EL LIBERALISMO DEL SIGLO XIX

Según Hobsbawm, hasta 1789 (e incluso hasta 1848), si bién prevalecen las ideas e ideologías...
DEFINICIÓN Y ELEMENTOS



La más patente y avanzada formulación de esa ideología minoritaria, secular, predominante en Ing...
FASES (y movimientos revolucionarios que frenan o consolidan el proceso liberal)


 A. FASE ILUSTRADA, 1760-1789
   a. Mov...
FASE ILUSTRADA, 1760-1789
   A lo largo del siglo XVIII, los ecos de la Revolución Gloriosa de 1668
en el Reino Unido, y s...
EXPANSIÓN DE LA IDEOLOGÍA LIBERAL CLÁSICA: 1792-1815
   ...periodo que coincide con la expansión, ocupación y reorganizaci...
PERIODO DE LAS SOCIEDADES SECRETAS: 1815-1820/22
    El Congreso de Viena (1814-1815) significó, a nivel europeo, un compr...
FASE "POSIBILISTA", 1820/23-1830

   Tras los intentos revolucionarios de 1820-1822 en Europa, se
produce una reacción sal...
FASE DOCTRINARIA, 1830-1848

    El liberalismo, progresivamente aligerado de las fórmulas de
oposición contra la Restaura...
APOGEO DEL MODERANTISMO "FERROVIARIO", 1850-1870




   Entre las causas de los movimientos revolucionarios de 1848 en Eur...
Para procurarse dinero, las empresas y los grandes inversores inundaron el mercado con masas de títulos y
valores que, ráp...
HACIA LA PROGRESIVA DESAPARICIÓN DEL LIBERALISMO COMO FUERZA
POLÍTICA: 1871-1914
  A partir de 1871, el liberalismo clásic...
•   Donde los liberales clásicos habían sido librecambistas, religiosos, partidarios de un Estado centralizado
      fuert...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

El Liberalismo DecimonóNico

11.919 visualizaciones

Publicado el

Breve síntesis de la historia del siglo XIX

0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
11.919
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
18
Acciones
Compartido
0
Descargas
35
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

