£¿día/do.de YLeAemUvi,
QuieAidaJ, padA& i,:
Recuerden que los m aestros de Escuela Sabática e n señ arán esta lección
en l...
P en sa m ie n to - i Podemos servir a Dios y dar testimonio de él
en cualquier lugar donde estemos.
V eA iX cuío- fia A a...
al pensar en el estado ruinoso en
que se encuentra jerusalén.
Oro porque el rey Artajerjes
me permita regresar a la ciudad...
' 1
Pero mis ayunos y oraciones finalmente
deterioraron mi aspecto exterior.
No puedo culparlo por preguntarme cuál
era mi...
y madera para las murallas, las puertas y la
casa que sería mi residencia. ¡Y el rey me con­
cedió todo lo que le pedí! ¡C...
al valle para inspeccionar la muralla. ¡Estaba
llena de portillos! Me deprimió intensamen­
te cuando pensaba en el terribl...
• AxieAüp.
1 ¿Deja que tu Cuyfrii££e!
INSTRUCCIONES
Debes estar preparado para servir en
cualquier momento y donde estés. ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lección 1 | Intermediarios | El diario de Nehemías | Escuela Sabática para menores | Tercer trimestre 2014

2.331 visualizaciones

Publicado el

Lección 1 | Intermediarios | El diario de Nehemías | Escuela Sabática para menores | Tercer trimestre 2014
http://escuelasabatica.es/

Publicado en: Educación
1 comentario
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
2.331
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
667
Acciones
Compartido
0
Descargas
17
Comentarios
1
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Lección 1 | Intermediarios | El diario de Nehemías | Escuela Sabática para menores | Tercer trimestre 2014

