151 Masaje                                                                               FISIOTERAPIA    H.-U. Nepper1.1 D...
Masaje      23                                                     Figura 1.1 Roce superficial                            ...
Masaje     27Figuras 1.6 a y b                                   FISIOTERAPIAa Amasamiento a dos manos del   músculo cuádr...
46             MasajeFISIOTERAPIA                 Occipital                                                               ...
Masaje     47                                                                                     FISIOTERAPIA            ...
Masaje      63                                    FISIOTERAPIAFigura 1.23 Técnica deestiramiento de la piel lateralen sent...
74             MasajeFISIOTERAPIA                                                       Figura 1.29 a                     ...
Masaje      81                                                                                              FISIOTERAPIA  ...
1032 Tratamiento de fisioterapia en grupo                                                                                 ...
1373 Higiene                                                                               FISIOTERAPIA    B. Nussbaum3.1 ...
1774 Primeros auxilios                                                                                 FISIOTERAPIA    M. ...
Primeros auxilios        189                                                  Figura 4.7 Estiramiento del                 ...
Primeros auxilios     191–   el reanimador lleva a cabo, con una única espiración suya, 3 o 4 fases                       ...
2095 Técnicas de vendaje                                                                                FISIOTERAPIA    G....
212            Técnicas de vendajeFISIOTERAPIA               Figuras 5.3 a–c Vendaje de un brazo.               Se comienz...
214            Técnicas de vendajeFISIOTERAPIA               Figuras 5.6 a-d Vendaje del muñón en el muslo.               ...
216            Técnicas de vendajeFISIOTERAPIA               Figuras 5.8 a- d Vendaje de Desault.               a Primero ...
218            Técnicas de vendajeFISIOTERAPIA                                     Figuras 5.10 a y b Los                 ...
Técnicas de vendaje           219                                                                                         ...
220            Técnicas de vendajeFISIOTERAPIA               Figuras 5.12 a-c Vendaje de Desault con una red elástica de g...
Técnicas de vendaje   221Vendajes fijos                                                                                  F...
222            Técnicas de vendajeFISIOTERAPIA               Figuras 5.14 a–c Vendaje fijo de Gilchrist.
224            Técnicas de vendajeFISIOTERAPIA               Figuras 5.15 a–f Vendaje funcional tape para la articulación ...
2416 Lecciones generales sobre medicina                                                                              FISIO...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

fisioterapia masajes, primeros auxilios y técnicas de vendaje (bicolor)

3.250 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
3.250
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
5
Acciones
Compartido
0
Descargas
59
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

fisioterapia masajes, primeros auxilios y técnicas de vendaje (bicolor)

  1. 1. 151 Masaje FISIOTERAPIA H.-U. Nepper1.1 Desarrollo histórico del masaje Si hay que describir el tratamiento con masajes desde el punto de vis-ta histórico, llegamos a la conclusión evidente de que esta forma de trata-miento puede ser considerada como la “más antigua medicina”. Es segu-ro que desde los tiempos prehistóricos el ser humano ya puso en prácticatécnicas de masaje con fines curativos, para lo cual pudo haber heredadoel modelo de respuesta de sus antepasados en el periodo de transición ani-mal-hombre (Hentschel, 1986). En su tratado Geschichte und Kritik derMassage und Heilgymnastik (Historia y crítica del masaje y de la gim-nasia curativa) Kirchberg (1926) escribe: “Así como todo ser humano fro-ta o presiona de manera instintiva una parte de su cuerpo inflamada o gol-peada y, por ello, dolorida, e intenta de esta manera con ayuda de unatensión reducir el dolor causado, de la misma manera también habría sidoaplicado como medicina este remedio instintivo a lo largo de todas lasépocas. Y allí donde, a partir del arte curativo obtenido de manera empí-rica, se ha desarrollado una ciencia médica que se ocupa de teorizar, tam-bién se ha elaborado de forma natural y se ha adaptado teóricamente es-ta medicina, el masaje”. El tratamiento con masajes en su forma original era una manipulaciónsencilla e inespecífica para aliviar las molestias y dolores subsiguientes aun traumatismo, para activar la función gastrointestinal, para la recupera-ción en las pérdidas del conocimiento o para la regeneración aceleradatras tensiones físicas, en las que el componente psicológico y psicosomá-tico de este masaje natural desempeñaba un papel fundamental. Los hombres de medicina intentaban expulsar demonios y espíritusdel cuerpo atormentado por el dolor y el sufrimiento ayudándose de “tra-tamientos” mágicos de exorcismo. En muchas ocasiones estos rituales demasaje se ampliaban introduciendo diferentes “sortilegios” o hechizos deorigen vegetal o animal; los cantos rituales y los conjuros completaban es-tos procedimientos.
