Para el 18 de octubre de 2014 
Soportar la tentación 
PARA ESTA SEMANA: Santiago 1:12-21; Salmo 119:11; Génesis 3:1-6; Tit...
DOMINGO 
12 
Octubre 
¡SEDUCIDO, TENTADO, PERO FIEL! 
Experimentamos una tentación cuando tenemos pensamientos o deseos op...
“NUESTRA ÚNICA ESPERANZA 
PARA LA VICTORIA” 
"¿Qué es tentación? Es el medio por el cual los que pretenden ser hijos de Di...
MARTES 
14 
Octubre 
EL “HONOR QUE DIOS NOS EXTIENDE” 
El libro de Santiago "enseña un cristianismo práctico, mostrando lo...
¡RESISTE! ¡DE NUEVO TE DIGO: RESISTE! 
Huir de las tentaciones no es suficiente, porque al huir no obtenemos toda la fuerz...
JUEVES 
16 
Octubre 
$ 
i jp 
w 
X 
EL SER EN LAS SOMBRAS 
Cuando terminé mis estudios en la escuela de posgrado, decidí q...
RECUERDA 
VIERNES 
Las tentaciones forman parte de la vida en la Tierra. Dios permite que seamos tentados con el propósito...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lección 3 | Joven | Soportar la tentación | Escuela Sabática

3.864 visualizaciones

Publicado el

Lección 3 | Joven | Soportar la tentación | Escuela Sabática
http://escuelasabatica.es/

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
3.864
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3.252
Acciones
Compartido
0
Descargas
18
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Lección 3 | Joven | Soportar la tentación | Escuela Sabática

  1. 1. Para el 18 de octubre de 2014 Soportar la tentación PARA ESTA SEMANA: Santiago 1:12-21; Salmo 119:11; Génesis 3:1-6; Tito 3:5-7; Romanos 13:12; Efesios 4:22. TEXTO CLAVE: "Dichoso el que resiste la tentación porque, al salir aprobado, recibirá la corona de la vida que Dios ha prometido a quienes lo aman" (Sant. 1:12). PREVIEW Las tentaciones son parte de nuestra vida diaria, y al caminar en la ruta cristiana nos damos cuenta de que Satanás pone obstáculos en cada esquina. Vencer estos obstáculos puede ser difícil. Pero, no debemos temer, ya que el Señor está con nosotros siempre y nos ha dado su Palabra para ayudarnos a superar los engaños del enemigo. Jesús fue tentado, así que él entiende cómo es eso. Él venció las tentaciones y con su ayuda nosotros también podemos. Santiago 1:13 dice: "Que nadie, al ser tentado, diga: 'Es Dios quien me tienta'. Porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni tampoco tienta él a nadie". Cuando enfrentas una tentación, recuerda que Satanás es quien está tratando de arruinar tu vida. Sus pruebas solamente pueden lastimarnos o llevarnos a hacer algo malo. No caigas en su trampa; no le des la satisfacción de haberte atrapado. ¡ Levántate con la Palabra de Dios y permanece de pie frente al enemigo! Esconde la Palabra de Dios en tu corazón. "Por esto, despójense de toda inmundicia y de la maldad que tanto abunda, para que puedan recibir con humildad la palabra sembrada en ustedes, la cual tiene poder para salvarles la vida" (Sant. 1:21). ¡De pie, cristianos! SAÜADO 11 Octubre CSD Lección para jóvenes / 19
  2. 2. DOMINGO 12 Octubre ¡SEDUCIDO, TENTADO, PERO FIEL! Experimentamos una tentación cuando tenemos pensamientos o deseos opuestos a los pensamientos y los deseos de Dios. Todos hemos experimentado tentaciones y cómo es caer en ellas. Ojalá todos hayamos experimentado también cómo es vencer las tentaciones. Dios nos ayuda a resistir. Él pesa cuidadosamente cuánto puede permitir que tengamos que enfrentar. "Ustedes no han sufrido ninguna tentación que no sea común al género humano. Pero Dios es fiel, y no permitirá que ustedes sean tentados más allá de lo que puedan aguantar. Más bien, cuando llegue la tentación, él les dará también una salida a fin de que puedan resistir" (1 Cor. 10:13). "Para cada