GUÍA DE ESTUDIO DE LA BIBLIA
LECCIONES DE LA ESCUELA SABÁTICA PARA INTERMEDIARIOS - Fascículo
10 (Abril-junio de 2014). Pr...
e/fccecie taâ. £ ím ite ¿
de, t a )3 iM ia O icvta
Q^ ic a
¡feAJuicia-
Compartimos el amor de Dios con los
demás (lecciones 1-4).
• Servimos mejor c...
Q om iinidad
Reflejamos ei amor de Dios en nuestras
relaciones (lecciones 9-12).
• Compartimos a Jesús con los amigos.
• E...
<juí a, d e - M ^ d e . e a /3¿{i&a
Pstas lecciones, con sus historias,
Y tienen el propósito de hacerte
registrar lo que ...
con un adulto en el culto familiar y
sorprende a tu maestra al presen­
tarle lo que has aprendido.
Pero, lo más importante...
£eccúm
L I
P le f t a A c U iu o J ,
O ueA ÍdoA pxtdAeA,:
Recuerden que los maestros de Escuela Sabática enseñarán esta le...
r e n a c im ie n to - CXXW&: Servimos mejor a Dios cuando él nos ha pre
parado para servir.
VeAAÍCJUÍo- jX O A d rrie m o...
£eccúm 1
La Pascua era una fiesta dedicada a recor­
dar la ocasión en que Dios había libertado a
los israelitas de su caut...
¿eccíá n , 1
-Señor, ¿a dónde quieres que vayamos a
efectuar los preparativos para celebrar la Pas­
cua? -preguntaron los ...
jj»g| ¿eccicm- 1
Jueves
Escrib( Anota en tu
diario de estudio de
la Biblia los nombres
de cinco personajes
bíblicos.
Descu...
w
ñarte -contestó Pedro.
Caminaron junto al guía, has­
ta la casa. El servidor les dijo que
esperaran un momento mientras
...
ÁceM íjo-
f GuAÍoAÍdad de, taú njúmeAoA,
A = B = C = D =
E = F = G = H =
1= J = K = L =
M = N = Ñ = 0 =
INSTRUCCIONES
Reem...
PALABRAS CLAVE:
FIESTA, PASCUA, JESÚS, HORA, LLEGADO, AMADO, SUYOS, MUNDO, LEVANTÓ, CENA,
QUITÓ, MANTO, TOALLA, CIÑÓ, PUSO...
LexLcíon, Un iPeAitidoA ineAfoeAxtda-
12 de. afcdt
O ueA ÍdoJ, pud> le¿:
Recuerden que los maestros de Escuela Sabática en...
PenAOJTluyitO- c £ a u e : Aprendemos a servir estudiando el ejemplo
de jesús.
1/eAAlCuJÍO- paAXX ht& fnoA lftC lA : "Mas ...
£tcxiiári 2
Este asunto había inducido a Juan y a San­
tiago a pedir a su madre que solicitara, a jesús,
esos cargos para ...
£ecxüxm , 2
Mientras tanto, la atención de Jesús se con­
centraba en los acontecimientos que ocu­
rrirían al día siguiente...
----------------------------
lo que había que hacer. Je­
sús ooservo a sus discípulos. Sabía que pen­
saban que ese era el...
£eccicm. 2
PHI
Viernes
Let Mateo 20:20 al
28.
Escribe, en tu
diario de estudio de
la Biblia, todas las
formas en las que
c...
U n A m ig a - que- no- cx m S ia
(hieA ÍdoÁ . pxidAeA.:
Recuerden que los maestros de Escuela Sabática enseñarán esta lec...
*P éná¿uni£Jlto- c lc u te : Podemos am ar y servir a los dem ás cuando
confiam os totalm ente en Dios.
V e A A lC U Ía pX...
Mateo 26:36 al
, a tres
personas, cómo
saben que Dios las
ha guiado en su
servicio en favor de
otros. Pregúntales
cuál es ...
ilP*ü
-Espérenme aquífíré más allá,
para orar.
Pidió a Pedro, a Santiago y a
Juan que lo acompañaran. Cuan­
do llegaron a ...
£ecdán 3
seguirme, pero sus cuerpos son
débiles.
jesús se fue nuevamente, para
continuar orando a su Padre.
Cuando volvió ...
se aproximaban.
Pedro, Santiago y Juan se pu­
sieron nerviosos al ver que la
multitud se aproximaba.
Pero, cuando miraron ...
------------------------------------------------------------------------
Optando-w, et PiueMa
(Mateo 26:36-46)
INSTRUCCION...
E t pueMcy* de, ía
(Mat. 28:1-10; Luc. 24:1-35)
INSTRUCCIONES
Busca, en tu Biblia, los pasajes que siguen
y coloca las res...
£ e cciá ti ¡Eátaty im p a cie n te p o A
(hieA ÍdaA . p u d A e A :
Recuerden que los maestros de Escuela Sabatica enseña...
Pen&Cltniento- c£cui&, Creer que Jesús murió por nosotros nos llena
de entusiasmo y nos hace desear contarlo a otros.
VeAA...
victorioso, y no un Jesús "criminal", apaleado
y herido. Jesús había resucitado. Los soldados
cayeron desmayados. Cuando r...
£ e cc íá n 4
los que se encontrará con ellos
en Galilea.
Esa noticia llenó de gozo a las
mujeres. Cuando comenzaban a
reg...
7
ü eceú m 4
Informaron al Desconocido
acerca de todo lo que había su­
cedido con jesús, cómo había
muerto y que ellos cre...
jttcció n . 4
cípulos lo invitaron a que cenara con ellos.
Cuando pidió la bendición sobre los alimen­
tos, los dos hombre...
Ylxy.PiayaA, nada; o&teAxta, deAfiiuéA canta
(lueA ÍdoA , pxtdA eA :
Recuerden que los maestros de Escuela Sabática enseña...
VeAAÍeulo- pXXÁXX. M&MOAltyClA,: "Jehová es mi fortaleza y mi cánti­
co, y ha sido mi salvación. Éste es mi Dios, y lo ala...
tico junto al mar. Eran blanco fácil para
cualquier ejército que los atacara. Esa
no era la Tierra Prometida. ¿Qué les
suc...
£exuúáti 5
La gente regresó de mala gana a sus tien­
das. Moisés se apartó a un lado y habló con
Dios. Le preguntó qué deb...
peleando por ellos? Tal vez, lo
mejor que podrían hacer era re­
gresar a Egipto.
Repentinamente, las tinieblas
y la nube s...
£ e cciá rt 5
Los israelitas comenzaron a abrazarse fe­
lices; reían y lloraban al mismo tiempo. Co­
menzaron a cantar. Ca...
(Éxodo 14)
INSTRUCCIONES
Relata la historia bíblica usando las pala­
bras buscadoras como guías.
Busca estas palabras en e...
Á ceA iijo -
Amo-A pjoA un pueM a teM de,
(Exodo 16:6, 7)
INSTRUCCIONES
Aquí se da la primera letra de las palabras
oculta...
r e c c ú m
Sabado
Haz la actividad de
la página 45.
¿Quiéti eáiá a oaAxjo-1
(lueAÍdoA, fm d A e í:
Recuerden que los maes...
PeniXUnLeflto- cíaue-: Adoramos a Dios cuando obedecemos sus
bondadosas instrucciones para nuestras vidas.
V eA Á Ículo. p...
una enorme bandada de codornices cubrió
el campamento. Los israelitas, una vez más,
se sintieron momentáneamente felices y...
cantidad de maná, otros lo recogían con ra­
pidez y pronto habían reunido una cantidad
considerable. Pero, por alguna razó...
£e£clán 6
Jueves
Leí Éxodo 16:27.
Escribe En tu diario
de estudio de la
Biblia, contesta estas
preguntas: ¿Crees
que los i...
de Dios necesitarían más tiempo
para creer que Dios proveería el
alimento necesario para cada día.
Durante cuarenta años, ...
11 ------------
£ ¿cciá n £mantemoA. laA.(handeAaá.
Sábado
la actividad de
la página 58.
(2ueAÍdoJL fia ch e A .:
Recuerde...
Cfi'enÁXXrniCixtü- cíxw-e,: Adoramos a Dios agradeciendo por las victo­
rias en nuestras vidas.
VcAAUUlto- pXVlXX memcy>Uf...
£ecei<m 7
brazos mientras oraba a Dios.
josué sonrió confiado. Con
Moisés en la cumbre de la coli­
na, sentía que estaba c...
£exxián 7
servidor-, escribe esto para me­
moria en un libro, y asegúrate de
que )osué lo lea, porque borra­
ré por comple...
Jueves
Let Éxodo 17:14 al 16.
Encuentra la ubicación de Refidim en un
mapa de la Biblia. ¿Tienes tú un "valle" en
el que D...
ÄceAüjxj-
7 £a¿ manad.
(Éxodo 17:8-16, Reina-Vaíera 1960)
£u,íct uictoAia
aler
BANCO DE PALABRAS
Horizontales
ganó
dijo
es...
£a elección, caAAecta
CRIPTOGRAMA
Busca la letra correspondiente a cada nú­
mero que está debajo de las rayitas y forma
el...
£ecc¿<m ¿ • ¡ D e paAíe, de qjuiéri eAíáb, tú?
(lueAidaA- p u c h e n :
Recuerden que los maestros de Escuela Sabática ens...
*PeJZáafflMUlto- cJÍcu&l Adoramos a Dios eligiendo obedecerlo cada
día.
VeAAÚM¿X)- pXXÁXt m&MOJUfyCtA: "Escogeos hoy a qui...
Eran historias que
Josué mismo había
vivido.
Les recordó, uno
por uno, todos los
días que Dios los
había guiado. Pero
tamb...
Miércoles
Josué 24:14 al 22.
¡nterpreU la declaración de Josué:
"...yo y mi casa serviremos a
Jehová". ¿Qué te indica acer...
£eccián 8 pWM
mmém bastante bien a Dios mientras él había sido su
líder. Pero, ahora que no estaba lejos de su
muerte, est...
£ecc¿<m 8
Viernes
Planifica Traza un plan para el
culto de la familia con ayuda de un
adulto.
Lee Josué 24:28 al 33.
Comei...
1
£eccián.
:
Buixumdcy- amLyo&
(lueAÍdoA p£uÍAeí:
Recuerden que los maestros de Escuela Sabática enseñarán esta lección
en...
PeM Á a n iU U ltG - c lc m e Compartimos a jesús con los amigos, así
como Dios lo compartió con nosotros.
V eA ÍLC U ¿0 -...
"
£ecció*i 9
decir que pronto serán amigos
íntimos y sinceros. Ya avanzada
la tarde, Andrés se levantó para
salir. Dijo:
-...
se levantó y fue con él. Andrés y su hermano
fueron a la casa donde estaba jesús. Lo en­
contraron sentado cerca de la pue...
-¿Cómo puede algo bueno venir de Naza-
ret? -respondió con incredulidad.
La provincia en la que estaba situada Na-
zaret e...
£eccúm 9
-¿De dónde me conoces? -preguntó Na-
tanael.
-Te vi sentado a la sombra de la higuera
antes de que Felipe te invi...
JlceAlLjx.<-
&¿oá.iiguieAan a feiú í.
BANCO DE PALABRAS
Narciso
Rufo
julia
Loida
Porte
Alas
Roma
Apolos
H orizontales
1 Le...
¡Suenai naticicii pxxAxi tada£
(Hechos 2:7-12)
INSTRUCCIONES
Relata la historia bíblica utilizando las palabras como guía....
£ecciáa
10
M i rwmo- u&áno-
QueAÍdaA pudA&í,:
Recuerden que los maestros de Escuela Sabática enseñarán esta lección
en la ...
rPttVÍCU7Uen¿C^ c £ a u c : Porque am am os a Dios, cualquier persona
necesitada se convierte en nuestro prójim o.
V e A A...
Martes
Lee Lucas 10:30 al
35.
Investiga Busca,
en una Biblia con
mapas, la distan­
cia que hay entre
Jerusalén y Jericó.
I...
"Se detuvo en la primera posada que en­
contró. Llevó al herido y lo acostó, para que
pasara la noche. A la mañana siguien...
puedan llevar a cabo juntos para
satisfacer alguna necesidad en tu
comunidad.
Ora Pide a Dios que bendiga tu
aventura dedi...
£ecc¿ón. 10
f 
Viernes
Lee Filipenses 2:5 al
11 en el culto de la
familia.
Informi Comunícales
lo que has estado
estudiand...
£ecc¿<m
11 O xieAÍdoA pxtdAeA.:
Recuerden que los maestros de Escuela Sabática enseñarán esta lección
en la fecha señalada...
P en A C U ru esita- c £ c u & : Como hijos e hijas de Dios, amamos a todos,
aun a nuestros enemigos.
V e A A Íc u to - fi...
hagan cosas buenas para los que no los apre­
cian, digan algo positivo acerca de los que los
maldicen, y oren por los que ...
£ecc¿án 11
Podía ver sonrisitas burlonas en los rostros
de los romanos; ceños fruncidos que mostra­
ban desaprobación en l...