El Liberalismo DecimonóNico

  1. 1. EL LIBERALISMO DEL SIGLO XIX Según Hobsbawm, hasta 1789 (e incluso hasta 1848), si bién prevalecen las ideas e ideologías religiosas en las sociedades europeas y americanas, cualitativamente destaca la racionalista, humanista, idea ilustrada de que la sociedad humana y el individuo progresan, se perfeccionan, en la medida en que son capaces de someter la realidad al examen racional.
  2. 2. DEFINICIÓN Y ELEMENTOS La más patente y avanzada formulación de esa ideología minoritaria, secular, predominante en Inglaterra y Francia desde finales del siglo XVIII, es el Clásico Liberalismo Burgués: Iniciativas económicas, políticas y sociales, planteadas como demandas ilustradas, burguesas e, incluso, nobiliarias, ante la incapacidad del Despotismo Reformista para superar las contradicciones existentes en la estructura del Antiguo Régimen, particularmente el desnivel entre gastos (crecientes por las nuevas obligaciones estatales) e ingresos (bastante estables, por las numerosas exenciones...); la disparidad entre las capacidades burguesas y su limitado papel social y político; la disparidad entre los privilegios estamentales y sus funciones y rendimiento social; etc... Desde el punto de vista analítico, el Liberalismo se define, también,por una serie de elementos característicos: PARLAMENTARISMO CONSTITUCIONALISMO DERECHOS INDIVIDUALES SEPARACIÓN DE PODERES (más teórica que efectiva) SUFRAGIO (censitario)
  3. 3. FASES (y movimientos revolucionarios que frenan o consolidan el proceso liberal) A. FASE ILUSTRADA, 1760-1789 a. Movimientos revolucionarios de 1789 B. FASE DE EXPANSIÓN DE LA IDEOLOGÍA LIBERAL CLÁSICA, 1792-1815 b. Movimientos reaccionarios de 1815 C.PERIODO DE LAS SOCIEDADES SECRETAS, 1815-1820 c. Movimientos revolucionarios de 1820 D.FASE "POSIBILISTA", 1820/23-1830 d. Movimientos revolucionarios de 1830 E. FASE "DOCTRINARIA", 1830-1848 e. Movimientos revolucionarios de 1848 F. APOGEO DEL "MODERANTISMO" ("FERROVIARIO"), 1850-1870 f. Movimientos nacionalistas y radicales de 1864-1868-1870/71 G. ...hacia la progresiva desaparición del liberalismo como fuerza política, 1871-1914 g. Movimiento obrero, y movimientos nacionalistas xenófobos...
  4. 4. FASE ILUSTRADA, 1760-1789 A lo largo del siglo XVIII, los ecos de la Revolución Gloriosa de 1668 en el Reino Unido, y su Declaración de Derechos, de 1669, que significaron la superación pragmática del absolutismo, al establecer las bases teóricas de la división de poderes y la consagración de la supremacía de la ley, representada en el Parlamento, encontrarán respuesta en los foros políticos europeos, incrementándose, hasta la moda, la necesidad de definir el Estado, sus limitaciones, competencias, legitimidad, atributos y moralidad... Así se observa en las numerosas “entradas” de la Enciclopedia Francesa de 1751-1772, o en las obras de Montesquieu (“El Espíritu de las Leyes”, 1748), Hume (“Discursos Políticos”, 1752), Rousseau (“Consideraciones sobre Polonia”, post. a 1762), Mercier de la Rivière (“El Orden Natural y Esencial de las Sociedades Políticas”, 1767), François Quesnay (“El Despotismo en China“, 1767), o Condorcet (“...del progreso del Espíritu Humano”, 1795), etc... Esta tendencia intelectual , a la que se suman, también, publicaciones específicas de carácter humanitario, o defensoras de los derechos humanos, como las de Bayle (“Diccionario histórico y crítico”, circa 1705), o Beccaría (“Tratados de los delitos y las penas”, traducida en 1774), etc. motivarán, por un lado, la fórmula de gobierno que conocemos como “Despotismo Ilustrado” y, por otro, asociada a coyunturas críticas, la impactante susceptibilidad revolucionaria de la segunda mitad del siglo: • -Las revueltas radicales de John Wilkes, en Inglaterra (1760-1770), • -Las revueltas burguesas de Ginebra, en 1768, • -La Declaración de Independencia de las colonias británicas en Norteamérica, a partir de 1776, • -El movimiento nacional de Henry Grattan, en Irlanda, en 1782, • -El movimiento independentista belga de 1787, • -La revolución francesa de 1789, y los brotes “jacobinitas” consecuentes en Europa...
