“SIGNOS Y MILAGROS EN EL EVANGELIO DE
MARCOS”
Por: Josías Espinoza Cárdenas
Los milagros son un tema muy actual en la inve...
Los milagros desde la teología bíblica tienen significados abstractos, un especialista
indica3
: “Los evangelistas y los a...
I, lo consideraron milagroso. Casi en su totalidad, sean críticos ateos y agnósticos
aceptan que Jesús era curandero popul...
6. Evidencia externa. El Talmud Babilonico12
en el Sanedrín (43a) alude a
la actividad taumatúrgica de Jesús: “En la víspe...
a) Flavio Josefo en Antigüedades 8, 46-4818
. relata como testigo ocular, un
exorcismo de un tal Eleazar:
“Yo mismo vi cóm...
familiares quisieron hacerle un obsequio de quince miríadas22
, y él dijo que las
entregaran a la muchacha como arras de l...
Quinta Fase: El Lugar de Jesús en una tipología de taumaturgos antiguos. Esta
óptica tienen dos investigadores judíos: G. ...
directamente a Jesús o autentificar su mensaje sino a significar la eficacia de su
palabra. Ejm: Mc 1:21-28 no hay otra en...
Anterior a todo milagro, se describe la misión de los discípulos continuar la “acción
de Cristo”. Los relatos que siguen c...
educación progresiva es un tema predilecto en Marcos”30
(Mc 8:17) y significa que
Jesús esta haciendo una pedagogía a los ...
1. AGUIRRE, Rafael. “Jesús, el hombre: rasgos fundamentales” EN: Cátedra
Chaminade. Jesús de Nazaret perspectivas. 2da. Ed...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Signos y milagros en el evangelio de marcos nuevo

590 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
590
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
9
Acciones
Compartido
0
Descargas
17
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Signos y milagros en el evangelio de marcos nuevo

  1. 1. “SIGNOS Y MILAGROS EN EL EVANGELIO DE MARCOS” Por: Josías Espinoza Cárdenas Los milagros son un tema muy actual en la investigación bíblica así como en la investigación histórica, los numerosos trabajos lo demuestran. Las diferentes perspectivas y cosmovisiones que se tiene de los milagros de Jesús, hacen necesario una reflexión bíblica, porque la “precomprensión” del significado de los milagros de Jesús conducen a una lectura caleidoscópica, es decir a apreciaciones totalmente diferentes, lo que evidencia que no hay una sola postura ante los milagros de Jesús. Para este breve ensayo y estudio de los milagros en el evangelio de Marcos vamos a tomar los siguientes pasos: CUESTIONES PREVIAS “MILAGRO EN EL NUEVO TESTAMENTO” Antes de estudiar detenidamente signos y milagros en el evangelio de Marcos hay que hacer un recorrido necesario para introducirnos al mundo de los milagros de Jesús y a su significado: 1. MORFOLOGICAMENTE La palabra Milagro proviene del latín “miraculum”, y este a su vez de “mirari”, “asombrarse, admirarse”. Su significado a punta a la reacción del hombre ante las acciones “milagrosas” aunque el aspecto de admiración o asombro está recogido solamente de una terminología griega: a)Zauma (qauma ) y sus derivados1 . Sus derivados que aparecen en los sinópticos son: (qauma,zw, qauma,sioj, qaumasto,j). La idea del asombro de las personas es clara, un especialista dice: “El propósito de este término es describir el efecto sobre los espectadores (ej. Mc 5:20; Lc 11:14)”2 , aunque hay algunos casos que tienen la variante de describir el acontecimiento en la historia de la Salvación. Los otros términos que se refiere a los milagros son los siguientes: b) te,raj,(téras). Este término aparece en los sinópticos junto con otro: shmei/on (semeion) que se traduce señales, expresión típica de Éxodo y Deuteronomio, alude a los prodigios de Dios. En los sinópticos indica signos y prodigios que no se han de creer (Mt 22:24; Mc 13:22). c) du,namij (dúnamis). Significando fuerza o poder del taumaturgo (Mc 5:30; Lc 4:36) o el milagro con efecto de ésta (Mc 6:5; 9:39: Mt 7:22). d) shmei/on (semeion) Sin hacer binomio con téras (te,raj) aparece 27 veces en los evangelios, indica acontecimiento extraordinario o significativo. Muchas veces tiene sentido peyorativo: un signo que piden a Jesús y que no va a realizarlo (Mt 12:38; 16:1-4; Mc 8: 11-12; Lc 11: 29-32). 2. TEOLOGIA BIBLICA 1 PELAEZ DEL ROSAL, Jesús. Los milagros de Jesús en los evangelios sinópticos. Morfología e Interpretación. Valencia: Institución San Jerónimo; 1984. p. 14. 2 BERTRAM, G. “qauma @maravilla#” EN: KITTELL, Gerhard & FRIEDRICH, Gerhard. (Edi.). Compendio del Diccionario Teológico del Nuevo Testamento. (Título Original Alemán: Theologisches Worterbuch Zum Neuen Testament; Stuttgart; 1933-1973). Grand Rapid, Michigan: Libros Desafío; 2002. p. 314. 1