  2. 2. Masaje 23 Figura 1.1 Roce superficial FISIOTERAPIA de la región torácica dorsal en dirección a las cavidades axilares (circulación linfática). Figura 1.2 Roce más profundo entre las cabezas del músculo gastrocnemio desde el tendón de Aquiles hasta el cóndilo del fémur.el sentido de la circulación de retorno de cada zona (cavidad axilar o gan-glios linfáticos inguinales). La presión del tratamiento es muy suave, indo-lora. Los roces de gran superficie se realizan al inicio del masaje como to-ma de contacto y primer diagnóstico. Se usarán también como forma decompensación y distribución después de técnicas agresivas de masaje. Encaso de encontrar acumulación de líquidos, estos roces de depleción tie-nen un efecto drenante.
  3. 3. Masaje 27Figuras 1.6 a y b FISIOTERAPIAa Amasamiento a dos manos del músculo cuádriceps en la zona de conversión de tendón a músculo.b Fase final del amasamiento en el nacimiento del músculo cuádriceps y del músculo sartorio.Figura 1.7 Amasamiento con laspuntas de los dedos del músculotrapecio.
  4. 4. 46 MasajeFISIOTERAPIA Occipital M. esplenio de la cabeza M. trapecio M. supraspinoso M. infraspinoso M. redondo mayor M. romboides M. tríceps braquial Epicóndilo lateral M. dorsal ancho del húmero Epicóndilo medial del húmero M. iliocostal M. extensor largo lumbar de los dedos M. glúteo M. extensor medio largo del pulgar M. glúteo mayor Cintilla M. bíceps iliotibial femoral, cabeza corta M. aductor mayor M. semimembranoso M. semitendinoso M. bíceps femoral, cabeza larga M. plantar M. gastrocnemio Cabeza lateral M. sóleo Cabeza medial M. peroneo corto ● Músculos superficiales ■ Músculos más profundos ▲ Otros puntos gatillo Figura 1.17 a Puntos gatillo (de Thom)
  5. 5. Masaje 47 FISIOTERAPIA M. temporal M. masetero M. esternocleidomastoideo M. trapecio M. escaleno medio M. escaleno anterior M. deltoides M. bíceps braquial M. pectoral mayor Cabeza corta Cabeza larga M. oblicuo M. oblicuo interno del externo del abdomen abdomen M. braquiorradial M. braquial M. braquiorradial M. pronador redondo M. recto del abdomen M. abductor largo M. flexor radial del pulgar del carpo M. extensor corto del M. palmar largo pulgar M. flexor cubital M. tensor de la fascia del carpo lata M. abductor M. cuádriceps corto del pulgar femoral M. vasto lateral M. aductor del pulgar M. vasto medial M. pectíneo M. aductor largo M. sartorio M. grácil (recto interno) Pes anserinus M. tibial anterior (pata de ganso) M. sóleo M. extensor largo del dedo gordo M. abductor del dedo gordo M. extensor corto M. extensor corto del dedo gordo de los dedos ● Músculos superficiales ■ Músculos más profundos ▲ Otros puntos gatilloFigura 1.17 b
  6. 6. Masaje 63 FISIOTERAPIAFigura 1.23 Técnica deestiramiento de la piel lateralen sentido diagonal a la cicatriz(de Thomsen).Figura 1.24 Técnica delevantamiento de la cicatriz (deThomsen).Figura 1.25 Masaje de cicatrizinterna (de Thomsen).