  5. 5. EXPANSIÓN DE LA IDEOLOGÍA LIBERAL CLÁSICA: 1792-1815 ...periodo que coincide con la expansión, ocupación y reorganización girondina y napoleónica de Europa..., a partir de las guerras contra Austria y Prusia. Se inicia con la ocupación de los Países Bajos Austríacos (Bélgica) en 1792, Basilea y Niza, en 1793, Provincias Unidas, valle del Rhin y Génova, en 1795, Saboya, 1796, Milanesado , 1797, Suiza y Roma, 1798, Nápoles, 1799, Baviera y Tirol, 1800, con la posibilidad de reorganizar estos territorios como estados satélites de Francia, o anexionarlos directamente, gracias al Tratado de Paz de Lunéville, con Austria, en 1801... Entre 1805 y 1810, toda Italia, incluida Dalmacia (actualmente territorio de Croacia) y los Estados Pontificios, están ocupados y gobernados por Francia. Entre 1805 y 1808, toda Alemania, hasta Prusia, con renuncia incluida de Francisco II de Austria al Sacro Imperio Romano Germánico, más el Gran Ducado de Varsovia, conquistado a Prusia, adquieren el status de clientes, aliados, o países gobernados por Francia. Entre 1808 y 1813, toda España y Portugal se encuentran ocupadas y parcialmente gobernadas por Francia. Aunque las distintas estrategías e intereses napoleónicos hicieron que existieran discordancias y desigualdad en las reformas aplicadas a todos estos países, el grado de desarrollo económico y progreso alcanzados propiciaron que, el liberalismo girondino se consolidara a nivel administrativo:  Establecimiento de Constituciones escritas y aplicación sistemática del Código Civil Napoleónico, e igualdad jurídica de la nación...  Procesos públicos por jurado...  Recaudación regular de impuestos...  Abolición del diezmo eclesiástico, de los derechos feudales,de privilegios estamentales y de la servidumbre...  Tolerancia religiosa..., e introducción del matrimonio civil y de la enseñanza secular... El Congreso de Viena (1814-1815) replegó a Francia a sus fronteras de 1790. Pero, el germen exportado por la Revolución Francesa y por los ejércitos napoleónicos al resto de Europa se entienden, hoy, como el impulso fundamental para el desarraigo del Antiguo Régimen en el continente.
  6. 6. PERIODO DE LAS SOCIEDADES SECRETAS: 1815-1820/22 El Congreso de Viena (1814-1815) significó, a nivel europeo, un compromiso de las cinco grandes potencias, surgidas de las guerras napoleónicas, Rusia, Reino Unido, Francia, Austria y Prusia, por restablecer el prestigio y hegemonía de las monarquías absolutas, procurando impedir una nueva revolución, mediante una fuerza de intervención internacional y una política de reuniones periódicas, "Congresos" de Aquisgrán (1818), Troppau (1820), Laybach (1821) y Verona (1822). De paso, rehicieron y reorganizaron Europa, conforme estrategias e intereses territoriales, nefastos a medio plazo. A nivel de estado, supuso la "restauración" de esas monarquías absolutas, sin renunciar, en muchos casos, a los "beneficios" generados por la política napoleónica: En Francia, las propiedades de los nobles "emigrés", obispos, canónigos, abades y capítulos catedralicios, permanecieron confiscadas... La antigua aristocracia perdió sus derechos de jurisdicción.. En Italia, persiste la abolición de derechos y diezmos feudales, incoada por la aplicación anterior del Código Civil Napoleónico... En la Confederación Alemana, surgida del Congreso de Viena, se continúan secularizando los bienes de la Iglesia e, incluso, algunos soberanos (Nassau, Sajonia-Weimar, Baviera, Würtemberg y Hesse-Darmstadt) otorgaron constituciones, inspiradas en el modelo francés de 1814, para consolidar territorios acaparados artificialmente, tras la secularización de bienes napoleónica. En España, Italia, Francia, monarquía y nobleza agraviadas por la revolución francesa y por la ocupación napoleónica iniciaron una violenta venganza sistematizada contra el "jacobinismo", y contra cualquier atisbo de liberalismo..., incluso contra la "aconfesionalidad" política..., organizaándose, para el efecto, en sociedades secretas ("Caballeros de la Fe", "Pavillon de Marsan", etc...). La respuesta de los liberales , generalmente desde el exilio, fue la formación de Hermandades y sociedades de activistas revolucionarios ("Carbonarios", "Amigos de la Verdad", "decembristas", masones o próximos a la masonería...), con una consigna y propósito histórico: la erradicación del absolutismo, ultramonarquismo, ultramontanismo... Contando, frecuentemente, con la participación de los estudiantes, y una parte del ejército, consiguieron pocos y efímeros éxitos, en 1819 en Alemania y Gran Bretaña, 1820 enNápoles, Portugal, Francia, España, 1921 en Grecia, 1925 en Rusia..., en ocasiones, resultado de la participación internacional de la masonería... Sin embargo, siempre la respuesta del Estado superó las expectativas revolucionarias, abortando o reprimiendo, con tremenda dureza, cualquier intento insurreccional.
