8. eclesiología.

1.645 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.645
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
75
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.
  • Sin lugar a dudas que las diferencias establecidas, en cuanto a importancia se refiere, entre las diferentes doctrinas bíblicas es asunto de hombres. Aún así, sabiendo esto, la doctrina bíblica sobre la iglesia despierta una sensibilidad especial entre los cristianos y es una de las doctrinas que causan mayor diferencia entre el pueblo de Dios. ¿Por qué es tan importante la eclesiología? El interés personal de Cristo por Su iglesia, al venir con un propósito que comprendía su edificación: “Sobre esta roca edificaré Mí iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella” (Mt.16:18) La edificación de la iglesia constituye la obra principal de Cristo en el mundo hoy. El amor de Dios se ha expresado en forma directa hacía la iglesia al entregarse a la muerte, en la Persona de Jesucristo, por ella; es la que Cristo ama, sustenta y cuida: “Como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la Palabra, a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha” (Ef.5:25-27) La iglesia es el propósito eterno de Dios para este tiempo, mediante la formación de un cuerpo en Cristo: “Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu” (1ª Co.12:13) La “doctrina de la iglesia” , su programa, propósito, orden, funcionamiento ocupan la mayor parte del contenido del Nuevo Testamento.
  • La palabra iglesia se aplica, fundamentalmente, en el Nuevo Testamento para designar la compañía elegida por Dios, llamada por Él, salva por Cristo, regenerada por el Espíritu Santo que, bautizada por Este en Cristo, queda vitalmente unida por el mismo Espíritu para formar una unidad espiritual que se conoce como Cuerpo de Cristo . Es decir, la iglesia es un cuerpo de fundación divina: el Padre llama según Su voluntad, el Hijo redime y el Espíritu regenera; Dios, en tres Personas, es el fundador de la Iglesia. La iglesia local no es una parte de un todo superior que las engloba, sino células locales completas en las que la iglesia universal se manifiesta y expresa. Iglesia: del griego Ek prefijo que indica sacar a fuera y el verbo kaleu que significa llamar . Iglesia, por tanto, quiere decir: los llamados o convocados fuera. La iglesia para Pablo: “el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de Su amado Hijo” (Col.1:13) Pueblo de redimidos en el que se manifiesta el reino mediante la obediencia y soberanía de Dios en sus vidas. La iglesia para Pedro: “Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamo de las tinieblas a su luz admirable” (1ª P.2:9) Cada creyente es un precioso tesoro para Dios El fundamento de la iglesia : “Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo” (1ª Co.3:11) El precio pagado: la sangre de Cristo: “Sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación” (1 P.1:19-20)
  • .Apéndice I. Para diapositiva 5. Un texto polémico: “Y yo también te digo, que tu eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella” (Mt.16:18) La teología romana hace hincapié en que el fundamento de la Iglesia es Pedro. El argumento que utiliza su sistema teológico se expresa de este modo: "Cristo hizo a Pedro el fundamento de Su Iglesia, esto es, el garante de su unidad y de su fortaleza inconmovible, y prometió a Su Iglesia una duración perenne (Mt.16.18). Ahora bien, la unidad y la solidez de la iglesia no son posibles sin la recta fe. Por tanto, Pedro es también supremo maestro de la fe. Como tal, debe ser infalible en la promulgación oficial de la Fe, tanto en su propia persona como en la de sus sucesores, puesto que, por voluntad de Cristo, la Iglesia ha de continuar hasta el fin de los tiempos... Esto supone que el Papa, en su capacidad de supremo Doctor de la Fe, está preservado de error" La correcta interpretación del texto. Pedro hace una confesión referente a Cristo que es la base principal de la fe cristiana: "Tu eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente”. Esta confesión es piedra fundamental del cristianismo, “E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, justificado en el Espíritu, visto de los ángeles, predicado a los gentiles, creído en el mundo, recibido arriba en gloria” (1 Ti. 3.16). La respuesta de Cristo: "Tu eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi iglesia" . Si Cristo hubiera señalado a Pedro, habría tenido que decir: "sobre ti edificaré mi iglesia" . Cristo no edifica la iglesia sobre la persona de Pedro como tal, sino sobre la confesión de Pedro que señala hacia Cristo mismo. La afirmación de Cristo: "Las puertas del Hades no prevalecerán contra ella". La palabra Hades, no tiene que ver con el infierno, sino con la muerte. La muerte no eliminará a la Iglesia, puesto que Cristo ha vencido a la muerte y por tanto la victoria es extensiva a cada creyente, que es una piedra viva; “Vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo” (1 P. 2:5)
  • Apéndice I (II) Para diapositiva 5. Las llaves del reino: "A ti daré las llaves del reino de los cielos" . No está hablando del poder jerárquico sobre la iglesia, ni así lo entendió Pedro; “Ruego a los ancianos que están entre vosotros, yo anciano también con ellos, y testigo de los padecimientos de Cristo, que soy también participante de la gloria que será revelada: apacentad la grey de Dios que esta entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto; no como teniendo señorío de los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey” (1 P. 5:1-3). Pedro usó esas llaves para "abrir las puertas del reino" , mediante la predicación del evangelio, a los judíos en el día de Pentecostés (Hch.2), y a los gentiles en casa de Cornelio (Hch.10). Lo que Pedro entendió sobre esto (Hch. 4:11). "Este Jesús es la piedra" . El Nuevo Testamento sólo aplica a Cristo el término "piedra angular" ; “Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo” (Hch.4:11); “Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo” (Ef.2:20); “He aquí, pongo en Sión la principal piedra del ángulo, escogida, preciosa; y el que creyere en Él, no será avergonzado” (1ª P.2:6) “ En esta confesión, Pedro representaba a toda la iglesia … por consiguiente, dice, -sobre esta piedra que han confesado, edificaré Mí iglesia-. Pues la piedra era Cristo, y el mismo Pedro fue edificado también sobre este fundamento” Agustín de Hipona.
