wwwEscuelaSabaficaes

O2

Para ol 11 de octubre de 2014

La perfección de
nuestra fe

PARA ESTA SEMANA:  Santiago 1:2, 3; 1...
LA TRAMPA DE LA DUDA

Muchas veces,  escuchamos personas que dicen creer en esto o en
aquello.  Pero ¿cuánto tiempo dedica...
. Jiu".  o

(ïÏi lulr, ‘

a

A

FE:  CARGANDO. ..

Piensa en el proceso de refinamiento de un diamante.  Cuando se
lo descu...
CULTIVAR LA GRACIA DE LA PACIENCIA

"Pueden sobrevenir pruebas y tentaciones;  pero el hijo de Dios,  ya sea
un ministro o...
EL

Miencotá

08

Octubre

9G

A

¡LA FE ES NUESTRA VICTORIA! 

La atracción y el deseo se unen,  produciendo una invitaci...
LA “PRUEBA DE FUEGO" PARA EL CRISTIANO

El termino "prueba de fuego" se refiere a una serie de pruebas que
se desarrollaro...
“"7"” RECUERDA

Fe.  Duda.  Pruebas.  Confianza.  Estas ideas parecen inherentemente
OE‘“bre opuestas,  pero estan unidas ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lección 2 | Joven | La perfección de nuestra fe | Escuela Sabática Cuarto trimestre

753 visualizaciones

Publicado el

Lección 2 | Joven | La perfección de nuestra fe | Escuela Sabática Cuarto trimestre
http://escuelasabatica.es/

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
753
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
300
Acciones
Compartido
0
Descargas
12
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Lección 2 | Joven | La perfección de nuestra fe | Escuela Sabática Cuarto trimestre

