GUIÓN DEL TEATRO

1.181 visualizaciones

Publicado el

Guión del teatro

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.181
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
549
Acciones
Compartido
0
Descargas
7
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

GUIÓN DEL TEATRO

  1. 1. ESCENA 1. LA BRONCA DEL REY Y LA REBELDÍA DE AURORA (En escena: narradora, Rey y Aurora) NARRADORA: érase una vez, en un reino donde cada uno hacía lo que sabía; donde el panadero hacía pan, donde el herrero trabajaba el hierro y los pájaros piaban. El rey también hacía lo que sabía, cuidar de su hija, la hermosa Aurora. REY: Aurora, ¡haz el favor de tener cuidado con el fuego! Ese no es trabajo para ti, es trabajo para las cocineras del castillo, nos sirven la comida caliente,¡aléjate de esos fogones! ¡y por favor, ve a arreglarte, esta noche es el gran baile real y al fin conocerás al príncipe Zarzarín que podría ser tu futuro esposo! AURORA: papá, ¡¡NO!! Sé que lo haces con buena intención, pero quiero hacer algo por mí misma. Siempre es la misma historia y yo ya estoy cansada, no quiero que nadie decida por mí. REY: jovencita…como sigas así….
  2. 2. ESCENA 2. EL JARDÍN SECRETO Y LA APARICIÓN DE BERTUS (En escena : narradora, Aurora y Bertus) NARRADORA: la bellísima Aurora decidió no hacer ni caso a su padre y cogió un libro de una balda y agarró su cesta de mimbre. Después se paró delante de una estantería vieja y polvorienta y separo un poco un libro gordo y marrón. El cobertizo llevaba a unos gigantescos jardines con una fuente enorme, donde Aurora podía recoger muchas moras y frambuesas y caminar descalza por la hierba. Aurora, que no tenía mucho comportamiento de princesa se cayó a un charco donde había barro pero no le importó. Decidió hacerse una mascarilla facial porque el barro es muy bueno para la piel. También pensó en que no le gustaba el pelo atado, asi que decidió soltarse la trenza y mover el pelo. Recogió una buena cantidad de moras de un arbusto para poder hacer su bizcocho más sabroso pero de pronto vio a alguien en el jardín: AURORA: ¡¡¡eh tú!!! ¡Tú, chico! ¡Espera! NARRADORA: la princesa no encontró respuesta y decidió irse al lago del jardín para lavarse la cara. Ese chico era Bertus. Un chico que pasaba por los alrededores del castillo para buscar la hierba de San Pedro, una planta medicinal que solo crecía en el jardín de la princesa y que servía para aliviar el asma a su padre, un anciano algo desvalido. Y para aliviar el dolor de cabeza de su viejo padre también iba bien la mandrágora, una planta que se creía mágica y ayudaba a conciliar el sueño.
  3. 3. Bertus había soñado siempre con llegar a ser caballero pero su poca “chicha” se lo impedía. Se puso a correr y correr y la princesa le siguió. A Bertus no se le veía pero la princesa llegó a una bifurcación. AURORA: por dónde voy, ¿por la derecha o por la izquierda? NARRADORA: la princesa escogió el camino de la izquierda. Mientras tanto en el castillo…
  4. 4. ESCENA 3. EL REY ASUSTADO EN PALACIO (En escena: Rey y narradora) REY: ¿AURORA? AURORAAAAA!! NO ENCUENTRO A MI HIJA POR NINGUN LADO. SIRVIENTA, RÁPIDO, CONVOQUE UNA REUNIÓN CON LOS HABITANTES DEL PUEBLO, EN LA PLAZA. NECESITO A MI HIJA, ESTA NOCHE ES EL BAILE REAL. NARRADORA: 3 horas después REY: campesinos, señores, les convoco aquí porque esta noche es el baile real y mi hija se ha esfumado. Quien la encuentre será nombrado caballero y además, se casará con mi Aurora.
  5. 5. ESCENA 4: LA PRINCESA EN APUROS (En escena: narradora, Aurora, Dragón y Bertus) NARRADORA: Pero Aurora estaba tan contenta ella sola… al fin estaba sola. No quería ir al baile, ya se imaginaba la cara de feo de ese tal Zarzarín. Es que… ¡vaya nombre! Zarzarín. Y vaya cara. “Es más feo que una nevera por detrás” se imaginaba Aurora. Además es un ambicioso, solo quería casarse con ella por las riquezas de su padre, el rey. AURORA: Aurora, no seas mala. Pobre hombre. Solo dices eso porque estas rabiosa NARRADORA: mientras Aurora hablaba sola, algo estaba ocurriendo en ese paseo, lleno de árboles, de malas hierbas y de bichos. Un animal salió de entre los arbustos. Se colocó en la mitad del camino cortando el paso a Aurora. DRAGÓN: hola Aurora, he oído que tu padre te está buscando AURORA: no quiero volver con mi padre. DRAGÓN: mira, tengo mucha hambre, me gustaría comerte hoy, además ser el dragón que se comió a la princesa perdida me daría mucha fama. Me convertiría en un dragón muy temido. Pero te voy a dar para elegir: quieres seguir tu camino de autonomía (decidiendo por ti misma sin nadie que te moleste) o prefieres volver con tu padre. NARRADORA: la princesa tan cabezota, siguió con la misma idea.