  7. 7. FASE "POSIBILISTA", 1820/23-1830 Tras los intentos revolucionarios de 1820-1822 en Europa, se produce una reacción salvaje por parte de los monarcas absolutos de Francia, España, Austria (sobre Lombardía y Véneto), Prusia (sobre las Provincias Renanas), Rusia... No obstante, la necesidad de actualizar las administraciones públicas a la nueva realidad industrial y urbana, junto con las fisuras legales que permite el "Constitucionalismo de Estado", en Francia o en los Estados Alemanes, o los conflictos dinásticos de 1830-1833 en España, ...abren la puerta a una conjunción de proyectos "ilustrados" y liberales moderados que, con el nombre de "posibilismo", buscarán la conciliación entre absolutismo y burguesía. En el caso de Francia, la admirable organización de los grupos posibilistas, liberales y orleanistas, incluso republicanos, realizando extensas campañas de propaganda política, en franco contraste con la actitud reaccionaria y violenta de Carlos X de Borbón, promoverán la Revolución moderada de 1830, que supuso el cambio dinástico en la figura de Luis Felipe de Orleans, y la implantación de un régimen liberal "doctrinario". En el caso de España, la urgencia de un pacto político que defendiera la sucesión al trono de la heredera directa de Fernando VII, llevó a éste a transigir con la opción "posibilista" y, en 1833, a su viuda y regente, María Cristina de Borbón Dos Sicilias, a firmar un acuerdo de gobierno con los liberales. En el caso de Alemania, para terminar con la atomización aduanera (38 sistemas diferentes...), Friedrich List fundó, en 1819, la "Unión Alemana del Comercio y la Industria", precedente de las primeras uniones aduaneras (Zollverein) de 1828. En el caso británico, el gobierno conservador y reaccionario de Lord Wellington, mantiene en la cartera de Interior a Robert Peel, que reformará el Derecho Penal,, y propondrá la derogación de la Test Act de 1673, franqueando, de ésta forma, el acceso de los católicos a todos los empleos... Asímismo, el Bill de Reforma de la Ley Electoral de 1832, supuso el fín del Antiguo Régimen político en el Reino Unido...
  8. 8. FASE DOCTRINARIA, 1830-1848 El liberalismo, progresivamente aligerado de las fórmulas de oposición contra la Restauración, sociedades secretas, violencia antimonárquica y anticlerical, llega a convertirse en un liberalismo "del justo medio", cuyas consignas, fruto de pensadores como Benjamin Constant, Royer-Collard, François Guizot, Dahlmann o Donoso Cortés, se basan en la propiedad privada y en el talento, como motores de la Administración del Estado, y en la "moral burguesa" y el orden público, como premisas para la convivencia social. El Estado se convierte en el foro donde se miden aptitudes, dignidades y méritos, al tiempo que "maquinaria" para uso exclusivo de los nuevos "notables", autoseleccionados por el sufragio censitario, el nepotismo y el fraude electoral en las recientes monarquías parlamentarias de 1830... Precisamente, será, la corrupción generalizada y el exclusivismo de las oligarquías "doctrinarias", la causa de las desesperadas reivindicaciones de los grupos progresistas y radicales, excluidos de la opción parlamentaria..., cuya acción se desviará hacia las críticas al gobierno, la subversión y, en una coyuntura de descontento popular, generado por las crisis de subsistencias y financieras de 1845-1847, hacia la revolución abierta, en 1848.
  9. 9. APOGEO DEL MODERANTISMO "FERROVIARIO", 1850-1870 Entre las causas de los movimientos revolucionarios de 1848 en Europa se cuentan, desde 1841, el abuso eufórico en inversiones ferroviarias, que generó una tremenda actividad especulativa y la subsecuente distorsión entre capitales fijos y circulantes: creciente falta de liquidez, agravada por el desvío de créditos del Estado hacia la compra de cereales de importación, durante las pérdidas de cosechas de patata por phytóphtora, en 1845, y por las bruscas sequías de 1846, que arruinaron las cosechas de cereales...
  10. 10. Para procurarse dinero, las empresas y los grandes inversores inundaron el mercado con masas de títulos y valores que, rápidamente se depreciaron, generando pánico inversor, atonía en los negocios, quiebras industriales y comerciales, y depresión, repercutiendo gravemente en el sector agrícola, a través de la baja de precios, evicciones, endeudamiento, y falta de liquidez. Aunque la miseria de estos años solo provocó "motines de subsistencias" entre las clases desfavorecidas, la crisis económica, al erosionar la autoridad, credibilidad y solidaridad del Estado, preparó el terreno para la subversión, coyuntura que aprovecharon progresistas, radicales y nacionalistas, habitualmente marginados del gobierno, para acometer la revolución, "comprando" la participación popular con promesas de trabajo, sufragio universal y aplicación del "principio de las nacionalidades". Las promesas de trabajo, tras unos intentos frustrados y demagógicos de generar empleo, se resolvieron con barricadas y motines obreros, saqueos de tiendas, crímenes agrarios, incendios de fábricas..., y la inmediata respuesta represiva del gobierno surgido de la revolución, combatiendo militar y policialmente a los insurrectos por las calles...: Miles de muertos..., por disparos indiscriminados; miles de detenciones... Las promesas de