus 
métodos prescindiendo de los cauces éticos. Los 
discípulos de Jesús tenemos que llevar el 
Evangelio al gran escenario de las mismas, 
promover el diálogo entre ciencia y fe, y en 
ese contexto presentar la defensa de la vida.
Capítulo 10: Nuestros pueblos y la cultura 
Pastoral de la comunicación social 
“En nuestro siglo tan influenciado por los 
medios de comunicación social, el primer 
anuncio, la catequesis o el ulterior 
ahondamiento de la fe, no pueden prescindir 
de esos medios”. 
Nuevos areópagos y centros de 
decisión 
Dios no es sólo la suma Verdad. Él es 
también la suma Bondad y la suprema 
Belleza. Por eso, “la sociedad tiene 
necesidad de artistas, de la misma manera 
como necesita de científicos, técnicos, 
trabajadores, especialistas
Discípulos y misioneros en la vida 
pública 
Los discípulos y misioneros de Cristo deben 
iluminar con la luz del Evangelio todos los 
ámbitos de la vida social. La opción preferencial 
por los pobres, de raíz evangélica, exige una 
atención pastoral atenta a los constructores de 
la sociedad. 
La pastoral urbana 
En el mundo urbano acontecen complejas 
transformaciones socioeconómicas, culturales, 
políticas y religiosas que hacen impacto en todas 
las dimensiones de la vida. Está compuesto de 
ciudades satélites y de barrios periféricos.
CONCLUSIÓN 
Esta V Conferencia… desea despertar la Iglesia en América 
Latina y El Caribe para un gran impulso misionero… No 
podemos quedarnos tranquilos en espera pasiva en 
nuestros templos, sino urge acudir en todas las direcciones 
para proclamar que el mal y la muerte no tienen la última 
palabra, que el amor es más fuerte, que hemos sido 
liberados y salvados por la victoria pascual del Señor de la 
historia, que Él nos convoca en Iglesia, y que quiere 
multiplicar el número de sus discípulos y misioneros en la 
construcción de su Reino en nuestro Continente.

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Taller Misión de la Iglesia
Taller Misión de la IglesiaTaller Misión de la Iglesia
Taller Misión de la Iglesia
Alianza Cristiana y Misionera
 
Estrategías pastorales
Estrategías pastoralesEstrategías pastorales
Estrategías pastorales
Ernestina Sandoval
 
Historia de la iglesia
Historia de la iglesiaHistoria de la iglesia
Historia de la iglesia
P. Guillermo Villarreal Chapa
 
Rito de aceptacion en el catecumenado
Rito de aceptacion en el catecumenadoRito de aceptacion en el catecumenado
Rito de aceptacion en el catecumenado
EmanuelEstrada
 
El kerigma pbro josé guadalupe ramos valecia
El kerigma pbro josé guadalupe ramos valeciaEl kerigma pbro josé guadalupe ramos valecia
El kerigma pbro josé guadalupe ramos valecia
dipakcuautitlan
 
Curso de liturgia 2012
Curso de liturgia 2012Curso de liturgia 2012
Curso de liturgia 2012
Jose Alberto Llaullipoma Romaní
 
Vocación del catequista
Vocación del catequistaVocación del catequista
Vocación del catequista
Gilma Bosquez
 
Documento de aparecida
Documento de aparecidaDocumento de aparecida
Documento de aparecida
LupitaVivar
 
Sesión iv.perfil del catequista
Sesión iv.perfil del catequistaSesión iv.perfil del catequista
Sesión iv.perfil del catequista
Ángela Patricia Cadavid Vélez
 
Sacramentodelaeucarista 140603174736-phpapp01
Sacramentodelaeucarista 140603174736-phpapp01Sacramentodelaeucarista 140603174736-phpapp01
Sacramentodelaeucarista 140603174736-phpapp01
Luz Milagro
 
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmáticaCatequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Hugo Quintanilla
 
Lumen Gentium comentarios
Lumen Gentium comentariosLumen Gentium comentarios
Lumen Gentium comentarios
Ricardo ZG
 
Lumen gentium
Lumen gentium  Lumen gentium
Lumen gentium
CaEdBeSi
 
4. la sacrosanctum concilium ad extra
4.  la sacrosanctum concilium ad extra4.  la sacrosanctum concilium ad extra
4. la sacrosanctum concilium ad extra
Miguel Vargas
 
Misterio pascual 2do.
Misterio pascual 2do.Misterio pascual 2do.
Misterio pascual 2do.
Alain Montalvo Salazar
 
Los sacramentos-power-point1
Los sacramentos-power-point1Los sacramentos-power-point1
Los sacramentos-power-point1
CAPELLANIA LATINOAMERICANA DE LONDRES
 