  6. 6. AURORA: quiero seguir mi camino, ¡apártate dragón pesado! DRAGÓN: muy bien, tú has elegido. Y has elegido ser mi cena. NARRADORA: el dragón perseguía a la princesa. AURORA: ¡AUXILIO! ¡QUITATE! ¡SOCOOOORROOO! NARRADORA: Bertus no estaba tan lejos de esos gritos, supo rápidamente de quien eran. Pensó que podía ser una estrategia de la princesa para atraerle hacia ella y echarle la bronca por merodear por su jardín. Y también pensó que si realmente pudiera ser un grito de socorro, él no era nadie que pudiera ayudar. Era un auténtico cobarde, más delgado que un palo y sin fuerza alguna. Sin embargo sus piernas empezaban a retroceder en camino recorrido y alzó la voz inseguro y con mucho miedo. BERTUS: ¡eh tú dra, dra, dra, dra - gón! ¡ A pa pa pa parta ta ta ta te de ella! DRAGÓN: jajajajajajaj ¿¿¿tu??? ¿Tú me dices eso? …flacucho endeble y además tartamudo BERTUS: estoy harto de insultos, en el pueblo lo mismo. ¡No lo voy a consentir! ¡¿Me has oído dragón?! NARRADORA: La princesa se armó de valor, siempre llevaba consigo el pequeño libro de hechizos que su abuelo le dio en el lecho de muerte) y le dijo: “querida nieta, utiliza la fuerza de tu corazón”. La princesa no tenía cuerpo de atleta pero ponía muchas ganas para que todo saliese bien. Abrió el libro de hechizos por la página 32 y leyó el hechizo con mucha energía AURORA: “Tú dragón, que pareces de cartón, no me juzgues tanto que tengo fuerza en el corazón”
  7. 7. NARRADORA: De pronto el dragón se fue haciendo pequeño y se convirtió en un dragón de cartón dejando en paz a la princesa. BERTUS: princesa, te me has adelantado PRINCESA: tú a mí, que no he conseguido alcanzarte antes en la carrera por el bosque. Además, ¿qué intentabas hacer?, te iba a comer. BERTUS: eso no es verdad AURORA: pero bueno, aunque sea me has ayudado. Muchas gracias, eres muy valiente. ¿Qué buscabas en mi jardín? BERTUS: unas plantas para mi padre AURORA: volvamos a palacio y te las doy y así puedes venir al baile real, aún no ha anochecido BERTUS: gracias por salvarme la vida NARRADORA: los dos retrocedieron lo andado y llegaron a palacio.
  8. 8. ESCENA 5: LA PETICIÓN DE LA PRINCESA A SU PADRE (En escena: el Rey, Aurora, Bertus y narradora) REY: ¡PERO VAMOS A VER! ¡DÓNDE TE HABÍAS METIDO! ESTABA MUY PREOCUPADO, HE MOVIDO CIELO Y TIERRA POR TI AURORA: papá, ¡papá! ¡Cállate! Estoy bien, y no quiero bailar con Zarzarín. Quiero bailar con Bertus BERTUS: (sorprendido) REY: pero…. AURORA: ¡PERO NADA PAPÁ! He vuelto, por favor. Déjame pasarlo bien esta noche. REY: ¿es este el muchacho que te ha salvado? BERTUS: perdone señor… no exactamente, de hecho ha sido la princesa quien me ha salvado a mí- AURORA: pero tú me has salvado esta noche a mí, en el baile real del horrible Zarzarin. Papá, te pido por favor que le nombres caballero, se lo merece por su enorme valentía. Por favor. REY: está bien hija mía. Bertus, estoy en deuda contigo, te nombraré caballero mañana. Muchos querrían estar en tu lugar muchacho, hay soldados que me sirven, de esos que llevan armadura y luchan a caballo. Entrenan durante 7 largos años para lograr a ser caballeros con 21 años. Sé que no me fallaras Bertus, sin embargo te concedo la inmunidad.
  9. 9. ESCENA 6: BAILE REAL. TODOS BAILAN (En escena: narradora y todos) NARRADORA: Después del baile real, todos estaban invitados para que al día siguiente presenciasen el nombramiento de caballero a Bertus. ESCENA 7: EL NOMBRAMIENTO DE CABALLERO (En escena: narradora, Bertus y el Rey) REY: Estáis todos hoy aquí para presenciar el nombramiento de caballero por mi parte a Bertus. Bertus, por el poder que me ha sido otorgado en nombre de Dios, yo te declaro caballero de mi corte y te doy mi bendición para estar todo el tiempo que quieras con mi hija has demostrado mucho más valor que nadie muchacho. ¿Juras serme fiel y no traicionarme nunca? PRINCESA: (sonríe maravillada) BERTUS: lo juro señor REY: ¡Arrodíllate Bertus! NARRADORA: cuando el ayudante apareció con la espada, el rey la cogió entre sus manos y entonces golpeó la espada suavemente sobre un hombro de Bertus y luego sobre el otro.

×