CASOS PRÁCTICOS    AGENDA  Ejemplos  extraídos  de  Accessing  the  Curriculum  for  Pupils  with  Autistic  Spectrum  Di...
2  Los objetos de transición de Antonio se están usando para animarle poco a poco a acceder y participar en un mayor númer...
3  vaya a la clase de Plástica, sabiendo que ésta va a acabar y que, cuando así sea, la siguiente actividad es una de sus ...
4  una  esquina  de  cada  fotografía  como  preparación  a  la  introducción  de  una  agenda  de símbolos. Al principio,...
   Agenda de símbolos/palabras de media jornada. La agenda de Luisa está siempre en la zona de trabajo dentro de su aula “...
existe la posibilidad de que alguien los supervise si fuera necesario, entonces se ponen dos trenes en el “tablero de opci...
La agenda de David es de símbolos y palabras y contiene un día completo. La agenda está en una carpeta en la clase de Davi...
Ahora  David  es  capaz  de  negociar  algunas  de  las  actividades  de  su  agenda.  También  se  le anima  a  que  tome...
9  El uso de una agenda es una de las estrategias que se utiliza para planificar la participación en el aprendizaje dentro...
Agenda escrita de un día completo.   10  Recuerda:   levantar la mano cuando quiera    contestar una pregunta. Fecha:   __...
Mañana del Lunes           Tarde del Lunes            Mañana del Martes             Tarde del Martes Mañana del Miércoles ...
habilidades  de  la  media,  o  por  encima  de  ésta,  de  las  áreas  curriculares,  pero  que  tiene problemas en otras...
13   Semana B  8’45 Recreo 11’00 Comedor 13’30  14’30Lunes  Matem. 206 I.A. Lengua 116 J.W. Apoyo  Educación F. (gimnasio ...
Jorge  añadir  cualquier  información  que  necesite,  por  ejemplo  las  fechas  de  entrega  de  los deberes, trabajos, ...
15                                                             su  agenda  son  estrategias  útiles  que  le  permiten  ll...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Agendas teacch

345 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
345
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
1
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Agendas teacch

  1. 1.  CASOS PRÁCTICOS    AGENDA  Ejemplos  extraídos  de  Accessing  the  Curriculum  for  Pupils  with  Autistic  Spectrum  Disorders. Using the TEACCH Programme to help Inclusion. (Mesibov y Howley 2003) ANTONIO: Objetos que indican transiciones Antonio tiene tres años y ha sido diagnosticado de autismo y dificultades en el aprendizaje. Él acude a una guardería de integración donde tiene el apoyo de una educadora todo el tiempo. Tiene una comprensión muy limitada del lenguaje verbal y no‐verbal, pero está empezando a responder  a  algunas  palabras.  Antonio  no  llega  a  entender  claramente  el  entorno  de  la guardería,  su  educadora  cree  que  lo  encuentra  demasiado  caótico  y  confuso.  Como consecuencia, la tendencia de Antonio es estar todo el tiempo  a la espera de que llegue su actividad  favorita,  la  bandeja  de  arena,  donde  se  entretiene  con  acciones  repetitivas  como espolvorear la arena entre sus dedos y dejarla caer en hilitos al suelo. Si se le anima a participar en otra actividad se vuelve muy agitado, poniéndose los dedos en los oídos y tararea. Por parte de  Antonio  el  acceso  a  las  áreas  curriculares  de  Infantil  se  ve  severamente  restringido.  En algunas ocasiones se une a los demás durante la merienda, garabatea con un rotulador y ojea algún libro en el rincón de los libros. Para las actividades principales en la guardería se le presenta un objeto que indique qué es lo que  Antonio  debiera  hacer  a  continuación.  La  educadora  de  Antonio  ha  encontrado  siete actividades como prioridades iniciales, las cuales incluyen a las favoritas de Antonio (la arena, los libros, rotuladores y un vaso) así como objetos para otras situaciones adicionales (patio, servicio y casa). Pala= arena Vaso=hora de la merienda Abrigo= patio Mochila= casa Libro pequeño= rincón de los libros Papel higiénico= servicio Rotulador= pupitre  Cuando la educadora le presenta un objeto a Antonio indicará qué es lo que tiene que hacer; cada vez que se le da el objeto ella dice una palabra, por ejemplo, cuando le da el vaso le dice “Merienda”.  1  