  2. 2. Los milagros desde la teología bíblica tienen significados abstractos, un especialista indica3 : “Los evangelistas y los apóstoles usan tres términos diferentes para hablar de los milagros: milagro, signo y prodigio”; vamos a explicar sus conceptos escuetamente: a. El milagro, es un acto de poder. Esto puede ser por Dios, o por poder demoníaco. No solo es inexplicable por la ciencia es toda intervención de Dios en al vida. Puede ser conversión, alivio, conocimiento del evangelio o de cuestiones materiales como la sanidad de enfermos. No solo son milagros las curaciones de Jesús, también es la fuerza y consuelo que da a quienes viven en comunión con Él (2 Cor 12:7-10), Así en el NT milagro es más amplio que en nuestra lengua. b. El Signo, no tiene nada de extraordinario, posee una doble finalidad: Primero, anunciar algo que ha de venir: una anticipación del mundo futuro; Segundo, proclamar, a aquel que obra en este mundo: el signo, al atraer la atención sobre Jesús, recuerda que Dios es el actúa por él y en él. “R. Pesch llama a los milagros en los sinópticos “actos de poder”(du,namij) , y a los de Juan “signos” (shmei/a)”4 , muchos han seguido la idea de Pesch y solo a los milagros de Juan le llaman “signos”. c. El prodigio es un hecho que sobrepasa el curso ordinario de las cosas: contrario a las leyes ordinarias. De forma grandiosa, deslumbrante, aunque inaprehensible (a veces también realizado por el demonio). Cf. Hch 2:19-20. 3. Los relatos de los milagros: ¿Son verídicos? Al parecer hay muchos que desean negar los milagros de Jesús, hay un deseo hasta de anular los milagros de Jesús en los evangelios, lo cierto es que “durante mucho tiempo, los llamados milagros de Jesús eran engorro para los historiadores y teólogos, que no sabían qué hacer con ellos”5 . Los mismos teólogos hacían una interpretación alegorizante y no podían sustentar desde “las ideas modernas” los relatos de milagros de Jesús. Estas ideas fueron expuestas ya por Baruch Spinoza (1632-1677), decía: “los hombres llaman divina u obra de Dios aquella obra cuya causa se ignora”6 y ataca a los creyentes, Pero la idea anti milagros son hijas de la época de la Ilustración o Padres de la Cultura Moderna, del racionalismo donde no quepa lo sobrenatural, J. J. Rousseau escribió: “El apoyo que se quiere dar a la fe es el mayor obstáculo contra ella. Quitad del evangelio los milagros y toda la tierra quedará a los pies de Jesucristo”7 , esta idea queda clara en la frase de L. Evely cuando dice: “Nuestros padres creían gracias a los milagros; nosotros creemos a pesar de ellos”8 . Pero hoy en día la situación ha cambiado, hasta los más liberales reconocen que Jesús realizó curaciones que para sus contemporáneos, en su mundo social del siglo 3 M. CARREZ “Milagro” EN: VON ALLMEN, Jean-Jacques. Vocabulario Bíblico. (Título Original Suizo: Vocalulaire Biblique; Neuchatel; 1964). 2da. Edi. Madrid: Morava; 1973. p. 199. 4 PESCH, R. Jesu ureigene Taten?. Friburgo; 1970. p. 16. EN: Op. Cit. PELAEZ DEL ROSAL, Jesús. p. 5 AGUIRRE, Rafael. “Jesús, el hombre: Rasgos Fundamentales” EN: Cátedra Chaminade. Jesús de Nazaret perspectivas. 2da. Edi. Madrid: Fundación Santa María & PPC; 2003. p. 45. 6 GONZALES FAUSS, José Ignacio. Clamor del Reino. Estudio sobre los milagros de Jesús. Salamanca: Sígueme; 1982. p. 20 7 Ibid. p. 17. Nota: 4. 8 EVELY, L. Levangeli sense mites, Barcelona; 1971. p. 19. EN: Ibid. GONZALES FAUSS, José Ignacio. p. 15. 2
  3. 3. I, lo consideraron milagroso. Casi en su totalidad, sean críticos ateos y agnósticos aceptan que Jesús era curandero popular y exorcista y es increíble que muchos cristianos “críticos” no aceptan los milagros de Jesús. El erudito Rafael Aguirre lo explica así: “Jesús tuvo las características de sanador popular, y este es un rasgo muy importante para explicar la enorme atracción que ejercía entre la gente. “Una gran muchedumbre, al oír lo que hacía, acudió a él”. (Mc 3:10; 1:32-34: 1:45: 6:55-56)”9 . Rene Latourrelle presenta unos datos históricos de los milagros de Jesús, son los siguientes10 : 1. El primer hecho es el lugar importante que ocupan los relatos de milagros en nuestro evangelio. En los evangelios tienen gran importancia los relatos de milagros, son muchos y pertenecen a la explicación de la llegada del Reino de Dios que es la predicación central de Jesús. “Los milagros pertenecen al Jesús de los evangelios” y “ocupan un extenso lugar en los evangelios”(Trilling). 2. Pasemos al lenguaje de la cifras. En el evangelio de Marcos los relatos de los milagros representan el 31% del texto, es decir 209 versículos de 66611 . “El evangelio de Marcos sin los milagros sería como el Hamlet de Shakespeare sin el príncipe”. Los mismo sucede en el evangelio de Juan, C.H. Dood divide el evangelio de Juan en 2 grandes divisiones: Primero, “el libros de los signos” o 12 primeros capítulos, elaborados en base a los milagros de Jesús y Segundo, “el libro de la pasión”. 