Folleto Intermediario segundo trimestre 2014
Folleto Intermediario segundo trimestre 2014
Folleto Intermediario segundo trimestre 2014
Folleto Intermediario segundo trimestre 2014
Folleto Intermediario segundo trimestre 2014
Folleto Intermediario segundo trimestre 2014
Folleto Intermediario segundo trimestre 2014
Folleto Intermediario segundo trimestre 2014
Folleto Intermediario segundo trimestre 2014
Folleto Intermediario segundo trimestre 2014
Folleto Intermediario segundo trimestre 2014
Folleto Intermediario segundo trimestre 2014
Folleto Intermediario segundo trimestre 2014
Folleto Intermediario segundo trimestre 2014
Folleto Intermediario segundo trimestre 2014
Folleto Intermediario segundo trimestre 2014
Folleto Intermediario segundo trimestre 2014
Folleto Intermediario segundo trimestre 2014
Folleto Intermediario segundo trimestre 2014
Folleto Intermediario segundo trimestre 2014
Folleto Intermediario segundo trimestre 2014
Folleto Intermediario segundo trimestre 2014
Folleto Intermediario segundo trimestre 2014
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Folleto Intermediario segundo trimestre 2014

1.345 visualizaciones

Publicado el

Folleto Intermediario segundo trimestre 2014
http://escuelasabatica.es/

Publicado en: Educación
0 comentarios
2 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.345
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
352
Acciones
Compartido
0
Descargas
7
Comentarios
0
Recomendaciones
2
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Folleto Intermediario segundo trimestre 2014

  1. 1. GUÍA DE ESTUDIO DE LA BIBLIA LECCIONES DE LA ESCUELA SABÁTICA PARA INTERMEDIARIOS - Fascículo 10 (Abril-junio de 2014). Preparado por el Departamento de Escuela Sabá­ tica de la Iglesia Adventista del Séptimo Dfa. Tftulo original en inglés: Sabbath School Quarterly forjuniors. Dirección: Stella M. Romero Traducción: Sergio V. Collins Diseño: Romina Genski Ilustración: Justinen Creative Group Libro de edición argentina IMPRESO EN LA ARGENTINA - Printed in Argentina Cuarta edición MMXIV - 9,1 M Es propiedad. © 1996 APIA. © 1996 ACES. Queda hecho el depósito que marca la ley 11.723 ISBN 978-987-567-826-2 (Obra completa) ISBN 978-987-701 -166-1 (Fascículo 10) Anónimo intermediarios / Anónimo / Dirigido por Stella M. Romero. - 4" ed. - Florida : Asociación Casa Editora Sudamericana, 2014. v. 10,104 p .; il.; 21 x 15 cm. Traducido por: Sergio V. Collins ISBN 978-987-701-166-1 1. Educación Religiosa. 2. Lecciones Bíblicas. I. Romero, Stella M., dir. II. Collins, Sergio V., trad. CDD 220.7 ______________________________________________________y Se terminó de imprimir el 21 de enero de 2014 en talleres propios (Av. San Martín 4555, B1604CDG Florida Oeste, Buenos Aires). Prohibida la reproducción total o parcial de esta publicación (texto, imágenes y diseño), su manipulación informática y transmisión ya sea electrónica, mecánica, por fotocopia u otros medios, sin permiso previo del editor. -106631-
  2. 2. e/fccecie taâ. £ ím ite ¿
  3. 3. de, t a )3 iM ia O icvta Q^ ic a ¡feAJuicia- Compartimos el amor de Dios con los demás (lecciones 1-4). • Servimos mejor cuando estamos prepa­ rados. • Seguimos el ejemplo de jesús. • Confiamos plenamente en Dios. • Compartimos el amor de Dios con entusiasmo. JídaA acíán Agradecemos a Dios por su amor (leccio­ nes 5-8). • Alabamos a Dios por su poder. • Seguimos sus instrucciones. • Le agradecemos por las victorias. • Le obedecemos todos los días. Esta Cuta de Estudio de la Biblia tiene el propó­ sito de... Servir a los demás, adorar a Dios y mantener relacio­ nes cristianas exitosas por medio de la influencia del servicio. Entonces, bienvenido a esta Guía, que te habla de la gracia de Dios. La gracia de Dios es poder. Es el poder definitivo, seguro e inago­ table que te encuentra, te perdona, te da libertad y te llena con todo lo que necesitas para vivir una vida plena y maravillosa en lesús. 6
  4. 4. Q om iinidad Reflejamos ei amor de Dios en nuestras relaciones (lecciones 9-12). • Compartimos a Jesús con los amigos. • El que necesita algo es nuestro prójimo. • Amamos a todos, aun a los enemigos. •Aprendemos a amar como Dios ama. 5'vacía en a cció n La oración nos pone en contacto con Dios (lección 13). • Juan era uno de los amigos más íntimos de Jesús. ni . / % F/
  5. 5. <juí a, d e - M ^ d e . e a /3¿{i&a Pstas lecciones, con sus historias, Y tienen el propósito de hacerte registrar lo que aprendiste en la Es­ cuela Sabática el sábado anterior, incluyendo ideas que te ayudarán a poner en práctica lo que apren­ diste. Otras ideas te ayudarán a comunicarte con Dios mediante la oración, la lectura de la Biblia y la reflexión sobre lo que has leído. Es la forma en la que crece tu relación con Jesús. Estas historias no son como una lección de la escuela que debas es­ tudiar antes de una prueba. En rea­ lidad, una gran parte de la lección de la Escuela Sabática consiste en el estudio que haces en la Biblia y los comentarios que tienes con tu maestro o maestra* en la Escuela Sabática. Podría suceder que tengas una clase de Escuela Sabática en la que se estudia la lección. Si tal fuera tu caso, ¿por qué no lees tú mismo los textos bíblicos y las referencias anotados al comienzo de cada his­ toria? O bien, mejor todavía, léelas
  6. 6. con un adulto en el culto familiar y sorprende a tu maestra al presen­ tarle lo que has aprendido. Pero, lo más importante es que cada día dediques tiempo a la lec­ tura, la oración y la reflexión acerca de Jesús. Esto te ayudará a aplicar lo que estudias a lo que haces en la vida real. Lo que te convierte en un cristiano en crecimiento firme no son tanto los conocimientos que tienes en tu cerebro como lo que haces con tu corazón, es decir, con tus sentimientos y emociones. ¡Oe, deAAo- un $e£if cAídm ienlo- en ^eAúí! £ a diAecioAa * Maestra: En algunos países se denomina profesor/a al que enseña en la Escuela Sabática.
  7. 7. £eccúm L I P le f t a A c U iu o J , O ueA ÍdoA pxtdAeA,: Recuerden que los maestros de Escuela Sabática enseñarán esta lección en la fecha señalada. Los alumnos deberán estudiarla y hacer las acti­ vidades prácticas después, durante la semana que comienza a partir de ese sábado. uál es tu primera reacción cuando alguien te pide que ayudes a otra persona? ¿Sien­ tes disposición a hacerlo in­ mediatamente oblen tratas de averiguar primero si será demasiado trabajo, o insumirá mucho tiem­ po? ¿Depende, tu res­ puesta, de quién está pidiendo ayuda? (Tex­ tos clave y referencias: Mateo 26:17-19; El Deseado de todas las gentes, pp. 608-616.)
  8. 8. r e n a c im ie n to - CXXW&: Servimos mejor a Dios cuando él nos ha pre parado para servir. VeAAÍCJUÍo- jX O A d rrie m o A lfy a A : "Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios" (1 Pedro 4:10). La brisa soplaba en los rostros de los fati­ gados viajeros mientras hacían los prepara­ tivos necesarios para dirigirse a otra ciudad, jesús y sus doce discípulos habían pasado el día en Betania, en la casa de Simón el le­ proso, quien había organizado una fiesta en honor de jesús como agradecimiento por su sanación milagrosa. En esta magnífica fiesta, una mujer había lavado los pies de Jesús y los había secado con sus cabellos. Los discípulos todavía procuraban entender la explicación que Jesús había dado de ese acto. Ahora que habían dejado atrás los delicio­ sos alimentos y la camaradería, estaban listos para continuar el viaje. El tiempo transcurría con rapidez y debían llegar a jerusalén. Tenían que hacer los preparativos necesa­ rios para la fiesta de la Pascua, que sería den­ tro de algunos días. Lunes l Mateo 26:17 al 19. Habla Si no conoces a un misionero, pregunta al pastor si hay alguno en la zona. Haz Si es posi­ ble, habla con un adulto, que podría ser un misionero que haya hecho preparativos espe­ ciales para servir a otros. ¿En qué forma le parece que Dios lo preparó para el servicio? Ora Pide a Dios que te prepare para ser-
  9. 9. £eccúm 1 La Pascua era una fiesta dedicada a recor­ dar la ocasión en que Dios había libertado a los israelitas de su cautiverio en Egipto.Cada familia judía había sacrificado un cordero y había puesto sangre en las jambas, o made­ ras laterales que sirven de marco a las puer­ tas. Gracias a eso, el ángel de la muerte no se había detenido en sus hogares para matar a los hijos mayores, o primogénitos, como su­ cedió en los hogares egipcios (Heb. 11:28). Un día después de la Pascua celebraban la fiesta de los panes sin levadura, que era un recordativo del mismo acontecimiento, cuan­ do no habían tenido tiempo para leudar la masa del pan (Éxo. 12:7; 13:3-10). Martes Lee 1 Corintios 12:1 al 11. Reflexión Jesús sabía que sus discípulos po­ drían llevar a cabo los deberes que les había asignado. Al elegir a Pedro y a Juan para esta importante tarea, Jesús reconoció que tenían habilidades especiales. Cuando descubrimos nuestros dones espirituales, podemos servir al Señor con más eficacia. Dio Comienza a preparar un diagrama con los dones espirituales mencionados en tu lectura para hoy. Pide a Dios que te enseñe mediante su Espíritu.
  10. 10. ¿eccíá n , 1 -Señor, ¿a dónde quieres que vayamos a efectuar los preparativos para celebrar la Pas­ cua? -preguntaron los discípulos-. ¿Será di­ ferente este año? -Sí. Esta Pascua no será como las anterio­ res -contestó Jesús con tristeza, pensando en su juicio y su muerte-. Tengo un plan para esta ocasión especial. Pedro y Juan, deseo que hoy vayan a la ciudad. Después de haber entrado por la puerta, busquen a un hom­ bre que lleva un cántaro grande con agua y síganlo. Cuando llegue a una casa, díganle que desean hablar con el dueño, a quien dirán que el Maestro quiere saber cuál apo­ sento de la casa está preparado para él y sus discípulos a fin de celebrar la Pascua -siguió diciendo jesús-. Cuando les muestre el apo­ sento alto, vayan y hagan los preparativos ne­ cesarios para celebrar la Pascua. Pedro y Juan se apresuraron a ir a la ciu­ dad, tal como Jesús les había dicho. Mientras esperaban, Pedro habló primero. -Juan, dividamos el trabajo que tenemos que hacer. -Me parece bien -contestó Juan-, porque tú sabes dónde conseguir buen vino sin fer­ mentar. Encárgate de eso. Miércoles Romanos 12:3 al 8 y Efesios 4:10 al 13. Añade, a tu diagrama de los dones, lo que encuentres en este pasaje. Dibuj Crea un símbolo para cada uno de los dones. Ilustra tu diagrama o dibuja los símbo­ los en tu diario de estudio de la Biblia. Ora Pide a Dios que te prepare para usar tus dones y tus talentos en su servicio.
  11. 11. jj»g| ¿eccicm- 1 Jueves Escrib( Anota en tu diario de estudio de la Biblia los nombres de cinco personajes bíblicos. Descubre Observa tu diagrama con los dones espirituales y decide cuáles dones habrá tenido cada personaje, y anóta­ los junto al nombre de cada uno. On Alaba a Dios por haber preparado a gente con los dones que usó para hacer lo que él le pidió que realizara. -Está bien, Juan -accedió Pedro-. Como tú sabes llevarte bien con la gente, podrías conseguir que alguien prepare el pan sin le­ vadura. En ese momento vieron que venía, hacia la casa, un hombre con un cántaro de agua so­ bre el hombro derecho. -Ustedes deben ser seguidores del gran Maestro -dijo el hombre con cierta vacilación-. Me ordenaron llevarlos para que hablen con el ,dueño de la casa. -Así es, somos seguidores de Jesús y queremos acompa-
  12. 12. w ñarte -contestó Pedro. Caminaron junto al guía, has­ ta la casa. El servidor les dijo que esperaran un momento mientras iba en busca del dueño de la casa. El dueño de la casa no demoró en llegar. -Mi Maestro desea saber cuál habitación de la casa has dis­ puesto para que celebre su fiesta de la Pascua -dijo Pedro. -Vengan conmigo, y les mos­ traré. Está en el segundo piso -invitó el dueño. Pedro y |uan siguieron al due­ ño hasta un aposento espacioso del segundo piso. Estaba limpio y cómodo, y había lugar más que suficiente para que todos los dis­ cípulos participaran en esa cena especial de la Pascua, con su Maestro. Pedro y Juan cumplieron fiel­ mente con las instrucciones da­ das por jesús. Viernes Le Vuelve a leer Marcos 14:12 al 16. Atenciói Considera con atención que Jesús dio instrucciones específicas a los dos discípulos, para que las siguieran, a fin de conseguir el aposento para la Pascua. Escribe, en tu diario, cómo te habrías sentido si hubieras sido Pedro, Juan u otro de los doce I discípulos.
  13. 13. ÁceM íjo- f GuAÍoAÍdad de, taú njúmeAoA, A = B = C = D = E = F = G = H = 1= J = K = L = M = N = Ñ = 0 = INSTRUCCIONES Reemplaza cada letra de la tabla con su valor calculado como se indi­ ca a continuación. La suma de cada fila, de cada columna o de cada dia­ gonal da como resultado la misma cantidad. Completa la tabla y los espacios en blanco en el texto que sigue. A = Multiplica: Nadie puede servir a . cama durante años (Hech. 9:33). B = Sustrae (resta): En la crucifixión de Jesús, los soldados "hicieron . para cada soldado” (Juan 19:23). - "Cada según el don que ha recibido" (1 Ped. 4:10). C = "A cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, ve con é l_________" (Mat. 5:41). D = Suma: "_________cosas aborrece Jehová, (+) y aun_________ abomina" (Prov. 6:16). E = Divide: "En aquellos días Pedro se levantó en medio de los hermanos (y los reunidos eran como ciento________ )" (Hech. 1:15). ( ) Trayendo un paralítico, que era cargado por " (Mar. 2:3). F = Multiplica: "Dadles vosotros de comer”. Ellos contestaron: “No tenemos más que . panes (x) y peces" (Luc. 9:13). . señores (Luc. 16:13). x Eneas había estado en . partes, una C = Suma: Para mostrar que el evangelio era para toda la gente, Dios envió a Pedro______ veces una visión (+) en la que había animales de patas, y reptiles y aves (+) dentro de un lienzo atado de las puntas (Hech. 10:11-16). H = Multiplica tres veces el número por sí mismo: Número de discípulos que fueron a buscar un asna con un pollino (borrico) x x = (Mat. 21:1, 2). I = Sustrae: Una mujer tiene monedas de plata (-) y pierde (Luc. 15:8). | = Divide: A Judas le dieron piezas de plata por traicionar a Jesús (Mat. 26:15). "¿No se venden pajarillos por dos cuartos?" (Luc. 12:6). K = Pedro le dijo: "Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta ? (Mat. 18:21). L = El número de apóstoles:. .(Mat. 10:2). M = Sustrae: Del número de leprosos sanados por Jesús,. . no volvieron para agra- decerle (Luc. 17:17). - El hombre rico rogó a Abraham que enviara a Lázaro a sus hermanos (Luc. 16:28). N = Suma: "Pero en la iglesia prefiero hablar palabras con mi entendimiento, para enseñar también a otros, (+) que mil palabras en lengua desconocida" (1 Cor. 14:19). Ñ = Suma: Un total de hombres fueron elegidos para servir a las viudas griegas (Hech. 6:2, 3). +Juan escribió cartas a las Iglesias de Asia (Apoc. 1:4). O = De los leprosos sanados por Jesús, solo volvió para agradecerle (Luc. 17:17). (Las respuestas para los acertijos se encuentran al final de esta Guía de Estudio.)
  14. 14. PALABRAS CLAVE: FIESTA, PASCUA, JESÚS, HORA, LLEGADO, AMADO, SUYOS, MUNDO, LEVANTÓ, CENA, QUITÓ, MANTO, TOALLA, CIÑÓ, PUSO, AGUA, LEBRILLO, LAVAR, LOS PIES, DISCÍPULOS, ENJUGARLOS, SIMÓN, PEDRO, NO ME, LAVARÁS, JAMÁS, PARTE, CONMIGO, LIMPIOS, NO TODOS, HE DADO, VOSOTROS, HAGÁIS, SABÉIS, COSAS, BIENAVENTURADOS, SERÉIS, LAS HICIEREIS, FE, AMÓ, FIN, EN UN, YO, LO, OS, HE, HAGO, SI L S É A M A C 0 N M I G 0 L O S L D 0 A 0 U U T P A S C U A A L L A 0 T I D L G N S ■ I D H E L E S E R É I S L S A A D E P I E S S 0 L L I R B E L A C G 0 I J E S Ú S 0 M E H L 0 ■ 0 Ó S I E F J A H C R v D E H E D E Y T S S P L N A N 0 E N 0 A E N A L 0 N 0 I u u L 0 M E R F E S R ■ D 0 S A T S E Y L ■ S Á C A E N 0 U P A L V ■ A ■ 0 0 E H S B R A P T T ■ C E ■ 0 ■ P N S s N I D U N A U R N C L M T A S I M Ó N J c ■ A R 0 M 0 E 0 R A C R A V A L S U I E T D S A S V S A N I P 0 G A H Á G E E A I Y M R A I M T Ñ ■ I F I N R A R D T U 0 Ó N N É A 0 Ó S A S 0 C A R E S O D 0 T 0 E B D F E 0 R D E P V L I Q U I T Ó Y I A O L I M P I 0 S A 0 S S I Á G A H B S P U ■ R E ■ z A L S 17
  15. 15. LexLcíon, Un iPeAitidoA ineAfoeAxtda- 12 de. afcdt O ueA ÍdoJ, pud> le¿: Recuerden que los maestros de Escuela Sabática enseñarán esta lección en la fecha señalada. Los alumnos deberán estudiarla y hacer las acti­ vidades prácticas después, durante la semana que comienza a partir de ese sábado. Sábado Ha la actividad de la página 11. ; para ayudar ►o alguien y esa persona te rechazara con rudeza? ¿La ayudarías de todos modos? ¿Has pensado que, al seguir el ejemplo de jesús, ten­ drías que realizar algunas cosas inesperadas? (Textos clave y referencias: Mateo 20:20-28; juan 13:1-17; El Deseado de todas las gentes, pp. .598-607). Domingo "Un Servidor inesperado". Dibuja doce círculos y coloca, en cada uno, el nombre de uno de los discípulos de Jesús. Dibuja, en cada círculo, la expresión que te parezca que ese rostro tenía cuando Jesús se acercó para lavarle los pies. O pidiendo a Dios que influya en tu mente y en tus sentimientos, de modo especial, esta semana.