Programa de discipulado
Programa de discipuladoPrograma de discipulado
Programa de discipulado
juan caly
 
Sacramentos y sacramentales
Sacramentos y sacramentalesSacramentos y sacramentales
Sacramentos y sacramentales
Diffusor Fidei
 
Sacramento de la Reconciliación
Sacramento de la ReconciliaciónSacramento de la Reconciliación
Sacramento de la Reconciliación
Lucy Marquez
 
Evangelii Gaudium - presentacion
Evangelii Gaudium - presentacionEvangelii Gaudium - presentacion
Evangelii Gaudium - presentacion
Departamento Comunicación Cdgr
 

La actualidad más candente (20)

Taller Misión de la Iglesia
Taller Misión de la IglesiaTaller Misión de la Iglesia
Taller Misión de la Iglesia
 
Estrategías pastorales
Estrategías pastoralesEstrategías pastorales
Estrategías pastorales
 
Historia de la iglesia
Historia de la iglesiaHistoria de la iglesia
Historia de la iglesia
 
Rito de aceptacion en el catecumenado
Rito de aceptacion en el catecumenadoRito de aceptacion en el catecumenado
Rito de aceptacion en el catecumenado
 
El kerigma pbro josé guadalupe ramos valecia
El kerigma pbro josé guadalupe ramos valeciaEl kerigma pbro josé guadalupe ramos valecia
El kerigma pbro josé guadalupe ramos valecia
 
Curso de liturgia 2012
Curso de liturgia 2012Curso de liturgia 2012
Curso de liturgia 2012
 
Vocación del catequista
Vocación del catequistaVocación del catequista
Vocación del catequista
 
Documento de aparecida
Documento de aparecidaDocumento de aparecida
Documento de aparecida
 
Sesión iv.perfil del catequista
Sesión iv.perfil del catequistaSesión iv.perfil del catequista
Sesión iv.perfil del catequista
 
Sacramentodelaeucarista 140603174736-phpapp01
Sacramentodelaeucarista 140603174736-phpapp01Sacramentodelaeucarista 140603174736-phpapp01
Sacramentodelaeucarista 140603174736-phpapp01
 
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmáticaCatequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
 
Lumen Gentium comentarios
Lumen Gentium comentariosLumen Gentium comentarios
Lumen Gentium comentarios
 
Lumen gentium
Lumen gentium  Lumen gentium
Lumen gentium
 
4. la sacrosanctum concilium ad extra
4.  la sacrosanctum concilium ad extra4.  la sacrosanctum concilium ad extra
4. la sacrosanctum concilium ad extra
 
Misterio pascual 2do.
Misterio pascual 2do.Misterio pascual 2do.
Misterio pascual 2do.
 
Los sacramentos-power-point1
Los sacramentos-power-point1Los sacramentos-power-point1
Los sacramentos-power-point1
 
Programa de discipulado
Programa de discipuladoPrograma de discipulado
Programa de discipulado
 
Sacramentos y sacramentales
Sacramentos y sacramentalesSacramentos y sacramentales
Sacramentos y sacramentales
 
Sacramento de la Reconciliación
Sacramento de la ReconciliaciónSacramento de la Reconciliación
Sacramento de la Reconciliación
 
Evangelii Gaudium - presentacion
Evangelii Gaudium - presentacionEvangelii Gaudium - presentacion
Evangelii Gaudium - presentacion
 

Destacado

Como fazer uma resenha
Como fazer uma resenhaComo fazer uma resenha
Como fazer uma resenha
Lorena Falqueto
 
Resenha celebrações populares paulistas - do popular ao profano
Resenha   celebrações populares paulistas - do popular ao profanoResenha   celebrações populares paulistas - do popular ao profano
Resenha celebrações populares paulistas - do popular ao profano
CarlosEdMusical
 
Documento De Aparecida
Documento De AparecidaDocumento De Aparecida
Documento De Aparecida
Hudson Barbosa
 
Dinamicas (1)
Dinamicas (1)Dinamicas (1)
Dinamicas (1)
Pejota2015
 
Documento de-aparecida e do caribe
Documento de-aparecida e do caribe Documento de-aparecida e do caribe
Documento de-aparecida e do caribe
Pejota2015
 
2 presentacion resumen aparecida
2 presentacion resumen aparecida2 presentacion resumen aparecida
2 presentacion resumen aparecida
Pastoralsalud Py
 
A pastoral familiar em síntese
A  pastoral familiar em sínteseA  pastoral familiar em síntese
A pastoral familiar em síntese
sfamilianeopolis
 
Conservação e técnicas de aplicação de vacinas
Conservação e técnicas de aplicação de vacinasConservação e técnicas de aplicação de vacinas
Conservação e técnicas de aplicação de vacinas
Maria Aparecida Bonfim
 
