El docente y los programas escolares: 2013Lo institucional y lo didáctico Ángel Díaz BarrigaLos planes y programas de estu...
El docente y los programas escolares: 2013Para elaborar su programa es conveniente es conveniente que cada profesortenga a...
El docente y los programas escolares: 2013
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

El docente y los programas escolares

326 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
326
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
9
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

El docente y los programas escolares

  1. 1. El docente y los programas escolares: 2013Lo institucional y lo didáctico Ángel Díaz BarrigaLos planes y programas de estudios funcionan como un ordenador institucional,aspecto que dificulta la incorporación de la dimensión didáctica a la tarea educativa.La didáctica es la ciencia del maestro; es obvio que esto no guarda ninguna relación conel carácter normativo que algunos atribuyen a esta disciplina. Para Herbart es unaciencia a partir de la cual el maestro orienta teóricamente sus procedimientos deintervención. Mientras que el currículo, por lo menos en su origen, aparece claramentecomo la disciplina que defiende los intereses de la institución escolar.Un elemento clave, en la elaboración de los programas es que son construidos a la luz detodos los contenidos que se pretende desarrollar en un plan de estudios. Quienesparticipan en su elaboración deben tener claridad sobre el conjunto de referentesconceptuales que permiten la selección y organización de diferentes contenidos. Estosreferentes son, entre otros, los estudios realizados para determinar el plan, laorientación global que se imprime al mismo, la traducción de estos elementos en losplanteamientos centrales o ejes, como por ejemplo el perfil del egresado, ladeterminación de la práctica profesional, la precisión de los objetivos, la función que elplan de estudios le asigna al contenido(información como desarrollo del pensamiento,elaboración y síntesis) y a los supuestos que existen en relación con el aprendizaje.Pero al mismo tiempo, debe invitar al maestro a experimentar y resolver problemasconcretos. Algo muy interesante de lo que podemos denominar el “espíritu Freinet” esese estimulo al docente para que considere su aula como un espacio de experimentaciónbajo su responsabilidad. (Libertad de cátedra)El programa escolar cumple otra función básica: orientar el trabajo del conjunto dedocentes de una institución, sobre todo cuando varios docentes imparten un mismocurso, o cuando el sistema educativo busca establecer para sí mecanismos de formaciónhomogéneos.La presentación de propósitos expone el sentido del curso, su ubicación en el plan deestudios, los criterios que subyacen en la selección y organización de contenidos.La instauración de las formas de acreditación es otro de los elementos fundamentales deeste tipo de programas. Constituyen un aspecto del contrato pedagógico, sirve paraorientar las actividades a lo largo del curso y tiene gran utilidad también en el desarrollode las actividades de recuperación o de acreditación no regular.Para la selección de las formas de acreditación es necesario tener en cuenta:a) La legislación nacional e institucional que se aplique al respecto.b) Las características del contenido que se trabaja en una asignatura.c) El grado de madurez personal y académica que pueden mostrar los estudiantes.d) Una noción de aprendizaje que reconozca la importancia del pensamiento analítico,sintético, reflexivo y la vinculación del conocimiento con problemas de la realidad.
  2. 2. El docente y los programas escolares: 2013Para elaborar su programa es conveniente es conveniente que cada profesortenga a la vista la totalidad del plan de estudios, así como el conjunto decontenidos que lo integran. Por ello, es necesario que pueda acceder a losprogramas del plan de estudios, así como a los diversos análisis que se realizaronpara fundamentarlo. De igual manera, es necesario mediante el programainstitucional o el programa de los grupos académicos docentes cuente con lainterpretación de dicho plan.En el ámbito de la didáctica hay una serie de tensiones vinculadas con laspropuestas metodológicas. La búsqueda del método, esto es, del orden quepueden seguir determinadas actividades para promover el aprendizaje, seconvirtió por mucho tiempo en un eje fundamental para la investigación yexperimentación didácticas.Existen diversas propuestas que enfatizan la necesidad de innovar los métodosde enseñanza. El origen de tales señalamientos es muy diverso; surgen como unaexpresión sobre las deficiencias del sistema educativo, acerca de las cuales serealizan las más variadas argumentaciones.En muchas ocasiones, solo se limita a señalar las deficiencias de los actores (enparticular de los docentes), sin valorar la responsabilidad que los procesossociales, la reducción del presupuesto educativo y la burocratizacióni8nstitucional, tienen en este deterioro. Y, por otro lado, la urgencia de larenovación metodológica surge a partir de las propuestas emanadas de la propiapolítica educativa. Uno de los principales promotores de la innovacióneducativa es el discurso político. Todos los proyectos de reforma pretendenlograr una renovación metodológica, aun cuando muchos ignoren, en formapuntual, las deficiencias técnicas en el actuar metodológico de los maestros y nologren una formulación clara de las bases conceptuales que orientan las nuevaspropuestas, con su necesaria traducción en el ambiente técnico.No se trata de suplir la función recreativa que tienen los instrumentos y recursostecnológicos , sino mas bien orientarla con cierta coherencia para queconstituyan un apoyo a la tarea de formación del ser humano. En estos aspectosestaría centrada parte de las modificaciones externas al ámbito escolar.Necesitamos coadyuvar en la conformación de una conciencia colectiva sobre loque significa esta profesión, que permita promover un salario digno para quienesla ejercen. No importa el porcentaje en el que se incremente el salario, sino elpoder adquisitivo de si mismo, de acuerdo a un valor de cambio. Este seconstituye tasando el servicio que ofrece el profesional en función del costo queotros profesionales establecen para el desempeño de su tarea.Formalmente se plantea modernizar la educación y, sin embargo, estamodernización no se apoya, en la mayoría de los casos, en los avancestecnológicos que favorecen su desarrollo. Así, encontramos proyectos que seconfrontan con la pobreza de un medio escolar en el que pizarrón, cuaderno ylápiz siguen siendo los instrumentos educativos básicos.
  3. 3. El docente y los programas escolares: 2013

×