  2. 2. 2  Los objetos de transición de Antonio se están usando para animarle poco a poco a acceder y participar en un mayor número de actividades aumentando su comprensión y reduciendo su ansiedad.  Cuando  Antonio  entienda  que  cada  objeto  representa  una  actividad  o acontecimiento, se le presentará una agenda del tipo “primero…luego…” con dos objetos que indiquen la secuencia de dos actividades. Antonio aprenderá a coger el primer objeto de la izquierda cuando se le diga, y luego el segundo objeto para reforzar el concepto de “primero tienes que hacer esto y luego tienes que hacer lo otro”.  LUIS: Agenda de objetos. Luis es un niño de 14 años que está en 2º de ESO en un centro específico para alumnos con dificultades severas en el aprendizaje. Él está en un aula específica junto con otros 5 niños con autismo. Luis pasa la mayoría del tiempo en esta aula, pero también sale a otras aulas para algunas asignaturas. Él está desarrollando habilidades básicas a través del currículum y tiene objetivos individualizados en el área de comunicación: uno de estos objetivos es enterarse de qué es lo que debiera estar haciendo y responder a ello adecuadamente.  La agenda de objetos de Luis ha mejorado la comunicación de su profesora hacia él, es por eso que ha aumentado su comprensión y especialmente le ha ayudado a seguir la información. Esta agenda le proporciona información relacionada con las actividades que se van a dar a lo largo  de  un  día  en  la  escuela,  permitiéndole  ir  solo  en  los  cambios  de  clase.  Luis  está desarrollando también habilidades de pensamiento, en particular aquellas relacionadas con la predicción y anticipación de actividades. Él entiende que los objetos representan actividades y ha aprendido a seguir una secuencia de hasta cuatro actividades organizadas de arriba abajo. La profesora de Luis, o su educadora, coloca la agenda para la primera parte de la mañana hasta  el  recreo,  la  segunda  parte  abarca  desde  la  mañana  hasta  la  hora  de  comer  y  por  la tarde.  A Luis se le pide “ir a revisar su horario” y coge una ficha de “transición” con su nombre, ahora la tiene que emparejar con su nombre que está al principio de su agenda. Entonces coge el primer objeto y se va solo a la actividad emparejando el objeto con el correspondiente al llegar al sitio donde se realiza tal actividad. Siempre y cuando sean adecuados, los objetos estarán relacionados con las áreas curriculares de  cada  actividad,  por  ejemplo  un  CD  indicará  la  clase  de  Tecnología  de  la  información  y comunicación, o un libro de himnos querrá decir que hay reunión. Algunos de los objetos son más abstractos, por ejemplo las fichas rojas indican que es la hora del recreo. Antes, Luis se resistía a ir a algunas asignaturas curriculares. Por ejemplo, a él no le gustan ciertos olores o el tacto de ciertos materiales utilizados en Plástica. Esto le causaba mucha ansiedad y muchas veces acababa tirado por el suelo negándose a ir al aula de Plástica. Se han aplicado algunas estrategias  a  nivel  sensorial  para  ayudar  a  que  Luis  construya  poco  a  poco  su  tolerancia, reduciendo la sobre‐estimulación y las distracciones, pero también se ha hecho a través de su agenda.  Es  importante  que  Luis  sepa  que  en  su  agenda  habrá  actividades  que  le  gustan. Siempre  que  Luis  tenga  en  su  agenda  la  clase  de  Plástica,  va  a  ir  seguida  de  una  de  sus actividades favorita (por ejemplo, mirar revistas). Esto ayuda a que Luis haga un esfuerzo y 
  3. 3. 3  vaya a la clase de Plástica, sabiendo que ésta va a acabar y que, cuando así sea, la siguiente actividad es una de sus favoritas. De esta forma se le anima a que asista a las clases de otras asignaturas a las que antes se resistía a ir. Ahora Luis utiliza su agenda de forma que le permite ir solo a otras aulas y zonas del centro. Como  con  Antonio,  este  es  un  primer  paso  importante  para  el  acceso  al  currículum.  Luis comprende  su  horario  y  es  capaz  de  seguirlo  sin  ayudas.  Ya  que  Luis  ha  llegado  a  ser  más independiente y seguro de sí mismo en el uso de su agenda, ahora se le está animando que acuda a las actividades que se realizan en el vecindario. Antes de que se utilizara la agenda de objetos Luis se ponía muy ansioso a la hora de dejar el edificio y muchas veces se le dejaba atrás cuando el resto de su clase se iba a la calle. El uso de la agenda de objetos ha dado como resultado  que  Luis  participe  en  las  actividades  que  se  hacen  en  la  calle,  debido  a  que comprende dónde van a ir  y que va a volver al colegio.  Luis es capaz de reconocer el logotipo de ciertas tiendas y zonas, los cuales pueden utilizarse para  mejorar  la  comprensión  de  su  horario.  Ahora  además  la  profesora  de  Luis  está adjuntando fotografías a los objetos como paso previo a la agenda con fotografías.  A  través  de  la  utilización  de  la  agenda  de  objetos  Luis  es  capaz  de  reconocer  y  obtener información, y ahora está empezando a predecir y anticipar actividades, ya que comprende mejor qué es lo que va a pasar, dónde y cuándo. Su acceso al currículum se ha ampliado, ya que ha empezado a acudir a clases a las que se resistía y ahora se aventura a salir a la calle sintiéndose más seguro de sí mismo.  