tentación Dios proveerá el medio de escape. Esta 'salida' no es un camino para evitar la tentación, sino una vía de escape de la tragedia de caer en el pecado, de ser vencido por la tentación. Dios permite que venga la prueba o la tentación, pero también prepara, al mismo tiempo, los medios por los cuales podamos ganar la victoria y evitar el pecado. Jesús, el ejemplo de vida correcta del cristiano, encontraba esa 'salida' en la Palabra de Dios" (CBA 6:739). ¿Tomaremos la vía de escape? (Mat. 4:1-11; Luc. 11:4; 22:40; Sant. 1:13) La experiencia de Jesús en el desierto es un buen ejemplo del formato del pecado. El Espíritu Santo lo guió a ir al desierto donde seria tentado por Satanás. El rol del Espíritu en esto no era tentarlo directamente, porque Dios no puede tentar a nadie (Sant. 1:13). "La advertencia de Santiago es oportuna en todos los tiempos, para que un hombre -indirecta y quizás inconscientemente- no acuse a su Hacedor de crear las insinuaciones al pecado con las cuales se enfrenta diariamente". En lugar de eso, el Espíritu Santo guió a Jesús a una situación en la que Satanás podía proporcionar la tentación. Jesús no podía hacer esto por sí mismo, porque es un pecado que cualquier ser humano busque ser tentado (Luc. 22:40); la persona que busca conscientemente la tentación es desobediente a Dios. Pero, era necesario que Jesús fuera tentado en la Tierra, así que el Espíritu lo guió al desierto. En cada situación en la que se nos pide que vayamos en contra de la voluntad de Dios, podemos buscar fuerza de parte de Dios para decir que no, o para sucumbir al enemigo. ¿Cuál será tu decisión? Biblia en mano —............. Lee Santiago 1:13 y 14. ¿Por qué es importante saber que Dios no tienta a nadie? ¿Dónde se origina la tentación, y cómo puede ayudarnos este conocimiento en nuestra lucha contra el pecado? Lee Efesios 6:17, Salmo 119:11 y Lucas 4:8. ¿Qué tema en común se ve en estos textos, y cómo se relacionan con la cuestión de la victoria sobre la tentación? Medita en la idea de que el pecado es siempre una elección nuestra. Después de todo, si no fuera nuestra propia elección, ¿cómo podríamos ser condenados por elegirla? ¿Qué cosas podemos hacer en lo práctico y diario, que nos podría impedir tomar elecciones equivocadas? 20 / Lección para jóvenes
  3. 3. “NUESTRA ÚNICA ESPERANZA PARA LA VICTORIA” "¿Qué es tentación? Es el medio por el cual los que pretenden ser hijos de Dios son probados y examinados. Leemos que Dios tentó a Abraham; que tentó a los hijos de Israel. Esto significa que permitió que existieran las circunstancias que probaron su fe, y los indujo a acudir a él en procura de ayuda. Dios permite que la tentación sobrevenga a los suyos hoy día, para que puedan comprender que él es su ayudador. Si se le acercan cuando son tentados, los fortalece para hacer frente a la tentación. Pero son vencidos si se rinden al enemigo, descuidando el colocarse cerca de su todopoderoso Ayudador. Se separan de Dios. No dan una evidencia de que caminan en la senda de Dios" (CBA 1:1.108). "Satanás adapta sus tentaciones a todas las clases. Asalta a los indoctos con una burla o una mirada de desprecio, mientras que se acerca a la gente instruida con objeciones científicas y razonamientos filosóficos propios, para despertar desconfianza o desprecio hacia las Sagradas Escrituras. Hasta los jóvenes de poca experiencia se atreven a insinuar dudas respecto de los principios fundamentales del cristianismo. Y esta incredulidad juvenil, por superficial que sea, no deja de ejercer su influencia" (C5 S86). Una manera de vencer al enemigo en sus ataques es escondiendo la Palabra de Dios en nuestros corazones (Sal. 119:11). La Palabra