11
1
AdaptadodeDirección de Contenidos Educativos -DGCyE(2009).Situacionesdidácticaseneliniciodelaalfabetización.
[videogr...
2
Maestra:	 Niños, he puesto sobre la alfombra varios libros para que ustedes elijan el que
más les guste, el que tengan g...
3
Juan:	 Señorita, este libro me gusta. (Señalando el libro de
“La historia de la ratita”).
Maestra:	 Qué bueno Juan, dime...
4
Interactuar con diferentes textos desde sus propios deseos y decisiones.
Leer textos auténticos y completos.
Anticiparse...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Situacion+1.compressed

145 visualizaciones

Publicado el

SITUACIÓN DE APRENDIZAJE

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
145
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
4
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Situacion+1.compressed

  1. 1. 11 1 AdaptadodeDirección de Contenidos Educativos -DGCyE(2009).Situacionesdidácticaseneliniciodelaalfabetización. [videograbación]. Lima: DIRECCIÓN DE CONTENIDOS EDUCATIVOS - DGCYE. Consulta: 1 de julio de 2014. <https://goo.gl/j5YfTA> PRIMERA SITUACIÓN PARA [[ LA LECTURA POR PLACER La lectura y la escritura, así como la oralidad, están entrelazadas en la vida cotidiana. Al salir a la calle, un niño escucha y observa un sinnúmero de textos verbales, escritos y sonoros (canciones, afiches, conversaciones, grafitis, anuncios publicitarios, envolturas de golosinas, diarios, noticias en la radio, entre otros). En el caso de los textos escritos, aun cuando no sepa qué dicen, percibe que las personas no solo interactúan a través de la oralidad, sino también a través del lenguaje escrito. A través del contacto sostenido con el lenguaje escrito, el niño irá descubriendo y tomando conciencia de que no solo mediante la oralidad puede manifestar sus emociones, su creatividad, organizar sus ideas y pensamientos, sino que también puede dejarlas plasmadas en papel, una computadora o un celular. También descubrirá, mediante el uso y la observación, que escribir implica usar otras estrategias comunicativas (diferentes a las de la oralidad). Por eso, desde la escuela es fundamental posibilitar y favorecer el encuentro del niño con la cultura escrita de una manera agradable, frecuente y sin presiones. Por ejemplo, los niños, a través de la lectura de un cuento pueden disfrutar y, al mismo tiempo, descubrir cómo funciona el sistema de escritura. A continuación, se presenta un registro de aula1 que busca facilitar que los niños y niñas entren en contacto con el lenguaje escrito de forma amigable. LA REFLEXIÓN PEDAGÓGICA
  2. 2. 2 Maestra: Niños, he puesto sobre la alfombra varios libros para que ustedes elijan el que más les guste, el que tengan ganas de leer o mirar. Recuerden que tenemos un tiempo para leer. Yo les avisaré unos minutos antes para que ustedes terminen la lectura del libro elegido. Antonio: Señorita, ¿esos son los libros de la biblioteca? Alejandro: No, también hay de la señorita. Maestra: Sí, chicos, aquí hay libros de nuestra biblioteca de aula y otros que son de mi biblioteca personal. Maestra: Podemos mirar los libros que tenemos acá y descubrir cosas nuevas en aquellos que no conocemos y también en los que ya conocemos. Voy a empezar a poner algunos libros que ustedes ya conocen (muestra el cuento de la “Caperucita roja”). Este es el cuento de la “Caperucita roja”, que fue escrito por Charles Perrault… (De esta manera, continúa la presentación de los demás libros). Maestra: Niños, recuerden que vamos a mirar el libro elegido. Buscamos un lugar tranquilo, miramos lo que más nos interesa y tratamos de leer alguna parte. Si ustedes quieren que yo les lea algo, me esperan mientras paso por donde están para que compartan conmigo lo que quieran respecto del libro elegido. Después de leer, ustedes me pueden leer a mí o mostrarme lo que les interesa. También pueden juntarse con otro compañero y mostrarle lo que descubrieron, lo que les pareció interesante, lo que pudieron leer, lo que pudieron mirar. Bien, ahora vamos a elegir nuestro libro. Yo iré llamando a cada uno de ustedes para que elija el suyo. Si el libro que quieren está muy lejos, se acercan o se dan la vuelta para cogerlo, pero no van corriendo ni pisan los libros. Después van a buscar un lugar del aula donde leer. La maestra se desplaza por cada uno de los sitios donde están los niños para atenderlos. Después del juego en los sectores, la maestra organiza los libros en una alfombra. A conti- nuación, invita a los niños a sentarse alrededor y les dice: Luego, la maestra presenta cada uno de los libros que están colocados en la alfombra y dice: Después de la presentación de los libros seleccionados, la maestra vuelve a explicarles las tareas que van a realizar:
  3. 3. 3 Juan: Señorita, este libro me gusta. (Señalando el libro de “La historia de la ratita”). Maestra: Qué bueno Juan, dime: ¿qué es lo que más te gusta del libro que has elegido? Juan: Hay dibujos y además se parece al libro de cuentos que me compró mi mamá. María: Señorita, ese yo lo quiero pero es muy grande. (Señalando el libro “El trapito feliz”). Maestra: Ven, ¿dónde quieres estar? María: En el piso, en la alfombra. Maestra: Muy bien, lo pondremos en la alfombra para que puedas leerlo. Julia: Señorita, léeme la Caperucita, me gusta ese cuento. Maestra: Claro, Julia, te leeré el cuento. Leer implica tener acceso a textos reales; por lo tanto, es conveniente ofrecer diversidad de textos a los niños. Asimismo, si bien los cuentos son los libros más leídos y preferidos en las escuelas primarias, el docente podría poner a su alcance historietas, libros sobre animales, adivinanzas, diarios, álbumes de figuras coleccionables, novelas, poemas, obras de teatro, instructivos, afiches publicitarios, etc. En ese sentido, es valioso que los niños desde la primera infancia descubran el placer de leer, pues no tiene sentido que sepan leer si después no lo van a hacer continuamente. Se trata de promover una lectura personal. Eso significa que el docente que implementa esta estrategia puede ayudar, pero en ningún caso imponer la modalidad de lectura de los niños. Es imprescindible que sean los mismos niños los que orienten su propia actividad. (Ramírez 2011a) La maestra se sienta al lado de la niña y juntas van pasando cada una de las páginas del libro. La niña observa las páginas, por ratos mira a la maestra y escucha atentamente el cuento. La maestra termina de leer y se incorpora para atender a otro niño. Una vez terminada la lectura por placer, los niños dejan los libros en su lugar. La maestra los invita a formar un círculo para que los niños que quieran compartan lo que más les gustó de lo que vieron o “leyeron” en los libros. Al final, la maestra puede ubicar a los niños en un círculo para que los que quieran compartan lo que pudieron descubrir. Como vemos: Para motivar a los niños en lalectura de los textos, la maestra puede leerles para interesar alos niños en el contenido deltexto o despertar en ellos eldeseo de seguir leyendo. Recuerda Por lo tanto, es un desafío para la escuela lograr niños que se relacionen placentera y eficazmente con la lengua escrita. Al realizar "La lectura por placer” no es conveniente hacer preguntas como: dónde se encuentra el nombre del autor, cuál es el tema principal o quién es el protagonista. Es mejor que el estudiante explore libremente distintos textos y descubra el gusto por la lectura. A continuación, se detallará una secuencia didáctica sobre la lectura por placer centrándonos en la intervención del docente.
  4. 4. 4 Interactuar con diferentes textos desde sus propios deseos y decisiones. Leer textos auténticos y completos. Anticiparse al significado, realizar predicciones e inferencias. Identificar algunas características especiales de los textos (estructura, lenguaje utilizado, etc.). Descubrir información, personajes fantásticos, etc. Relacionar las imágenes con lo escrito. Reconocer letras, palabras y frases. Diferenciar que hay letras pequeñas (minúsculas) y otras más grandes (mayúsculas). Identificar que los libros tienen títulos. Identificar que se lee de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo. Percibir cómo se organizan las historias y el lenguaje usado. Centrarse en el significado y preguntar: “Y aquí, ¿qué dice?”. Revisa los textos3 que se tienen en la biblioteca del aula o de la escuela, no solo cuentos. Es importante poner a disposición de los niños diversidad de textos, como cuentos clásicos, regionales, fantásticos, fábulas, enciclopedias sobre animales o plantas, historietas, textos de manualidades, recetarios, álbumes de figuras coleccionables, entre otros. PROPÓSITO Brindar oportunidades para que los niños actúen como verdaderos lectores, permitiéndoles escoger lo que desean leer por sí mismos o que quieren que les lean para conocer los libros de la biblioteca. APRENDIZAJES DE LOS NIÑOS En el momento de la lectura por placer, los niños aprenden a: PREPARACIÓN DE LA ACTIVIDAD1. Organízate con los padres o madres de familia para contar con petates o cojines para que los niños que así lo deseen puedan leer sentados sobre estos. SECUENCIA DIDÁCTICA: LEEMOS POR PLACER Ramírez (2011a: 16) 2 2 Adaptación. 3 Emplea los textos enviado por el Minedu. En caso que no cuentes con muchos textos, usa los que tienes, y luego organiza campañas, en coordinación con tu institución educativa, para obtener materiales de lectura donados o para pedirlos prestados, con el cargo de devolverlos después de cierto tiempo.

×