1. EL LIBERALISMO Y LA REVOLUCIÓN LIBERAL EN ESPAÑA

14.910 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
4 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
14.910
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
22
Acciones
Compartido
0
Descargas
109
Comentarios
0
Recomendaciones
4
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

1. EL LIBERALISMO Y LA REVOLUCIÓN LIBERAL EN ESPAÑA

  1. 1. EL LIBERALISMO Y LA REVOLUCIÓN LIBERAL EN ESPAÑA- Introducción Entre finales del siglo XVIII y principios del XIX se produce en Europa una lucha de poder entre dos modelos políticos, sociales y económicos. Por una parte el modelo del Antiguo Régimen y por otra el modelo liberal- burgués, que acabará imponiéndose. Este modelo se llama así porque defiende la burguesía y se apoya en los principios ideológicos del Liberalismo.- El Liberalismo Ideología orientada a la exaltación y salvaguarda de la libertad del individuo y que aspira a la eliminación del Antiguo Régimen. Sus raíces se encuentran en los Ilustrados del siglo XVII y XVIII (John Locke, Montesquieu). Hay que distinguir dos principios ideológicos: o Liberalismo político.  Defensa de la igualdad jurídica de todos los ciudadanos ante la ley.  Defensa de la libertad individual frente al control de corporaciones y gremios.  Legitimidad del poder político basada en la voluntad general.  División de poderes. Las consecuencias de estos principios se expresan en la redacción de constituciones que regulan el ejercicio del poder y recogen las declaraciones de derechos. o Liberalismo económico La teoría económica de Adam Smith sostiene:  Aumento de producción sustentada en la división del trabajo.  Los productos deben circular libremente y el Estado solo podrá intervenir en defensa del territorio nacional y para realizar aquellas obras públicas que la iniciativa privada no realice.  El valor de las mercancías depende de la cantidad de trabajo que contengan. Estos principios chocaban con la realidad del Antiguo Régimen y conllevaban una serie de tareas.  Implantación de la libertad de contratación.  Implantación de la libertad de industria y de comercio.  Transformación de la propiedad feudal de la tierra en propiedad capitalista y su conversión en mercancía.  Implantación de las condiciones para iniciar un proceso de industrialización nacional.- Corrientes del Liberalismo El Liberalismo fue una ideología revolucionaria desde el punto de vista político (significó la destrucción del antiguo orden político) y conservadora desde el punto de vista social (apareció el proletariado). Presenta una gran diversidad ideológica aunque dentro de unos principios comunes. Se pueden distinguir: o Liberalismo conservador  Soberanía nacional limitada.  División de poderes con interferencia entre ellos.  Sufragio censitario.  Libertades individuales reducidas.  Igualdad jurídica de los ciudadanos. En España existió una corriente (Liberalismo Progresista) que introdujo algunas novedades:  Sufragio censitario más amplio.  Reconocimiento más amplio de las libertades individuales.  División de poderes sin interferencia entre ellos. Guillermo Fernández Gonzalo
  2. 2. o Liberalismo radical  Soberanía popular.  Sufragio universal. Aparecen los partidos políticos.- El Liberalismo en España El triunfo del liberalismo en España tuvo unas características propias, diferenciándose de los modelos que triunfaron en Europa. Estas diferencias se deben a la debilidad de la burguesía en España y al poder que ostentaban la nobleza y el clero, que hicieron todo lo posible para que el proceso fracasara. o El modelo de Revolución Liberal-burguesa en España.  Cronología La revolución liberal en España comienza tarde y su proceso es lento y discontinuo. Se pueden señalar las siguientes etapas: 1. 1808-1833 Comprende la Guerra de la Independencia y las Cortes de Cádiz y el reinado de Fernando VII (1814-1823). El 2 de Mayo de 1808, ante el secuestro de Fernando VII por parte de Napoleón, el pueblo de Madrid se alzó de forma espontánea contra la presencia francesa, dando inicio a la Guerra de la Independencia. El vacío de poder ocasionado por las abdicaciones de Bayona, los españoles asumen la soberanía nacional y forman sus propios órganos de gobierno: Juntas Locales, Juntas Provinciales y Junta Suprema Central, que asumirá el gobierno. Su incapacidad para dirigir la guerra la llevó a convocar unas Cortes en las que los representantes de la nación decidieran sobre su organización y destino. En enero de 1810, tras la convocatoria de Cortes, se disolvió. Las Cortes de Cádiz asumen el principio de soberanía nacional. Su labor consistió en cambiar el régimen político mediante una Constitución. Las Cortes se reservaron el poder legislativo, admitiendo la existencia del poder judicial e identificando el poder ejecutivo con la Regencia. 