de Dios en el corazón de Jesús fue lo que le dio la victoria sobre Satanás, cuando fue tentado en el desierto luego de su tiempo de ayuno y oración. Por medio de su Palabra, Dios nos habla y nos da fuerza para soportar las tentaciones. "El ejemplo de Cristo nos muestra que nuestra única esperanza de victoria reside en resistir continuamente a los ataques de Satanás. El que triunfó sobre el adversario de las almas en el conflicto de la tentación, comprende el poder de Satanás sobre la especie humana, pues lo venció en nuestro favor. Como vencedor, nos ha dado la ventaja de su victoria, para que en nuestros esfuerzos por resistir las tentaciones de Satanás podamos unir nuestra debilidad a su fuerza, nuestra indignidad a sus méritos. Y si en las fuertes tentaciones somos sostenidos por su poder prevaleciente, logramos resistir en su nombre todopoderoso y vencer como él venció" (77 3:527). Biblia en mano —................................................................................... y Lee Santiago 1:13 al 15. ¿Cuándo una tentación llega a ser pecado? ! Lee Génesis 3:1 al 6. La experiencia de Eva ¡lustra vividamente el conflicto con el pecado. ¿Qué pasos la condujeron a pecar? Lección para jó v e n e s 21
  4. 4. MARTES 14 Octubre EL “HONOR QUE DIOS NOS EXTIENDE” El libro de Santiago "enseña un cristianismo práctico, mostrando los resultados o las obras que una fe viviente y genuina produce en la vida de un discípulo [...] Santiago escribe con libertad lo que brota de la abundancia de su corazón; se ocupa de los temas a medida que surgen en su mente. Hay muchas alusiones al Sermón del Monte" (CBA 7:516). Como el libro de Santiago explora temas importantes de vida, suele decirse que esta epístola es la guía para la conducta cristiana. Dos temas que Santiago cubre, que ayudan en esta guía, son las pruebas y las tentaciones. "Hay una gran diferencia manifiesta entre 'caer en tentación' o 'soportar una tentación' (Sant. 1:2, 12), por un lado, y 'entrar en tentación' (Mat. 26:41), por el otro. Haríamos bien en tener esto en claro en nuestras almas, ya que una es bendita, y la otra es el mayor peligro posible para el alma. No hay nada más fortalecedor que 'soportar una tentación'; y nada más peligroso que 'entrar' en una. Parece haber poca diferencia en los términos, y la gente podría confundir la diferencia fácilmente; pero la diferencia es completa, ya que en un caso es un honor que Dios nos extiende, mientras que en el otro es un engaño que Satanás nos presenta".’ En Santiago 1:2 al 4 recibimos la amonestación: "Considérense muy dichosos cuando tengan que enfrentarse con diversas pruebas, pues ya saben que la prueba de su fe produce constancia. Y la constancia debe llevar a feliz término la obra, para que sean perfectos e íntegros, sin que les falte nada". Así, aprendemos que el ser tentados es un honor que Dios nos extiende, porque cuando soportamos una tentación aprendemos a perseverar, y llegamos a ser más maduros y completos. Aunque es difícil de entender, enfrentar tentaciones es algo bueno, porque nos ayuda a crecer en Cristo. A Biblia en mano "Amados hermanos míos, no erréis. Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación" (Sant. 1:16,17). y ¿Cómo se compara la representación de Santiago con la descripción de Pablo y de Pedro acerca del nuevo nacimiento? Ver Tito 3:5 al 7; 1 Pedro 1:23. ! ¿Cuáles son los dones que te fueron dados “de lo alto"? ¿Por qué es tan importante meditar en ellos? ¿Qué sucede si no lo hacemos? 1 William Kelly, "Enduring Temptation and Entering ¡ntoTemptation", en The Christian's Friend, t. 4 (Scotland: STEM Publishing, 1877), s.n. 22 / Lección para jóvenes