3. Es imposible, en los evangelios, explicar la enseñanza de Jesús sin los milagros que la acompañan. Los milagros y la predicación están unidad en la práctica de Jesús, son “indisolubles” ya que los dos pertenecen a la llegada del Reino de Dios. En el evangelio de Marcos, que son muchos los milagros, sino “varias de las controversias de Jesús con los fariseos tiene como punto de partida un milagro del mismo”. En Mateo hay dos cuestiones esenciales: el ciclo de enseñanza el sermón de la montaña Mt 5-7 y el ciclo de milagros Mt 8-9. En el evangelio de Juan hay una unidad entre enseñanza y evangelio, así la curación del ciego de nacimiento expone que Jesús es la luz del mundo Juan 9. 4. Los milagros tienen carácter público. Las curaciones que Jesús realiza pertenecen a la vida terrena y se podía discutir con numerosos testigos. Cuando se presenta a Jesús como Mesías, Pedro apela al carácter público de los milagros de Jesús. (Hechos 2:22). 5. Nadie del entorno del Jesús histórico niega que Jesús hiciera milagros. No se discute la actividad de exorcista y de taumaturgo, sino la autoridad que reivindica apoyándose en ella. Los adversarios nos discuten el prodigio, sino el poder que se atribuye Jesús de expulsar demonios. (Mt 12:22-24). Enemigos como herodes, judíos, rabinos o romanos reconocen que Jesús sanaba enfermos y hacia exorcismos. 9 AGUIRRE, Rafael. Op. Cit. p. 45. 10 LATOURELLE, Rene. Milagros de Jesús y Teología del milagro. (Título Original Francés: Miracles de Jesús et theologie du miracles; Montreal; 1986). Traducción: Alfonso Ortiz García. 2da. Edi. Salamanca: Sígueme; 1997. pp. 68-70. 11 La estadística es sacada de: A. Richardson. The Miracle Stories of the Gospels; London; 1959. pp. 36- 37. EN: Ibid. p. 68. 3
  4. 4. 6. Evidencia externa. El Talmud Babilonico12 en el Sanedrín (43a) alude a la actividad taumatúrgica de Jesús: “En la víspera de la fiesta de Pascua se colgó a Jesús. Cuarenta días antes, el heraldo había proclamado: Es conducido fuera para ser lapidado, por haber practicado magia y haber seducido a Israel y haberle hecho apostatar. El que tenga algo que decir en su defensa, que venga y lo diga. Como nadie se presentó para defenderle, se le colgó la víspera de la fiesta de la Pascua”13 . La tradición talmúdica recuerda la muerte de Jesús y considera que Jesús era un mago, esto demuestra que el judaísmo acepta su actividad taumatúrgica o que sanaba enfermos (cf. Mc 3:22 ss). La palabra mago en el tiempo de Jesús tiene un significado diferente al que podemos entender hoy, según las ciencias de la religión, la actividad de los magos es “considerada como hermana de la ciencia”14 (Frazer), se basa en la observación y en principios o leyes de la naturaleza. La magia fue utilizada con fines diversos: proteger enemigos, curar enfermedades y aliviar dolores, suscitar el amor de un hombre o mujer o adivinar el futuro. La magia fue, en el mundo antiguo, un fenómeno prácticamente universal. Los adversarios de Jesús juzgaron que Jesús era solo un mago y que actuaba con poderes diabólicos. Estos seis puntos expuestos, demuestran que los relatos de milagros de Jesús, es corroborada por la historia y es verídica. Los milagros de Jesús son “hechos históricos de que Jesús realizó extraordinarias juzgadas milagros por él mismo y por otros”15 y esto lo demuestran diversas fuentes o testimonio múltiple y “imposible su total invención por parte de la Iglesia primitiva”16 4. Los relatos de los milagros extracanónicos La actividad sensacionalista por los medios de comunicación (Cine, TV, revistas, Internet y otros) en la actualidad se centra en resaltar lo que la gran mayoría no tiene información, como por ejemplo, que otras personas realizaban actividades taumatúrgicas en tiempos de Jesús. Gerd Theissen17 presenta paralelos antiguos de los relatos taumatúrgicos del Nuevo Testamento, esto son: 12 TALMUD: significa: Estudio, doctrina. La denominación precisa es Talmud Torá (enseñanza que procede de la sagrada escritura). Existen dos talmud; Talmud Palestinense o de Jerusalén (Talmud yerusalmí), y Talmud Babilónico (Talmud Bablí). El Talmud Palestinense tiene su redacción definitiva a principios del siglo V d.C. y está escrito en hebreo y en arameo palestinense. El Talmud Babilónico tiene su redacción definitiva a finales del siglo VI d.C. y principios del siglo VII d.C. por obra de los saboritas y está escrito en hebreo y arameo babilónico. VER: MAIER, Johann & SCHAFER, Peter. Diccionario del Judaísmo. (Título Original Alemán: Kleines Lexikon des Judentums; Stuttgart; 1981). Traducción: Dionisio Minués Fernández. Estella (Navarra): Verbo Divino; 1996. pp. 385-386. 