Documento de Aparecida
Documento de AparecidaDocumento de Aparecida
Documento de Aparecida
GRUPO DE ORAÇÃO ANJO RAFAEL
 
Maria no documento de aparecida
Maria no documento de aparecidaMaria no documento de aparecida
Maria no documento de aparecida
Afonso Murad (FAJE)
 
Doc aparecida
Doc aparecidaDoc aparecida
Doc aparecida
Manoel Nunes
 
Um novo começo com maria
Um novo começo com mariaUm novo começo com maria
Um novo começo com maria
Afonso Murad (FAJE)
 
Aparecida
AparecidaAparecida
Aparecida
rolanro
 

Destacado (13)

Como fazer uma resenha
Como fazer uma resenhaComo fazer uma resenha
Como fazer uma resenha
 
Resenha celebrações populares paulistas - do popular ao profano
Resenha   celebrações populares paulistas - do popular ao profanoResenha   celebrações populares paulistas - do popular ao profano
Resenha celebrações populares paulistas - do popular ao profano
 
Documento De Aparecida
Documento De AparecidaDocumento De Aparecida
Documento De Aparecida
 
Dinamicas (1)
Dinamicas (1)Dinamicas (1)
Dinamicas (1)
 
Documento de-aparecida e do caribe
Documento de-aparecida e do caribe Documento de-aparecida e do caribe
Documento de-aparecida e do caribe
 
2 presentacion resumen aparecida
2 presentacion resumen aparecida2 presentacion resumen aparecida
2 presentacion resumen aparecida
 
A pastoral familiar em síntese
A  pastoral familiar em sínteseA  pastoral familiar em síntese
A pastoral familiar em síntese
 
Conservação e técnicas de aplicação de vacinas
Conservação e técnicas de aplicação de vacinasConservação e técnicas de aplicação de vacinas
Conservação e técnicas de aplicação de vacinas
 
Documento de Aparecida
Documento de AparecidaDocumento de Aparecida
Documento de Aparecida
 
Maria no documento de aparecida
Maria no documento de aparecidaMaria no documento de aparecida
Maria no documento de aparecida
 
Doc aparecida
Doc aparecidaDoc aparecida
Doc aparecida
 
Um novo começo com maria
Um novo começo com mariaUm novo começo com maria
Um novo começo com maria
 
Aparecida
AparecidaAparecida
Aparecida
 

Similar a DOCUMENTO DE APARECIDA

Presentacion Resumen
Presentacion ResumenPresentacion Resumen
Presentacion Resumen
guestc69829
 
Todaaparecida exp
Todaaparecida expTodaaparecida exp
Todaaparecida exp
pazybien2
 
Cam 4 Manual Ponencias
Cam 4   Manual PonenciasCam 4   Manual Ponencias
Los Rostros De La MisióN
Los Rostros De La MisióNLos Rostros De La MisióN
Los Rostros De La MisióN
arocomunicacion
 
Elias mego heredia
Elias mego herediaElias mego heredia
Elias mego heredia
jironbalta
 
La revolución de la santidad
La revolución de la santidadLa revolución de la santidad
Elias mego heredia
Elias mego herediaElias mego heredia
Elias mego heredia
jironbalta
 
Irma mego heredia
Irma mego herediaIrma mego heredia
Irma mego heredia
garcilazodelavega
 
La crisis de la fe.lunes18 nk
La crisis de la fe.lunes18 nkLa crisis de la fe.lunes18 nk
La crisis de la fe.lunes18 nk
Rebeca Yarnold
 
Conferencia cardenal joao_braz_de_aviz
Conferencia cardenal joao_braz_de_avizConferencia cardenal joao_braz_de_aviz
Conferencia cardenal joao_braz_de_aviz
cnisbrasil
 
La Misión Continental Arquidiócesis de Medellín
La Misión Continental Arquidiócesis de MedellínLa Misión Continental Arquidiócesis de Medellín
La Misión Continental Arquidiócesis de Medellín
gloriapa90
 
Tema 3 bautismo
Tema 3 bautismoTema 3 bautismo
Tema 3 bautismo
Yolanda Padron
 
Pastoral Social Cuaresma 2012
Pastoral Social Cuaresma 2012Pastoral Social Cuaresma 2012
Pastoral Social Cuaresma 2012
Francisco Rodríguez
 
Viator web54es
Viator web54esViator web54es
Viator web54es
SERSO San Viator
 
T Pastoral
T PastoralT Pastoral
nucleo 1A "Cultura Institucional"
nucleo 1A "Cultura Institucional"nucleo 1A "Cultura Institucional"
nucleo 1A "Cultura Institucional"
juliovicente79
 