  • El fundamento puesto es Cristo, “Porque nadie puede poner otro fundamento que el que esta puesto, el cual es Jesucristo” (1ª Co.3:11) La iglesia descansa sobre Cristo como piedra fundamental, “Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo” (Hch.4:11); “He aquí, pongo en Sión la principal piedra del ángulo, escogida, preciosa; y el que creyere en Él, no será avergonzado” (1ª P.2:6) Introducir Apéndice I. El fundamento doctrinal esta puesto sobre la roca que es Cristo, por los apóstoles y profetas: “Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo” (Ef.2:20) La doctrina es establecida en el nombre de Dios y por inspiración divina: “Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan” (1ª Co.11:23); “Mas os hago saber, hermanos, que el evangelio anunciado por mi, no es según hombre; pues yo ni lo recibí ni lo aprendí de hombre alguno, sino por revelación de Jesucristo.” (Ga.1:11-12); “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redarguir, para corregir, para instruir en justicia” (2ª Ti.3:16); “Porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo” (2º P.1:21)
  • Profetizado: “Con todo eso, Jehová quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento. Cuando haya puesto Su vida en expiación por el pecado, vera linaje, vivirá por largos días, y la voluntad de Jehová será en Su mano prosperada. Verá el fruto de la aflicción de Su alma, y quedará satisfecho; por Su conocimiento justificará mi Siervo justo a muchos, y llevará las iniquidades de ellos” (Is.53:10-11) Ejecutado en el tiempo histórico de los hombres: “Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a Su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley, para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos ” (Ga.4:4-5) El resultado: “Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios” (Ef.2:19) De ciudadanos del mundo sin esperanza, a ciudadanos del reino de los cielos con esperanza. “ Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual lleno toda la casa donde estaban sentados; y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen” (Hch.2:2-4) Comienza algo nuevo, la iglesia. “ Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera el consolador no vendría a vosotros; mas si me fuera, os lo enviaré” (Jn.16:7)
  • La dignidad de la vida cristiana comienza manifestándose en la iglesia en relación con la unidad, a la que debe dedicar toda su atención y ejercitar los dones para edificación de los hermanos. La oración sacerdotal: e la oración sacerdotal Jesús ruega al Padre por los suyos, Él estaba a punto de partir y ruega por la unidad de ellos: “Y ya no estoy en el mundo; mas estos están en el mundo, y yo voy a ti. Padre Santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros” (Jn.17:11) Jesús coloca a los discípulos bajo la custodia y protección directa del Padre. Jesús pide al Padre que los discípulos sean uno en su posición frente al mundo, a la semejanza de la unidad también frente al mundo del Padre y del Hijo; que del mismo modo que ellos actuaron aí también los hagan los discípulos. Esta oración se extiende mas adelante a todos los creyentes del mundo en todos los tiempos: “Mas no ruego solamente por estos, sino también por los que han de creer en Mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno; como Tú, oh Padre, en Mí, y yo en Ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que Tú me enviaste” (Jn.17:20-21) Esta unidad solo es posible mediante la operación del Espíritu y se alcanza por identificación, comunión e incorporación en Cristo, por el Espíritu: “Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo” (1ª Co.12:13) Dios, el Espíritu Santo, hace la unidad por unión vital de cada creyente EN Cristo. La unidad de la iglesia, por tanto, no es una actividad humana, sino divina; los creyentes no tenemos que “hacer” la unidad, sino “guardarla: “Solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vinculo de la paz” (Ef.4:3) Para lo cual el apóstol da cuatro condiciones: “con toda unidad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor” (Ef.4:2) Humildad, mansedumbre, paciencia y aguante.
  • La unidad de la iglesia local debe ser un reflejo de la unidad de la iglesia universal realizada por el Espíritu Santo. La iglesia local esta rodeada de personas que necesitan a Jesús como su salvador personal, necesitan tener un encuentro personal con Jesús y la iglesia debe proclamar el mensaje de Jesús para promover este encuentro a través de la Palabra de Dios. Pero hay también una realidad que no podemos negar: la iglesia también esta rodeada de hijos e hijas de Dios que desencantados han abandonado la iglesia local. Es responsabilidad de la iglesia tener un ministerio integrador, una iglesia en la que cada hermano y hermana tengan su lugar de adoración, servicio y encuentro con Dios. La salida fácil es marcar a estos hermanos como carnales y seguir adelante, la visión Bíblica es que todo creyente exprese su integración en la iglesia universal de nuestro Señor Jesucristo con su integración en una iglesia local. Pero estos hermanos llegan a nosotros con su manera de pensar y ver las cosas, ¿Qué es lo que tenemos que hacer entonces?, ¿pasa el ministerio de la iglesia local por una lavado cerebral de estos hermanos para su integración? “ Ruego a Evodia y a Sintique, que sean de un mismo sentir en el Señor. Asimismo te ruego también a ti, compañero fiel, que ayudes a estas que combatieron juntamente conmigo en el evangelio, con Clemente también y los demás colaboradores míos, cuyos nombres están en el libro de la vida” (Fil.4:2-3) Dos mujeres, capaces de influir en la iglesia, cuyas diferencias se habían trasladado a la iglesia alterando la paz. No pide que se reconcilien, ya que eso exigiría a cada una dar un paso hacia la otra. La solución al problema es que ambas sintonizaran con el sentir de Cristo. El secreto de la vida en armonia consiste en permitir en cada una de nuestras vidas la obra del Espíritu. Une al creyente con Cristo (1 Co.12:13) Reproduce el carácter de Cristo (Ga.5:22-24) Da la victoria sobre la carne y sus pasiones (Ga.5:16-17) Reproduce en cada uno de nosotros la mentalidad de Cristo (1 Co.2:16) La labor pastoral al pedir ayuda al hermano no consistía en cambiar la forma de pensar de alguna de ellas, sino en acercar a ambas al sentir de Cristo.