  1. 1. wwwEscuelaSabaficaes O2 Para ol 11 de octubre de 2014 La perfección de nuestra fe PARA ESTA SEMANA: Santiago 1:2, 3; 1 Pedro 1:6. 7; Filipenses 3212-15; Santiago i:19-21; Lucas 17:5. 6; 1216-21. ÏEXÍO CLAVE: "Fuemos la mirada en Jesús, el iniciador y perfeccionador de nuestra fe, quien por el gozo que le esperaba, soportó la cruz, menospreciando la vergüenza que ella significaba, y ahora está sentado a la derecha del trono de Dios" (Heb. 12:2). PREVIEW lguna vez te has preguntado por que ies suceden ciertas cosas Í a los hijos de Dios? Hace un tiempo, nuestra familia atravesó L por una situación dificii, que hizo que nos lo plantearamos. Nuestro unico consuelo fue que el Senor no permite que nada p . s: .e - za nos destruya. Ahora. cuando los incidentes comienzan a obnubilarme con dudas, trato de correr hacia Dios, acudiendo por su sabi- duria. Y su respuesta siempre es: "Esto esta sucediendo para perfeccionar tu fe". Incluso Jesus, nuestro ejemplo maximo. soporto mucho más de lo que nosotros alguna vez deberemos hacerlo: una muerte físicamente tor- mentosa. y el terrible miedo de estar separado para siempre de su Padre. Dios permite que pasemos por pruebas con ia intencion de perfeccionar nuestra fe. Cuando comenzamos nuestro caminar con Jesús, generalmen- te tenemos una fe similar a “ver para creer“. Le pedimos señales a Dios. Luego, el nos enseña una fe más fuerte, que demanda que creamos sin ver (Heb. 11:1). Podemos tener que sufrir varias pruebas hasta lograr este tipo de fe. Debo admitir que, en ocasiones, todavía lucho por confiar en las promesas de Dios cuando no vislumbro una solucion posible. En esos casos, me es difícil creer que el sanara cuando los medicos se han dado por vencidos, creer que las puertas del cielo se abrirán cuando todas las puertas de la tierra se han cerrado. Hoy, sin importar io diíicii que sea, que este pensamiento te anime: ¡Dios está perfeccionando tu feI El quiere que logres esa fe que afirma: "Creo en Dios, sin importar lo que suceda“. Si, DIOS perfeccionará nuestra fe y nos dará gozo, gloria y vida eterna. Tomemos valor al poner nuestros oios en Jesus. ¡el Autor y Consumador de nuestra fe! 12 lLeccion para ¿averias
  2. 2. LA TRAMPA DE LA DUDA Muchas veces, escuchamos personas que dicen creer en esto o en aquello. Pero ¿cuánto tiempo dedicamos a entender cómo surge la fe y sus propiedades? Existen muchas teorias sobre como procesamos la infor- macion. Santiago 1:6 dice: "Pero que pida con le, sin dudar, porque quien duda es como las olas del mar. agitadas y llevadas de un lado a otro por el viento" A veces, hacemos un pedido a Dios, pero nuestros corazones y mentes demuestran dudas en creer profundamente la promesa de Dios de que escucha y responde a nuestras oraciones Jesús enseño que, sin importar lo que pidamos en oracion. debemos creer que ya lo hemos recibido (Mar. 11.24). Asl, la duda entorpece nuestro caminar con Dios. En Santiago 1:6 al 8 aprendemos sobre las consecuencias de la duda. "Quien es asl no piense que va a recibir cosa alguna del Senor [. ..] es indeciso e inconstante en todo lo que hace". Es importante notar que sin fe es imposible agradar a Dios. Cuando acudimos a Dios en oracion debemos creer en el, y que recompensará a quienes lo buscan diligen- temente. La duda imposibilita que recibamos las bendiciones que Dios tiene para nosotros y, a menudo, resulta en desánimo. Sin embargo. por causa de nuestra naturaleza pecaminosa, parece que a menudo dudamos de Dios. Le pedimos que nos guie en la decision sobre qué carrera estudiar, que trabajo aceptar o, incluso, con quien deberiamos casarnos; pero, luego, seguimos preocupados por como y cuándo responderá, o por si responderá o no. ¿Cómo podemos superar estas dudas? Antes que nada, estudia la Pa- labra de Dios, con el fin de aprender sobre sus promesas. El conocimiento es esencial para evaluar de manera adecuada la información que se nos presenta ante nuestra situacion actual. La falta de conocimiento puede hacer que dudemos. Asl, el conocer y el creer en la Palabra de Dios, que es toda la verdad. desarrolla nuestra fe y nos ayuda a deshacernos de cualquier duda que podamos tener. Biblia en mano / Lee Santiago 1:2 y 3: l Pedro 1:6 y 7; 4:12 y 13. ¿Que actitud tienen eii común Santiago Pedro ante las pruebas? ¿De que modo debemos relacionarnos con Y este increible mandato bíblico? / Una cosa es que permanezcamos fieles a Dios durante las pruebas, es decir, no perder la le, sino aferrariios al Señor aun en los peores momentos. Pero otra cosa muy diferente es 'alegrarnos' en nuestras pruebas. ¿No es pedir demasiado? Después de todo, a veces puede ser muy difícil mantenerse fieles en las pruebas. pero. .. ¿‘regociiarsf en ellas? ¿Cómo podemos aprender a alegrarnos. cuando el gozo es lo último que sentiríamos? Lección para ; ovenes i 13