  7. 7. 74 MasajeFISIOTERAPIA Figura 1.29 a Representación esquemática de las zonas de tejido conjuntivo. Zona Zona de del brazo la cabeza Zona Zona arterial de genital la pierna mayor Figura 1.29 b Esquema de las zonas de tejido conjuntivo visibles. Zona del Zona del corazón- hígado-vesícula estómago biliar Zona genital Zona del intes- menor tino delgado Zona veno- Zona de linfática obstrucción Zona de la vejiga
  8. 8. Masaje 81 FISIOTERAPIA Longitud del cuello Nuca Región escapular Diafragma Perímetro de la parte superior del brazo Longitud de la parte superior del brazo Longitud de la mano Anchura de la mano Longitud del antebrazo Bronquios Corazón Anillo torácico superior Vasos pulmonares Mama (pecho) Esófago Cardias (boca del estómago) Estómago Píloro Anillo torácico inferior Pared abdominal Intestino delgado Cavidad abdominal Hígado y vesícula biliar Colon (intestino grueso) Parte del útero formada por los ovarios y las trompas de Falopio Ancho de la pelvis Longitud del muslo Longitud de la pantorrilla Ancho de la pantorrilla Ancho del pieFigura 1.32 Conexiones segmentarias de los principales órganos y partes del cuerpo a lacolumna vertebral: en la zona del cuello (C1-C8), en la zona del tórax (T1-T12), en la zonalumbar (L1-L5) y en la zona sacra (S1-S2) (de Scheidt).
  9. 9. 1032 Tratamiento de fisioterapia en grupo FISIOTERAPIA E. Braun*2.1 Introducción En la práctica diaria del trabajo fisioterapéutico, el tratamiento de gru-pos juega un papel importante. Sin embargo es difícil facilitar normas generales para el tratamiento degrupos. Mientras que para la mayoría de las especialidades fisioterapéuti-cas el objetivo es en primer lugar el restablecimiento corporal (es decir,funcional) del paciente, que se va alcanzando a través de métodos y técni-cas específicas de tratamiento, el tratamiento en grupos tiene además lameta de interesarse y promover su vida emocional y social. Para ello seexigen al fisioterapeuta los correspondientes conocimientos y la experien-cia psicológica y sociológica, con el fin de que los aplique por medio deuna fuerte ligazón con la situación. Por eso no se puede describir a cortotérmino, como en otros campos, una técnica general, sino que se intentaidear un concepto del tratamiento de grupos en la fisioterapia. Para elloprimero se señalan y comparan las diferencias y las similitudes entre lostratamientos individuales y los colectivos.2.1.1 Características del tratamiento individual La prescripción de una “terapia individualizada” significa en el casoideal que el paciente es atendido por un fisioterapeuta durante un largoespacio de tiempo. Dicho fisioterapeuta hace el diagnóstico, fija el plandel tratamiento, lo aplica al paciente, examina cada cierto tiempo el resul-tado del tratamiento con el diagnóstico y acaba el tratamiento en un de-terminado tiempo. Mediante este sistema se origina una relación entre dosindividuos que, aun cuando está limitada en el tiempo, da lugar a la for-mación de un intenso sistema de comunicación. Se establecen expectati-vas y exigencias recíprocas.* Agradezco a la Dra. H. Schewe la cuidadosa revisión de mi manuscrito.
  10. 10. 1373 Higiene FISIOTERAPIA B. Nussbaum3.1 Introducción Para la disciplina de la fisioterapia, la higiene en los hospitales ad-quiere cada vez más importancia, pues las diferentes áreas de trabajo in-cluyen tanto a pacientes con inmunosupresión como a pacientes re-cientemente operados o que sufren infecciones de las vías urinarias deheridas o pulmonares, y enfermedades infectocontagiosas. El conoci-miento de las vías de infección, las medidas de desinfección y las medidasespeciales de higiene hospitalaria es, por lo tanto, indispensable paraproteger a los pacientes de infecciones adquiridas en los hospitales. Porello se debe presentar un manual de higiene para el área clínica de la fi-sioterapia. La higiene del hospital pertenece a la medicina profiláctica o preven-tiva. Las áreas preventiva, curativa y rehabilitadora son los tres pilaresde la medicina. Los éxitos de la medicina preventiva son siempre más di-fíciles de reconocer que los éxitos de la medicina curativa y de rehabilita-ción, y, por ello, la motivación y el compromiso para adoptar las medidaspreventivas de la higiene hospitalaria son, por lo general, menores. Además hay innumerables investigaciones que demuestran que lasmedidas de higiene hospitalaria representan, en el marco de los progra-mas de seguridad de calidad, un factor decisivo en la prevención de las in-fecciones y con ello, al mismo tiempo, contribuyen al creciente ahorro decostes del hospital/sanidad pública.■ Objetivo. El objetivo de la higiene hospitalaria es el de proteger al pa- ciente de una infección nosocomial (adquirida en el hospital) y el de prevenir al personal de infecciones relacionadas con su trabajo.