  • “ Y vosotros de Cristo, y Cristo de Dios” (1 Co.3:23) “ Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley” (Ga.5:22-23)
  • “ Acercándoos a Él, piedra viva, desechada ciertamente por los hombres, mas para Dios escogida y preciosa, vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo” (1 P.2:4-5) “ Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en Mí, y yo en él, este lleva mucho fruto; porque separados de Mí nada podéis hacer” (Jn.15:5) “ Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad” (1 Jn.1:9)
  • “ De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo. Os dí a beber leche, y no vianda; porque aún no erais capaces, ni sois capaces todavía, porque aún sois carnales; pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres? Porque diciendo el uno: Yo ciertamente soy de Pablo; y el otro: Yo soy de Apolos, ¿no sois carnales? ¿Qué, pues, es Pablo, y qué es Apolos? Servidores por medio de los cuales habéis creído; y eso según lo que a cada uno concedió el Señor” (1 Co.3:1-5) “ Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley” (Ga.5:22)
  • “ Autor” según su etimología latina, significa “el que añade” . Por eso, se llama autor a toda persona que añade algo, mediante su actividad creadora, al acervo de la cultura, el arte, de la técnica … En esta acepción, la cualidad de autor se llama autoría, no autoridad. Sin embargo, el vocablo autoridad tiene el mismo origen, aunque haya adquirido distinto sesgo en la historia del lenguaje. Fue ya entre los latinos aplicado a los generales que mediante sus conquistas militares, añadían nuevas provincias al imperio. Esto les constituía en árbitros del botín adquirido; les daba autoridad. Y así, de todo aquel que, con su investigación especializada sobre un asunto, ha obtenido en ello una peculiar competencia, se dice que es una autoridad en la materia. La autoridad comporta cierta primacía o dominio, ya sea por el derecho de creación, ya sea por derecho de conquista. Pero hay también otra clase de autoridad delegada, que consiste en la habilitación provista por una autoridad superior para el desempeño de un cometido que se ajusta a la norma de quien ejerce el verdadero dominio. (F. Lacueva) Esto nos ayuda a comprender el concepto de autoridad en la iglesia. La verdadera autoridad en la iglesia no la tiene ningún hombre, sino solo Dios; mas concretamente hay tres autoridades en la iglesia: La Palabra de Dios, como única norma de fe y vida; El Hijo de Dios, Jesucristo, como único Señor y Gobernador; y el Espíritu de Dios, como único principio vital y “Vicario de Cristo” en la tierra. Por tanto, toda persona puesta delante de la iglesia ha de ser, no un jerarca o príncipe sagrado, sino un servidor. Los hombres pueden ejercer autoridad, pero es delegada por Dios; en este sentido se ejerce autoridad cuando se aplica la Escritura, cuando se conduce y preside la iglesia local; quienes condicen y sobreveen la congregación, no son autoridades, pero ejercen autoridad en el nombre del Señor.
  • La iglesia es un organismo vivo, por tanto tiene necesariamente que disponer de una organización interna que le permita realizar las funciones propias de ese organismo vivo. “ Pero todas estas cosas las hace uno y el mimo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como Él quiere ” (1 Co.12:11) “ Porque irrevocables son los dones y el llamamiento de Dios” (Ro.11:29) “ Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios” (1 P.4:10)
  • El pastoreo de la grey: “ Y cuando ha sacado fuera todas las propias, va delante de ellas; y las ovejas le siguen, porque conocen Su voz” (Jn.10:4) “ En lugares de delicados pastos me hará descansar” (Sal.23:2) “ Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque Tú estarás conmigo” (Sal.23:4) “ Tu vara y tu cayado me infundirán aliento” (Sal.23:4c) “ No fortalecisteis las débiles, ni curasteis la enferma; no vendasteis la perniquebrada, ni volvisteis al redil la descarriada, ni buscasteis la perdida, sino que os habéis enseñoreado de ellas con dureza y con violencia” (Ez.34:4) “ Diles pues: Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Volveos a mí, dice Jehová de los ejércitos, y yo me volveré a vosotros, ha dicho Jehová de los ejércitos” (Zac.1:3) “” Dice Jehová el Señor, el que reúne a los dispersos de Israel: Aún juntare sobre él a sus congregados” (Is.56:8) “ Como pastor apacentará su rebaño; en su brazo llevará los corderos, y en su seno los llevará; pastoreará suavemente a las recién paridas” (Is.40:11) “ Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual Él gano por Su propia sangre” (Hch.20:28) En la Iglesia no hay jerarquías. El gobierno de las iglesias locales está en manos de líderes que, generalmente se llaman ancianos. Estos no son autoridades, pero, ejercen autoridad al aplicar la Palabra de Dios a la vida congregacional en su múltiples facetas, ya que la Escritura es la única norma de fe y conducta. Los ancianos están puestos para conducir, pero no deben ejercer dominio sobre la congregación en la que el Espíritu los ha puesto para pastorear la grey de Dios (1 P. 5:1-3). Por su parte la congregación debe respeto y obediencia a los líderes (He. 13:17). Sin embargo, el respeto nace del ejemplo personal. Nadie debe menos preciar a un líder de la iglesia, pero éste debe granjearse el respeto y la confianza con su comportamiento personal (1 Ti. 4:12; Ti. 2:7; 1 P. 5:3). No hay mayor problema en una iglesia que un anciano que desea tener el primado en lugar de ser siervo de todos.