  5. 5. ¡RESISTE! ¡DE NUEVO TE DIGO: RESISTE! Huir de las tentaciones no es suficiente, porque al huir no obtenemos toda la fuerza que necesitamos para vencer al enemigo. Huir es, simplemente, no enfrentar tentaciones. Pero ¿qué sucede cuando llega una tentación y no podemos huir de ella? ¿Qué sucede, si ya no puedes huir de cierta tentación? Es con resistencia que obtenemos la fuerza que necesitamos para vencer más tentaciones. Considéralo de esta forma: necesitamos exponernos a vahas infecciones mientras crecemos, para que cuando nuestro cuerpo se encuentre con una de aquellas que ya experimentamos, se cure mucho más rápido que la primera vez. De la misma manera, al experimentar más y más el resistir tentaciones somos más capaces de enfrentar al enemigo, sin darnos por vencidos, porque tenemos una hermosa corona que recibir, ¡y la oportunidad de vivir con nuestro Salvador para siempre! Entonces, ¿cómo resistimos la tentación? Sé práctico. Lee tu Biblia y ora. Pero si no pones en práctica lo que lees, con seguridad serás vencido. Podemos comparar esto con el hecho de aprender a conducir. Puedes leer vez tras vez acerca de cómo se debe conducir, pero hasta que te sientes detrás del volante y pongas en acción lo que has leído, la lectura será en vano. Aprende de la experiencia. Deberíamos obtener fuerza al aprender de nuestros errores. Hacer esto nos ayuda a fortalecer nuestras débiles mentes y a mantener, o mejorar, nuestras fortalezas. Anima a otros. En nuestro viaje cristiano, deberíamos buscar compartir nuestros testimonios con otros, para ayudarlos también a vencer. Cuando compartimos nuestras experiencias como familia de la iglesia, eso nos une y fortalece tanto individual como colectivamente. No hay manera de que Satanás pueda vencer a una iglesia unida. Alaba a Dios. Cuando seas tentado, alaba a Dios, porque él es "grande en poder" y "su entendimiento es infinito" (Sal. 147:5). MIÉRCOLES Octubre Biblia en mano / Lee Santiago 1:19 y 20. ¿Qué punto importante se presenta aquí? / ¿Qué nos enseñan los siguientes pasajes acerca de las palabras? Prov. 15:1; Isa. 50:4; Efe. 4:29; 5:4; Col. 4:6. I Piensa en la última vez que alguien te devastó con sus palabras. La profundidad de las emociones que sentiste debería mostrarte cuán poderosas pueden ser las palabras, para bien o para mal. ¿Qué puedes hacer para mantener tus palabras bajo control? ¿Por qué es tan importante pensar antes de hablar? Lección para jóvenes / 23
  6. 6. JUEVES 16 Octubre $ i jp w X EL SER EN LAS SOMBRAS Cuando terminé mis estudios en la escuela de posgrado, decidí que tenía que hacer algo para mantenerme físicamente en forma. "Pero no correr", me dije a mí mismo; "eso es demasiado trabajo". Luego, descubrí que un corto trote al mediodía era una buena forma de desestresarme y de juntar energía para el resto del día. "Está bien", pensé, "voy a correr, pero no voy a ser como uno de esos fanáticos que sale a correr antes del amanecer". Sin embargo, me di cuenta de que si no salía a correr temprano en la mañana, a menudo, no tenía tiempo para correr. Me gustaba quedarme despierto hasta tarde, leyendo o mirando televisión. Ahora sabía que a las cinco horas tenía que salir a correr, antes de ir a la oficina. ¡La tentación de quedarme despierto hasta tarde desapareció! Poco tiempo después, comenzaron a desaparecer los hábitos que eran inconsistentes con el correr. Empecé a prestar atención a qué alimentos comía, a qué hora iba a dormir y a cómo mantener mi cuerpo en la mejor condición posible. ¿Qué tiene que ver esto con la tentación? ¡Todo! A menudo, tratamos a la tentación como una prueba espiritual de voluntad. ¿Cómo resistiré al diablo? ¿O él me vencerá? La clave en cuanto