  1. 1. £¿día/do.de YLeAemUvi, QuieAidaJ, padA& i,: Recuerden que los m aestros de Escuela Sabática e n señ arán esta lección en la fecha señ alad a. Los alum nos deberán e stu d iarla y hacer las acti­ vidades prácticas después, durante la sem ana que com ienza a p a rtir de ese sábado. Sábado Haz la actividad para esta semana que se encuentra en la página 16. Tl/V/r con gente que no cono- * ces bien no es fácil. Pedir favores a personas poco cono­ cidas es más difícil aún. Nues­ tra historia de esta semana demuestra cómo Dios nos concede el poder necesario para servirle y dar testimonio en su favor aunque eso sea muy difícil. Imagina lo que Nehemías pudo ha­ ber escrito en su diario. (Tex­ tos claves y referencias: Ne­ hemías 2; Profetas y reyes, pp. 464-468.) Domingo Lee "El diario de Nehemías". Aprende el versículo para memorizar. Ora Pide a Dios que te enseñe a servirle y a dar testimonio en su favor.
  2. 2. P en sa m ie n to - i Podemos servir a Dios y dar testimonio de él en cualquier lugar donde estemos. V eA iX cuío- fia A a m em oAi^CtA ; "Solamente temed a Jehová y servi­ dle de verdad con todo vuestro corazón, pues considerad cuán grandes cosas ha hecho por vosotros" (1 Samuel 12:24). n Susa, Persia, día 26 del mes de Kislev, año 20 Hanani llegó hoy de judá. Él y sus amigos informaron que las murallas de Jerusalén están destruidas y que las puertas fue­ ron quemadas. Un número considerable de sus antiguos residentes regresó a la ciudad. También ellos están sufriendo. Carecen de protección a causa del es­ tado de las murallas. ¿Cómo pudo suceder esto? Perdí el apetito desde que escuché estas malas noticias. Día 29 de Kislev, año 20 No puedo comer. No puedo dormir. Solo consigo lamentarme y orar por Jerusalén. Pero durante mis horas de servicio en el pala­ cio del rey, trato de no causar la impresión de estar afligido. Día 30 de Kislev, año 20 Hoy pedí a Dios que perdone los pecados de Israel. Le desobedecimos en formas escan­ dalosas e increíbles. Merecíamos el castigo que nos sobre­ vino, pero todavía me duele el corazón Lunes Lee Nehemías 1:2, 3. Considera Mientras Nehemías servía al rey de Persia, sintió preocupación por sus amigos y fami­ liares que estaban en judá. ¿Por quién sientes tú preocupa­ ción? Escribe una carta, haz una llamada telefónica o envía un regalo a esa per­ sona. Ora Pide a Dios que te use para servir y dar testimonio en su favor.
  3. 3. al pensar en el estado ruinoso en que se encuentra jerusalén. Oro porque el rey Artajerjes me permita regresar a la ciudad para reconstruirla. Estoy orando también para que me revele el momento adecuado de hacerle el pedido. Día 75 de Nisán, año 20 Que Dios me conceda la opor- Martes Completa Nehemías presentó su aflicción a Dios. Lee su oración en Nehemías 1:5 al 11 y completa la información que falta. Vers. 5: Nehemías dice a Dios que él es ----------y -------------• Vers. 6: Nehemías______________ los pecados de los israelitas, in­ cluyendo los propios y los de su familia. tunidad y el valor suficiente para hablar hoy con el rey. Más tarde Escribí lo anterior esta mañana. ¡Y qué respuesta recibió mi ora­ ción! Mientras servía el almuerzo, el rey Artajerjes dijo que yo tenía un aspecto de aflicción y tristeza. ¿Cómo pudo detectarlo? Yo había hecho lo posible por Vers. 8: Nehemías pide a Dios que se _______________ de sus promesas. Vers. 11: Nehemías pide a Dios que inste a l_________________a ayu­ dar generosamente a los judíos. Ora Usa la oración de Nehemías como modelo. Alaba a Dios en primer lugar, confiesa tus peca­ dos, reclama sus promesas, pídele que satisfaga tus necesidades.
  4. 4. ' 1 Pero mis ayunos y oraciones finalmente deterioraron mi aspecto exterior. No puedo culparlo por preguntarme cuál era mi problema. Otros servidores de la reale­ za han envenenado a sus amos, pero él sabe que puede confiar en mí. Sin embargo, aun así temía por mi vida. Pero me armé de valor y le hablé de la con­ dición en que se encontraba jerusalén. ¡Hacía cuatro meses que esperaba esta oportuni­ dad! Miércoles Repite tres veces tu versículo para me- morizar. Anota en tu diario de estudio de la Biblia (o en un cua­ derno) tres cosas notables que Dios ha hecho por ti. Plan ¿Cómo servirás hoy a Dios? Ora Cuéntale cuáles son tus planes. Me preguntó directamen­ te cuál era mi pedido. Hice una corta oración antes de hablar, y después le dije que deseaba re­ gresar a la ciudad para recons­ truir las murallas. Me preguntó cuánto tiempo necesitaría para completar el trabajo y cuándo regresaría. ¡Me alegró porque había pensado en esos detalles con anticipación! A medida que hablaba, un pensamiento surgió en mi mente. Tal vez el rey po­ día ayudarme todavía más. Res­ piré profundamente, y pedí una escolta militar, cartas de presen­ tación para los gobernadores de las provincias por donde pasaría
  5. 5. y madera para las murallas, las puertas y la casa que sería mi residencia. ¡Y el rey me con­ cedió todo lo que le pedí! ¡Cuán bueno y mi­ sericordioso es Dios! /erusalén, Judá, día 25 de Nisán, año 20 He llegado a la ciudad. Me reuní con Sanbalat horonita y Tobías amonita. No saben cuál es mi misión, pero entienden que debe tratarse de algo importante, debido a la escol­ ta militar del rey. Por su manera de hablar he deducido que me causarán dificultades. Lee Nehemías 2. Piensa ¿Qué ra­ zones consideras que habrá tenido Nehemías para temer al rey? Pregunta Pide a un adulto que te hable de alguna ocasión en la que sintió temor de decir la verdad a alguien en posición de autori­ dad. Escribe Prepara un plan de servicio a Dios aunque sientas miedo. Ora Pide a Dios que te ayude a confiar en él cuando sientas temor. Día 29 de Nisán, año 20, 7:00 a.m. Decidí no revelar a nadie mis planes para esa noche, con ex­ cepción de unos pocos hombres ue habían venido conmigo. Nos levantamos a la media no­ che para inspeccionar la ciudad. La situación era peor de lo que había imaginado. Salimos por la puerta del Valle y cabalgamos hacia la fuente del Dragón y a la puerta del Muladar. Todo esto fue destruido por el fuego. Luego cabalgamos hacia la puerta de la Fuente y el Estanque del Rey. Nos abrimos paso como pu­ dimos por las ruinas y salimos
  6. 6. al valle para inspeccionar la muralla. ¡Estaba llena de portillos! Me deprimió intensamen­ te cuando pensaba en el terrible descuido con que hemos tratado a nuestra ciudad. Las obras de reparación requerirán intenso tra­ bajo y dedicación. Pero Dios estará con noso­ tros. Después que regresamos pasé el resto de la noche orando. Hablaré a la gente una hora más tarde. Más tarde ¡Todos están dispuestos a ayudar!, el pue­ blo, los sacerdotes, los nobles y los dirigen­ tes. Les hablé acerca de lo que Dios ya había VViernes Lee Nehemías 2:18 y 20 a la hora del culto de la familia. Plan Hagan planes para servir a alguien, como familia, sin que la persona sepa quiénes lo ayudan. Comparte Decidan juntos depender de Dios al igual que Nehemías. Podemos revelar el amor de Dios a otros sirvién­ dole sin cuidarnos de lo que suceda a nuestro alrededor. Ora con tu familia para pedir poder y sabiduría a Dios hecho y me ayudó. Cuando terminé mi discurso ellos contestaron: "¡Co­ mencemos a edificar!" Y así lo hi­ cieron. Se pusieron ropa de tra­ bajo, buscaron sus herramientas y empezaron la obra de recons­ trucción ese mismo día. Por cierto que Sanbalat, Tobías y su nuevo secuaz en el crimen, el árabe Gesem, se enteraron de nuestros planes. Intentaron acu- traición (desconocen mi estrecha relación con el rey Artajerjes). Hice lo posible por ignorarlos. No hay forma en que unos in­ dividuos que ni siquiera son ju­ díos puedan detenerme. Dios nos dará el éxito, y ellos no participarán de él.
  7. 7. • AxieAüp. 1 ¿Deja que tu Cuyfrii££e! INSTRUCCIONES Debes estar preparado para servir en cualquier momento y donde estés. ¿Puedes leer este pasaje bíblico, que ilustra esto? Las palabras están mezcladas y se pueden arreglar para formar un rectángulo; las pa­ labras forman una estrella de cinco puntas. Trata de leer el versículo sin necesidad de recortar la página.

×