  • Un serio peligro: el señorío sobre la grey. El presbiterio no es dueño, sino que forma parte de la grey: “Apacentad la grey de Dios que esta entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con animo pronto; no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey” (1 P.5:2-3) La autoridad no significa tiranía. Solo hay un modelo de ejercer autoridad: “Siendo ejemplos de la grey”
  • Diáconos significa servidores. Son los que conducen el servicio necesario dentro de la congregación. El Nuevo Testamento habla tanto de diáconos (varones) como de diaconisas. En las condiciones establecidas: “Las mujeres así mismo sean honestas, no calumniadoras, sino sobrias, fieles en todo” (1Ti.3:11) En la referencia bíblica: “Os recomiendo además nuestra hermana Febe, la cual es diaconisa en la iglesia en Cencrea; que la recibáis en el Señor, como es digno de los santos, y que la ayudéis en cualquier cosa que necesite de vosotros; porque ella a ayudado a muchos y a mi mismo” (Ro.16:1-2) Los diáconos se diferencian de los ancianos especialmente en el ámbito de la labor: Los ancianos deben ocuparse de gobernar la iglesia, enseñar y predicar la Palabra, y orar por la congregación: “Entonces los doce convocaron a la multitud de los discípulos, y dijeron: No es justo que nosotros dejemos la Palabra de Dios, para servir a las mesas… Y nosotros persistiremos en la oración y en el ministerio de la Palabra” (Hch.6:2, 4) Los diáconos se ocupan de servir a las mesas: “Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros a siete varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes encarguemos de este trabajo” (Hch.6:3) El diaconado no es el paso previo para ser anciano. Los diáconos aparecen junto con los ancianos, en la iglesia primitiva: “Pablo y Timoteo, siervos de Jesucristo, a todos los santos en Cristo Jesús que están en Filipos, con los obispos y diáconos” (Fil.1:1)
  • El creyente ha sido incorporado a la Iglesia por conversión. Esta incorporación los sitúa en una congregación local. La misión suya es servir a sus hermanos con el propósito de la edificación. Cada creyente es instrumento en manos del espíritu para la labor de colaboración en la edificación de la Iglesia. El espíritu Santo a dotado a cada creyente de uno o varios dones espirituales que le capacita para servir. Uno de los motivos de alabanza del apóstol Pablo eran los dones dados a cada creyente: “Gracias doy a mi Dios siempre por vosotros, por la gracia de Dios que os fue dada en Cristo Jesús; porque en todas las cosas fuisteis enriquecidos en Él, en toda palabra y en toda ciencia” (1 Co.1:4-5) Cuando se habla de dones del Espíritu se esta expresando la operación de servicios particulares por el Espíritu Santo a través del creyente y el uso del creyente para ejercer el servicio para el que ha sido capacitado. Hablar de dones no es tratar de algo que el creyente esta realizando con la ayuda del espíritu, sino una manifestación del Espíritu en el creyente: “Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho” (1 Co.12:7) Los dones y su ejercicio es una ejecución directa del Espíritu Santo. La Escritura relaciona 15 dones, en tres listas diferentes, como expresión general de las actividades del Espíritu en el campo del servicio cristiano. Los dones son dados para servir: “Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios” (1 P.4:10) No son dados para la gloria y provecho del que los recibe. Son dados para la unidad del cuerpo (1 Co.12:12-26) Para el crecimiento del cuerpo (Ef.4:12-16), el crecimiento de cada creyente es el crecimiento del cuerpo. Una responsabilidad de cada miembro es ser canal que permita a los otros recibir lo necesario para crecer. El crecimiento del cuerpo es consecuencia del amor de unos miembros hacia otros en el ejercicio de los dones.
  • “ Y Samuel dijo: ¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros” (1 S.15:22) “ ¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo?” (Lc.6:46) “ Sed llenos del Espíritu” (Ef.5:18)
  • “ Os rogamos, hermanos, que reconozcáis a los que trabajan entre vosotros, y os presiden en el Señor, y os amonestan” (1 Ts.5:12) “ Hermanos, ya sabéis que la familia de Estéfanas es las primicias de Acaya, y que ellos se han dedicado al servicio de los santos. Os ruego que os sujetéis a personas como ellos, y a todos los que ayudan y trabajan” (1 Co.16:15-16) “ Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no quejándose, porque esto no os es provechoso” (He.13:17) “ Por tanto, velad, acordándoos que por tres años, de noche y de día, no he cesado de amonestar con lágrimas a cada uno” (Hch.20:31) “ No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús. Hermanos, no mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que esta delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús” (Fil.3:12-14) “ Orad por nosotros; pues confiamos en que tenemos buena conciencia, deseando conducirnos bien en todo” (He.13:18) “ Los ancianos que gobiernan bien, sean tenidos por dignos de doble honor, mayormente los que trabajan en predicar y enseñar. Pues la Escritura dice: No pondrás bozal a buey que trilla; y: digno es el obrero de su salario” (1 Ti.5:17-18) “ Contra un anciano no admitas acusación sino es con dos o tres testigos” (1 Ti.5:9)