ALVARO: Agenda de fotografías. Álvaro tiene seis años, tiene TEA y dificultades en el aprendizaje. Acude a un aula de apoyo para alumnos con autismo en un  centro específico donde hay niños con distintas necesidades educativas especiales. La mayoría del tiempo está en el aula específica pero va dos veces por semana a integración en un aula de infantil de cinco años para las actividades sociales y el juego estructurado. Álvaro es muy activo y revolotea de una actividad a otra, algunas veces con otros niños y otras con adultos. A Álvaro le encantan algunas de las actividades, como por ejemplo, ojear libros. Se resiste mucho a dejar su actividad favorita y cambiar a otra, que le gusta menos, llegando a mostrarse agresivo con la persona que le está pidiendo que termine; por lo que tiene un acceso limitado al currículum.  Se  ha  empezado  a  trabajar  con  una  agenda  de  fotografías  en  su  clase,  cuyo  objetivo  será enseñarle  la  secuencia  de  actividades  y  animarle  a  participar  en  un  mayor  número  de actividades sin tener que mostrarse agresivo con los demás. La agenda de Álvaro tiene hasta cinco fotografías presentadas de arriba abajo en un tablero en la pared en una zona tranquila del aula. Se le da una ficha de transición con su nombre y su foto para que él vaya a su agenda. Entonces él coge la fotografía de arriba y se la lleva a la actividad correspondiente, poniendo la ficha en un buzón que hay cerca de donde se hace la actividad. Álvaro ha demostrado que entiende las fotografías con bastante rapidez, así que se han colocados símbolos pequeños en 
  4. 4. 4  una  esquina  de  cada  fotografía  como  preparación  a  la  introducción  de  una  agenda  de símbolos. Al principio, la agenda de Álvaro se organizó de forma que incluyera muchas oportunidades de participar en sus actividades favoritas, intercaladas con otras actividades cortas de las áreas curriculares, reforzando así, por ejemplo, “ahora Matemáticas, luego los libros”. La agenda de Álvaro ha supuesto un gran impacto pues ahora es capaz de tomar parte y concentrarse en otras actividades por un corto periodo de tiempo. Como consecuencia de ello se le integró en un aula de infantil de cinco años. Antes de empezar las clases, la educadora de Álvaro coloca su horario en la clase de infantil. Parecía que los otros niños iban a percibir esto como algo raro y podrían ridiculizar a Álvaro. Pero, por el contrario, la profesora de la clase de infantil quedó  encantada  cuando  se  dio  cuenta  de  que  algunos  de  los  otros  niños  comenzaron  a dibujar y escribir sus propias “agendas” para las tardes, planeando sus actividades y tomando decisiones sobre cómo iban a pasar el tiempo. Ahora Álvaro está aprendiendo a manejar solo su agenda para animarle a seguir su horario en vez de estar merodeando sin sentido, y para que aumente su comprensión de la secuencia de actividades, reduciendo así sus arrebatos cuando terminan ciertas actividades.  LUISA: Agenda de símbolos con la mitad del día. Luisa acude a un aula específica para alumnos con necesidades educativas especiales, dos de los cuales tienen TEA. Este aula forma parte de un Centro ordinario de Primaria. Luisa tiene 9 años, tiene autismo y dificultades en el aprendizaje. Tiene limitada la memoria a corto plazo, su capacidad de atención y no puede recordar la secuencia de actividades que se dan a diario. Esto le provoca mucha ansiedad y confusión, así que a menudo se niega a participar en algunas de  las  clases.  Además  de  esto,  se  niega  a  trabajar  con  adultos  con  los  que  no  está familiarizada. Así que, muchas veces se resiste a cooperar con los profesores/as en las aulas ordinarias  o  los  sustitutos/as.  Esto  quiere  decir  que  hay  pocas  probabilidades  de  que  ella participe en otra clase que no sea las de su profesora. La profesora de Luisa opina que este es un objetivo prioritario, ya que Luisa necesita aprender a trabajar con una variedad de personas si  va  a  acceder  completamente  al  currículum.  Finalmente,  Luisa  se  muestra  muy  ansiosa cuando se enfrenta con situaciones en las que tiene que elegir.  La agenda de Luisa se usa para animarla a ser más independiente en lo que se refiere a los cambios de clase, trabajar con varios adultos y para llegar a tener más confianza en sí misma al realizar  elecciones.  Luisa  tiene  una  agenda  con  la  mitad  del  día  que  contiene  hasta  cinco símbolos de una vez, presentados de izquierda a derecha en un mural. Esto se decidió después de consultar a los padres, quienes pese a que estaban más familiarizados con los textos de derecha a izquierda, preferían que Luisa siguiera la información de izquierda a derecha y de arriba abajo ya que es más probable que lo encuentre de esta forma en su día a día. Es por ello que a Luisa se le ha enseñado a mirar la información rutinaria de izquierda a derecha y de arriba abajo.  