13 LATOURELLE, Rene. Milagros de Jesús y Teología del milagro. (Título Original Francés: Miracles de Jesús et theologie du miracles; Montreal; 1986). Traducción: Alfonso Ortiz García. 2da. Edi. Salamanca: Sígueme; 1997. p. 70. 14 MONTERO, Santiago. Diccionario de adivinos, magos y astrólogos de la antigüedad. Madrid: Trotta; 1997. p. 19. 15 MEIR, Jhon P. Un judío marginal. Nueva visión del Jesús Histórico. Los milagros. (Título Original del Inglés: A marginal Jew; 1991). Traducción: Serafín Fernández Martínez. Tomo II/2. Estella (Navarra): Verbo Divino; 2000. p. 728 16 Ibid. p, 729. 17 THEISSEN, Gerd & MERZ, Annette. El Jesús histórico. Manual. (Título Original Alemán: Der historische Jesús. Ein Lehrbuch. Gottingen; 1989, 1996). Traducción: Manuel Olasagasti. 2da. Edi. Salamanca: Sígueme; 2000. pp. 317-353. 4
  5. 5. a) Flavio Josefo en Antigüedades 8, 46-4818 . relata como testigo ocular, un exorcismo de un tal Eleazar: “Yo mismo vi cómo uno de los nuestros, llamado Eleazar, libraba a los posesos de los malos espíritus en presencia de Vespasiano, de sus hijos, de los jefes y del resto de los guerreros. La curación se produjo del siguiente modo: Eleazar sostuvo debajo de la nariz del poseso un anillo portador de una de aquellas raíces medicinales recomendadas por Salomón, hizo olerla al enfermo y éste expulsó al mal espíritu por la nariz. El poseso se desvaneció en el acto, y Eleazar, invocando el nombre de Salomón y pronunciando sus sentencias, conminó al espíritu a no volver más aquella persona. Y para demostrar a los presentes que poseía realmente tal poder, Eleazar colocó no lejos de allí una copa o jofaina llena de agua y ordenó al mal espíritu que, al salir de la persona, volcara la copa o jofaina y convenza así a los asistentes de que había abandonado al hombre” (Gerd Theissen compara este relato con Mc 5:1-20, no el milagro en si mismo, sino el milagro como relato, o como relato gramaticalmente). b) Resurrección atribuida a Apolonio de Tiana (En: Filóstrato, Vita Apollonii IV, 45). Vale la pena expresar algo sobre Apolonio de Tiana19 , quien vivió entre el 3 o 4 a.C. hasta el 97 d.C., “celebre taumaturgo y filosofo neopitagórico del siglo I d.C., conocido a través de la biografía que le dedica Filóstrato a comienzos del siglo III. En ella le presenta bajo los rasgos de un theios aner (Hombre divino) con poderes sobrenaturales: Apolonio es capaz de hacer milagros, adivinar el futuro, expulsar démones, evocar muertos, ver lo que sucede a mucha distancia o entender el lenguaje de los animales. No obstante, otros autores antiguos vieron rasgos negativos en esos mismos poderes extraordinarios, calificando a Apolonio de mago o peor aún de estafador”20 . Gerd Theissen nos presenta este relato de Resurrección: “Se cuenta asimismo el siguiente milagro: Una muchacha había fallecido el día de su boda: así pareció al menos, y el novio caminaba afligido detrás del féretro, lamentando el fracaso total de su boda. Toda Roma lloró con él, porque la muchacha procedía de una distinguida familia consular. Apolonio, encontrándose con la comitiva fúnebre, dijo: Depositad el féretro, voy a poner fin a vuestro llanto por la muchacha. La gente creyó que pronunciaría la oración fúnebre, como es uso en tales ocasiones, para aliviar la pena. Pero él se limitó a tocar a la difunta, pronunció algunas palabras ininteligibles y despertó así a la muchacha de la muerte aparente. Ella comenzó a hablar y regresó a la casa paterna como Alcestes21 cuando fue rescatado a la vida por Heracles. Los 18 Ibid. p. 319. 19 NOTA: De modo sensacionalista National Geographic Channel, ha presentado una serie: La Historia secreta del cristianismo, “los rivales de Jesús” dice que: Apolonio de Tiana: “alimenta a los hambrientos, sana a los enfermos, resucita muertos, sus seguidores le llaman dios”, y presenta a Jesús y Apolonio de Tiana en competencia para ganar más adeptos en el mundo grecorromano, de modo equivoco y sobre todo apologista de ópticas que las teorías de la conspiración que Jesús era un hombre como todos. 20 Santiago Montero “Apolunio de Tiana” EN: MONTERO, Santiago. Diccionario de adivinos, magos y astrólogos de la antigüedad. Madrid: Trotta; 1997. p. 65. 21 ALCESTE: en la mitología griega, hija de Pelias, rey de Yolco en Tesalia. Se casó con Admeto, rey de Feras y amigo del dios Apolo. Cuando a Admeto le llegó la hora de morir, Apolo persuadió a las Parcas para que lo dejaran vivir si podía convencer a otro para que muriera en su lugar. Alcestes tomó veneno voluntariamente para salvar la vida de Admeto. Posteriormente Hércules la rescató del Hades. VER: “Alceste” Microsoft Encarta 2006. C.D. 5