  • “ Así, pues, téngannos los hombres por servidores de Cristo, y administradores de los misterios de Dios” (1 Co.4:1) “ Pero por la gracia de Dios soy lo que soy; y Su gracia no ha sido en vano para conmigo, antes he trabajado mas que todos ellos; pero no yo, sino la gracia de Dios conmigo” (1 Co.15:10) “ Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios” (1 P.4:10)
  • Símbolo: todo signo exterior, o representación visible, de una idea espiritual o de una verdad invisible. Rito: Es la formula verbal que acompaña una celebración simbólica. Ordenanza: Es un rito simbólico, ordenado por Cristo para ser observado siempre y en todo lugar por Su Iglesia, que es la expresión figurativa de verdades centrales de la fe cristiana. Los creyentes han sido hechos libres en Cristo y deben mantenerse en esa libertad a la que fueron llamados: “Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud” (Ga.5:1) Los apóstoles, especialmente Pablo, tuvieron que enseñar y afrontar problemas de legalismo en las congregaciones, generalmente producidas por aquellos, que por siglos, habían estado acostumbrados a ordenanzas legales que no querían abandonar fácilmente. El Nuevo testamento no establece tan siquiera el modo de desarrollar un culto eclesial, si bien establece normas generales para el buen orden en el mismo y prohíbe un culto que, bajo una aparente libertad, sea una manifestación de desorden: “Si, pues, toda la iglesia se reúne en un solo lugar, y todos hablan en lenguas, y entran indoctos o incrédulos, ¿no dirán que estáis locos?” (1 Co.14:23) Tan solo estableció dos sencillas ordenanzas que han de ser respetadas y cumplidas hasta que el venga: El bautismo (Mt.28:19; Mr.16:16) El bautismo esta reservado para creyentes. El creyente que se bautiza expresa con ello que ha muerto con Cristo, ha sido sepultado con Él y resucito con Él para andar en nueva vida. Cena del Señor (1 Co.11:23-26) Los elementos del pan y el vino son meros símbolos de la obra que Cristo realizo, una vez por todas, en la cruz. El pan y el vino son elementos que recuerdan la obra redentora de Cristo y nos inducen a proclamar, cuando participamos de ellos, Su muerte redentora hasta que venga.
  • La iglesia ha recibido del Señor instrucciones precisas para su actividad. Esta tiene que ver con el testimonio del Señor en el mundo: “Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra” (Hch.1:8) Pero para esta misión el cristiano ha de desarrollar su vida espiritual en una intensa y continuada tarea de formación bíblica. El estudio de la Escritura no se realiza para saber más de ella, sino para ajustar la vida a las demandas concretas establecidas por Dios. El crecimiento espiritual se produce por la acción de la Palabra aplicada a la vida por el poder del Espíritu. La misión de la iglesia tiene que ver pues con dos áreas: una hacia el interior, crecer; y otra hacia el exterior, evangelizar.
  • Hay dos males terribles con respecto a este tema: por un lado esta la falta de verdadero conocimiento bíblico sobre este tema y la mala practica que se ha hecho de la disciplina en innumerables ocasiones. La disciplina siempre esta relacionada con algo positivo, tiende a rectificar el rumbo errado. La disciplina es fundamentalmente un trabajo divino: “Y habéis ya olvidado la exhortación que como a hijos se os dirige, diciendo: Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor, ni desmayes cuando eres reprendido por Él; porque el Señor al que ama disciplina, y azota a todo el que recibe por hijo” (He.12:5-6) No hay un autentico creyente que no experimente la disciplina y el propósito de la misma es: para obediencia: “Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus, y viviremos?” (He.12:9); para provecho (He.12:10) y para ser participes de Su santidad: “Y aquellos, ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero este para lo que nos es provechoso, para que participemos de Su santidad” (He.12:10) Sus fines son: No profanar la iglesia por causa del mal testimonio (Mt.5:48) No profanar el testimonio de la cena del Señor (1 Co.11:27) Evitar la corrupción de los santos (1 Co.5:6, 11) Producir temor reverente entre los creyentes (1 Ti.5:20) Mantener la sana doctrina (Jud.3) Producir vidas sanas espiritualmente (Tit.1:13) Suscitar el arrepentimiento (2 Ts.3:14) La base para su ejercicio es: Cristo el único juez en la iglesia (Ef.1:22; Fil.2:9); la Palabra de Dios la única norma (Jn.15:17) El espíritu de aplicación de la disciplina: amor y autoridad: “También os rogamos, hermanos, que amonestéis a los ociosos, que alentéis a los de poco animo, que sostengáis a los débiles, que seáis pacientes para con todos” (1 Ts.5:14); “Si alguno no obedece a lo que decimos por medio de esta carta, a este señaladlo, y no os juntéis con él , para que se avergüence. Mas no lo tengáis por enemigo, sino amonestadlo como a hermano” (2 Ts.3:14-15) buscando el arrepentimiento y la restauración (2 Co.7:8-11) Procedimiento de la disciplina (Mt.18:15-20): Privada (Mt.18:15): Cuando peca, evidencia cierta, no suposiciones. En privado, guardando en secreto la falta. Procurando la rectificación del que cometió el pecado. La falta no trasciende a nadie mas. Pública: Cuando el hermano reprendido persiste en pecar. Cuando el pecado es notorio y público. Clases de disciplina pública: Reprensión entre los ancianos (Tit.1:13) Reprensión pública en la congregación (1 Ti.5:20) Suspensión de actividades pero no de la mesa del Señor (2 Ts.3:14-15) Excomunión: por desacato a la doctrina (Ro.16:17); por divisiones en la iglesia (Tit.3:10); por varios pecados (1 Co.5:11)
