SlideShare una empresa de Scribd logo
SANTA MISA
 La Misa es la aventura más maravillosa que puedes vivir ¡cada día!; porque,
                   ¿sabes que todos los días es diferente?
   Es como una caja de sorpresas: cada vez que la abres ¡tiene algo nuevo!
 Te voy a explicar algunos secretos sobre la Misa, así la entenderás mejor y
                            podrás vivirla a tope.

       La Misa es un encuentro personal con Jesús: tú y Él. Es Jesús, el mismo que
 nació en Belén, que curó a tanta gente y murió por nosotros en la Cruz. Ahora, en
 la Misa, viene a estar contigo, para curarte, animarte, escucharte.
       Lo que vivieron en el Calvario Jesús, la Virgen, San Juan… tú lo puedes ver
 y vivir en la Misa. Esto que te digo no lo saben todos, solamente aquellos que son
 capaces de entender que Jesús nos quiere tanto que ha dado su vida por
 nosotros y, además, se ha quedado en la Eucaristía para no dejarnos solos.

      La Misa es el mismo sacrificio de la Cruz, aunque esta vez sin que se
 derrame la Sangre de Jesús. Mediante la consagración, Jesús viene al altar
 (escondido en el pan y el vino) y se vuelve a ofrecer por nosotros.
      ¡Qué suerte tenemos de poder asistir a la Misa!


Qué     es la Misa: es la renovación del sacrificio de Jesús en la Cruz. Él murió
  para salvarnos a cada uno de nosotros y devolvernos la amistad con Dios.


 ¿Qué pasa en la Misa?
  •   Que nos trasladamos con Jesús al Calvario, al momento y lugar de su muerte
      en la Cruz.
  •   En la Misa, Dios nos transmite lo que quiere de nosotros a través de la
      Sagrada Escritura y se produce el mayor milagro de amor: el pan y el vino se
      transforman en el Cuerpo y la Sangre de Jesús, que se queda en la
      Eucaristía para que nunca estemos solos.




                                                                                      1
 Y…¿qué hago yo en Misa? ¿para qué sirve?
    •   Para pedir perdón a Dios: porque ha muerto por ti y por mi, por todos los
        hombres… en cambio, nosotros a veces “pasamos” de Él y hacemos las cosas
        mal.
    •   Para darle gracias: porque nos ha creado, nos ha dado todo lo que tenemos,
        nos ha salvado…
    •   Para adorarle: y decirle que queremos devolverle el amor que nos tiene y que
        demostró al dejar morir a su Hijo en la Cruz por nosotros. Dios se merece
        todo nuestro cariño y mucho más.
    •   Para pedir: ofrecemos a Dios Padre el sacrificio de su Hijo, así Jesús es el
        que pide a Dios Padre por nosotros, ¡vaya enchufe tenemos en el cielo! ¿no va
        a hacernos caso Dios en lo que le pidamos? Si nos conviene, seguro que sí.

 Y ¿por qué el domingo?
                            Porque es un día muy especial:
    •   Cuando Dios creó el mundo, descansó el séptimo día (el domingo) por eso no
        vamos al cole ni trabajamos.
    •   Pero, sobre todo, porque es el día en que celebramos la Resurrección del
        Señor, el acontecimiento más importante para un cristiano.
    •   Además, es un día dedicado a la familia, ¿qué mejor que celebrarlo yendo a
        Misa? Así nos reunimos todos los que formamos la Iglesia.



No olvides:
•   llegar puntual a Misa: Dios te lleva esperando desde toda la eternidad. Por eso,
    salúdale en el Sagrario en cuanto llegues, con una genuflexión bien hecha (le
    dices algo a Jesús o te fijas en quién está en la iglesia o en el oratorio?)
•   prepara la Misa con alguna de la oraciones que vienen a continuación.
•   cuida tu modo de vestir y de estar en la Iglesia: estás ante Dios (pantalón
    corto, tirantes, bañador, chanclas…)
•   acuérdate de apagar el móvil, tirar el chicle… para que nada te distraiga de lo
    más importante que vas a hacer en todo el día, incluso en la semana.




                                                                                    2
Puedes preparar la Misa con estas oraciones:
                    Oración para preparar la Santa Misa
    Dios mío, tú has creado este maravilloso mundo que disfrutamos: tierra y mar,
cielo y firmamento, animales con todas sus especies... Todo lo bueno que tengo,
empezando por la vida, lo he recibido de ti. Gracias: quiero agradecértelo.
   A la vez, Señor, cuando miro el comportamiento de los hombres -empezando por
el mío- observo que hay maldad en nuestros corazones: te devolvemos mal por bien,
estropeamos lo bueno que tú nos das. Siento, Dios mío, el dolor que te causamos.
Perdónanos: quiero pedirte perdón. ¿Qué quieres que haga por ti, Señor? Por mi
parte, te dedico y ofrezco todo lo que tengo y todo lo que soy. Y también todo lo
bueno de todos los hombres de todos los tiempos. Y... sobre todo... la vida del
primero de los hombres, Jesús, tu Hijo primogénito.
   Él es el Cordero de Dios, que con el sacrificio de su vida, quita y borra el
pecado del mundo. Por eso estoy aquí en Misa: para ofrecerte hoy, en nombre de
todos tus hijos, el único sacrificio de Jesucristo, y con él, ofrecerte el sacrificio de
todo lo que tengo, hago y soy.
   Gracias, y recibe con gusto esta Misa que es de Cristo y mía: te ofrecemos los
dos nuestras vidas. Quiero vivirla con verdadero amor, agradecimiento, adoración y
dolor. Madre mía, tú que estuviste en la primera Misa, enséñame a vivirla con tus
mismos sentimientos. Amén.

                            Ofrecimiento de la Misa
    Señor, concédenos participar con verdadero amor, atención y piedad de esta
 Eucaristía que te ofrecemos, primero, para adorarte y agradecerte todos tus
 beneficios que nos has hecho; segundo, para pedirte perdón de nuestros pecados
 y los de todos los hombres; tercero, para suplicarte las gracias que nos son
 necesarias para nuestra vida y para este día en concreto.
    Te ofrezco en particular esta Misa de hoy por (expresa la intención que
 quieras).
    Concédenos, Señor asistir a esta Misa con los mismos sentimientos de amor y
 piedad de tu Madre al pie de la Cruz. Con el espíritu y fervor con que la vivieron
 los santos. Te suplico que nos ayudes a prepararnos para recibirte dignamente en
 la comunión, lo mejor que podamos.

                     Oración a la Santísima Virgen María
    Madre de piedad y de misericordia, Santa María: yo, hijo pequeño tuyo, confío
 en ti con todo mi corazón y mi afecto. Acudo a tus brazos para que, de la misma
 forma que estuviste junto a tu Hijo, pendiente de la cruz, también estés junto a
 mí y junto a todos los que asistimos hoy a Misa aquí y en todo el mundo, para que
 ayudados con tu gracias, sepamos ofrecer el día a Dios nuestro Señor.



                                                                                      3
EMPIEZA LA MISA
  Nos podemos poner en pie. El sacerdote sale de la sacristía y se dirige al
    presbiterio. Allí, hace una genuflexión porque Jesús está realmente
 presente en el Sagrario: con su Cuerpo, su Sangre, su Alma y su Divinidad.
               Después besa el altar, que simboliza a Cristo.
   Puedes decirle al Señor en tu corazón, sin que nadie más que Él lo oiga:
                         Jesús yo también te quiero



                               RITOS INICIALES
          La señal de la Cruz recuerda que la Sta Misa es la renovación del
   sacrificio del Calvario, en el que Jesús muere por nuestros pecados. En
  estos momentos el altar es el Calvario y nosotros estamos junto a Jesús,
       clavado en la cruz, haciendo compañía a la Virgen y a San Juan.
El sacerdote comienza diciendo:
En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.
El pueblo responde:
Amén.
El sacerdote, extendiendo las manos, saluda al pueblo:
El Señor esté con vosotros.
El pueblo responde:
Y con tu espíritu.
                           ANTÍFONA DE ENTRADA

   El sacerdote reza la antífona de entrada: es una de las oraciones que es
         distinta cada Misa que se celebra. Fíjate en lo que decimos.


El sacerdote invita a los fieles al arrepentimiento.
Hermanos: para celebrar dignamente estos sagrados misterios,
reconozcamos nuestros pecados.

     Ahora recordamos y pedimos perdón a Dios por nuestros pecados.
   Si lo hacemos bien, podemos alcanzar el perdón de los pecados veniales
                    cometidos desde la última confesión.
 También podemos pedir perdón por todos los pecados de todos los hombres.


                                                                               4
Puedes decirle a Jesús: Señor, perdóname porque a veces me olvido de
                                    Ti.

Tras una breve pausa en silencio, sacerdote y pueblo confiesan en común sus
pecados:
Yo confieso ante Dios todopoderoso y ante vosotros, hermanos, que
he pecado mucho de pensamiento, palabra, obra y omisión. -
Golpeándose el pecho - Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa.




Luego prosiguen:
Por eso ruego a Santa María, siempre Virgen, a los Ángeles, a los
santos y a vosotros, hermanos, que intercedáis por mi ante Dios
nuestro Señor.

El sacerdote concluye:
Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros
pecados y nos lleve a la vida eterna.
El pueblo responde:
Amén.

Señor, ten piedad.
Señor, ten piedad.
Cristo, ten piedad.
Cristo, ten piedad.
Señor, ten piedad.
Señor, ten piedad.

   Alabamos a la Trinidad, unidos a los Ángeles que, en Navidad, cantaron:

                               GLORIA
     Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres que
ama el Señor. Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te
adoramos, te glorificamos, te damos gracias, Señor Dios, Rey
Celestial, Dios Padre todopoderoso.
     Señor Hijo único Jesucristo. Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo
del Padre; Tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de

                                                                             5
nosotros; Tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestra
súplica; Tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de
nosotros; porque sólo Tú eres Santo, sólo Tú Señor, sólo Tú
Altísimo Jesucristo, con el Espíritu Santo en la gloria de Dios
Padre. Amén.



                          ORACIÓN COLECTA
 Aquí el sacerdote reza una breve oración: cada día es diferente; escúchala
                para ver qué estás diciendo a tu Padre Dios.

                      LITURGIA DE LA PALABRA

           Nos
 podemos sentar.
Vamos a escuchar
   la Palabra de
   Dios, por eso
estamos atentos a
  lo que Dios nos
  dice a cada uno.
 Puedes decirle al
  Espíritu Santo:
 “Haz que no me
 distraiga, dame
     luces para
 entender lo que
me dices hoy con
                              estas lecturas”


               PRIMERA LECTURA (del Antiguo Testamento)
Al acabar dice: Palabra de Dios.
El pueblo responde: Te alabamos, Señor.

          SALMO RESPONSORIAL (del Antiguo Testamento)
                SEGUNDA LECTURA (del Nuevo Testamento)
Al acabar dice: Palabra de Dios.
El pueblo responde: Te alabamos, Señor.

                              EVANGELIO
                                                                              6
Nos podemos poner de pie, para escuchar el Evangelio. Con esta posición
  demostramos que estamos dispuestos a oír y hacer lo que Jesús nos diga.
  El sacerdote besa el libro en señal de respeto y amor, ya que contienen la
               Palabra de Dios, representan al mismo Cristo.

El sacerdote dice: El Señor esté con vosotros.
El pueblo responde: Y con tu Espíritu.
+ Lectura del Santo Evangelio según...
Responde el pueblo: Gloria a Ti, Señor.

El sacerdote dice al acabar el evangelio: Palabra de Dios
El pueblo responde: Gloria a Ti, Señor Jesús



                                   HOMILÍA
       Nos sentamos para escuchar la homilía en la que el sacerdote explica
las lecturas. No te distraigas, porque concreta qué quiere Dios de ti. Puedes
                    decirle: “Jesús, dime lo que quieras”


                                    CREDO

           Ahora nos podemos poner de pie, para rezar el Credo.
     Es una oración en la que se resumen todas las verdades de la fe que
                                   creemos.
     Creo en un solo Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y
de la tierra, de todo lo visible y lo invisible.
     Creo en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido
del Padre antes de todos los siglos: Dios de Dios, Luz de Luz, Dios
verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma
naturaleza del Padre, por quien todo fue hecho; que por nosotros,
los hombres, y por nuestra salvación bajó del cielo, y por obra del
Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre; y
por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato;
padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día según las
Escrituras. Subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre; y
de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino
no tendrá fin.



                                                                                7
Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede
del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo recibe una misma
adoración y gloria, y que habló por los profetas.
     Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica.
Confieso que hay un solo bautismo para el perdón de los pecados.
Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro.
Amén.

 ORACIÓN DE LOS
     FIELES


Seguimos de
pie, pidiendo
a Dios por un
  montón de
 cosas: como
    es un
   padrazo,
 seguro que
nos escucha.
  Pide tu lo
 que quieras.




                       LITURGIA EUCARÍSTICA

Nos podemos sentar. El sacerdote va a preparar el pan y el vino que se van a
                convertir en el Cuerpo y la Sangre de Jesús.
  Nos acordamos de las personas y de las intenciones que vamos a poner
 junto al pan y al vino. Le pedimos al Señor que les ayude y que nos ayude.
    Puedes imaginarte a tus padres, hermanos y amigos muy pequeñitos y
 colocarlos en la patena. Después de la consagración estarán ahí, muy cerca
  de Jesús sacramentado. No te olvides de pedir por el Papa y por nuestro
                                   Obispo.



                                                                               8
El sacerdote se acerca al altar, toma la patena con el pan y, manteniéndolo un poco
elevado dice:
      Benditos seas, Señor, Dios del Universo, por este pan, fruto de la
tierra y del trabajo del hombre, que recibimos de tu generosidad y
ahora te presentamos; él será para nosotros pan de vida.
El pueblo responde:
      Bendito seas por siempre, Señor.
   Mientras el sacerdote ofrece el pan y el vino, puedes decir por dentro:
  “Señor mío y Dios mío, te ofrezco todo lo que soy, todo lo que tengo:
  mis planes, mis proyectos, mis sacrificios y alegrías. ¡Quiero ser todo
                                   tuyo!”




           El agua que el sacerdote mezcla con el vino, y que después de la
   consagración se convertirán en la Sangre de Cristo, simboliza nuestros
 sacrificios, que unidos a la Misa, que es el sacrificio de Jesús, tiene un valor
              muy grande para nuestro bien y el de toda la Iglesia.
Después, el sacerdote toma el cáliz, y manteniéndolo un poco elevado dice:
      Benditos seas, Señor, Dios del Universo, por este vino, fruto de la
vid y del trabajo del hombre, que recibimos de tu generosidad y ahora
te presentamos; él será para nosotros bebida de salvación.
El pueblo responde:

                                                                                      9
Bendito seas por siempre, Señor.
      A continuación, el sacerdote, inclinado, dice en secreto:
      Acepta, Señor, nuestro corazón contrito y nuestro espíritu humilde; que éste
sea hoy nuestro sacrificio y que sea agradable en tu presencia, Señor, Dios nuestro.

Después, el sacerdote se lava las manos, diciendo en secreto:
                  Lava del todo mi delito, Señor, limpia mi pecado.

           Tú puedes también pedirle: “Jesús, limpia mi corazón”

El sacerdote dice:
     Orad, hermanos, para que este sacrificio, mío y vuestro, sea
agradable a Dios, Padre todopoderoso.

El pueblo responde:
      El Señor reciba de tus manos este sacrificio, para alabanza y
gloria de su nombre, para nuestro bien y el de toda su santa
Iglesia.
                      ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
    Nos podemos poner de pie para oír la oración sobre las ofrendas, que
                     también es distinta cada Misa.


                                    PREFACIO
          Entramos en la parte más importante de la Santa Misa.
 Rezaremos el prefacio y después, en la Plegaria eucarística, tendrá lugar la
 Transubstanciación. , en la que el pan y el vino se convertirán realmente en
                  el Cuerpo y en la Sangre de Jesucristo.

      V. El Señor esté con vosotros.
      R. Y con tu espíritu.
      V. Levantemos el corazón.
      R. Lo tenemos levantado hacia el Señor.
      V. Demos gracias al Señor, nuestro Dios.
      R. Es justo y necesario.

  El prefacio puede ser distinto cada Misa, éste es el que corresponde a la
                           Plegaría Eucarística II


                                                                                  10
En verdad es justo y necesario es nuestro deber y salvación, darte
gracias, siempre y en todo lugar, Padre santo, por Jesucristo, tu Hijo amado.
      Por Él, que es tu Palabra, hiciste todas las cosas. Tú nos lo enviaste
para que hecho hombre, por obra del Espíritu Santo y nacido de María Virgen,
fuera nuestro Salvador y Redentor. Él, en cumplimiento de tu Voluntad, para
destruir la muerte y manifestar la Resurrección, extendió sus brazos en la
Cruz, y así adquirió para Ti un pueblo santo.
      Por eso, con los Ángeles y los Santos, cantamos tu gloria diciendo:

           Ahora alabamos a Dios unidos a los ángeles, los santos… ¡al cielo
                                   entero!

Santo, santo, santo es el Señor, Dios del Universo. Llenos están el
cielo y tierra de tu gloria. Hosanna en el cielo. Bendito el que viene
en nombre del Señor. Hosanna en el cielo.