  6. 6. familiares quisieron hacerle un obsequio de quince miríadas22 , y él dijo que las entregaran a la muchacha como arras de la boda. Yo no puedo testificar si percibió en ella una chispa de la vida que había pasado inadvertida a los médicos –se cuenta que Zeus dejó caer rocío sobre ella y le subió un vaho de la cara- o si conjuró y encendió de nuevo en ella la vida apagada; y los que estaban presentes tampoco sabrían decirlo”. (Gerd Theissen, compara este relato con 1 Reyes 17:17-24 y Lucas 7:11-17). A modo de Conclusiones: Primero, las sociedades en la antigüedad daban mucho crédito a los milagros, se podría decir que había una sociedad sensible a lo “extraordinario”. Segundo, los paralelos de relatos de milagros que no están escritos en la Biblia existen y son evidencia de las creencias de la época. Tercero, Los relatos de los milagros de Jesús no tienen paralelo en el significado en sí mismo con los relatos extra canónicos. Cuarto, Los relatos de milagros de Jesús está en la dimensión del Reino de Dios. 5. La Interpretación23 Moderna de los relatos de los milagros de Jesús Voy a tomar las seis fases que presenta Gerd Theissen, son las siguientes: Primera Fase: La interpretación racionalista del milagro, Los teólogos lo pusieron en su mentalidad moderna y reinterpretaron los milagros. C.F. Bahrdt (1741-1792) vio que los milagros son productos de la mentalidad de su época. Explicaron cuestiones naturales a los milagros de Jesús. Un trabajo más minucioso lo hizo H.E.G. Paulus (1761-1851), explicando causas intermedias, que hace aparecer el relato como aparentemente milagroso. Segunda Fase: La interpretación mítica de los milagros por David Friedrich Strauss (1808-1874). Frente a las interpretaciones sobrenaturalistas y racionalistas poco satisfactorias. Strauss presentó a los milagros en sentido “mítico” o como creaciones literarias que pretenden expresar una idea: la idea mesiánica. Tercera Fase: Los milagros a luz de la historia de las formas e historia de las religiones. A principios del siglo XX al descubrir un gran numero de temas comunes entre los taumatúrgicos antiguos y los relatos del nuevo testamento24 . Este enfoque lo tuvieron: R. Bultmann, en su historia de las tradiciones sinópticas 1921. Pensaba, que todos los relatos del NT están tomados de relatos helénicos. Martin Dibelius, en su historia de las formas evangélicas, 1919 clasificó como “narraciones cortas” de sabor “profano”, considero que solo eran adaptaciones. L. Beiler en su obra “la imagen del hombre divino en la antigüedad tardía y en el cristianismo primitivo” 1935/1936, defendió que Jesús era el “hombre divino” de la antigüedad. Cuarta Fase: La relativización de los milagros a luz de la historia de la Redacción. La historia de la redacción ratificó el uso funcional del lenguaje taumatúrgico para expresar el kerigma o predicación de Jesús. Los evangelistas fueron los que elaboraron críticamente los relatos taumatúrgicos, que eran de tradición preexistente. Los milagros en Marcos están por el secreto mesiánico. Algunos que tenían estas perspectivas: T. J. Drede, H.J. Held, U.Busse, también puede considerarse en el caso del evangelio de Juan a Bultmann. 22 Miríada: Cantidad muy grande pero indefinida. 23 THEISSEN, Gerd & MERZ, Annette. Op. cIt. p. 322. 24 NOTA: National Geographic Channel, ha presentado una serie: La Historia secreta del cristianismo, “los rivales de Jesús” justamente en este enfoque a inicios del siglo XXI, a mi criterio es una investigación de tipo sensacionalista y diletante que no toma en cuenta la historia de la interpretación de los milagros. 6
  7. 7. Quinta Fase: El Lugar de Jesús en una tipología de taumaturgos antiguos. Esta óptica tienen dos investigadores judíos: G. Vermes lo presenta como “carismático” y M. Smith como “mago”, insertaron a Jesús taumatúrgico en su contexto histórico concreto. Sexta Fase: Aspectos socio-históricos de la fe en los milagros y de la aparición de taumaturgos. Los relatos de los milagros de Jesús en una tipología de Taumaturgos verificable históricamente no pre juzga en nada la función y el origen de la fe en los milagros. Esta perspectiva lo tienen los seguidores de la historia social y la antropología social. Algunos son: G. Theissen; J D. Crossan y otros. LOS MILAGROS EN EL EVANGELIO DE MARCOS Luego de estudiar Cuestiones Previas para introducirnos a los estudios de los relatos de milagros, ahora nos proponemos investigar los relatos solo en el evangelio de Marcos, propongo el siguiente recorrido: Voy a tomar al especialista Paul Lamarche25 para este acometido, considerando que