Expo de epistemologia
Expo de epistemologiaExpo de epistemologia
Expo de epistemologia
Diego Parra
 
CARTEL DE CONTENIDOS ED. RELIGIOSA.docx
CARTEL DE CONTENIDOS ED. RELIGIOSA.docxCARTEL DE CONTENIDOS ED. RELIGIOSA.docx
CARTEL DE CONTENIDOS ED. RELIGIOSA.docx
DolcaCarlaSnchezGonz
 
Nuestro Carisma
Nuestro CarismaNuestro Carisma
Nuestro Carisma
cvxjovenes
 
El ecumenismo
El ecumenismo El ecumenismo

Similar a DOCUMENTO DE APARECIDA (20)

Presentacion Resumen
Presentacion ResumenPresentacion Resumen
Presentacion Resumen
 
Todaaparecida exp
Todaaparecida expTodaaparecida exp
Todaaparecida exp
 
Cam 4 Manual Ponencias
Cam 4   Manual PonenciasCam 4   Manual Ponencias
Cam 4 Manual Ponencias
 
Los Rostros De La MisióN
Los Rostros De La MisióNLos Rostros De La MisióN
Los Rostros De La MisióN
 
Elias mego heredia
Elias mego herediaElias mego heredia
Elias mego heredia
 
La revolución de la santidad
La revolución de la santidadLa revolución de la santidad
La revolución de la santidad
 
Elias mego heredia
Elias mego herediaElias mego heredia
Elias mego heredia
 
Irma mego heredia
Irma mego herediaIrma mego heredia
Irma mego heredia
 
La crisis de la fe.lunes18 nk
La crisis de la fe.lunes18 nkLa crisis de la fe.lunes18 nk
La crisis de la fe.lunes18 nk
 
Conferencia cardenal joao_braz_de_aviz
Conferencia cardenal joao_braz_de_avizConferencia cardenal joao_braz_de_aviz
Conferencia cardenal joao_braz_de_aviz
 
La Misión Continental Arquidiócesis de Medellín
La Misión Continental Arquidiócesis de MedellínLa Misión Continental Arquidiócesis de Medellín
La Misión Continental Arquidiócesis de Medellín
 
Tema 3 bautismo
Tema 3 bautismoTema 3 bautismo
Tema 3 bautismo
 
Pastoral Social Cuaresma 2012
Pastoral Social Cuaresma 2012Pastoral Social Cuaresma 2012
Pastoral Social Cuaresma 2012
 
Viator web54es
Viator web54esViator web54es
Viator web54es
 
T Pastoral
T PastoralT Pastoral
T Pastoral
 
nucleo 1A "Cultura Institucional"
nucleo 1A "Cultura Institucional"nucleo 1A "Cultura Institucional"
nucleo 1A "Cultura Institucional"
 
Expo de epistemologia
Expo de epistemologiaExpo de epistemologia
Expo de epistemologia
 
CARTEL DE CONTENIDOS ED. RELIGIOSA.docx
CARTEL DE CONTENIDOS ED. RELIGIOSA.docxCARTEL DE CONTENIDOS ED. RELIGIOSA.docx
CARTEL DE CONTENIDOS ED. RELIGIOSA.docx
 
Nuestro Carisma
Nuestro CarismaNuestro Carisma
Nuestro Carisma
 
El ecumenismo
El ecumenismo El ecumenismo
El ecumenismo
 

Último

Francis Schaeffer HUYENDO DE LA RAZON.pdf
Francis Schaeffer HUYENDO DE LA RAZON.pdfFrancis Schaeffer HUYENDO DE LA RAZON.pdf
Francis Schaeffer HUYENDO DE LA RAZON.pdf
Oscar M Briones- Silva
 
Antropología Filosófica facil de entender.ppt
Antropología Filosófica facil de entender.pptAntropología Filosófica facil de entender.ppt
Antropología Filosófica facil de entender.ppt
FacundoRiquel
 
Homo Deus, Breve historia del mañana, Yuval Noah Harari
Homo Deus, Breve historia del mañana, Yuval Noah HarariHomo Deus, Breve historia del mañana, Yuval Noah Harari
Homo Deus, Breve historia del mañana, Yuval Noah Harari
Moisés Granados
 
62 El Milenio 23.08.17 .pdf
62 El Milenio 23.08.17              .pdf62 El Milenio 23.08.17              .pdf
62 El Milenio 23.08.17 .pdf
FedericoSalvadorWads1
 