                         PLEGARIA EUCARÍSTICA II

   A veces se dicen otras plegarias eucarísticas, pero ésta es la más
   común. Fíjate en qué momento alabamos a Dios, le damos gracias...
El sacerdote con las manos extendidas, dice:
      Santo eres en verdad, Señor, fuente de toda santidad
Junta las manos y manteniéndolas extendidas sobre las ofrendas, dice:
     por eso, te pedimos que santifiques estos dones con la efusión de
tu Espíritu,
Junta las manos y traza, una sola vez, el signo de la cruz sobre el pan y el cáliz
conjuntamente, diciendo:
     de manera que sean para nosotros Cuerpo y + Sangre de
Jesucristo, nuestro Señor.

  Nos ponemos de rodillas porque
  va a ser la Consagración. ¡éste
  el momento más importante de
 la Misa! No te lo vayas a perder.
El sacerdote presta sus manos y
su voz a Jesús. La Consagración

                                                                                     11
por separado del pan y el vino representan la muerte de Jesús en la
                                                cruz.

             Junta las manos

                El cual, iba a ser entregado a su pasión, voluntariamente aceptada,
               Toma el pan y, sosteniéndolo un poco elevado sobre el altar, prosigue:
                   Tomó pan, dándote gracias, lo partió y lo dio a sus discípulos
             diciendo:
               Se inclina
QUIERO SER EL PRIMERO EN
  DECIRTE: ¡BIENVENIDO
                            un poco:
             TOMAD Y COMED TODOS DE ÉL, PORQUE ESTO ES MI CUERPO,
         JESÚS!


                      QUE SERÁ ENTREGADO POR VOSOTROS.
             Muestra el pan consagrado al pueblo, lo deposita luego sobre la patena y lo adora
             haciendo la genuflexión.

                Puedes decirle a Jesús para darle la bienvenida: “Señor mío y Dios mío”,
                   “Auméntame la fe, la esperanza y la caridad”… o lo que quieras


                                       Del mismo modo, acabada la cena,
             Toma el cáliz y sosteniéndolo un poco elevado sobre el altar, prosigue:
              Tomó el cáliz y, dándote gracias de nuevo, lo pasó a sus discípulos
             diciendo:
               Se inclina un poco.
              TOMAD Y BEBED TODOS DE ÉL, PORQUE ÉSTE ES EL CALIZ DE
              MI SANGRE, SANGRE DE LA ALIANZA NUEVA Y ETERNA, QUE
                 SERÁ DERRAMADA POR VOSOTROS Y POR TODOS LOS
              HOMBRES PARA EL PERDÓN DE LOS PECADOS. HACED ESTO EN
                               CONMEMORACIÓN MíA.

             Muestra el cáliz al pueblo, o deposita luego sobre el corporal y lo adora haciendo
             genuflexión.
                     Éste es el Sacramento de nuestra fe.
             Y el pueblo responde:
             Anunciamos tu muerte, proclamamos tu resurrección. ¡Ven, Señor
             Jesús!

              Nos ponemos en pie para continuar la plegaria eucarística. Fíjate en las
                          distintas partes de esta oración que sigue.
                                                                                                  12
Después el sacerdote, con las manos extendidas, dice:
      Así, pues Padre, al celebrar ahora el memorial de la muerte y
resurrección de tu Hijo, te ofrecemos el pan de vida y el cáliz de
salvación, y te damos gracias porque nos haces dignos de servirte en tu
presencia. Te pedimos humildemente que el Espíritu Santo congregue en
la unidad a cuantos participamos del Cuerpo y Sangre de Cristo.
      Acuérdate, Señor, de tu Iglesia extendida por toda la tierra; y con
el Papa (dice su nombre), con nuestro obispo (y dice su nombre) y todos
los pastores que cuidan de tu pueblo, llévala a su perfección por la
caridad.
     Acuérdate también de nuestros hermanos que durmieron en la
esperanza de la resurrección, y de todos los que han muerto en tu
misericordia; admítelos a contemplar la luz de tu rostro.
     Ten misericordia de todos nosotros, y así, con María, la Virgen
Madre de Dios, los apóstoles y cuantos vivieron en tu amistad a través
de los tiempos, merezcamos, por tu Hijo Jesucristo, compartir la vida
eterna y cantar tus alabanzas.
Junta las manos. Toma la patena y el cáliz y, sosteniéndolos elevados, dice:
     Por Cristo, con Él y en Él a ti Dios Padre omnipotente en la unidad
del Espíritu Santo, todo honor y toda gloria por los siglos de los siglos.

El pueblo aclama:   Amén.




                                                                               13
RITO DE LA COMUNIÓN

    Nos preparamos ahora para la comunión, en la que recibiremos el
                   Cuerpo y la Sangre de Cristo.
El sacerdote, con las manos juntas, dice:
     Fieles a la recomendación del Salvador y siguiendo su divina
enseñanza, nos atrevimos a decir:
Extiende las manos y, junto al pueblo, continúa:

     Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre,
venga a nosotros tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra como en
el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras
ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal.




El sacerdote, con las manos extendidas, prosigue él sólo:
      Líbranos de todos los males, Señor, y concédenos la paz en
nuestros días, para que, ayudados por tu misericordia, vivamos siempre
libres de pecado y protegidos de toda perturbación, mientras
esperamos la gloriosa venida de nuestro salvador Jesucristo.
                                                                      14
Junta las manos. El pueblo concluye la oración aclamando:
    Tuyo es el reino, tuyo el poder y la gloria, por siempre,
Señor.


Después el sacerdote, con las manos extendidas, dice en voz alta:
      Señor Jesucristo, que dijiste a tus apóstoles: “La paz os dejo, mi
paz os doy”, no tengas en cuenta nuestros pecados, sino la fe de tu
Iglesia y, conforme a tu palabra, concédele la paz y la unidad. Tú que
vives y reinas por los siglos de los siglos.
El pueblo responde :

      Amén.


       Dar la mano es señal de amistad. Aprovecha este momento para
     perdonar a todos: “Jesús que sepa querer a todos, no sólo a mis
                                     amigos”
El sacerdote, extendiendo y juntando las manos, añade:
      La paz del Señor esté siempre con vosotros.
El pueblo responde:
      Y con tu espíritu.
El sacerdote dice:
      Daos fraternalmente la paz.


El sacerdote toma el pan consagrado, lo parte sobre la patena, y deja caer una
parte del mismo en el cáliz, diciendo en secreto:
      El Cuerpo y la Sangre de Nuestro Señor Jesucristo, unidos en este cáliz, sean
para nosotros elementos de vida eterna.
Rezamos todos:
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten piedad de
nosotros.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten piedad de
nosotros.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, danos la paz.


El sacerdote dice en secreto:
      Señor Jesucristo, la comunión de tu Cuerpo y de tu Sangre no sea para mi un
motivo de juicio y condenación, sino que por tu piedad me aproveche para defensa
de alma y cuerpo y como remedio saludable.
                                                                               15
El sacerdote hace una genuflexión, toma el pan consagrado y, sosteniéndolo un poco
elevado sobre la patena, la muestra al pueblo, diciendo:
     Éste es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.
Dichosos los invitados a la cena del Señor.

Y juntamente con el pueblo añade:
     Señor, no soy digno de que entres en mi casa, pero una
palabra tuya bastará para sanarme.
El sacerdote dice en secreto:
      El Cuerpo de Cristo me guarde para la Vida Eterna. La Sangre de Cristo me
guarde para la Vida Eterna.

                        ANTÍFONA DE COMUNIÓN

            El sacerdote reza en alto la antífona de comunión.
                 Y distribuye la comunión entre los fieles.
                         Para poder comulgar debes:
  - tener el alma limpia: si tienes algún pecado mortal, debes confesarte
                              antes de comulgar.
             - no haber comido una hora antes de la comunión.
 No te distraigas en la fila de la comunión, prepárate porque vas a recibir a
      Jesús; puedes repetirle: “Jesús, que te quiera cada día más”




                                                                                 16
Después de comulgar Jesús está dentro de nosotros, como en un
    sagrario vivo; por eso nos podemos poner de rodillas y le decimos
   “Jesús, te quiero con todo mi corazón”, aprovecha para pedirle y
                 darle gracias, pedirle perdón y alabarle.

Mientras hace purifica los vasos sagrados, el sacerdote dice en secreto:
      Haz, Señor que recibamos con un corazón limpio el alimento que acabamos de
tomar, y que el don que nos haces en esta vida nos aproveche para la vida eterna.


                ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

         Nos ponemos de pie para la oración después de la comunión.



                          RITO DE CONCLUSIÓN

       Al acabar la Misa, Dios nos bendice a través del sacerdote: nos
      da su fuerza para que seamos buenos cristianos en todas las
 circunstancias y en todo momento. Podemos decir: “Jesús, ayúdame a
                     parecerme a Ti cada día más”

El Señor esté con vosotros.
El pueblo responde: Y con tu espíritu.
La bendición de Dios Todopoderoso, Padre +, Hijo y Espíritu Santo,
descienda sobre vosotros.
El pueblo responde: Amén.
Podéis ir en paz.
El pueblo responde: Demos gracias a Dios.



                El sacerdote se retira a la sacristía.
   Nosotros podemos sentarnos y hacer la acción de gracias, porque
 Jesús está esperando que hablemos con Él durante los 10 minutos que
 está materialmente presente en nosotros. Pueden ayudarte alguna de
                       las siguientes oraciones.




                                                                               17
PARA LA ACCIÓN DE GRACIAS
                                    ORACIONES DE SIEMPRE

Alma de Cristo, santifícame.                         No me mueve, mi Dios, para quererte
Cuerpo de Cristo, sálvame.                           el Cielo que me tienes prometido,
Sangre de Cristo, embriágame.                        ni me mueve el infierno tan temido
Agua del costado de Cristo, lávame.                  para dejar por eso de ofenderte;
Pasión de Cristo, confórtame.                        Tú me mueves, Señor, muéveme el verte
¡Oh buen Jesús!, óyeme.                              clavado en una cruz y escarnecido,
Dentro de tus llagas escóndeme.                      muéveme ver tu cuerpo tan herido,
No permitas que me aparte de Ti .                    muévenme tus afrentas y tu muerte;
Del maligno enemigo defiéndeme.
                                                     muéveme, en fin, tu amor, y en tal manera
En la hora de mi muerte llámame.
                                                     que aunque no hubiera cielo yo te amara,
Y mándame ir a Ti.
                                                     y aunque no hubiera infierno te temiera;
Para que con tus santos te alabe.
Por los siglos de los siglos. Amén.                  no me tienes que dar porque te quiera,
                                                     el cielo que me tienes prometido,
                                                     pues aunque lo que espero no esperara,
                                                     lo mismo que te quiero, te quisiera

                                           Adoro te devote

Te adoro con devoción, Dios escondido,               No veo las llagas como las vio Tomás,
oculto verdaderamente bajo estas                     pero confieso que eres mi Dios;
apariencias.                                         haz que yo crea más y más en Ti,
A Ti se somete mi corazón por completo,              que en Ti espere, que te ame.
y se rinde totalmente al contemplarte.
                                                     ¡Memorial de la muerte del Señor!
Al juzgar de Ti se equivocan la vista, el tacto y    Pan vivo que das la vida al hombre:
el gusto,                                            concede a mi alma que de Ti viva,
pero basta el oído para creer con firmeza;           y que siempre saboree tu dulzura.
creo todo lo que ha dicho el Hijo de Dios;
                                                     Señor Jesús, bondadoso pelícano,
nada es más verdadero que esta palabra de
                                                     límpiame a mí, inmundo, con tu Sangre,
verdad.
                                                     de la que una sola gota puede liberar
En la Cruz se escondía sólo la Divinidad,            de todos los crímenes al mundo entero.
pero aquí se esconde también la Humanidad;
                                                     Jesús, a quien ahora veo oculto,
creo y confieso ambas cosas,
                                                     te ruego que se cumpla lo que tanto deseo:
y pido lo que pidió el ladrón arrepentido.
                                                     que al mirar tu rostro cara a cara,
                                                     sea yo feliz viendo tu gloria. Amén


  Oración desde la juventud
  Quiero vivir la vida: que sepa gozar de todo, que no me venda a la falsa diversión, que busque
  la felicidad en mi interior.
  Quiero apostar por grandes ideales: que sepa que mi vida vale mucho, que no me venda a la
  mediocridad, que busque servir y amar.
  Quiero acertar en mis elecciones: que sepa distinguir el bien y el mal, que no me venda a ser
  como todos, que busque lo que vale la pena.
  Quiero ser libre: que sepa esclavizarme por amor, que no me venda al capricho ni a la pasión,
  que busque la libertad interior en ti.
                                                                                                 18
Rey, Médico, Maestro y Amigo

A San Josemaría le gustaba considerar en la acción de gracias que Jesús es nuestro Rey,
Médico, Maestro y Amigo. Aquí tienes cómo lo hacía. Es Cristo que pasa, nº 92-93.

A. Es REY y ansía reinar en nuestros corazones de hijos de Dios. Pero Él no domina ni busca
imponerse, porque no ha venido a ser servido sino a servir. Su reino es la paz, la alegría, la
justicia. Espera de nosotros hechos, porque no todo aquel que dice “¡Señor!, ¡Señor! entrará
en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre celestial, ése entrará”.

B. Es MÉDICO y cura nuestro egoísmo, si dejamos que su gracia penetre hasta el fondo del
alma. Jesús nos ha advertido que la peor enfermedad es la hipocresía, el orgullo que lleva a
disimular los propios pecados. Con el Médico es imprescindible una sinceridad absoluta,
explicar enteramente la verdad y decir: “Señor, si quieres -y Tú quieres siempre- puedes
curarme”

C. Es MAESTRO de una ciencia que sólo él posee: la del amor sin límites a Dios y, en Dios, a
todos los hombres. En la escuela de Cristo se aprende que nuestra vida es de Dios y hemos
de gastarla en su servicio, preocupándonos generosamente de las almas, demostrando, con
la palabra y con el ejemplo, la hondura de las exigencias cristianas.

D. Es AMIGO, el Amigo. Nos llama amigos y él fue quien dio el primer paso; nos amó
primero. Sin embargo, no impone su cariño: lo ofrece. Lo muestra con el signo más claro de
la amistad: “nadie tiene amor más grande que e1 que entrega su vida por sus amigos”.
Era amigo de Lázaro y lloró por él, cuando lo vio muerto: y lo resucitó.



                        GUIÓN PARA UNA CONVERSACIÓN
En este rato en el que Jesús está más cerca de Ti que nunca, porque está dentro de ti, puedes
darle gracias, pedirle, pedirle perdón, decirle que le quieres…

A. Gracias:
- por haber venido a mi alma cuando he comulgado.
- por haberme creado, salvado, hecho cristiana y conservado la vida.
- por lo que me has dado (vete diciéndole: familia, salud o enfermedad, amigos, cualidades,
incluso los defectos ...).
- por todo lo que me has concedido últimamente, aunque no sepa qué es.
- porque siempre me perdonas cuando me arrepiento.
- por haberme dado como Madre a la Virgen.

B. Petición:
- auméntame la fe, la esperanza, la caridad y la humildad.
- dame un gran amor por Ti, un corazón grande; verdadera vida interior.
- que sea santo, viviendo con generosidad mi vocación.
- por la Iglesia y el Papa; por la diócesis y el obispo; por los sacerdotes: que haya muchos y
sean santos;
- por la unidad de los cristianos.
- por mi familia: (dile nombres y cosas en concreto).
- por mis amigos, compañeros, mi apostolado (dile nombres y cosas en concreto).
- por la paz en el mundo; que se acaben las guerras y el terrorismo; que nadie pase hambre.
                                                                                                19
- que nadie aborte; que las leyes y la ciencia estén al servicio del bien de la humanidad.
- por todos los hombres; que cada vez te conozca más gente, reconociendo en Jesús al
Salvador.



C. Adoración:
- puedes hacer actos de amor: dile lo que le quieres y quisieras quererle; amarle por los que
no le aman.
- y actos de entrega: dile que eres todo suyo, que sólo quieres vivir para él, que le entregas
toda tu vida, tus posibilidades, tu futuro, etc.

D. Desagravio (pedir perdón):
- por los pecados de todos los hombres de todos los tiempos: porque hay mucha gente que
no te conoce, o que te conocen, pero no te quieren
- por mis pecados, faltas de amor y entrega, olvidos, rutina, indiferencia... ayúdame a
mejorar cada día un poco, hazme ver la importancia de confesarme con frecuencia aunque no
tenga muchos pecados, de hacer pequeños propósitos y de luchar por cumplirlos…

               UNA CONVERSACIÓN ESCRITA ¡Ojo! No leas; díselo.
Jesús, ahora que te tengo dentro, quiero decirte muchas cosas: quiero ser tu amiga porque
te quiero un montón. Pero para eso te tengo que conocer mejor y tú me tienes que conocer
a mí, así que desde ahora te contaré mis cosas.
Quiero contarte cómo me va el curso, o las vacaciones....también te voy a contar de mis
padres y hermanos, de mis amigas, del colegio... sé que, aunque lo sabes, te hace ilusión que
te lo cuente.
Además, como lo puedes todo, voy a aprovechar y pedirte muchas cosas: por el Papa, por mi
familia, por los que sufren, para que haya paz, por los que no tienen nada, por los que no te
conocen... (añade las intenciones que quieras)
También quiero pedirte por mi: porque quiero quererte más y que estés orgullosa de mi;
pero a veces me enfado y estoy de mal humor, o me sale una mentira o una crítica, o soy
egoísta y voy a lo mío, o me cuesta obedecer, o no estudio todo lo que debiera.... hay unas
cuantas cosillas que quiero cambiar, para parecerme más a Ti: ayúdame, porque yo sola no
puedo.
Y para que no se me olvide que quiero ser tu amiga, dile a Tu Madre que me lo recuerde y
que nunca deje de contártelo todo, porque sé que siempre me escuchas y me ayudas.
Después vendré a devolverte la visita que me has hecho cuando he comulgado. Hasta luego.




