Las ciudades imaginarias

209 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
209
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
8
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Las ciudades imaginarias

  1. 1. "LAS CIUDADES IMAGINARIAS"CURSO EGRESADOS CONECTAR IGUALDAD AULA: ARTE Y COMUNICACIÓN
  2. 2. Cuento: PUEBLO-FANTASMALunes. Una vez más. Siempre igual. Soy Lucía y en mi interior forcejean el peso insoportable de la rutina con deseos irrefrenables de libertad, de alegría, de vida...El despertador sonó hoy particularmente molesto y con mi molestia habitual lo apagué de un manotazo. Vestí mecánicamente mi uniforme gris , tomé mi bolso y eché a andar por la ciudad...
  3. 3. Este escenario lúgubre, desintegró mi rutina en mil pedazos. Estabademasiado oscuro. Una niebla espesa desdibujaba los contornos y disminuíanotablemente mi visión. Silencio total. Mis tacos gastados retumbaban en la ciudad vacía yexpectante. No sé por qué razón no seguí mi recorrido cotidiano. Comencé adeambular por los edificios del centro, con mis sentidos visiblemente alterados.
  4. 4. La desolación, el silencio...la muerte? se habían apoderado de las casas ylas calles. ¿Dónde estaban todos? Mi cuerpo iba perdiendo materialidad;ya no caminaba...volaba...
  5. 5. Al llegar a la biblioteca, toqué el picaporte y la puerta se abriólentamente. Intuí que ése era mi refugio, mi salvación. Entrétrastabillando como si una fuerza brutal me impulsara. Sobre la mesa habíaun libro abierto antiquísimo con hojas amarillentas. Apenas podía leerse eltítulo de un relato de ficción: "PUEBLO-FANTASMA".." PUEBLO-FANTASMA
  6. 6. Con desesperación, comencé a leer: "...entonces Lucía entró impulsivamente en la biblioteca, pensando que allí encontraría un lugar seguro, ya que la noche anterior las naves gigantescas se llevaron a todos prisioneros. Al entrar, encontró sobre una mesa un libro que la invitaba a leer, como si de esa pobre historia inventada por un autor cualquiera dependiera su peopio destino y el del universo entero..." Mis ojos,extremadamente abiertos, aspiraban a llegar al final de la historia; pero con horror, con sorpresa, con desaliento, leí la palabra más odiada y angustiante:"CONTINUARÁ..."

×