  5. 5.    Agenda de símbolos/palabras de media jornada. La agenda de Luisa está siempre en la zona de trabajo dentro de su aula “base”. Ella coge el primer símbolo de la agenda y se va  al lugar adecuado de la clase, metiendo la tarjeta  del símbolo dentro de un pequeño buzón cuando llega a su destino. Normalmente, los símbolos vienen emparejados con la palabra escrita, que más tarde ayudarán al alumno a seguir una agenda escrita. La agenda también puede utilizarse como herramienta para ayudar a algunos alumnos  a  leer  de  forma  “global”,  utilizando  en  su  agenda  palabras  con  las  que  estén familiarizados. Esto permite que los alumnos aprendan otra habilidad dentro de un contexto funcional, por ejemplo, la de leer información.  Cuando Luisa tiene que trabajar con su profesora se pega una foto pequeña de ésta en una esquina de la tarjeta del símbolo apropiado, así ella sabe qué es lo que va a estar haciendo y con  quién.  Cuando  viene  un  profesor/a  sustituto/a  a  la  clase,  se  pone  su  fotografía  donde normalmente está la de la tutora, para avisar a Luisa de que trabajará con alguien distinto. Esta técnica  ha  demostrado  tener  bastante  éxito  y  ahora  Luisa  trabaja  con  distintas  personas, incluyendo otros educadores/as y ayudantes de la clase, siempre y cuando aparezcan en su agenda. Cuando  Luisa  va  al  aula  ordinaria  se  lleva  una  carpeta  con  una  agenda  de  símbolos.  En  la carpeta se ponen las fotografías de los adultos con los que va a trabajar, de forma que ella es capaz  de  integrarse  en  el  aula  ordinaria  y  cooperar  con  distintos  profesores.  El  uso  de  la agenda ha sido muy tranquilizador para Luisa. Ahora la utiliza ella sola y es menos probable que rechace participar en ciertas clases.  Además de esto, debido al aumento de la seguridad en sí y su independencia, ahora es capaz de hacer elecciones sencillas, así que se ha incorporado “elige” en su agenda. Las opciones que están disponibles están expuestas en un tablero de opciones con el que se anima a Luisa a que haga pequeñas elecciones mientras que está en la escuela. Saber elegir es una habilidad importante, pero es de las que más cuesta adquirir a los alumnos con TEA. Luisa está aprendiendo a escoger entre opciones relativas al “tiempo libre y recreo”. El hecho de elegir cosas pequeñas en este ciclo, utilizando el tablero para escoger, prepara a Luisa para hacer elecciones más complicadas dentro de las áreas curriculares más adelante.  El uso del “tablero de opciones” también servirá como estrategia de control de la clase. Si la profesora  quiere  que  un  alumno  sólo  tenga  una  opción,  se  pondrá  una  sola  tarjeta  en  el “tablero  de  opciones”.  Igualmente,  si  lo  que  la  profesora  quiere  es  animar  a  dos  o  más alumnos a jugar con los mismos materiales, se pueden colocar dos o más actividades en el “tablero de opciones”. Por ejemplo, se puede incluir en el tablero el dibujo de un tren cuando no hay nadie que vaya a supervisar a dos niños que, seguramente, se pelearán por el tren. De la misma forma, si lo que la profesora quiere es que dos niños jueguen juntos con el tren, y si 5  
  6. 6. existe la posibilidad de que alguien los supervise si fuera necesario, entonces se ponen dos trenes en el “tablero de opciones”.  6            Tablero de escoger.   La agenda de Luisa le ayuda a desarrollar habilidades que son esenciales para el desarrollo de su  autonomía  y  promueve  su  aprendizaje  y  participación.  Ella  también  está  aprendiendo  a utilizar una estrategia visual que le permite recordar y seguir secuencias de actividades. Se le está animando a que trabaje con distintos adultos, avisándola de cualquier cambio, lo que le permite predecir lo que va a pasar. Además se le da la oportunidad de desarrollar la habilidad para elegir entre opciones sencillas. Uno de los ejemplos de más adelante nos muestra cómo puede  ampliarse  el  uso  de  las  agendas  para  atender  distintas  necesidades  individuales  del aprendizaje  y  proporcionar  oportunidades  que  aumenten  las  habilidades  básicas  de razonamiento.  DAVID: Agenda de símbolos/palabras para el día completo. David  va  a  un  Centro  Específico  para  alumnos  con  TEA.  Está  en  6º  de  Primaria  y  se  está preparando para la transición a secundaria. Tiene una buena capacidad para el reconocimiento de palabras escritas y, a pesar de que tiene algunas dificultades para entender temas ficticios, es capaz de leer instrucciones y seguir información escrita cuando va acompañada de símbolos. Las cosas que le interesan son los números, el tiempo meteorológico y la temperatura. Para algunas de las clases de matemáticas, David está integrado en un Centro de Primaria ordinario.  