                                                                                             20
Una conversación escrita
No hace falta que la termines cada día: si después de decirle algo que aquí está escrito, dejas de leer
                          y se lo comentas con tus palabras, ¡mucho mejor!

Señor mío Jesucristo, realmente presente en mí, te adoro con todo mi corazón, me uno a la
adoración que te rinden los ángeles y los santos. Te doy gracias por todo lo bueno que he
recibido de ti: la vida, la familia, la fe, los sacramentos, tu propia Madre, la gracia
santificante, la vocación, los dones humanos y sobrenaturales y tantos bienes que
desconozco... Gracias, Jesús, por la Santa Misa y por la Comunión.
 ¡Qué bueno eres y cuánto me amas! Yo te adoro y te amo. Quiero amarte más, mucho
más. ¡Ayúdame! Porque a veces me olvido de ti y, otras veces, me vence la tentación y la
maldad. En la Santa Misa se renueva tu Sacrificio del Calvario. Mueres clavado en la Cruz, te
ofreces al Padre Celestial por mi salvación y por la de todo el mundo. Eres mi Redentor y
sigues queriendo salvarme. Gracias, Jesús. Quiero la salvación. No permitas que me aleje
de ti por el pecado. Jesús, sé Tú mi Salvador.
El pan y el vino, por las palabras de la Consagración se han convertido -transubstanciado- en
tu mismo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad. En la Santa Hostia y en el Cáliz estás vivo y
eres Dios y Hombre de verdad, aunque mis ojos no te vean. Creo, Señor, en este misterio
de fe. Te adoro; te amo. Ahora que he comulgado puedo decir con alegría: Dios está
conmigo; yo estoy con Dios. Quiero estar siempre contigo, Jesús, porque tú me amas y yo
quiero saber amarte.
Quiero tenerte siempre en mi corazón para tener tu fuerza y lograr serte fiel en todo.
Necesito especialmente tu fuerza para vivir con delicadeza y reciedumbre la virtud de la
santa pureza que tanto te agrada. Dame la fortaleza de los mártires para ser valiente ante
la tentación impura, para vencer mis malas inclinaciones. ¡Antes morir que pecar! Si tú estás
conmigo, te seré fiel.

Quiero desagraviarte, pedirte perdón y consolarte por las ofensas que continuamente
recibes. ¡Qué bueno has sido conmigo! ¡Te pido perdón por mis pecados! Te amo con todo mi
corazón, me pesa haberte ofendido tantas veces, y me propongo, con tu gracia, no volver a
ofenderte en adelante. Me consagro totalmente a ti; te entrego y pongo en tus manos mi
voluntad, afectos, deseos y todas mis cosas.
Te hablaré de personas que quiero mucho para que tú les bendigas y les des lo que
necesiten. Sabes, Jesús, mejor que yo lo que hoy y ahora más conviene a cada uno. Te iré
diciendo sus nombres: mis familiares... (nómbralos), amistades..., los que me ayudan..., en
especial... Te recuerdo también a los enfermos... Te pido por las almas del purgatorio y te
ruego por los pecadores, por los moribundos que están en pecado ¡para que se conviertan y
reciban el sacramento de la confesión!... Te pido por el Papa, por la Iglesia, por los obispos y
por los sacerdotes... Es posible que haya alguna persona en el mundo en este momento que
necesite que yo pida por él: ¡Jesús, ayúdale!
Tengo que hablarte de mí y de cuanto va llenando mi día, de mi quehacer en casa, mi
trabajo o estudio; un proyecto por realizar; mi trato y servicio al prójimo. Quizá una pena,
una preocupación, un disgusto; o una alegría, una buena noticia, una victoria. Seguro que
tengo que hablarte de algún propósito por cumplir; tal vez de una inspiración especial sobre
lo que deseas de mí. Dime, Señor ¿qué quieres de mí? Te diré con la Virgen Santísima:
Hágase -vaya haciéndose- en mí según tu Voluntad.
Para terminar, te hago una súplica muy especial; mira Jesús: tu iglesia y el mundo necesitan
hombres y mujeres que se entreguen a ti para ser apóstoles tuyos. Elige de entre nosotros a
los que quieras; llámanos y danos la valentía de dejarlo todo y seguirte para ser
sembradores de tu doctrina de amor y portadores de tu salvación.
Virgen y Madre de Dios, yo me ofrezco por hijo tuyo, y en honra y gloria tuya te ofrezco
mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón; en una palabra, todo mi cuerpo y mi alma; y te pido
que me alcances la gracia de no cometer jamás un solo pecado. ¡Aquí tienes a tu hijo! En ti,
Madre mía, he puesto toda mi confianza y no quedaré confundido. Amén.
Otra conversación escrita
En primer lugar, quiero empezar por darte las gracias, Jesús. Te tendría que agradecer
tantas cosas, que no sé por dónde empezar. Gracias por haber venido a mi interior, ¡qué bien
tener a Dios dentro de mí! Te doy muchísimas gracias por la familia que me has dado, en la
que tú has querido que yo naciera. Te agradezco la formación que me ha dado mi familia (la
recibida en el colegio, en el club...), porque gracias a lo que me han enseñado de ti he tenido
la suerte de poder recibirte hoy en la Misa, y espero continuar haciéndolo muchos días en
adelante. He querido empezar por agradecerte, pero ahora paso a pedirte algunas cosas.
No me importa "pasarme" mucho pidiendo cosas. Sé que tú eres mi amigo, y que si quieres
me las concedes. Te pido en primer lugar por mi familia: por mis padres (habla un poco a
Jesús de ellos), por mis hermanos (también puedes ir hablando de cada uno), te pido por mis
familiares (abuelos, tíos, primos...) Te ruego que ayudes mucho al Papa, que no se sienta muy
solo allí, en Roma. Hazle fuerte para que aguante bien todos los problemas de la Iglesia, y
que siga queriendo mucho, como hasta ahora lo viene haciendo, a todos los hombres. Te pido
por la Iglesia, por los obispos, por los sacerdotes, que todos sean muy santos y sepan
exigimos para que seamos mejores cristianos.
La paz en el mundo es una cosa que tienes que conseguir, Jesús. ¡Qué no haya más guerras,
ni más terrorismo! Te pido por todos los que mueren con violencia. Te pido por lo que son
maltratados, por los que no tienen lo necesario para vivir, por los que no tienen padres,
cariño, salud,...
Te pido por los hombres que todavía no te conocen. Que encuentren pronto a alguien que
les diga algo sobre nuestra fe y que se acerquen a la Iglesia. Te pido por los pecadores, para
que se arrepientan y se confiesen. Por los niños que van a nacer, por los niños que,
desgraciadamente, sus madres no quieren tener y los matan. ¡Qué se acabe el aborto en el
mundo! Que se dé cuenta esa gente, Jesús, de la barbaridad que hacen al matar a esas
pobres criaturas.
Jesús, no puedo olvidarme de mis amigos. Ayuda a todos en sus necesidades. (Puedes
contarle, alguna cosa de ellos y pedirla especialmente). Ayúdame a mí mismo a ser mejor
amigo tuyo. Que te quiera más, cada día un poco más. Jesús, dile a mi Ángel de la Guarda,
seguro que te hace más caso a ti que a mí, que me avise cuando paso cerca de algún sagrario,
que me ayude a no distraerme cuando hago la visita, cuando comulgo y paso un rato contigo
como el de ahora. Que, de vez en cuando, me dé algún aviso para que me acuerde de Ti. Y
si hago algo mal, o voy a hacerlo, que no me deje y que me ayude a resistir la tentación. Tú
también me ayudarás, ¿verdad?
Te pido por mis compañeros. ¡Aumenta todavía más mi petición, Jesús! Tú lo puedes todo, así
que te pido por mi ciudad, e incluso por toda la humanidad, que cada vez más gente crea en
ti, que te quieran más en el mundo. Espero que hoy por esta oración, se acerque más a ti al
menos una persona; así, día tras día, iré convirtiendo a mucha gente... (Puedes aumentar la
lista con alguna intención tuya particular)
Bueno, Jesús, que me acuerde hoy durante todo el día de Ti; perdona por todas las veces
que te he abandonado. Ayúdame a que nunca más vuelva a ocurrir. Confío en que tú me
ayudarás. Me despido de ti, de mi mejor amigo, hasta la próxima Comunión, que espero sea
pronto. ¡No te fallaré!

También me despido de ti, Virgen María y Madre mía. Seguro que has oído mis peticiones,
cuando hablaba con tu Hijo, al que tanto quieres y tan unida estás. No me dejes tampoco tú
y agárrame fuerte de la mano para que nunca abandone a Jesús, ni te abandone a ti.
Intercede por mí ante Dios en todas mis peticiones, y en todas las cosas que sabes que
necesito, aunque no se las pida porque no me doy cuenta.
A Jesús crucificado
Mírame, ¡oh, mi amado y buen Jesús!, postrado en tu presencia; te ruego con el mayor
fervor imprimas en mi corazón vivos sentimientos de fe, esperanza y caridad ,
verdadero dolor de mis pecados y propósito de jamás ofenderte, mientras que yo, con el
mayor afecto y compasión de que soy capaz, voy considerando tus cinco llagas, teniendo
presente lo que de Ti dijo el santo profeta David: Han taladrado mis manos y mis pies y
se pueden contar todos mis huesos.

 Oración a la Santísima Trinidad
Que te sea agradable, oh Trinidad Santísima, el tributo de mi servidumbre; dispón que
el sacrificio que yo, aunque indigno, he ofrecido a la Majestad tuya, merezca
aceptación; y te pido que, por tu misericordia, sea éste un sacrificio de perdón para mí
y para todos por los que lo he ofrecido. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amen

Oración al Espíritu Santo

Ven ¡Oh Santo Espíritu! Ilumina mi entendimiento, para conocer tus mandatos; fortalece
mi corazón contra las insidias del enemigo; inflama mi voluntad... He oído tu voz, y no
quiero endurecerme y resistir, diciendo: después..., mañana. Nunc coepi! ¡Ahora! No vaya
a ser que el mañana me falte. ¡Oh, Espíritu de verdad y sabiduría, Espíritu de
entendimiento y de consejo, espíritu de gozo y de paz! Quiero lo que quieras, quiero
porque quieres, quiero como quieras, quiero cuando quieras...

Oración a San José

San José, mi padre y señor, tú que fuiste guardián fiel del Hijo de Dios y de su Madre
Santísima, la Virgen María, alcánzame del Señor la gracia de un espíritu recto y de un
corazón puro y casto para servir siempre y mejor a Jesús y María.

Oración pidiendo ser otro Cristo

Gracias, Señor: creo que estás físicamente dentro de mí. ¿Cómo actuarías hoy, Señor, si
tuvieses mis manos, mi lengua, mis ojos, mi cuerpo; si tuvieses mi energía y mi tiempo:
mi familia. mis amigos, mi trabajo? Pues hoy te dejo que seas yo: ¡que tú vivas hoy en mí!
Hoy quiero ser tú, el Hijo, que pasa por el mundo. Que lleve, Señor, tu mirada, tu
sonrisa, tu consuelo, tu paz, tu ayuda y tu palabra, tu servicio, tu entrega, tu amor... a
todos aquellos con los que me cruce. Padre. Cristifícame, transfórmame todo en Cristo,
dame su Espíritu, para que sea él entre los hombres. Amén.

Oración a San Miguel
Arcángel San Miguel, defiéndenos en la lucha, sé nuestro amparo contra la maldad y las
asechanzas del demonio. Pedimos suplicantes que Dios lo mantenga bajo su imperio; y tú,
príncipe de la milicia celestial, arroja al infierno con el poder divino a Satanás y a los
otros espíritus malvados, que andan por el mundo tratando de perder a las almas. Amén.

Oración para el apostolado (del Rey Balduino de Bélgica)
Señor, tú sabes el esfuerzo que suponen para mí esas conversaciones en las que trato
de acercar a la fe a otras personas. Después siento tu alegría en mí, pero antes la
inquietud me invade. Transfórmame, Señor, para que me resulte casi imposible no
"gritarte".
Oración ante el Santísimo
¡Que bien se está contigo,                     Aquí eres tu quien paga
Señor, junto al Sagrario!.                     si alguno quiere entrar.
¡Qué bien se está contigo!                     ¿Por qué no vendré más
¿Por qué no vendré más ?                       si sé que aquí a tu lado
Desde hace muchos años                         puedo encontrar Dios mío,
vengo a verte a diario                         lo que tanto he buscado?
y aquí te encuentro siempre,                   Mi luz, mi fortaleza
amante solitario.                              mi paz, mi único bien.
Solo, pobre, escondido,                        Si jamás he venido
pensando en mi quizás.                         que no te haya encontrado.
Tú no me dices nada                            Si jamás he sufrido,
ni yo te digo nada,                            si jamás he llorado,
si ya lo sabes todo.                           Señor, sin que conmigo
¿Qué te voy a decir?                           llorases Tú también.
Sabes mis penas,                               ¿Por qué no vendré más,
todas mis alegrías.                            Jesucristo bendito?
Sabes que vengo a verte                        Si tú lo estás deseando
con las manos vacías                           si yo lo necesito.
y que no tengo nada                            Si sé que no sé nada
que te pueda servir.                           cuando no vengo a Ti.
Siempre que vengo a verte                      Si aquí me enseñarías
siempre te encuentro solo,                     la ciencia de los santos,
¿será que nadie sabe, Señor                    esa ciencia bendita
que estás aquí?                                que aquí aprendieron tantos
¡No sé!, pero sé en cambio                     que fueron tus amigos
que aunque nadie te amara                      y gozan ya de Ti.
ni te lo agradeciera                           ¿Por qué no vendré más,
aquí estarías siempre                          si sé, yo con certeza ,
esperándome a mí.                              que Tu eres el modelo
¿Por qué no vendré más?                        que mi alma necesita?
¡qué ciego estoy, qué ciego!                   Que nada se hace duro
Si sé por experiencia                          mirándote a Ti aquí.
que cuando a Ti me llego                       El sagrario es la celda
siempre vuelvo cambiado                        donde estás encerrado.
siempre salgo mejor.                           ¡Qué pobre, qué obediente!
¿A dónde voy , Dios mío,                       ¡qué manso, qué callado!
cuando a mi Dios no vengo?                     ¡Qué solo, qué escondido!
Si Tú me esperas siempre,                      ¡Nadie se fija en Ti!
si a Ti siempre te tengo,                      ¿Por qué no vendré más,
si jamás me has cerrado                        oh Bondad infinita?
las puertas de tu amor.                        ¡Riqueza inestimable
Por otros se recorren                          que nada necesita
a pie largos caminos,                          y que te has humillado
acuden de muy lejos                            a mendigar mi amor!
cansados peregrinos,                           ¡Ábreme ya esa puerta,
pagan grandes sumas                            sea ya esa mi vida
que no han de recobrar.                        olvidada de todos,
Por Ti nadie pregunta,                         de todos escondida!
de Ti nadie hace caso,                         ¡qué bien se está contigo!
aquí, si alguno entra,                         ¡qué bien se está, Señor!
sólo es como de paso

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

LIBRO "SEÑOR, UNA PALABRA TUYA BASTA PARA SANAR". COMO ORAR EFICAZMENTE POR S...
LIBRO "SEÑOR, UNA PALABRA TUYA BASTA PARA SANAR". COMO ORAR EFICAZMENTE POR S...LIBRO "SEÑOR, UNA PALABRA TUYA BASTA PARA SANAR". COMO ORAR EFICAZMENTE POR S...
LIBRO "SEÑOR, UNA PALABRA TUYA BASTA PARA SANAR". COMO ORAR EFICAZMENTE POR S...
sifexol
 
Los sacramentos-power-point1
Los sacramentos-power-point1Los sacramentos-power-point1
Los sacramentos-power-point1
CAPELLANIA LATINOAMERICANA DE LONDRES
 
El sacramento de la confirmación
El sacramento de la  confirmaciónEl sacramento de la  confirmación
El sacramento de la confirmación
P. Guillermo Villarreal Chapa
 
Las Partes De La Misa
Las Partes De La MisaLas Partes De La Misa
Las Partes De La Misa
Martin Beltran
 
El matrimonio como sacramento
El matrimonio como sacramentoEl matrimonio como sacramento
El matrimonio como sacramento
pablotique
 
La eucaristía
La eucaristíaLa eucaristía
La eucaristía
Carmena25
 
El rosario
El rosarioEl rosario
El rosario
EmanuelEstrada
 
Las siete palabras de jesus en la cruz
Las siete palabras de jesus en la cruzLas siete palabras de jesus en la cruz
Las siete palabras de jesus en la cruz
creandotextos1
 
EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE 07 SEMANA 02 3° A y B PENULTIMA.docx
EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE 07 SEMANA 02  3° A y B PENULTIMA.docxEXPERIENCIA DE APRENDIZAJE 07 SEMANA 02  3° A y B PENULTIMA.docx
EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE 07 SEMANA 02 3° A y B PENULTIMA.docx
GladysRamirez44
 
Los sacramentos al servicio de la comunidad
Los sacramentos al servicio de la comunidadLos sacramentos al servicio de la comunidad
Los sacramentos al servicio de la comunidad
Roxana Vilcapaza
 
LECTIO DIVINA.pptx
LECTIO DIVINA.pptxLECTIO DIVINA.pptx
LECTIO DIVINA.pptx
FidelCandela
 
La oración y sus diversas formas de orar
La oración y sus diversas formas de orarLa oración y sus diversas formas de orar
La oración y sus diversas formas de orar
Miguel Angel Juárez Ordoñez
 
Proyecto de vida de acuerdo al mandamiento del amor4grado
Proyecto de vida de acuerdo al mandamiento del amor4gradoProyecto de vida de acuerdo al mandamiento del amor4grado
Proyecto de vida de acuerdo al mandamiento del amor4grado
remi2013
 
Listo!!! libro de ceremonia de la luz
Listo!!! libro de ceremonia de la luzListo!!! libro de ceremonia de la luz
Listo!!! libro de ceremonia de la luz
Jose Alberto Llaullipoma Romaní
 
La catequesis
La catequesisLa catequesis
La catequesis
dayramarciales
 
El Pre Encuentro
El Pre EncuentroEl Pre Encuentro
Los 10 Pasos metodológicos de la Lectio Divina
Los 10 Pasos metodológicos de la Lectio DivinaLos 10 Pasos metodológicos de la Lectio Divina
Los 10 Pasos metodológicos de la Lectio Divina
lectiodivinacamo
 
Sacramento de la eucaristía
Sacramento de la eucaristíaSacramento de la eucaristía
Sacramento de la eucaristía
lauramatencio
 
La Organización de los Grupos Pequeños
La Organización de los Grupos PequeñosLa Organización de los Grupos Pequeños
La Organización de los Grupos Pequeños
Manuel Vidaurre
 
SACRAMENTOS DE INICIACION CRISTIANA.ppt
SACRAMENTOS DE INICIACION CRISTIANA.pptSACRAMENTOS DE INICIACION CRISTIANA.ppt
SACRAMENTOS DE INICIACION CRISTIANA.ppt
AmasifuenEspinozaCar
 

La actualidad más candente (20)

LIBRO "SEÑOR, UNA PALABRA TUYA BASTA PARA SANAR". COMO ORAR EFICAZMENTE POR S...
LIBRO "SEÑOR, UNA PALABRA TUYA BASTA PARA SANAR". COMO ORAR EFICAZMENTE POR S...LIBRO "SEÑOR, UNA PALABRA TUYA BASTA PARA SANAR". COMO ORAR EFICAZMENTE POR S...
LIBRO "SEÑOR, UNA PALABRA TUYA BASTA PARA SANAR". COMO ORAR EFICAZMENTE POR S...
 