sufragio universal se cumplieron, descubriendo, los grupos conservadores, el poder de una masa electoral desinformada o manipulada, como muro ante la subversión y el desorden... Y el "principio de las nacionalidades" terminó aplicándose... parcial e incongruentemente, exacerbando el odio entre alemanes y daneses, prusianos y polacos, rusos y polacos del "pais del Vístula", checos y alemanes de Bohemia , magiares y cróatas, magiares y rumanos de Transilvania, austríacos y prusianos, italianos y austríacos, serbios y austríacos... Tras la revolución, de nuevo los estados recuperaron su particular concepto del "orden", imponiéndolo, a la fuerza, por encima de cualquier logro político, social o laboral y, de nuevo, los estados durmieron la calma del moderantismo, del conservadurismo, promoviendo la educación de las masas, para una correcta respuesta política; estableciendo un sistema bancario y monetario que regulara la circulación de moneda; racionalizando las burocracias, para controlar eficazmente la administración del Estado; imponiendo el servicio militar obligatorio, para implicar a las masas en el manteniemiento "del orden establecido"; otorgando constituciones que orlaran de legitimidad los intereses de la clase política "in crescendo"; y utilizando el Estado para satisfacer los intereses económicos de la burguesía, justificados por el principio dorado del laissez faire, laissez passer... ¡Ah!:¡ El negocio estrella del periodo volvieron a ser los ferrocarriles...!
  11. 11. HACIA LA PROGRESIVA DESAPARICIÓN DEL LIBERALISMO COMO FUERZA POLÍTICA: 1871-1914 A partir de 1871, el liberalismo clásico se debilita y pierde su posición dominante, por varias razones: • La proclamación de la encíclica "Quanta Cura", con el "Syllabus errorum" anexo, en 1864 (Pio IX), y la celebración y difusión del Concilio Vaticano I (que proclamaba la infalibilidad pontificia) en 1869 (León XIII) promovieron la fundación de partidos católicos y conservadores. • La experiencia de la Comuna de París (intento insurreccional espontáneo de crear una República Democrática que defendiera a Francia de la invasión Prusiana en 1871) ha despertado, tras varias décadas de moderantismo, el miedo a las revoluciones, provocando, también, reacciones hacia el conservadurismo, al tiempo que esperanzas, hacia los proyectos democráticos. • Comenzaron a surgir, con brío, nuevas fuerzas y tendencias políticas: el socialismo, fruto del progreso político que el liberalismo fomentó, y los sindicatos; los nacionalismos de minorías, el antisemitismo, y, sobre todo, los partidos "de masas" y el transformismo, tendencia que hace primar la coyuntura política propicia sobre las ideologías... • La política "de notables", individualista y corrupta, el caciquismo y el pactismo pierden eficacia frente a la manipulación y organización, desde la prensa, de las masas electorales... El propio liberalismo clásico, ante el creciente desarrollo de las ciudades, de la industria y de la política de masas, bascula, fundamentalmente, hacia el radicalismo, inspirado por Stuart Mill:
  12. 12. • Donde los liberales clásicos habían sido librecambistas, religiosos, partidarios de un Estado centralizado fuerte que, no obstante, respetara la libertad económica, defensores de un ejército nacional, de la educación elitista, y del sufragio censitario, que excluyera del voto a las masas irresponsables... ...los liberales radicales de clase media creen en la eficacia de los negocios, sea cual fuere el coste...; son violentamente anticlericales y consideran la religión como una farsa; sustentándose en el positivismo, condenan todo lo metafísico, junto con todo lo que no tiene utilidad práctica; abogan por el divorcio, y por una educación totalmente secular; ...querían que se ampliara el derecho al voto y, a veces, apoyaban la liberalización de la mujer... • Entre 1871 y 1896 , el librecambio del periodo del "moderantismo ferroviario", que había estimulado la competencia y la especialización regional en ultramarinos, cereales y materias primas, particularmente durante la década de 1860 a 1870, padecerá una crisis de precios agrícolas, por exceso de entrada de productos americanos más baratos, que provocará proteccionismo arancelario, emigración, expansión imperialista, inversiones tecnológicas, innovaciones crediticias y empresariales, taylorismo, aumento del sindicalismo y de la conflictividad laboral, y un conglomerado de estructuras económicas y sociales, reconocibles, aún, en la economía del siglo XXI. Así, el liberalismo clásico, que nació para la defensa política del librecambio, agoniza, ahora, con la misma agonía del librecambismo. (Todos los archivos gráficos de esta presentación son de contenido libre hospedados por la Fundación Wikimedia en Wikimedia Commons.)

×