  7. 7. La agenda de David es de símbolos y palabras y contiene un día completo. La agenda está en una carpeta en la clase de David. La forma de lectura de la agenda es de izquierda a derecha y de arriba abajo. Está hecha a ordenador y se divide entre la mañana y la tarde. David utiliza una especie de “marco” de color que señala la actividad que está realizando en ese momento, en el cambio de clase lo mueve hacia abajo y tacha con una cruz la clase que ha terminado. Él no necesita llevarse las tarjetas con los símbolos, ya que es capaz de recordar dónde tiene que ir y no es muy probable que se distraiga de camino a la clase.  7  Mañana Trabajo independiente                     Tarde Sentados en círculo                                Agenda de símbolos/palabras para el día completo  
  8. 8. Ahora  David  es  capaz  de  negociar  algunas  de  las  actividades  de  su  agenda.  También  se  le anima  a  que  tome  decisiones  y  elija  cosas  a  lo  largo  del  día  como  un  primer  paso  para fomentar habilidades de pensamiento. La profesora de David ha priorizado para él el objetivo de la toma de decisiones y ha decidido relacionarlo inicialmente con las áreas e intereses que se le dan bien a David, animándole sentirse más seguro de sí mismo en la toma de decisiones. Desde  entonces  el  interés  de  David  en  el  tiempo  meteorológico  se  utilizó  para  ayudarle  a tomar  la  decisión  de  si  necesitaría  o  no  el  abrigo  al  salir  al  recreo,  cosa  que  a  menudo  le preocupaba. A la hora del recreo aparecen dos símbolos en su agenda: recreo con el abrigo y recreo sin el abrigo. Cada tarjeta de símbolos contiene un símbolo del tiempo meteorológico y un indicador de temperatura.  Menos de 16º  Más de 16º  El uso de la agenda para reforzar la toma de decisiones a la hora del recreo.  A David se le anima a mirar el tiempo que hace y la temperatura aproximada de la clase para ayudarle a tomar la decisión de si debe llevarse o no el abrigo al recreo. Así la agenda no sólo indica cuándo es el recreo, sino que también anima a David a tomar la decisión sobre lo que va a tener que ponerse para salir al recreo. Su agenda le está ayudando en la toma de decisiones indicándole  alternativas  para  ciertos  momentos  del  día.  David  tiene  que  encontrar  qué información  será  relevante  para  tomar  una  decisión.  Se  utilizan  estrategias  parecidas  para ayudar a David a tomar decisiones sobre lo que va a necesitar para cada actividad y clases; por ejemplo en educación física se le da a elegir la equipación para cada deporte, animándole a seleccionar los materiales adecuados. Posiblemente surjan “barreras potenciales del aprendizaje” para niños con TEA cuando se les integra  dentro  de  una  aula  ordinaria.  El  aumento  de  la  ansiedad  puede  desembocar  en  un aumento  de  la  confusión.  Los  aprendizajes  no  se  generalizan  necesariamente  a  nuevos entornos y algunos de los alumnos no se sentirán capacitados en un entorno que les exija más. 8  