Los sacramentos-power-point1
Los sacramentos-power-point1Los sacramentos-power-point1
Los sacramentos-power-point1
 
El sacramento de la confirmación
El sacramento de la  confirmaciónEl sacramento de la  confirmación
El sacramento de la confirmación
 
Las Partes De La Misa
Las Partes De La MisaLas Partes De La Misa
Las Partes De La Misa
 
El matrimonio como sacramento
El matrimonio como sacramentoEl matrimonio como sacramento
El matrimonio como sacramento
 
La eucaristía
La eucaristíaLa eucaristía
La eucaristía
 
El rosario
El rosarioEl rosario
El rosario
 
Las siete palabras de jesus en la cruz
Las siete palabras de jesus en la cruzLas siete palabras de jesus en la cruz
Las siete palabras de jesus en la cruz
 
EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE 07 SEMANA 02 3° A y B PENULTIMA.docx
EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE 07 SEMANA 02  3° A y B PENULTIMA.docxEXPERIENCIA DE APRENDIZAJE 07 SEMANA 02  3° A y B PENULTIMA.docx
EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE 07 SEMANA 02 3° A y B PENULTIMA.docx
 
Los sacramentos al servicio de la comunidad
Los sacramentos al servicio de la comunidadLos sacramentos al servicio de la comunidad
Los sacramentos al servicio de la comunidad
 
LECTIO DIVINA.pptx
LECTIO DIVINA.pptxLECTIO DIVINA.pptx
LECTIO DIVINA.pptx
 
La oración y sus diversas formas de orar
La oración y sus diversas formas de orarLa oración y sus diversas formas de orar
La oración y sus diversas formas de orar
 
Proyecto de vida de acuerdo al mandamiento del amor4grado
Proyecto de vida de acuerdo al mandamiento del amor4gradoProyecto de vida de acuerdo al mandamiento del amor4grado
Proyecto de vida de acuerdo al mandamiento del amor4grado
 
Listo!!! libro de ceremonia de la luz
Listo!!! libro de ceremonia de la luzListo!!! libro de ceremonia de la luz
Listo!!! libro de ceremonia de la luz
 
La catequesis
La catequesisLa catequesis
La catequesis
 
El Pre Encuentro
El Pre EncuentroEl Pre Encuentro
El Pre Encuentro
 
Los 10 Pasos metodológicos de la Lectio Divina
Los 10 Pasos metodológicos de la Lectio DivinaLos 10 Pasos metodológicos de la Lectio Divina
Los 10 Pasos metodológicos de la Lectio Divina
 
Sacramento de la eucaristía
Sacramento de la eucaristíaSacramento de la eucaristía
Sacramento de la eucaristía
 
La Organización de los Grupos Pequeños
La Organización de los Grupos PequeñosLa Organización de los Grupos Pequeños
La Organización de los Grupos Pequeños
 
SACRAMENTOS DE INICIACION CRISTIANA.ppt
SACRAMENTOS DE INICIACION CRISTIANA.pptSACRAMENTOS DE INICIACION CRISTIANA.ppt
SACRAMENTOS DE INICIACION CRISTIANA.ppt
 

Destacado

Formato para Primera Comunión
Formato para Primera ComuniónFormato para Primera Comunión
Formato para Primera Comunión
David Medina Calderón Sdb
 
Misa de niños ( 10 Marzo2.012)
Misa de niños ( 10 Marzo2.012)Misa de niños ( 10 Marzo2.012)
Misa de niños ( 10 Marzo2.012)
Tania Hernández
 
GUIÓN DE LA MISA DEL DOMINGO DE RESURRECCIÓN. CICLO B. DIA 5 DE ABRIL DEL 2015
GUIÓN DE LA MISA DEL DOMINGO DE RESURRECCIÓN. CICLO B. DIA 5 DE ABRIL DEL 2015GUIÓN DE LA MISA DEL DOMINGO DE RESURRECCIÓN. CICLO B. DIA 5 DE ABRIL DEL 2015
GUIÓN DE LA MISA DEL DOMINGO DE RESURRECCIÓN. CICLO B. DIA 5 DE ABRIL DEL 2015
FEDERICO ALMENARA CHECA
 
Etiqueta
EtiquetaEtiqueta
IGMR Misal Romano
IGMR Misal RomanoIGMR Misal Romano
IGMR Misal Romano
clasesteologia
 
Sobre el Misal Romano para México, 3ra. edición típica
Sobre el Misal Romano para México, 3ra. edición típicaSobre el Misal Romano para México, 3ra. edición típica
Sobre el Misal Romano para México, 3ra. edición típica
Víctor Isaí
 
Cancionero misa niños
Cancionero misa niñosCancionero misa niños
Cancionero misa niños
Dana Diaz
 
Gestos del sacerdote en la misa
Gestos del sacerdote en la misaGestos del sacerdote en la misa
Gestos del sacerdote en la misa
lupe54
 
Canciones primera comunion 2011
Canciones primera comunion 2011Canciones primera comunion 2011
Canciones primera comunion 2011
Jose Alberto Llaullipoma Romaní
 
Celebraciion primera comunion
Celebraciion primera comunionCelebraciion primera comunion
Celebraciion primera comunion
federico almenara ramirez
 
GUIÓN PARA LA MISA DE LAS PRIMERAS COMUNIONES DEL 2014
GUIÓN PARA LA MISA DE LAS PRIMERAS COMUNIONES DEL 2014GUIÓN PARA LA MISA DE LAS PRIMERAS COMUNIONES DEL 2014
GUIÓN PARA LA MISA DE LAS PRIMERAS COMUNIONES DEL 2014
FEDERICO ALMENARA CHECA
 
La liturgia de la iglesia
La liturgia de la iglesia La liturgia de la iglesia
La liturgia de la iglesia
ramon1167
 
OFRENDAS
OFRENDASOFRENDAS
OFRENDAS
Anabel
 
Ordinariodela Misa
Ordinariodela MisaOrdinariodela Misa
Ordinariodela Misaguestbd1e4
 
Partes de la Misa
Partes de la MisaPartes de la Misa
Partes de la Misa
Claudia Sánchez
 
Dinámicas para niños: La Eucaristía...
Dinámicas para niños: La Eucaristía...Dinámicas para niños: La Eucaristía...
Dinámicas para niños: La Eucaristía...
Franciscanos Valladolid
 
Cancionero misa con acordes
Cancionero misa con acordesCancionero misa con acordes
Cancionero misa con acordes
Miguel Alarcón
 
Eucaristia de navidad
Eucaristia de navidadEucaristia de navidad
Eucaristia de navidad
psjpastoral
 
Eucaristia comuniones fin de curso -
Eucaristia comuniones   fin de curso -Eucaristia comuniones   fin de curso -
Eucaristia comuniones fin de curso -
psjpastoral
 
Primera comunión
Primera comuniónPrimera comunión

Destacado (20)

Formato para Primera Comunión
Formato para Primera ComuniónFormato para Primera Comunión
Formato para Primera Comunión
 
Misa de niños ( 10 Marzo2.012)
Misa de niños ( 10 Marzo2.012)Misa de niños ( 10 Marzo2.012)
Misa de niños ( 10 Marzo2.012)
 
GUIÓN DE LA MISA DEL DOMINGO DE RESURRECCIÓN. CICLO B. DIA 5 DE ABRIL DEL 2015
GUIÓN DE LA MISA DEL DOMINGO DE RESURRECCIÓN. CICLO B. DIA 5 DE ABRIL DEL 2015GUIÓN DE LA MISA DEL DOMINGO DE RESURRECCIÓN. CICLO B. DIA 5 DE ABRIL DEL 2015
GUIÓN DE LA MISA DEL DOMINGO DE RESURRECCIÓN. CICLO B. DIA 5 DE ABRIL DEL 2015
 
Etiqueta
EtiquetaEtiqueta
Etiqueta
 
IGMR Misal Romano
IGMR Misal RomanoIGMR Misal Romano
IGMR Misal Romano
 
Sobre el Misal Romano para México, 3ra. edición típica
Sobre el Misal Romano para México, 3ra. edición típicaSobre el Misal Romano para México, 3ra. edición típica
Sobre el Misal Romano para México, 3ra. edición típica
 
Cancionero misa niños
Cancionero misa niñosCancionero misa niños
Cancionero misa niños
 
Gestos del sacerdote en la misa
Gestos del sacerdote en la misaGestos del sacerdote en la misa
Gestos del sacerdote en la misa
 
Canciones primera comunion 2011
Canciones primera comunion 2011Canciones primera comunion 2011
Canciones primera comunion 2011
 
Celebraciion primera comunion
Celebraciion primera comunionCelebraciion primera comunion
Celebraciion primera comunion
 
GUIÓN PARA LA MISA DE LAS PRIMERAS COMUNIONES DEL 2014
GUIÓN PARA LA MISA DE LAS PRIMERAS COMUNIONES DEL 2014GUIÓN PARA LA MISA DE LAS PRIMERAS COMUNIONES DEL 2014
GUIÓN PARA LA MISA DE LAS PRIMERAS COMUNIONES DEL 2014
 
La liturgia de la iglesia
La liturgia de la iglesia La liturgia de la iglesia
La liturgia de la iglesia
 
OFRENDAS
OFRENDASOFRENDAS
OFRENDAS
 
Ordinariodela Misa
Ordinariodela MisaOrdinariodela Misa
Ordinariodela Misa
 
Partes de la Misa
Partes de la MisaPartes de la Misa
Partes de la Misa
 
Dinámicas para niños: La Eucaristía...
Dinámicas para niños: La Eucaristía...Dinámicas para niños: La Eucaristía...
Dinámicas para niños: La Eucaristía...
 
Cancionero misa con acordes
Cancionero misa con acordesCancionero misa con acordes
Cancionero misa con acordes
 
Eucaristia de navidad
Eucaristia de navidadEucaristia de navidad
Eucaristia de navidad
 
Eucaristia comuniones fin de curso -
Eucaristia comuniones   fin de curso -Eucaristia comuniones   fin de curso -
Eucaristia comuniones fin de curso -
 
Primera comunión
Primera comuniónPrimera comunión
Primera comunión
 

Similar a Misal definitivo

01970002-04-liturgia-de-la-misa-IV.ppt
01970002-04-liturgia-de-la-misa-IV.ppt01970002-04-liturgia-de-la-misa-IV.ppt
01970002-04-liturgia-de-la-misa-IV.ppt
odilio3
 
Explicacion de la eucaristía
Explicacion de la eucaristíaExplicacion de la eucaristía
Explicacion de la eucaristía
Jimmy Hernandez Ortiz
 
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTIA DEL DOMINGO III DE PASCIA. CICLO B. DIA ...
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTIA DEL DOMINGO III DE PASCIA. CICLO B. DIA ...GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTIA DEL DOMINGO III DE PASCIA. CICLO B. DIA ...
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTIA DEL DOMINGO III DE PASCIA. CICLO B. DIA ...
FEDERICO ALMENARA CHECA
 
Oraciones para la preparación a la Confirmación
Oraciones para la preparación a la ConfirmaciónOraciones para la preparación a la Confirmación
Oraciones para la preparación a la Confirmación
Paúl Eduardo Monge Moreno
 
Hora Santa Jesús Eucaristía
Hora Santa   Jesús EucaristíaHora Santa   Jesús Eucaristía
Hora Santa Jesús Eucaristía
Marjorie DeStout
 
Esquema jueves santo 28 mar-2013 sd
Esquema jueves santo 28 mar-2013 sdEsquema jueves santo 28 mar-2013 sd
Esquema jueves santo 28 mar-2013 sd
PSBBogota
 
Apertura sínodo final
Apertura sínodo finalApertura sínodo final
Apertura sínodo final
adrian felipe bolaños antury
 
EUCARISTÍA DEL DOMINGO III DE PASCUA. CICLO B. DIA 19 DE ABRIL DEL 2015
EUCARISTÍA DEL DOMINGO III DE PASCUA. CICLO B. DIA 19 DE ABRIL DEL 2015EUCARISTÍA DEL DOMINGO III DE PASCUA. CICLO B. DIA 19 DE ABRIL DEL 2015
EUCARISTÍA DEL DOMINGO III DE PASCUA. CICLO B. DIA 19 DE ABRIL DEL 2015
FEDERICO ALMENARA CHECA
 
Final 2012 2012
Final 2012 2012Final 2012 2012
Final 2012 2012
Tania Hernández
 
liturgia%20triduo%20pascual%20rascafr%EDa%2799.pdf
liturgia%20triduo%20pascual%20rascafr%EDa%2799.pdfliturgia%20triduo%20pascual%20rascafr%EDa%2799.pdf
liturgia%20triduo%20pascual%20rascafr%EDa%2799.pdf
raul_eloy
 
26 febrero 2.012
26 febrero 2.01226 febrero 2.012
26 febrero 2.012
Tania Hernández
 
Celebraciones de semana santa
Celebraciones de semana santaCelebraciones de semana santa
Celebraciones de semana santa
Guadalupe Sandoval
 
Casita De Oracion Ane
Casita De Oracion AneCasita De Oracion Ane
Casita De Oracion Ane
San Miguelillo
 
Casita de-oracion-ane2078
Casita de-oracion-ane2078Casita de-oracion-ane2078
Casita de-oracion-ane2078
Victor Marrero
 
Ritual de la confirmación libro celebrante
Ritual de la confirmación libro celebranteRitual de la confirmación libro celebrante
Ritual de la confirmación libro celebrante
Cesar Londoño
 
VII domingo ordinario 2012 slide
VII domingo ordinario 2012 slideVII domingo ordinario 2012 slide
VII domingo ordinario 2012 slide
Euro Lobo
 
IV Domingo de Pascua 2012
IV Domingo de Pascua 2012IV Domingo de Pascua 2012
IV Domingo de Pascua 2012
Euro Lobo
 
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTÍA DEL DOMINGO VI DE PASCUA. CICLO B.
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTÍA DEL DOMINGO VI DE PASCUA. CICLO B.GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTÍA DEL DOMINGO VI DE PASCUA. CICLO B.
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTÍA DEL DOMINGO VI DE PASCUA. CICLO B.
FEDERICO ALMENARA CHECA
 
catequesis especial
catequesis especialcatequesis especial
catequesis especial
bruenzocm
 
Eucaristía, el corazón de la comunidad cristiana
Eucaristía, el corazón de la comunidad cristianaEucaristía, el corazón de la comunidad cristiana
Eucaristía, el corazón de la comunidad cristiana
Mafalda Medellin
 

Similar a Misal definitivo (20)

01970002-04-liturgia-de-la-misa-IV.ppt
01970002-04-liturgia-de-la-misa-IV.ppt01970002-04-liturgia-de-la-misa-IV.ppt
01970002-04-liturgia-de-la-misa-IV.ppt
 
Explicacion de la eucaristía
Explicacion de la eucaristíaExplicacion de la eucaristía
Explicacion de la eucaristía
 
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTIA DEL DOMINGO III DE PASCIA. CICLO B. DIA ...
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTIA DEL DOMINGO III DE PASCIA. CICLO B. DIA ...GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTIA DEL DOMINGO III DE PASCIA. CICLO B. DIA ...
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTIA DEL DOMINGO III DE PASCIA. CICLO B. DIA ...
 