  16. 16. PenAOJTluyitO- c £ a u e : Aprendemos a servir estudiando el ejemplo de jesús. 1/eAAlCuJÍO- paAXX ht& fnoA lftC lA : "Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos" (Mateo 20:26-28). jerusalén estaba llena de gente esa noche. Habían venido judíos de todo el mundo para celebrar la Pascua. Todos los judíos pro­ curaban estar en jerusalén para celebrar esa fiesta. En esa festi­ vidad, recordaban la importante ocasión en la que los israelitas fueron puestos en libertad de la esclavitud en Egipto, jesús y sus doce discípulos se reunieron en un aposento alto. Los discípulos tenían grandes esperanzas. jesús había estado hablando acerca del establecimiento de su reino. Los discípulos suponían que eso significaba que se rebe­ laría contra la opresión de los di­ rigentes romanos y que estable­ cería su propio Gobierno, y que en la Pascua* tendría una gran multitud que sería testigo de su coronación. Los discípulos discutían acerca de a quiénes elegiría Jesús como ministros de su gabinete. Lunes Lee la historia en Juan 13:1 al 17. Piensa Advierte que Pedro quería que Jesús le lavara los pies, hasta todo su cuerpo, cuando compren­ dió que Jesús deseaba bendecirlo. ¿Cuál discípulo te parece que no habrá deseado esta bendición únicamente a los discípulos que < consideraba que apreciarían ese servicio? Ha alguna cosa útil por alguien que no lo apreciaría o que no sabría cómo manifestar aprecio por eso. pidiendo a Dios que te con­ ceda poder para im itar la vida de
  17. 17. £tcxiiári 2 Este asunto había inducido a Juan y a San­ tiago a pedir a su madre que solicitara, a jesús, esos cargos para ellos. Los demás discípulos la habían oído rogar a Jesús que nombrara a Juan y a Santiago como sus ministros principales. Los diez discípulos estaban molestos con Juan y Santiago. Les pidieron explicaciones. Cuan­ do todos llegaron al aposento alto, estaban tan enojados que no se hablaban unos a otros. Todos competían por sentarse cerca de je­ sús, como pelean los hermanos y las herma­ nas cuando desean sentarse en las rodillas de su padre. Cuando Judas tratba de aproximar­ se a jesús por la izquierda, Juan corría a sen­ tarse junto a jesús en el lado derecho. Judas estaba decidido a impedir que San­ tiago y Juan ocuparan los puestos princi­ pales en el su gobierno de Jesús, porque pensaba que él era el me- in r p r li ir a H n p n Martes Piensi La tarea de lavar los pies de los invitados que habían estado ca­ minando por los senderos polvo­ rientos era propia de los servidores de una casa, y no de un dirigente del Gobierno. ¿Qué trabajos que deben realizarse en tu casa dejas que otros miembros de tu familia realicen? Si tu familia se hace cargo de todas las tareas de la casa, ¿quién lleva a cabo los trabajos más cansadores y sucios? Haz una de esas tareas para aliviar a esa persona. Encuentra alguna forma de agradecer a esa persona por lo que hace. Ora Alaba a Dios por haber enviado a jesús para que fuera un ejemplo de cómo tiene que ser un servidor.
  18. 18. £ecxüxm , 2 Mientras tanto, la atención de Jesús se con­ centraba en los acontecimientos que ocu­ rrirían al día siguiente. Sufriría una muerte cruel. La comida que se serviría con sus dis­ cípulos sería su última cena. Deseaba ver un espíritu de unidad y amor entre ellos. Quería que se interesaran más en las necesidades de cada uno de sus compañeros. Era costumbre que, en ocasión de una fies­ ta, un servidor lavara los pies de las visitas. En ese aposento, el lebrillo o fuente, las toallas y el cántaro con agua estaban en su lugar. Pero no había presente ningún servidor. Judas miró a Pedro como si quisiera decir: "Pe­ dro, este es tu trabajo. Después de todo, has sido pescador". Pedro miró ha- otro lado, Miércoles Lee Juan 13:8 al 17. Piensa en cómo se sintió Pedro cuando comprendió que lo que Jesús estaba haciendo él mismo habría podido realizarlo. En cam­ bio, había estado preocupado por cómo ocupar un puesto de impor­ tancia en el reino de Jesús. Prepara una lista con todas las cosas que otros hacen por ti y que tú mismo podrías hacer por ti o por otra persona. Elige tres cosas de esa lista, y hazlas Dor ti v Dor alauien
  19. 19. ---------------------------- lo que había que hacer. Je­ sús ooservo a sus discípulos. Sabía que pen­ saban que ese era el trabajo de un servidor y no de ellos. Jesús, a continuación, se levantó de la mesa, se quitó el manto, se ciñó una toalla a la cintura y echó agua en un lebrillo. Los discípulos observaban confundidos. Jesús se arrodilló frente a Judas. -Necesitas que te lave. Mete el pie en el lebrillo, mi amigo. Judas sintió la tibieza de las manos de Je­ sús, que lavaban sus pies. Jesús lavó los pies de todos sus discípulos. Cuando llegó el turno de Pedro, Jesús le dijo que metiera los pies en el agua. £ e ccú m , 2 Jueves Aprendí Lee el versí­ culo para memorizar diez veces y luego trata de decirlo sin mirar. Escribe el pensa­ miento clave con letras bien grandes y cuelga el pliego en tu dormitorio, como si fuera una bandera. Ore Agradece a Jesús por servirte aunque tú no siem­ pre lo merezcas o lo aprecies. Pídele que te ayude a con­ vertirte en un servi­ dor mejor.
  20. 20. £eccicm. 2 PHI Viernes Let Mateo 20:20 al 28. Escribe, en tu diario de estudio de la Biblia, todas las formas en las que crees que Dios te ha dotado para el ser­ vicio. Anota las per­ sonas sobre quienes podrías influir posi­ tivamente. Piensa ¿Qué clase de trabajo te gusta­ ría realizar cuando termines tus estu­ dios? Dedícate a Dios como un servidor que sigue a Jesús. -Señor, ¿tú me lavas los pies? -preguntó Pedro. -Tú no comprendes ahora lo que hago, pero lo entenderás después -contestó jesús. -¡No, Señor! -exclamó Pedro, retirando los pies del agua-. No puedes lavarme los pies. -Pedro, si no te lavo los pies, entonces no eres uno de mis seguidores -explicó Jesús. -Si es así-dijo el discípulo metiendo nue­ vamente los pies en el agua-, entonces láva­ me también la cabeza. Pero Judas despreció la humildad de Jesús. No causaba la impresión de ser el Mesías es­ perado. No estaba listo para ser coronado rey. Judas se retiró en cuanto tuvo la oportuni­ dad de hacerlo, y fue en busca del sumo sa­ cerdote. Pensaba que tendría que hacer algo para obligar a Jesús a actuar como la clase de dirigente que él creía que debía ser.
  21. 21. U n A m ig a - que- no- cx m S ia (hieA ÍdoÁ . pxidAeA.: Recuerden que los maestros de Escuela Sabática enseñarán esta lección en la fecha señalada. Los alumnos deberán estudiarla y hacer las acti­ vidades prácticas después, durante la semana que comienza a partir de ese sábado. 9 Sábado I Haz Realiza la activi- I dad que está en la página 24. Domingo Lee "un Amigo que no cambia". Aprende Comienza a aprender el ver­ sículo para memo- rizar. Identifícate Anota, en tu diario de es­ tudio de la Biblia, algunas cosas en relación con las cuales tienes difi­ cultad para confiar en Dios. Ora pidiendo a Dios que te ayude a con­ fiar más en él. i i f e has sentido abandonado por tus mejores C f^ a m ig o s? ¿Te has sentido totalmente solo y que nadie se preocupaba por ti? jesús se sentía asíen nuestra lección de hoy, pero descubrió que, aunque se sintiera de ese modo, Dios estaba con él y se preocupaba por él. (Texto clave y referen­ cias: Mateo 26:36-46; El Deseado de todas las gentes, pp. 636-646). Judas recorría, en la oscuridad, las callejue­ las en dirección a la casa del sumo sacerdo­ te Caifás. Judas se sorprendió al ver grupitos de sacerdotes que discutían acaloradamente. ¿Qué sucedía?
  22. 22. *P éná¿uni£Jlto- c lc u te : Podemos am ar y servir a los dem ás cuando confiam os totalm ente en Dios. V e A A lC U Ía pXXAXt "Padre m ío, si es posible, pase de m í esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú " (M ateo 26 :39 ). w Tú eres uno de los discípulos de Jesús ■acusó alguien, señalando a Judas-, Te vi con él cuando hablaba del fin del mundo. Repentinamente, todos callaron y fijaron la mirada en Judas. Su acusador le preguntó qué estaba ha­ ciendo en ese lugar. -Soy judas Iscariote -contestó. -Te conocemos -dijo el sacerdote-. Lo que te pregunté es qué haces aquí. -He venido a hacer un trato con ustedes -contestó judas. * Los sacerdotes se miraron con expresión de incredulidad, y uno contestó que ellos no K hacían tratos con seguidores de Jesús. judas contestó que él no era uno de sus seguidores. Los sacerdotes escucharon con terés las palabras de Judas. -Sé que ustedes buscan la ocasión ade-J Lunes Buso Calatas 6:2. ¿Qué nos dice que debemos hacer? Piensa ¿Cómo podrías llevar hoy las cargas de otra persona? Ha Sorprende a alguien, hoy, haciendo algo por él o ella sin que te lo pida. No cuentes lo que hiciste. Or<¡ Pide a Dios que te ayude a comprender lo que Jesús hizo por ti en la Cruz. Í > S - t 4 ‘V . % •*?' , .*•> . -. V*-». . »' . y . r s •M.' * s* . i *.2 9•
  23. 23. Mateo 26:36 al , a tres personas, cómo saben que Dios las ha guiado en su servicio en favor de otros. Pregúntales cuál es su promesa favorita. esas prome­ sas favoritas en tu diario de estudio de la Biblia. Agradece a Dios por los amigos cris­ tianos que te apo­ yan y animan. 38. cuada para eliminar a Jesús. Les mostraré el lugar en donde se encuentra, si me dan trein­ ta monedas de plata. -Sabemos dónde encontrarlo. Lo vemos todos los días en el Templo. ¿Por qué tendría­ mos que pagarte?-dijo burlonamente el jefe de los sacerdotes. -¡Ah, pero yo puedo llevarlos al lugar don­ de está solo! - replicó Judas. Los sacerdotes comentaron la oferta de Ju­ das. Finalmente, el jefe de los sacerdotes dijo que aceptaban su ofrecimiento. Se pusieron de acuerdo en cuanto al lugar y la hora en que se reunirían para ir en busca de Jesús. Judas, muy contento y satisfecho, volvió al lugar en el que estaban Jesús y los discípulos. Sin embargo, mientras celebraban la partici­ pación en la cena de la Pascua, judas no se atrevía a mirar a Jesús. Intuía que Jesús, de alguna manera, sabía lo que él había hecho, judas comenzó a sentir los fríos dedos de la duda en su garganta y, en cuanto pudo ha­ cerlo, se retiró del lugar. Jesús y los discípulos caminaron hacia el jardín llamado Getsemaní, al que Jesús iba con frecuencia para orar. Jesús tropezó y casi cayó dos veces, y tenía una expresión de su­ frimiento en el rostro. Nunca lo habían visto en esa condición, tan triste y retraído. Cuan­ do llegaron a la entrada del jardín, Jesús dijo:
  24. 24. ilP*ü -Espérenme aquífíré más allá, para orar. Pidió a Pedro, a Santiago y a Juan que lo acompañaran. Cuan­ do llegaron a un lugar familiar, dijo a los tres discípulos que lo esperaran ahí y que oraran por él, porque él caminaría un corto trecho hasta un lugar en el que oraría. Cuando Jesús llegó al lugar, cayó en tierra. El peso de los pe­ cados de la humanidad lo estaba separando de su Padre, r ^ -Padre mío -exclamó muy afli- | gido-, ¿hay otra manera de salvar al mundo? No puedo so- í portar el pensamiento de estar separado de ti. Te amo mucho. Confío en ti. Que se haga tu voluntad. Jesús volvió al lugar donde ha­ bían quedado los tres discípulos. Necesitaba su ayuda y apoyo, pero los encontró profundamen­ te dormidos. Pedro despertó y lo miró sobresaltado. Jesús le dijo, con voz que revelaba tristeza y aflicción: -¿No pudieron velar conmigo durante una hora? Pedro se restregó los ojos, y Je­ sús siguió diciendo: -Tengan cuidado de no ceder a la tentación. Están dispuestos a Mateo 26:39 al 41. Con ayuda de tu familia, crea un diagrama lineal para marcar el tiempo trans­ currido desde tu nacimiento hasta hoy. Ubia , en él, ciertos acontecimientos mundiales importantes y la fecha, y ocasiones significativas en las que Dios los ha guiado a tu familia y a ti. Incluye actos de servicio que ustedes realizaron en favor de otras personas. Agradece a Dios porque él está siempre dispuesto a ayudarte en tu vida.