El sentido de la vida.pdf Como ser ùtil en la vida
El sentido de la vida.pdf Como ser ùtil en la vidaEl sentido de la vida.pdf Como ser ùtil en la vida
El sentido de la vida.pdf Como ser ùtil en la vida
MayaJesseHidalgo
 
la iglesia en tiempo medieval (como era la iglesia a.c)
la iglesia en tiempo medieval (como era la iglesia a.c)la iglesia en tiempo medieval (como era la iglesia a.c)
la iglesia en tiempo medieval (como era la iglesia a.c)
amiryhonatan034
 
03c POR QUÉ LA IGLESIA - El RACIONALISMO - DENOMINADOR COMÚN - CIENTIFICISMO ...
03c POR QUÉ LA IGLESIA - El RACIONALISMO - DENOMINADOR COMÚN - CIENTIFICISMO ...03c POR QUÉ LA IGLESIA - El RACIONALISMO - DENOMINADOR COMÚN - CIENTIFICISMO ...
03c POR QUÉ LA IGLESIA - El RACIONALISMO - DENOMINADOR COMÚN - CIENTIFICISMO ...
Anahicabanillas
 
La Doctrina de la Trinidad, un pequeño librito
La Doctrina de la Trinidad, un pequeño libritoLa Doctrina de la Trinidad, un pequeño librito
La Doctrina de la Trinidad, un pequeño librito
Oscar M Briones- Silva
 
Presentación vida de San Juan María Vianney.pptx
Presentación vida de San Juan María Vianney.pptxPresentación vida de San Juan María Vianney.pptx
Presentación vida de San Juan María Vianney.pptx
ClaudiaZapata74
 
DIOS SU NOMBRE ES PADRE, IGLESIA CED.pptx
DIOS SU NOMBRE ES PADRE, IGLESIA CED.pptxDIOS SU NOMBRE ES PADRE, IGLESIA CED.pptx
DIOS SU NOMBRE ES PADRE, IGLESIA CED.pptx
jenune
 
COMO DEJAR EL ORGULLO SEGUN LA BIBLIA .pptx
COMO DEJAR EL ORGULLO SEGUN LA BIBLIA .pptxCOMO DEJAR EL ORGULLO SEGUN LA BIBLIA .pptx
COMO DEJAR EL ORGULLO SEGUN LA BIBLIA .pptx
EvangelistaOmarDiaz
 
¿Podemos Juzgar a otros? que dice la Biblia?
¿Podemos Juzgar a otros? que dice la Biblia?¿Podemos Juzgar a otros? que dice la Biblia?
¿Podemos Juzgar a otros? que dice la Biblia?
JOSE GARCIA PERALTA
 

Último (12)

Francis Schaeffer HUYENDO DE LA RAZON.pdf
Francis Schaeffer HUYENDO DE LA RAZON.pdfFrancis Schaeffer HUYENDO DE LA RAZON.pdf
Francis Schaeffer HUYENDO DE LA RAZON.pdf
 
Antropología Filosófica facil de entender.ppt
Antropología Filosófica facil de entender.pptAntropología Filosófica facil de entender.ppt
Antropología Filosófica facil de entender.ppt
 
Homo Deus, Breve historia del mañana, Yuval Noah Harari
Homo Deus, Breve historia del mañana, Yuval Noah HarariHomo Deus, Breve historia del mañana, Yuval Noah Harari
Homo Deus, Breve historia del mañana, Yuval Noah Harari
 
62 El Milenio 23.08.17 .pdf
62 El Milenio 23.08.17              .pdf62 El Milenio 23.08.17              .pdf
62 El Milenio 23.08.17 .pdf
 
El sentido de la vida.pdf Como ser ùtil en la vida
El sentido de la vida.pdf Como ser ùtil en la vidaEl sentido de la vida.pdf Como ser ùtil en la vida
El sentido de la vida.pdf Como ser ùtil en la vida
 
la iglesia en tiempo medieval (como era la iglesia a.c)
la iglesia en tiempo medieval (como era la iglesia a.c)la iglesia en tiempo medieval (como era la iglesia a.c)
la iglesia en tiempo medieval (como era la iglesia a.c)
 
03c POR QUÉ LA IGLESIA - El RACIONALISMO - DENOMINADOR COMÚN - CIENTIFICISMO ...
03c POR QUÉ LA IGLESIA - El RACIONALISMO - DENOMINADOR COMÚN - CIENTIFICISMO ...03c POR QUÉ LA IGLESIA - El RACIONALISMO - DENOMINADOR COMÚN - CIENTIFICISMO ...
03c POR QUÉ LA IGLESIA - El RACIONALISMO - DENOMINADOR COMÚN - CIENTIFICISMO ...
 