Oraciones para la preparación a la Confirmación
Oraciones para la preparación a la ConfirmaciónOraciones para la preparación a la Confirmación
Oraciones para la preparación a la Confirmación
 
Hora Santa Jesús Eucaristía
Hora Santa   Jesús EucaristíaHora Santa   Jesús Eucaristía
Hora Santa Jesús Eucaristía
 
Esquema jueves santo 28 mar-2013 sd
Esquema jueves santo 28 mar-2013 sdEsquema jueves santo 28 mar-2013 sd
Esquema jueves santo 28 mar-2013 sd
 
Apertura sínodo final
Apertura sínodo finalApertura sínodo final
Apertura sínodo final
 
EUCARISTÍA DEL DOMINGO III DE PASCUA. CICLO B. DIA 19 DE ABRIL DEL 2015
EUCARISTÍA DEL DOMINGO III DE PASCUA. CICLO B. DIA 19 DE ABRIL DEL 2015EUCARISTÍA DEL DOMINGO III DE PASCUA. CICLO B. DIA 19 DE ABRIL DEL 2015
EUCARISTÍA DEL DOMINGO III DE PASCUA. CICLO B. DIA 19 DE ABRIL DEL 2015
 
Final 2012 2012
Final 2012 2012Final 2012 2012
Final 2012 2012
 
liturgia%20triduo%20pascual%20rascafr%EDa%2799.pdf
liturgia%20triduo%20pascual%20rascafr%EDa%2799.pdfliturgia%20triduo%20pascual%20rascafr%EDa%2799.pdf
liturgia%20triduo%20pascual%20rascafr%EDa%2799.pdf
 
26 febrero 2.012
26 febrero 2.01226 febrero 2.012
26 febrero 2.012
 
Celebraciones de semana santa
Celebraciones de semana santaCelebraciones de semana santa
Celebraciones de semana santa
 
Casita De Oracion Ane
Casita De Oracion AneCasita De Oracion Ane
Casita De Oracion Ane
 
Casita de-oracion-ane2078
Casita de-oracion-ane2078Casita de-oracion-ane2078
Casita de-oracion-ane2078
 
Ritual de la confirmación libro celebrante
Ritual de la confirmación libro celebranteRitual de la confirmación libro celebrante
Ritual de la confirmación libro celebrante
 
VII domingo ordinario 2012 slide
VII domingo ordinario 2012 slideVII domingo ordinario 2012 slide
VII domingo ordinario 2012 slide
 
IV Domingo de Pascua 2012
IV Domingo de Pascua 2012IV Domingo de Pascua 2012
IV Domingo de Pascua 2012
 
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTÍA DEL DOMINGO VI DE PASCUA. CICLO B.
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTÍA DEL DOMINGO VI DE PASCUA. CICLO B.GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTÍA DEL DOMINGO VI DE PASCUA. CICLO B.
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTÍA DEL DOMINGO VI DE PASCUA. CICLO B.
 
catequesis especial
catequesis especialcatequesis especial
catequesis especial
 
Eucaristía, el corazón de la comunidad cristiana
Eucaristía, el corazón de la comunidad cristianaEucaristía, el corazón de la comunidad cristiana
Eucaristía, el corazón de la comunidad cristiana
 

Más de ereligioncatolica

youcat 4 -II Santísima Trinidad
 youcat  4 -II Santísima Trinidad youcat  4 -II Santísima Trinidad
youcat 4 -II Santísima Trinidad
ereligioncatolica
 
youcat 4 -I naturaleza de Dios y su obrar
youcat  4 -I naturaleza de Dios y su obraryoucat  4 -I naturaleza de Dios y su obrar
youcat 4 -I naturaleza de Dios y su obrar
ereligioncatolica
 
1 youcat introd y clase 1
1 youcat  introd y clase 11 youcat  introd y clase 1
1 youcat introd y clase 1
ereligioncatolica
 
youcat 3 la fe, respuesta del hombre a Dios
 youcat  3 la fe, respuesta del hombre a Dios youcat  3 la fe, respuesta del hombre a Dios
youcat 3 la fe, respuesta del hombre a Dios
ereligioncatolica
 
youcat 2 transmisión de la fe, la biblia y la tradición
youcat  2 transmisión de la fe, la biblia y la tradiciónyoucat  2 transmisión de la fe, la biblia y la tradición
youcat 2 transmisión de la fe, la biblia y la tradición
ereligioncatolica
 
La Biblia
La BibliaLa Biblia
La creación y el pecado original
La creación y el pecado originalLa creación y el pecado original
La creación y el pecado original
ereligioncatolica
 
Historia del pueblo de israel nuria t- 2º eso
Historia del pueblo de israel  nuria t- 2º esoHistoria del pueblo de israel  nuria t- 2º eso
Historia del pueblo de israel nuria t- 2º eso
ereligioncatolica
 
Religiones en el mundo ana a- 2º eso
Religiones en el mundo  ana a- 2º esoReligiones en el mundo  ana a- 2º eso
Religiones en el mundo ana a- 2º eso
ereligioncatolica
 
La Biblia-completo
La Biblia-completoLa Biblia-completo
La Biblia-completo
ereligioncatolica
 
2º eso fundamentos de la vida moral
2º eso fundamentos de la vida moral 2º eso fundamentos de la vida moral
2º eso fundamentos de la vida moral
ereligioncatolica
 
Revelación sobrenatural
Revelación sobrenaturalRevelación sobrenatural
Revelación sobrenatural
ereligioncatolica
 
Repaso VIDA DE JESÚS
Repaso VIDA DE JESÚSRepaso VIDA DE JESÚS
Repaso VIDA DE JESÚS
ereligioncatolica
 
3 youcat clase 3 la fe, respuesta del hombre a dios ampliada
3 youcat  clase 3 la fe, respuesta del hombre a dios ampliada3 youcat  clase 3 la fe, respuesta del hombre a dios ampliada
3 youcat clase 3 la fe, respuesta del hombre a dios ampliada
ereligioncatolica
 
4º eso tema 1 2 la iglesia.
4º eso tema 1 2 la iglesia.4º eso tema 1 2 la iglesia.
4º eso tema 1 2 la iglesia.ereligioncatolica
 
1 youcat introd y clase 1
1 youcat  introd y clase 11 youcat  introd y clase 1
1 youcat introd y clase 1
ereligioncatolica
 
3 youcat clase 3 la fe, respuesta del hombre a dios
3 youcat  clase 3 la fe, respuesta del hombre a dios3 youcat  clase 3 la fe, respuesta del hombre a dios
3 youcat clase 3 la fe, respuesta del hombre a dios
ereligioncatolica
 
2 youcat clase 2 transmisión de la fe, la biblia y la tradición
2 youcat  clase 2 transmisión de la fe, la biblia y la tradición2 youcat  clase 2 transmisión de la fe, la biblia y la tradición
2 youcat clase 2 transmisión de la fe, la biblia y la tradición
ereligioncatolica
 
Misterios del rosario
Misterios del rosarioMisterios del rosario
Misterios del rosario
ereligioncatolica
 
Fichas para el trabajo de sacramentos
Fichas para el trabajo de sacramentosFichas para el trabajo de sacramentos
Fichas para el trabajo de sacramentos
ereligioncatolica
 

Más de ereligioncatolica (20)

youcat 4 -II Santísima Trinidad
 youcat  4 -II Santísima Trinidad youcat  4 -II Santísima Trinidad
youcat 4 -II Santísima Trinidad
 
youcat 4 -I naturaleza de Dios y su obrar
youcat  4 -I naturaleza de Dios y su obraryoucat  4 -I naturaleza de Dios y su obrar
youcat 4 -I naturaleza de Dios y su obrar
 
1 youcat introd y clase 1
1 youcat  introd y clase 11 youcat  introd y clase 1
1 youcat introd y clase 1
 
youcat 3 la fe, respuesta del hombre a Dios
 youcat  3 la fe, respuesta del hombre a Dios youcat  3 la fe, respuesta del hombre a Dios
youcat 3 la fe, respuesta del hombre a Dios
 
youcat 2 transmisión de la fe, la biblia y la tradición
youcat  2 transmisión de la fe, la biblia y la tradiciónyoucat  2 transmisión de la fe, la biblia y la tradición
youcat 2 transmisión de la fe, la biblia y la tradición
 
La Biblia
La BibliaLa Biblia
La Biblia
 
La creación y el pecado original
La creación y el pecado originalLa creación y el pecado original
La creación y el pecado original
 
Historia del pueblo de israel nuria t- 2º eso
Historia del pueblo de israel  nuria t- 2º esoHistoria del pueblo de israel  nuria t- 2º eso
Historia del pueblo de israel nuria t- 2º eso
 
Religiones en el mundo ana a- 2º eso
Religiones en el mundo  ana a- 2º esoReligiones en el mundo  ana a- 2º eso
Religiones en el mundo ana a- 2º eso
 
La Biblia-completo
La Biblia-completoLa Biblia-completo
La Biblia-completo
 
2º eso fundamentos de la vida moral
2º eso fundamentos de la vida moral 2º eso fundamentos de la vida moral
2º eso fundamentos de la vida moral
 
Revelación sobrenatural
Revelación sobrenaturalRevelación sobrenatural
Revelación sobrenatural
 
Repaso VIDA DE JESÚS
Repaso VIDA DE JESÚSRepaso VIDA DE JESÚS
Repaso VIDA DE JESÚS
 
3 youcat clase 3 la fe, respuesta del hombre a dios ampliada
3 youcat  clase 3 la fe, respuesta del hombre a dios ampliada3 youcat  clase 3 la fe, respuesta del hombre a dios ampliada
3 youcat clase 3 la fe, respuesta del hombre a dios ampliada
 
4º eso tema 1 2 la iglesia.
4º eso tema 1 2 la iglesia.4º eso tema 1 2 la iglesia.
4º eso tema 1 2 la iglesia.
 
1 youcat introd y clase 1
1 youcat  introd y clase 11 youcat  introd y clase 1
1 youcat introd y clase 1
 
3 youcat clase 3 la fe, respuesta del hombre a dios
3 youcat  clase 3 la fe, respuesta del hombre a dios3 youcat  clase 3 la fe, respuesta del hombre a dios
3 youcat clase 3 la fe, respuesta del hombre a dios
 
2 youcat clase 2 transmisión de la fe, la biblia y la tradición
2 youcat  clase 2 transmisión de la fe, la biblia y la tradición2 youcat  clase 2 transmisión de la fe, la biblia y la tradición
2 youcat clase 2 transmisión de la fe, la biblia y la tradición
 
Misterios del rosario
Misterios del rosarioMisterios del rosario
Misterios del rosario
 
Fichas para el trabajo de sacramentos
Fichas para el trabajo de sacramentosFichas para el trabajo de sacramentos
Fichas para el trabajo de sacramentos
 

Último

Lecciones 10 Esc. Sabática. El espiritismo desenmascarado docx
Lecciones 10 Esc. Sabática. El espiritismo desenmascarado docxLecciones 10 Esc. Sabática. El espiritismo desenmascarado docx
Lecciones 10 Esc. Sabática. El espiritismo desenmascarado docx
Alejandrino Halire Ccahuana
 
Examen Lengua y Literatura EVAU Andalucía.pdf
Examen Lengua y Literatura EVAU Andalucía.pdfExamen Lengua y Literatura EVAU Andalucía.pdf
Examen Lengua y Literatura EVAU Andalucía.pdf
20minutos
 
PANDERETAS DECORADAS CON MOTIVOS DE LA RIOJA
PANDERETAS DECORADAS CON MOTIVOS DE LA RIOJAPANDERETAS DECORADAS CON MOTIVOS DE LA RIOJA
PANDERETAS DECORADAS CON MOTIVOS DE LA RIOJA
estroba5
 
Guia Practica de ChatGPT para Docentes Ccesa007.pdf
Guia Practica de ChatGPT para Docentes Ccesa007.pdfGuia Practica de ChatGPT para Docentes Ccesa007.pdf
Guia Practica de ChatGPT para Docentes Ccesa007.pdf
Demetrio Ccesa Rayme
 
Dia de la Bandera colegio Santa Angela 2024
Dia de la Bandera colegio Santa Angela 2024Dia de la Bandera colegio Santa Angela 2024
Dia de la Bandera colegio Santa Angela 2024
77361565
 
Evaluacion del tercer trimestre del 2023-2024
Evaluacion del tercer trimestre del 2023-2024Evaluacion del tercer trimestre del 2023-2024
Evaluacion del tercer trimestre del 2023-2024
israelsouza67
 
3° SES COMU LUN10 CUENTO DIA DEL PADRE 933623393 PROF YESSENIA (1).docx
3° SES COMU LUN10  CUENTO DIA DEL PADRE  933623393 PROF YESSENIA (1).docx3° SES COMU LUN10  CUENTO DIA DEL PADRE  933623393 PROF YESSENIA (1).docx
3° SES COMU LUN10 CUENTO DIA DEL PADRE 933623393 PROF YESSENIA (1).docx
rosannatasaycoyactay
 
Planificación Ejemplo con la metodología TPACK
Planificación Ejemplo con la metodología  TPACKPlanificación Ejemplo con la metodología  TPACK
Planificación Ejemplo con la metodología TPACK
ssusera6697f
 
Todo sobre el acta constitutiva de la empresa.pdf
Todo sobre el acta constitutiva de la empresa.pdfTodo sobre el acta constitutiva de la empresa.pdf
Todo sobre el acta constitutiva de la empresa.pdf
La Paradoja educativa
 
Las diversas Sociedades Mercantiles Mexico.pdf
Las diversas Sociedades Mercantiles Mexico.pdfLas diversas Sociedades Mercantiles Mexico.pdf
Las diversas Sociedades Mercantiles Mexico.pdf
La Paradoja educativa
 
Examen de la EvAU 2024 en Navarra Latín.
Examen de la EvAU 2024 en Navarra Latín.Examen de la EvAU 2024 en Navarra Latín.
Examen de la EvAU 2024 en Navarra Latín.
amayaltc18
 
Presentación Curso C. Diferencial - 2024-1.pdf
Presentación Curso C. Diferencial - 2024-1.pdfPresentación Curso C. Diferencial - 2024-1.pdf
Presentación Curso C. Diferencial - 2024-1.pdf
H4RV3YH3RN4ND3Z
 
ACERTIJO DESCIFRANDO CÓDIGO DEL CANDADO DE LA TORRE EIFFEL EN PARÍS. Por JAVI...
ACERTIJO DESCIFRANDO CÓDIGO DEL CANDADO DE LA TORRE EIFFEL EN PARÍS. Por JAVI...ACERTIJO DESCIFRANDO CÓDIGO DEL CANDADO DE LA TORRE EIFFEL EN PARÍS. Por JAVI...
ACERTIJO DESCIFRANDO CÓDIGO DEL CANDADO DE LA TORRE EIFFEL EN PARÍS. Por JAVI...
JAVIER SOLIS NOYOLA
 
FEEDBACK DE LA ESTRUCTURA CURRICULAR- 2024.pdf
FEEDBACK DE LA ESTRUCTURA CURRICULAR- 2024.pdfFEEDBACK DE LA ESTRUCTURA CURRICULAR- 2024.pdf
FEEDBACK DE LA ESTRUCTURA CURRICULAR- 2024.pdf
Jose Luis Jimenez Rodriguez
 
Nuevos espacios,nuevos tiempos,nuevas practica.pptx
Nuevos espacios,nuevos tiempos,nuevas practica.pptxNuevos espacios,nuevos tiempos,nuevas practica.pptx
Nuevos espacios,nuevos tiempos,nuevas practica.pptx
lautyzaracho4
 
Mundo ABC Examen 1 Grado- Tercer Trimestre.pdf
Mundo ABC Examen 1 Grado- Tercer Trimestre.pdfMundo ABC Examen 1 Grado- Tercer Trimestre.pdf
Mundo ABC Examen 1 Grado- Tercer Trimestre.pdf
ViriEsteva
 
CORREOS SEGUNDO 2024 HONORIO DELGADO ESPINOZA
CORREOS SEGUNDO 2024 HONORIO DELGADO ESPINOZACORREOS SEGUNDO 2024 HONORIO DELGADO ESPINOZA
CORREOS SEGUNDO 2024 HONORIO DELGADO ESPINOZA
Sandra Mariela Ballón Aguedo
 
SEMIOLOGIA DE HEMORRAGIAS DIGESTIVAS.pptx
SEMIOLOGIA DE HEMORRAGIAS DIGESTIVAS.pptxSEMIOLOGIA DE HEMORRAGIAS DIGESTIVAS.pptx
SEMIOLOGIA DE HEMORRAGIAS DIGESTIVAS.pptx
Osiris Urbano
 
RETROALIMENTACIÓN PARA EL EXAMEN ÚNICO AUXILIAR DE ENFERMERIA.docx
RETROALIMENTACIÓN PARA EL EXAMEN ÚNICO AUXILIAR DE ENFERMERIA.docxRETROALIMENTACIÓN PARA EL EXAMEN ÚNICO AUXILIAR DE ENFERMERIA.docx
RETROALIMENTACIÓN PARA EL EXAMEN ÚNICO AUXILIAR DE ENFERMERIA.docx
100078171
 
Power Point: El espiritismo desenmascarado
Power Point: El espiritismo desenmascaradoPower Point: El espiritismo desenmascarado
Power Point: El espiritismo desenmascarado
https://gramadal.wordpress.com/
 

Último (20)