  11. 11. 1774 Primeros auxilios FISIOTERAPIA M. Kleylein4.1 Control de las funciones vitales Las situaciones que se refieren en este capítulo se limitan exclusiva-mente a casos de emergencia en los que exista peligro de muerte. En cada caso de emergencia, descubrir los síntomas, así como los tras-tornos y las limitaciones de las funciones vitales, debe ser una cuestión pri-mordial (figura 4.1). El control de las funciones vitales es lo primero que se realiza en cadamaniobra para intentar salvar una vida. El conocimiento de las informaciones sobre la respiración, sobre el es-tado de conciencia y sobre la circulación (es decir, sobre la función cardio-circulatoria) ofrece una explicación sobre el estado de emergencia en elque se encuentra el paciente (tabla 4.1).4.2 Trastorno de las funciones vitales El trastorno de las funciones vitales y del estado de conciencia semuestra con los siguientes síntomas:– trastornos de la respiración,– estadios de los trastornos de la conciencia,– trastornos de la función cardiocirculatoria. Figura 4.1 Esquema para Conciencia la comprobación de las funciones vitales en caso de emergencia.Respiración Caso de emergencia Función cardiocir- culatoria
  12. 12. Primeros auxilios 189 Figura 4.7 Estiramiento del FISIOTERAPIA cuello para llevar a cabo la respiración. Figura 4.8 Punto de presión para llevar a cabo el masaje cardíaco externo. Punto de presión – Compresión: se hará aproximadamente a 6-8 cm verticalmente con los pulpejos colocados uno sobre el otro en dirección a la co- lumna vertebral (figura 4.9). – Frecuencia de presión: aproximadamente 60 compresiones por minuto.■ Téngase en cuenta. Toda reanimación debe comenzar con 3 a 5 res- piraciones.
  13. 13. Primeros auxilios 191– el reanimador lleva a cabo, con una única espiración suya, 3 o 4 fases FISIOTERAPIA de respiración de auxilio,– las vértebras cervicales del niño se mantienen en posición neutra-0 (posición media).Figuras 4.10 a – c Reanimación cardiopulmonar.a En lactantes.b En niños pequeños.c En niños.
  14. 14. 2095 Técnicas de vendaje FISIOTERAPIA G. Rompe y R. Schweitzer-Köppern5.1 Vendaje de heridas En este capítulo no se va a exponer el tratamiento de las heridas, si-no sólo su recubrimiento.5.1.1 Vendajes de heridas asépticas El imperativo más importante es la prevención de una infección. Porlo tanto, la persona que realiza el tratamiento, y a la hora del cambio delvendaje, debe llevar ropas que excluyan cualquier roce con la región da-ñada. Tras una desinfección higiénica de las manos y para el primer cam-bio de vendaje, hay que utilizar guantes estériles; si esto no es posible, serecomiendan guantes de protección y la técnica de non-touch. Las heridas de operaciones y las heridas ocasionales recientes, des-pués de la desinfección de la piel, deben ser tapadas con gasas para heri-das que sean suaves para la piel. Este tipo de protección de la herida nose deshilacha, es elástico y se ajusta a la superficie corporal. Mediante unaimpregnación, el recubrimiento, tras haber absorbido la sangre o los exu-dados, se dobla y se despega de la herida. Con ello se evita una secreciónpermanente y hace que la herida se seque y se haga costra con ayuda dela entrada de aire. También se evita que se rasguen los bordes de la heri-da al realizar el cambio del vendaje. Para las heridas ocasionales, se ofrecen vendajes rápidos de espara-drapo permeables al aire, al agua y con un color semejante al de la piel. Para heridas poco secretoras, pero también para las que son difícilesde tapar, dan buen resultado las películas pulverizadas que no aíslan her-méticamente (Liquidoplast, Nobecutan).
  15. 15. 212 Técnicas de vendajeFISIOTERAPIA Figuras 5.3 a–c Vendaje de un brazo. Se comienza con un giro circular (1), posteriormente se rodea la articulación de la mano con un giro de ocho (2+3) y se concluye con un proceso de espiral (4-17) al antebrazo y al codo.
  16. 16. 214 Técnicas de vendajeFISIOTERAPIA Figuras 5.6 a-d Vendaje del muñón en el muslo. Vendaje de protección del cuello Derivados de los vendajes de algodón Schanz, hoy en día se utilizan vendajes de protección de cuello de tipo solapa con ensambladuras ana- tómicas que, sobre todo, tienen en consideración la inclinación hacia de- lante de la cabeza, la inclinación lateral y descargan los músculos de las vértebras cervicales (figura 5.7). Una estabilización más grande precisa el empleo de ortesis.