  3. 3. . Jiu". o (ïÏi lulr, ‘ a A FE: CARGANDO. .. Piensa en el proceso de refinamiento de un diamante. Cuando se lo descubre en lo profundo de la tierra, un diamante tiene el aspecto de una piedra verde oscuro Se necesitan varios pasos para hacer que brille. Primero, se crea un diagrama para cortar el diamante, Luego, se dibujan líneas en el diamante y se lo corta, según esas lineas, usando un martillo y una cuchilla afilada. un láser o una sierra circular. El proceso de cortado del diamante es la parte más dificil e importante para crear una gema hermosa. La manera en que crecemos en Cristo es, en cierto modo, similar a la forma en que un diamante en bruto se convierte en algo hermoso. Las pruebas y las dificultades nos entierran bajo una carga pesada, que ame- naza con aplastar nuestra fe, asl como un bello diamante está "atrapado" en una piedra sucia. Y asl como el diamante debe pasar por un proceso de refinamiento. los hijos de Dios tienen que soportar pruebas para que su fe se fortalezca. En 1 Pedro 1:6 y 7 encontramos una descripción del hermoso resultado de la prueba, por medio del fuego de Dios, para que nuestra fe sea refinada. Debemos estar dispuestos a soportar las pruebas y la disciplina de Dios, si queremos que el carácter divino sea perfeccionado en nosotros. "Muchas son las angustias del justo. pero el Señor lo librará de todas ellas" (Sal. 34'19). Por ende, como dice Santiago. debemos gozamos cuando pasamos por pruebas y dificultades. Fe perfecta: un trabajo en progreso (Sant. 1:2-4, 12) Agradecer por las pruebas nos ayuda a mirar más allá del aqul y el ahora, a lo que Dios ha proyectado para nosotros. Asl, nuestro agra- decimiento está basado sobre la anticipación del cumplimiento de las promesas de Dios. Cuando llegan las dificultades, el ser agradecido nos ayuda a permanecer firmes, ya que sabemos que Dios permanecerá fiel a nosotros. "Dichoso el que resiste la tentación porque, al salir aprobado, recibirá la corona de la vida que Dios ha prometido a quienes lo aman" (Sant 1:12). La fe, las pruebas y la paciencia siempre deben formar parte de la experiencia del cristiano. Dios desea que crezcamos en la fe, y que estemos listos para el regreso de Cristo Con este fin, Santiago escribió su carta. No intentemos evitar las pruebas; en lugar de eso, sometámonos a ellas con una paciente resistencia. Biblia en mano / Lee Efesios 4:13 y Filipenses 3:12 al 1S. ¿Qué actitud hacia lo ‘perfecto’ deben tener los cristianos? / Si murieras ahora mismo, ¿serias tan bueno como para ser salvo? 0 si hubieras muerto dos semanas despues de que aceptaste a Jesús, ¿habrlas sido lo sufi- cientemente bueno como para ser salvo? ¿Qué te dice tu respuesta acerca de tu necesidad del manto perfecto de la ¡usticia de Cristo. sin tomar en cuenta el nivel de “perfección” que hayas alcanzado? 14 Lección para ¡óvenes
  4. 4. CULTIVAR LA GRACIA DE LA PACIENCIA "Pueden sobrevenir pruebas y tentaciones; pero el hijo de Dios, ya sea un ministro o un laico, sabe que Jesús es su ayudador. Aunque seamos débiles e indefensos, todas las fuerzas del Cielo están a las órdenes de creyente hijo de Dios. y las huestes del infierno no pueden separarlo del camino correcto si se aferra a Dios con fe viva. La tentación no es peca- do. el pecado es ceder a la tentación. ‘Considerense muy dichosos’ dice Santiago, ‘cuando tengan que enfrentarse con diversas pruebas, pues ya saben que la prueba de su fe produce constancia. Y la constancia debe llevar a feliz termino la obra, para que sean perfectos e íntegros, sin que les falte nada‘ Dios permite que pasemos por circunstancias que nos prueban para aumentar nuestro amor y perfeccionar nuestra confianza en el, A traves de negar el yo y de sufrir con Cristo, crecemos en gracia y en el conocimiento dela verdad. vendrán las pruebas, pero ellas son una evidencia de que somos hijos de Dios. Pablo pasó por grandes pruebas. pero el no se desespero como si su Padre celestial estuviese muerto. Se regocijo en las tribulaciones, pero deseaba, a traves de la participación en los sufrimientos de Cristo, asemejarse más a el. Que este heroe de la fe hable por si mismo. El dice: ‘Por eso me regocijo en debilidades, insultos, pnvaciones, persecuciones y dificultades que sufro por Cristo; porque cuando soy debil, entonces soy fuerte’ (2 Cor. 12:10)“ (GW92 441, 4421. "Las tentaciones de Satanás son multiples; pero aquellas a las cuales se nos pide prestar atención [Sant 1:3] son la incredulidad y la impaciencia [. ..]