  25. 25. £ecdán 3 seguirme, pero sus cuerpos son débiles. jesús se fue nuevamente, para continuar orando a su Padre. Cuando volvió junto a sus dis­ cípulos, de nuevo los encontró dormidos, jesús, por tercera vez, se dirigió al lugaren el que oraba. Una vez más rogó a su Padre que lo librara de la enorme responsa­ bilidad de morir por los pecados de la humanidad. Finalm ente, aceptó la vo­ luntad de su Padre celes­ tial y le pidió la fuerza necesaria para llevar a cabo su voluntad. Cuando apa­ recían las primeras señales del amanecer, Jesús despertó a Pe­ dro, a Santiago y a juan. -Miren hacia allá -dijo jesús-. Ahí viene el que me traicionó. Los discípulos vieron sacerdo­ tes y mucha gente armada que Jueves Lee Mateo 26:42 al 46. Simbolizi Mediante dibujos, o de otro modo, simboliza a los personajes principales de esta lección: jesús, Judas, Pedro, Santiago, Juan, el sumo sacerdote. Visito un parque u otro lugar tranquilo. Trata de visualizar lo que habrá sido para Jesús lo que experimentó en Getsemaní. Orí Alaba a Dios porque Jesús confió en su Padre y no en sus discípulos mientras se pre­ paraba para el sacrificio supremo por los seres humanos. 7 ^ ■ f
  26. 26. se aproximaban. Pedro, Santiago y Juan se pu­ sieron nerviosos al ver que la multitud se aproximaba. Pero, cuando miraron a Jesús, vieron que tenía una expresión de calma absoluta. Ya no estaba triste como la no­ che anterior. Su semblante irra­ diaba paz. Jesús sabía que mori­ ría, y que su muerte pagaría por los pecados de la humanidad. Sintió satisfacción, porque su muerte haría posible que toda la gente del mundo viviera eterna­ mente, si creía en él y lo aceptaba como su Salvador. Jesús sabía que el dolor que experimentaría habría valido la pena aunque solo una persona decidiera seguirlo. Deseaba realizar su gran servi­ cio en favor de todos los que habían vivi­ do y que vivirían en el mundo. Viernes Encuentra Busca, en una concor­ dancia, las palabras guía o ayuda y lee algunas de las promesas de ayuda que Dios ha hecho. Si no tienes una concordancia, busca en los Salmos y encuentra promesas de ayuda efectuadas por Dios. Sirve a tu familia hoy ayudando a preparar todo lo que sea necesario para recibir el sábado. Cantí Mientras trabajas, canta un himno de alabanza a Dios que ex­ prese tu fe en su dirección manifes­ tada en tu vida.
  27. 27. ------------------------------------------------------------------------ Optando-w, et PiueMa (Mateo 26:36-46) INSTRUCCIONES Descodifica las palabras reemplazando cada letra por la letra que está antes de ella o después de ella: reemplaza la A por una B o una Z; reemplaza la B por una A o una C, etc. Cada palabra descodificada se encuentra en Mateo 26:36 al 46. A medida que descodifiques las palabras, comienza a descubrir la frase secreta trasladando las letras numeradas a los espacios en blanco con su mismo número, ubicadas en la sec­ ción "Frase secreta" KDTTT_______________ 83 1 18 7 CHTBJQVMPT "39 5 17 65 8 15“ 6_ HFSTFLBMH 27 21 12 11 19 DÑSQHTUDBFQTF 3 63 2 10 25 BMFVRUHBQRD RVDCZÑT NBÑFQZ_ UDKBC 4 23 DPMNHFP___ QPTUSP____ 31 16 QPRUQP____ 28 fT 96 34 35 89 64 67 13 PQBMCP_ 26 QBCQD 57 20 “92 32~ 29~“ 36" OPRHAKF_____________ 76 60 43 BÑQB____________ 82 40 CVQNHDÑCP 61 85 GPQB____________ 38 42 SDÑUBBJPM_______ DTQHQJUV 59 “74 37~ 86 47 CHTQVDTUP ____________________ 93 56 66 78 NTDSUF _ 72 CFAHK__ MKDNZCP. XDMCP. 95 41 54 58" 45 UPKTÑUBE _ DBQFBCÑT_ UTIZT____ 62 88 “98 2 69 79 71 T T 73 53 94 UDQDFQZ_ _ EDTDBMTZC_ FMUQDFBEP_ QDDZCPQFT_ 97 33 44 91 52 87 75 ~T7~ 50 70 90 68 55 81 49 Declaración Oculta: ~ T 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 T T 3 2 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 56"57” 58 59 60 61 62 63 64 65 66 67 68 69 70 T T 72~7¡~74~75 76 77 78 79 80 HI H) 83 84 85 86 87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 (Gálatas 5:13,14).
  28. 28. E t pueMcy* de, ía (Mat. 28:1-10; Luc. 24:1-35) INSTRUCCIONES Busca, en tu Biblia, los pasajes que siguen y coloca las respuestas en los espacios en blanco; encontrarás personas y lugares rela­ cionados con la crucifixión de Jesús. A . MARÍA B . ÁNGEL C. GUARDIAS D. JESÚS E. DISCÍPULOS F MUJERES C. VARONES JUNTO AL SEPULCRO H. HIJO DEL HOMBRE I. JUANA J. PEDRO K. EMAÚS L. CLEOFAS M. PRINCIPALES SACERDOTES N. MOISÉS O. EL SEÑOR P MARÍA MAGDALENA 1. Una aldea distante unos "60 esta­ dios" (poco más de 5 kilómetros) de Jerusa- lén.(Luc. 24:13.) 2 . _____ Tuvieron tanto miedo que se queda­ ron como muertos. (Mat. 28:4.) 3 . _____La madre de Jacobo. (Luc. 24:10.) 4. _____ Con vestiduras resplandecientes. (Luc. 24:4.) 5 . Es necesario que sea entregado en manos de hombres pecadores. (Luc. 24:7.) 6 . Lo entregaron para sentenciarlo a muerte. (Luc. 24:20.) 7. _____Y he aquíva delante de vosotros a Ga­ lilea. (Mat. 28:7.) 8 . _____Una mujer que no era María. (Luc. 24:10.) 9 . _____Preguntó: ¿Eres tú el único forastero en Jerusalén? (Luc. 24:18.) 10. El discípulo que corrió hasta el se­ pulcro. (Luc. 24:12.) 11 Dijo: “No temáis; id, dad las nue­ vas". (Mat. 28:10.) 12 . ____A Jerusalén, donde los once decían: "Ha resucitado el Señor, verdaderamente”. (Luc. 24:33, 34.) 13 ._____Removió la piedra. (Mat. 28:2.) 14 Trajeron las especias aromáticas que habían preparado. (Luc. 24:1.) 15 Fueal amanecerdel primer día de la semana a ver el sepulcro. (Mat. 28:1.) 1 6 .____ A partir de él, Jesús les explicaba lo que las Escrituras decían de él. (Luc. 24:27).
  29. 29. £ e cciá ti ¡Eátaty im p a cie n te p o A (hieA ÍdaA . p u d A e A : Recuerden que los maestros de Escuela Sabatica enseñarán esta lección en la fecha señalada. Los alumnos deberán estudiarla y hacer las acti­ vidades prácticas después, durante la semana que comienza a partir de ese sábado. Ha¿ la actividad de la página 31. t i l o s ¿ J * p a as tenido alguna vez noticias importantes ra compartir con otros? ¿A quién quisie­ ras contarle primero? (Textos clave y referen­ cias: Lee Mateo 28:1-10; Lucas 24:13- 35; El Deseado de todas las gentes, pp. 725-737.) Los soldados estaban senta­ dos cerca de la entrada del se­ pulcro. Esa no­ che había sido larga y fría. Habían tenido Domingo "¡Estoy impaciente por contarlo!" Escrib , en tu diario de estudio déla Biblia, tres cosas que te entusiasman de verdad. Piensa ¿A cuántas personas lescuentas esas cosas? ¿Por qué nos gusta contar a otros las cosas buenas que nos suceden? On. Pide a Jesús que te ayude a sentir tanto entusiasmo por él que te resulte difícil espe­ rar la ocasión de compartirlo con otros.
  30. 30. Pen&Cltniento- c£cui&, Creer que Jesús murió por nosotros nos llena de entusiasmo y nos hace desear contarlo a otros. VeAAJ¿CUJÍo~ pXtAa m e/twAl^O A: “ Entonces Jesús les dijo: No temáis; id, dad las nuevas a mis hermanos, para que vayan a Galilea, y allí me verán" (Mateo 28:10). que trabajar juntos para empujar la pesada piedra hasta la entrada del sepulcro. Después la habían asegurado con cuerdas. Por qué los sacerdotes temían que al­ guien viniera a llevarse el cuerpo de Jesús era algo que ellos no comprendían. Estaban agradecidos porque el cielo se estaba aclarando. Pronto amanecería y podrían regresar al cuartel. Repentina­ mente, la tierra comenzó a temblar. Vieron una luz más brillante que la del sol. Los soldados re­ trocedieron aterro­ rizados. Vieron a un ángel que quitaba la enorme piedra sin esfuerzo alguno. Jesús salió del sepulcro, refulgente, con la glo­ ria del cielo. Era el mismo Hom­ bre que había sido puesto en la tumba el viernes porque estaba muerto, pero había ciertas diferencias. Por ejemplo, este Jesús resucitado era un Jesús triunfante, 4 Lunes Leí Lucas 24:13 al 24. ¿Qué pensaban, los dos hombres que caminaban hacia Emaús, que Jesús haría por Israel? ¿Por qué se deprimieron cuando murió? Escribe, en tu diario de estudio de la Biblia, dos cosas en las que te gustaría que Jesús te ayudara. Pide a Dios que te ayude a apreciar realmente las buenas nue­ vas de Jesús, para compartirlas con otros.
  31. 31. victorioso, y no un Jesús "criminal", apaleado y herido. Jesús había resucitado. Los soldados cayeron desmayados. Cuando recuperaron el conocimiento, todo estaba en tinieblas y tranquilo. Se levantaron y corrieron hacia Jerusalén. A todos, iban dando la noticia de que jesús había resucitado. Poco después, dos mujeres fueron a la tumba. Querían frotar el cuerpo de jesús con aceites aromáticos y especias, porque tal era la costumbre de los judíos. No hubo tiempo de hacerlo el viernes antes de la puesta del sol. Todavía no sabían cómo quitarían la piedra que cubría la entrada del sepulcro. Se detu­ vieron sobresaltadas cuando se acerca­ ron al sepulcro, porque vieron que la piedra había sido quitada. ¿Se habrán — m llevado a Jesús? ¿Qué habrá sucedido? De pronto, vieron a un ángel rodeado de intensa luz. Las dos mujeres, atemo­ rizadas, se pusieron a temblar. El ángel dijo: -No teman. Jesús vive. Vayan y digan a los discípu- Martes Lee la historia de Dorcas en Hechos 9:36 al 42. Este es otro caso en el que alguien resucita de los muer­ tos. ¿Recuerdas algún otro caso de resurrección mencionado en la Biblia? (Lee Mat. 9:18-26; Luc. 7:11-15; Juan 11:38-43.) ¿Qué reacción se produjo a continuación de estas resurrecciones? Aprende Repite el versículo para memorizar hasta aprenderlo. On Agradece a Jesús por las bue­ nas nuevas de su resurrección y la oportunidad de compartirlas con otros.
  32. 32. £ e cc íá n 4 los que se encontrará con ellos en Galilea. Esa noticia llenó de gozo a las mujeres. Cuando comenzaban a regresar a Jerusalén, repentina­ mente se encontraron con Jesús. Las mujeres cayeron de rodi­ llas y lo adoraron. Jesús les dijo: -No teman. Vayan y digan a mis hermanos que se dirijan a Galilea, donde nos encontraremos. Las dos mujeres se apresura­ ron a cumplir con la orden de Je­ sús, y dieron las buenas noticias a los discípulos. Más tarde, ese día, dos segui­ dores de Jesús regresaban a sus hogares en Emaús. Habían es­ cuchado lo que dijeron las dos mujeres. Deseaban creer las noticias, pero pensaban que ellas podían es­ tar confundidas. Había sido un fin de semana muy triste y había causado mucha ansiedad. Iban tan concentrados en su conver­ sación que no advirtieron la pre­ sencia de un desconocido que caminaba a su lado. Cuando les preguntó cuál era el tema de su conversación, se detuvieron bruscamente y pre­ guntaron, sorprendidos: -¿Eres tú la única persona que no está enterada de lo que ha sucedido en Jerusalén ese fin de semana? Miércoles Piensa en las cosas que haces con facilidad y bienhechas. Plan Completa esta declaración: "Puedo com- partir con otros la esperanza que Jesús me da, haciendo lo siguiente:___________________ Elige a alguien que tenga necesidad de conocer a Jesús y su amor, y pon en acción el plan anterior. Ora Pide a Dios que te conceda poder me­ diante el Espíritu Santo.
  33. 33. 7 ü eceú m 4 Informaron al Desconocido acerca de todo lo que había su­ cedido con jesús, cómo había muerto y que ellos creían que era el Mesías. Finalmente, mencionaron los rumores acerca de su resurrección. El Desconocido sacudió la ca­ beza y replicó: -¡Oh, insensatos y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas han dicho! El Forastero comenzó a expli­ carles lo que está escrito desde los libros de Moisés en adelante acerca de jesús, y cómo los acon­ tecimientos del fin de semana habían cumplido todo lo que ha­ bían dicho los profetas. El viaje ya no resultó largo ni cansador para los dos viajeros cuando llegaron a Emaús. El Fo­ rastero dio muestras de querer continuar su viaje, pero los dis- Jueves Ora Pide a Jesús que te recuerde todas las formas en las que pro­ duce una diferencia en tu vida. Escribe esas cosas en tu diario de estudio de la Biblia. Comparte Pregunta a algunos qué diferencia ha causado Jesús en sus vidas. Considera ¿En qué forma has ser­ vido a las personas con quienes compartiste esto?