  • En la relación eclesial el creyente esta cumpliendo las funciones sacerdotales que le son propias, especialmente las consistentes en ofrecer sacrificios. “ Acercándoos a Él, piedra viva, desechada ciertamente por los hombres, mas para Dios escogida y preciosa, vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo” (1 P.2:4-5) “ Y de hacer bien y de la ayuda mutua no os olvidéis; porque de tales sacrificios se agrada Dios” (He.13:16) “ Sin embargo, bien hicisteis en participar conmigo en mi tribulación. Y sabéis también vosotros, oh filipenses, que al principio de la predicación del evangelio, cuando partí de Macedonia, ninguna iglesia participo conmigo en razón de dar y recibir, sino vosotros solos; pues aún a Tesalónica me enviasteis una y otra vez para mis necesidades. No es que busque dádivas, sino que busco fruto que abunde en vuestra cuenta. Pero todo lo he recibido, y tengo abundancia; estoy lleno, habiendo recibido de Epafrodito lo que enviasteis; olor fragante, sacrificio acepto, agradable a Dios” (Fil.4:14-18) “ Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de Él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan Su nombre” (He.13:15) “ Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional” (Ro.12:1)
  • Se suele ver a la iglesia como algo sumamente imperfecto; la iglesia tiene a causa de la naturaleza adámica de sus miembros muchos defectos que expresa en actitudes incorrectas. No obstante el propósito para ella es glorioso. Ya en el momento presente, la posición de la iglesia es gloriosa: “Y juntamente con Él nos resucito, y así mismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús ” (Ef.2:6) La iglesia espera el momento en que será trasladada a la presencia del Señor: “ Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza. Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en Él. Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en la nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras” (1 Ts.4:13-18) para que después de un proceso de perfeccionamiento y limpieza, pueda manifestarse eternamente, como algo glorioso y sublime para la gloria de Dios: “A fin de presentársela a si mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha” (Ef.5:27) El arrebatamiento de la iglesia : “No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en Mí. En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomare a Mí mismo, para que donde Yo estoy, vosotros también estéis” (Jn.14:1-3) Un acontecimiento prometido por el Señor. El arrebatamiento será para ser tomada fuera del mundo y estar para siempre con el Señor. Recibiremos un cuerpo de gloria semejante al del Señor resucitado. La limpieza de la iglesia: el tribunal de Cristo : “Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo” (2 Co.5:10) El tribunal de Cristo no tiene nada que ver con el Trono Blanco llamado generalmente “juicio final” (Ap.20:11) El tiempo será inmediatamente después del arrebatamiento. No es un asunto de salvación o perdición, se trata de dar cuenta de la administración que el creyente a hecho de lo recibido para la gloria de Dios. El resultado será la perdida de recompensas (1 Co.3:15) o coronas que se darán a los vencedores para “echarlas delante del Trono” (Ap.4:10) El gozo de la iglesia: las bodas del Cordero : Después del tribunal de Cristo tendrán lugar las bodas. Es un acontecimiento muy próximo a la segunda venida: “Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado” (Ap.19:7) El disfrute de la iglesia: la cena de las bodas : Tendrá lugar en la tierra durante el milenio: “Y el ángel me dijo: Escribe: bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero. Y me dijo: Estas son palabras verdaderas de Dios” (Ap.19:9) Las bodas tienen que ver solamente con la iglesia la cena de las bodas involucra a Israel.
  • 8. eclesiología.

    1. 1. ¿Cómo prepararme para el estudio? Dedica tiempo a la oración. Abre tu mente a la Palabra. Capta el espíritu de la Palabra. Baja de tu mente a tu corazón la verdad bíblica para que trasforme tu vida. Toma notas para posibles comentarios o preguntas. Disfruta del estudio de la Palabra.20/02/13 1
    2. 2. .Introducción a la eclesiología. .Doctrina de la Iglesia.20/02/13 2
    3. 3. ¿Qué es la Iglesia? (Ef.2:19-22) Padre Espíritu Santo Hijo Elegidos y llamados por Dios (Ef.1:4-5) Regenerados por el Salvos por Cristo Espíritu (2 P.1:4) (Jn.10:11) Dios en tres Personas es el fundador de la iglesia20/02/13 3
    4. 4. Definición bíblica de Iglesia.Definición. Texto bíblico.Pueblo de “Simón ha contado como Dios visitó por primera vez a los gentiles,formación divina. para tomar de ellos pueblo para Su nombre”(Hch.15:14)Sin limitación de “Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón niraza o condición. mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús” (Ga.3:28)De condición “Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde tambiéncelestial. esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo” (Fil.3:20)De propiedad “Sobre esta roca edificaré Mí iglesia” (Mt.16:18)divina.Don del Padre a su “Padre Santo, a los que me has dado, guárdalos en Tu nombre, paraHijo. que sean uno, así como nosotros” (Jn.17:11)Una esposa limpia “Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado lasy resplandeciente. bodas del Cordero, y Su esposa se ha preparado. Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino son las acciones justas de los santos” (Ap.19:7-8)Un cuerpo en “Y sometió todas las cosas bajo Sus pies, y lo dio por cabeza sobreCristo del cual Él todas las cosas a la iglesia, la cual es Su cuerpo, la plenitud dees la cabeza. Aquel que todo lo llena en todo” (Ef.1:22-23)20/02/13 4