La Doctrina de la Trinidad, un pequeño librito
La Doctrina de la Trinidad, un pequeño libritoLa Doctrina de la Trinidad, un pequeño librito
La Doctrina de la Trinidad, un pequeño librito
 
Presentación vida de San Juan María Vianney.pptx
Presentación vida de San Juan María Vianney.pptxPresentación vida de San Juan María Vianney.pptx
Presentación vida de San Juan María Vianney.pptx
 
DIOS SU NOMBRE ES PADRE, IGLESIA CED.pptx
DIOS SU NOMBRE ES PADRE, IGLESIA CED.pptxDIOS SU NOMBRE ES PADRE, IGLESIA CED.pptx
DIOS SU NOMBRE ES PADRE, IGLESIA CED.pptx
 
COMO DEJAR EL ORGULLO SEGUN LA BIBLIA .pptx
COMO DEJAR EL ORGULLO SEGUN LA BIBLIA .pptxCOMO DEJAR EL ORGULLO SEGUN LA BIBLIA .pptx
COMO DEJAR EL ORGULLO SEGUN LA BIBLIA .pptx
 
¿Podemos Juzgar a otros? que dice la Biblia?
¿Podemos Juzgar a otros? que dice la Biblia?¿Podemos Juzgar a otros? que dice la Biblia?
¿Podemos Juzgar a otros? que dice la Biblia?
 