  9. 9. 9  El uso de una agenda es una de las estrategias que se utiliza para planificar la participación en el aprendizaje dentro de un aula ordinaria. Cuando  David  va  al  aula  ordinaria  para  matemáticas  se  lleva  una  agenda  “portátil”  en  un pequeño  archivador  que  él  ha  preparado  con  la  educadora.  Durante  las  visitas  de  David  al nuevo  centro  de  secundaria  se  utiliza  la  misma  estrategia.  La  necesidad  de  una  agenda “portátil” cobra especial importancia cuando los alumnos tienen que cambiar muchas veces de aula  o  ir  a  diferentes  lugares  dentro  de  la  comunidad;  las  agendas  portátiles  pueden  tener distintos  formatos,  en  carpetas,  pequeñas  pizarras  blancas,  organizadores  personales  o pequeños archivadores. El uso de la agenda ha sido una estrategia que ha ayudado a David a integrarse y participar dentro un aula ordinaria en algunas sesiones, aliviando su ansiedad y cerciorándonos de que entiende lo que va a pasar.  SARA: Agenda escrita  Sara es una niña de 9 años y ha sido diagnosticada con un TEA. Acude al centro de educación primaria de su barrio, está en 3º y tiene el apoyo de una educadora el 75% de sus clases. Sara tiene un lenguaje expresivo bastante bueno, a pesar de que esto enmascara sus dificultades de compresión.  Ella  tiene  pocas  habilidades  organizativas  y  de  secuenciación,  por  lo  que  está continuamente  haciendo  preguntas  sobre  los  acontecimientos,  como  “¿Hoy  toca  piscina?, ¿Vamos  a  ir  a  nadar?,  ¿Cuándo  vamos  a  nadar?”.  Sara  depende  mucho  de  las  rutinas  y  se vuelve muy ansiosa ante los cambios en las actividades diarias sin aviso previo.  La agenda de Sara ofrece la oportunidad de negociar, tomar decisiones y resolver problemas. Se está fomentando el desarrollo de habilidades básicas del pensamiento mediante el uso de un  diario  visual  que  le  recuerda  acontecimientos  clave.  Además,  Sara  está  aprendiendo  a reconocer  su  propia  ansiedad  y  ha  empezado  a  trabajar  con  una  estrategia  para  poder reducirla. Sara utiliza una agenda escrita, organizada de arriba abajo en dos columnas, como una lista, que ella lleva siempre en una carpeta con una pinza. Sara sigue la columna de la izquierda por la mañana tachando cada actividad cuando la ha terminado. Entonces, sigue la de la derecha para por la tarde. La agenda de Sara le ayuda a comprender y seguir la secuencia de clases a lo largo del día. Ella se siente menos ansiosa ante la incertidumbre de qué es lo que va a pasar y lleva  mejor  los  cambios  en  el  horario,  siempre  y  cuando  queden  claros  en  su  agenda:  por ejemplo, los días que llueve no se sale al patio a la hora del recreo y se permanece dentro. Su profesora cree que esta reducción de la ansiedad ha permitido que Sara pueda concentrarse en  las  clases,  más  que  en  lo  que  va  a  hacer  después.  La  agenda  de  Sara  también  lleva  un mensaje  o  recordatorio  que  ella  puede  ver  a  lo  largo  del  día;  normalmente  es  sobre  la conducta que su profesora está tratando de inculcarle. 
  10. 10. Agenda escrita de un día completo.   10  Recuerda:   levantar la mano cuando quiera    contestar una pregunta. Fecha:   ________________ AM        PM Matemáticas       Ciencias Recreo        Música Lengua y Literatura    ¿? Comedor      Casa Recreo            Se han reducido las preguntas repetitivas sobre los acontecimientos y ahora ella misma puede ver cuándo va a ser cada actividad. Como Sara se siente más segura utilizando su agenda, ha sido posible introducir los signos de interrogación (¿?) para indicarle que va a pasar algo pero que aún no sabemos qué es. Esto ayuda a que Sara lleve mejor las actividades que no están en la agenda como parte de la vida diaria. Además de su agenda individual se ha introducido un horario semanal de la clase que contiene acontecimientos de la semana. A Sara se le pide que vaya a mirarlo si pregunta más de una vez sobre  los  acontecimientos.  Este  horario  semanal  tiene  símbolos  con  palabras  ya  que  la ansiedad que le provocan algunos acontecimientos semanales le lleva a “falta de capacidad” en lo que se refiere a habilidades lectoras. La profesora lo ha puesto para toda la clase ya que otros de los alumnos con necesidades educativas especiales se pueden beneficiar de la misma forma. La agenda de Sara, junto con el horario de la clase, le proporciona una herramienta para poder trabajar  su  habilidad  para  recordar,  y  predecir,  acontecimientos  diarios  y  semanales.  Ahora Sara no pregunta tanto sobre esos acontecimientos, en vez de eso, recurre a su agenda o al diario de la clase. Está empezando a desarrollar habilidades básicas de pensamiento que le servirán como base para poder continuar desarrollando su pensamiento.  