Lecciones 10 Esc. Sabática. El espiritismo desenmascarado docx
Lecciones 10 Esc. Sabática. El espiritismo desenmascarado docxLecciones 10 Esc. Sabática. El espiritismo desenmascarado docx
Lecciones 10 Esc. Sabática. El espiritismo desenmascarado docx
 
Examen Lengua y Literatura EVAU Andalucía.pdf
Examen Lengua y Literatura EVAU Andalucía.pdfExamen Lengua y Literatura EVAU Andalucía.pdf
Examen Lengua y Literatura EVAU Andalucía.pdf
 
PANDERETAS DECORADAS CON MOTIVOS DE LA RIOJA
PANDERETAS DECORADAS CON MOTIVOS DE LA RIOJAPANDERETAS DECORADAS CON MOTIVOS DE LA RIOJA
PANDERETAS DECORADAS CON MOTIVOS DE LA RIOJA
 
Guia Practica de ChatGPT para Docentes Ccesa007.pdf
Guia Practica de ChatGPT para Docentes Ccesa007.pdfGuia Practica de ChatGPT para Docentes Ccesa007.pdf
Guia Practica de ChatGPT para Docentes Ccesa007.pdf
 
Dia de la Bandera colegio Santa Angela 2024
Dia de la Bandera colegio Santa Angela 2024Dia de la Bandera colegio Santa Angela 2024
Dia de la Bandera colegio Santa Angela 2024
 
Evaluacion del tercer trimestre del 2023-2024
Evaluacion del tercer trimestre del 2023-2024Evaluacion del tercer trimestre del 2023-2024
Evaluacion del tercer trimestre del 2023-2024
 
3° SES COMU LUN10 CUENTO DIA DEL PADRE 933623393 PROF YESSENIA (1).docx
3° SES COMU LUN10  CUENTO DIA DEL PADRE  933623393 PROF YESSENIA (1).docx3° SES COMU LUN10  CUENTO DIA DEL PADRE  933623393 PROF YESSENIA (1).docx
3° SES COMU LUN10 CUENTO DIA DEL PADRE 933623393 PROF YESSENIA (1).docx
 
Planificación Ejemplo con la metodología TPACK
Planificación Ejemplo con la metodología  TPACKPlanificación Ejemplo con la metodología  TPACK
Planificación Ejemplo con la metodología TPACK
 
Todo sobre el acta constitutiva de la empresa.pdf
Todo sobre el acta constitutiva de la empresa.pdfTodo sobre el acta constitutiva de la empresa.pdf
Todo sobre el acta constitutiva de la empresa.pdf
 
Las diversas Sociedades Mercantiles Mexico.pdf
Las diversas Sociedades Mercantiles Mexico.pdfLas diversas Sociedades Mercantiles Mexico.pdf
Las diversas Sociedades Mercantiles Mexico.pdf
 
Examen de la EvAU 2024 en Navarra Latín.
Examen de la EvAU 2024 en Navarra Latín.Examen de la EvAU 2024 en Navarra Latín.
Examen de la EvAU 2024 en Navarra Latín.
 
Presentación Curso C. Diferencial - 2024-1.pdf
Presentación Curso C. Diferencial - 2024-1.pdfPresentación Curso C. Diferencial - 2024-1.pdf
Presentación Curso C. Diferencial - 2024-1.pdf
 
ACERTIJO DESCIFRANDO CÓDIGO DEL CANDADO DE LA TORRE EIFFEL EN PARÍS. Por JAVI...
ACERTIJO DESCIFRANDO CÓDIGO DEL CANDADO DE LA TORRE EIFFEL EN PARÍS. Por JAVI...ACERTIJO DESCIFRANDO CÓDIGO DEL CANDADO DE LA TORRE EIFFEL EN PARÍS. Por JAVI...
ACERTIJO DESCIFRANDO CÓDIGO DEL CANDADO DE LA TORRE EIFFEL EN PARÍS. Por JAVI...
 
FEEDBACK DE LA ESTRUCTURA CURRICULAR- 2024.pdf
FEEDBACK DE LA ESTRUCTURA CURRICULAR- 2024.pdfFEEDBACK DE LA ESTRUCTURA CURRICULAR- 2024.pdf
FEEDBACK DE LA ESTRUCTURA CURRICULAR- 2024.pdf
 
Nuevos espacios,nuevos tiempos,nuevas practica.pptx
Nuevos espacios,nuevos tiempos,nuevas practica.pptxNuevos espacios,nuevos tiempos,nuevas practica.pptx
Nuevos espacios,nuevos tiempos,nuevas practica.pptx
 
Mundo ABC Examen 1 Grado- Tercer Trimestre.pdf
Mundo ABC Examen 1 Grado- Tercer Trimestre.pdfMundo ABC Examen 1 Grado- Tercer Trimestre.pdf
Mundo ABC Examen 1 Grado- Tercer Trimestre.pdf
 
CORREOS SEGUNDO 2024 HONORIO DELGADO ESPINOZA
CORREOS SEGUNDO 2024 HONORIO DELGADO ESPINOZACORREOS SEGUNDO 2024 HONORIO DELGADO ESPINOZA
CORREOS SEGUNDO 2024 HONORIO DELGADO ESPINOZA
 
SEMIOLOGIA DE HEMORRAGIAS DIGESTIVAS.pptx
SEMIOLOGIA DE HEMORRAGIAS DIGESTIVAS.pptxSEMIOLOGIA DE HEMORRAGIAS DIGESTIVAS.pptx
SEMIOLOGIA DE HEMORRAGIAS DIGESTIVAS.pptx
 
RETROALIMENTACIÓN PARA EL EXAMEN ÚNICO AUXILIAR DE ENFERMERIA.docx
RETROALIMENTACIÓN PARA EL EXAMEN ÚNICO AUXILIAR DE ENFERMERIA.docxRETROALIMENTACIÓN PARA EL EXAMEN ÚNICO AUXILIAR DE ENFERMERIA.docx
RETROALIMENTACIÓN PARA EL EXAMEN ÚNICO AUXILIAR DE ENFERMERIA.docx
 
Power Point: El espiritismo desenmascarado
Power Point: El espiritismo desenmascaradoPower Point: El espiritismo desenmascarado
Power Point: El espiritismo desenmascarado
 