. Si no mantenemos la gracia de la paciencia nunca alcanzaremos un estado de perfección. Algunos de nosotros tenemos un temperamento nervioso, y somos por naturaleza muy rápidos para pensar y para actuar; pero que nadie piense que no puede aprender a ser paciente. La paciencia es una planta que crecerá rápidamente si se la cultiva cuidadosamente. Al llegar a conocernos bien a nosotros mismos, y combinando una firme determinación de nuestra parte con la gracia de Dios, seremos victoriosos y lograremos ser perfectos en todas las cosas, sin necesitar nada" (HS 134). Biblia en mano / Lee Santiago 1:5 y 6. ¿En qué se diferencia la sabiduria del conocimiento? ¿Qué conexión hace Santiago entre la sabiduria y la fe? / ïendemos a pensar que la sabiduria es lo que sabemos. ¿De que’ modo los si- guientes textos nos muestran cuál es el otro aspecto de la verdadera sabiduría? Sant. 1219-21; 2:15. 16; 3:13. / Lee Santiago 1:6 otra vez. Debemos pedir con fe. sin dudar. ¿No es esto dificil, a veces? Cuando eso ocurre, es vital orar y comenzar a meditar en todas las razones que tenemos para confiar. la historia de Jesús, las profeclas blblicas y nuestra propia experiencia personal. ¿De qué modo esto nos ayudarla a vencer toda duda que pudiera surgir ocasionalmente? Lección para jóvenes l 15 "i ii (fi OC iijlri : ;-
  5. 5. EL Miencotá 08 Octubre 9G A ¡LA FE ES NUESTRA VICTORIA! La atracción y el deseo se unen, produciendo una invitación a la satisfac- ción inmediata. Desafortunadamente, este engaño ofrece una ganancia a corto plazo, que no vale la pena. Estas experimentando una tentación. Pero ¡regocljate! Lo que importa es cómo reacciones ante la tentación. Si cedes, has fallado; pero "si alguno peca, tenemos ante el Padre a un intercesor, a Jesucristo. el Justo“ f1 Juan 2:1). Podemos permitir que Cristo cubra nuestros pecados con su sangre; recibiendo, asl, perdón. Si tene- mos fe en que Cristo es capaz de ayudamos a evitar caer en tentación, venceremos las tentaciones. Esta lucha constante puede cansamos, pero debemos ser pacientes, y creer en que podemos vencer las tentaciones de este mundo. Si permanecemos fieles, un dia nuestra paciencia será completa. Se completará aquello que hemos estado esperando pacientemente. el dla del regreso de Cristo. Sl permanecemos fieles, cuando el vuelva seremos semejantes a el. Nuestra fe y nuestro deseo de verlo es lo que nos ayuda a ser fieles y pacientes. Cuando el trabajo de nuestra paciencia este com- pleto en nosotros, seremos semejantes a el: perfectos (1 Juan 3:2, 3). Por esto, recuerda lo siguiente: ¡Tu fe es importante! La fe no es un termino vago que mencionamos los cristianos. Es nuestra creencia en que Dios hará lo que dice que hará. Nuestra relación con Dios deberia comenzar con la fe y terminar con la perfección. ¡Que este trabajo comience ahora! ¡Dios es paciente! Piensa en el hecho de que Dios creó a los seres hu- manos y a este mundo hace miles de años atrás. El ha estado esperando pacientemente durante miles de anos para erradicar el pecado y que nosotros seamos semejantes a el (Sant. 5:7). Sabiendo esto, deberiamos ser aún más pacientes. Dios está haciendo todo lo que puede para ayu- damos a lograr la perfección que desea ver en nosotros. ¿Estás afligido? ¡Ora! Al enfrentar las tentaciones, debemos estar en constante comunión con Dios. Mantén tus ojos y tu mente en el. para poder vencer (Sant. 5:13). Biblia en mano / Lee Santiago 1:6 al 8 ¿Qué nos está diciendo aqui? / Lee Lucas 17:5 y 6. ¿Que nos está diciendo Jesús aquí acerca de la fe? / ¿Cuáles son todas las razones que tienes para confiar en Dios y en sus prome- sas. y vivir por fe? Piensa en esto, medita en elo, y tu le solo aumentará. 16 ¡Lección para jovenes