  34. 34. jttcció n . 4 cípulos lo invitaron a que cenara con ellos. Cuando pidió la bendición sobre los alimen­ tos, los dos hombres lo miraron con más atención. Vieron sus manos con las cicatrices de los clavos. De pronto, comprendieron que era jesús quien estaba con ellos. Pero él, repenti­ namente, desapareció. Permanecieron sentados por un momen­ to, sin decir nada. -Debiéramos haber sabido que era Jesús -dijeron- por su manera de explicar las Es­ crituras. Repentinamente, ya no sentían hambre. No les importó que afuera estuviera oscuro ni que fuera peligroso viajar durante la no­ che. ¡Tenían que viajar de regreso a jerusa- lén, para decir a los discípulos que era ver­ dad que Jesús había resucitado! Viernes Lucas 24:1 al 40. Piensa ¿Cuántas personas, en este pasaje, deseaban compartir noti­ cias que llenaban de entusiasmo? ¿Por qué? Recuerdo Repite cinco veces el ver­ sículo para memorizar. Procura entender lo que significa. Compart lo que has estado apren­ diendo con tu familia durante el culto de esta noche. Orí Pide a Jesús que te ayude a creer que él te dará la misma habi­ lidad de hablar a otros, acerca de él, que dio a sus discípulos y a sus seguidores. 37
  35. 35. Ylxy.PiayaA, nada; o&teAxta, deAfiiuéA canta (lueA ÍdoA , pxtdA eA : Recuerden que los maestros de Escuela Sabática enseñarán esta lección en la fecha señalada. Los alumnos deberán estudiarla y hacer las acti­ vidades prácticas después, durante la semana que comienza a partir de ese sábado. Sábado Ha la actividad de la página 44. 5 lia s sentido miedo alguna vez? ¿Te has en- O r*contrado solo, sin contar con la ayuda de nadie? ¿Oraste alguna vez y quedaste sorprendi­ do por la respuesta que recibió tu oración? (Textos clave y referencias: Éxodo 14; 15:1-21; Patriarcas y profetas, pp. 286-295.) Moisés contempló la ciudad construida con carpas en las proximidades del Mar Rojo. No era precisamente el lugar que Moisés ha­ bría elegido para acampar. Estaban atrapa­ dos en un rincón, sin tener a dónde ir. Pero Moisés confiaba en Dios y sabía que, puesto que Dios les había dicho que acamparan allí, era seguro que tenía ■ Domingo Lee "No hagas nada; observa, después canta". Aprende Comienza a aprender el versículo para memorizar. Ora Pide a Dios que te muestre, esta semana, las formas en que trabaja para ti. Cuando te sientas "entre la espada y la pared", recuerda que debes pedir a Dios que te ayude con su poder. V - -
  36. 36. VeAAÍeulo- pXXÁXX. M&MOAltyClA,: "Jehová es mi fortaleza y mi cánti­ co, y ha sido mi salvación. Éste es mi Dios, y lo alabaré; Dios de mi padre y lo enalteceré" (Éxodo 15:2). PenAsCUrueflto- c£(W&: Adoramos a Dios por su poder manifestado en nuestras vidas. Lunes Lee Éxodo 14:1 al 20. Imagina que eres un periodista que viaja con Moisés. Escribe, en tu diario de estudio de la N Biblia, una noticia acerca del evento descrito en los ver­ sículos que acabas de leer. Ora ¿Hay, en tu vida, cosas que al parecer son irreme­ diables? Pide a Dios que te dé fe en que él te ayudará. ■ ■ H it*. un plan para escapar. Faraón, en Egipto, había comenzado a comprender que había cometido un enorme error al dejar en libertad a los israelitas, quie­ nes hasta entonces habían provisto mano de obra gratuita. ¿Quiénes construirían los pala­ cios y los caminos? Llamó sin demora a una reunión de su ga­ binete y descubrió que los demás dirigentes pensaban lo mismo que él. Tendrían que ponerse en acción de inmediato. Los espías informaron que los israelitas estaban acam­ pados a orillas del Mar Rojo y que no podían escapar. Eso significaba que no tendrían nin­ guna dificultad para hacerlos volver. Faraón ordenó que se alistaran seiscientos carros especiales tirados por caballos, para salir de inmediato, y que otros carros salieran detrás de ellos en cuanto pudieran hacerlo. Después del entusiasmo que sintieron al salir de Egipto, los israelitas acamparon y es­ peraron. Ahora tenían tiempo para pensar. Ahí estaban, acampados en un lugar desér-
  37. 37. tico junto al mar. Eran blanco fácil para cualquier ejército que los atacara. Esa no era la Tierra Prometida. ¿Qué les sucedería? Ser esclavos era bastan­ te malo, pero ¿era mejor vivir en el desierto? En Egipto, por lo menos, tenían buena comida. Comenzaron a quejarse. El ejército egipcio había sido visto a la distancia. La noticia se difundió rápidamente en el cam­ pamento. Se quejaron ante Moisés. Le dijeron que sería mejor volver a Egipto antes que ser muertos por 0os egipcios. Moisés escuchó pacientemente todas sus quejas y todos sus temo­ res. Después, les dijo con seguri­ dad: -No teman. Dios tiene un plan; lo único que tienen que hacer es es­ perar. Martes Recuerde alguna ocasión en la que tuviste que esperar que sucediera algo. ¿Fue fácil o difícil esperar? El pueblo de Dios tuvo que esperar que él lo rescatara. Lee Salmo 27:14. ¿Qué dice este ver­ sículo que debemos hacer? Anota, en tu diario de estudio de la Biblia, dos cosas que podrías hacer para ayudarte a esperar que Dios obre en tu favor. On Pide a Dios que te conceda los dones de paciencia y confianza.
  38. 38. £exuúáti 5 La gente regresó de mala gana a sus tien­ das. Moisés se apartó a un lado y habló con Dios. Le preguntó qué debía hacer. Dios dijo a Moisés: -Levanta tu vara sobre el mar, y haré que las aguas se separen, y así haré un camino por donde tu pueblo y tú podrán escapar. Mientras Dios hablaba, la gran columna de nube comenzó a moverse, y se interpuso en­ tre los israelitas y los egipcios perseguidores. Cuando anocheció, la nube que daba ha­ cia los israelitas se encendió y los iluminó; en cambio, la parte que daba hacia los egipcios se puso negra y aumentó las tinieblas. Dios envió un viento muy fuerte, que em­ pujó las aguas y abrió un camino en el fondo del mar. Los israelitas, tribu por tribu, cruzaron el mar y llega­ ron a salvo a la orilla opuesta. Los egipcios comenzaron a ponerse v ^ nerviosos al comprender que esas tinieblas no eran normales. ¿Estaba el Dios de los israelitas Miércoles Lee Éxodo 14:21 al 31. Inform a Continúa informando acerca de lo que sucedió al día siguiente. Tal vez puedes "dibu­ jar" una fotografía para acompañar tu noticia. Piensa en alguna ocasión en la que Dios te rescató de una forma especial. 0«' Agradece a Dios por las veces que te ha librado de situa­ ciones peligrosas o desagradables.
  39. 39. peleando por ellos? Tal vez, lo mejor que podrían hacer era re­ gresar a Egipto. Repentinamente, las tinieblas y la nube se levantaron. Las tien­ das habían desaparecido. Miraban con incredulidad. Después, vieron el camino a tra­ vés del mar. El temor y el pánico fueron reemplazados por la ira, al ver que los esclavos habían es­ capado. Los egipcios, con sus carros, se lanzaron en insensata perse­ cución tras los fugitivos. Los carros co­ menzaron a atas­ carse en el barro blando. De pron­ to, lanzando gritos de pánico, trataron de volver por donde ha­ bían venido, pero ya era dema­ siado tarde. Las aguas comen­ zaron a desmoronarse sobre los egipcios y los anegaron. El ejér­ cito egipcio fue destruido, hom­ bres, carros y caballos. Los israelitas estaban en la pla­ ya a salvo, mirando con asombro la derrota de sus enemigos. Dios les había dicho que no hicieran nada, que se limitaran a observar y que después cantaran, porque él los libraría. Y eso fue precisa­ mente lo que sucedió. Dios los había librado. ¡Qué Dios tan asombroso era el suyo! Jueves Lee Éxodo 15:1 al 21. Pie Los israelitas, después de su asombroso rescate, entonaron un canto de alabanza a Dios. ¿Por qué piensas que es importante alabar a Dios por las cosas que hace por nosotros? Ora Agradece a Dios, por lo menos, por tres cosas específicas. en tu diario de estudio de la Biblia.
  40. 40. £ e cciá rt 5 Los israelitas comenzaron a abrazarse fe­ lices; reían y lloraban al mismo tiempo. Co­ menzaron a cantar. Cantaron un cántico nuevo y especial. Era un canto de redención y esperanza. María, la hermana de Moisés, comenzó a tocar sus panderetas, y otras mujeres no tardaron en unírsele, produciendo música y danzando, mientras el resto de la gente ob­ servaba y cantaba, para celebrar el gran po­ der de Dios y su liberación. Viernes Repite el versículo para memorizar. ¿Cuántas veces emplea, este versí­ culo, la palabra "mi"? Piensa ¿Te parece que el uso de esa palabra expresa la forma en que el pueblo se sentía en su relación con Dios? Decide, hoy, que Dios es tu Dios; él te pertenece y tú le perteneces. Escribe, en tu diario de estudio de la Biblia, una nota para comunicar a Dios tu decisión. Oro a Dios para agradecerle por­ que ha hecho posible que seas su hijo o su hija.
  41. 41. (Éxodo 14) INSTRUCCIONES Relata la historia bíblica usando las pala­ bras buscadoras como guías. Busca estas palabras en el crucigrama y rodéalas con una línea. PALABRAS BUSCADORAS: FARAÓN, ISRAELITAS, EGIPCIOS, ACAMPADO, MANO, PODEROSA, ENCERRADOS, CA­ BALLERÍA, CARROS, GENTE, CABALLO, MAR, TEMIERON EN GRAN MANERA, CLAMARON A JEHOVÁ, ALZARON SUS OJOS, SEPULCROS EN EGIPTO, MEJOR, SERVIR, MORIR, NO, FIR­ MES, VED, LA, NUNCA MÁS VERÉIS, DIJO, MOISÉS, ALZA TU VARA, ÁNGEL, DE DIOS, LA NUBE SE PUSO A SUS ESPALDAS, RECIO VIENTO ORIENTAL, TRASTORNÓ EL AGUA, SOBRE CARROS Y, SALVÓ A. N Ó A R A F E 1 E G 1 P c 1 O S s E N A C R G 0 E O S T Á N G E L A 0 N A M R A A E L N T R E N C E R R A D 0 S É S B M N L C P A A R A V 0 O 1 C E R N 0 A N T A S 1 E A S 0 R E D 0 P T U A R L T E B U G L D E 1 A L Z A 0 0 0 R R L E A A S E 1 G S 0 1 D 0 S T R D G A E M R C N M T S 1 É R E V U N 1 A 0 C R 1 E N P O A Y T E Q U E s E E P S D 1 E N U U R S A D L A P S E 1 N M E E A R A N S 1 J O J 1 D A L A V T A 1 B E 0 M C 0 R N O R E M E J 0 R A C O U S N A A N T R A S T 0 R N Ó L L A J N T C L A M A R 0 M A J E H 0 V A E O D S 0 R C L U P E S E N 0 R A Z L A S S 0 R R A c A S 0 B R E M S É s 1 0 M A G U A S P V E D A M A S R S A L V Ó E L A R 1 V R E S R F l R M E S E D E
  42. 42. Á ceA iijo - Amo-A pjoA un pueM a teM de, (Exodo 16:6, 7) INSTRUCCIONES Aquí se da la primera letra de las palabras ocultas en el crucigrama. Busca la palabra completa y traza una línea a su alrededor. Las palabras pueden leerse de izquierda a dere­ cha, de derecha a izquierda o diagonalmen­ te. Todas las palabras se encuentran en Éxodo 16:6 y 7. Las letras que están en la columna vertical contienen la primera parte del versículo oculto, y el resto del versículo se completa con las palabras no rodeadas por una línea en el crucigrama. M N A A N ■ V e r s íc u lo o c u lt o : "Maná comieron... (Éxodo 16:35) 45
  43. 43. r e c c ú m Sabado Haz la actividad de la página 45. ¿Quiéti eáiá a oaAxjo-1 (lueAÍdoA, fm d A e í: Recuerden que los maestros de Escuela Sabática enseñarán esta lección en la fecha señalada. Los alumnos deberán estudiarla y hacer las acti­ vidades prácticas después, durante la semana que comienza a partir de ese sábado. t lía s estado en un campamento o en el cam- 6 donde no había tiendas ni almacenes? ¿Cómo te sentirías si tu provisión de alimentos y agua disminuyera en forma alarmante? ¿Senti­ rías pánico o confiarías en que Dios teproveerá lo que necesites? (Textos clave y referencias: Éxodo 16; Patriarcas y profetas, pp. 296-309.) Moisés contempló a toda la comunidad is­ raelita acampada en el borde del desierto de Sin. Pocos días antes, habían disfruta­ do en un hermoso oasis con doce fuentes de agua, setenta palmeras y toda el agua que quisieran beber. Habían sentido mucha sed, pero Dios había provisto agua, aunque esa N s i Domingo Lee "¿Quién está a cargo?" Escribe ¿Dudaste alguna vez de la capacidad de Dios para satisfacer tus necesidades? Escribe sobre esto en tu diario de estudio de la Biblia. acerca de la solución de Dios. Memoriza Comienza a aprender el versículo para memorizar de esta semana. Ora Agradece a Dios porque él suple tus ne­ cesidades.
  44. 44. PeniXUnLeflto- cíaue-: Adoramos a Dios cuando obedecemos sus bondadosas instrucciones para nuestras vidas. V eA Á Ículo. pXiA a m£jrwAXfyCtA: "Entonces dijeron Moisés y Aarón a todos los hijos de Israel: En la tarde sabréis que Jehová os ha sacado de la tierra de Egipto, y a la mañana veréis la gloria de Jehová" (Éxodo 16:6, 7). agua era amarga; pero Dios había mostrado a Moisés cómo volverla dulce. El pueblo, ahora, volvía a estar en la incertidumbre. Moisés alcanzaba a oír sus quejas y murmuraciones. -Ustedes no están rezongando contra Aarón y contra mí -dijo Moisés-; están rezongando con­ tra Dios; y él desea que sepan que los ha escuchado. Esto es lo que Dios desea decirles -conti­ nuó diciendo Moisés-: "En la tarde les daré carne para comer, y en la mañana tendrán pan hasta saciarse. "Entonces, sabrán que yo soy vuestro Dios". El pueblo se calmó, y regresó a sus tiendas después de haber presenciado la gloria de Dios en su nube. A la hora del cre­ púsculo, tal como Dios lo había dicho, Lunes Lee Éxodo 16:15 al 21. ¿Qué sucedió a los israe­ litas cuando no obedecieron las instrucciones dadas por Dios? ¿Qué aprendieron acerca de Dios? Ha Busca dos rebanadas de pan, mantequilla de maní (cacahuate), jalea y un cuchillo para mantequilla. 1. Con el cuchillo, esparce mantequilla sobre una rebanada de pan. 2. Esparce jalea sobre la otra rebanada. 3. Junta las rebanadas con man­ tequilla y jalea. Sírvete un bocado. Piens ¿Qué puede suceder si no sigues las ins­ trucciones? Ort Alaba a Dios por las sencillas instrucciones que ha dado para una buena vida.
  45. 45. una enorme bandada de codornices cubrió el campamento. Los israelitas, una vez más, se sintieron momentáneamente felices y co­ mieron carne en abundancia. Se olvidaron de sus frustraciones y murmuraciones contra Moisés y contra Dios. A la mañana siguien­ te, encontraron el suelo del campamento cubierto con una sustancia formada por se- millitas blancas redondas. La gente se pre­ guntaba: "¿Qué es esto?" Moisés contestó la pregunta: -Es el pan que jehová les da para comer, conforme a su promesa. Continuará enviándolo todos los días. Desea que demuestren su agradecimiento obedeciendo las instrucciones que ha dado. Cada persona debe recoger solamente lo que necesita para su familia durante el día, es decir, unos dos litros. La gente obedeció la primera parte de las instrucciones. Algunos podían recoger una pequeña Martes Éxodo 16:1 al 3. ¿De qué se queja­ ban los israelitas? Busca En la biblio­ teca de tu escuela, o en la computadora, busca cómo es un desierto. ¿Cuánto calor habrá hecho durante el día? ¿Cuánto frío habrá hecho por la noche? Lee Éxodo 16:10: ¿Qué proveyó Dios para reso ver el pro­ blema del calor y el frío extremos? Ora Agradece a Dios por algo específico provisto por él para tu beneficio.
  46. 46. cantidad de maná, otros lo recogían con ra­ pidez y pronto habían reunido una cantidad considerable. Pero, por alguna razón, cuan­ do medían un "gomer" (dos litros) de maná reunido, todos tenían la misma cantidad, justamente lo que Dios había dicho que ne­ cesitarían. Después, Moisés dio la segunda parte de las instrucciones: -Nadie debe guardar nada de maná has­ ta la mañana siguiente. Dios desea darles lo que necesitan cada día. Quiere que confíen en que él les dará lo que necesitarán maña­ na. Lo único que deben hacer es lo que les pidió que hicieran hoy. El pueblo regresó nuevamente a sus tien­ das, y se puso a preparar pan y comida con el maná. Ese producto tenía un agradable sa­ bor a miel. Algunas personas, desobedeciendo las instrucciones de Moisés, guardaron pan de maná para el día siguiente. Por la mañana, el pan que habían guardado la noche anterior tenía mal olor y estaba lleno de gusanos. Tal como Moisés había dicho y Dios ha­ bía prometido, había suficiente maná para las necesidades de todos en el nuevo día. La gente tuvo que levantarse temprano jm Miércoles Dibuje, la historia de Éxodo 16 en estilo de di­ bujos animados. Decide cuántos cuadros usarás para contar la historia y qué partes destacarás. < Ora Pide a Dios que te ayude a obedecer sus instrucciones para tu vida, como un acto de adoración.