Misal definitivo

  • 1. SANTA MISA La Misa es la aventura más maravillosa que puedes vivir ¡cada día!; porque, ¿sabes que todos los días es diferente? Es como una caja de sorpresas: cada vez que la abres ¡tiene algo nuevo! Te voy a explicar algunos secretos sobre la Misa, así la entenderás mejor y podrás vivirla a tope. La Misa es un encuentro personal con Jesús: tú y Él. Es Jesús, el mismo que nació en Belén, que curó a tanta gente y murió por nosotros en la Cruz. Ahora, en la Misa, viene a estar contigo, para curarte, animarte, escucharte. Lo que vivieron en el Calvario Jesús, la Virgen, San Juan… tú lo puedes ver y vivir en la Misa. Esto que te digo no lo saben todos, solamente aquellos que son capaces de entender que Jesús nos quiere tanto que ha dado su vida por nosotros y, además, se ha quedado en la Eucaristía para no dejarnos solos. La Misa es el mismo sacrificio de la Cruz, aunque esta vez sin que se derrame la Sangre de Jesús. Mediante la consagración, Jesús viene al altar (escondido en el pan y el vino) y se vuelve a ofrecer por nosotros. ¡Qué suerte tenemos de poder asistir a la Misa! Qué es la Misa: es la renovación del sacrificio de Jesús en la Cruz. Él murió para salvarnos a cada uno de nosotros y devolvernos la amistad con Dios.  ¿Qué pasa en la Misa? • Que nos trasladamos con Jesús al Calvario, al momento y lugar de su muerte en la Cruz. • En la Misa, Dios nos transmite lo que quiere de nosotros a través de la Sagrada Escritura y se produce el mayor milagro de amor: el pan y el vino se transforman en el Cuerpo y la Sangre de Jesús, que se queda en la Eucaristía para que nunca estemos solos. 1
  • 2.  Y…¿qué hago yo en Misa? ¿para qué sirve? • Para pedir perdón a Dios: porque ha muerto por ti y por mi, por todos los hombres… en cambio, nosotros a veces “pasamos” de Él y hacemos las cosas mal. • Para darle gracias: porque nos ha creado, nos ha dado todo lo que tenemos, nos ha salvado… • Para adorarle: y decirle que queremos devolverle el amor que nos tiene y que demostró al dejar morir a su Hijo en la Cruz por nosotros. Dios se merece todo nuestro cariño y mucho más. • Para pedir: ofrecemos a Dios Padre el sacrificio de su Hijo, así Jesús es el que pide a Dios Padre por nosotros, ¡vaya enchufe tenemos en el cielo! ¿no va a hacernos caso Dios en lo que le pidamos? Si nos conviene, seguro que sí.  Y ¿por qué el domingo? Porque es un día muy especial: • Cuando Dios creó el mundo, descansó el séptimo día (el domingo) por eso no vamos al cole ni trabajamos. • Pero, sobre todo, porque es el día en que celebramos la Resurrección del Señor, el acontecimiento más importante para un cristiano. • Además, es un día dedicado a la familia, ¿qué mejor que celebrarlo yendo a Misa? Así nos reunimos todos los que formamos la Iglesia. No olvides: • llegar puntual a Misa: Dios te lleva esperando desde toda la eternidad. Por eso, salúdale en el Sagrario en cuanto llegues, con una genuflexión bien hecha (le dices algo a Jesús o te fijas en quién está en la iglesia o en el oratorio?) • prepara la Misa con alguna de la oraciones que vienen a continuación. • cuida tu modo de vestir y de estar en la Iglesia: estás ante Dios (pantalón corto, tirantes, bañador, chanclas…) • acuérdate de apagar el móvil, tirar el chicle… para que nada te distraiga de lo más importante que vas a hacer en todo el día, incluso en la semana. 2
  • 3. Puedes preparar la Misa con estas oraciones: Oración para preparar la Santa Misa Dios mío, tú has creado este maravilloso mundo que disfrutamos: tierra y mar, cielo y firmamento, animales con todas sus especies... Todo lo bueno que tengo, empezando por la vida, lo he recibido de ti. Gracias: quiero agradecértelo. A la vez, Señor, cuando miro el comportamiento de los hombres -empezando por el mío- observo que hay maldad en nuestros corazones: te devolvemos mal por bien, estropeamos lo bueno que tú nos das. Siento, Dios mío, el dolor que te causamos. Perdónanos: quiero pedirte perdón. ¿Qué quieres que haga por ti, Señor? Por mi parte, te dedico y ofrezco todo lo que tengo y todo lo que soy. Y también todo lo bueno de todos los hombres de todos los tiempos. Y... sobre todo... la vida del primero de los hombres, Jesús, tu Hijo primogénito. Él es el Cordero de Dios, que con el sacrificio de su vida, quita y borra el pecado del mundo. Por eso estoy aquí en Misa: para ofrecerte hoy, en nombre de todos tus hijos, el único sacrificio de Jesucristo, y con él, ofrecerte el sacrificio de todo lo que tengo, hago y soy. Gracias, y recibe con gusto esta Misa que es de Cristo y mía: te ofrecemos los dos nuestras vidas. Quiero vivirla con verdadero amor, agradecimiento, adoración y dolor. Madre mía, tú que estuviste en la primera Misa, enséñame a vivirla con tus mismos sentimientos. Amén. Ofrecimiento de la Misa Señor, concédenos participar con verdadero amor, atención y piedad de esta Eucaristía que te ofrecemos, primero, para adorarte y agradecerte todos tus beneficios que nos has hecho; segundo, para pedirte perdón de nuestros pecados y los de todos los hombres; tercero, para suplicarte las gracias que nos son necesarias para nuestra vida y para este día en concreto. Te ofrezco en particular esta Misa de hoy por (expresa la intención que quieras). Concédenos, Señor asistir a esta Misa con los mismos sentimientos de amor y piedad de tu Madre al pie de la Cruz. Con el espíritu y fervor con que la vivieron los santos. Te suplico que nos ayudes a prepararnos para recibirte dignamente en la comunión, lo mejor que podamos. Oración a la Santísima Virgen María Madre de piedad y de misericordia, Santa María: yo, hijo pequeño tuyo, confío en ti con todo mi corazón y mi afecto. Acudo a tus brazos para que, de la misma forma que estuviste junto a tu Hijo, pendiente de la cruz, también estés junto a mí y junto a todos los que asistimos hoy a Misa aquí y en todo el mundo, para que ayudados con tu gracias, sepamos ofrecer el día a Dios nuestro Señor. 3
  • 4. EMPIEZA LA MISA Nos podemos poner en pie. El sacerdote sale de la sacristía y se dirige al presbiterio. Allí, hace una genuflexión porque Jesús está realmente presente en el Sagrario: con su Cuerpo, su Sangre, su Alma y su Divinidad. Después besa el altar, que simboliza a Cristo. Puedes decirle al Señor en tu corazón, sin que nadie más que Él lo oiga: Jesús yo también te quiero RITOS INICIALES La señal de la Cruz recuerda que la Sta Misa es la renovación del sacrificio del Calvario, en el que Jesús muere por nuestros pecados. En estos momentos el altar es el Calvario y nosotros estamos junto a Jesús, clavado en la cruz, haciendo compañía a la Virgen y a San Juan. El sacerdote comienza diciendo: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. El pueblo responde: Amén. El sacerdote, extendiendo las manos, saluda al pueblo: El Señor esté con vosotros. El pueblo responde: Y con tu espíritu. ANTÍFONA DE ENTRADA El sacerdote reza la antífona de entrada: es una de las oraciones que es distinta cada Misa que se celebra. Fíjate en lo que decimos. El sacerdote invita a los fieles al arrepentimiento. Hermanos: para celebrar dignamente estos sagrados misterios, reconozcamos nuestros pecados. Ahora recordamos y pedimos perdón a Dios por nuestros pecados. Si lo hacemos bien, podemos alcanzar el perdón de los pecados veniales cometidos desde la última confesión. También podemos pedir perdón por todos los pecados de todos los hombres. 4
  • 5. Puedes decirle a Jesús: Señor, perdóname porque a veces me olvido de Ti. Tras una breve pausa en silencio, sacerdote y pueblo confiesan en común sus pecados: Yo confieso ante Dios todopoderoso y ante vosotros, hermanos, que he pecado mucho de pensamiento, palabra, obra y omisión. - Golpeándose el pecho - Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa. Luego prosiguen: Por eso ruego a Santa María, siempre Virgen, a los Ángeles, a los santos y a vosotros, hermanos, que intercedáis por mi ante Dios nuestro Señor. El sacerdote concluye: Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna. El pueblo responde: Amén. Señor, ten piedad. Señor, ten piedad. Cristo, ten piedad. Cristo, ten piedad. Señor, ten piedad. Señor, ten piedad. Alabamos a la Trinidad, unidos a los Ángeles que, en Navidad, cantaron: GLORIA Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor. Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos, te damos gracias, Señor Dios, Rey Celestial, Dios Padre todopoderoso. Señor Hijo único Jesucristo. Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre; Tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de 5
  • 6. nosotros; Tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestra súplica; Tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros; porque sólo Tú eres Santo, sólo Tú Señor, sólo Tú Altísimo Jesucristo, con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre. Amén. ORACIÓN COLECTA Aquí el sacerdote reza una breve oración: cada día es diferente; escúchala para ver qué estás diciendo a tu Padre Dios. LITURGIA DE LA PALABRA Nos podemos sentar. Vamos a escuchar la Palabra de Dios, por eso estamos atentos a lo que Dios nos dice a cada uno. Puedes decirle al Espíritu Santo: “Haz que no me distraiga, dame luces para entender lo que me dices hoy con estas lecturas” PRIMERA LECTURA (del Antiguo Testamento) Al acabar dice: Palabra de Dios. El pueblo responde: Te alabamos, Señor. SALMO RESPONSORIAL (del Antiguo Testamento) SEGUNDA LECTURA (del Nuevo Testamento) Al acabar dice: Palabra de Dios. El pueblo responde: Te alabamos, Señor. EVANGELIO 6
  • 7. Nos podemos poner de pie, para escuchar el Evangelio. Con esta posición demostramos que estamos dispuestos a oír y hacer lo que Jesús nos diga. El sacerdote besa el libro en señal de respeto y amor, ya que contienen la Palabra de Dios, representan al mismo Cristo. El sacerdote dice: El Señor esté con vosotros. El pueblo responde: Y con tu Espíritu. + Lectura del Santo Evangelio según... Responde el pueblo: Gloria a Ti, Señor. El sacerdote dice al acabar el evangelio: Palabra de Dios El pueblo responde: Gloria a Ti, Señor Jesús HOMILÍA Nos sentamos para escuchar la homilía en la que el sacerdote explica las lecturas. No te distraigas, porque concreta qué quiere Dios de ti. Puedes decirle: “Jesús, dime lo que quieras” CREDO Ahora nos podemos poner de pie, para rezar el Credo. Es una oración en la que se resumen todas las verdades de la fe que creemos. Creo en un solo Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible. Creo en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos: Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre, por quien todo fue hecho; que por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación bajó del cielo, y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre; y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato; padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día según las Escrituras. Subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre; y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin. 7
  • 8. Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas. Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica. Confieso que hay un solo bautismo para el perdón de los pecados. Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro. Amén. ORACIÓN DE LOS FIELES Seguimos de pie, pidiendo a Dios por un montón de cosas: como es un padrazo, seguro que nos escucha. Pide tu lo que quieras. LITURGIA EUCARÍSTICA Nos podemos sentar. El sacerdote va a preparar el pan y el vino que se van a convertir en el Cuerpo y la Sangre de Jesús. Nos acordamos de las personas y de las intenciones que vamos a poner junto al pan y al vino. Le pedimos al Señor que les ayude y que nos ayude. Puedes imaginarte a tus padres, hermanos y amigos muy pequeñitos y colocarlos en la patena. Después de la consagración estarán ahí, muy cerca de Jesús sacramentado. No te olvides de pedir por el Papa y por nuestro Obispo. 8
  • 9. El sacerdote se acerca al altar, toma la patena con el pan y, manteniéndolo un poco elevado dice: Benditos seas, Señor, Dios del Universo, por este pan, fruto de la tierra y del trabajo del hombre, que recibimos de tu generosidad y ahora te presentamos; él será para nosotros pan de vida. El pueblo responde: Bendito seas por siempre, Señor. Mientras el sacerdote ofrece el pan y el vino, puedes decir por dentro: “Señor mío y Dios mío, te ofrezco todo lo que soy, todo lo que tengo: mis planes, mis proyectos, mis sacrificios y alegrías. ¡Quiero ser todo tuyo!” El agua que el sacerdote mezcla con el vino, y que después de la consagración se convertirán en la Sangre de Cristo, simboliza nuestros sacrificios, que unidos a la Misa, que es el sacrificio de Jesús, tiene un valor muy grande para nuestro bien y el de toda la Iglesia. Después, el sacerdote toma el cáliz, y manteniéndolo un poco elevado dice: Benditos seas, Señor, Dios del Universo, por este vino, fruto de la vid y del trabajo del hombre, que recibimos de tu generosidad y ahora te presentamos; él será para nosotros bebida de salvación. El pueblo responde: 9
  • 10. Bendito seas por siempre, Señor. A continuación, el sacerdote, inclinado, dice en secreto: Acepta, Señor, nuestro corazón contrito y nuestro espíritu humilde; que éste sea hoy nuestro sacrificio y que sea agradable en tu presencia, Señor, Dios nuestro. Después, el sacerdote se lava las manos, diciendo en secreto: Lava del todo mi delito, Señor, limpia mi pecado. Tú puedes también pedirle: “Jesús, limpia mi corazón” El sacerdote dice: Orad, hermanos, para que este sacrificio, mío y vuestro, sea agradable a Dios, Padre todopoderoso. El pueblo responde: El Señor reciba de tus manos este sacrificio, para alabanza y gloria de su nombre, para nuestro bien y el de toda su santa Iglesia. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS Nos podemos poner de pie para oír la oración sobre las ofrendas, que también es distinta cada Misa. PREFACIO Entramos en la parte más importante de la Santa Misa. Rezaremos el prefacio y después, en la Plegaria eucarística, tendrá lugar la Transubstanciación. , en la que el pan y el vino se convertirán realmente en el Cuerpo y en la Sangre de Jesucristo. V. El Señor esté con vosotros. R. Y con tu espíritu. V. Levantemos el corazón. R. Lo tenemos levantado hacia el Señor. V. Demos gracias al Señor, nuestro Dios. R. Es justo y necesario. El prefacio puede ser distinto cada Misa, éste es el que corresponde a la Plegaría Eucarística II 10
  • 11. En verdad es justo y necesario es nuestro deber y salvación, darte gracias, siempre y en todo lugar, Padre santo, por Jesucristo, tu Hijo amado. Por Él, que es tu Palabra, hiciste todas las cosas. Tú nos lo enviaste para que hecho hombre, por obra del Espíritu Santo y nacido de María Virgen, fuera nuestro Salvador y Redentor. Él, en cumplimiento de tu Voluntad, para destruir la muerte y manifestar la Resurrección, extendió sus brazos en la Cruz, y así adquirió para Ti un pueblo santo. Por eso, con los Ángeles y los Santos, cantamos tu gloria diciendo: Ahora alabamos a Dios unidos a los ángeles, los santos… ¡al cielo entero! Santo, santo, santo es el Señor, Dios del Universo. Llenos están el cielo y tierra de tu gloria. Hosanna en el cielo. Bendito el que viene en nombre del Señor. Hosanna en el cielo. PLEGARIA EUCARÍSTICA II A veces se dicen otras plegarias eucarísticas, pero ésta es la más común. Fíjate en qué momento alabamos a Dios, le damos gracias... El sacerdote con las manos extendidas, dice: Santo eres en verdad, Señor, fuente de toda santidad Junta las manos y manteniéndolas extendidas sobre las ofrendas, dice: por eso, te pedimos que santifiques estos dones con la efusión de tu Espíritu, Junta las manos y traza, una sola vez, el signo de la cruz sobre el pan y el cáliz conjuntamente, diciendo: de manera que sean para nosotros Cuerpo y + Sangre de Jesucristo, nuestro Señor. Nos ponemos de rodillas porque va a ser la Consagración. ¡éste el momento más importante de la Misa! No te lo vayas a perder. El sacerdote presta sus manos y su voz a Jesús. La Consagración 11
  • 12. por separado del pan y el vino representan la muerte de Jesús en la cruz. Junta las manos El cual, iba a ser entregado a su pasión, voluntariamente aceptada, Toma el pan y, sosteniéndolo un poco elevado sobre el altar, prosigue: Tomó pan, dándote gracias, lo partió y lo dio a sus discípulos diciendo: Se inclina QUIERO SER EL PRIMERO EN DECIRTE: ¡BIENVENIDO un poco: TOMAD Y COMED TODOS DE ÉL, PORQUE ESTO ES MI CUERPO, JESÚS! QUE SERÁ ENTREGADO POR VOSOTROS. Muestra el pan consagrado al pueblo, lo deposita luego sobre la patena y lo adora haciendo la genuflexión. Puedes decirle a Jesús para darle la bienvenida: “Señor mío y Dios mío”, “Auméntame la fe, la esperanza y la caridad”… o lo que quieras Del mismo modo, acabada la cena, Toma el cáliz y sosteniéndolo un poco elevado sobre el altar, prosigue: Tomó el cáliz y, dándote gracias de nuevo, lo pasó a sus discípulos diciendo: Se inclina un poco. TOMAD Y BEBED TODOS DE ÉL, PORQUE ÉSTE ES EL CALIZ DE MI SANGRE, SANGRE DE LA ALIANZA NUEVA Y ETERNA, QUE SERÁ DERRAMADA POR VOSOTROS Y POR TODOS LOS HOMBRES PARA EL PERDÓN DE LOS PECADOS. HACED ESTO EN CONMEMORACIÓN MíA. Muestra el cáliz al pueblo, o deposita luego sobre el corporal y lo adora haciendo genuflexión. Éste es el Sacramento de nuestra fe. Y el pueblo responde: Anunciamos tu muerte, proclamamos tu resurrección. ¡Ven, Señor Jesús! Nos ponemos en pie para continuar la plegaria eucarística. Fíjate en las distintas partes de esta oración que sigue. 12
  • 13. Después el sacerdote, con las manos extendidas, dice: Así, pues Padre, al celebrar ahora el memorial de la muerte y resurrección de tu Hijo, te ofrecemos el pan de vida y el cáliz de salvación, y te damos gracias porque nos haces dignos de servirte en tu presencia. Te pedimos humildemente que el Espíritu Santo congregue en la unidad a cuantos participamos del Cuerpo y Sangre de Cristo. Acuérdate, Señor, de tu Iglesia extendida por toda la tierra; y con el Papa (dice su nombre), con nuestro obispo (y dice su nombre) y todos los pastores que cuidan de tu pueblo, llévala a su perfección por la caridad. Acuérdate también de nuestros hermanos que durmieron en la esperanza de la resurrección, y de todos los que han muerto en tu misericordia; admítelos a contemplar la luz de tu rostro. Ten misericordia de todos nosotros, y así, con María, la Virgen Madre de Dios, los apóstoles y cuantos vivieron en tu amistad a través de los tiempos, merezcamos, por tu Hijo Jesucristo, compartir la vida eterna y cantar tus alabanzas. Junta las manos. Toma la patena y el cáliz y, sosteniéndolos elevados, dice: Por Cristo, con Él y en Él a ti Dios Padre omnipotente en la unidad del Espíritu Santo, todo honor y toda gloria por los siglos de los siglos. El pueblo aclama: Amén. 13
  • 14. RITO DE LA COMUNIÓN Nos preparamos ahora para la comunión, en la que recibiremos el Cuerpo y la Sangre de Cristo. El sacerdote, con las manos juntas, dice: Fieles a la recomendación del Salvador y siguiendo su divina enseñanza, nos atrevimos a decir: Extiende las manos y, junto al pueblo, continúa: Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. El sacerdote, con las manos extendidas, prosigue él sólo: Líbranos de todos los males, Señor, y concédenos la paz en nuestros días, para que, ayudados por tu misericordia, vivamos siempre libres de pecado y protegidos de toda perturbación, mientras esperamos la gloriosa venida de nuestro salvador Jesucristo. 14
  • 15. Junta las manos. El pueblo concluye la oración aclamando: Tuyo es el reino, tuyo el poder y la gloria, por siempre, Señor. Después el sacerdote, con las manos extendidas, dice en voz alta: Señor Jesucristo, que dijiste a tus apóstoles: “La paz os dejo, mi paz os doy”, no tengas en cuenta nuestros pecados, sino la fe de tu Iglesia y, conforme a tu palabra, concédele la paz y la unidad. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. El pueblo responde : Amén. Dar la mano es señal de amistad. Aprovecha este momento para perdonar a todos: “Jesús que sepa querer a todos, no sólo a mis amigos” El sacerdote, extendiendo y juntando las manos, añade: La paz del Señor esté siempre con vosotros. El pueblo responde: Y con tu espíritu. El sacerdote dice: Daos fraternalmente la paz. El sacerdote toma el pan consagrado, lo parte sobre la patena, y deja caer una parte del mismo en el cáliz, diciendo en secreto: El Cuerpo y la Sangre de Nuestro Señor Jesucristo, unidos en este cáliz, sean para nosotros elementos de vida eterna. Rezamos todos: Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, danos la paz. El sacerdote dice en secreto: Señor Jesucristo, la comunión de tu Cuerpo y de tu Sangre no sea para mi un motivo de juicio y condenación, sino que por tu piedad me aproveche para defensa de alma y cuerpo y como remedio saludable. 15
  • 16. El sacerdote hace una genuflexión, toma el pan consagrado y, sosteniéndolo un poco elevado sobre la patena, la muestra al pueblo, diciendo: Éste es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Dichosos los invitados a la cena del Señor. Y juntamente con el pueblo añade: Señor, no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para sanarme. El sacerdote dice en secreto: El Cuerpo de Cristo me guarde para la Vida Eterna. La Sangre de Cristo me guarde para la Vida Eterna. ANTÍFONA DE COMUNIÓN El sacerdote reza en alto la antífona de comunión. Y distribuye la comunión entre los fieles. Para poder comulgar debes: - tener el alma limpia: si tienes algún pecado mortal, debes confesarte antes de comulgar. - no haber comido una hora antes de la comunión. No te distraigas en la fila de la comunión, prepárate porque vas a recibir a Jesús; puedes repetirle: “Jesús, que te quiera cada día más” 16