  6. 6. LA “PRUEBA DE FUEGO" PARA EL CRISTIANO El termino "prueba de fuego" se refiere a una serie de pruebas que se desarrollaron durante finales del siglo XVI| I. Estas pruebas se basaban sobre la propiedad del ácido nítrico para disolver otros metales más rá- pidamente que al oro. Los buscadores de oro y los comerciantes podían utiliaar este metodo para distinguir entre el oro genuino y otros metales. Para confirmar que un metal era oro, se llevaba a cabo la "prueba de fue- go". ta muestra se usaba como criterio, y el grado hasta el cual se disolvla cuando se agregaba el ácido determinaba Sl se trataba, o no, de oro. Las pruebas y las tentaciones que los cristianos experimentan en la tierra son como la "prueba de fuego" El oro es la recompensa invaluable de un carácter cristiano y un enriquecimiento de nuestra fe en Dios. Recuerda: Dios está más interesado por cambiar nuestro carácter que por cambiar nuestras circunstancias. Que irónico que las circunstancias que nos hacen cuestionar y luchar con el Senor son las mismas que nos acercan a el. Esto no parece tener logica. ¿Como es posible que el dolor, la decepcion. el enojo y el desánimo nos lleven a una relación mas profunda con Jesús? ¿Cómo podemos aseme- iarnos mas a Job, y admitir, con calma: "El, en cambio, conoce mis caminos; cuando me pusiera a prueba, saldría yo puro como el oro" (Job 23:10)? Uno de los regalos que Dios extiende a la raza humana es el de la sabiduría. Se nos anima a que Sl nos falta sabiduria se la pidamos a Dios, y el nos la dará libremente. La sabiduría expande nuestra mente a un nivel de razonamiento al que no podriamos llegar de otra manera. Y sobre este pináculo podemos decir, como Job, que "aunque él me matare, en el esperare" (Job 13.15, RVRBO) La sabiduría nos ayuda a observar las pruebas y las dificultades a través de los ojos de Dios. Cuando fallamos en entender el ministerio del sufrimiento en relacion con la formación de nuestro caracter, no nos bene- ficiamos de lo que nos prepara para el cielo. Dios “sabe que el camino al cielo es tanto un camino a una conciencia celestial como a un lugar, y que se trata más de un proceso que de un lugar, más una experiencia que un fin". ‘ El Cielo recompensa a aquellos que soportan pacientemente; asl que, al pasar por las "pruebas de luego" de la vida, recordemos que aunque nos quemen no nos disolveremos, sino que saldremos como el oro. Biblia en mano / Compara Santiago 1:9 al 11 con Lucas 8:14; Santiago 1:27 con Mateo 25:37 al 40; Santiago 2:15 y 16 con Lucas 10:29 al 37; y Santiago 5:1 al 4 con Lucas l2:l6 al 21. ¿Cuál es el mensaje común alll, para nosotros? ¿Qué advertencias y amonestaciones podemos obtener de lo que aquí está claramente expresado? ¿Qué sucede contigo? Si eres rico o pobre. no importa; lo que interesa es cómo te relaciones con el dinero. ¿Qué tiene el dinero, que lo hace tan potencialmen- te peligroso para nuestras almas? David Asschericlz, God in Pain (Berrien Springs, Mich Pan de Vida Produc- tions, 2009). p 27, Lección para iovenes / 17 JUEVES Octubre
  7. 7. “"7"” RECUERDA Fe. Duda. Pruebas. Confianza. Estas ideas parecen inherentemente OE‘“bre opuestas, pero estan unidas de manera intrincada. Reconocer nuestra ‘ duda nos ayuda a ver donde necesitamos que Dios trabaje. Las pruebas nos empujan a confiar en Dios, a apoyarnos en el cuando todo lo demas se cae; la clave es permanecer conectados a él. Los primeros cristianos, a enamorados de Jesus y concentrados en Aquel que habla sufrido lo peor que este mundo puede ofrecer, pudieron enfrentar las crisis con valor. Confiaron en que Dios los sostendria y en que las pruebas relinarian su carácter, y supieron que por el poder de Dios ellos también "vencerían al mundo" CONSIDERA i» Medita y escribe sobre ocasiones en tu vida en las que los desafíos y el dolor eran abrumadores, y cómo podias confiar en Dios para salir adelante. n Lee el libro Un milagro tras otro (Greg Budd, ACES, 2014). Se trata de la lucha de Pavel Goia por permanecer del lado de Dios mientras crecla en la Rumania comunista. » Escribe tu propia parafrasis de Hebreos ll, sustituyendo los nombres con los de personas que admiras, que han demostrado fe verdadera » 0ra por los problemas más grandes que estés enfrentando, pidiendo a Dios paciencia y perseverancia. n Debate con un amigo sobre el significado y la naturaleza de la le. v» Medita sobre hacia donde ves que Dios te está guiando AMPLÍA Elena de White, Los hechos de los apóstoles, p. 413. (‘elaboraron esta semana: Janet Henry. Brooklyn, Nueva York, EE UU. Shaneé John. lïingstown, Sr. Vincent y las Grenadines; Laurel Beck/ es, Maracas valley, Trinidad y Tobago, ‘ Tina Aquino, Rapidan, Virginia, EEUU, ‘ Nicole Rochester: Rosedale, Nueva York, EE. UU. , Monique Brown, Detroit. Michigan, EE. UU. ; Tompaul Wheeler, Nashville, Tennesse. EEUU 18 l Lección para ¡ovenes

×