hay varias perspectivas de este estudio, porque depende de los lineamientos hermenéuticos26 que tenemos son las lecturas que luego tenemos. Las características en el evangelio de Marcos que son atribuidos a Jesús, así como su significado son distintivos en el evangelio de Marcos, para esto hay que tomar en cuento lo siguiente: 1. CARACTERISTICAS 1.1. Vocabulario de Marcos, Hay tres términos para describir los milagros “obra poderosa” (dýnamis), “signos” (semeión) y “prodigio” (téras), o al menos de los dos últimos. En Hechos aparece estas agrupaciones, Marcos no la usa nunca a propósito de Cristo. En Mc 13:22 se habla de “signos y prodigios”, pero se atribuye a los falsos Mesías. En Marcos Jesús rechaza “los signos en el cielo” solicitado por los fariseos (8:11 ss). Pero aparece en Marcos 16:17 la palabra “signos”. Pero en el resto del evangelio Marcos usa “obra poderosa” Mc 5-6; 9:39. Y esta cargada de significado salvífico. 1.2. Clasificación, Se distingue los exorcismos (Mc 1:21-28) y unidos a una enfermedad (9:14-29), las sentencias enmarcadas (Mc 2:1-12; 3:1-6), los milagros propiamente dichos (naturaleza (4:35-41) y curaciones (1:29-31). ES muy útil para proponer la punta de las sentencias enmarcadas. El primer exorcismo (Mc 1:23-27) y la tempestad calmada (Mc 4:35-41), como si hubiera relación entre el espíritu que se había apoderado del hombre y la fuerza caótica que agitaba el mar. 1.3. Sentido del Milagro en Marcos a) Eficacia de la Palabra La expresión que usa Marcos es “obra poderosa” y la descripción van unidos con la Palabra, para Marcos los milagros están destinados no tanto glorificar 25 LAMARCHE, Paul. “Los milagros de Jesús según Marcos” EN: LEON-DUFOUR, Xavier. (Dir). Los milagros de Jesús según el Nuevo Testamento. (Título Original Francés: Les Miracles de Jesús selon le Neuveau Testament; Paris; 1977). Traducción: A. de la fuente Adanez. Madrid: Cristiandad; 1979. pp. 207-219. 26 Para ver Los LINEAMIENTOS METODOLOGICOS HERMENEUTICOS hay que VER: BARTON, Jhon (Ed). La interpretación bíblica, hoy. (Título Original en Inglés: The Cambridge Companion to Biblical Interpretation; 1998) Santander: Sal Terrae; 2001. pp. 25-208. 7
  8. 8. directamente a Jesús o autentificar su mensaje sino a significar la eficacia de su palabra. Ejm: Mc 1:21-28 no hay otra enseñanza de Jesús que el exorcismo. Esta es una nueva enseñanza, llena de autoridad, mientras que la enseñanza de la ley es impotente para liberar al poseso. En Mc 1:44; Jesús ordena que se presente a los sacerdotes. En la institución de los Doce, subraya la eficacia de la palabra (Mc 3:15). Así que “descubrimos que los milagros expresan eficacia de la palabra. Y no se trata de cualquier palabra, sino de la eficacia salvífica de una palabra de fe”27 . b) Simbolismo participante y abierto El simbolismo es importante, aunque en Juan es más evidente. El simbolismo en Marcos también es importante: Tras la primera multiplicación de panes sentencia: “No habían comprendido nada en el asunto de los panes: su espíritu estaba embotado” (Mc 6:52; cf. Mc 8:17-21). También hay cuestiones simbólicas en la higuera seca. El problema de solo ver a Juan simbólico y a Marcos no, es por el problema de que es simbolismo y las polisemias que se dan en torno a esa palabra. Y en Marcos hay un simbolismo capital. Una curación milagrosa en Marcos no solo es curar sino también acercarse a un hombre desdichado, ejerce su mesianismo. En Marcos todo milagro es un relato concreto y una invitación a seguir el movimiento inaugurado. Así: Una mujer enferma es curada de fiebre, pero también anuncia la resurrección escatológica. c) Poder unido a la debilidad Los relatos tienen un significado de salvación futura y ya presente, hay también un aspecto humilde en los relatos de Marcos. Los relatos de Marcos están encerrados en el Silencio del secreto Mesiánico (Ejm: 1:44; 5:43; 7:36; 8:26). Este tema de ocultar los milagros e imponiendo el llamado secreto mesiánico,”se trata sin duda, de un complejo de representaciones unidad y sistematizadas por el propio Marcos”28 . Pero parece que Marcos nos da dos ideas dominantes: Primero, Marcos está preocupado por la humillación de Jesús “Hijo de Dios”: durante su vida terrestre y su pasión, el Mesías vive en la humildad de la condición humana, ante la libertad de los hombres. Segundo, para Marcos debe recibir del Padre el poder Salvífico, es Mesías e Hijo con un poder significativo. Marcos ha presentado los milagros con el secreto mesiánico, logra una representación equilibrada del Misterio de Cristo. Así podemos leer Marcos con sus propias características. 2. LOS RELATOS EN EL EVANGELIO DE MARCOS Aunque hay mucha discusión sobre la organización de Marcos, lo vamos ha dividir de la siguiente manera: En dos grandes partes: Primero, 1:14-8:30 y 8:22 al final. 2.1. La Primera Parte, donde se desarrolla el ministerio de Jesús. a) La primera sección (Mc 1:14-3:7) describe a Jesús en busca de los verdaderos medios por los que cumplirá su misión. 27 LAMARCHE, Paul. Op. Cit. p. 209. 28 Ibid. p. 212. 8