  11. 11. Mañana del Lunes           Tarde del Lunes            Mañana del Martes             Tarde del Martes Mañana del Miércoles            Tarde del Miércoles Mañana del Jueves          Tarde del Jueves Mañana del Viernes                Tarde del Viernes                 JORGE: Agenda escrita y planificación del alumno para un día completo. Jorge tiene 15 años y tiene Síndrome de Asperger. Acude al  centro ordinario de secundaria de su barrio. A Jorge se le dan particularmente bien algunas de las asignaturas del currículum, pero tiene dificultades con la cantidad de cambios de clase que hay en secundaria. Además, la escuela funciona con un sistema de horario quincenal y Jorge nunca  está seguro de en qué semana está. Normalmente se pierde al ir a la clase de ciencias en el laboratorio y llega tarde a algunas  clases  porque  no  es  capaz  recordar  la  distribución  del  edificio.  A  Jorge  le  provoca ansiedad llegar tarde a las clases, ya que le gusta ser puntual y se preocupa mucho si se pierde el  principio  de  una  clase.  Jorge  es  un  ejemplo  típico  de  un  alumno  que  tiene  adquirida  las 11  
  12. 12. habilidades  de  la  media,  o  por  encima  de  ésta,  de  las  áreas  curriculares,  pero  que  tiene problemas en otras áreas básicas. Jorge tiene una planificación del estudiante como el resto de los alumnos, que contiene dos horarios, A y B, para su grupo‐clase. Los horarios de Jorge tienen aclaraciones subrayando los números de las aulas donde se da cada clase. Jorge también tiene un plano del centro en el que vienen marcados los lugares clave de la misma forma que en su horario. Se le ha facilitado un plano que muestra específicamente la ruta desde el aula donde recibe apoyo hasta su aula “base”,  ya  que  varía  dependiendo  de  la  semana  A  o  B.  También  vienen  las  iniciales  de  los profesores de cada asignatura y así Jorge sabe con qué profesor le toca. Semana A 8’45 Recreo 11’00 Comedor 13’30 14’30 Lunes  Lengua 101J.W. Matem.205 D.G. Apoyo  Educación F. (gimnasio o  pista prevista) A.S. Educación  F. (gimnasio  o pista  prevista) A.S. Martes  Historia 115I.P. Lengua 104J.W. Ciencias L17 A.W. Ciencias L17 A.W. ApoyoMiércoles  Lengua 116I.P. Tecnología 104K.L. Matem. 205  D.G. Matem. 205 D.G. Apoyo Jueves  Historia 115 I.P. Apoyo  Ciencias L14J.R. Geograf. 108  D.S. Plástica A15M.H. Viernes  Lengua 107I.P. Religión108 M.W. Apoyo Educación personal, social  y para  la salud  101 J.W. Tecnología 104K.L. 12  
  13. 13. 13   Semana B  8’45 Recreo 11’00 Comedor 13’30  14’30Lunes  Matem. 206 I.A. Lengua 116 J.W. Apoyo  Educación F. (gimnasio o  pista prevista) A.S. Educación  F. (gimnasio  o pista prevista) A.S. Martes  Religión 108 M.W. Apoyo   Lengua 101J.W. Ciencias L17 A.W. Ciencias L15 A.W. Apoyo  Miércoles  Lengua 116 I.P. Ciencias L14J.R. Matem. 205 D.G. Matem. 205 D.G. Apoyo  Jueves  Teatro  (salón de actos) M.H. Plástica A15M.H. Apoyo  Tecnología 104 K.L. Viernes  Geografía 108 D.S. Historia 117 I.P. Apoyo Educación personal, social  y para  la salud 101 J.W. Tecnología 104 K.L.   Horario quincenal. La planificación del alumno de Jorge está dentro de una carpeta de anillas, dividida en semana A y semana B. Jorge tiene dentro de esta carpeta una semana a la vista y la otra semana está dentro de un forro de plástico. Los viernes por la tarde Jorge cambia la semana que está a la vista con la ayuda de la educadora. Cada semana está subdividida en un número de secciones, incluyendo días de la semana y deberes para cada semana. La sección de deberes le permite a 