  • 17. Después de comulgar Jesús está dentro de nosotros, como en un sagrario vivo; por eso nos podemos poner de rodillas y le decimos “Jesús, te quiero con todo mi corazón”, aprovecha para pedirle y darle gracias, pedirle perdón y alabarle. Mientras hace purifica los vasos sagrados, el sacerdote dice en secreto: Haz, Señor que recibamos con un corazón limpio el alimento que acabamos de tomar, y que el don que nos haces en esta vida nos aproveche para la vida eterna. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN Nos ponemos de pie para la oración después de la comunión. RITO DE CONCLUSIÓN Al acabar la Misa, Dios nos bendice a través del sacerdote: nos da su fuerza para que seamos buenos cristianos en todas las circunstancias y en todo momento. Podemos decir: “Jesús, ayúdame a parecerme a Ti cada día más” El Señor esté con vosotros. El pueblo responde: Y con tu espíritu. La bendición de Dios Todopoderoso, Padre +, Hijo y Espíritu Santo, descienda sobre vosotros. El pueblo responde: Amén. Podéis ir en paz. El pueblo responde: Demos gracias a Dios. El sacerdote se retira a la sacristía. Nosotros podemos sentarnos y hacer la acción de gracias, porque Jesús está esperando que hablemos con Él durante los 10 minutos que está materialmente presente en nosotros. Pueden ayudarte alguna de las siguientes oraciones. 17
  • 18. PARA LA ACCIÓN DE GRACIAS ORACIONES DE SIEMPRE Alma de Cristo, santifícame. No me mueve, mi Dios, para quererte Cuerpo de Cristo, sálvame. el Cielo que me tienes prometido, Sangre de Cristo, embriágame. ni me mueve el infierno tan temido Agua del costado de Cristo, lávame. para dejar por eso de ofenderte; Pasión de Cristo, confórtame. Tú me mueves, Señor, muéveme el verte ¡Oh buen Jesús!, óyeme. clavado en una cruz y escarnecido, Dentro de tus llagas escóndeme. muéveme ver tu cuerpo tan herido, No permitas que me aparte de Ti . muévenme tus afrentas y tu muerte; Del maligno enemigo defiéndeme. muéveme, en fin, tu amor, y en tal manera En la hora de mi muerte llámame. que aunque no hubiera cielo yo te amara, Y mándame ir a Ti. y aunque no hubiera infierno te temiera; Para que con tus santos te alabe. Por los siglos de los siglos. Amén. no me tienes que dar porque te quiera, el cielo que me tienes prometido, pues aunque lo que espero no esperara, lo mismo que te quiero, te quisiera Adoro te devote Te adoro con devoción, Dios escondido, No veo las llagas como las vio Tomás, oculto verdaderamente bajo estas pero confieso que eres mi Dios; apariencias. haz que yo crea más y más en Ti, A Ti se somete mi corazón por completo, que en Ti espere, que te ame. y se rinde totalmente al contemplarte. ¡Memorial de la muerte del Señor! Al juzgar de Ti se equivocan la vista, el tacto y Pan vivo que das la vida al hombre: el gusto, concede a mi alma que de Ti viva, pero basta el oído para creer con firmeza; y que siempre saboree tu dulzura. creo todo lo que ha dicho el Hijo de Dios; Señor Jesús, bondadoso pelícano, nada es más verdadero que esta palabra de límpiame a mí, inmundo, con tu Sangre, verdad. de la que una sola gota puede liberar En la Cruz se escondía sólo la Divinidad, de todos los crímenes al mundo entero. pero aquí se esconde también la Humanidad; Jesús, a quien ahora veo oculto, creo y confieso ambas cosas, te ruego que se cumpla lo que tanto deseo: y pido lo que pidió el ladrón arrepentido. que al mirar tu rostro cara a cara, sea yo feliz viendo tu gloria. Amén Oración desde la juventud Quiero vivir la vida: que sepa gozar de todo, que no me venda a la falsa diversión, que busque la felicidad en mi interior. Quiero apostar por grandes ideales: que sepa que mi vida vale mucho, que no me venda a la mediocridad, que busque servir y amar. Quiero acertar en mis elecciones: que sepa distinguir el bien y el mal, que no me venda a ser como todos, que busque lo que vale la pena. Quiero ser libre: que sepa esclavizarme por amor, que no me venda al capricho ni a la pasión, que busque la libertad interior en ti. 18
  • 19. Rey, Médico, Maestro y Amigo A San Josemaría le gustaba considerar en la acción de gracias que Jesús es nuestro Rey, Médico, Maestro y Amigo. Aquí tienes cómo lo hacía. Es Cristo que pasa, nº 92-93. A. Es REY y ansía reinar en nuestros corazones de hijos de Dios. Pero Él no domina ni busca imponerse, porque no ha venido a ser servido sino a servir. Su reino es la paz, la alegría, la justicia. Espera de nosotros hechos, porque no todo aquel que dice “¡Señor!, ¡Señor! entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre celestial, ése entrará”. B. Es MÉDICO y cura nuestro egoísmo, si dejamos que su gracia penetre hasta el fondo del alma. Jesús nos ha advertido que la peor enfermedad es la hipocresía, el orgullo que lleva a disimular los propios pecados. Con el Médico es imprescindible una sinceridad absoluta, explicar enteramente la verdad y decir: “Señor, si quieres -y Tú quieres siempre- puedes curarme” C. Es MAESTRO de una ciencia que sólo él posee: la del amor sin límites a Dios y, en Dios, a todos los hombres. En la escuela de Cristo se aprende que nuestra vida es de Dios y hemos de gastarla en su servicio, preocupándonos generosamente de las almas, demostrando, con la palabra y con el ejemplo, la hondura de las exigencias cristianas. D. Es AMIGO, el Amigo. Nos llama amigos y él fue quien dio el primer paso; nos amó primero. Sin embargo, no impone su cariño: lo ofrece. Lo muestra con el signo más claro de la amistad: “nadie tiene amor más grande que e1 que entrega su vida por sus amigos”. Era amigo de Lázaro y lloró por él, cuando lo vio muerto: y lo resucitó. GUIÓN PARA UNA CONVERSACIÓN En este rato en el que Jesús está más cerca de Ti que nunca, porque está dentro de ti, puedes darle gracias, pedirle, pedirle perdón, decirle que le quieres… A. Gracias: - por haber venido a mi alma cuando he comulgado. - por haberme creado, salvado, hecho cristiana y conservado la vida. - por lo que me has dado (vete diciéndole: familia, salud o enfermedad, amigos, cualidades, incluso los defectos ...). - por todo lo que me has concedido últimamente, aunque no sepa qué es. - porque siempre me perdonas cuando me arrepiento. - por haberme dado como Madre a la Virgen. B. Petición: - auméntame la fe, la esperanza, la caridad y la humildad. - dame un gran amor por Ti, un corazón grande; verdadera vida interior. - que sea santo, viviendo con generosidad mi vocación. - por la Iglesia y el Papa; por la diócesis y el obispo; por los sacerdotes: que haya muchos y sean santos; - por la unidad de los cristianos. - por mi familia: (dile nombres y cosas en concreto). - por mis amigos, compañeros, mi apostolado (dile nombres y cosas en concreto). - por la paz en el mundo; que se acaben las guerras y el terrorismo; que nadie pase hambre. 19
  • 20. - que nadie aborte; que las leyes y la ciencia estén al servicio del bien de la humanidad. - por todos los hombres; que cada vez te conozca más gente, reconociendo en Jesús al Salvador. C. Adoración: - puedes hacer actos de amor: dile lo que le quieres y quisieras quererle; amarle por los que no le aman. - y actos de entrega: dile que eres todo suyo, que sólo quieres vivir para él, que le entregas toda tu vida, tus posibilidades, tu futuro, etc. D. Desagravio (pedir perdón): - por los pecados de todos los hombres de todos los tiempos: porque hay mucha gente que no te conoce, o que te conocen, pero no te quieren - por mis pecados, faltas de amor y entrega, olvidos, rutina, indiferencia... ayúdame a mejorar cada día un poco, hazme ver la importancia de confesarme con frecuencia aunque no tenga muchos pecados, de hacer pequeños propósitos y de luchar por cumplirlos… UNA CONVERSACIÓN ESCRITA ¡Ojo! No leas; díselo. Jesús, ahora que te tengo dentro, quiero decirte muchas cosas: quiero ser tu amiga porque te quiero un montón. Pero para eso te tengo que conocer mejor y tú me tienes que conocer a mí, así que desde ahora te contaré mis cosas. Quiero contarte cómo me va el curso, o las vacaciones....también te voy a contar de mis padres y hermanos, de mis amigas, del colegio... sé que, aunque lo sabes, te hace ilusión que te lo cuente. Además, como lo puedes todo, voy a aprovechar y pedirte muchas cosas: por el Papa, por mi familia, por los que sufren, para que haya paz, por los que no tienen nada, por los que no te conocen... (añade las intenciones que quieras) También quiero pedirte por mi: porque quiero quererte más y que estés orgullosa de mi; pero a veces me enfado y estoy de mal humor, o me sale una mentira o una crítica, o soy egoísta y voy a lo mío, o me cuesta obedecer, o no estudio todo lo que debiera.... hay unas cuantas cosillas que quiero cambiar, para parecerme más a Ti: ayúdame, porque yo sola no puedo. Y para que no se me olvide que quiero ser tu amiga, dile a Tu Madre que me lo recuerde y que nunca deje de contártelo todo, porque sé que siempre me escuchas y me ayudas. Después vendré a devolverte la visita que me has hecho cuando he comulgado. Hasta luego. 20
  • 21. Una conversación escrita No hace falta que la termines cada día: si después de decirle algo que aquí está escrito, dejas de leer y se lo comentas con tus palabras, ¡mucho mejor! Señor mío Jesucristo, realmente presente en mí, te adoro con todo mi corazón, me uno a la adoración que te rinden los ángeles y los santos. Te doy gracias por todo lo bueno que he recibido de ti: la vida, la familia, la fe, los sacramentos, tu propia Madre, la gracia santificante, la vocación, los dones humanos y sobrenaturales y tantos bienes que desconozco... Gracias, Jesús, por la Santa Misa y por la Comunión. ¡Qué bueno eres y cuánto me amas! Yo te adoro y te amo. Quiero amarte más, mucho más. ¡Ayúdame! Porque a veces me olvido de ti y, otras veces, me vence la tentación y la maldad. En la Santa Misa se renueva tu Sacrificio del Calvario. Mueres clavado en la Cruz, te ofreces al Padre Celestial por mi salvación y por la de todo el mundo. Eres mi Redentor y sigues queriendo salvarme. Gracias, Jesús. Quiero la salvación. No permitas que me aleje de ti por el pecado. Jesús, sé Tú mi Salvador. El pan y el vino, por las palabras de la Consagración se han convertido -transubstanciado- en tu mismo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad. En la Santa Hostia y en el Cáliz estás vivo y eres Dios y Hombre de verdad, aunque mis ojos no te vean. Creo, Señor, en este misterio de fe. Te adoro; te amo. Ahora que he comulgado puedo decir con alegría: Dios está conmigo; yo estoy con Dios. Quiero estar siempre contigo, Jesús, porque tú me amas y yo quiero saber amarte. Quiero tenerte siempre en mi corazón para tener tu fuerza y lograr serte fiel en todo. Necesito especialmente tu fuerza para vivir con delicadeza y reciedumbre la virtud de la santa pureza que tanto te agrada. Dame la fortaleza de los mártires para ser valiente ante la tentación impura, para vencer mis malas inclinaciones. ¡Antes morir que pecar! Si tú estás conmigo, te seré fiel. Quiero desagraviarte, pedirte perdón y consolarte por las ofensas que continuamente recibes. ¡Qué bueno has sido conmigo! ¡Te pido perdón por mis pecados! Te amo con todo mi corazón, me pesa haberte ofendido tantas veces, y me propongo, con tu gracia, no volver a ofenderte en adelante. Me consagro totalmente a ti; te entrego y pongo en tus manos mi voluntad, afectos, deseos y todas mis cosas. Te hablaré de personas que quiero mucho para que tú les bendigas y les des lo que necesiten. Sabes, Jesús, mejor que yo lo que hoy y ahora más conviene a cada uno. Te iré diciendo sus nombres: mis familiares... (nómbralos), amistades..., los que me ayudan..., en especial... Te recuerdo también a los enfermos... Te pido por las almas del purgatorio y te ruego por los pecadores, por los moribundos que están en pecado ¡para que se conviertan y reciban el sacramento de la confesión!... Te pido por el Papa, por la Iglesia, por los obispos y por los sacerdotes... Es posible que haya alguna persona en el mundo en este momento que necesite que yo pida por él: ¡Jesús, ayúdale! Tengo que hablarte de mí y de cuanto va llenando mi día, de mi quehacer en casa, mi trabajo o estudio; un proyecto por realizar; mi trato y servicio al prójimo. Quizá una pena, una preocupación, un disgusto; o una alegría, una buena noticia, una victoria. Seguro que tengo que hablarte de algún propósito por cumplir; tal vez de una inspiración especial sobre lo que deseas de mí. Dime, Señor ¿qué quieres de mí? Te diré con la Virgen Santísima: Hágase -vaya haciéndose- en mí según tu Voluntad. Para terminar, te hago una súplica muy especial; mira Jesús: tu iglesia y el mundo necesitan hombres y mujeres que se entreguen a ti para ser apóstoles tuyos. Elige de entre nosotros a los que quieras; llámanos y danos la valentía de dejarlo todo y seguirte para ser sembradores de tu doctrina de amor y portadores de tu salvación. Virgen y Madre de Dios, yo me ofrezco por hijo tuyo, y en honra y gloria tuya te ofrezco mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón; en una palabra, todo mi cuerpo y mi alma; y te pido que me alcances la gracia de no cometer jamás un solo pecado. ¡Aquí tienes a tu hijo! En ti, Madre mía, he puesto toda mi confianza y no quedaré confundido. Amén.
  • 22. Otra conversación escrita En primer lugar, quiero empezar por darte las gracias, Jesús. Te tendría que agradecer tantas cosas, que no sé por dónde empezar. Gracias por haber venido a mi interior, ¡qué bien tener a Dios dentro de mí! Te doy muchísimas gracias por la familia que me has dado, en la que tú has querido que yo naciera. Te agradezco la formación que me ha dado mi familia (la recibida en el colegio, en el club...), porque gracias a lo que me han enseñado de ti he tenido la suerte de poder recibirte hoy en la Misa, y espero continuar haciéndolo muchos días en adelante. He querido empezar por agradecerte, pero ahora paso a pedirte algunas cosas. No me importa "pasarme" mucho pidiendo cosas. Sé que tú eres mi amigo, y que si quieres me las concedes. Te pido en primer lugar por mi familia: por mis padres (habla un poco a Jesús de ellos), por mis hermanos (también puedes ir hablando de cada uno), te pido por mis familiares (abuelos, tíos, primos...) Te ruego que ayudes mucho al Papa, que no se sienta muy solo allí, en Roma. Hazle fuerte para que aguante bien todos los problemas de la Iglesia, y que siga queriendo mucho, como hasta ahora lo viene haciendo, a todos los hombres. Te pido por la Iglesia, por los obispos, por los sacerdotes, que todos sean muy santos y sepan exigimos para que seamos mejores cristianos. La paz en el mundo es una cosa que tienes que conseguir, Jesús. ¡Qué no haya más guerras, ni más terrorismo! Te pido por todos los que mueren con violencia. Te pido por lo que son maltratados, por los que no tienen lo necesario para vivir, por los que no tienen padres, cariño, salud,... Te pido por los hombres que todavía no te conocen. Que encuentren pronto a alguien que les diga algo sobre nuestra fe y que se acerquen a la Iglesia. Te pido por los pecadores, para que se arrepientan y se confiesen. Por los niños que van a nacer, por los niños que, desgraciadamente, sus madres no quieren tener y los matan. ¡Qué se acabe el aborto en el mundo! Que se dé cuenta esa gente, Jesús, de la barbaridad que hacen al matar a esas pobres criaturas. Jesús, no puedo olvidarme de mis amigos. Ayuda a todos en sus necesidades. (Puedes contarle, alguna cosa de ellos y pedirla especialmente). Ayúdame a mí mismo a ser mejor amigo tuyo. Que te quiera más, cada día un poco más. Jesús, dile a mi Ángel de la Guarda, seguro que te hace más caso a ti que a mí, que me avise cuando paso cerca de algún sagrario, que me ayude a no distraerme cuando hago la visita, cuando comulgo y paso un rato contigo como el de ahora. Que, de vez en cuando, me dé algún aviso para que me acuerde de Ti. Y si hago algo mal, o voy a hacerlo, que no me deje y que me ayude a resistir la tentación. Tú también me ayudarás, ¿verdad? Te pido por mis compañeros. ¡Aumenta todavía más mi petición, Jesús! Tú lo puedes todo, así que te pido por mi ciudad, e incluso por toda la humanidad, que cada vez más gente crea en ti, que te quieran más en el mundo. Espero que hoy por esta oración, se acerque más a ti al menos una persona; así, día tras día, iré convirtiendo a mucha gente... (Puedes aumentar la lista con alguna intención tuya particular) Bueno, Jesús, que me acuerde hoy durante todo el día de Ti; perdona por todas las veces que te he abandonado. Ayúdame a que nunca más vuelva a ocurrir. Confío en que tú me ayudarás. Me despido de ti, de mi mejor amigo, hasta la próxima Comunión, que espero sea pronto. ¡No te fallaré! También me despido de ti, Virgen María y Madre mía. Seguro que has oído mis peticiones, cuando hablaba con tu Hijo, al que tanto quieres y tan unida estás. No me dejes tampoco tú y agárrame fuerte de la mano para que nunca abandone a Jesús, ni te abandone a ti. Intercede por mí ante Dios en todas mis peticiones, y en todas las cosas que sabes que necesito, aunque no se las pida porque no me doy cuenta.
  • 23. A Jesús crucificado Mírame, ¡oh, mi amado y buen Jesús!, postrado en tu presencia; te ruego con el mayor fervor imprimas en mi corazón vivos sentimientos de fe, esperanza y caridad , verdadero dolor de mis pecados y propósito de jamás ofenderte, mientras que yo, con el mayor afecto y compasión de que soy capaz, voy considerando tus cinco llagas, teniendo presente lo que de Ti dijo el santo profeta David: Han taladrado mis manos y mis pies y se pueden contar todos mis huesos. Oración a la Santísima Trinidad Que te sea agradable, oh Trinidad Santísima, el tributo de mi servidumbre; dispón que el sacrificio que yo, aunque indigno, he ofrecido a la Majestad tuya, merezca aceptación; y te pido que, por tu misericordia, sea éste un sacrificio de perdón para mí y para todos por los que lo he ofrecido. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amen Oración al Espíritu Santo Ven ¡Oh Santo Espíritu! Ilumina mi entendimiento, para conocer tus mandatos; fortalece mi corazón contra las insidias del enemigo; inflama mi voluntad... He oído tu voz, y no quiero endurecerme y resistir, diciendo: después..., mañana. Nunc coepi! ¡Ahora! No vaya a ser que el mañana me falte. ¡Oh, Espíritu de verdad y sabiduría, Espíritu de entendimiento y de consejo, espíritu de gozo y de paz! Quiero lo que quieras, quiero porque quieres, quiero como quieras, quiero cuando quieras... Oración a San José San José, mi padre y señor, tú que fuiste guardián fiel del Hijo de Dios y de su Madre Santísima, la Virgen María, alcánzame del Señor la gracia de un espíritu recto y de un corazón puro y casto para servir siempre y mejor a Jesús y María. Oración pidiendo ser otro Cristo Gracias, Señor: creo que estás físicamente dentro de mí. ¿Cómo actuarías hoy, Señor, si tuvieses mis manos, mi lengua, mis ojos, mi cuerpo; si tuvieses mi energía y mi tiempo: mi familia. mis amigos, mi trabajo? Pues hoy te dejo que seas yo: ¡que tú vivas hoy en mí! Hoy quiero ser tú, el Hijo, que pasa por el mundo. Que lleve, Señor, tu mirada, tu sonrisa, tu consuelo, tu paz, tu ayuda y tu palabra, tu servicio, tu entrega, tu amor... a todos aquellos con los que me cruce. Padre. Cristifícame, transfórmame todo en Cristo, dame su Espíritu, para que sea él entre los hombres. Amén. Oración a San Miguel Arcángel San Miguel, defiéndenos en la lucha, sé nuestro amparo contra la maldad y las asechanzas del demonio. Pedimos suplicantes que Dios lo mantenga bajo su imperio; y tú, príncipe de la milicia celestial, arroja al infierno con el poder divino a Satanás y a los otros espíritus malvados, que andan por el mundo tratando de perder a las almas. Amén. Oración para el apostolado (del Rey Balduino de Bélgica) Señor, tú sabes el esfuerzo que suponen para mí esas conversaciones en las que trato de acercar a la fe a otras personas. Después siento tu alegría en mí, pero antes la
  • 24. inquietud me invade. Transfórmame, Señor, para que me resulte casi imposible no "gritarte".
  • 25. Oración ante el Santísimo ¡Que bien se está contigo, Aquí eres tu quien paga Señor, junto al Sagrario!. si alguno quiere entrar. ¡Qué bien se está contigo! ¿Por qué no vendré más ¿Por qué no vendré más ? si sé que aquí a tu lado Desde hace muchos años puedo encontrar Dios mío, vengo a verte a diario lo que tanto he buscado? y aquí te encuentro siempre, Mi luz, mi fortaleza amante solitario. mi paz, mi único bien. Solo, pobre, escondido, Si jamás he venido pensando en mi quizás. que no te haya encontrado. Tú no me dices nada Si jamás he sufrido, ni yo te digo nada, si jamás he llorado, si ya lo sabes todo. Señor, sin que conmigo ¿Qué te voy a decir? llorases Tú también. Sabes mis penas, ¿Por qué no vendré más, todas mis alegrías. Jesucristo bendito? Sabes que vengo a verte Si tú lo estás deseando con las manos vacías si yo lo necesito. y que no tengo nada Si sé que no sé nada que te pueda servir. cuando no vengo a Ti. Siempre que vengo a verte Si aquí me enseñarías siempre te encuentro solo, la ciencia de los santos, ¿será que nadie sabe, Señor esa ciencia bendita que estás aquí? que aquí aprendieron tantos ¡No sé!, pero sé en cambio que fueron tus amigos que aunque nadie te amara y gozan ya de Ti. ni te lo agradeciera ¿Por qué no vendré más, aquí estarías siempre si sé, yo con certeza , esperándome a mí. que Tu eres el modelo ¿Por qué no vendré más? que mi alma necesita? ¡qué ciego estoy, qué ciego! Que nada se hace duro Si sé por experiencia mirándote a Ti aquí. que cuando a Ti me llego El sagrario es la celda siempre vuelvo cambiado donde estás encerrado. siempre salgo mejor. ¡Qué pobre, qué obediente! ¿A dónde voy , Dios mío, ¡qué manso, qué callado! cuando a mi Dios no vengo? ¡Qué solo, qué escondido! Si Tú me esperas siempre, ¡Nadie se fija en Ti! si a Ti siempre te tengo, ¿Por qué no vendré más, si jamás me has cerrado oh Bondad infinita? las puertas de tu amor. ¡Riqueza inestimable Por otros se recorren que nada necesita a pie largos caminos, y que te has humillado acuden de muy lejos a mendigar mi amor! cansados peregrinos, ¡Ábreme ya esa puerta, pagan grandes sumas sea ya esa mi vida que no han de recobrar. olvidada de todos, Por Ti nadie pregunta, de todos escondida! de Ti nadie hace caso, ¡qué bien se está contigo! aquí, si alguno entra, ¡qué bien se está, Señor! sólo es como de paso