  9. 9. Anterior a todo milagro, se describe la misión de los discípulos continuar la “acción de Cristo”. Los relatos que siguen como exorcismo, la curación de la suegra de Pedro y múltiple curaciones, pueden leerse hay victoria de Cristo sobre los poderes que encadenan al hombre y la eficacia de la palabra a la ineficacia de la ley. También se pueden leer en el plano concreto que constituyen un elemento de la misión mesiánica de Jesús y la instauración del Reino de Dios. También hay que tomar en cuenta que estos milagros van vinculados por el secreto mesiánico y por la ruptura para buscar un camino mejor. “Vamos a parte” (Mc 1:38), que es la misión de Cristo. No se trata solo de ir a otra parte, es ir a Jerusalén, luego a la muerte. El relato de la curación del leproso (Mc 1:40-45) preludia cinco controversias. Hay que curar la hombre como tal y la novedad de Cristo sana y perdona a la vez. Hay una oposición fundamental entre la ley y el mensaje de Jesús, y desde ese momento Jesús está condenado a muerte (Mc 3:6). b) La segunda sección (Mc 3:8 – 6:6a). Jesús al ver su fracaso y prever las inevitables dificultades, se vuelva hacia el grupo de sus discípulos para prepararlos a fin de que se extiendan y prosigan su acción. Los enviará a predicar (Mc 3:14), Jesús envía con una anuncio eficaz. El relato de la tempestad calmada (Mc 4:35-41) parece un simbolismo de tribulaciones que pasaran Jesús y los discípulos. (Mc 5:20). De hecho se dramatiza el poder de Jesús, capaz de vencer a cualquier enemigo, pero es difícil vencer la libertad rebelde de los hombres todos los métodos fracasan y los milagros no sirven para nada. Cristo revela la profundidad de su misión mesiánica y la de su amor humilde y humillado hacia los hombres. Al subrayar “el Hijo de Dios Altísimo” (Mc 5:7) y poner en un paralelismo la acción de Jesús con la de Dios (Mc 5:19 con 5:20), Marcos nos señala que a través del Hijo, se descubre al Padre, humilde e impotente ante la libertad humana. (Mc 6:1-6a.). La curación de una mujer de hemorragias (Mc 5:24-34) y la resurrección de la hija de Jairo (Mc 5:21-23. 35-43) dan una nueva idea de la actividad de Jesús: “ni la impureza legal ni la muerte escapan de su poder”29 . Hay mucha literatura semítica con paralelos y oposiciones. El poder de Dios esta sujeto al fracaso (Mc 6:5) pero este fracaso no es otra cosa que el respeto del enviado de Dios por la libertad humana. c) La tercera sección (Mc 6:6b – 8:30). Esta sección nos relata el martirio del precursor y las dos multiplicaciones de los panes, prepara al lector para aceptar el misterio de la pasión. Por eso la palabra va ser depositada en los doce (Mc 6:7-12; cf. 6:30). Estos gestos de poder tienen sentido inseparable de su realidad concreta, mientras que los prodigios solicitados por los fariseos (Mc 8:11) no tendrán ninguna significación evangélica. Parece que los discípulos solo progresivamente van entender las cosas, los discípulos no entienden, la curación en Betsaida del ciego es justamente para abrir los ojos a sus discípulos, en este contexto debe estar la declaración de Pedro (Mc 8:29), pero ve las cosas solo a medias, pues se niega ver la pasión de Jesús (Mc 8:31-33). Por eso un especialista dijo: “la incomprensión de los discípulos y de su 29 Ibid. p. 216. 9
  10. 10. educación progresiva es un tema predilecto en Marcos”30 (Mc 8:17) y significa que Jesús esta haciendo una pedagogía a los discípulos para que vean la luz que es Jesús. 2.2. La Segunda Parte de Marcos es (Mc 8:22 al final) “Los milagros se hacen más raros hasta desaparecer durante la pasión, como si Jesús, que había salvado a otros, fuera incapaz de salvarse a sí mismo (Mc 15:31). En Marcos el poder de Jesús y su debilidad van unidos. Es un Cristo poderoso y con autoridad, también un Cristo débil que recibe de su padre la plenitud de su poder, a fin de que su palabra, confiada a los discípulos, sea salvíficamente eficaz. En los relatos de la pasión, son pocos los actos de poder. Los discípulos son incapaces de curar al niño poseso (Mc 9:18). En cambio en Jesús un gesto de resurrección, sana al niño, que estaba como muerto. Antes de la entrada triunfal de Jerusalén, Jesús cura al ciego Bartimeo. La actitud de Bartimeo con una fe disponible reconoce a Jesús como Hijo de David, y la muchedumbre de Jerusalén aclama la venida