  47. 47. £e£clán 6 Jueves Leí Éxodo 16:27. Escribe En tu diario de estudio de la Biblia, contesta estas preguntas: ¿Crees que los israelitas habrían sido más felices si hubieran obedecido a Dios? ¿En qué forma? Comparte Habla con alguien acerca de cómo Dios satisface las necesidades de tu vida. Ora Pide a Dios que te impresione acerca de otras formas en las que podrías com­ partirlo a él con los a reco- ? demás, ger maná como ali­ mento para ese día. Como de costumbre, la mayor parte de la gente obede­ ció las instrucciones de Dios, pero otros no lo hicieron. Cuando ama­ neció el día sábado, algunas per­ sonas salieron en busca de maná; pero, como era de esperarse, no encontraron nada, tal como Dios había anunciado. Algunos miembros del pueblo para recoger maná antes de que el sol calentara mucho, porque entonces se derretía. Este magnífico recurso se repi­ tió día tras día. Así llegó la maña­ na del sexto día. Moisés reunió al pueblo para comunicarle otra ins­ trucción de Dios: -Mañana es sábado. Es el día santo de reposo. Dios quiere que hoy reúnan dos porciones de maná. Esta vez no se echará a perder. Dios desea que mañana repo­ sen y pasen tiempo con él, sin preocuparse por lo que comerán. Una vez más, la gente salió
  48. 48. de Dios necesitarían más tiempo para creer que Dios proveería el alimento necesario para cada día. Durante cuarenta años, prove­ yó maná diariamente. Pocos días después, cuando hubo escasez de agua, Dios dio a Moisés sencillas instrucciones fáciles de obede­ cer, que él comunicaría fielmen­ te a los israelitas, tal como había hecho con las recibidas acerca del maná. Moisés golpearía una roca, y de ella manaría agua en abundancia. ¿Cuándo aprende­ ría ese pueblo a tranquilizarse por medio de la oración cuando tuviera dificultades? Debían es­ cuchar las sencillas instrucciones dadas por Dios, alabarlo, adorar­ lo y serle obedientes. w Viernes Imagina que tú eres Moisés. Tienes que organizar a miles de personas para hacer un viaje de 450 kiló­ metros por el desierto. ¿Qué cinco cosas serían las que harías primero? Reflexiona ¿Cuán importante fue para Moisés y para los israelitas confiar en Dios? Dios escuchó sus oraciones y las contestó porque los amaba. Termine esta declaración: Porque Dios me ama y desea que confíe en él, pienso hacer lo siguiente:_______
  49. 49. 11 ------------ £ ¿cciá n £mantemoA. laA.(handeAaá. Sábado la actividad de la página 58. (2ueAÍdoJL fia ch e A .: Recuerden que los maestros de Escuela Sabática enseñarán esta lección en la fecha señalada. Los alumnos deberán estudiarla y hacer las acti­ vidades prácticas después, durante la semana que comienza a partir de ese sábado. i i í e ha fastidiado alguien sin razón alguna? %f**¿Has visto a un matón martirizando a al­ guien porque era más débil? ¿Se ha burlado al­ guien de ti porque amas a Dios y lo sirves? (Tex­ tos clave y referencias: Éxodo 17:8-16; Patriarcas y profetas, pp. 304-306.) Los israelitas continuaban acampados en Refidim, donde Dios había provisto agua de una roca. Las aguas del mar se habían sepa­ rado para darles paso. Llegaron codornices al campamento, para proveerles carne. Domingo Le "¡Levantemos las banderas!" Ena-i un lugar tranquilo en tu dormitorio o en otro lugar de tu casa donde puedas estu­ diar la Biblia y orar a Dios con tranquilidad. Comienza a aprender el versículo para memorizar. Pide a Dios que te muestre, en forma clara, que él es tu vida. Luego, procura en­ contrar evidencias de eso durante toda la semana. 4
  50. 50. Cfi'enÁXXrniCixtü- cíxw-e,: Adoramos a Dios agradeciendo por las victo­ rias en nuestras vidas. VcAAUUlto- pXVlXX memcy>UfyaA: "Celebremos así tu victoria, y le­ vantaremos banderas en el nombre del Dios nuestro" (Salmo 20:5, ver­ sión Dios habla hoy). Habían tenido maná cada ma­ ñana con una doble porción el viernes. Sin embargo, todavía pregun­ taban: "¿Está Dios entre nosotros o no?" La última amenaza procedía de los amalecitas, sus fieros pri­ mos del desierto. Estos guerreros descendientes de Esaú recorrían la región y mataban a cualquiera que se pusiera a su alcance. Una mañana, Moisés llamó a josué, un joven general israelita, y le dijo: -Elige a algunos de nuestros hombres más fuertes y valientes, y ve a pelear contra los amale- citas. Mañana me situaré en la cumbre de la colina, con la vara de Dios en mi mano. josué fue a cumplir la tarea de reunir a los hombres, para dar batalla a los amalecitas al día si­ guiente. Cuando el sol comenzó a ilu­ minar el desierto, josué y sus hombres estaban preparados para encontrarse con los enemi­ gos. josué miró hacia la colina cer­ cana y vio a Moisés parado en la cima, a su hermano Aarón y a Ur, que iban llegando a la cumbre. Vio que Moisés levantaba los Lunes Lee Éxodo 17:7 al 9. Pi> ¿Qué pregunta hizo el pue­ blo de Dios acerca de él? ¿En qué forma una nueva dificultad como el ataque de los amalecitas podía contribuir a fortalecer su fe? Escrib en tu diario de estudio de la Biblia, algunas formas en que Dios te ha demostrado que puede darte la victoria. Ora Pide a Dios que te ayude a confiar en él cuando te suceden cosas malas.
  51. 51. £ecei<m 7 brazos mientras oraba a Dios. josué sonrió confiado. Con Moisés en la cumbre de la coli­ na, sentía que estaba conectado con Dios, y que él y sus hombres ganarían la victoria. Comenzó la batalla. josué miraba de vez en cuan­ do hacia la colina donde Moisés estaba. La batalla continuaba con ardor. Los israelitas hacían retroceder a los amalecitas. Pero, sucedió que cada vez que Moisés bajaba los brazos para descansar, los amalecitas rechazaban a los israelitas hacia su campamento. Entonces, parecía que los enemi­ gos estaban ganando la batalla. Moisés también vio lo que su­ cedía. Dijo a su hermano Aarón: -Cuando bajo los brazos para descansar, parece que se inte­ rrumpe nuestra conexión con Dios, y los amalecitas comienzan a ganar la batalla. Aarón y Ur comprendieron lo que sucedía. Aarón dijo: Martes Lee Éxodo 17:10 y 11. Noti Cuando las manos de Moisés se mantenían levantadas hacia el cielo, los israelitas ganaban. Investiga Lee Salmo 63:4, Lamentaciones 3:41 y 1 Timoteo 2:8. -Aquí hay una piedra. La trae­ remos para que te sientes. Ur y yo sostendremos tus brazos mientras suplicas a Dios y lo honras, para que no los bajes. Así lo hicieron. De inmediato, los israelitas comenzaron a ganar la batalla. Los dirigentes aposta­ dos en la colina se mantuvieron en la posición de adoración has­ ta que las sombras comenzaron a invadir el desierto. Para enton­ ces, Josué había derrotado com­ pletamente a los amalecitas. Esa noche hubo regocijo en el campamento. Los israelitas habían visto que, mientras Moisés permanecía con los brazos levantados en adora­ ción, Dios era como una bande­ ra, o estandarte, levantada en triunfo por ellos. A veces tenían tendencia a res­ tar importancia a la presencia protectora de la nube y al benefi­ cio que obtenían del maná cada día. -Moisés -dijo Dios a su fiel Descubre ¿Qué simbolizaba, en los tiempos bíblicos, alzar las manos? Con« Recuerda que nada ni nadie pueden derrotarte mientras permanezcas conectado con Dios. Ora Pide a Dios que te ayude a mantenerte conectado con él esta semana.
  52. 52. £exxián 7 servidor-, escribe esto para me­ moria en un libro, y asegúrate de que )osué lo lea, porque borra­ ré por completo el recuerdo de Amalee. Moisés comenzó a escribir. De pronto, sintió que ya no tenía tan cansados los brazos. Después de mostrar a Josué lo que había es­ crito en el rollo, lo guardó junto a la vasija con maná. Estas cosas siempre debían estar cerca, para recordar, a la gente que olvidaba con tanta facilidad, lo que Dios había hecho por su pueblo. Esa noche, Moisés edificó un altar y le puso por nombre "Jehová es mi Estandarte". Todos los pobladores del campamento adoraron jun­ tos a Dios. Dios había de­ rrotado una vez más a los Miércoles Let Éxodo 17:12 y 13. Piensa ¿Quiénes son las personas que te apoyan en tu vida? Encuentra la manera de agradecer a esas personas. Anota, en tu diario de estudio de
  53. 53. Jueves Let Éxodo 17:14 al 16. Encuentra la ubicación de Refidim en un mapa de la Biblia. ¿Tienes tú un "valle" en el que Dios ha ganado una batalla por ti? ¿Dónde está? Canta un himno de victoria o escribe una poesía con el tema de la victoria, para cele­ brar una ocasión en la que Dios ganó una batalla por ti. Escribe tu victoria, así como Dios ordenó a Moisés que escribiera la victoria de los israe­ litas. Coloca tu trabajo donde te recuerde que eres un ganador cuando permaneces conectado con Dios. Orí pidiendo poder y valor para luchar contra el mal. Viernes Lee 1 Samuel 15:2 y 3. Piens ¿Qué sucedió finalmente con los ama- lecitas? Plan Prepara un plan para un culto para tu fa­ milia esta noche. Cantt himnos de alabanza y lean juntos el Salmo 95. Agradezca11 a Dios por el descanso del sábado. Alábenlo por su amor por tu familia. O rí, entonando en voz baja un himno de alabanza con los ojos cerrados, mientras pien­ sas en su cuidado por ti y en las palabras del canto.
  54. 54. ÄceAüjxj- 7 £a¿ manad. (Éxodo 17:8-16, Reina-Vaíera 1960) £u,íct uictoAia aler BANCO DE PALABRAS Horizontales ganó dijo esfuerzo alabar proceder amaba Verticales altar batalla programa venció victoria Horizontales 1 " una piedra, y la pusieron debajo de él" (vers. 12). 2 La hora cuando terminó la batalla "hasta que " (vers. 12). 6 " edificó un altar" (vers. 15). 9 "Y llamó su nombre " (vers. 15). (Esto significa: "Jehová es mi estandarte"). 11 "Cuando MOISÉS su mano" (vers. 11). 13 "Yo estaré sobre la cumbre del collado, y la en mi mano" (vers. 9). 15 "El uno de un lado y el otro de___" (vers. 12). 16 "Escribe esto para en un libro" (vers.14). 17 "Sal a contra Amalee" (vers. 9). 19 "Las manos de MOISÉS se " (vers. 12). 20 "Cuando él bajaba su mano prevalecía" (vers. 11). 22 "Yo estaré...(con) la de Dios en mi mano" (vers. 9). 25 Busca en el banco de palabras. 27 Busca en el banco de palabras. 2 8 ____sostenían sus manos (vers. 12). 30 Busca en el banco de palabras. 31 Busca en el banco de palabras. 33 Busca en el banco de palabras. 34 Busca en el banco de palabras. _de Jehová (vers. 16). hasta que se puso el sol" (vers. Verticales 1 "Se levantó contra el___ 2 "Hubo en sus manos_ 12). 3 Moisés se sentó sobre una (vers. 12). 4 "Cuando alzaba Moisés su mano prevalecía" (vers. 11). 5 Busca en el banco de palabras. 7 "Dijo Moisés a , 'escógenos varones...' " (vers. 9). 8 Moisés había ordenado a Josué (vers. 9). 10 Amalee " contra Israel" (vers. 8). 12 "Deshizo a Amalee... a " (vers. 13). 14 " varones y sal a pelear" (vers. 9). 18 Busca en el banco de palabras. 19 Busca en el banco de palabras. 21 " yo estaré sobre la cumbre" (vers. 9). 23 Busca en el banco de palabras. 24 Busca en el banco de palabras. 26 "Raeré del todo la memoria de Amalee de del cielo " (vers. 14). 30 "Aarón y Hur subieron a la cumbre del " (vers. 10).
  55. 55. £a elección, caAAecta CRIPTOGRAMA Busca la letra correspondiente a cada nú­ mero que está debajo de las rayitas y forma el versículo. A B C D E F C H I | K L M N Ñ O P Q K S T U V W Y Z 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 5 14 21 16 14 3 5 20 16 20 23 16 12 23 5 19 5 9 20 25 4 9 20 3 5 19 14 9 19 5 9 20 12 1 4 9 6 5 19 5 14 3 9 1 5 14 21 19 5 5 12 10 22 20 21 16 25 5 12 13 1 12 16 5 14 21 19 5 5 12 18 22 5 20 9 19 23 5 1 4 9 16 20 25 (Mal. 3:18). 5 12 18 22 5 14 16 12 5 20 9 19 23 5 Ordena los rectángulos con sílabas para descubrir el versículo oculto. “ A N Í J E S Y S E R A J E H O ... P E V 0 7 M O S ” D I O S S ü _ M h 0 BE V I M O S R F T R O C E D E _______________________________________________" (Josué 24:24). 59
  56. 56. £ecc¿<m ¿ • ¡ D e paAíe, de qjuiéri eAíáb, tú? (lueAidaA- p u c h e n : Recuerden que los maestros de Escuela Sabática enseñarán esta lección en la fecha señalada. Los alumnos deberán estudiarla y hacer las acti­ vidades prácticas después, durante la semana que comienza a partir de ese sábado. Sábado Ha la actividad la página 59. X V s siempre divertido formar parte del equi- O p o ganador? En las escuelas, el capitán del equipo suele ser la persona que elige a los juga­ dores. Siempre hay uno o dos muchachos a quienes todos quieren en su equipo, y también hay algunos a quienes nadie quiere. ¿Cómo sería si tú pudieras elegir en qué lado quisieras jugar? (Textos cla­ ve y referencias: josué 23; 24; Patriarcas y profetas, pp. 559-563). Los israelitas se estaban estable­ ciendo en sus nuevos hogares en la Tierra Prometida. Su amado dirigen­ te, josué, había servido fielmente bajo Moisés durante todos los años Domingo Lee "¿De parte de quién estás tú?" Piensa Al mirar hacia atrás en tu vida, ¿en­ cuentras que hay otros dioses a los cuales has estado tentado de servir? ¿Cuáles son? ¿Cómo has conseguido resistir su atracción? Escribe acerca de esto en tu diario de estudio de la Biblia. Ora Pide a Dios que te ayude a ponerlo a él en primer lugar esta semana.