  17. 17. 216 Técnicas de vendajeFISIOTERAPIA Figuras 5.8 a- d Vendaje de Desault. a Primero se fija el brazo al tórax sobre una almohadilla y con un vendaje circular (1). b y c Por medio de un vendaje desde la axila, por encima del hombro y hasta el codo y por el pecho, luego por la espalda (3), de nuevo por el pecho (3), el hombro y el codo de la parte dañada están en posición de reposo. d A continuación se coloca la mano sobre un cabestrillo sujeto al cuello (4).
  18. 18. 218 Técnicas de vendajeFISIOTERAPIA Figuras 5.10 a y b Los vendajes elásticos en red se colocan sin arrugas mediante la ayuda de aplicadores y con un ligero giro.
  19. 19. Técnicas de vendaje 219 FISIOTERAPIAFiguras 5.11 a-c Vendaje en ocho de guarismo.a Elaboración de un vendaje elástico en red relleno de algodón.b La red rellena de algodón se coloca, en forma de ocho, por las dos axilas y luego por la espalda.c Se anuda encima de una almohadilla. Al principio se debe cambiar diariamente.
  20. 20. 220 Técnicas de vendajeFISIOTERAPIA Figuras 5.12 a-c Vendaje de Desault con una red elástica de goma dura (variación del vendaje original de la figura 5.8).
  21. 21. Técnicas de vendaje 221Vendajes fijos FISIOTERAPIA Gracias a la utilización de vendajes fijos se consigue, para las disposi-ciones de vendajes complicados, una considerable mejora en el trabajo (fi-guras 5.13 a–d y 5.14 a–c).Figuras 5.13 a–d Vendaje en ocho de guarismo como vendaje fijo.
  22. 22. 222 Técnicas de vendajeFISIOTERAPIA Figuras 5.14 a–c Vendaje fijo de Gilchrist.
  23. 23. 224 Técnicas de vendajeFISIOTERAPIA Figuras 5.15 a–f Vendaje funcional tape para la articulación tibiotarsiana. El vendaje se coloca en una posición neutra-nula o funcional. Las tiras de anclaje se colocan de un modo proximal y distal. A éstas se pegan las bridas en U (bridas de estribo) (b y c), que después se reforzarán mediante un giro de ocho (d y e). Finalmente el vendaje quedará cerrado con un giro semicircular (f).
  24. 24. 2416 Lecciones generales sobre medicina FISIOTERAPIA B. Rosner y K.Wurster6.1 Enfermedad y causas de la enfermedad6.1.1 Enfermedad Una enfermedad supone en primer lugar la vida y está totalmente aso-ciada con todas las formas de vida, por lo que la idea de la salud se co-rresponde con la absoluta regularidad en el transcurso de la vida. La saludengloba el estado de bienestar pleno, tanto corporal como espiritual y so-cial. Hipócrates (450-377 a.C.) definió la salud como el sentimiento queresulta del enlace armónico del transcurrir de la vida. La enfermedad indi-ca el trastorno de la armonía de estos procesos vitales. La enfermedad po-see dinámica y, como tal, está unida a un proceso temporal, que va se-guido de un restablecimiento completo, de una larga enfermedad o de lamuerte. Para el ser humano, la enfermedad tiene un significado especial,pues supone para él una limitación y una debilidad. No es posible dar unarespuesta exacta y basada en hechos científicos a la pregunta “¿qué esenfermedad?”, ya que, por una parte, existen numerosos trastornos ex-ternos e internos que afectan muy diversas zonas del cuerpo, y, por otraparte, pueden influir fuertemente impresiones subjetivas y objetivas. Losseres humanos impedidos mentalmente, y los enfermos de cáncer cuyaafección se encuentra en sus primeros estadios, poseen, por ello, el sen-timiento subjetivo del bienestar, sin embargo, y si se les considera desdeel punto de vista objetivo, están enfermos y precisan ayuda. Y a la inver-sa, el amplio campo de los trastornos psíquicos explica que los seres hu-manos se sientan subjetivamente enfermos sin que se pueda establecerun diagnóstico médico objetivo. Finalmente, entre la plena salud y la en-fermedad total existe una amplia zona gris en cuyo ámbito transcurrenvariaciones de la norma y patologías sin que se pueda establecer una cla-ra diferencia entre ellas y sin mucha posibilidad de coordinación. Por lo

×