del Reino de David pero estérilmente como la higuera. Bartimeo necesita ayuda para ver, creer y caminar. El hecho de que Jesús sea incapaz de salvarse a sí mismo (Mc 15:31), constituye una revelación que arroja sobre él y si Padre una luz definitiva, y así queda esclarecido el verdadero alcance de los milagros, que manifiestan la unión indisoluble del poder y la debilidad divina. Los signos de poder aparecen en Mc 16:9-20, en rigor no se trata ya sobre “obras de poder”, sino “signos”, aunque son las mismas realidades que aparecen alo largo del evangelio. Si comparamos Mc 16:17 con Mc 16:20 parece que los signos están confiados, al mismo tiempo al conjunto de creyentes y los once. “¿Por qué Marcos da mucha importancia a los milagros? ¿Por qué está la actividad milagrosa de Jesús y la debilidad que se le atribuye? En Marcos estos dos temas son capitales y van unidos entre sí. La debilidad de Cristo es lo que da verdadero sentido a sus actos de poder, y a la inversa. Por eso los milagros, aunque incluyen un aspecto simbólico, no pueden separarse de una realidad concreta, que es la historia humana del Mesías ya condenado; y por eso los milagros no son acciones resonantes, sino signos de la eficacia de la palabra que nos revelan a un tiempo la debilidad de Dios hacia los hombres y su poder para salvar a los creyentes”31 . A MODO DE CONCLUSIONES El Evangelio de Marcos esta relatado con muchos milagros, más que todos los otros evangelios, estos milagros son “signos” que hizo Jesús, seria reduccionista e impropio solo contemplar el milagro como acto de Poder, también son signos de Dios, en la persona de Jesús, frente al hombre confundido en tantas ebulliciones de ideas del mundo social de Jesús. Esos Signos de Dios como acercase a la impura por la “ley” y despreciada por los profesionales religiosos, son ahora los valores del Reino de Dios frente una sociedad excluyente aunque eso venga de la confesión de fe, hoy Jesús y sus “signos” nos encamina para ser discípulo verdadero de Jesús. Los milagros son el amor mismo de Dios de misericordia y acercamiento al necesitado. BIBLIOGRAFIA ESPECIALIZADA 30 LATOURELLE, Rene. Milagros de Jesús y Teología del milagro. (Título Original Francés: Miracles de Jesús et theologie du miracles; Montreal; 1986). Traducción: Alfonso Ortiz García. 2da. Edi. Salamanca: Sígueme; 1997. p. 90. 31 Ibid. p. 219. 10
  11. 11. 1. AGUIRRE, Rafael. “Jesús, el hombre: rasgos fundamentales” EN: Cátedra Chaminade. Jesús de Nazaret perspectivas. 2da. Edi. Madrid: Fundación Santa María & PPC; 2003. pp. 29-58. 2. AGUIRRE; Rafael (Ed.). Los milagros de Jesús. Perspectivas metodológicas plurales. Estella (Navarra): Verbo Divino; 2002. 3. BARBAGLIO, Giuseppe. Jesús, Hebreo de Galilea. Investigación histórica. (Título Original Italiano: Gesu ebreo di Galilea; Bologna; 2002). Salamanca: Secretario Trinitario; 2003. pp. 214-248. 4. GNILKA, Joachim. Jesús de Nazaret. Mensaje e historia. (Título Original Alemán: Jesús von Nazaret; Freiburgo; 1990). 2da. Edi. Barcelona: Herder; 1995. pp. 145-171. 5. GONZALES FAUSS, José Ignacio. Clamor del Reino. Estudio sobre los milagros de Jesús. Salamanca: Sígueme; 1982. 6. HERRANZ MARCO, Mariano & GARCÍA PÉREZ, José Miguel. Milagros y resurrección de Jesús según San Marcos. Madrid: Encuentro S.A & Fundación San Justino; 2001. 7. KASPER, Walter. Jesús, el Cristo. (Título Original Alemán: Jesús der Christus; Maiz; 1974). 7ma. Edi. Salamanca; Sígueme; 1989. pp. 108-121. 8. LATOURELLE, Rene. Milagros de Jesús y Teología del milagro. (Título Original Francés: Miracles de Jesús et theologie du miracles; Montreal; 1986). Traducción: Alfonso Ortiz García. 2da. Edi. Salamanca: Sígueme; 1997. 9. LEON-DUFOUR, Xavier. (Dir). Los milagros de Jesús según el Nuevo Testamento. (Título Original Francés: Les Miracles de Jesús selon le Neuveau Testament; Paris; 1977). Traducción: A. de la fuente Adanez. Madrid: Cristiandad; 1979. 10. MEIR, Jhon P. Un judío marginal. Nueva visión del Jesús Histórico. Los milagros. (Título Original del Inglés: A marginal Jew; 1991). Traducción: Serafín Fernández Martínez. Tomo II/2. Estella (Navarra): Verbo Divino; 2000. 11. PELAEZ DEL ROSAL, Jesús. Los milagros de Jesús en los evangelios sinópticos. Morfología e Interpretación. Valencia: Institución San Jerónimo; 1984. 12. SANDERS, E. P. Jesús y el judaísmo. (Título Original del Inglés: Jesús and Judaism; 1985). Traducción: José Pérez Escobar.Madrid; Trotta; 2004. pp. 233- 255. 13. THEISSEN, Gerd & MERZ, Annette. El Jesús histórico. Manual. (Título Original Alemán: Der historische Jesús. Ein Lehrbuch. Gottingen; 1989, 1996). Traducción: Manuel Olasagasti. 2da. Edi. Salamanca: Sígueme; 2000. pp.317- 353. 11

×