a resistir la tentación es la motivación. ¿Estamos haciendo lo mejor posible por honrar a Cristo en todo lo que hacemos? Si es así, no es tan difícil desarrollar hábitos que refuercen ese deseo. Leer la Biblia, orar y testificar son herramientas que nos ayudan a estar espiritualmente sanos. El punto no es tanto negarnos lo malo, sino nutrir y reforzar las conductas buenas y positivas. La fortaleza espiritual no elimina las tentaciones. Todavía vivimos en un mundo separado de los valores de Dios. Pero, tener disciplina espiritual evita que el diablo nos maneje. Me gusta la manera en que lo expresa el apóstol Pablo: "Todos los deportistas se entrenan con mucha disciplina. Ellos lo hacen para obtener un premio que se echa a perder; nosotros, en cambio, por uno que dura para siempre" (1 Cor. 9:25). No hay un "secreto" para resistir la tentación; se trata de nutrir una relación con Cristo, enfocándonos en servirlo, y desarrollar hábitos que refuercen estas cosas. El resultado, según Santiago, es el gozo. "Dichoso el que resiste la tentación porque, al salir aprobado, recibirá la corona de la vida que Dios ha prometido a quienes lo aman" (Sant. 1:12). Biblia en mano j Lee Santiago 1:21. ¿Qué función tiene la "palabra" en lo que Santiago está diciendo? ¿Cómo puedes aplicar esto en tu vida? ¿Qué significa que la Palabra esté "implantada" en tu corazón, y cómo puedes hacerlo? 24 / Lección para jóvenes
  7. 7. RECUERDA VIERNES Las tentaciones forman parte de la vida en la Tierra. Dios permite que seamos tentados con el propósito de fortalecer nuestra fe y recordarnos que debemos depender de él para que proporcione una salida. Cuando aceptamos su salida, Dios nos ayuda a desarrollar perseverancia, lo cual lleva a la madurez espiritual. Dios nos ayuda a perseverar durante la tentación por medio de la permanencia de su Palabra en nosotros, la alabanza y la entrega completa de nuestras vidas a él. Cuando nos dedicamos a fortalecer nuestra relación con él a través del desarrollo de una buena disciplina espiritual, el resultado es más gozo, al disfrutar de una conexión con él más cercana. I # Octubre CONSIDERA » Entra en contacto con un amigo que esté dispuesto a ayudarte a tomar responsabilidad. Comparte tus luchas con él y oren juntos, pidiendo a Dios que provea de su fortaleza para resistir las tentaciones. » Repasa los versículos bíblicos de esta semana y responde a los conceptos que presentan en un diario de oración. » Memoriza varios versículos bíblicos que te ayuden cuando te sientas tentado. Pídele al Espíritu Santo que te guíe a los versículos que te serán de más ayuda. » Crea un collage de imágenes que representen diferentes áreas de tu vida. Considera con mucha oración qué áreas todavía tienes que entregar por completo a Dios. >> Observa las estrellas, y medita en cómo será el cielo luego de que Dios termine con el mal y la tentación. » Escribe la letra de una canción que hable sobre una entrega completa a Dios de cada área de la vida. Luego, ora, pidiendo al Señor fortaleza para vencer las tentaciones. AMPLÍA 1 Corintios, capítulos 9 y 10, en una traducción que te sea fácil de entender. El camino a Cristo, capítulo 2 "La más urgente necesidad del hombre", pp. 17-22. Colaboraron esta semana: Joanna Johnson, St. Catherine, Jamaica, Indias Occidentales; Dañe Johnson, St. Catherine, Jamaica, Indias Occidentales; Dorraine María Leslie, St. Catherine, Jamaica, Indias Occidentales; Crystal Smalling, St. Catherine, Jamaica, Indias Occidentales; Annalisa Miller, St. Catherine, Jamaica, Indias Occidentales; Stephen Chavez, Siiver Spring, Maryland, EE.UU.; Christy Yingling Gusse, Fort Worth, Texas, EE.UU. Lección para jóvenes / 25

×