    5. 5. La iglesia no sustituye a Israel. Iglesia. Israel.La iglesia recibe promesas celestiales en el Israel promesas terrenales enevangelio. los pactos.La iglesia, por nacimiento espiritual, Israel es la descendencia física.conduce al parentesco de la fe de Abraham.La iglesia esta formada por personas de Israel es de una sola nación.todas las naciones.La iglesia recibe un trato individual por parte Israel recibe un trato nacional ede Dios. individual.Para la iglesia Cristo es su Salvador, Señor, Para Israel es su Mesías,Esposo y Cabeza. Emanuel y Rey.En la iglesia el Espíritu Santo mora en todos Para Israel vino sobre algunos.los creyentes.La iglesia es miembro de la familia de Dios. Israel es su siervo.La iglesia es un cuerpo de sacerdotes. Israel tuvo un sacerdocio.20/02/13 5
    6. 6. Fundamento de la Iglesia. El fundamento doctrinal está puesto sobre la Roca, que es Cristo, por los apóstoles y profetas (Ef.2:20) El fundamento puesto es Cristo (1ª Co.3:11)20/02/13 6
    7. 7. El nacimiento de la Iglesia. Propósito Plan de Redención Iglesiaeterno de Dios + (salvación+santificación) = (Pueblo de Dios) (Is.53:10-11) (Ga.4:4-5) (Ef.2:19) La iglesia nace en Pentecostés: (Hch.2:2-4) Con el cumplimiento de la promesa de Cristo: (Jn.16:7); era preciso el descenso del Espíritu Santo ya que la Iglesia se compone de personas regeneradas, siendo el Espíritu Santo el agente de la regeneración (Jn.3:5-8) La primera acción de la iglesia fue proclamar el evangelio (Hch.2:14-36)20/02/13 7
    8. 8. La unidad de la Iglesia.20/02/13 8
    9. 9. La unidad de la Iglesia local.20/02/13 9
    10. 10. Aplicación personal. La iglesia es propiedad de Cristo: “Y Vosotros de Cristo” (1ª Co.3:23) El pueblo de Dios debe vivir para la gloria de Dios. El creyente debe manifestar en su vida el resultado de la obra de la gracia de Dios. Dios el Padre marca la imagen de Su Hijo en el creyente por el Espíritu. Glorificar a Dios en el tiempo presente es dejarse conformar por el Espíritu para que reproduzca en nosotros la imagen moral de Cristo, mediante Su trabajo interior (Ga.5:22-23) Cristo es el único fundamento de la iglesia, el creyente debe honrar este principio, proclamando en el mensaje del evangelio solo a la Persona de Cristo: “Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a este crucificado” (1ª Co.2:2) El verdadero evangelio proclama a Cristo.20/02/13 10
    11. 11. Aplicación personal. Los creyentes reciben vida, como piedras vivas, por la unión con Cristo. La fundación de la iglesia hace posible un santuario vivo: “Acercándoos a Él, piedra viva, desechada ciertamente por los hombres, mas para Dios escogida y preciosa, vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo” (1ª P.2:4-5) El poder para una vida cristiana eficaz, está en la comunión con Cristo, de donde provienen los recursos del poder: “Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en Mí, y Yo en él, este lleva mucho fruto; porque separados de Mí nada podéis hacer” (Jn.15:5) La única manera de mantener la esfera de la comunión es mediante una vida de santidad, lo que demanda confesión del pecado: “Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad” (1ª Jn.1:9)20/02/13 11
    12. 12. Aplicación personal. El creyente espiritual no hace nada por dividir la iglesia de Jesucristo. Las divisiones son contrarias al propósito divino de un cuerpo en Cristo y son una clara expresión de carnalidad (1ª Co.3:1-5) El creyente esta llamado a mantener la unidad en una esfera de paz. La paz requiere ser humilde de modo que se pueda soportar pacientemente las flaquezas de los otros. La unidad y el soportar solo es posible en la esfera del amor. Ese amor es imposible para el hombre natural, pero se consigue por la obra del Espíritu Santo (Ga.5:22) Quebrantar la unidad del cuerpo de Cristo, romper la comunión con los hermanos, es pecar contra Dios.20/02/13 12
    13. 13. Autoridades en la iglesia. Tres fuentes de autoridad en la iglesia El Espíritu Cristo La Biblia Santo Único Señor y Nuestra guía, única Principio vital y vicario norma inapelable de Gobernador. de Cristo en la tierra fe y vida.20/02/13 13
    14. 14. Liderazgo en la iglesia local.Liderazgo. Descripción. Estructura. Son los elementos esenciales para el desarrollo de la organización eclesial. Ancianos Son limitados a la iglesia local.Oficios. y Son revocables cuando dejan de concurrir las Diáconos. condiciones personales requeridas para el mismo. Son los elementos capacitantes para que el creyente pueda ser instrumento en manos del Espíritu. Quince dones Son dados a cada creyente conforme a la voluntad en total entraDones. soberana del Espíritu (1 Co.12:11) y son irrevocables las tres listas (Ro.11:29) (Ro.12; 1 Co.12; Ef.4) Los creyentes dotados con los dones son dados a la Iglesia universal. Es el resultado del ejercicio de un don (1 P.4:10)Ministerios El ministerio es un servicio para el crecimiento y edificación de la iglesia.20/02/13 14