  57. 57. *PeJZáafflMUlto- cJÍcu&l Adoramos a Dios eligiendo obedecerlo cada día. VeAAÚM¿X)- pXXÁXt m&MOJUfyCtA: "Escogeos hoy a quién sirváis... pero yo y mi casa serviremos a jehová" (Josué 24:15). que pasaron en el desierto. Des­ pués, Dios lo había elegido para que estableciera al pueblo en el nuevo territorio. Josué era uno de los únicos dos adultos que habían vivido duran­ te todo el éxodo desde Egipto hasta Canaán, la Tierra Prometi­ da. Ahora estaba cerca del final de su vida, y quería hablar al pue­ blo por última vez. La gente comenzó a llegar a S¡- quem en el día señalado. Se reu­ nieron para escuchar las palabras de su líder, que tenía 110 años de edad. Josué se levantó trabajosa­ mente para hablar. Sus palabras estaban llenas de bondad y au­ toridad. Comenzó refiriéndose a la historia del pueblo de Israel, empezando con Taré, padre de Abraham; les habló de la elección de Abraham, y de cómo Dios los había guiado a él y luego a sus descendientes hasta Canaán, has­ ta ese mismo día. Cuando Josué comenzó a re­ ferirles los acontecimientos del éxodo de Egipto, los israelitas recordaron que los habían es­ cuchado de sus padres y de abuelos. Lunes Busc y encuentra dos personajes de la Biblia (que no sea josué) que eligieron servir y ado­ rar a Dios fielmente, y que instaron al pueblo a hacer lo mismo. Anótalos en tu diario de estudio de la Biblia. (Lee 1 Rey. 18; Luc. 3.) Análisi ¿En qué sentido difiere la actuación de estas personas de la de Josué? ¿En qué sentido es similar? Aprende Comienza a aprender el versículo para memorizar. Ora Pide a Dios que te ayude a elegirlo a él hoy.
  58. 58. Eran historias que Josué mismo había vivido. Les recordó, uno por uno, todos los días que Dios los había guiado. Pero también les recordó todas las veces que ellos y sus padres se ha­ bían quejado y se habían rebelado contra las sencillas instrucciones d£ Dios. Josué les recordó, finalmente, que ahora vivían en ciudades que no habían necesitado edificar. Estaban comiendo aceitunas y uvas de huertos y viñas que no habían plantado. ¡En qué forma admirable había Dios cumpli­ do todas las promesas hechas a ellos! Josué estaba llegando al final de su discur­ so: -"Temed, pues, a Jehová, y servidle con integridad y en verdad, y quitad de entre vo­ sotros a los dioses a los cuales sirvieron vues­ tros padres, y servid a jehová. Ahora, pues, temed a Jehová y servidle con integridad y en verdad. Y si mal os parece servir a jehová, escogeos hoy a quien sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres... pero yo y mi casa serviremos a jehová". La gente aplaudía y gritaba: -No serviremos a otros dioses. Nuestro Dios es grandioso. Él nos ha librado, y noso­ tros lo serviremos. El pueblo continuó aplaudiendo y vito­ reando durante un buen rato. Josué contempló con amor y compasión al pueblo. Era verdad que habían honrado Martes Josué 24:1 al 13. Creí una sección, en tu diario de es­ tudio de la Biblia, para anotar la forma en que Dios te ha guiado en el pasado. Agradece a Dios por su dirección, que se ha manifes­ tado hasta ahora en tu vida.
  59. 59. Miércoles Josué 24:14 al 22. ¡nterpreU la declaración de Josué: "...yo y mi casa serviremos a Jehová". ¿Qué te indica acerca de tu papel en la vida espiritual de tu familia? / Escribe, en tu diario, algunas for­ mas en las que puedes ser una influencia espiritual positiva sobre los miembros de tu familia. Oro Alaba a Dios por los miembros de tu familia y por tu parte en sus vidas.
  60. 60. £eccián 8 pWM mmém bastante bien a Dios mientras él había sido su líder. Pero, ahora que no estaba lejos de su muerte, estaba preocupado. Era fácil para el pueblo decir que obedecería a Dios, pero podía ser mucho más difícil elegir servirlo y honrarlo cada día, hasta en las cosas y las decisiones más pequeñas. -Ustedes no pueden servir­ lo con su propio poder -les advirtió Josué. -¡Pero lo haremos! -exclama­ ron todos. -Ustedes son testigos de su propia prome­ sa -dijo Josué, con tristeza. El pueblo dijo que lo eran. -Entonces -respondió Josué-, entreguen sus corazones a Dios. Esta es la única forma en que pueden ha­ cerlo. -Serviremos a Jehová nuestro Dios y le se­ remos obedientes -contestó el pueblo, con entusiasmo. Josué se dedicó a su última tarea: poner por escrito todo lo que Dios Aprendí una de las promesas. Comparte Busca el momento de compartir esa promesa con alguien, para animarlo. Oí Reclama las promesas para ti mismo y para la persona a la que deseas animar.
  61. 61. £ecc¿<m 8 Viernes Planifica Traza un plan para el culto de la familia con ayuda de un adulto. Lee Josué 24:28 al 33. Comeiv Habla acerca de la heren­ cia que Dios ha planeado para tu familia. Compart Permite que cada miem­ bro de tu familia tenga oportu­ nidad de compartir lo que Dios significa para ellos. On para que tu familia y tú ado­ ren a Dios eligiendo serle obedien- tes.hoy. deseaba que el pueblo recordara después de su promesa de servir­ lo cada día. Escribió todo en el Libro de la Ley de Dios. Puso también una piedra grande debajo del encino, como recordativo, para el pue­ blo, de lo que habían prometido a Dios ese día. Imagina a un muchacho que caminaba entre su padre y su madre mientras se dirigían hacia su nuevo hogar en las colinas ar­ boladas. -¿De qué ídolos dice josué que debemos librarnos? -pre­ gunta a su padre-. En casa no te­ nemos imágenes de animales o de otros dioses. -No creo que esa sea la única clase de ídolos de que hablaba nuestro líder -replicó el padre pensativamente-. Me parece que se refería a cualquier cosa que estorbe nuestra deter­ minación de elegir a Dios como nuestra primera prioridad de cada día. -Yo también estoy de acuerdo - dijo el hijo. Aunque el muchacho está triste porque el gran líder está llegando al fi­ nal de su vida, se siente feliz porque su familia ha elegido servir y honrar a Dios.
  62. 62. 1 £eccián. : Buixumdcy- amLyo& (lueAÍdoA p£uÍAeí: Recuerden que los maestros de Escuela Sabática enseñarán esta lección en la fecha señalada. Los alumnos deberán estudiarla y hacer las acti­ vidades prácticas después, durante la semana que comienza a partir de ese sábado. Dos discípulos de Juan el Bautista, Juan y Andrés, estaban en el río, con él, cierta mañana. De pronto, Juan el Bautista vio a Jesús, que pasaba a cierta distancia, y dijo: "He aquí el Cordero de Dios". Ya había di­ cho lo mismo pocos días antes. Una vez más, Juan y Andrés notaron el cambio en el tono de la voz de su maestro, el Bautista. Juan y Andrés no esperaron más. Se pu­ sieron de pie de un brinco y corrieron hacia jesús. Querían aprender más de él; necesi- Domingo Lee "Buscando amigos". Dibuja una flecha grande, con es­ pacio en el centro, a fin de escri­ bir el versículo para memorizar. Aprende Escribe el versículo en el espacio provisto en la flecha, y colócala donde puedas verla con frecuencia, para aprender el ver­ sículo. Oro Pide a Dios que te muestre a quién desea él que le muestres a Jesús. Sábado Hai Lleva a cabo la actividad de la pá- entiste alguna vez tanto entusias­ mo, por alguna razón, que tuvis­ te que correr a contárselo a tu mejor amigo? ¿Te has enterado de algo que pensaste que tus amigos también de­ bían oír, pero no sabías cómo decír­ selo? (Textos clave y referencias: juan 1:35-51; El Deseado de todas las gen­ tes, pp. 111-117.)
  63. 63. PeM Á a n iU U ltG - c lc m e Compartimos a jesús con los amigos, así como Dios lo compartió con nosotros. V eA ÍLC U ¿0 - jXClAXt ttl&moAJÍtyClA.: "Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su Señor; pero os he llamado amigos, por­ que todas las cosas que oí de mi Padre, os las he dado a conocer" (juan 15:15). taban respuestas a sus preguntas. ¿Por qué Juan el Bautista lo había llamado "Cordero de Dios"? Cuando llegaron junto a Jesús, él les preguntó: -¿Qué quieren ustedes? Juan y Andrés se miraron sin poder decir nada. Finalmente, Juan atinó a decir: -Maestro, ¿dónde vives? Tal vez quería su dirección, para ir a verlo después. -Vengan conmigo ahora -dijo jesús, sonriendo amistosamente-. Yo les mostraré. Los dos hombres fueron con Jesús y comenzaron a hacerle preguntas. Cuando llegaron a la casa en la que Jesús se alojaba, él los invitó a entrar, para continuar la conversación. jesús, Juan y Andrés pasaron el resto del día conociéndose mejor. Fue una de esas oca­ siones especiales en las que cada uno puede Lunes Lee Juan 1:35 al 39. Nota Juan compartió lo que sabía acerca de Jesús, y Juan y Andrés fueron y aprendieron nuevas cosas. Piensa En estos versículos, ¿te ves a ti mismo más como Juan el Bautista o como Andrés? ¿Ya crees en Jesús o bien necesitas aprender algo más de él? Escribe tu res­ puesta en tu diario de estudio de la Biblia. Oro Pide a Dios que te muestre cuáles son tus talentos especiales para hacer amigos.
  64. 64. " £ecció*i 9 decir que pronto serán amigos íntimos y sinceros. Ya avanzada la tarde, Andrés se levantó para salir. Dijo: -Tengo que ir a contárselo a Simón. Andrés encontró a su hermano en su bote de pescador. Le dijo sin rodeos: -He encontrado al Mesías. Ven y ve. Andrés no se detuvo a pensar qué hora era. Ni siquiera se detuvo a pensar en la clase de reacción que pro­ vocaría en su hermano terco y de carácter firme. Sin embargo, para asombro de Andrés, Simón Martes Lee Juan 1:40 al 42. Comparte ¿Tienes hermanos o herma­ nas? Comparte con ellos algo acerca de Jesús. Si tienes un hermano menor, puedes leerle la lec­ ción de la Escuela Sabática en su Guía de Estudio de la Biblia. Ora Pide a Dios que te ayude a ser una influencia positiva en tu familia.
  65. 65. se levantó y fue con él. Andrés y su hermano fueron a la casa donde estaba jesús. Lo en­ contraron sentado cerca de la puerta, como si los estuviera esperando. Antes de que An­ drés pudiera decir algo, jesús miró al fornido hermano pescador de Andrés, y le dijo: -Tú eres Simón. En adelante, te llamaré Pe­ dro. jesús, al día siguiente, decidió ir de Betania a Galilea. En el camino, se encon­ tró con un hombre llamado Felipe, que era del mismo pueblo que An­ drés y su hermano Simón. "Sígueme", lo invitó jesús, y pasó el día en su compañía. Felipe se entusiasmó y, en cuanto tuvo la oportunidad, se fue en busca de Natanael, su mejor amigo. Estaba seguro de encontrarlo a la sombra de la gran higuera, tal vez orando por la venida del Mesías. Ahí lo encontró. -Encontramos a aquel de quien Moisés escribió -dijo Felipe mientras Natanael lo mi­ raba con tranquilidad- Aquel de quien escri­ bieron los profetas, jesús de Nazaret, Hijo de josé. Miércoles Lee Juan 1:43 al 46. Camina Imagina que Jesús te ha llamado a se­ guirlo. Haz una caminata hoy e imagina que vas con Jesús. Habíale en silencio acerca de las cosas que ves a tu paso. Ora por los amigos y los vecinos que encuentres. Comparte Piensa en un amigo con quien com­ partir la experiencia de tu caminata.
  66. 66. -¿Cómo puede algo bueno venir de Naza- ret? -respondió con incredulidad. La provincia en la que estaba situada Na- zaret estaba en un extremo de la Tierra Prometida. Los judíos no apreciaban esa región debido a la clase de gente que vivía en ella y porque muchos adoraban ídolos. Felipe invitó a su hermano: -Ven y ve. Los amigos saben disipar las dudas. Nata­ nael fue con Felipe. Cuando se acercaron a jesús, él dijo: -Ahí viene un verdadero israelita, en quien no hay engaño. Natanael quedó asombrado. Recordó las dudas que había tenido. Sen­ tía como si jesús hubiera leído sus pensa­ mientos. Jueves Juan 1:47 al 49. Natanael declaró que Jesús era el Hijo de Dios. ¿Has tú declarado lo mismo? Escribe, en tu diario de estudio de la Biblia, una nota a Jesús, en la que le digas lo que crees de él. Cuenta a Dios lo que crees de Jesús y pídele que te ayude a comprenderlo mejor.
  67. 67. £eccúm 9 -¿De dónde me conoces? -preguntó Na- tanael. -Te vi sentado a la sombra de la higuera antes de que Felipe te invitara a venir -res­ pondió Jesús. -¡Maestro! -exclamó Natanael con humil­ dad- Tú eres el Hijo de Dios. Jesús se alegró, porque había encontrado a otro que sería un buen amigo. Viernes Lee Juan 1:50 y 51. Habí con un adulto acerca de lo que has estado estudiando esta semana. Pregúntale qué piensa que Jesús trataba de decir a Natanael en los ver­ sículos que acabas de leer. Pregúntale lo que cree de Jesús y lo que él significa en su vida. Canta, con tu fami­ lia, un himno prefe­ rido acerca de Jesús. On Agradece a Dios por recordarte nuevamente, esta semana, lo bien que te sientes cuando hablas a otros acerca de Jesús.
  68. 68. JlceAlLjx.<- &¿oá.iiguieAan a feiú í. BANCO DE PALABRAS Narciso Rufo julia Loida Porte Alas Roma Apolos H orizontales 1 Leal (Juan 11:16) pero incrédulo (Juan 20:25). 5 Llevó a su hermano Natanael a Jesús Ouan 1:45). 7 Su primer nombre era el mismo de otro discípulo (dos nombres) (Luc. 6:15). 9 Aprisionados en Éfeso por una turba, junto con Pablo (Hech. 19:29). 10 Busca en el banco de palabras. 12 Junto con Pablo, oraban y cantaban himnos a mediano­ che en la cárcel (Hech. 16:25). 13 Busca en el banco de palabras. 15 Busca en el banco de palabras. 16 Usó su espada la noche del arresto de Jesús Ouan 18:10). 17 Un discípulo de Juan el Bautista que condujo a Simón Pedro a Jesús Ouan 1:4 0 ,41). 19 Busca en el banco de palabras. 21 Hermana de Lázaro Ouan 11:5). 22 Mujer comerciante que abrió su corazón al mensaje de Pablo (Hech. 16:14). 23 Una mujer que ayudaba a sostener a Jesús y a los após­ toles (Luc. 8:3). 24 Sobrino de Bernabé (Col. 4:10). 25 Presentó a Pablo ante los apóstoles (Hech. 9:27). V erticales 1 Hijo de Eunice, nieto de Loida (2 Tim. 1:2 ,5). 2 Después de resucitar, Jesús apareció primero a ella (dos palabras) (Mar. 16:9). 3 Busca en el banco de palabras. 4 Mujer fabricante de tiendas, amiga de Pablo (Hech. 18:2, 3). 5 Llevo el evangelio a Roma (Hech. 28:16). 6 Busca en el banco de palabras. 7 Busca en el banco de palabras. 8 Busca en el banco de palabras. 11 Un compañero de viaje de Pablo, de origen griego (Gál. 2:3). 13 Felipe lo trajo a Jesús Ouan 1:46). 14 El primer mártir cristiano (Hech. 7:59). 18 Se llamaba Tabita; era muy conocida por sus buenas obras (Hech. 9:36). 20 El hombre de la pareja de fabricantes de tiendas que ins­ truyó a Apolo (Hech. 18:26). 22 El médico amado, gran amigo de Pablo (Col. 4:14). 23 Hermano de Jacobo, hijo de Zebedeo (Mat. 4:21).