DOCUMENTO DE APARECIDA

  • 1.
  • 2. - Díaz Bustamante Rocio - Hna. Rosa Rodríguez - Educación Religiosa
  • 3. Documento que busca un consenso entre abundantes y diversos temas que elaboraron diferentes comisiones en 19 jornadas de intensa oración, intercambios y reflexión Esto explica las repeticiones y las apreciaciones diferentes y a veces contradictorias sobre un mismo tema. Todo esto no es negativo, al contrario, muestra que la Iglesia está viva y produce un documento también vivo No es un documento muerto para guardar en la biblioteca de una curia. El documento no es homogéneo, como si lo hubiera escrito un solo autor. Hay conflictos entre distintas opciones y modelos. Aparecida es más que un documento, es un camino, una tarea, una esperanza
  • 4. El documento de Aparecida en general usa un discurso positivo, con intensa apertura al Espíritu y gran capacidad de discernimiento de la realidad, sin embargo se expresa en discursos muy diferentes: Discursos teológicos y doctrinarios abstractos, sin ninguna referencia a realidades históricas. Son textos normalmente abundantes en citas bíblicas y documentos del Magisterio, que repiten temas ya conocidos y sin mayor relación con Aparecida. Discursos teológicos articulados con realidades eclesiales históricas. Por ejemplo: articulación entre cristología y opción preferencial por los pobres. Discursos éticos relacionados con realidades sociales, económicas y culturales. Discursos sobre lo que debería ser, pero en realidad no es. Hay una inmensidad de textos que hablan de realidades eclesiales como si estas existieran, pero que en la realidad no existen
  • 5. Discursos defensivos de lo que amenazaría a la Iglesia desde fuera, pero que, por falta de capacidad de autocrítica, ignora los problemas existentes al interior de la Iglesia. Discursos fundamentalistas, donde todo se reduce a una sola realidad, una sola fuente, un solo espacio, una sola fuente. Discursos agresivos contra realidades que no están bien definidas o son inexistentes. Discursos que transmiten esperanza, y otros dominados todavía por el miedo.
  • 6. Primera Parte: La Vida de Nuestros Pueblos Hoy 1. Los discípulos misioneros 2. Mirada de los discípulos misioneros sobre la realidad Segunda Parte: La Vida de Jesucristo en los Discípulos Misio-neros 3. La alegría de ser discípulos misioneros para anunciar el Evangelio 4. La vocación de los discípulos misioneros a la santidad 5. La comunión de los discípulos misioneros en la Iglesia 6. El itinerario formativo de los discípulos misioneros Tercera Parte: La Vida de Jesucristo para Nuestros Pueblos 7. La misión de los discípulos al servicio de la vida plena 8. Reino de Dios y promoción de la dignidad humana 9. Familia, personas y vida 10. Nuestros pueblos y la cultura
  • 7. Primera Parte: La Vida de Nuestros Pueblos Hoy Capítulo 1: Los discípulos misioneros -Si no conocemos a Dios en Cristo y con Cristo, toda la realidad se convierte en un enigma indescifrable. El Dios de rostro humano, es nuestro verdadero y único salvador. - En el rostro de Jesús podemos ver con la mirada de la fe el rostro humillado de tantos hombres y mujeres de nuestros pueblos.
  • 8. Capítulo 2: Mirada de los discípulos misioneros sobre la realidad -“Sólo quien reconoce a Dios, conoce la realidad y puede responder a ella de modo adecuado y realmente humano”. La fe en Dios dependería el conocimiento y la salvación de toda la humanidad. Pero, ¿cuál Dios? Los cristianos solamente podemos hablar de Dios a partir del Jesús histórico y del Reino de Dios. -Vivimos un cambio de época cuyo nivel más profundo es el cultural. Se desvanece la concepción integral del ser humano, su relación con el mundo y con Dios… “Quien excluye a Dios de su horizonte, falsifica el concepto de la realidad y sólo puede terminar en caminos equivocados y con recetas destructivas.
  • 9. -Jesucristo es la plenitud de la revelación para todos los pueblos y el centro fundamental de referencia para discernir los valores y las deficiencias de todas las culturas, incluidas las indígenas. -La Iglesia Católica en América Latina y El Caribe, a pesar de las deficiencias y ambigüedades, ha dado testimonio de Cristo, anunciado su Evangelio y brindado su servicio de caridad particularmente a los más pobres, en el esfuerzo por promover su dignidad, y también en el empeño de promoción humana en los campos de la salud, economía solidaria, educación, trabajo, acceso a la tierra, cultura, vivienda y asistencia, entre otros.
  • 10. Segunda Parte: La Vida de Jesucristo en los Discípulos Misioneros Capítulo 3: La alegría de ser discípulos misioneros para anunciar el Evangelio de Jesucristo - Alabamos a Dios por los hombres y mujeres que movidos por su fe, han trabajado incansablemente en defensa de la dignidad de la persona humana, especialmente de los pobres y marginados. -Alabamos a Dios por el don maravilloso de la vida y por quienes la honran y la dignifican al ponerla al servicio de los demás -Jesús defiende los derechos de los débiles y la vida digna de todo ser humano. Agradecemos a Cristo que nos revela que “Dios es amor y vive en sí mismo un misterio personal de amor”. -El trabajo garantiza la dignidad y la libertad del hombre, es probablemente “la clave esencial de toda ‘la cuestión social’”.
  • 11. Capítulo 4: La vocación de los discípulos misioneros a la santidad -Dios Padre sale de sí, por así decirlo, para llamarnos a participar de su vida y de su gloria. Mediante Israel, pueblo que hace suyo, Dios nos revela su proyecto de vida. -Con la parábola de la Vid y los Sarmientos Jesús revela el tipo de vinculación que Él ofrece y que espera de los suyos. No quiere una vinculación como “siervos” porque “el siervo no conoce lo que hace su señor”. Jesús quiere que su discípulo se vincule a Él como “amigo" y como “hermano”. El “amigo” ingresa a su Vida, haciéndola propia. -Como discípulos y misioneros, estamos llamados a intensificar nuestra respuesta de fe y a anunciar que Cristo ha redimido todos los pecados y males de la humanidad,