2. 1833-1868 Periodo en el que triunfa definitivamente la revolución liberal en España. En este periodo se da el último intento de resistencia del Antiguo Régimen a través de la primera guerra carlista (1833-1839). Entre septiembre de 1835 y finales de 1837 los liberales progresistas, con Mendizábal al frente, asumieron la tarea de desmantelar las instituciones del Antiguo Régimen y de implantar un régimen liberal, constitucional (Constitución del 37) y de Monarquía Parlamentaria. El liberalismo imperante será de carácter conservador o moderado y emprendió la tarea de construir una estructura de estado liberal en España bajo los principios del centralismo y la uniformación, plasmado en la Constitución de 1845, que tendrá las siguientes características:  Rechazo de la soberanía nacional e implantación de la soberanía conjunta entre el rey y las Cortes.  Ampliación del poder ejecutivo y disminución del legislativo (Cortes).  Exclusividad de la religión católica y mantenimiento del culto y el clero.  Ayuntamientos y Diputaciones sometidos a la Administración central.  Supresión de la milicia nacional.  Restricción del derecho al voto.  Grandes atribuciones de la nobleza: nombrar ministros, disolver las Cortes y nombrar el Senado. Durante el Bienio Progresista (1854-1856) se implantó un Liberalismo progresista. Guillermo Fernández Gonzalo
  3. 3. 3. 1868-1874 Es la fase del Liberalismo radical o Democrático (Sexenio Democrático).  Características La revolución liberal en España se llevó a cabo sobre una realidad socio-económica no transformada suficientemente. Se realizó una revolución política sin llevar a cabo una revolución social y económica, lo que dio lugar a un régimen político muy conservador al servicio de un grupo social minoritario formado por la antigua aristocracia terrateniente y la escasa burguesía que pactaban entre sí dando lugar a oligarquías que detentaban el poder en España y que estarán en el origen del caciquismo de finales del siglo XIX. De esta realidad socio-económica resulta un sistema político muy excluyente donde no tenían cabida amplias capas de la burguesía urbana y el proletariado, lo que condujo a una fuerte radicalización social que culminará en la Revolución de 1868.o Las bases del Sistema 1. Los partidos políticos Se trata de grupos sin mayor organización que su afinidad ideológica, con escasa implantación y reducido al ámbito urbano. Surgen en el Trienio Liberal. Había partidos legales (Moderados, Progresistas, Unión Liberal) e ilegales (Carlistas, Demócratas y Republicanos).  Moderados. Formado por los antiguos absolutistas y algunos liberales. Defienden: o Soberanía nacional restringida. o Sufragio censitario muy restringido. o Derechos ciudadanos muy recortados. o Modelo de Estado fuertemente centralizado. o Ausencia de cambios sociales que pudieran amenazar sus bienes y propiedades.  Progresistas. Caracterizado por su ideario reformista. Formado por las clases medias y artesanales de las ciudades y los funcionarios públicos. Defienden: o Soberanía nacional sin límites. o Sufragio censitario mucho menos restringido. o Pleno reconocimiento de derechos. o Modelo de Estado descentralizado. o Importantes transformaciones sociales como las desamortizaciones.  Unión Liberal. Pretendía superar las diferencias entre Moderados y Progresistas pero su importancia y duración fueron escasas.  Partidos ilegales. Defienden los principios del Antiguo Régimen y son antiliberales. Los Demócratas y los Republicanos representan el Liberalismo más radical aunque ambos defienden el sufragio universal, la ampliación de las libertades públicas, la intervención del estado en la enseñanza, la asistencia social y la fiscalidad con el objeto de paliar las diferencias sociales y garantizar el derecho a la igualdad entre ciudadanos. Pero unos defienden la monarquía parlamentaria y otros la república. 2. El Ejército Su papel político es muy importante exclusivamente en España. Por este motivo existen los político-militares (Espartero, Narváez) y se dan los pronunciamientos militares como arma política. Su uso es frecuente para cambiar los gobiernos o incluso modelos de Estado. Esta importancia tiene su origen en la Guerra de la Independencia y en la Regencia de Mª Cristina. Frente a las aspiraciones absolutistas de Don Carlos el ejército se presentó como garante de los principios liberales. 3. Las Juntas y las Milicias Su origen está en las Juntas surgidas en la Guerra de la Independencia. Representan las aspiraciones de las clases populares en el sistema político y los principios más progresistas del Liberalismo. Irrumpen en ocasiones concretas en la política, especialmente en momentos de crisis. Guillermo Fernández Gonzalo

×