  69. 69. ¡Suenai naticicii pxxAxi tada£ (Hechos 2:7-12) INSTRUCCIONES Relata la historia bíblica utilizando las palabras como guía. Encuentra las palabras guía en el crucigrama y traza una línea alrededor de cada una. PALABRAS GUÍA: "¿NO SON GALILEOS TODOS ESTOS QUE HABLAN? ¿CÓMO, PUES, LES OÍMOS NOSO­ TROS HABLAR CADA UNO EN NUESTRA LENGUA, EN LA QUE HEMOS NACIDO? PARTOS, MEDOS, ELAMITAS Y LOS QUE HABITAMOS EN MESOPOTAMIA, EN JUDEA, EN CAPADO- CIA, EN EL PONTO Y EN ASIA, EN FRIGIA Y PANFILIA, EN EGIPTO Y EN LAS REGIONES DE ÁFRICA MÁS ALLÁ DE CIRENE, Y ROMANOS AQUÍ RESIDENTES, TANTO JUDÍOS COMO PROSÉLITOS, CRETENSES Y ÁRABES, LES OÍMOS HABLAR EN NUESTRAS LENGUAS LAS MA­ RAVILLAS DE DIOS. Y ESTABAN TODOS ATÓNITOS Y PERPLEJOS, DICIÉNDOSE UNOS A OTROS: ¿QUÉ QUIERE DECIR ESTO?" (Hech. 2:7-12). e r e ¡ u q s u r s 0 m ¡ o h m 0 d i c a n n a e d u J' q s 0 n u u u n o a f V a i 0 1 o s a b e h q P m 0 d e s n q f b r 1 t u m r 1 t b e s e z a g y r e n u o n i i h o r e n e 0 f n t m n s q a t t m 1 y s t g a n e s a s d 1 1 0 o n n u n n y 0 a V s a i f ¡ z o i y 0 a u s s X e e i q k 0 s n a m a n t V P s 0 s s c a P a d 0 c i a s e o m 0 h r o u o a t u t V f e i 1 e n g u a y b n s j y s s t e n i s X r s a d d i c ¡ e n d 0 s e a P h a s a d 0 j e m c a ¡ 1 i f n a P y n e m 1 s m t t e i r e X i q s n r o s o r t 0 n q o 1 ¡ a h c d P m e r d s 0 e a V P y h c o m o s a b h i u d u X f e r e t y 1 i a s y i q n 0 a a w r j X e o a d f y u i s b a V 0 n p u e r n s s e 1 a m i t a s c P 1 1 a s e e f e 1 a s e 0 b a u 0 n e i q n a 1 e P h r u a s i b a s t 0 r 1 c t n q a r i X s s P 0 r q t 1 e u n r t s a q V P i u V a 0 d 1 0 t d u r a s g e a n P o s u b i a g d d e m s r e i a g r n t P 0 f o t a e r 9 0 s j 0 e m n P p s u s e e e P i a h s a k t e 0 e u c i r e n e e d 1 r n d t 1 y m e V J' s k n 1 f s e n 0 i g e r c q
  70. 70. £ecciáa 10 M i rwmo- u&áno- QueAÍdaA pudA&í,: Recuerden que los maestros de Escuela Sabática enseñarán esta lección en la fecha señalada. Los alumnos deberán estudiarla y hacer las acti­ vidades prácticas después, durante la semana que comienza a partir de ese sábado. Sábado Ha. la actividad de la página 73. 5 ¡legó alguna vez a vivir en tu vecindario O “ uno persona, o un prójimo, que parecía no pertenecer a ese ambiente? ¿Cuáles fueron tus sentimientos? ¿Se visten o hablan en for­ ma diferente algunos alumnos en tu escuela? ¿Cómo los tratas? Jesús dio una nueva y mejor definición de la palabra “prójimo" en una de sus historias. (Textos clave y referencias: Lucas 10:25- 37; El Deseado de todas las gentes, pp. 460-466). jesús estaba sentado en la ladera de una colina y predicaba. Como de costumbre, muchas personas di­ ferentes lo escuchaban. Algunas venían por­ que encontraban esperanza. Otras lo hacían porque él las ayudaba a comprender el amor de Dios. Había, también, quienes escucha­ ban porque no creían lo que decía y desea- Domingo Lee "Mi nuevo vecino". Cre Haz un marco de papel o de cartón, para pegar alrededor de un espejo. Escribe el ver­ sículo para memorizar en ese marco. Mírate en el espejo todos los días y lee el versículo hasta aprenderlo. Pide a Dios que te ayude a comprender cuán especial eres para él, para que puedas am ar a otros como te amas a ti mismo.
  71. 71. rPttVÍCU7Uen¿C^ c £ a u c : Porque am am os a Dios, cualquier persona necesitada se convierte en nuestro prójim o. V e A A u u d a pXXAd ntCW X/AlfyaA: "Aquél, respondiendo, dijo: Am a­ rás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alm a, y con todas tus fuerzas, y con toda tu m ente; y a tu prójim o como a ti m ism o" (Lucas 10:27). ban probarlo. En la lección de hoy, un abogado se encontraba entre la multitud. Era uno de los que intentaban ponerlo a prue­ ba. Por eso, le preguntó: "Maes­ tro, ¿qué debo hacer para tener la vida eterna?" Jesús, que podía comprender los pensamientos de este abogado, contestó esta pregunta con otra. Quería que todos oyeran y comprendieran. Dijo: -¿Qué está escrito en la Ley? Tú eres abogado. ¿Cómo entien­ des eso? El abogado sonrió con orgullo y contestó: -"Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu próji­ mo como a ti mismo. -Bien has respondido -le dijo Jesús-; haz esto, y vivirás. El abogado no deseaba que esa conversación terminara tan pronto. Pensó en un punto de vis­ ta diferente. Queriendo en­ trampar a Jesús, preguntó: Lunes Lee Lucas 10:25 ai 28. Escribe En una hoja de tu diario de estudio de la Biblia escribe: "Amarás ai Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente". En otra página, escribe: "Amarás a tu prójimo como a ti mismo". En cada una de esas páginas, inicia una lista de declaraciones positivas acerca de cómo aplicar estos mandamientos a tu vida. Pide a Dios que te muestre cómo vivir para él.
  72. 72. Martes Lee Lucas 10:30 al 35. Investiga Busca, en una Biblia con mapas, la distan­ cia que hay entre Jerusalén y Jericó. Imagina que tú estás herido y yaces junto a un camino. Escribe, en tu dia­ rio de estudio de la Biblia, lo que sientes cuando pri­ mero un diácono y después un pastor pasan a tu lado sin socorrerte. Ora Pide a Dios que te conceda el deseo de socorrer a al­ guien que necesite tu ayuda. -¿Quién es mi prójimo? jesús contempló a la multitud y comenzó una de sus historias. A la gente le encantaba oírlo referir sus historias. Otros se enojaban mucho cuando Jesús no discutía asuntos de la Ley con ellos. -Un día -dijo Jesús-, un hombre viajaba solo por un camino pedregoso entre Jerusa­ lén y Jericó. Una banda de ladrones lo atacó, lo golpeó, le robó la ropa y todo lo demás que llevaba, y lo dejó al borde del camino, dándolo por muerto. "Un sacerdote, que transitaba por el lugar, vio al herido y se pasó al lado opuesto del camino, para hacer pensar que no había vis­ to a la víctima. Después pasó un levita por el mismo lugar. Luego de mirarlo, se apartó de él y pasó al otro lado del camino, para que no lo consideraran inmundo o contaminado. "Finalmente, pasó un samaritano con su borrico cargado de mercancías. El samari­ tano, en lugar de temer ser atacado, sintió compasión y se detuvo junto al herido. Pen­ saba solamente en que ese herido necesitaba su ayuda. Tomó vino, aceite y tela de sus alforjas, y lavó y vendó las heridas lo mejor que pudo. Luego, puso al herido en su borrico y reinició el camino hacia jericó.
  73. 73. "Se detuvo en la primera posada que en­ contró. Llevó al herido y lo acostó, para que pasara la noche. A la mañana siguiente, des­ pués de asegurarse que el herido se sintiera mejor, el samaritano pagó los gastos al posa­ dero y le dejó un anticipo para que lo aten­ diera hasta su total mejoría". Jesús dejó la historia en este punto y miró a los oyentes que se habían juntado a su al­ rededor. Después, miró al abogado y le pre- guntó: -¿Quién de estos tres te parece que fue el prójimo del que cayó en manos de los ladro­ nes? El abogado vaciló un minuto. No le agradó que jesús hubiera convertido al samaritano en el héroe de la historia. Los judíos consideraban racialmente infe­ riores a los samaritanos. También pensaban que eran inferiores des­ de el punto de vista religioso, por no ser ver­ daderamente judíos. ¿Por qué había hecho Jesús que los villanos de la historia fueran judíos como él mismo? Él ni siquiera deseaba decir la palabra "samari­ tano", de modo que contestó: -El que manifestó bondad hacia él. Miércoles Lee, en Mateo 7:12, un resumen de la manera en que Jesús dijo que debíamos tratar a los demás. Escribí En tu diario de estudio de la Biblia, es­ cribe cómo quisieras que otros te trataran. Piensa ¿Tratas siempre a los demás en la forma en que te gustaría que ellos te trataran a ti? ¿Por qué sí o por qué no? Ora Agradece a Dios porque él no nos trata en la forma en que lo merecemos.
  74. 74. puedan llevar a cabo juntos para satisfacer alguna necesidad en tu comunidad. Ora Pide a Dios que bendiga tu aventura dedicada a él. Jueves Lee Lucas 10:29, 36 y 37. Descubre Habla con un adulto y, con su ayuda, anota algunas ne­ cesidades especiales de tu comu­ nidad. Comenta Habla con tus mejores amigos acerca de un proyecto que
  75. 75. £ecc¿ón. 10 f Viernes Lee Filipenses 2:5 al 11 en el culto de la familia. Informi Comunícales lo que has estado estudiando esta se­ mana. Comparte ideas de cómo ellos pueden unirse para ser bue­ nos prójimos de alguien. Canten juntos un himno acerca de hacer el bien y amar a otros. Pide a Dios que fortalezca tu deseo de mantener comu­ nión con él y con sus hijos humanos. jesús sonrió. El experto ha­ bía contestado su propia pre­ gunta. -Ve, y haz tú lo mismo -le dijo. El abogado se alejó, pensati­ vo. Jesús, sin discutir ni argüir, había dicho que sus seguidores debían tratar a toda persona ne­ cesitada con bondad y misericor­ dia. No importa cuál fuera el co­ lor de la piel, cuán inteligentes fueran ni qué idioma hablaran. Cualquier persona en necesi­ dad era su prójimo. Y los héroes de las acciones bondadosas no siempre eran personas religiosas. En algunos casos, el mejor ejem­ plo procedía de un samaritano despreciado, que sabía lo que era amar. .4 W Jf
  76. 76. £ecc¿<m 11 O xieAÍdoA pxtdAeA.: Recuerden que los maestros de Escuela Sabática enseñarán esta lección en la fecha señalada. Los alumnos deberán estudiarla y hacer las acti­ vidades prácticas después, durante la semana que comienza a partir de ese sábado. Una kefíaí de,njexxíe^a m .>3 Sábado Haz la actividad de esta semana en la lo habido, en tu relación con otras per­ donas, alguien que siempre estaba al asecho para perjudicarte? ¿Pensaste en cuál sería la solución para ese problema? ¿Deseaste ser suficientemente fuerte para ponerlo en su lugar? jesús tenía una idea diferente. (Textos clave y referencias: Lucas 6:27-36; El discurso maestro de Jesucristo, pp. 64-66.) Una numerosa multitud se había reunido en un extenso terreno plano. Había toda cla­ se de gente: jesús y los doce discípulos, nuevos segui­ dores de jesús y gente común. Todos habían ¡do para oír al Maestro. Cuando comenzó a hablar, todos escucharon atentamente. Sus palabras eran sencillas, pero las ideas que transmitía, a veces, eran difíciles de compren­ der. Domingo Lee "Una señal de realeza". Aprende Escribe tu versículo para memorizar con letras de molde negras y colócalo donde puedas leerlo con frecuencia. Ora Pide a Dios que te impresione con la idea de lo mucho que te ama, sin importar lo que hayas hecho para perjudicarlo.
  77. 77. P en A C U ru esita- c £ c u & : Como hijos e hijas de Dios, amamos a todos, aun a nuestros enemigos. V e A A Íc u to - fiU A C l tn e fn o A lfy a A : "Amad, pues, a vuestros enemigos, y haced bien... y será vuestro galardón [recompensa] grande, y seréis hijos del Altísimo; porque él es benigno para con los ingratos y malos” (Lucas 6:35). Como de costumbre, había cerca algunos soldados romanos. También escuchaban Va­ rios sacerdotes. jesús hablaba de diversas bendiciones y ca­ lamidades. De pronto, cambió de tema. Dijo: -Ahora les hablaré acerca de cómo obtener verdadera felicidad. Amen a sus enemigos, Lunes Lee Lucas 6:27 al 31. Piensa en algo que sea nuevo y dife­ rente acerca de lo que puedas hacer por alguien en tu familia. Hazlo sin que te lo pidan. Haz un poco más que lo que te pidan. Ora Pide a Dios que te conceda la habi­ lidad de hacer algo positivo por alguien con quien no te lle­ vas bien.
  78. 78. hagan cosas buenas para los que no los apre­ cian, digan algo positivo acerca de los que los maldicen, y oren por los que los explotan y usan para fomentar sus propios intereses. "Al que te hiera en una mejilla, preséntale también la otra; y al que te quite la capa, ni aun la túnica le niegues. "A cualquiera que te pida, dale; y al que tome lo que es tuyo, no pidas que te lo de­ vuelva. "Traten a todos como les gustaría que los traten a ustedes. Porque si aman solo a los que los aman, ¿qué mérito tienen? Porque también los pecadores aman a los que los aman. Y si prestan a aquellos de quie­ nes esperan recibir, ¿cuál es el mérito? Des­ pués de todo, también los pecadores prestan a los pecadores, para recibir otro tanto. Amen a sus enemigos, hagan bien y presten sin esperar nada de ello. Entonces tendrán una gran recompensa, y serán hijos del Altísimo: porque él es benigno para con los ingratos y malos. "Amen, pues, a sus enemigos, y hagan el bien, como lo hace su Padre celestial". Jesús hizo una pausa para observar, en los rostros de la gente, la reacción que había pro­ ducido. Martes Lee Lucas 6:32 al 36. una buena acción en favor de una persona que no te aprecie. Procura hacerlo sin que se entere. Pide a Dios que te ayude a no preocuparte por si la gente se entera o no de las cosas bue­ nas que haces.
  79. 79. £ecc¿án 11 Podía ver sonrisitas burlonas en los rostros de los romanos; ceños fruncidos que mostra­ ban desaprobación en los rostros de los sa­ cerdotes; y diversas expresiones en las caras de la multitud. Había inquietud entre la gente. Algunos reunían sus pertenencias y su familia, y co­ menzaban a retirarse, aunque todavía no era hora de almorzar. Los que se retira­ ron temprano perdieron el resto del sermón de Jesús. La gente consideraba ex­ cesivo lo que Jesús pedía de ellos. No querían se­ guir escuchando. Miercoles Lee Mateo 5:43 al 48. Escribí En tu diario de estudio de la Biblia, escribe una carta a Dios para ex­ plicar lo que sientes en relación con esta lección y los últimos versículos en parti­ cular. Or Lee la carta en voz alta, para Dios.

×