  • 12. Capítulo 5: La comunión de los discípulos misioneros en la Iglesia Comunidades Eclesiales de Base y Pequeñas comunidades -Las Comunidades Eclesiales de Base han sido escuelas que han ayudado a formar cristianos comprometidos con su fe, discípulos y misioneros del Señor. - Estas tienen la Palabra de Dios como fuente de su espiritualidad y la orientación de sus Pastores como guía que asegura la comunión eclesial. Son fuente y semilla de variados servicios y ministerios a favor de la vida en la sociedad y en la Iglesia. Las Conferencias Episcopales y la comunión entre las Iglesias -Los obispos encuentran su espacio de discernimiento solidario de los grandes problemas de la sociedad y de la Iglesia. y el estímulo para brindar las orientaciones pastorales que animen a los miembros del Pueblo de Dios a asumir con fidelidad y decisión su vocación de ser discípulos misioneros.
  • 13. Identidad y misión de los presbíteros Valoramos y agradecemos que la mayoría de los presbíteros vivan su ministerio con fidelidad y sean modelo para los demás, que saquen tiempo para su formación permanente, que cultiven una vida espiritual que estimula a los demás presbíteros Los que han dejado la Iglesia para unirse a otros grupos religiosos El compromiso misionero de toda la comunidad. Ella sale al encuentro de los alejados, se interesa por su situación, a fin de reencontrarlos con la Iglesia e invitarlos a volver a ella
  • 14. Capítulo 6: El itinerario formativo de los discípulos misioneros Lugares de encuentro con Jesucristo -Con las palabras del papa Benedicto XVI repetimos con certeza: “¡La Iglesia es nuestra casa! ¡Esta es nuestra casa! ¡En la Iglesia Católica tenemos todo lo que es bueno, todo lo que es motivo de seguridad y de consuelo! ¡Quien acepta a Cristo: Camino, Verdad y Vida, en su totalidad, tiene garantizada la paz y la felicidad, en esta y en la otra vida!”. Pequeñas comunidades eclesiales Es preciso reanimar los procesos de formación de pequeñas comunidades en el Continente, a través de las pequeñas comunidades, también se podría llegar a los alejados, a los indiferentes y a los que alimentan descontento o resentimientos frente a la Iglesia.
  • 15. Los movimientos eclesiales y nuevas comunidades Conviene prestar especial acogida y valorización a aquellos movimientos eclesiales como son el Opus Dei, los Legionarios de Cristo y otros similares
  • 16. Tercera Parte: La Vida de Jesucristo para Nuestros Pueblos Capítulo 7: La misión de los discípulos al servicio de la vida plena Jesús al servicio de la vida “En el más humilde encontramos a Jesús mismo”. Por eso San Juan Crisóstomo exhortaba: “¿Quieren en verdad honrar el cuerpo de Cristo? Variadas dimensiones de la vida en Cristo La vida en Cristo incluye la alegría de comer juntos, el entusiasmo por progresar, el gusto de trabajar y de aprender, el gozo de servir a quien nos necesite, el contacto con la naturaleza, el entusiasmo de los proyectos comunitarios
  • 17. Al servicio de una vida plena para todos “Nosotros sabemos que hemos pasado de la muerte a la vida porque amamos a los hermanos. El que no ama permanece en la muerte” Una misión para comunicar vida La Iglesia necesita una fuerte conmoción que le impida instalarse en la comodidad, el estancamiento y en la tibieza Conversión pastoral y renovación misionera de las comunidades Esta firme decisión misionera debe impregnar todas las estructuras eclesiales y todos los planes pastorales de diócesis, parroquias, comunidades religiosas, movimientos, y de cualquier institución de la Iglesia
  • 18. Capítulo 8: Reino de Dios y promoción de la dignidad humana Reino de Dios, justicia social y caridad cristiana Se requiere que las obras de misericordia estén acompañadas por la búsqueda de una verdadera justicia social… la Iglesia “no puede ni debe quedarse al margen en la lucha por la justicia” La opción preferencial por los pobres y excluidos Nuestra fe proclama que “Jesucristo es el rostro humano de Dios y el rostro divino del hombre”. Por eso “la opción preferencial por los pobres está implícita en la fe cristológica en aquel Dios que se ha hecho pobre por nosotros, para enriquecernos con su pobreza
  • 19. Rostros sufrientes que nos duelen Personas que viven en la calle en las grandes urbes Migrantes Enfermos Adictos dependientes Detenidos en cárceles
  • 20. Capítulo 9: Familia, personas y vida La dignidad y participación de las mujeres En una época de marcado machismo, la práctica de Jesús fue decisiva para significar la dignidad de la mujer y su valor indiscutible. El canto del Magnificat muestra a María como mujer capaz de comprometerse con su realidad y de tener una voz profética ante ella. La cultura de la vida: su proclamación y su defensa La globalización influye en las ciencias y en sus métodos prescindiendo de los cauces éticos. Los discípulos de Jesús tenemos que llevar el Evangelio al gran escenario de las mismas, promover el diálogo entre ciencia y fe, y en ese contexto presentar la defensa de la vida.
  • 21. Capítulo 10: Nuestros pueblos y la cultura Pastoral de la comunicación social “En nuestro siglo tan influenciado por los medios de comunicación social, el primer anuncio, la catequesis o el ulterior ahondamiento de la fe, no pueden prescindir de esos medios”. Nuevos areópagos y centros de decisión Dios no es sólo la suma Verdad. Él es también la suma Bondad y la suprema Belleza. Por eso, “la sociedad tiene necesidad de artistas, de la misma manera como necesita de científicos, técnicos, trabajadores, especialistas
  • 22. Discípulos y misioneros en la vida pública Los discípulos y misioneros de Cristo deben iluminar con la luz del Evangelio todos los ámbitos de la vida social. La opción preferencial por los pobres, de raíz evangélica, exige una atención pastoral atenta a los constructores de la sociedad. La pastoral urbana En el mundo urbano acontecen complejas transformaciones socioeconómicas, culturales, políticas y religiosas que hacen impacto en todas las dimensiones de la vida. Está compuesto de ciudades satélites y de barrios periféricos.
  • 23. CONCLUSIÓN Esta V Conferencia… desea despertar la Iglesia en América Latina y El Caribe para un gran impulso misionero… No podemos quedarnos tranquilos en espera pasiva en nuestros templos, sino urge acudir en todas las direcciones para proclamar que el mal y la muerte no tienen la última palabra, que el amor es más fuerte, que hemos sido liberados y salvados por la victoria pascual del Señor de la historia, que Él nos convoca en Iglesia, y que quiere multiplicar el número de sus discípulos y misioneros en la construcción de su Reino en nuestro Continente.