evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
evaluacion y manejo del paciente quemado
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

evaluacion y manejo del paciente quemado

5.614 visualizaciones

Publicado el

Evaluación y manejo del paciete quemado, dictada en Q Roo, Noviembre 3, 2010

Publicado en: Salud y medicina
0 comentarios
4 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
5.614
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
102
Acciones
Compartido
0
Descargas
297
Comentarios
0
Recomendaciones
4
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.




















  • Es el órgano mas grande del cuerpo y tiene varias funciones, varios trabajos.
    Ser un termorregulador, mantener la temperatura, somos animales de sangre caliente y nuestra temperatura debe de oscilar entre los 36º y 37º, mas es demasiado, menos es demasiado poco.
    Mantener fuera los agresores, infecciones, bacterias, virases y hongos. Si se rompe o deteriora somos presa fácil de los invasores.
  • Sus componentes son; epidermis, dermis, folículos piloso, glándulas sudoríparas y sebáceas.

  • Para tratarlas necesitamos saber dos cosas
    Grado
    Extensión
    ¿cómo determinamos el grado de una quemadura?
    Depende de su profundidad, de hasta donde afecta a la piel y tejidos subcutáneos.
    1r
    2º
    3r




  • Al igual que a cualquier paciente de trauma severo, la importancia está en mantener una vía permeable para asegurar la oxigenación, la ventilación y evitar el compromiso a la circulación





  • De todos modos la evaluación de una quemadura es una ciencia poco exacta, tendremos mucha latitud de error, y este es un caso en que es mejor errar por exageración que por menospreciar o subestimar.

  • Además de las indicaciones comunes para intubación endotraqueal, las víctimas de quemaduras requieren consideraciones especiales; lesiones por inhalación y edema, envenenamiento por monóxido de carbono. Se ha encontrado que las víctimas de quemaduras con el 30% SCTQ o más tienen un fuerte potencial de haber sufrido quemaduras por inhalación. La decisión de intubar debe de ser temprana y es preferible a la cricotiroidicotomía . las indicaciones son; fuego en un lugar cerrado, esputo carbonáceo, estridor o rales, ronquera, pelillos nasales o faciales quemados, mas del 30% SCTQ y quemaduras faciales. Una mascarilla laríngea puede ser un buen sustituto así como un combitubo.
  • CAMBIOS METABÓLICOS;
    La tasa metabólica se deprime agudamente. El gasto cardíaco se reduce a un 50%-60% de lo normal. Pocos días después de las lesiones térmicas, y dependiendo de la reanimación con líquidos, el rango metabólico se incrementa, creando un pico usualmente a los 7 a 12 días, que puede llegar al doble de lo normal, directamente proporcional a la SCTQ. Este estado hipermetabólico resulta en un proceso catabólico de pérdida de proteínas severa, función inmunológica disminuida y retardo en la sanación de las lesiones. Además de un incremento en la demanda de oxígeno que debe de ser sostenido. Es importante considerar que las demandas de los pacientes tienen que sostener las agresiones para evitar un shock séptico. Los pacientes con mas del 40% SCTQ deben ser tratados como si estuvieran inmunocomprometidos.

  • Las lesiones por trauma concomitante deben de ser evaluadas y descartadas o tratadas. Las mas comunes son las fracturas y asociadas a explosiones las contusiones pulmonares o neumotórax. La columna cervical debe de considerarse comprometida si hay caída u otro trauma y se descartará con un TAC o rayos X.


  • Las quemaduras que DEBEN ser atendidas en hospitales especializados incluyen; las que afectan cara, genitales, coyunturas mayores, manos, pies, aquellas que son eléctricas, químicas, por inhalación o que son concomitantes a otras condiciones de salud que pongan en peligro la recuperación del paciente, tales como diabetes, epilepsia o lesiones traumáticas como fracturas, etc.
  • Por suerte las quemaduras durante el embarazo son mas raras pero tienen ciertas consideraciones especiales en su manejo, oxigenación agresiva, inducción del parto si está en el 3r trimestre y una sospecha de trombosis venosa y sepsis elevada.
  • Existen varias fórmulas de reanimación con líquidos, la más conocida es la de Parkland, 4ml/kg x %SCTQ durante las primeras 24 hrs. La mitad se administra en 8 horas y la 2amitad en las 16 horas restantes. Esta regla es una guía y deben de ser tomada así. El uso de soluciones hipertónicas se ha abandonado debido a la asociación a falla renal, incremento de la profundidad de las lesiones y a inmunocompromiso.
  •  Ante todo, la seguridad propia y la de la víctima, no maneje cables, soluciones o equipo si no está entrenado para ello.
    Permita que le ayuden las personas que saben hacerlo

  • Recuerden, los SME no salvan vidas, mantienen al paciente igual o mejor de lo que lo encontramos para permitir la llegada de la atención final adecuada.



  • ×