  14. 14. Jorge  añadir  cualquier  información  que  necesite,  por  ejemplo  las  fechas  de  entrega  de  los deberes, trabajos, y a quién se los tiene que dar. Esto lo revisa regularmente con la educadora. Recientemente Jorge ha incluido una sección nueva donde él tiene clase de historias sociales. Además,  Jorge  tiene  una  agenda  escrita  para  cada  día  que  él  ha  aprendido  a  escribir  solo, fijándose en el horario semanal. Los cambios en el horario se copian en la pizarra en la hora de apoyo para que Jorge se asegure de que su agenda es precisa. En la agenda también tiene “avisos” importantes que le sirven de recordatorio constante. Esto incluirá el recordarle que tiene que traer la ropa de deporte los días que tenga educación física, “reglas sociales”, por ejemplo, no interrumpir la clase sino levantar la mano para hablar (junto con historias sociales) o  dónde  tiene  que  poner  el  trabajo  que  ha  terminado.  Estos  recordatorios  le  dan  cierta seguridad a Jorge, ya que reducen su necesidad de estar preguntando constantemente para asegurarse y evitan que la educadora tenga que recordárselo verbalmente, lo que haría que disminuyera su independencia. Agenda diaria escrita que incorpora el símbolo * para indicar cambios o reglas sociales. 12’15       Comedor       Recreo fuera o apoyo 13’30      Educación Física: pistas, camiseta y zapatillas de deporte. 15’00      Apoyo: revisar los deberes del día y la agenda de mañana. Recuerda: − Levantar la mano en vez de interrumpir. − El trabajo que no esté terminado se puede guardar como “no terminado”. Preguntar a la tutora cuándo se puede terminar. 11’00*      Matemáticas 207 (Educadora: Señorita Taylor) 11’45      Apoyo‐hora de estudio independiente 10’30      Recreo: en la biblioteca o fuera 8’45      Lengua 101 (Educadora: Señorita Smith) 8’30      Apoyo: revisar el horario del día. Lunes      Semana A Jorge  puede  hacer  cambios  en  su  horario  cuando  sea  necesario.  Él  y  su  educadora  se  ven regularmente para discutir los cambios en su agenda o en la semana, tales como cambios de profesores  o  en  las  horas  de  clase.  Además,  puede  incorporar  en  su  agenda  otro  tipo  de información relevante relacionada con la organización del trabajo. La planificación de Jorge y 14  
  15. 15. 15                                                             su  agenda  son  estrategias  útiles  que  le  permiten  llegar  a  ser  más  autónomo,  a  desarrollar estrategias de resolución de problemas, a sobrellevar los cambios en el horario y trabajar con mayor número de personal permitiéndole saber quién va a ser el profesor/a para cada clase. El  centro  de  Jorge  está  implicado  en  gran  número  de  iniciativas  que  proporcionan  a  los alumnos  de  una  gran  variedad  de  oportunidades  en  el  área  laboral,  incluyendo  prácticas laborales  y  cursos  vocacionales  en  un  Centro  educativo  con  cursos  de  Grado  Medio  y Formación Profesional de la zona. Al principio Jorge se mostraba muy ansioso con la idea de participar en actividades relacionadas con el mundo laboral, pero después de haber visitado distintos lugares donde se realizan las prácticas laborales, fue capaz de hacer las prácticas en la biblioteca  del  barrio.  Jorge  se  llevó  una  agenda  escrita  dentro  de  una  sección  de  un  diario Filofax1 cuando fue a la biblioteca: esto le favoreció el acceso a gran cantidad de información que  le  iba  a  hacer  falta  para  sus  prácticas,  incluyendo  su  horario,  reglas  sociales  y recordatorios sobre el comportamiento esperado. La  agenda  ha  sido  una  estrategia  que  ha  permitido  que  Jorge  desarrolle  habilidades personales, sociales y educación para la salud. La agenda proporciona significado y seguridad que permiten que Jorge “participe”, que “escoja y tome decisiones” y a “conocer y trabajar con  otras  personas”.  Sin  su  agenda,  Jorge  experimenta  mucha  ansiedad,  lo  que  reduce  su habilidad a participar por completo en el amplio número de actividades que se le proporciona. Jorge  está  siendo  cada  vez  más  independiente  en  el  uso  de  su  planificación  individual  y  su agenda. Ahora Jorge está empezando a hacerse su propia agenda diaria con respecto a sus planes para la semana.    1 Filofax: Marca comercial de una empresa que fabrica agendas y organizadores personales. 

×