    15. 15. Ancianos: requisitos y ministerio. Requisitos (1 Ti.3:1-7; Tit.1:5-9) Ministerio (1 P.5:1-4) Sobrio, prudente, decoroso, hospedador, El pastoreo de la grey: no dado al vino, no pendenciero, no Caminando delante de ella codicioso de ganancias deshonestas (no (Jn.10:4) MSS), amable, apacible, no avaro, no un Conduciéndola a pastos Personales. neófito. irreprensible como administrador delicados: enseñanza de Dios, no soberbio, no iracundo, sino (Sal.23:2) hospedador, amante de lo bueno, sobrio, Acompañar a las ovejasA justo, santo, dueño de si mismo. (Sal.23:4) Alentar (Sal.23:4)N Marido de una sola mujer, que gobierne Buscar a los extraviadosC Familiares. bien su casa, hijos en sujeción; (Ez.34:4; Zac.1:2) Irreprensible. Juntar el rebaño (Is.56:8)I Irreprensible, buen testimonio en el Sostener a las débilesA Sociales. mundo. (Is.40:11)N Aptos para enseñar; retenedor de la Velando primero por los mismos ancianos y luegoO palabra fiel. por todo el rebaños (Hch.20:28) De conducción. 20/02/13 15
    16. 16. Un serio peligro. El ministerio de un pastor consiste en que la iglesia, viéndolo y escuchándolo a él, siga a Jesús.20/02/13 16
    17. 17. Diáconos: requisitos y ministerio. Requisitos (Hch.6:3; 1 Ti.3:8-9) Ministerio Buen testimonio, llenos del Espíritu Diácono equivale a Santo y de sabiduría, honesto, sin servidor. doblez, no dados a mucho vino, no Los diáconos se ocupan codiciosos de ganancias deshonestas, de servir a las mesasS Diáconos. que guarden el misterio de la fe con (Hch.6:2) limpia conciencia.E Eran colaboradores Marido de una sola mujer, buenR administrador del hogar. directos de los ancianos (Hch.6:2-3; Fil.1:1)V El termino diácono esI aplicable a todo aquelD creyente que sirve en algo (Ef.6:21)OR Diaconisas. Honestidad, no calumniadoras, sobrias, fieles en todo.20/02/13 17
    18. 18. Los dones. Ro.12 1 Co.12 Ef.41. Apóstoles (v.28) Apóstoles (v.11)2. Profetas (v.6) Profetas (v.10) Profetas (v.11)3. Evangelistas (v.11)4. Pastores (v.11)5. Enseñadores (v.7) Maestros (v.28) Maestros (v.11)6. Servicio (v.7) Ayudas (v.28)7. Fe (v.9)8. Exhortación (v.8)9. Dis. de espíritus (v.10)10. Lenguas (v.10)11. Milagros (v.28)12. Sanidades (vv.9, 28, 30)13. Misericordia (v.8)14. Repartir (v.8)15. Administrar (v.8) Administrar (v.8) 20/02/13 18
    19. 19. Aplicación personal. El creyente debe reconocer la autoridad de la Palabra de Dios para su vida. La característica mas importante de un creyente es la obediencia (1 S.15:22) La iglesia no puede establecer norma alguna en doctrina o práctica que no esté basada en la Escritura como única fuente de autoridad. El creyente ha de reconocer el señorío de Cristo, no solo aceptándolo como una verdad doctrinal, sino mediante la obediencia incondicional a Sus mandamientos (Lc.6:46) El creyente debe tener como meta vivir en la plenitud del Espíritu (Ef.5:18) No hay mas autoridad en la iglesia que la Palabra, El Señor Jesús y el Espíritu Santo. Los ancianos son autoridad en cuanto ellos mismos están sujetos a la autoridad de la Palabra, el Señorío de Jesús y la plenitud del espíritu en sus vidas.20/02/13 19
    20. 20. Aplicación personal La iglesia debe exigir todo el contenido bíblico de sus ancianos, pero debe recordar que también tiene deberes para con ellos:  Reconocerlos (1 Ts.5:12)  Obedecerles (1 Co.16:15-16) dejándose persuadir por ellos (He.13:17; Hch.20:31)  Imitar su fe, recordando que ningún anciano es perfecto (Fil.3:12-14)  Colaborar con ellos  Orando por ellos (He.13:18)  Cuidando de ellos (1 Ti.5:17-18)  No acusarlos sin causa ni recibir acusación contra ellos sin pruebas (1 Ti.5:9)20/02/13 20
    21. 21. Aplicación personal. El creyente debe recordar siempre su condición como siervo e instrumento de Dios (1 Co.4:11) Cuando un creyente esta ministrando, esto es, sirviendo con los dones recibidos, debe recordar siempre que su capacidad proviene de Dios mismo (1 Co.15:10) Todo creyente ha recibido algún don, es responsable de ejercerlo en provecho de los demás para edificación (1 P.4:10) La iglesia local ha de dar lugar al desarrollo de los dones y su ejercicio en la congregación:20/02/13 21
    22. 22. Ordenanzas para la Iglesia.20/02/13 22
    23. 23. Metas y propósito de la iglesia.20/02/13 23
    24. 24. Disciplina en la Iglesia. El espíritu de aplicación de la disciplina es el amor.20/02/13 24
    25. 25. El sacerdocio cristiano (1 P.2:4-5) Los sacrificios espirituales:  Sacrificio de hacer el bien (He.13:16)  Sacrificio de la ayuda mutua (He.13:16)  Sacrificio de la ofrenda (Fil.4:14-19)  Sacrificio de alabanza (He.13:15)  Sacrificio de la entrega total (Ro.12:1)20/02/13 25
    26. 26. La iglesia gloriosa (1 Ts.4:13-18)20/02/13 26
    27. 27. Aplicación personal. El creyente debe obedecer la voluntad del Señor en el cumplimiento de sus ordenanzas. El crecimiento es posible solo por el estudio y la obediencia de la Palabra de Dios. La iglesia ha de mantener como prioridad la enseñanza de la Escritura. La gran comisión es para todos y comprende el discipulado. La disciplina mas común debiera ser la disciplina personal, es decir, la que se produce en la vida del creyente ante las demandas de la Palabra. El creyente ha de tener profundo y reverente temor ante su Dios que se debe manifestar en el comportamiento en la iglesia local.20/02/13 27
    28. 28. Aplicación personal. Los cinco sacrificios espirituales deben formar parte integrante del estilo de vida cristiano. El Señor puede venir de forma inminente, por tanto la vida del creyente debe ser de total entrega y santidad (Ro.12:1; 1 P.3:11) La vida cristiana que espera al Señor se purifica continuamente (1 Jn.3:2-3) El tribunal de Cristo ha de despertar un santo temor en la vida del cristiano.20/02/13 28

    ×